Issuu on Google+

Nosotros los Cristianos Por: Otto Orlando Pav贸n


NOSOTROS LOS CRISTIANOS Por: Otto Orlando Pav贸n


NOSOTROS LOS CRISTIANOS… A nosotros los cristianos, nos han calificado como los que estamos en contra de todo los actos humanos que dañan la vida de ser humano y que han dividido a la sociedad en el ultimo siglo, y que ahora es de vital importancia que nos conozcan como los que estamos a favor del bien común. Pero que también estaremos siempre contra todo aquello que dañe los derechos humanos inalienables, inherentes e intrínsecos de todos los hombres y mujeres de este mundo; y que están en conformidad con lo establecido en Las Sagradas Escrituras, que contienen verdades absolutas invariables, inerrantes, inconfundibles e infalibles que dan vida y libertad a todo aquel que cree en el Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo: 1) Nosotros los cristianos, estamos a favor del derecho humano inalienable a la vida. Todo acto como el aborto – muerte de los niños en el vientre de la madre- legalizado o no, la eutanasia - solicitud del enfermo terminal para que lo dejen morir – legalizada o no, son atentatorios contra la vida de todo ser humano dada solamente por Dios. “Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre .Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que luego fueron formadas, sin faltar una de ellas” Salmo 139: 13 y 16


2) Nosotros los cristianos, estamos a favor del matrimonio entre un hombre y una mujer, establecido como la institución primaria desde los inicios de la creación del ser humano por nuestro Dios. “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” Génesis 1:27 “No te echarás con varón como con mujer; es abominación”

Levíticos 18:22

“Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravió” Romanos 1:26 y 27 “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idolatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios” 1 Corintios 6; 9 y 10

3) Nosotros los cristianos, estamos a favor del matrimonio y de la planificación familiar, con embarazos espaciados y saludables, siendo la familia natural - padre, madre e hijos – el núcleo fundamental de toda sociedad desarrollada. “Por tanto, dejará al hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” Génesis 2:24 “Pero si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios” 1 Timoteo 5:4 “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” Génesis 20:12 “Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familia de la tierra” Génesis 12:3 4) Nosotros los cristianos, estamos a favor de la ley humana – La Constitución de la Republica y demás leyes – y de la correcta aplicación de la justicia. Quedando entendido que ninguna persona natural o jurídica estará por encima de la Ley, sino


que todos los ciudadanos y sus gobernantes y demás autoridades constituidas del país estaremos sometidos Bajo la Ley. ¡Ay de los que dictan leyes injustas, y prescriben tiranía, para apartar del juicio a los pobres, y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo; para despojar a las viudas, y robar a los huérfanos! Isaías 10; 1 y 2 “Defended al débil y al huérfano; haced justicia al afligido y al menesteroso. Librad al afligido y al necesitado; libradlo de mano de los impíos” Salmo 82: 3 y 4 “Abre tu boca; juzga con justicia, y defiende la causa del pobre y del menesteroso” Proverbios 31:9 “Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicadores, para los sodomitas –lujuria y lascivia- para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y cuanto se oponga a la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado” 1 Timoteo 1: 8 – 11

5) Nosotros los cristianos, estamos a favor de La Ley de Tenencia y Portación de Armas de Fuego, siempre y cuando que la producción o importación, distribución y adjudicación se haga mediante procedimientos estricto de control y regulación por las autoridades responsables. Porque todo ciudadano honesto tiene derecho a la defensa e inviolabilidad a la vida y cuidado de sus bienes, como un derecho humano natural e universal garantizado por la Constitución de La República y sus leyes; pero ese derecho de tenencia ya sea en su casa, negocio o su vehículo consistirá únicamente en armas de fuego convencionales - no oficiales del ejército o policía- debidamente registradas por autoridad competente. Pero la portación de las armas de fuego solo deberá ser


para personas que ejerzan funciones policiales y de seguridad debidamente autorizados por el Estado de Honduras. “Mejor es la sabiduría que las armas de guerra; pero un pecador destruye mucho bien” Eclesiastés 9:18 6) Nosotros los cristianos, estamos a favor de que los ciudadanos y las ciudadanas del país tienen el deber y el derecho a participar en la actividad política nacional para elegir y ser electo, sabiendo que debe hacerlo con honestidad, ética, moralidad e integridad con el propósito de servir al pueblo y no servirse de él y convirtiendo la acción política como un quehacer para el bien común. Sin embargo nosotros los cristianos no somos de derecha ni izquierda, no somos liberales, ni conservadores, ni nacionalistas, ni tampoco de centro, no somos fundamentalistas ni extremistas; pero tampoco no somos neutrales; nosotros los cristianos somos de Cristo. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios” 2 Corintios 5:17-20


7) Nosotros los cristianos, no estamos en contra de la razón y la lógica humana, nosotros vamos más allá de los razonamientos y argumentos lógicos de los hombres, vamos tras la verdad, el camino y la vida que es nuestro Señor Jesucristo. “Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, estos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio” Romanos 2:14-16 “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” 2 Corintios 10:3-5 “Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén” 1Timoteo 6:20 8) Nosotros los cristianos si estamos en contra de todo acto de corrupción privado o público, y exigimos en forma categórica e imperativa a las instituciones con la autoridad que les compete que apliquen con todo el rigor de la ley y la justicia contra todos los corruptos y corruptores por los delitos cometidos y que fueron debidamente comprobados. “No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, pervierte las palabras de los justos” Deuteronomio 16; 19 “El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras” Isaías 33:15 y 16 “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridades sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en


vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujeto, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia” Romanos 13:1-5

9) Nosotros los cristianos, si estamos en contra de todo acto de discriminación a toda persona humana por su raza, religión, sexo, edad, idioma o dialecto, discapacidad mental o física y por su capacidad educativa o económica. Por qué para Dios todos los seres humanos somos iguales sin importar en la condición en que se encuentren. “Porque no hay acepción de personas para con Dios”

Romanos 2:11

“Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera” juan 6:37


10) Nosotros los cristianos, si estamos en contra del cultivo, distribución, tráfico y consumo de todo tipo de drogas legales e ilegales – Alcohol, tabaco, marihuana, anfetaminas, heroína, cocaína y sus derivados, y cualquier otro tipo de droga natural o compuestos químicos – y como cristianos estamos obligados a combatir este mal de la sociedad actual que destruye el cuerpo, la mente y el espíritu de los niños, adolescentes y adultos; a través de programas integrales de prevención del consumo de drogas impulsados primeramente por el Estado y otras organizaciones sociales nacionales e internacionales. “No mires al vino cuando rojea, cuando resplandece su color en la copa. Se entra suavemente; mas al fin como serpiente morderá, y como áspid dará dolor. Tus ojos mirarán cosas extrañas, y tu corazón hablará perversidades. Serás como el que yace en medio del mar, o como el que está en la punta de un mastelero. Y dirás: Me hirieron, mas no me dolió; me azotaron, mas no lo sentí; cuando despertare, aún lo volveré a buscar” Proverbios 23:31-35 “Y también, el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá; ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará; antes reunió para sí todas las gentes, y juntó para sí todos los pueblos” Habacuc 2:5 “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” 1 Corintios 3:16 y 17 “Absteneos de toda especie de mal. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará” 1 Tesalonicenses 5:22-24 11) Nosotros los cristianos, si estamos en contra de los juegos de azar – loterías impresas o electrónicas, casinos o centros de juegos con naipes, dados y tragamonedas y todo tipo de apuestas legales e ilegales – Porque consideramos que son un robo, una estafa y un completo engaño a las personas ingenuas, compulsivas o adictas a los juegos de azar. “¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura” Isaías 55:2


“¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra” Job 1:10 “La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella” Proverbios 10:22

12) Nosotros los cristianos, no somos una clase privilegiada, no juzgamos a nadie por ninguna razón, no somos una carga para el Estado y la sociedad; somos seres humanos comunes y corrientes, somos hombres y mujeres productivos para la sociedad, somos ciudadanos con deberes y derechos. Nosotros los cristianos, no somos religiosos ni tradicionalistas, somos hombres y mujeres pecadores que tenemos una verdadera relación con Dios, que por su gracia y misericordia nos ha redimido , salvado y restaurado de todo pecado por la sangre derramada en la cruz de nuestro Señor Jesucristo; transformando nuestra vida completamente para ser llamados hijos e hijas de Dios. Y así como amamos primeramente a nuestro Dios, así también amamos a nuestro prójimo. “Y sabemos que los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿Quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿Cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? ¿Dios es el que justifica? ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como de matadero. Antes en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” Romanos 8:28-39 Jesucristo os llama a todos los hombres y mujeres pecadores de este mundo al arrepentimiento de todos sus pecados de cualquier clase de maldad que fueran y que se


conviertan de todo corazón en una nueva persona cambiada, regenerada y transformada por el poder de su amor y verdad. “Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros” 1 Juan 1:5-10 “Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. Venid luego; dice Dios, y estemos a cuenta; si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana; si no quisieres y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Dios lo ha dicho” Isaías 1:16-20

Gracia y paz en Jesucristo para usted y toda su familia.

Otto Orlando Pavón Hermano y Embajador de Cristo


Nosotros los cristianos