Page 1

LatinVelis_ 3

1

TEMA 3 A) La morfosintaxis latina: el sistema verbal. Presente de indicativo activo del verbo los verbos sum, possum, amo, habeo, lego, statuo, capio y audio. B) Tradcción. C) Etimologías. D) La casa romana. A) GRAMÁTICA Categorías gramaticales del verbo latino Como vimos en temas anteriores, las palabras flexivas o variables son aquellas que cambian de forma o sufren modificaciones. Si hablamos de sustantivos, adjetivos, pronombres o participios estamos ante la declinación, que sirve para expresar funciones sintácticas dentro de la oración. Los verbos, por su parte, no se declinan, sino que se conjugan, expresando, mediante los cambios que en ellos se producen, categorías verbales como la persona, el número, el tiempo, el modo y la voz. Por ejemplo, la forma verbal amamos la analizaremos de la siguiente manera: primera persona del plural del presente de indicativo activo del verbo amar; en latín amamus la analizamos así: primera persona del plural del presente de indicativo activo del verbo amo, amar. El verbo indica tiempo, es decir, cuándo se realiza la acción (presente, pasado o futuro). También expresa modo, es decir, el punto de vista del sujeto respecto a la acción verbal, si la acción es real, o se expresa un deseo, una posibilidad, etc. En español, con el indicativo se expresa que el hablante considera la acción real y segura (canté); con el subjuntivo, se manifiesta duda o deseo (haya cantado); y con el imperativo, mandato o ruego (cantad). Finalmente, el verbo presenta la categoría de voz, mediante la cual se puede expesar, básicamente, que el sujeto realiza la acción verbal (voz activa) o que, por el contrario, sufre la acción verbal (voz pasiva). Las formas personales del verbo están constituidas por una raiz, uno o varios sufijos y una serie de terminaciones, que, entre otras, expresan la categoría de persona, de número y de voz. Además, entre raiz y terminaciones, existen sufijos que nos informan del tiempo, el modo y la voz. Por otra parte, hay formas verbales que no tienen la categoría de persona, son las llamandas formas no personales del verbo y entre ellas se cuentan el infinitivo, el gerundio y el participio. Oraciones atributivas y predicativas La clasificación de las oraciones en atributivas y predicativas atiende al tipo de verbo que actúa como núcleo del predicado, pues este núcleo determina la presencia o no del complemento denominado atributo. Las oraciones atributivas son aquellas en que el verbo no es el núcleo del predicado, pues los verbos utilizados (ser, estar y parecer) sirven de enlace o cópula y presentan siempre atributo. El atributo es en estas oraciones el núcleo del predicado y a este predicado se le denomina predicado nominal. En las oraciones predicativas el núcleo del predicado no es el atributo sino el verbo. Puesto que el verbo es el núcleo del predicado, el predicado se denomina predicado verbal. Las conjugaciones latinas En latín distinguiremos dos grupos de conjugaciones. En el primero incluiremos el verbo sum y sus compuestos, entre los que sobresale possum. El segundo grupo lo constituyen los verbos de las conjugaciones regurales, que divideremos en primera conjugación (de tema en a, como amo, ama-s, etc.), segunda conjugación ( como habe-o, habes), tercera conjugación (con tema en consonante, como leg-o, leg-i-s, etc.; tema en -u, como statu-o, statu-i-s, etc.; o tema mixto, como capi-o, capi-s, inf. cap-ere, etc.) y cuarta conjugación (de tema en -i, como audi-o, audi-s, etc.). En total son ocho verbos que tendremos que aprender sistemáticamente. Para empezar, puesto que nos dedicaremos en primer lugar a la voz activa, aprenderemos cuáles son sus desinencias de número y persona.

1S. 2S. 3S. 1P. 2P. 3P.

VOZ ACTIVA -o /-m -s -t -mus -tis -nt

Los tiempos verbales latinos quedan agrupados en dos temas: el tema de presente, que engloba al presente, al pretérito imperfecto y al futuro imperfecto, y el tema de perfecto, que engloba al pretérito perfecto, el pretérito pluscuamperfecto y el futuro perfecto.


LatinVelis_ 3

2

Como podrás comprobar, los verbos latinos se nombran mediante su enunciado. El enunciado es normalmente como sigue: primero se enuncia la primera y la segunda persona del singular del presente (amo, ama-s), después el infinitivo de presente (ama-re), luego el pretérito perfecto (amav-i) y por último El supino, un tiempo de poca relevancia por sí sólo pero que dio como resultado la formación de participios (amat-um). Con el enunciado podemos descubrir los correspondientes temas sobre los que se van formando los distintos tiempos verbales (en el caso de este verbo, amapara el tema de presente, amav- para el tema de perfecto y amat- para el tema de supino). Y ahora, estudiaremos el presente de indicativo activo de los ocho verbos representativos de las conjugaciones latinas: VERBO SUM (sum, es, esse, fui) = ser, estar, haber VERBO POSSUM, POTES, POSSE, POTUI = poder PRIMERA CONJUGACION (amo, amas, amare, amavi, amatum = amar) SEGUNDA CONJUGACION (habeo, habes, habere, habui, habitum = tener) TERCERA CONJUGACION, CONSONANTE (lego, legis, legere, legi, lectum = leer) TERCERA CONJUGACION, TEMA EN -U (statuo, statuis, statuere, statui, statutum = establecer) TERCERA CONJUGACION, MIXTA (capio, capis, capere, cepi, captum = coger) CUARTA CONJUGACION (audio, audis, audire, audivi, auditum= oir) TEMA DE PRESENTE. VOZ ACTIVA PRESENTE INDICATIVO

1s. 2s. 3s. 1p. 2p. 3p.

sum

possum

amo

habeo

lego

1. Yo soy

2. Yo puedo

3. Yo amo

4.Yo tengo

5. Yo leo

sum es est sumus estis sunt

pos-sum pot-es pot-est pos-sumus pot-estis pos-sunt

am-o ama-s ama-t ama-mus ama-tis ama-nt

habe-o habe-s habe-t habe-mus habe-tis habe-nt

leg-o leg-i-s leg-i-t leg-i-mus leg-i-tis leg-u-nt

statuo 6.Yo establezco statu-o statu-i-s statu-i-t statu-i-mus statu-i-tis statu-u-nt

capio

audio

7. Yo cojo

8. Yo oigo

capi-o capi-s capi-t capi-mus capi-tis capi-u-nt

audi-o audi-s audi-t audi-mus audi-tis audi-u-nt

Como habrás observado en la tabla anterior, los verbos latinos no se encuncian como los verbos del castellano, es decir, diciendo su forma en infinitivo. El enunciado, en latín, es más complejo que en español. Veamos un ejemplo: PRIMERA CONJUGACION (amo, amas, amare, amavi, amatum = amar) Las formas verbales que aquí se mencionan corresponden, respectivamente a: 1ª persona del singular del presente de indicativo, 2ª persona del singular del presente de indicativo, infinitivo de presente activo, 1ª persona del singular del pretérito perfecto de indicativo activo y supino. El por qué de tantos elementos es muy fácil. Los tres primeros se refieren al tema de presente, el cuarto elemento sirve para formar el tema de perfecto y del quinto y último, el supino, obtendremos el participio de perfecto pasivo con el que compondremos los tiempos del tema de perfecto en pasiva. En latín distinguiremos básicamente cuatro conjugaciones (si bien la tercera conjugación la subdividiremos en tres tipos):   



La primera conjugación es la de aquellos verbos cuyo tema termina en -a, como amo, amas, amare, amavi, amatum = amar. La segunda conjugación es la de aquellos verbos cuyo tema termina en -e, como habeo, habes, habere, habui, habitum = tener. La tercera conjugación tiene varios tipos: • De tema terminado en consonante, como lego, legis, legere, legi, lectum = leer. • De tema terminado en -u, como statuo, statuis, statuere, statui, statutum = establecer. • Mixta, con tema terminado en i breve (-ĭ), como capio, capis, capere, cepi, captum = coger. Se denomina mixta por tener características de la tercera y características de la cuarta. La cuarta conjugación es la de aquellos verbos cuyo tema termina en - ī, como audio, audis, audire, audivi, auditum= oir.

Para saber a qué conjugación pertenece un verbo hay que observar, sobre todo, el infinitivo. Así, los verbos en -are serán de la primera conjugación, pues su tema termina en -a y los verbos que terminan en -ire serán de la cuarta conjugación. Las restantes conjugaciones tienen un infinitivo que coincide o con el de la primera conjugación o con el de la cuarta. Es entonces cuando nos fijaremos en la primera persona del singular activo y le quitaremos la desinencia -o. Si resulta que el tema termina en -e, es porque esa e es de cantidad larga y por eso se ha mantenido. Por tanto estaremos ante un verbo de la segunda conjugación. Ej.: habe-o. Si al quitar el tema nos resulta un final en consonante o en u, entonces estamos ante la tercera conjugación. Ejs.: leg-o, statu-o. Finalmente, si lo que nos queda al final es una i breve (-ĭ) estaremos ante un verbo de la conjugación mixta. Ej: capĭ-o. Puesto que normalmente no anotamos la cantidad de


LatinVelis_ 3

3

las sílabas podría haber algún problema en distinguir un verbo de la tercera mixta de un verbo de la cuarta. Pero, si lo pensamos bien, el problema no es tal, pues los verbos de la tercera mixta en el infinitivo cambian la i breve (ĭ) por una e (ej.: cap-e-re), en tanto que los verbos de la cuarta conjugación mantienen su i larga (ī), como en audī-re).

B) TRADUCCIÓN Retomemos las frases que tradujimos en la unidad anterior y hagamos algunas prácticas con sus verbos, analizándolos en todas sus categorías gramaticales y diciendo luego su significado: 1. Germania1 et Gallia1 neque insulae1 neque peninsulae sunt 1. VERBO: sum es esse fui= ser estar, existir, haber ANÁLISIS DEL VERBO Y CONJUGACIÓN: TRAD.: 2. Incolae1 victoriam1 et divitias1 obtinent4. VERBO: obtineo obtines obtinere obtenui obtentum= obtener ANÁLISIS DEL VERBO Y CONJUGACIÓN: TRAD.: 3. Insularum1 incolae1 nautas1 necant3. VERBO: neco necas necare necavi necatum = matar ANÁLISIS DEL VERBO Y CONJUGACIÓN: TRAD.: 4. Agricolae1 insularum1 veniunt8. VERBO: venio venis venire veni ventum= venir, llegar. ANÁLISIS DEL VERBO Y CONJUGACIÓN: TRAD.: 5. Alba7(1) stella1 strenuis(valientes) nautis1 veram7(1) viam1 monstrat3. VERBO: monstro monstras monstrare monstravi monstratum= mostrar. ANÁLISIS DEL VERBO Y CONJUGACIÓN: alba7(1) : blanca stella1: estrella nautis1: marineros

veram7(1) : verdadera (+ viam: verdadero) viam1: camino monstrat3 ( monstro: mostrar)=

TRAD.: Ahora debes traducir del latín al castellano, utilizando las palabras ya aprendidas en los temas 2 y 3, las siguientes frases: 1. No hay islas ni penínsulas ni en Germania ni en Galia. TRAD.: 2. Los habitantes de la isla son agricultores. TRAD.: 3. La señora da con alegría rosas a las niñas. TRAD.: 4. Los poetas ven en la amistad el verdadero camino de las estrellas. TRAD.: 5. Los habitantes de Germania consiguen las riquezas de los agricultores de Galia. TRAD.:


LatinVelis_ 3

4

C) ETIMOLOGÍAS 1. Escribe el significado de la palabras castellanas derivadas del latín y deduce luego el significado de las palabras latinas originarias. Observa que la mayoría de las palabras derivadas son cultismos, es decir que no han tenido apenas variación en su paso del latín al castellano. alea, ae alea-torio aqua, ae acue-ducto agua-manil aquila, ae aquil-ino arca, ae arca-no calva, ae calva-rio costa, ae costal epistola, ae epistol-ario feria, ae feria-do herba, ae herbí-voro littera, ae litera-tura macula, ae in-maculado rota, ae red-ondo rod-illa ro-llo 2. Escribe el significado de la palabra latina y relaciona la columna de la izquierda con la de la derecha, indicando en cada caso la pareja correcta de letra y número. anima, ae (a) anim-adversión (b) ecu-animidad (c) ex-ánime (d) magn-animidad (e) pusil-ánime (f) un-animidad

(1) (2) (3) (4) (5) (6)

sin alma, sin vida igualdad de ánimo, serenidad cobarde, de ánimo débil enemistad, ojeriza conformidad, consentimiento general grandeza y elevación de ánimo

(1) (2) (3) (4)

descuido, negligencia tribunal, corte empleo retribuído que ocasiona poco o ningún trabajo que cuida de los pies

(1) (2) (3) (4) (5)

manera de resolver algo de un modo predeterminado desproporcionado, de forma irregular de muchas formas en forma de hilo proporcionado, de acuerdo

cura, ae (a) cur-ia (b) in-curia (c) pedi-curo (d) sine-cura forma, ae (a) fili-forme (b) multi-forme (c) con-forme (d) de-forme (e) form-ula


LatinVelis_ 3

5

D) LA CASA ROMANA (http://www.telefonica.net/web2/angelinaac/0546109eaf148a523/index.html) A partir del siglo II a. de C. los romanos pudientes, influidos por la cultura griega, enriquecieron y ampliaron su vivienda, dotándola de características griegas: es lo que denominamos la domus, o casa señorial romana. Al entrar en la vivienda, había un pequeño vestibulum o recibidor; luego estaba el atrium, espacio al aire libre, que era el patio central de la domus. A través de una bertura superior de atrium entraba el agua de lluvia (compluvium), que caía en un pequeño estanque central (impluvium), comunicado con una cisterna subterránea. En un rincón del atrio estaba el larario, hornacina destinada al culto doméstico. Alrededor de este patio había algunas pequeñas habitaciones y, alineada con el eje de la entrada, una amplia sala (tablinum) que el dueño utilizaba como sala de audiencias y reuniones con personas no pertenecientes a la familia. Esta habitación comunicaba con el peristilo, un segundo patio interior muy amplio. El peristilo estaba porticado y adornado con toda clase de plantas, flores, estatuas y surtidores. A su alrededor se estructuraban las habitaciones mejor iluminadas y más bellas de la casa (dormitorios, salones), de las que la más importante era el triclinium, sala en la que los romanos cenaban, tendidos en unos divanes ligeramente inclinados y apoyándose en almohadones. Algunas casas tenían locales que daban a la calle, las tabernae, tiendas donde se vendían los productos cosechados en las tierras del dueño de la casa, o que eran alquiladas a terceras personas.

La casa era incómoda: el mobiliario era escaso, las ventanas pocas y sin cristales, por lo que el interior era muy frío y oscuro. Generalmente no había letrinas, ni baños, ni agua corriente, salvo en algunas mansiones. En cambio, la decoración era lujosa y servía para tapar la mala calidad de los materiales: las paredes se pintaban con frescos magníficos y los suelos se cubrían de mosaicos. Sin embargo, la mayoría de los habitantes de Roma no vivía en domus sino en apartamentos de alquiler (cenacula), dentro de manzanas de casas (insulae). Su aspecto exterior era magnífico, con ventanas y balcones, pero eran de mala calidad e incómodos. Su distribución interior era similar a la de los pisos actuales, pero sin cocina ni baño. Estas colmenas humanas, fabricadas con materiales baratos y madera, estaban en constante amenaza de hundimiento o incendio. Había también casas fuera de la ciudad. Eran las villae. Entre éstas se distinguen las que están en el extarradio de la ciudad, generalmente amplias y suntuosas (villae suburbanae); y las de campo (villae rusticae), dedicadas a la agricultura y la ganadería, que formaban auténticas aldeas.


LatinVelis_ 3

6

En la ciudad de Mérida se conservan restos de algunas casas romanas. Fuera del recinto del teatro y del anfiteatro se encuentran los restos de unas posibles mansiones romanas, la del Anfiteatro y la de la Torre del Agua, datadas en los siglos III y IV; se conservan entre las dependencias algunos lienzos pictóricos de gran calidad, así como un pavimento con una excelente representación de la diosa Venus con Eros, y otra representación que presenta una escena de vendimia. De importancia son también las dependencias termales, pozos, hornos, cocinas, peristilos, conducciones de agua, zonas ajardinadas, restos de la muralla y un tramo de acueducto. La conocida como casa del Mitreo son los restos de una domus, en la misma ubicación del posible santuario dedicado al dios oriental Mitra. Dispuesta en torno a tres patios, se conservan habitaciones familiares, dependencias comerciales, jardines y termas. En estas dependencias encontramos murales y mosaicos, de los que destaca el llamado ‘Mosaico Cosmológico’, uno de los más interesantes y atractivos de la península, que representa una descripción del mundo con los fenómenos de la naturaleza personificados.

La villa romana de Río Verde, de Marbella La Villa Romana de Río Verde es una de las joyas del patrimonio histórico de Marbella. Declarada en 1987 Bien de Interés Cultural, data del siglo I, aunque alcanzó su mayor esplendor en el siglo II. El singular conjunto de mosaicos de gran calidad técnica es su principal atractivo. La zona arqueológica delimitada abarca una extensión de 8.083 metros cuadrados y constituye uno de los escasos ejemplos de villas señoriales tardorromanas conservadas en el litoral andaluz. Hasta ahora, las excavaciones efectuadas en la zona se han limitado a la parte central del área residencial que, a tenor de los restos documentados, se completaría con una factoría de producción de salsas de pescado y elaboración de tinte de púrpura, muy cotizados en la época. Las estancias residenciales descubiertas sobresalen por sus mosaicos, datados a finales del siglo II y principios del siglo III. Entre estas piezas, destaca una de temática culinaria, bicolor y decorada con representaciones de utensilios y comida sucedidas a modo de friso (http://artigoo.com/villa-romana-marbella).

Detalle de los mosaicos de la villa de Rio Verde (http://kuanum.blogspot.com.es/2012/05/soleas-deponere-o-simplemente-salir-del.html)


LatinVelis_ 3

notas personales:

7

Latín Velis 3  

Tema 3 de nuestro método de Latín

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you