Page 1

¿Cómo Le Enseño

A Mis Hijos A

Administrar El Dinero?

1

Karen Rosales


2


oL ¿Cóm

A Administrar El Dinero? s o j i H s i M A o e Enseñ

CONTENIDO INTRODUCCION 10 IDEAS PRÁCTICAS PARA ENSEÑAR A UN NIÑO A MANEJAR EL DINERO

¿Cómo Le Enseño

A Mis Hijos A

Administrar El Dinero?

1. Enséñele a ser agradecido con Dios. 2. El hábito del ahorro 3. El hábito de dar 4. Dele oportunidad de ganar dinero con su propio esfuerzo 5. No le de todo lo que quiera y pida 6. Enséñele a su hijo a hacer méritos para ganar lo que quiere 7. Enséñele a gastar responsablemente 8. Modele una sana administración del dinero 9. Enseñe a su hijo una vida sencilla 10. Enséñele a depender de Dios en todo tiempo.


IIntroducción La mayor parte de las familias en Latinoamérica, tienen serios problemas en el manejo del dinero. Las personas fácilmente se endeudan, mucho más ahora que las tarjetas de crédito están a la orden del día, pudiendo adquirirlas hasta en establecimientos de comida rápida. El consumismo desmedido, la asesoría de los medios de comunicación que instan a comprar sin razón y el desconocimiento y práctica del consejo bíblico en cuanto al manejo del dinero y otros recursos; hacen que muchas familias vivan agobiadas y estresadas por las deudas y la dificultad de responder a los compromisos que han adquirido. En vista de todo lo anterior, podemos considerar que enseñar a los niños acerca de la sana administración, es una decisión sabia para los padres que ven en el futuro a sus hijos como ciudadanos responsables, honestos, que entienden y viven bajo los principios bíblicos que Dios establece en cuanto al manejo del dinero. Es por todo lo anterior que he considerado escribir algunos consejos prácticos, que te ayudarán a dirigir y fomentar en tus hijos hábitos formativos, basados en la Palabra de Dios. Recordemos que la niñez es la mejor etapa en la cual nosotros como padres podemos invertir para formar carácter, disciplina y buenos hábitos en nuestros hijos. “Educa a tu hijo desde niño, y aún cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas” Proverbios 22:6 TLA 5


6


10

A

IDEAS PRÁCTICAS PARA ENSEÑAR A UN NIÑO

MANEJAR EL DINERO

La formación de nuestros hijos en diferentes áreas de la vida es una gran responsabilidad para nosotros como padres, cumplir con nuestra tarea se vuelve mas difícil cuando pretendemos comenzar a formarlos cuando estos ya son jóvenes con ideas propias. Es por esto, que es indispensable comenzar desde temprano, cuando son niños dispuestos a absorver como una esponja los principios y valores que serán el fundamento para volverse ciudadanos responsables que honran a Dios con su vida. Entre estos principios están los que tienen que ver con una buena mayordomía, y la administración del dinero es uno de los aspectos donde los adultos mas fallan, pues no fueron enseñados desde niños, es por eso imprescindibles orientar el aprendizaje del niño en esta área.

Idea

1

ENSÉÑELE A SER AGRADECIDO CON DIOS

“Vengan a las puertas de su templo; ¡denle gracias y alábenlo! “ Slm. 100:4 TLA Como alguien ha dicho “lo primero es lo primero”, nuestros hijos deben aprender a ser agradecidos con Dios y que mejor forma de mostrar esta gratitud que dándole el diezmo de todo lo que recibe. Debemos enseñar a los niños, que todo lo que tienen es porque Dios se los ha dado, por lo tanto debe haber gratitud en ellos hacia Dios

por las bondades que ya han recibido del Señor. Una forma práctica para ayudarlos en esta disciplina, es decorar un recipiente rotulado “PARA DIOS” y recordarles que siempre que reciben dinero ya sea de nosotros como padres, de un familiar o por otro medio; entonces deben apartar la décima parte y colocarla en el recipiente, el cual entregarán en la iglesia al final de cada mes. Probablemente al comienzo necesitarán de la ayuda de una persona adulto que les dirija para saber cuánto es el 10 por ciento de la cantidad que reciben.

Idea

2

EL HÁBITO DEL AHORRO

Otro consejo práctico es enseñarle a tu hijo a ahorrar. La mayoría de las personas adultas nos quejamos de lo difícil que resulta este hábito, y nos justificamos en el poco dinero que recibimos y las muchas responsabilidades financieras que tenemos, de modo que nunca nos ajusta para ahorrar y tener “un guardadito” para una emergencia o un proyecto futuro. Si enseñamos a nuestros hijos desde pequeños a practicar el hábito de ahorrar, entonces de adultos les será fácil continuarlo. Al igual que en el caso anterior, podemos rotular otro recipiente con la frase “PARA AHORRAR”, y ayudarlo para que así como de cada dinero que recibe aparta para darle a Dios, también aparte algo para ahorrarlo para un proyecto futuro. Como padres podemos motivar a nuestros hijos en este hábito, preguntándoles acerca

7


de algo que les gustaría adquirir más adelante, para lo cual no tienen el dinero ahora. Podemos colocar una fotografía de eso que quieren, -puede ser un objeto o quizás ir a algún sitio de su preferenciay cuando hayan acumulado la cantidad necesaria para su proyecto entonces podrán ejecutarlo. Esto les permitirá aprender a no endeudarse por cosas o proyectos alcanzables.

Idea

3

EL HÁBITO DE DAR

Los latinoamericanos hemos sido acostumbrados a recibir, hemos recibido de los misioneros que vinieron a abrir obras, de organismos internacionales, de los proyectos sociales que implementa el gobierno, de organizaciones no gubernamentales que tienen programas de apoyo en las comunidades y de otras instancias. Todo lo anterior ha creado una cultura un tanto mezquina y “yoista”, que se centra en lo que “yo necesito y puedo recibir” y no en ver que “otros tiene menos y yo les puedo compartir”. Como padres cristianos que conocen las Escrituras, sabemos que la Biblia nos enseña que “…Dios bendice mas al que da, que al que recibe”. Hch. 20:35 TLA. Así como desafió a su hijo a ahorrar para un proyecto personal, anímelo a dar. Ayúdelo a identificar una necesidad a su alrededor y enséñele a dar de lo que recibe. Esta disciplina también puede ejercitarse con objetos personales como ropa o juguetes. Su hijo puede donar algunos de sus juguetes a una institución que trabaja con niños de escasos recursos o a alguien que sepa que los necesita. Algo importante es enseñarle a no regalar lo que no sirve, lo cual es muy común cuando se donan objetos; el ejemplo de la viuda pobre nos recuerda que debemos dar aun cuando esto implique sacrificio. La viuda dio todo lo que tenía. Recuerde, enseñe a su hijo a dar lo mejor en

8

sus posibilidades, aún cuando esto implique sacrificio. Idea

4

DELE OPORTUNIDAD DE GANAR DINERO CON SU PROPIO ESFUERZO

Muchos padres desean facilitarle el camino a sus hijos, argumentando que no desean que sufran las necesidades que ellos tuvieron cuando eran pequeños. Esto en muchos casos, ha contribuido a formar jóvenes y adultos que no valoran el trabajo y que buscan obtener lo que necesitan o quieren por la vía fácil. Hoy tenemos muchos jóvenes involucrados en negocios ilícitos, porque no aprendieron el valor del trabajo, sus padres les dieron todo lo que les pedían, sin condición ni restricción. No estoy hablando de abuso infantil por involucrar a los niños en trabajos no adecuados para ellos, estoy refiriéndome a trabajos como asignar tareas en el hogar que les permitan ganarse algo de dinero. Otra idea útil en este caso es comprar galletas o dulces que pueden vender con sus amiguitos o vecinos y obtener a través de ello una ganancia. Esto permitirá que los niños aprendan a esforzarse por lo que quieren, además les permitirá ver que hay formas honestas para ganar dinero y también que pueden ser útiles de diferentes formas. Idea

5

NO LE DE TODO LO QUE QUIERA Y PIDA

Frecuentemente veo que cuando los padres andan con sus hijos en tiendas donde venden juguetes y los niños se entusiasman con alguno de los juguetes, cuando el padre dice que no, el niño empieza a llorar y patalear, entonces, el padre para evitar la pena por el escándalo del niño prefiere acceder a su petición aunque no tenga presupuestado comprar dicho artículo.


Esto es un grave error por parte del padre, por un lado está enseñando al niño que solo necesita patalear y llorar para obtener lo que quiere, por lo tanto, cada vez que el niño quiera algo tendrá la misma actitud pues sabe que sus padres accederán a su petición cuando lo haga. Por otro lado los niños no tienen la capacidad para distinguir entre lo que quieren y lo que necesitan, en muchos casos lo que quieren son artículos que ni siquiera son aptos para su edad como teléfonos celulares u otros artículos de tecnología. En algunos casos los padres inclusive se endeudan solo por dar artículos exclusivos o de marca a sus hijos. Debemos enseñar a nuestros hijos que no siempre pueden tener lo que quieren y en algunos casos lo que desean deberá ser ganado por méritos. ENSÉÑELE A SU HIJO A HACER MERITOS Idea PARA GANAR LO QUE QUIERE

6

En esta época se habla mucho de los derechos, y eso está bien, sin embargo, pareciera que hemos olvidado que también existen las obligaciones las cuales van a la par de los derechos. Las personas exigen derechos en sus empleos, aunque no sean buenos empleados. Los jóvenes hacen valer sus derechos aunque no cumplan con sus deberes como ciudadanos o como hijos. Los niños deben saber que aunque tienen derechos, también tienen obligaciones, y deben ser responsables en cumplirlas. Como padres debemos suplir las necesidades básicas de nuestros hijos responsablemente, sin embargo, también podemos enseñar a nuestros hijos a ganarse por méritos algo que quieran. Por ejemplo si nuestro hijo quiere un juguete especial para cierta fecha, podemos pedirle que debe tener buenas notas; o si desea que le de dinero para algo específico, entonces puede pedirle que mantenga en orden su cuarto.

Una persona que ha sido enseñada de esta forma, sabe que debe hacer méritos como empleado para ganar su sueldo, les enseñamos entonces a ser buenos empleados y por lo tanto buenos ciudadanos.

Idea

7

ENSÉÑELE A GASTAR RESPONSABLEMENTE

En cierta ocasión una hermana norteamericana que asiste a nuestra iglesia nos compartía acerca de su hijo. Nos decía que el joven había logrado conseguir un empleo y tenía que cambiarse de ciudad, por ello el joven necesitaba alquilar un apartamento y adquirir un vehículo para trasladarse al lugar de trabajo. Este joven reviso el dinero con el contaba y se dio cuenta que solo tenía para el pago anticipado del alquiler del apartamento y para un vehículo sencillo, no había dinero para cama, ropa u otros objetos; así que durante un tiempo durmió en una bolsa de dormir en el suelo hasta poder juntar el dinero que necesitaba para comprar una cama. Generalmente lo anterior no ocurre, nuestra cultura de endeudamiento hace que las personas prefieran adquirir una deuda y comprar una cama a tener que sacrificarse hasta tener el efectivo necesario para adquirir el bien o servicio que necesita. Es así como comenzamos a endeudarnos y endeudarnos hasta que se nos hace imposible pagar las deudas. No podemos ser irresponsables en formar jóvenes que a temprana edad tienen grandes deudas de las cuales no saben cómo salir. Nuestro deber como padres es enseñar a los niños a gastar responsablemente. Así como el niño aprende a apartar un dinero

9


para darle a Dios, otro para ahorrar y otro para dar a alguien que lo necesita, también puede aprender a utilizar la diferencia para gastar. Cuando damos dinero a nuestro hijo, debemos orientarlo para que aparte una cantidad para gastar y no que lo gaste todo. Gastar responsablemente es utilizar únicamente lo que apartó para tal fin y no todo lo que tiene. El niño debe saber que aunque quiera algo, si no tiene el dinero suficiente para adquirirlo, entonces no podrá adquirirlo en ese momento y deberá esperar a completar el dinero que necesita o simplemente no comprar lo que no puede pagar.

Idea

8

MODELE UNA SANA ADMINISTRACIÓN DEL DINERO

He escuchado historias de padres que les piden a sus hijos que mientan a los cobradores que llegan a sus casas o que les llaman por teléfono, o casos en la que los padres deben grandes cantidades en tarjetas de crédito y sus hijos lo saben perfectamente. La mejor forma de enseñar a nuestros hijos a administrar correctamente el dinero es a través del ejemplo, debemos ser buenos modelos en este aspecto. Los hijos generalmente imitan y copian a los padres en muchas de sus actitudes y hábitos. Si no podemos ser buen ejemplo en este tema, no podemos esperar que nuestros hijos sean diferentes a nosotros. Si usted está leyendo este folleto y se da cuenta que usted mismo tiene problemas con la administración del dinero que Dios ha puesto en sus manos, entonces debe meditar y tomar estos consejos para usted antes que para su hijo, recuerde que el modelo más cercano de su hijo en este tema es usted.

10

Idea

9

ENSEÑE A SU HIJO UNA VIDA SENCILLA

La razón de las deudas de muchas familias no es porque no tienen, más bien por no estar contentos con lo que tienen. En el libro de Filipenses capítulo 4, Pablo hace referencia a estar contentos ya sea que estemos en abundancia o que vivamos humildemente. El problema es que muchas veces pareciera que no estamos contentos con lo que Dios nos ha dado y quisiéramos “más y mejores cosas”. Si tenemos un vehículo, queremos uno más nuevo; si tenemos un teléfono celular, queremos el más reciente; no es suficiente con tener zapatos, necesitamos que sean de una marca reconocida. Esta forma de ver la vida, la transmitimos a nuestros hijos y en el afán de vivir ostentosamente se hacen de deudas que les quitan hasta el sueño. Debemos aprender a vivir sencillamente, con lo que podemos tener de acuerdo a nuestras posibilidades. Aprendamos a ser felices en la posición que estamos y a no desear la vida y posesiones de otro. Una vida acorde a las posibilidades de cada quien, nos permite tener paz, dormir bien e incluso nos evita algunas enfermedades. Tampoco estamos hablando de conformismo. El conformismo es una actitud de derrota, que nos impide dar y vivir conforme al potencial que Dios ha puesto en cada uno de nosotros. Me refiero a estar contentos sabiendo que damos nuestro mejor esfuerzo en todo lo que hacemos.


Idea

10

ENSÉÑELE A DEPENDER DE DIOS EN TODO TIEMPO

los alimentos, por el empleo, por el vestuario. Digámosle que lo que tenemos es porque Dios nos lo ha dado.

“Pon toda tu confianza en Dios y no en lo mucho que sabes”. Pr. 3:5 TLA

Cuando no tenemos un empleo, debemos recordarles de nuevo que Cuando tenemos un empleo seguro, la provisión viene de Dios, y que parece fácil hablar de fe. Estamos puede proveer de diferentes formas, seguros de que al final de la quincena si tan solo tenemos la fe para creer o del mes, recibiremos un sueldo que así como alimenta las aves del que nos permitirá hacer frente a las cielo y viste las flores del campo, necesidades básicas. Sin embargo, también lo hará con nosotros que cuando no hay un ingreso fijo y las somos sus hijos. fechas para pagar renta o comprar Recordemos a nuestros hijos a no comida se acercan, es cuando nos depender de sus capacidades o damos cuenta que la fe nos falta y de su inteligencia, o de un trabajo; que en realidad la fe la teníamos en enseñémosles a depender de Dios, un empleo y no en Dios que provee pues él es el dueño de todo. a sus hijos. Recuerde: Cuando tenemos un empleo, debemos recordar que la provisión viene La niñez es la mejor etapa para de Dios a través de ese empleo. enseñar valores, principios y Todo lo que aprendan Podemos enseñar esto a nuestros disciplinas. y practiquen desde niños, será difícil hijos, agradeciendo en oración por que lo olviden. Como padres somos los primeros responsables de formar en todos los aspectos a nuestros hijos, no debemos dejar esta responsabilidad a la escuela o a la iglesia. La mejor manera que tenemos de enseñar a nuestros hijos es modelando con nuestra propia vida. Comience orando para que Dios le dirija en la forma de enseñar y disciplinar a sus hijos, de modo que en el futuro sean ciudadanos responsables, íntegros y fieles. Este folleto es parte de la serie: “CONSEJOS PRACTICOS PARA LA VIDA”, escritos por Karen Rosales. Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar en tus finanzas y a orientar sobre este tema a tus hijos. Si deseas adquirir folletos con otros temas o distribuirlos, comunícate con nosotros a educrea@yahoo.es.

11


¿Cómo

Le Enseño

A Mis Hijos

A Administrar

El Dinero?

© EDITORIAL EDUCREA (504)2211-8306 educrea@yahoo.es

A E R

12

E

C U D

Como enseñar a mis hijos a administrar el dinero  

Un panfleto que te da sencillos y prácticos consejos para enseñar a tus hijos a administrar el dinero.

Advertisement