Issuu on Google+

Juegos Florales

Escuelas del Ave Mar铆a ALBOLOTE

III JUEGOS FLORALES

III Edici贸n

1


INDICE  Prólogo. Domingo Coca Cruz (Director).  Aroma a limón y canela. Esther Pérez Novi.  La Libertad. Matilde Linares Huertas  Misericordia. Raquel López Soldado 

Rimando a tres bandas. Guillermo Morales Pérez, Loli Morales Hervás, Antonio Castillo Morales

 Los peces de mi primo. Carmen Torres Boix. Ed. Infantil  El bosque encantado. Ángela Ruiz Romero. Ed. Infantil  Construyendo mi arcoíris. Marina Tenorio Calderón. 1º EPO  Mi abuela. José Luis Bonilla Expósito. 1º EPO  Mi Familia. John Moreno Suárez. 2º EPO  Quisiera ser… Julia Palma Morales. 2º EPO  Los mil apodos de María. María Rodríguez Alarcón. 3º EPO  Un trocito de Holanda. Nuria Rodríguez de la Rica. 3º EPO  Los juegos florales. Javier López Gómez. 4º EPO.  El reino de las hadas. Vera García Pérez. 4º EPO  Mi Familia. Pilar Valverde San Nicolás. 5º EPO.  Persiguiendo un sueño. Ángel López Ferrón. 5º EPO  Líneas de la vida. Alan Vilchez Kovac. 6º EPO  ¿Qué es la vida? Ana Belén Espinar Gutiérrez. 6º EPO  Las aventuras de Simón. Mª Isabel Gómez Legaza. E.E.  Infancia. Miriam Bertos Muñoz. 1º ESO  Amistad. Paula Morales Zafra. 1º ESO  Saint Michel. El secreto de una vida. Fernando Maza López. 2º ESO  Soy humano. Salima Merzouki Escudero. 2º ESO  La amistad. Clara Morales Martín. 3º ESO  Viaje hacia el amor. Judith Rodríguez Fernández. 4º ESO  El futuro. Alba Dolores García Ruiz. 4º ESO.

III JUEGOS FLORALES

 Por ese amigo….Silvia Ruiz Pérez. 3º ESO

2


PRÓLOGO

Estimadas familias de esta querida comunidad educativa avemariana: Después de tres años, nuevamente estamos embarcados en esta aventura lírica; más pasional, emotiva y sentimental que técnica, pero por eso mismo, más cordial, tierna, entrañable y…vital. La muestra que presentamos en esta nueva edición es, solamente eso, una muestra, ya que el nivel, la calidad y, sobre todo, la calidez de todas las obras realizadas, son dignas de ser mostradas aquí y que, por razones obvias de espacio, no es posible. Me he tomado la libertad de prologar en exclusiva esta edición, porque es la última ocasión que dispongo para hacerlo, puesto que en los próximos Juegos Florales, por razones que la misma vida impone en su ritmo implacable, imposible de sortear en su constante devenir, me advierte que, probablemente sean otros los responsables directos de esos brindis a la vida, a las emociones y al corazón mismo de todos los que aún hoy en este mundo cada vez más tecnificado e insensible, creemos en el poder, la fragancia y la embriaguez de la palabra. Quede pues, en estos III Juegos Florales, patente mi gratitud a todos los que, de alguna manera han colaborado y han hecho posible que estos derroches de sensibilidad sean una realidad, al par que hago votos para que los mencionados Juegos Florales, que cada trienio se celebran en nuestra querida escuela del Ave María de Albolote, les quede larga vida. Con el corazón henchido y el verso en los labios,…les deseo que disfruten con la lectura de esta selección de obras. Muchas gracias y un cariñoso saludo.

III JUEGOS FLORALES

Domingo Coca Cruz

3


AROMA A LIMÓN Y CANELA Aquellas tardes de otoño, con olor a limón y canela alrededor de las ascuas al amparo de la chimenea, recuerdo a mi madre guisando, trajinando sus cazuelas, a la vez que nos contaba mil historias de pequeña. Por el paseo de los Tristes caminando hacia su escuela con sus calcetines cortos y de abrigo una chaqueta. Que mi abuela había tejido, a ratitos en la puerta, charlando con las vecinas y bordando sus mozuelas. Y en sus quehaceres diarios entonces mi madre nos cuenta: Que con solo una mirada un guiño de su maestra,

Así, cuando vuelva a casa, otra hermana más pequeña que la aguarda ilusionada por el regalo que lleva, se comerá el chocolate y su bollo de canela, mi madre muy orgullosa ve a su hermanita contenta.

III JUEGOS FLORALES

ella sale voluntaria a barrer la clase entera, porque sabe de costumbre que recibe dos meriendas.

4


¡Ay! Cuantas faltas pasaron, ¡ay! que estrecheces y penas las que ha vivido mi madre y mis tías y mi abuela.

Y así ha pasado la tarde , sin apenas darnos cuenta, entre bizcochos y dulces escuchando sus tristezas. Después nos canta una copla. Que aún mi mente recuerda, “…aunque tú no dices nada se nota por tus ojeras…” Y cuando pienso en mi madre, reviviendo aquella escena, mis hermanos y yo sentados alrededor de ella embelesados mirándola como ella canturrea, mientras friega sus cacharros y nos prepara la cena.

Y veo en sus lindas caritas que sus ojillos reflejan, aquella ilusión de esos días con olor a limón y canela.

ESTHER PÉREZ NOVI (MADRE DE DAVID DE 1º DE ESO Y VERA DE 4º DE PRIMARIA)

III JUEGOS FLORALES

Y ahora transmito a mis hijos aquellas historias tan bellas, les cuento también mis hazañas, mis aventuras de escuela.

5


LA LIBERTAD La libertad es lo más hermoso que nos ha dado la vida siempre y cuando la sepamos utilizar para ir haciendo el bien en el mundo de forma humana y política; además, en todos los contextos. Pero a veces la libertad nos juega malas pasadas si se utiliza para hacer mucho daño a la sociedad y otras muchas cosas que si las nombrásemos esto sería interminable. Las personas... ¡cuántas veces desearíamos ser como pájaros! Al amanecer empiezan la jornada cantando y, al buscarse el sustento del día a día, siempre los veremos felices ya que no presentan diferencias entre unos y otros y no piensan en ir acumulando tesoros durante su larga vida. La libertad es el único sentimiento que vuela. Sería muy importante aplicarlo a la mente de las personas. La libertad es transparente como aire y agua, aunque a veces el agua se enturbie con la tiranía. En ocasiones es difícil de cuidar. La amistad es un hermoso sentimiento de libertad para expresar y compartir secretos con la seguridad de que no te defraudarán. Libertad en toda la extensión de la palabra es lo que me brindas con tu amistad. La amistad también es libertad, puesto que eres libre de escoger tus amistades.

Nuestro principal ejemplo a seguir sobre la libertad es Nelson Mandela, ya que defendió los derechos entre cuestiones de raza y moralidad.

MATILDE LINARES HUERTAS. Abuela de Fernando, Aurora y Gonzalo Maza López.

III JUEGOS FLORALES

La raíz de la libertad viene de la inteligencia entendida como capacidad de comprender o situar a la persona en el mundo de los significados; y la salida a sus posibilidades de este modo. La libertad humana se reduce a la elección de los medios, en deterioro de una elección lógicamente dominante: la decisión de lo que queremos ser en un plano u orden de los valores, allí donde nos situamos y reconozcamos nuestro verdadero yo.

6


¿MISERICORDIA? El paso de los años en nuestro ser va dejando unas huellas tan imborrables que, llegando cierto momento, volvemos la vista hasta la parte del sendero que hemos recorrido ya, a la vez que somos capaces de enfrentarnos con la parte del camino que nos queda por recorrer. Y es en ese momento de la visión de mis tiempos pasados cuando vengo a recordar un libro especial que recibí en un día igual de especial: Día de mi Primera Comunión cuando aún se estilaba el celebrarlo de forma familiar y con regalos que mucho distan de los modernos de ahora. ¡¡Uf!! qué mayor me estoy haciendo ya. Empiezo a hablar como lo han hecho las generaciones que me han precedido, y a las que tanto he querido en el recorrido de la primera parte de mi camino. Aquel libro todavía lo llevo en mi alma, se llamaba “Las obras de Misericordia”. Más que su lectura me impresionaban las ilustraciones de Ferrándiz; esas carillas rechonchas, muy rosadas y con síntomas de santidad. Parecían los niños más buenos del mundo siempre ayudando a los demás. Me detenía momentos enteros de silencio en la contemplación de aquellas caras, y aún hoy no he descubierto dónde están esos pequeños, que todo lo debían de hacer tan magníficamente bien para tener esos signos de complacencia en sus caras. Cuando quiero presuponer que he recorrido la mitad de mi sendero, quiero trasladar los pensamientos que dicho libro ha transportado a mis días de actualidad.

Pero si hoy no somos capaces de compadecernos de nadie y para qué hablar de ayudar a los demás. Yo aquí estoy en mi mundo con los míos, sin ser capaz de levantar un poco la mirada; vaya que pueda percibir que alguien necesita ayuda y eso me supondría el esfuerzo de mirar para otro lado. ¡Ah! otra cosa es que alguno de los nuestros, de los cercanos, precise de nosotros: yo, yo y yo siempre voy a estar ahí, que fácil claro es que me duele lo que me corre por la venas.

III JUEGOS FLORALES

Misericordia, suena muy bien, un término precioso, compadecerse de las miserias ajenas, quizás sea más entendible tener pena de del que está sufriendo e intentar ayudarle. ¡Oh! qué bonito, y no estoy hablando en términos religiosos sino en términos de la vida.

7


Si me detengo en la primera de estas obras de compasión ya podría disertar más de lo que quisiera: ENSEÑAR AL QUE NO SABE. De eso nada. Que cada uno se busque la vida. Para que luego llegue y sepa más que yo, y me quite mis posibilidades, eso es lo que hoy estamos inculcando a nuestros hijos, y... ¿por qué lo digo?, preguntémonos si no estamos cansados de decirles que tienen que ser los mejores, que tienen que estar por encima y, por supuesto, que a ti no te peguen. ¡Ah! y no pierdas el tiempo explicándole nada que para eso está el maestro. La segunda, DAR BUEN CONSEJO AL QUE LO NECESITA. ¿Buen consejo? Si, a los míos, a los demás no: Que si puedo sobresalir yo mucho mejor. Claro que si le digo lo que pienso o me copia o se enfada, mejor a todo siiiiiii y así todos tan amigos. Siempre que dé un buen consejo que nunca sea lo suficientemente bueno; para ayudar sin interés al otro porque no me interesa que nadie lleve algo mejor que yo, o incluso que sea más feliz que yo. La tercera, CORREGIR AL QUE YERRA. ¡Ah! esta sí que la practico yo. Cuando se equivoca el de al lado, cómo me encanta restregárselo, cómo me regocijo si el maestro le dice que se ha equivocado. ¿Cómo voy a tener compasión si es que no sabe nada? Claro que no seré yo quien se lo enseñe. Ojalá a lo largo de mi vida el que me vea errar sea capaz de abrirme los ojos; porque ninguno poseemos la verdad absoluta y todos necesitamos una mano, para que, en medio de este sendero, cuando resbale sea capaz de ayudarme a levantar. Sí, claro que hay muchas personas así, y yo las quiero en mi camino, y si cierro los ojos las veo..., pero la compasión es serlo para el otro, ser el que ayuda a levantar sólo por el mero hecho de ser acompañante. Quisiera saber transmitir a mis hijos que cuando los corrijo les estoy tendiendo una mano, y sobretodo, quisiera aprender a dejarme corregir por ellos, que además saben hacerlo muy bien.

La quinta, CONSOLAR AL TRISTE: Aún recuerdo la foto que ilustraba esta, un regordete niño con su hoja de suspenso en la mano llorando en un banco debajo de un árbol y al lado la niña que lo consolaba. ¡Vaya! ahí sí que nos han tocado el alma.., ¡que hubiese estudiado! y, ¿qué sabemos por qué no lo ha hecho? Si misericordia sólo es tener un poco de compasión, no quiero que mis hijos se alegren del suspenso de nadie. Quiero que piensen que, si ellos no están tristes es porque tienen motivos para estar alegres; pero hay mucha gente que no tiene esos motivos, y quiero que sean capaces de descubrir que compartiendo el dolor del ajeno se enriquece uno, y se le ensancha lo que lleva dentro... llamémoslo como cada uno quiera: alma, interior o qué sé yo.

III JUEGOS FLORALES

La cuarta, PERDONAR LAS INJURIAS. Esta sí que tiene sustancia. No me negarán que esta sí que no puede hacerse realidad. Si mi amigo me ha insultado, encima no voy a ir a perdonarle, quedaría como… ¿Y si en el corazón de tu amigo hay un motivo que tú desconoces, que lo apena y que lo hace actuar así? No es justificable que te injurie, pero quizás, si fuésemos capaces de decirles a nuestros hijos que hablen con ese compañero se podían aclarar mil malentendidos. Quizás sea más fácil que ante nuestro orgullo herido reaccionemos igual , él me insulta pues yo más.

8


La sexta, SUFRIR CON PACIENCIA LOS DEFECTOS DE LOS DEMÁS. Esta nos toca más la sensibilidad a los mayores, con la poca paciencia que tenemos hoy, claro que muy justificada: "Es que tengo mucho estrés".., "el trabajo, la casa y los niños"..., "que además están insoportables"... y por supuesto mil actividades extraescolares que es lo que se lleva. Todo un ir y venir cada día. Aquí todo el mundo a cambiar menos yo, que soy la protagonista de la novela Doña perfecta de Pérez Galdós, mejor les doy una Nintendo que aguantar las tonterías que me cuentan. La séptima, ROGAR A DIOS POR VIVOS Y MUERTOS: Quizás sea de ámbito personal y sí que la cumplimos, sea al dios en que cada uno crea, o sea a las estrellas del firmamento. Sí que tenemos la capacidad de rogar por los que más queremos, a veces hasta rogamos por los que ni conocemos. Estas son las Obras de Misericordia del Alma, por eso he querido recordarlas con el corazón. Las del cuerpo se las guardo a aquellas personas que realmente están luchando por los demás, bien sean desde el silencio en los países en guerra, desde los gritos de las ONG intentando erradicar hambre o enfermedades, desde la entrega de vidas que tienen como estandarte la solidaridad en sus vidas... VISITAR Y CUIDAR AL ENFERMO, DAR DE COMER AL HAMBRIENTO, DAR DE BEBER AL SEDIENTO, DAR POSADA AL PEREGRINO, VESTIR AL DESNUDO, REDIMIR AL CAUTIVO, ENTERRAR A LOS MUERTOS. Porque misericordia tiene otro sinónimos, solidaridad, ternura, humanidad, piedad, ¿Verdad que ya esas palabras si son más normales en nuestro día a día? Nos suenan más... ¿verdad?

No somos aquellos niños como ángeles, con caras de santurrones de mi libro; ni probablemente queramos serlo. Queremos ser normales y felices, y ver crecer a nuestros pequeños sanos, y que se nos conceda el verlos hechos hombres y mujeres con sus deseos cumplidos. Somos sus más cercanos compañeros de camino, por eso aquellos valores que infundan la misericordia y la indulgencia en ellos los harán más capaces de amar, los harán más capaces de comprender que en un momento como en el que están creciendo, mirar a otros con compasión es egoístamente sano para su interior. Es esta quizás una cansada reflexión, y no la hago para los demás, comparto la mía propia y el deseo de mi interior. Pido tener solidaridad, ternura, humanidad y piedad para con los demás... porque somos todos iguales y sobretodo porque me gustaría que los demás tuviesen MISERICORDIA de mí.

RAQUEL LÓPEZ SOLDADO MAMÁ DE FERNANDO, AURORA Y GONZALO MAZA LÒPEZ

III JUEGOS FLORALES

Pues todas significan igual, y tienen el mismo valor. Quizás al empezar haya producido un raro efecto pasado de moda pero me quedo con la palabra con la que empecé: MISERICORDIA.

9


RIMANDO A TRES BANDAS Abuelo: Estoy feliz y contento, de estar aquí este día, disfrutando de este evento en el colegio del Ave María, con mi hija y mis nietos. Es la tercera generación de alumnos avemarianos y pido con devoción que sea por muchos años, Disfrutando como enanos.

Junto a mi hermano y mi tío Cosechando los tomates, rimaba yo siendo un crío y sin decir disparates éramos el mejor trío.

Loly: Escribir así no me viene grande, hablar rimando lo llevo en la sangre. La culpa la tiene mi padre,

que en esto de trovar era muy grande.

También le debo a mi madre el gusto por la lectura porque mucho nos enseña y nos transmite cultura.

III JUEGOS FLORALES

Y gran parte de su familia,

1 0


De su casa señora y dueña aunque corta de estatura, llena de amor y dulzura toda labor desempeña bajo el acierto de la cordura.

Antonio: y ya para ir acabando, Yo también quiero rimar, Perdonad, que estoy empezando Y no me quiero equivocar. A hablar y a rimar me enseñó mamá Cuando en el coche solíamos hablar, De camino a casa para almorzar Y así se acaba esta poesía, Diciendo juntos: “viva el Ave María”

III JUEGOS FLORALES

GUILLERMO MORALES PÉREZ LOLY MORALES HERVÁS ANTONIO CASTILLO MORALES

1 1


LOS PECES DE MI PRIMO Mi primo Javier ha pedido que le regalemos unos peces. La tita Mar le compró cuatro peces de agua fría. En Navidad nos dejaron cuidarlos. Hay que cambiarle el agua cada dos días, porque se hacen caca…. Pero el agua de la botella estaba muy fría…. - ¡Los peces no se mueven! ¡Se han quedado heladitos! - ¡Mamá, tita!

CARMEN TORRES BOIX INFANTIL 5 AÑOS

III JUEGOS FLORALES

La tita Mº Carmen dice que esperemos… Los llevamos al salón con la chimenea. ¡Al final los peces se mueven! ¡Qué digan que son de agua templada, que la fría los dejó HELADOS!

1 2


EL BOSQUE ENCANTADO.

ÁNGELA RUIZ ROMERO INFANTIL 5 AÑOS

III JUEGOS FLORALES

Jugábamos a los caballeros y alguien llegó galopando, era el caballo Pepo. Nos dijo: _ ¡Salvad a mi amo!, por favor. Fuimos a una cueva muy lejana dónde vivía la araña Maraña y la hicimos bailar.. Pudimos llegar a un bosque y había un reja con un candado, nos equivocamos al abrirlo y el bosque desapareció. Vino una nube y nos dijo que debíamos escribir un cuento para que el cuento volviese otra vez. Entonces me puse a escribir este fantástico cuento y entonces…. El bosque volvió a aparecer más bonito que nunca, con columpios, un lago, árboles y un quiosco de helados o mejor dicho, superhelados. Invité a mis amigos y les dije que siempre, siempre leyeran muchos cuentos, así nunca desaparecerá el fantástico bosque del quiosco de superhelados.

1 3


CONSTRUYENDO MI ARCOIRIS Un día paseaba con mis padres y, después de una lluvia intensa, salió el sol y apareció un arcoíris. ¡¡Qué bonito!!- dije yo sorprendida-. Cuando llegué a mi casa, decidí hacer mi propio arcoíris. Necesité siete colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, aníl y violeta. El rojo lo cogí de un pintalabios de mamá, el naranja de un rotulador, el azul de una pintura de papá, el verde de uno de mis lazos, el violeta de una cera de mi hermano, el amarillo y el añíl de un vestido de mi muñeca. Todo lo puse formando un arco enorme. Mi familia me felicitó por mi gran trabajo. ¡¡Es mi arcoíris preferido, mi propio arcoíris !!

III JUEGOS FLORALES

MARINA TENORIO CALDERÓN 1º PRIMARIA

1 4


MI ABUELA Me llamo José Luís y os voy a hablar de mi abuela. Un día descubrí que mi abuela no sabía leer ni escribir. Yo le pregunté: Abuela, ¿cómo que no sabes leer ni escribir? Ella me contestó: - Cuando yo era pequeña, mi madre se puso muy enferma, yo era la mayor de mi casa , mi padre me sacó de la escuela y con siete años me puso a cuidar de mis hermanos. Además lavaba, planchaba, preparaba la comida y como no llegaba al fregadero, ponía una silla. Nunca podía jugar con los niños y así pasó mi infancia. Ahora, como ella quiere aprender, nosotros le estamos enseñando. Así mi abuela está poco a poco aprendiendo a leer y escribir, como siempre estuvo deseando.

III JUEGOS FLORALES

JOSE LUÍS BONILLA EXPÓSITO 1º PRIMARIA

1 5


MI FAMILIA Mi familia está muy unida. Mi madre se llama Marielia, mi hermano José Luis, mi hermana Elia y mi papá José y yo el pequeño y me llamo Johny. Hace dos años mis papas recorrieron medio mundo para ir a buscarme porque yo nací en Etiopia, un país muy bonito de África, me recogieron porque yo era pobre. Allí la gente es muy buena, trabajadora y acogedora Yo aquí lo paso muy bien. Hago mucho deporte, me gusta el fútbol y el atletismo, trabajo mucho y soy feliz. Cuando sea mayor quiero tener una familia tan bonita como la mía.

JOHN MORENO SUÁREZ 2º PRIMARIA

QUISIERA SER… Quisiera ser maestra y a los niños de primaria enseñar matemáticas y lengua tendrán que estudiar.

Los más perezosos no querrán trabajar porque salir al recreo

Buenas notas pondré a todos los que estudien bien y así con mis niños contenta estaré.

JULIA PALMA MORALES 2º PRIMARIA

III JUEGOS FLORALES

les gustará más.

1 6


LOS MIL APODOS DE MARÍA Erase una vez una niña llamada María que tenía mil apodos. Cada apodo se lo ponía una persona diferente. Como por ejemplo: María aventurera, se lo puso su seño María por una historia que contó en clase. Que cuando tenía un año y medio, una tía suya de Málaga le enseñó a darle al botón del ascensor. En casa de sus abuelos alguien se dejó la puerta abierta y María tan feliz de la vida salió del piso y se fue al ascensor. Le dio al botón, se metió dentro y se fue a la planta baja. Menos mal que allí había un hombre que conocía a María y la llevó de vuelta con su familia. Otro de los apodos es María saltimbanqui. Ése se lo puso su padre porque cuando era pequeña no paraba de saltar de aquí para allá y de allá para acá. María tirapalancas es otro de los apodos de esta niña. Un día en el coche de su tía Raquel, María dio una pequeña patadita a la palanca que movía el asiento y la palanca salió volando. María dijo: ¡Ay! ¿Qué se ha caído? Su tía le dijo: María has roto la palanca. María contestó: tita sólo ha sido una patadita de nada. Su tita dijo: pues menos mal, si llegas a dar una gran patada te cargas el coche. María tiene muchísimos más apodos, como por ejemplo: María salpicones, María pedruscones, María tira la leche, María sabidilla, María clarilla,… María tiene tantos apodos como historias que contar.

III JUEGOS FLORALES

MARÍA RODRÍGUEZ ALARCÓN 3º PRIMARIA

1 7


UN TROCITO DE HOLANDA Una tarde de Septiembre tres semillas recibí y con una ella una extraña nota con los pasos a seguir…

búscate una bonita maceta tierra fértil y aguas mil pero lo más importante de todo, a estos bulbos misteriosos el calor no les hace feliz.

Si las plantas cuando el frio empiece y en su cuidado pones esmero tres hermosos tulipanes te nacerán en Febrero.

III JUEGOS FLORALES

NURIA RODRIGUEZ DE LA RICA 3º DE PRIMARIA

1 8


LOS JUEGOS FLORALES Padres y madres, levantad a los niños de la cama, que ya, es por la mañana. Hoy es un gran día, son los Juegos Florales del colegio Ave María. Muchos cuentos leerán y buenos premios recibirán. Los padres a sus hijos atentos y todos los maestros, con sus alumnos contentos. Cuentos de hadas y brujas malvadas, cartas sencillas e historias reales

JAVIER LÓPEZ GÓMEZ 4º PRIMARIA

III JUEGOS FLORALES

en nuestros Juegos Florales.

1 9


EL REINO DE LAS HADAS Erase una vez en un bosque muy lejano, existió un reino habitado por hadas. La reina se llamaba Arcándida, y era el hada del agua, el rey se llamaba Carlay y era el hada de las plantas. Un día el rey enfermó, y la reina estaba muy preocupada, porque la única medicina que podía curarle era una planta que crecía en los bosques grises, donde vivían brujas, trols, ogros y toda clase de seres malvados. La reina pensó: si llego allí a través del rio, en el agua puedo hacerme invisible, cogeré la planta medicinal y regresaré a casa sin que nadie me descubra. Y sin pensarlo dos veces, pues amaba mucho al rey Carlay, se fue muy decidida sin decir a nadie. A la mañana siguiente ella aún no había regresado, pero toda la guardia del reino la buscaba sin encontrarla. La reina estaba cogiendo la planta medicinal para el rey Carlay, cuando de repente apareció una bruja y atrapó a Arcándida, ni siquiera pudo agitar sus alas para escapar.

Por cierto, me llamo Malezzia, aunque mis amigos me llaman Maleficia.- Dijo la bruja, La reina respondió.- Yo soy Arcándida reina de las Hadas, pero todos me llaman Violeta porque me fascina ese color. Pero prefiero que me llames Arcándida, Malezzia contestó:- de acuerdo, te llamaré Arcándida que es un nombre muy bonito. Llegaron al reino, y la bruja al ver tantas hadas revoloteando por todas partes sonrió. Siempre soñó con encontrar ese reino mágico pero ninguno de sus hechizos había funcionado. Y ahora estaba allí, casi no podía creerlo. Arcándida exclamó:- ¡Ven, espera aquí, el rey está en sus aposentos!

III JUEGOS FLORALES

-¿A qué has venido? Dijo la bruja, la reina respondió: (temblando de miedo, si no regresaba a tiempo el rey moriría) pues, pues… a por una planta medicinal para el rey Carlay que ha caído enfermo. La bruja engañando a la reina dijo: - has tenido suerte porque soy una bruja buena, no me tengas miedo que no voy hacerte nada, toma la planta y sube rápido a mi escoba, te llevaré a tu reino. La reina exclamó llena de alegría ¡Muchas gracias! Subió a la escoba lo más rápido que pudo y le dijo a la bruja – mi reino está por allí, detrás de esas verdes montañas.

2 0


La reina entró deprisa al palacio y preparó ella misma una infusión con la planta medicinal y se la llevo al rey Carlay… El rey se la tomó y empezó a mejorar, y en apenas unos minutos estaba curado del todo. El rey miró a la reina y dulcemente le dijo:- ¿Arcándida, estás bien? Ella respondió:- Si sólo me duele un poco la pierna porque me he clavado una astilla al subirme a la escoba de… Carlay interrumpió:- ¿De quién? ¿De una bruja? ¿Pero cómo te has atrevido? Podría haberte matado. La reina intentando tranquilizarlo dijo:- -Cálmate es una bruja buena, además ella fue la que me ayudó a coger la planta que te ha salvado la vida. El rey le reprochó.- No, no, no, y mil veces no, ¡Todas las brujas son iguales! Y se aprovechan de la magia de las hadas, ¿no te das cuenta? Si viniera aquí nos raptaría a todos, has puesto en peligro a todo el reino, ¿No te habrá seguido? Arcándida respondió: - te equivocas Carlay, ella está aquí y no ha hecho nada. El rey gritó:

La malvada bruja, comenzó a mezclar en su caldero más grande algunos de sus ingredientes como: Esencia de murciélago, ojos de rana, patas de lagartija, uñas de gato, dientes de caimán, y cola de serpiente entre otros muchos, mientras removía su poción, la pequeña hada bebé había llegado hasta los bosques grises siguiendo el rastro de sus padres. La pequeña hadita que se llamaba Floridia, era un hada de las flores y se encargaba de darles color y forma, aunque aún no lo hacía muy bien porque apenas tenía un año. Era tan pequeña que los guardianes del castillo de Malezzia no la vieron y Floridia pudo entrar y ni siquiera la bruja se dio cuenta, y eso que podía oler un hada a kilometros de distancia.

III JUEGOS FLORALES

- ¿Qué? ¿Qué está aquí? ¿Has perdido la cabeza? ¡Vamos a buscarla, corre! … Entonces descubrieron horrorizados que Malezzia había enjaulado a todas las hadas, se pusieron tan tristes que no se dieron cuenta que la bruja ya los había atrapado a ellos también. Excepto a una pequeña bebe hada que asustada de ver a la bruja se había escondido en un capullo de orquídea, su flor favorita. Malezzia, con un solo movimiento de varita llevó todas las jaulas a su gran castillo, allí tenía todo tipo de pociones, artilugios, y calderos, para robar los poderes mágicos de las hadas.

2 1


Justo cuando estaba a punto de meter en su artilugio la poción que ya había terminado, Floridia tropezó con unos cacharros esturreándolos por el suelo. La bruja se giró rápidamente y la hadita voló lo más alto que pudo para que no la alcanzaran los rayos de la varita de la bruja. Muy rápido la bruja se subió a unas escaleras muy altas para intentar destruirla y la mamá de floridia le gritó desde su jaula: - ¡Flor, Floridia, tu puedes hacerlo solo tienes que creer en ti, si has llegado hasta aquí tu sola puedes conseguirlo! Entonces la hadita cerró los ojos y apretó sus manos muy muy fuerte, y de repente los brazos y las piernas de Malezzia empezaron a encogerse hasta que su cuerpo se convirtió en una bola, su poder era el de dar forma a las flores y por eso trasformó en una esfera a la burja, Malezzia se cayó de la escalera rondando por el suelo, ya no podía ponerse de pie, ni siquiera sujetar la varita mágica, y Floridia aprovechó para abrir las jaulas y dejar libres a todas las hadas. Cuando volvieron a casa, como la reina y el rey no tenía hijos, coronaron a la pequeña Floridia princesa ya que sin ella el reino de las hadas habría desaparecido… y colorado colorín este cuento llegó a su fin.

III JUEGOS FLORALES

VERA GARCÍA PÉREZ 4º DE PRIMARIA

2 2


MI FAMILIA Mi familia es la mejor todos me quieren un montón yo a ellos también y así vivimos muy bien. Todas las mañanas me suelo despertar con un besito que me dan mis papás. Mis buenos hermanitos por las tardes , además me ayudan en lo que necesito pues no me pueden querer más, Mi perrita chiquitita también me quiere mucho, yo la saco de paseo y cuando vuelvo, la ducho.

PILAR VALVERDE SAN NICOLÁS. 5º PRIMARIA

III JUEGOS FLORALES

Y como he dicho al principio mi familia, de todas, es la mejor Y todos me quieren en montón.

2 3


PERSIGUIENDO UN SUEÑO Había una vez un niño que quería ser astronauta. Ese niño se llamaba Ángel. Siempre estaba pensando en los astronautas y un día dijo- ¡yo quiero ser de mayor astronauta! Entonces Ángel fue a decírselo a sus padres. Ángel llegó y dijopapá mamá yo de mayor quiero ser astronauta. Pasó el tiempo y llego el día de decidir la carrera. Pensó-¡Por fin puedo ser astronauta y estudiar de cerca el planeta Eric! El niño estudió, estudió y estudió para ser astronauta. Pasó el tiempo y entonces llegó el día más temido, el día del examen final. Ángel contestó a todas las preguntas con facilidad, lo que no se esperaba que después sería el examen de entrenamiento, fue duro, pero a pesar de todo no estaba preparado, pero se dijo así mismo- ¡mi sueño es ser astronauta así que lo voy a intentar!. Tan motivado estaba que pudo con todas las pruebas.

Después de recorrer 199 km llegaron a su destino que era la base de los astronautas. Fueron para preparar el físico y la respiración. Pasaron los días, los meses, incluso años y por fin llego el día de los resultados, Ángel estaba muy nervioso así que cuando llegó su turno le dijeron: Tienes buen físico y una respiración excelente así que puedes viajar a Eric con tus tres compañeros, que se llamaban Luna, Ante y Rape. Nunca lo habían explorado, así que eran los primeros en pisar ese planeta. Entonces le dijo: venid el día 12 -3-2054 para salir hacia el planeta Eric. Después de pasar el tiempo y de duro entrenamiento llegó el día de viajar a Eric. Todos ellos partieron a la base de los astronautas para viajar a Eric. Se pusieron el traje y se montaron en la nave espacial. Dijeron la cuenta atrás y ¡despegaron hacia el espacio! Tras horas de travesía Ángel y sus tres compañeros llegaron a Eric.

III JUEGOS FLORALES

Entonces lo sacó todo sobresaliente, y lo eligieron para ir a Eric, así que empezó a ir al gimnasio para prepararse físicamente. Un día de estos Ángel estaba en su casa muy tranquilo y de pronto sonó la puerta y era el preparador físico de los astronautas, era para decirle que estaba seleccionado para ir al espacio. Entonces Ángel se echo a llorar y a llorar de alegría. El preparador le dijo que tenía que irse con él para prepararse para ir a Eric.

2 4


De pronto vieron como se abrió la puerta de la nave, vieron que Eric no parecía un buen planeta porque no había ni plantas ni agua… De repente vieron una forma rara a lo lejos. Ellos se asustaron mucho; pero lo que no sabían, que iban a ver un ser extraño, llamado Ericano. Era la primera vez que veían ese extraño ser de color verde y que emitía sonidos raros; ellos se asustaron creían que les iba hacer algo malo, se trataba de un alíen bueno. Ericano creyendo que eran dioses, celebró un gran banquete en su honor. Comieron y comieron hasta que no pudieron mas, después de esta gran comilona fueron a explorar el planeta. Terminaron de explorar y se fueron hacia la nave para marcharse, despegaron y en unas cuantas horas llegaron a la Tierra. Cuando se bajaron les dieron una gran bienvenida y les preguntaron lo que habían visto, ellos contaron todo menos que habían visto un alíen llamado Ericano. Después de todas las cosas que pasaron, salieron en los periódicos de todo el mundo y nunca desvelaron el secreto del planeta Eric ¡ah! y Ángel estaba muy contento por haber sido lo que quería: Un gran astronauta.

III JUEGOS FLORALES

ÁNGEL LÓPEZ FERRÓN 5ºPRIMARIA.

2 5


LÍNEAS DE LA VIDA Volvía del colegio a casa. Allí en el porche estaba sentada su abuela. -¿Qué hay de comer, abuela?, -le preguntó. -Guisado de patatas, Eroriak. Espero que te guste. -¡Siempre sopa y guisados! ¡Estoy harto! -le gritó Eroriak y se fue corriendo a su cuarto con cara de asco. La abuela, casi llorando, se comió en silencio el guiso. Vivían solos. Los padres de Eroriak y el abuelo hace ya tiempo que habían fallecido. Desde la muerte de sus padres se llevaba con su abuela bastante mal y Eroriak se negaba aceptar el amor de su abuela, no queriendo reemplazar el cariño y los recuerdos que le quedaban. Eroriak, en su cuarto, siempre escondía chuches para la ocasión y empezó a comérselas una a una, sin pensar en el daño que le estaba causando a su abuela que con todo el cariño del mundo le había preparado aquel guiso. Se quedó allí toda la tarde encerrado y pensando que quizás le debería pedir perdón, pero su orgullo fue demasiado fuerte y al final se quedó dormido. Al día siguiente, al levantarse, tenía un dolor de tripa tremendo. Se lo comentó a su abuela y ella le dijo que hoy se quedaría en casa. La abuela aprovechó la ocasión y acarició a Eroriak con sus viejas y ásperas manos y a su sorprender éste no se negó y le dejó que lo abrazase. -Eroriak, ¿Quieres que te cuente una cosa?-preguntó su abuela de repente. -Si no hay otra opción… -le contestó él con pocas ganas.

-Eroriak, te voy a revelar un gran secreto que años atrás me obligaron tus padres a guardar por tu propio bien y tu vida. Lo que te voy a decir ahora no se lo puedes a contar a nadie. ¡Escúchame bien Eroriak¡ En este planeta somos dos razas humanas y no me refiero ahora al color de nuestra piel. Una de ellas que se llaman humanos y otra juncomalgamas. -¿Los juncomal qué?-preguntó Eroriak. - Los juncomalgamas, son personas que han evolucionado más que los humanos y que han desarrolladlo algunas habilidades especiales sobrenaturales. Pueden leer tu mente, mover las cosas, predecir el futuro, curar las enfermedades y muchas cosas más. A lo largo de los siglos han sido perseguidos por sus dones especiales, matados, torturados o declarados locos, hasta que se han creado su propio mundo en otra dimensión. Es decir, ahora viven en el mismo planeta pero en otra dimensión.

III JUEGOS FLORALES

Entonces, empezó a hablar sobre cómo eran sus padres, dónde vivían, cómo jugaban con él… A Eroriak se le cayó una lágrima, le dio un fuerte abrazo a su abuela y le preguntó: ¿Cómo murieron, abuela? - La abuela enmudeció y lo miró pensativa, se puso pálida y en su rostro apareció una clara expresión de preocupación. Miró a su alrededor, cerró la ventana y le empezó a hablar con voz temblorosa.

2 6


-¿Y qué tiene que ver todo este rollo que me estas contando con mis padres? -Mucho Eroriak, tus padres son juncomalgamas. -¿Y qué tiene que ver esto con su muerte? -¿Es que no me has escuchado bien, hijo? Que tus padres no se han muerto, si no qué están en otra dimensión. Ahora mismo a lo mejor nos están escuchando y mirando desde allí. Sabes, tu padre es un juncomalgama kanterakino de los que hay muy pocos. Posee el don de curar cualquier enfermedad y tu madre sabe cuándo una persona se muere. Eroriak se echó a llorar no comprendiendo bien lo que le había contado su abuela. -¿Y por qué me han dejado aquí sólo? ¿Por qué no me han dicho ni una sola palabra?preguntó Eroriak. -Porqué los humanos se han dado cuenta de sus habilidades y les empezaron a perseguir. Usaron sus dones para salvar a otras personas. A la raza humana no le gusta y por eso les querían matar. -¿Volverán, abuela, volverán a buscarme?- preguntó llorando. -Volverán, pero cuando tú estés preparado; de esto ni una sola palabra a nadie, sino, nos pondrías en un grave peligro. El niño sin entender mucho lo que le dijo la abuela, ya que tenía tan sólo diez años, cogió fuerte la mano de la abuela. Ella le sonrió y le dijo: -¿Quieres comer? Hoy he hecho tu comida favorita albóndigas con macarrones. -¡Bien! Dijo el niño y la abuela de nuevo sonrió. Después de comer siguieron hablando y, de repente, el niño le preguntó a su abuela. -¿Y si hay dos especies de humanos que especie soy yo? -Juncomalgama, por supuesto, pero todavía no has desarrollado tu don. -Entonces yo seré un kanterakino, igual que mi padre. – dijo decidido Eroriak que después de mucho tiempo se sentía genial.

Soñó una cosa rarísima, soñó que tenía un don como kanterakino que tan sólo con poner las manos en los enfermos los conseguía curar y además podía ver llegar el final de personas por los rasgos de la mano. Cuándo se despertó y miró sus manos, algo ha cambiado. Cuando tocaba cualquier cosa de su cuarto sentía fluir en ellas su energía. A la habitación entró dulce olor a bizcocho recién hecho. -Eroriak ¿vienes a desayunar un trozo de bizcocho? -Cómo no-dijo el sonriendo y pensando en mucho que le quiere su abuela y lo mal que se portaba con ella. Se vistió como una bala y bajó las escaleras de dos en dos. Se comió dos trozos de bizcocho todavía un poco caliente y le contó a la abuela con lo que soñó y lo que le pasaba con las manos. La Abuela le cogió las dos manos, le miró fijamente a los ojos y le preguntó: -¡¿De verdad?! -Sí, contestó el niño con gesto inocente.

III JUEGOS FLORALES

Aquella noche, mientras que dormía pensaba en lo que le dijo su abuela de esa especie, de los juncomalgamas, de los kanterakinos. Él quería ser uno de ellos y lo deseaba con todas sus fuerzas para llegar a ser tan fuerte como su padre; y, tan cariñoso y bueno como su madre y por fin se durmió.

2 7


- Eroriak, esto son los primeros signos de tu don; además, al parecer vas a tener los dos. Pronto descubrirás otros cambios en tu vida. –le dijo la abuela con rostro muy serio. -¿Y cuáles son los otros signos?-preguntó el niño. -Los otros los irás descubriendo con el paso del tiempo- le contestó con una sonrisa y le dijo:- Venga y cómete otro trozo de bizcocho y date prisa, que llegas tarde al cole. Pasaron 14 años desde aquel bizcocho y Eroriak desarrolló sus habilidades. Estudió medicina y con su don de curar ayudó a mucha gente. A él no le hacían falta las medicinas, con las manos le bastaba. Siempre tenía mucho cuidado para que nadie le descubriera. Pero había desarrollado también el otro don, el de su madre que sabía perfectamente, cuando ya no hacía falta curar a una persona, cuando la vida se le escapaba de las manos. Volvía del trabajo. Siempre la misma rutina. -¿Cómo te encuentras, abuela? -Bien,-le dijo ella con una sonrisa apagada. Recuerdo esos días en los que nos quedábamos toda la tarde contando historias, anécdotas… y sobre todo tu sueño y te has convertido en lo que querías ser toda tu vida un kanterakino y mírate ya un hombretón con 24 años. -Sí, pero todavía no tengo noticia de mis padres. ¿Cuándo podré entrar con ellos en otra dimensión? La abuela le cogió de las dos manos, le sonrió y le dijo: -Pronto Eroriak, pronto, el momento ya ha llegado.- y le dió un fuerte beso en su mejilla. Cuando apretó abuela sus manos, sentía como si le quisiera decir algo más, una descarga rara a la que no hizo caso.

-¡Abuela! ¿ Por qué?, ¡ No me dejes sólo! Se fue a la terraza. Estaba lloviendo y mirando hacia delante lloraba sin parar. Se le juntaban sus cálidas lágrimas con las frías gotas de lluvia empapándolo entero. Se sentía tan desdichado y tan sólo… Y de pronto ocurrió. El momento que estaba esperando toda su vida. De una mano cogido por su padre y de otra por su madre entró casi inconsciente dentro de la casa. La misma casa, las mismas paredes pero…. -Eroriak, despiértate, que llegas tarde al trabajo.-le gritó su madre. Eroriak bajó rápidamente las escaleras tropezando en el último escalón y rompiéndose la rodilla. -Ten cuidado, hijo ,dijo su padre y le puso sus manos encima de la herida y ésta cicatrizó al instante.

III JUEGOS FLORALES

Estaba cansado de trabajar todo el día y se fue a su cuarto a echarse un rato. Se durmió pero de golpe se despertó. El mensaje de la mano de la abuela. Tantas veces le cogía las manos pero hoy era distinto. Ya lo sabía, fue el apretón de las manos de despedida y el beso de la despedida. Bajó corriendo al comedor, pero en la mecedora encontró sólo el cuerpo de la abuela sin vida.

2 8


-¿Y la abuela? ¿No se había muerto?- preguntó Eroriak. Los padres sonrieron. -Está en el salón en su mecedora hablando con el abuelo. Además le queda todavía mucha vida por delante. Lo puedes leer en sus manos, compruébalo tu mismo.- contestó su madre. Eroriak entró rápidamente al salón y allí estaban los abuelos. Cogió las manos de la abuela y vio una línea larga y una gran energía que le transmitía. La abuela le dio un beso en la mejilla y le dijo: -Lo conseguiste Eroriak. Lo conseguiste. Y le quitó con un beso la última lágrima mezclada con aquella agua de la lluvia de su cara.

III JUEGOS FLORALES

ALAN VILCHEZ KOVAC 6º DE PRIMARIA

2 9


“¿QUÉ ES LA VIDA?” La vida es una gran actuación en la que los personajes son tus amigos, tu familia y tú. En esta actuación no sabes lo que te va a pasar; solo debes saber qué camino has de tomar: el bueno o el malo. Puedes caerte y no levantarte o puedes seguir adelante. Debes ser fuerte ante todos los problemas ya que se trata de superar obstáculos que te encuentras en el camino, algunos más grandes que otros. En esta actuación habrá momentos de tragedia y comedia pero tú ante todo debes aprender a superarlos, ya que cuando se cierra una puerta se abren miles de ellas. Encontrarás algún personaje que te quiera y esté siempre contigo y otros que te pondrán la zancadilla, aunque siempre debes aprender a levantarte y seguir adelante. La vida no es fácil pero si te rodeas de personas que te quieren, te ayudarán a que el camino sea más alegre. Debes disfrutar como si fuera la última actuación y debes afrontar las dificultades con una gran sonrisa en tu corazón. Hay tantas explicaciones de qué es la vida, cada uno tiene su opinión, aunque ya sabéis cuál mi opción.

III JUEGOS FLORALES

ANA BELÉN ESPINAR GUTIÉRREZ 6º DE PRIMARIA

3 0


LAS AVENTURAS DE SIMÓN Érase una vez un chico llamado Simón, vivía en un pueblo llamado Villanueva. En la parada del autobús estaba toda su familia, para despedirse de su gran amigo. Le dieron regalos y unas fotos para que se acordara de ellos. Se despidieron de todos y se fue al autobús. Salió de Villanueva y se dirigió a la gran ciudad de Villagrande. Allí vivía un hombre fuerte, apuesto y caballeroso, llamado Will Simpson. Era el jefe de una gran fábrica de robots sirvientes, se hizo muy famoso y la gente lo adoraba. Pero un gran secreto ocultaba el Señor Will en su despacho, algo que ni siquiera nadie de la ciudad sabía. A la mañana siguiente, Simón llegó a la gran ciudad. Era enorme, llena de edificios y de tiendas grandiosas, pero lo que no entendía es que no había ninguna tienda de música, ni nadie en la calle tocando algún instrumento. Simón llego a la casa de su tío Ramón y su primo pequeño José, cuando entró en la casa llegó su primo corriendo y diciendo: -

¡Tito Simóóóóóónnn!

-

Hola pequeñajo, jajajajaja. - dijo Simón alegremente.- ¿Dónde está tu tío Ramón, José?

-

Está en el salón.-dijo José

-

Tío, ¿cómo es que no hay música?

-

Bueno, querido sobrino, es que la prohibieron desde el mes pasado. La policía se llevó todos los instrumentos de música de la gente, y la gente se volvió más triste y silenciosa.- Ramón paró para enseñarle el periódico del mes pasado.-Y ahora estamos sin música por culpa de alguien a quien no le gustó nuestra música.

-

¡Vaya! eso es horrible...una ciudad sin música...- dijo Simón algo triste.- Pero, no es hora de ponernos triste, hoy es un gran día.

Simón se fue a la entrada y dijo: -

Bueno, tengo que irme, hoy es mi primer día de trabajo y no quiero llegar tarde.dijo Simón contento.- Deseadme suerte.

Mientras en la fábrica de Sr. Will, una chica muy hermosa llamada Sonia, trabajaba con los pedidos y con la información tecnológica de los robots. Tenía dos amigos: uno llamado Max, un hombre flaco, con la cara pálida y una nariz puntiaguda, y una mujer bajita con unas gafas enormes, con pecas y algo torpe, llamada Rosa.

III JUEGOS FLORALES

Se fue al salón. Cuando su tío Ramón le vio, se levantó y le dio un gran abrazo. Estuvieron charlando sobre su viaje y la ciudad, pero Simón lo interrumpió:

3 1


Aparece entre todos el Sr. Will, con su secretaria la Srta. Mandy, una chica bellísima, con el pelo blanco y un lunar debajo del labio. Will se acercó y le dijo a Sonia: -

Buenos días, señorita Sonia.-dijo el Sr. Will.- Hoy estás espléndida como siempre.

-

¡Gracias, señor!. - dijo Sonia con una sonrisa.

-

Hoy quiero invitarla a una cena en mi casa y no aceptaré un “no” por repuesta.- dijo el Sr. Will.

Sonia lo aceptó y Will se fue sin decirle nada más. Sus amigos se quedaron boquiabiertos y Sonia pegó su cabeza sobre la mesa como diciendo ``Madre mía´´. Simón se fue a la entrada del Sr. Will, tocó la puerta y él le dijo que entrara. Simón se acercó a la mesa y estuvieron hablando durante unos minutos. Entonces lo aceptaron. Simón se alegró y se fue.

-

Lo siento no te he visto, ¿estás bien? - preguntó Simón.

-

Sí, estoy bien, gracias.- dijo Sonia, algo seria.- ¿Eres nuevo?

-

Sí. Acabo de salir del despacho del Sr. Will.- dijo Simón.- Es un buen tipo.

-

Sí, claro. - dijo Sonia burlándose.- Si no te importa, tengo que trabajar y muchas cosas que terminar.

Sonia se fue con la cara seria. Simón empezó a trabajar arreglando algunas máquinas que no funcionaban. Mientras trabajaba, empezó a cantar y golpear algunas chatarras como si fueran instrumentos. Con el ruido, la gente de la oficina se acercó para ver qué pasaba. Aquel ruido marchoso, era muy contagioso. Sonia estaba aún trabajando, pero se enteró por el escándalo, y se acercó a ver. Se sorprendió al ver a sus amigos y a sus compañeros bailando y cantando. Simón vio a Sonia en un rincón. Fue a por ella para que bailar pero ella no sabía, así que él le enseño. Estuvieron bailando todo el rato, y cuando terminaron, Simón la cogió de la cintura como un gran paso final. Ellos se miraron a los ojos, pero ella reaccionó y dijo: -

Será mejor que empiece a trabajar o me despedirán.- dijo Sonia un poco seria.

-

¡Oye!, ¿qué tal si esta noche vienes a mi casa? Voy a montar una fiesta allí.- dijo Simón algo contento.

III JUEGOS FLORALES

Sonia iba a llevar unos papeles cuando...de repente, se chocó con él. Sonia estaba a punto de caerse cuando Simón la cogió de la cintura y se echó encima de él. Entonces uno de ellos dijo:

3 2


-

-

Lo siento, pero esta noche tengo una cena de negocios con el Sr. Will.- dijo Soniacon una ceja levantada.- Además no me interesan las fiestas. ¿Ah, sí? porque tu baile dice todo lo contrario.- dijo Simón.

Sonia, al oír eso, se paró por un instante... pero después, se fue sin más. Simón siguió trabajando, al igual que los demás. Al anochecer, Sonia le esperó en su despacho con un vestido rojo pasión brillante, los labios pintados y el pelo suelto. Cuando llegó el Sr. Will dijo caballerosamente: -

¡Buenas noches, señorita Sonia!

-

¡Buenas noches, señor!.- dijo Sonia

-

¡Vámonos a cenar!.- dijo el Sr. Will.- Ofreciendo su brazo para llevarla a su casa.

Allí estuvieron en la cena charlando. Pasaron dos horas en apenas un instante. Justo entonces, le dijo el Sr. Will: -

Sonia...desde que nos conocimos, he estado observándote y me duele el corazón de verte sola.- dijo el Sr. Will acercándose a Sonia.- Necesitas un hombre caballeroso, que sea rico y romántico.

-

¿Qué...pretendes decir?- dijo Sonia confundida.

-

Sonia, ¿quieres ser mi esposa?.- dijo el Sr. Will acercándose más a los labios, con la intención de besarla.

Sonia pensó en salir corriendo, pero la secretaria la cogió por los brazos, la ató y le tapó la boca. Mientras, en la fiesta, Simón estaba algo triste, porque Sonia no había venido. Se estaba enamorando de ella... De repente, vino su amigo Max. Le avisó de que había visto a la secretaria y el Sr. Will atando a Sonia. Al oír eso, Simón se fue a la fábrica acompañado por los trabajadores. En la fábrica, el Sr. Will llamó a su esclavos. Ellos vinieron, pero destrozaron los pisos, los edificios, ect El Sr. Will se rio de lo malvado que era. Cuando de repente vio a lo lejos a sus trabajadores y a Simón. Les ordenó a sus esclavos que fuese a destruirlos, los demonios entraron en los robots y se fueron a destruirlos. Los trabajadores empezaron a pelear con los robots.

III JUEGOS FLORALES

Entonces Sonia tocaba con la mano los objetos que tenía cerca, buscando algo para golpearle. Pero en vez de eso, abrió una extraña palanca. Cuando vio lo que salió del frasco se asustó, ya que, en realidad, lo que salió era ¡¡DEMONIOS!!

3 3


Mientras, Simón aprovechó para entrar al edificio y Will llevó a Sonia a la azotea. Max destruyó de un solo golpe a los robots, al igual que Rosa. La pequeñita sabía karate y así destruyó a los robots fácilmente. A llegar a la azotea, tiró a Sonia al suelo, Will iba a acabar con ella, pero apareció Simón. Sonia se alegró mucho, ellos dos empezaron a pelear. Will le dio un puñetazo, pero él lo esquivó. La pelea no duró mucho porque Simón casi se cae, pero se estaba sujetando de las barandillas. Will iba a pisotearle, Sonia le dio un golpe en la cabeza con la silla y él se desmayó. Sonia sintió también que estaba enamorada de Simón, le ayudó a levantarse y los dos se besaron. Sus compañeros al verlos aplaudieron. Pasaron dos meses y ellos dos se casaron. Juntos llevaron la fábrica y la convirtieron en una tienda de música. Toda la gente de la ciudad volvió a ser feliz y el Sr. Will y su secretaria fueron encarcelados para siempre. Y vivieron felices por siempre jamás.

Mª ISABEL GÓMEZ LEGAZA EDUCACIÓN ESPECIAL

INFANCIA A los tres años nuestra vida cambió al entrar a este colegio con alegría e ilusión. Aprendimos sobretodo a colorear pero también a tener amigos que en este camino nos acompañarán. En esos años de preescolar todos aprendimos el valor de la amistad que en muchos años nos servirá. ¿Te acuerdas cuando la capa atrás

¿Te acuerdas cuando lo más difícil era sumar? Todo aquello era jugar y disfrutar pero, aunque seguimos juntos, nada será igual

MIRIAM BERTOS MUÑOZ 1º ESO

III JUEGOS FLORALES

era la capa de Supermán?

3 4


AMISTAD Cuando tengas un día gris yo te daré un pincel amarillo. Cuando sientas el corazón roto siempre tendré vendas para ti. Cuando necesites callar me sentaré contigo en silencio. Cuando tu cielo se nuble yo te daré rayos de sol. Cuando la montaña parezca empinada te empujaré hacia arriba. Cuando no puedas dejar de llorar te llevaré pañuelos extra. Cuando necesites ayuda siempre estaré allí.

III JUEGOS FLORALES

PAULA MORALES ZAFRA 1º E.S.O

3 5


SAINT MICHEL, EL SECRETO DE UNA VIDA. Hace mucho tiempo había un monasterio emplazado en la baja Normandía. Este era muy peculiar, ya que se había ubicado estratégicamente en un lugar donde solo se podía acceder con la marea baja: Hablamos del monasterio de ''Mont Saint Michel". Nos situamos en el año 1204, la abadía estaba dirigida por el Abad Joan de Lyon. Los días pasaban normalmente. Nuestro protagonista, el fraile Mathias, era el segundo de la abadía. Por la mañana él asignaba los puestos a cada uno de los monjes, junto al abad. Estos realizaban diversas funciones; desde copiar manuscritos, pasando por las cocinas y la limpieza, hasta la celebración de oficios religiosos. El día transcurría tal y como debería; llegaban carros con provisiones, se dedicaban al estudio en la biblioteca y realizaban las tareas anteriormente asignadas...también eran supervisados por los superiores (aunque estos tenían sus trabajos). Vivían en una época de guerra entre Francia e Inglaterra en la que se disputaban los territorios de Normandía, lugar donde se encuentra la abadía, y por ello muchos indigentes y mendigos acudían para que les ayudasen a afrontar su situación. También prestaban ayuda al ejército francés con los materiales necesarios para ellos: los alimentos, la madera para los útiles y máquinas de asedio, metales para sus armas, volúmenes con mapas y documentos sobre otras guerras anteriores de su rica biblioteca… Y estos les protegían ya que lo consideraban un santuario muy importante. Incluso tenían permiso para luchar si había guerra, siendo unos fieros soldados. El rey de Inglaterra, averiguando su posición, y observando mediante espías cómo prestaban ayuda a los franceses, envió a uno de sus nobles de confianza, William of Lancaster, a destruir el monasterio..., el mismo que posteriormente pasaría a ser el regente de su reino. Llamó a este lacayo y fiel servidor y le dijo:

Llegaba un soleado día de primavera, era la primera bajamar del día, estaban orando en la capilla, cuando, de repente un fraile los interrumpió anunciando:  Hay un grupo de ingleses cabalgando hacia aquí ¡ rápido protegeos ! Todos se alborotaron y se pusieron muy nerviosos y, aunque se había advertido de que esa situación no tardaría en llegar, cundió el pánico. Sobre la marcha, nuestro protagonista salió corriendo hacia sus aposentos para coger las pocas cosas que le pertenecían. Cuando iba hacia el escondite donde se encontraban los demás observó por la ventana como los ingleses llegaban y ya iban masacrando a los

III JUEGOS FLORALES

– Se me ha informado de que una serie de frailes están prestando ayuda a los franceses en un lugar remoto llamado Mont Saint Michel. Toma cincuenta hombres y encárgate de que no vuelvan a hacerlo. Si hace falta mátalos y destrúyelo todo. Esta guerra acabará con nuestra victoria. En vuestra contra estará la situación del lugar, solo podréis acceder con la bajada de la marea.

3 6


pocos compañeros que estaban situados en la entrada. En apenas unos segundos desmontaban y se aproximaban a la entrada, mientras, otros incendiaban los graneros, las despensas y mataban al ganado. Repentinamente se dio cuenta que estaba huyendo hacia la biblioteca. Estando allí pudo observar que no todos los que quedaban en el interior de la abadía habían llegado al escondite bajo las cocinas. En la biblioteca se encontró con tres monjes recientemente ordenados que no sabían hacia dónde huir. Él les enseñó una pequeña habitación donde apenas cabían, y se quedaron allí esperando durante un largo rato; al cabo de unas tres horas salieron. Fue en ese momento cuando descubrió que no podía quedarse impasible ante aquel sufrimiento, que debería de luchar y, aunque sus votos le obligaban a una fiel obediencia a su superior, sabía que, si perdía el tiempo en consultar al abad, sus compañeros morirían. De todos los sabios de la época es conocido que los monjes eran grandes guerreros, hábiles con las armas y, aunque Mathias no había empuñado nunca un arma, sabía como todos, dónde encontrarlas. Sin más pérdida de tiempo se dirigió a la catacumba de la abadía y concentró todas sus fuerzas en apilar el máximo de armas. Por el camino de vuelta las repartió entre sus compañeros de rezos y se enfrentaron con valor a aquel ataque sin sentido. Muchos fueron los caídos, pero los monjes no desistieron en su lucha. De repente, cuando salieron, se lo encontraron todo en llamas y veían como los ingleses cabalgaban de nuevo a su campamento.

La gran preocupación de Mathias, aunque era poco espiritual, le quitaba el sueño tras el incendio. Necesitaba volver allí y saber si aquellos malditos ingleses habían dado con el tesoro de la abadía. Sólo le rogaba a Dios que no hubiesen descubierto aquel secreto que ellos habían guardado con tanto celo. Una noche, cuando ya no pudo más, sólo y herido decidió volver. Esperó la bajada de la marea y se adentró en lo que había sido su hogar. La pena le invadió al reconocer los cadáveres junto a las maderas quemadas. Pudo acceder con dificultad hasta la capilla principal y con gran sigilo descubrió las escaleras de debajo del altar principal. Bajó con una antorcha en aquella oscuridad hasta que el aire era poco respirable y, tras atravesar varios pasadizos, pudo llegar hasta la puerta que flanqueaba aquel tesoro de años.

III JUEGOS FLORALES

Entre las llamas y asfixiados por el humo, llegaron al escondite donde los otros se encontraban e intentaron apagar el fuego pero, viendo que era demasiado tarde, trataron de rescatar todo lo que pudieron. Poco después buscaron alojamiento en una ciudad cercana y enviaron un mensaje al rey Felipe II a través de un monje benedictino, abad de un cercano convento, que los recibió gustoso en su corte de París. No se rendirían y volverían a instalarse en aquel, su hogar, si contaban con la ayuda de dicho monarca para la reconstrucción de la abadía.

3 7


Respiró tranquilo al contemplar que lo más preciado de aquellos monjes no había sido descubierto por el enemigo: Era un manuscrito del apóstol Santiago que todos creían en la ciudad española con nombre de dicho apóstol. Ellos custodiaban ese tesoro por orden del arcángel San Miguel, que daba nombre a su monasterio. Nuestro querido protagonista, seis años después de la pronta muerte del abad, fue nombrado primer abad del monasterio y el principal defensor del tesoro que sólo conocían los que compartían aquellos muros. El tiempo pasó, y aún hoy sigue Mont Saint Michel gobernando las costas de la baja Normandía. Lo que nunca podremos saber, si no visitamos aquel especial lugar, es si sobrevive al tiempo su gran tesoro.

III JUEGOS FLORALES

FERNANDO MAZA LÓPEZ 2º E.S.O.

3 8


SOY HUMANO La luz del alma, el calor en la mirada, la oscuridad en el corazón, somos seres complejos, casi nunca llevamos razón. Todo lo que pensamos es difícil de creer, y todo lo que decimos es difícil de entender. A veces odio, a veces dolor. Todo lo que pensamos tiene un resplandor. Cosas que decepcionan, cosas que enorgullecen, el rencor que guardamos siempre crece.

III JUEGOS FLORALES

SALIMA MERZOUKI ESCUDERO. 2º ESO

3 9


LA AMISTAD. La amistad, la verdadera amistad es algo que no viene y va. Una amiga, una verdadera amiga es alguien que siempre a tu lado está, con la que siempre puedes contar.

En los buenos momentos de tu vida Contigo ríe, canta, baila… Pero cuando todo se tuerce, Cuando las cosas van mal, te ofrece su hombro, por si tienes que llorar. Te escucha, te consuela, esta pronta ayudar.

No te pide nada a cambio de lo que está dispuesta a dar. Es alguien en quien puedes confiar. Alguien que aunque te duela

CLARA MORALES MARTÍN 3º ESO

III JUEGOS FLORALES

siempre te dice la verdad.

4 0


POR ESE AMIGO… Por ese amigo, que siempre está ahí, haciéndote feliz contigo.

Que cuando lo has llamado, en la puerta de tu casa ha estado, que desde que os conocisteis nunca te ha fallado.

Por ese amigo que mil cosas te ha enseñado, que ha reído contigo y que ha llorado.

Por ese amigo, que por estar contigo, todo lo ha dejado, y también en las malas te ha ayudado.

Por ese amigo, que con el tiempo

y por el que poco a poco te vas ilusionando.

Por ese amigo, por el que acabas llorando pero que al final, te acaba amando.

III JUEGOS FLORALES

te va enamorando,

4 1


Por ese amigo, que merece la pena, que está contigo aunque nadie te quiera.

Por ese amigo doy las gracias, y le pido que nunca se vaya, que me cuide hasta que no quede nada.

Por ese amigo todo lo pido, y que me siga haciendo sonreír toda la vida para ser feliz.

Si tienes ese amigo mantenlo contigo.

III JUEGOS FLORALES

SILVIA RUÍZ PÉREZ 3º ESO

4 2


VIAJE HACIA EL AMOR ¿Cómo sentirte cuando quieres algo pero a la vez no lo quieres? Así se sentía Anna; no estaba segura de lo que quería, al contrario ahora mismo estaba muy confundida. Quería irse, sí, irse muy lejos donde nadie la encontrara; quería dejarlo todo atrás y viajar a sus lugares favoritos donde siempre había querido ir y aprender cosas nuevas sobre ellos. Por otro lado un fuerte lazo la unía a su ciudad, a su familia y amigos, a los que quería muchísimo, aunque se peleara con ellos y les dijera cosas sin querer en pequeños momentos de enfado. Pero ella es así, tiene un carácter muy fuerte; también es verdad que es una gran persona a la que todos adoran y la que daría todo por sus seres queridos. Además estaba su ciudad donde había vivido malos momentos pero sobretodo buenos con sus abuelos, primos, tíos, padres, amigos; incluso gente fantástica que ha conocido por su ciudad pero lamentablemente ya no estaban, eran amigos de la infancia que no se encontraban ya allí o familiares ya fallecidos. Y por ello los echaba mucho de menos, sobretodo cuando recordaba sus momentos junto a ellos jugando o riendo. Pero estaba esa necesidad de conocer mundo. Ese deseo cada vez era más grande y fuerte, así fue como un día se decidió a hacer lo inesperado. Un día sin que nadie lo esperara, cogió sus cosas y se montó en su coche rumbo hacia quién sabe dónde. Ni ella misma, ni sus conocidos lo sabían. Solo les dejo una pequeña nota que decía así: No os preocupéis por mí, estaré bien. Algún día regresaré, mientras tanto no os olvidéis de mí, os quiero.

Cuando empezaron a hablar Anna se enamoró perdidamente de él ya que era listo, educado, con humor y todo un caballero. Él, al conocer a Anna, rápidamente se flechó por ella. Ella era una chica de unos 22 años con pelo rubio y largo y ojos verdes; era alta, no tan alta como él, evidentemente, y de bella figura, además era muy lista y avispada; para él, la mujer más hermosa que había visto. Pero él ya tenía novia, de hecho, iba a visitarla cuando su coche se estropeó y se paró en medio de la carretera. Quería a su novia, ya que llevaban cuatro años juntos pero no sentía lo mismo por su novia que por Anna. Con ella, desde el primer segundo, sintió una conexión especial, no lo podía explicar, todo era muy complejo, pero por primera vez

III JUEGOS FLORALES

Nada más pasar dos semanas ya había conocido a mucha gente en su inesperado viaje pero un día, en la carretera, Anna diviso a un hombre, que al parecer su coche no funcionaba bien, por lo que tuvo que parar. Se acercó para saber lo que pasaba y poder ayudar. Entonces vio a un hombre de unos 25 años, era guapo, alto, fuerte y delgado; tenía el pelo negro pero los ojos azules, se llamaba Lucas.

4 3


en su vida sintió que realmente se había enamorado. No sabía casi nada de la nueva chica, solo que lo iba a llevar junto a su novia. A Anna le mataba la idea de llevar a Lucas junto a su novia pero ya se había ofrecido, ¿Qué hacía? ¿Le decía que no volviera con su novia y se quedara con ella? No, no podía hacer eso; además, lo acababa de conocer, solo estaría con él unos días hasta llegar a su destino. Y después cada uno seguiría su camino. Él seguiría con su vida al lado de su novia y ella seguiría recorriendo mundo. Él era un chico formal con un trabajo y casa fija y ella, era una chica loca e impulsiva, era una caja de sorpresas, hoy estaba aquí y mañana allí. Eran muy diferentes para estar juntos. Mejor dejarlo pasar. Tardaron dos días en llegar adonde querían. En el viaje se fueron conociendo cada vez más y más, a pesar del poco tiempo, incluso, se contaron cosas que nadie, a parte de ellos mismos sabía, se unieron, se querían de verdad. Si él no hubiera tenido novia puede que lo hubieran intentado, pero ahí estaba su novia y no quería hacerle daño. Lucas presentó a las dos chicas, aunque a su novia, Erica, no le hizo mucha gracia que llegara con una desconocida. Luego hablaría con él. A continuación tomaron un café los tres y Lucas le ofreció una cama a Anna por las molestias. Anna no aceptó, se despidieron con mucho dolor y pena y se marchó. Y ya, solos, Erica y Lucas empezaron a discutir por Anna por lo que tuvieron una enorme pelea. Lucas se marchó a un hotel porque no podía seguir en la casa de su novia y de pronto recordó por qué se había marchado hace un mes de allí. Su novia cada vez era más insoportable y lo trataba fatal. Al ver que no podían seguir con esas peleas cortaron. Dos días después de aquello la única que seguía en la cabeza de Lucas día y noche era Anna. No aguantaba más sin ella, así que decidió llamarla y le dijo que se había dejado una cosa que le pertenecía allí y que tenía que volver a por ella. Anna no sabía lo que se había dejado allí, pero era una buena excusa para regresar y volver a verlo. Anna no se encontraba muy lejos de donde dejó a Lucas la última vez que lo vio, así que tardó lo menos que pudo, y allí estaba él con un cartel que decía.: Me dejaste aquí ¿Nos vamos?

III JUEGOS FLORALES

JUDITH RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ 4º E.S.O.

4 4


FUTURO Querido futuro: Hoy, he notado como, otra vez, te has acercado a saludar a mi vida. Enviando cambios de los que he vuelto a percibir tu presencia, cercana, pero aún por llegar, como siempre. Sé de sobra cómo te gusta jugar con eso. Te gusta asomarte en el presente de las personas, hacerte evidente a través de cambios, a veces pequeños y otras, importantes, con los que demuestras tu poder para cambiar todo lo conocido. Eres tan caprichoso que te gusta hacer tu entrada triunfal en la vida de todos por igual, sin distinguir aquellos que, poniendo todo su optimismo en ti, esperan tiempos mejores que los actuales; de aquellos que, sin ninguna ilusión por ti, esperan simplemente ver cómo haces suceder un cambio tras otro, sin dar importancia a nada; e incluso de aquellos otros para los que, el hecho de que seas diferente al presente que están viviendo, hace que te conviertas en la peor pesadilla imaginable. Pero tú, soberano, tratas a cada uno como deseas, haciendo caso omiso a lo que esperan o no de ti. A veces, tu cara más bondadosa, les regala tiempos prósperos, en los que superan la adversidad que tantas noches les había quitado el sueño, o en los que, simplemente, la suerte les sonríe y, con el esfuerzo y dedicación que deben poner de su parte, son capaces de una vida plena y feliz, e incluso, de cumplir sus sueños y más grandes esperanzas.

Pero, ya lo dicen los más sabios, no todo es blanco o negro, sino que entre ambos está el gris, del que muchas veces parece que nos olvidemos. Si bien tu tarea es dirigir el rumbo de las vidas, a veces desde tu sabiduría no consideras necesario esto y simplemente apareces para recordarles que van por buen camino, que siguen el trayecto correcto y, aunque a veces no lo vean así, con tus cambios les aseguras el mañana con que el sueñan hoy. Otras ocasiones, ante personas que con sus actos, deciden arriesgarse a no les seas del todo conveniente, te limitas a observar, a observar cómo van consiguiendo aquello que día a día van labrando para sí mismos.

III JUEGOS FLORALES

En otras ocasiones, tu cara opuesta toma las riendas, la parte más atroz, dando completo sentido a la expresión “cruel futuro”. Pues es obvio que tú oses el poder, al igual que de dar la felicidad, de arrebatarla de un solo golpe y, a veces, te gusta recordárselo al mundo. A aquel que se encuentra en su cómodo presente, colmado de todos los placeres que ha deseado, eres capaz de despojarle de esas tranquilidades, esa paz, y hacer que se vea en una nueva realidad, dura, exigente e, incluso, triste.

4 5


Pero el ser humano, codicioso, controlador, no es capaz de entender aún, que la elección de cómo continuará su camino, no es suya, y trata de condicionarte, con cosas tales como el karma, “el peso de mis acciones me será devuelto en el futuro”. Qué poco sabe de tu gran fuerza. Poderoso. Más aún que el pasado, el cual, si bien guarda aquellos hechos que, una vez, tu mismo hiciste suceder, e inconscientemente, marca los pasos del camino, con el recuerdo de aquellos dados con anterioridad; no es capaz de almacenar todo lo ocurrido y una vez que pasa, pasa, es imposible de ser cambiado. No tiene poder de por sí, pues es solo un conjunto de todo aquello que fue, y que ahora vive únicamente en los recuerdos. Solo eres derrotado al final de la vida, pues cuando el camino llega a su destino, la primera idea incomprensible es la de un futuro incierto al que esperar, y tras toda la vida buscando alcanzarte, desapareces rápidamente dejando solo a la vista el presente. Pero este, se encuentra siempre en movimiento, influido por el pasado y condicionado por ti, incapaz de existir por sí solo, por lo que, al desaparecer tú, no tarda en seguirte. A veces me pregunto, ¿qué te reservas para mí? Y cada vez que te dejas entrever en mi vida, dando pinceladas de cómo me afectará tu llegada, haces que te tema, y a la vez esté deseosa de conocerte al completo, de vivirte. De saber si, conmigo, serás benevolente o harás recaer sobre mis hombros el peso de mis errores. De saber si camino por una senda en que cada nuevo amanecer traiga un día más luminoso que el anterior, o por el contrario, avanzo por el camino el cual un día me arrepentiré de haber tomado. Si me queda un viaje duro por delante, o si seré ayudada y acompañada en él, si llegaré al destino, o mi viaje terminará a mitad del camino, o andaré en la dirección incorrecta alejándome cada vez más de este. No, no te estoy pidiendo respuestas a estas incógnitas, al contrario, te estoy agradeciendo, que hagas de la vida un lugar con una meta, con un misterio y con un deber, saber que guardas para cada uno de nosotros. Así que, gracias, querido futuro, por no dejarte ver nunca al completo.

III JUEGOS FLORALES

ALBA DOLORES GARCÍA RUIZ 4º E.S.O.

4 6


Juegos florales iii ed2014