Issuu on Google+

El Gato con botas


Cuando el molinero muri贸 dej贸 a sus hijos mayores el


molino, y al peque単o un gato. El gato era muy listo y


pens贸 la manera de hacer rico a su amo. Sali贸 al


campo y caz贸 predices. Se dirigi贸 a palacio y


se las ofreci贸 al Rey en el nombre de su amo, el


Marqués de Carabás Pasaba el rey por el río y el


gato pidi贸 a su amo que se metiera en


el agua sin ropas… Gritó:¡Majestad, ayuda a


mi seĂąor! ÂĄUnos Bandidos le han robado sus ropas!


Le trajeron unos vestidos y la princesa al verle se


enamor贸. El rey le invit贸 a su carroza. El gato orden贸


que dijeran al rey que esas tierras pertenecĂ­an al


Marqués de Carabás. En realidad, el


ogro era el due単o de aquellos lugares. El gato con


botas fue a visitarle… Después le pidió que le demostrase


lo poderoso que era, transformรก ndose en animal. El


ogro lo hizo de buen gusto ÂżSerĂ­a capaz de


convertirse en un ratón? – dijo el gato.


¡Eso estás hecho! – contestó el ogro. Entonces, el


gato se acerc贸 y se lo comi贸 de un solo bocado.


Cuando llegaron al castillo, los sirvientes saludaron


al hijo del molinero como si fuese su se単os. El


rey, impresionad o por las riquezas del MarquĂŠs,


le concedi贸 la mano de su hija. Se celebr贸 la gran


boda y a ella asistieron todos los ciudadanos.


Y fueron felices y‌ Fin


El gato con botas