Page 1

Gramática latina

1

TEMA 4 a) La 2ª declinación. Los adjetivos tipo 2-1-2. b) Etimologías. c) Los nombres de persona en latín. c) Traducción. d) Historia de Roma: Desde los orígenes hasta Julio César. A) GRAMÁTICA LA SEGUNDA DECLINACIÓN 2ª DECLINACIÓN. MASCULINOS 2. señor SINGULAR

3. hijo PLURAL

SINGULAR

PLURAL

N. domin-us

domin-i

fili-us

fili-i

V. domin-e

domin-i

fili

fili-i

Ac. domin-um

domin-os

fili-um

fili-os

G. domin-i

domin-orum

fili-i

fili-orum

D. domin-o

domin-is

fili-o

fili-is

Ab. domin-o

domin-is

fili-o

fili-is

2ª DECLINACIÓN. MASCULINOS 4. campo SINGULAR

NEUTROS 5. hombre, varón , esposo

6. ciudad fortificada

PLURAL

SINGULAR

PLURAL

SINGULAR

PLURAL

N. ag-er

agr-i

vir

vir-i

oppid-um

oppid-a

V. ag-er

agr-i

vir

vir-i

oppid-um

oppid-a

Ac. agr-um

agr-os

vir-um

vir-os

oppid-um

oppid-a

G. agr-i

agr-orum

vir-i

vir-orum

oppid-i

oppid-orum

D. agr-o

agr-is

vir-o

vir-is

oppid-o

oppid-is

Ab. agr-o

agr-is

vir-o

vir-is

oppid-o

oppid-is

En la segunda declinación hay sustantivos masculinos, femeninos, y neutros. La gran mayoría son de género masculino o neutro. Unos pocos sustantivos en -us son de género femenino, sobre todo nombres de árboles: pinus, -i (pino), malus, -i (manzano). Todos los sustantivos neutros, pertenezcan a la declinación que pertenezcan, tienen siempre los tres primeros casos iguales, siendo invariablemente la terminación para estos tres casos en el plural -a. En latín el vocativo es siempre igual al nominativo, excepto los nominativos en -us de la segunda declinación, que hacen un vocativo en -e. Los sustantivos terminados en -ius hacen un vocativo en -i. Algunos sustantivos sólo se declinan en plural: arma, -orum (armas), castra, -orum (campamento). Utilizaremos la numeración desde el 2 al 6 para estos sustantivos, siendo el 6 la numeración para el género neutro. Los adjetivos del tipo 2ª-1ª-2ª Los adjetivos 2ª-1ª-2ª los llamaremos también son los más usados adjetivos de tres terminaciones, caracterizados porque utilizan la segunda declinación para la formación de los géneros masculino y neutro y emplean la primera declinación para el femenino. Tendremos dos tipos (según se utilice el tipo 2 o 4 de los sustantivos para formar el masculino). Los tipos resultantes serán numerados con 7 y 8. 7. ADJETIVOS DE TRES TERMINACIONES DECLINADOS POR LA 1ª Y LA 2ª grande SINGULAR

PLURAL

MASCULINO

FEMENINO

NEUTRO

MASCULINO

FEMENINO

NEUTRO

N.

magn-us

magn-a

magn-um

magn-i

magn-ae

magn-a

V.

magn-e

magn-a

magn-um

magn-i

magn-ae

magn-a

Ac.

magn-um

magn-am

magn-um

magn-os

magn-as

magn-a

G.

magn-i

magn-ae

magn-i

magn-orum

magn-arum

magn-orum

D.

magn-o

magn-ae

magn-o

magn-is

magn-is

magn-is

Ab.

magn-o

magn-a

magn-o

magn-is

magn-is

magn-is


Gramática latina

2

8. ADJETIVOS DE TRES TERMINACIONES DECLINADOS POR LA 1ª Y LA 2ª SINGULAR

PLURAL

MASCULINO

FEMENINO

NEUTRO

MASCULINO

FEMENINO

NEUTRO

N.

pulch-er

pulchr-a

pulchr-um

pulchr-i

pulchr-ae

pulchr-a

V.

pulch-er

pulchr-a

pulchr-um

pulchr-i

pulchr-ae

pulchr-a

Ac.

pulchr-um

pulchr-am

pulchr-um

pulchr-os

pulchr-as

pulchr-a

G.

pulchr-i

pulchr-ae

pulchr-i

pulchr-orum

pulchr-arum

pulchr-orum

D.

pulchr-o

pulchr-ae

pulchr-o

pulchr-is

pulchr-is

pulchr-is

Ab.

pulchr-o

pulchr-a

pulchr-o

pulchr-is

pulchr-is

pulchr-is

LOS NOMBRES DE PERSONA EN LATÍN a) Para hombres El nombre de un romano constaba de tres elementos: praenomen, nomen y cognomen. Praenomen: Era el que se le daba al niño el día en que se le purificaba al poco de nacer. Era su nombre personal y lo había llevado uno de sus antepasados. Los praenomina eran pocos, y cuando iban seguidos del nomen se escribía abreviado: A.: Aulus Ap.: Apius C.: Caius (Gaius) Cn.: Cnaeus (Gnaeus) D.: Decimus K.: Kaeso L.: Lucius Mam.: Mamercus M'.: Manius

M.: Marcus N.: Numerius P.: Publius Q.: Quintus Ser.: Servius Sex.: Sextus Sp.: Spurius T.: Titus Ti.: Tiberius

Nomen: Llegará a ser pronto el nombre propio de cada familia, patricia o plebeya. Se trataba de adjetivos terminados en -ius formados sobre nombres de antepasados de época legendaria: Aemilius, Claudius, Cornelius, Iulius, Sempronius, Terentius, Tullius, etc. Cognomen: En su origen se utilizó de forma individual como sobrenombre: Collatinus, Barbatus, Pulcher, Lepidus, etc., pero posteriormente se utilizó para distinguir las diversas ramas de una misma familia. Agnomen: Podemos encontrar un cuarto nombre, bien por hechos distinguidos (P. Cornelius Scipio Africanus), bien por ser adoptado (Octavianus). b) Para mujeres Las mujeres recibían un solo nombre, el de la gens (familia) en femenino: Cornelia, Tullia, etc., al que, de haber más de una mujer en la familia, se añadía algún adjetivo como Maior, Minor, Prima, Secunda, etc.

B) ETIMOLOGÍAS ACTIVIDADES (presencial) 1. Escribe el significado de la palabras latinas, sustituye lo que falta de la palabra derivada y redacta una breve definición de la misma. alveus, -i capillus, -i alvé-olo capil-ar circus, -i círc-ulo semi-círculo cierzo


Gramática latina

3

deus, -i dei-dad digitus, -i ded-al dolus, -i dol-oso equus, -i ecu-estre equi-tación fumus, -i fum-ar fuma-rola locus, -i loco-moción dis-locar ludus, -i pre-ludio e-ludir rivus, -i riv-al de-rivar succus, -i sucu-lento virus, -i viru-lento aevum, -i long-evi-dad argentum, -i argént-eo baculum, -i bacilo im-bécil collum, -i torti-colis concilium, i concilio concejo corium, -i cor-aza cor-teza damnum, -i in-demne fanum, -i fan-ático pro-fanar filum, -i fil-amento reta-hila folium, -i foll-aje folio-lo 2. Relaciona la columna de la derecha con la de la izquierda, colocando dentro de cada paréntesis la letra de la definición que conteste correctamente. Luego, deduce el significado de la palabra latina. annus, -i (a) an-ales (b) hog-año (c) per-enne (d) sol-emne (e) anuario

(1) (2) (3) (4) (5)

continuo, incesante que se celebra con extraordinaria pompa libro que se publica cada año en este año crónica por años

humus, -i (a) humi-lde (b) humi-llar (c) ex-humar (d) in-humar

(1) (2) (3) (4)

sacar de tierra, desenterrar enterrar que se baja hasta el suelo, de baja condición abatir, cauar un agravio


Gramática latina

signum, -i (a) signi-ficar (b) señ-ero (c) in-signe (d) en-seña

4

(1) (2) (3) (4)

eminente, destacado estandarte señalado, famoso, excelente dar a conocer

C) TEXTOS LATINOS: LECTURA, TRADUCCIÓN, MORFOLOGÍA, ETIMOLOGÍAS Y RETROVERSIÓN VILLA ET HORTUS (I) 1

5

10

15

20

Ecce villa1 et hortus2 Iulii2. Iulius2 in magna7 villa1 habitat3. Pater30 et mater30 et tres43 liberi4 in villa1 habitant3. Iulius2 et Aemilia1 tres43 liberos4 habent4: duos7* filios2 et unam7* filiam1. In villa1 multi7 servi2 habitant3. Dominus2 eorum20 est1 Iulius2: is20 multos7 servos2 habet4. Ancillae1 quoque multae7 in villa1 habitant3. Domina1 earum20 est1 Aemilia1: ea20 multas7 ancillas1 habet4. Iulius2 in villa1 sua16 habitat3 cum magna7 familia1. Pater30 et mater30 habitant3 cum Marco2 et Quinto2 et Iulia1. Iulius2 et Aemilia1 in villa1 habitant3 cum liberis2 et servis2 et ancillis1. Villa1 Iulii2 in magno7 horto2 est1. In Italia1 sunt1 multae7 villae1 cum magnis7 hortis2. In hortis2 sunt1 rosae1 et lilia6. Iulius2 multas7 rosas1 et multa7 lilia6 in horto2 suo16 habet4. Hortus2 Iulii2 pulcher8 est1 quia in eo20 sunt1 multae7 et pulchrae8 rosae1 lilia6que. Aemilia1 non est1 femina1 pulchra8, neque pulcher8 est1 nasus2 eius20, sed foedus7 est1. Syra1 femina1 pulchra8 est1. Syra1, bona7 ancilla1 est1. Iulius2 est1 vir5 Aemiliae1, feminae1 pulchrae8. Ilulius2 Aemiliam1 amat3, quia ea20 pulchra8 et bona7 femina1 est1. Aemilia1 Iulium2 virum5 suum16 amat3 et cum eo20 habitat3. Pater30 et mater30 liberos4 suos16 amant3. Iulius1 non solus7, sed cum Aemilia1 et cum magna7 familia1 in villa1 habitat3. In villa1 sunt1 duo7* ostia6: ostium6 magnum7 et ostium6 parvum7. Villa1 duo7* ostia6 et multas1 fenestras1 habet4. In villa1 Iulii2 magnum7 atrium6 est1 cum impluvio6. Quid24 est1 in impluvio6? In eo20 est1 aqua1. In atrio6 nullae7* fenestrae1 sunt1. Etiam peristylum6 magnum7 et pulchrum8 in villa1 est1. Peristylum6 est1 vocablum6 Graecum7. In villis1 Graecis7 et Romanis7 magna7 et pulchra8 peristyla6 sunt1. Est1ne impluvium6 in peristylo6?

DECLINACIÓN Aemilia1 Aemiliam1 Aemiliae1: Emilia ancillae1 ancillas1 ancillis1: esclavas aqua1: agua atrium6 atrio6: patio, atrio bona7: buenos domina1: señora dominus2: señor duo7*duos7*: dos familia1: familia femina1 feminae1 : mujer fenestrae1 fenestras1: ventana, ventanas filiam1: hija filios3: hijos foedus7: feo (con "nariz"= fea) Graecum7 Graecis7: griego, griegas hortus2 horto2 hortis2: jardín, jardines impluvium6 impluvio6: impluvio (lugar donde se recogía el agua de lluvia) is20 ea20 id20 eius20 eo20 ea20 eorum20 earum20: éste, ésta, esto Italia1: Italia Iulia1: Julia Iulius2 Iulium2 Iulii2: Julio liberi4 liberos4 liberis2: hijos lilia6: lirios magna7 magnum7 magno7 magna7 magnis7: gran, grande, grandes Marco2: Marco mater30: madre multi7 multae7 multos7 multas7 multa7: muchos, muchas, muchos nasus2: nariz nullae7*: ninguna ostium6 ostia6: puerta, puertas parvus7 parvum7: pequeño

pulcher8 pulchra8 pulchrum8 pulchrae8: hermoso, hermosa, hermosas quid24: qué Quinto2: Quinto Romanis7: romanos rosae1 rosas1: rosas servi2 servos2 servis2: esclavos solus7: solo suum16 suo16 sua16 suos16: suyo, suya, suyos Syra1: Sira tres43: tres unam7*: una villa1 villae1 villis1: villa, villas vir5 virum5: varón, esposo vocabulum6: palabra, vocablo CONJUGACIÓN amat3 amant3 (amo= amar): est1 sunt1 (sum= ser, estar, existir, haber): habet4 habent4 (habeo= tener): habitat3 habitant3 (habito= habitar): PALABRAS INVARIABLES cum (prep. ab.): con ecce (adv.): he aquí et (conj. cop.): y etiam (adv.) también in (prep. ab.): en neque (conj. cop.): ni non (adv.): no -ne (part. interr.): ¿acaso...? quia (conj. caus.). porque quoque (adv.): también sed (conj. adv.): pero, sino


Gramática latina

5

Decoración de las paredes de una casa romana

ACTIVIDADES (presenciales) 1. Traducir el texto anterior. 2. Escribe en latín las siguientes frases: En la villa hay hermosas rosas. TRAD.: La villa tiene un atrio y puertas pequeñas. TRAD.: El señor y la señora aman a sus hijos e hijas. TRAD.: 3. Practica con la declinación de las palabras en negrita indicando su análisis morfológico según la tabla que figura más abajo y aprende su significado. 4. Indica palabras derivadas en español de las que aparecen subrayadas en el texto. GUÍA PARA EL ANÁLISIS MORFOLÓGICO MORFOLOGÍA NOMINAL (Se declinan) Debe indicarse: caso, número, género y enunciado. Los sustantivos se enuncian con nominativo y genitivo del singular; los adjetivos y los pronombres adjetivos se enuncian con el nominativo singular. Sustantivos Adjetivos Pronombres(sust.) (adj.) Adjetivos (pr.-adj.)

PALABRAS FLEXIVAS MORFOLOGÍA VERBAL (Se conjugan) Debe indicarse: persona, número, tiempo, modo, voz y enunciado. Los verbos se enuncian indicando presente de indicativo, infinitivo de presente, pretérito perfecto de indicativo y supino.

Verbos en forma personal (v.f.p.) (se conjugan) (pueden ser: presente, pretérito imperfecto, futuro imperfecto, pretérito perfecto, pretérito pluscuamperfecto y futuro perfecto)

Verbo en forma no personal (v.f.n.p.) (aunque son formas verbales, se declinan) (pueden ser: infinitivo, participio, gerundio y gerundivo)

GUÍA PARA EL ANÁLISIS SINTÁCTICO SINTAXIS DE LOS CASOS Nominativo: sujeto; predicado nominal o atributo); Vocativo: interpelación o llamada; Acusativo: complemento directo; complemento circunstancial (acusativo de dirección; acusativo de extensión o de duración); acusativo de relación; Genitivo: complemento del nombre; complemento de verbos que rigen genitivo; Dativo: complemento indirecto o dativo posesivo; Ablativo: complemento circunstancial de separación; complemento circunstancial instrumental (de modo o causa); complemento circunstancial de lugar o de tiempo (sin embargo, quedan en latín restos del caso locativo); ablativo agente (en oraciones pasivas). SINTAXIS DE LA ORACIÓN COMPUESTA Oraciones coordinadas (copulativas, disyuntivas, adversativas, explicativas e ilativas); Oraciones subordinadas adjetivas; Oraciones subordinadas sustantivas; Oraciones subordinadas adverbiales o circunstanciales (finales, consecutivas, causales, temporales, comparativas y condicionales y concesivas)


Gramática latina

6

D) HISTORIA DE ROMA (I): DESDE LOS ORÍGENES HASTA JULIO CÉSAR 1. La fundación de Roma, según la leyenda La fundación de Roma es referida por varias leyendas, las cuales fueron unificadas principalmente por la

Eneida de Virgilio, reuniendo en una historia coherente distintas versiones de algunos ritos de iniciacion de aquel tiempo. Se supone, con cierta probabilidad, que entre los siglos X y VII a.C., Italia central estaba poblada por los dos grupos principales en que se dividían los italianos: los osco-umbros y los latinos. Entre ellos, los latinos desarrollaron una sociedad organizada que fue la principal fuente de la población romana. Los latinos originalmente se quedaron en los montes Albanos, en la moderna Castelli, a unos 30 u 80 km al sudeste del monte Capitolino. Luego bajaron hacia los valles, que ofrecían mejores tierras para la agricultura y la ganadería. Las zonas inmediatas al río Tíber eran muy favorables y además ofrecían recursos estratégicos notables: el río formaba una frontera natural por un lado mientras los montes daban un resguardo defensivo del otro. Esta posición también daba a los latinos control sobre el río, y su posible tráfico comercial y militar, desde el natural punto de observación en la isla Tiberina, la isla situada frente al actual Trastevere, en la ciudad de Roma. También se podía controlar el tráfico terrestre ya que Roma se situaba en la intersección de los principales caminos al mar desde Sabinia, al sureste, y Etruria, al noroeste. Se supone que el desarrollo del asentamiento comenzó con diferentes poblaciones separadas, situadas en los montes, las cuales se unieron para formar Roma. El primer monte en ser habitado parece haber sido el Palatino, que está en el centro de la Roma antigua. Posteriormente se fueron incorporando los habitantes de los montes vecinos. La legendaria historia de Roma comienza cuando, tras la caída de Troya, Eneas, el caudillo troyano, hijo de Anquises y de la diosa Venus (Afrodita), intenta resistir desesperadamente con un puñado de guerreros. Bajo las órdenes de Eneas, los derrotados troyanos sobrevivientes cruzaron el mar Mediterráneo para alcanzar las costas del Lacio. Se supone que arribaron a Laurentum (o Laurento), aunque otras versiones dicen que arribaron a Lavinium, un lugar nombrado por Lavinia, la hija del rey Latino.

Fresco de Pomepya (siglo I d. de C.) en que figuran Eneas, el médico Iapige, Ascanio y Venus.

Según un oráculo, la hija de Latino, Lavinia, debía casarse con un extranjero. No obstante, la joven era pretendida por Turno, rey de los violentos rútulos, habitantes vecinos del Lacio. Eneas, junto con sus compañeros, se enfrenta a ellos. Turno muere en la contienda y Eneas contrae matrimonio con Lavinia. Su hijo Julo o Ascanio, nacido de su anterior unión con Creusa, fundará a la falda de las colinas Albanas la ciudad de Alba Longa. Julo fue el primero en una larga serie de reyes, entre quienes los mejor conocidos son Procas y sus hijos Numitor y Amulio. Según Dionisio de Halicarnaso, los reyes de Alba Longa fueron el nexo directo que unía a Ascanio y Rómulo, el fundador de Roma. Diez reyes se suceden sin mayores problemas en el trono hasta que lo ocupa Numítor. Su hermano Amulio lo destrona al tiempo que impide que la hija de Numítor, Rea Silvia, pueda contraer matrimonio. 2. Rómulo y Remo Más adelante Marte se prenda de Rea Silvia y se une con ella. De esa unión nacen dos gemelos: Rómulo y Remo. Amulio, al verse burlado, reacciona violentamente: hace que recién nacidos sean arrojados al Tíber, pero el río se apiada de ellos y las aguas, en un fluir tranquilo y remansado, arrastran sus cuerpos indemnes hasta la orilla. Allí una loba los amamanta y les ayuda a crecer.


Gramática latina

7

Luperca amamantando a los gemelos Rómulo y Remo, la leyenda más difundida acerca de la fundación de Roma.

Al cabo de unos años los muchachos regresan a Alba. Sabedores de lo sucedido, intentan expulsar del gobierno al cruel Amulio. Lo consiguen. al tiempo que reponen en el trono a su abuelo Numítor, Seguidamente, y en un lugar cercano al de su abandono, a unos 30 kilómetros al noroeste de Alba, fundan lo que será la ciudad de Roma. Pero entonces suge el problema de decidir cuál de los dos gemelos será el rey de esa ciudad recién fundada. Consultan a los expertos en arte adivinatoria y acuerdan que será rey aquel que en un momento determinado consiga ver un mayor número de buitres. Ambos hermanos toman asiento en dos colinas diferentes: Rómulo en el Palatino y Remo en el Aventino. Fue Remo el primero en divisar una bandada de seis buitres. Momentos después Rómulo divisaba doce; pero a decir de Remo era demasiado tarde. A esa innegable tardanza, Rómulo alegaba que era él el que había divisado un mayor número de aves. La discusión sube de tono y acaba con un enfrentamiento a muerte entre los gemelos. Remo cae muerto. Rómulo, pues, dará el nombre a la ciudad recién fundada y será su primer monarca. Corría el año 753 a.C. y a partir de ese momento toda la cronología se referirá a este fecha con la denominación de ab urbe condita, "desde la fundación de Roma". Así pues, exactamente a partir de un cierto momento, el 21 de abril de 753 a.C., Roma comienza su andadura por el camino de la historia. 3. La monarquía. Los reyes romanos y sabinos Partimos de Rómulo, nieto de Numítor, rey de Alba Longa, a quien se le atribuye la fundación de Roma. Pero su aportación va mucho mas allá. Rómulo abre las puertas a gentes de las regiones aledañas y forma una especie de grupo selecto compuesto por cien varones; sus descendientes serán los llamados patricios. Para crecer, sin embargo, deben resolver un problema básico: necesitan mujeres. Como no las tenían1, Rómulo convoca a una fiesta a los habitantes de las montañas colindantes, las montañas sabinas. Acuden con su rey, Lacio, al frente. De forma brusca, y mientras los varones se entregan a la comida y la bebida, Rómulo y sus amigos raptan a las esposas e hijas de los sabinos. Éstos reaccionan de forma airada y violenta. Se produce un enfrentamiento entre los patricios de Rómulo y los sabinos de Lacio. Son precisamente las mujeres, las sabinas, quienes se interponen entre ambas facciones y solicitan a voces el final de la violencia. Acceden los varones; ambos pueblos se fusionan bajo el mando inicial de Rómulo. A ellos se asociaron contingentes de personas procedentes de Etruria y se construyó una especie de asamblea popular que fue la que, a propuesta de ese primitivo cuerpo de patricios, designó como sucesor, a la muerte de Rómulo, a Numa Pompilio, de procedencia sabina. Mientras Rómulo fue un rey inmerso en episodios belicosos, Numa orientó su actividad a dotar ir a la ciudad de un espíritu de civilización y concordia: promovió la ley y el orden, e inspirado, según la leyenda, por la ninfa Egeria, que supo inculcar en la población un sentimiento religioso y un comportamiento ético elevado. Bajo su reinado se creó el colegio de los Pontífices y se construyó el templo dedicado a Jano, una deidad ambivalente que se representaba bajo la forma de un anciano con dos caras. Ordenó que el templo estuviera abierto en tiempo de guerra y cerrado en tiempo de paz; ignoraba que a lo largo de la historia de Roma, los días de cierre se habrían podido contar escasamente con los dedos de las manos. El nombre de su sucesor, Tulo Hostilio, de origen romano, habla ya de las luchas y enfrentamientos que se producirían en su tiempo: la destrucción de la mítica Alba Longa es el primer episodio violento. Seguirá después la destrucción de dos enclaves etruscos: Veyes y Fidenas. A su muerte sube al trono un rey de origen sabino, más moderado y religioso. Se trata de Anco Marcio, nieto de Numa. Éste manda construir el primer puente de la ciudad y funda Ostia, el gran puerto cercano a Roma. 4. Los reyes etruscos A su muerte, la monarquía pasará a manos de reyes de procedencia etrusca; esa situación se mantendrá hasta el final; Tarquinio Prisco, Servio Tulio y Lucio Tarquinio serán los tres últimos monarcas de la primitiva Roma. Tarquinio Prisco, también llamado Tarquinio el Antiguo, era un hombre de costumbres refinadas, amante del arte, de los monumentos y de las obras públicas. Bajo su Romado. Roma se embelleció y se modernizó de forma notable. Hizo edificar el Circo Máximo y organizó un sistema de canalización y drenaje para absorber las aguas pantanosas estancadas. La arteria clave de esa canalización era la cloaca Máxima. Así, los valles antaño pantanosos 1 Recientes descubrimientos arqueológicos han descubierto tumbas de mujeres en esa fecha. Por tanto, debió ser otra la causa que les movió a hacer lo que hicieron.


Gramática latina

8

pasan a ser caminos que permiten la unión y el crecimiento de las diversas poblaciones aledañas. Se le atribuye también el aumento del grupo de primitivos senadores, de cien en época de Rómulo, a doscientos. En cualquier caso, toda esa actividad y todos esos rasgos positivos de su gestión al frente del Gobierno no le libraron de un final violento: fue asesinado en el año 578 a.C. Enigmático es todo cuanto rodea los orígenes de quien posiblemente fue el más importante de todos los reyes: Servio Tulio. Ni siquiera se acredita su origen etrusco. Al parecer fue criado en palacio por el propio Tarquinio, con cuya hija contrajo matrimonio. Poco importan, en cualquier caso, los avatares de su vida. Servio Tulio impulsó en Roma la primera reforma constitucional -por decirlo con la terminología actual- de su historia. Dividió la población en cuatro sectores territoriales: organizó el ejército en centurias y formalizó un censo de la población basado en sus bienes y su patrimonio y que distinguía hasta cinco clases o estratos sociales. Todo ello fue muy importante para establecer y regular los derechos y los deberes de los ciudadanos. Consciente además del incesante crecimiento de Roma, trazó un amplio perímetro que delimitó con las murallas que llevan su nombre. Durante mucho tiempo ese recinto amurallado fue punto de referencia. Dentro de él, al este del Tíber, quedaban encerradas las míticas siete colinas: Aventino, Palatino, Capitolio, Esquilino, Celio, Viminal y Quirinal, con todas sus aldeas aledañas. Lástima que la obra política y gestora de Servio Tulio no se viera precisamente continuada por quien, a la postre, iba a ser el último rey de Roma: Tarquinio el Soberbio, hijo o nieto -más parece lo segundo- de Tarquinio Prisco. En nada se pareció su reinado. Optó por gobernar al margen del Senado, de forma despótica y tiránica. Eso le hizo granjearse muy pronto la antipatía de su pueblo. Un asunto delicado protagonizado por uno de sus hijos, Sexto Tarquinio (violó a Lucrecia, matrona romana, esposa de Colatino) fue el desencadenante del final mismo del gobierno Tarquinio el Soberbio y, de la propia monarquía. Aprovechando la ausencia del rey, un primo del ultrajado Colatino, Lucio, Junio Bruto, encabeza una rebelión -509 a.C.- que obliga a Tarquinio a exiliarse para siempre. Con ello Roma llega al final de la Monarquía y al comienzo de la República. En la etapa que va del año 753 al 509 a. C. Roma se constituye y se afianza desde el punto de vista geográfico y político, aunque sea de forma un tanto sencilla y primitiva. Con ello se sientan las bases para que en pocos años inicie su expansión, primero por el Lacio y después por toda Italia. 5. Roma en la época de la República (509 a.C-27 a.C) Tras haber extendido su dominio por el área del Tíber, Roma comienza a dar pasos y sentar las bases para ir dominando poco a poco toda Italia. Una vez que lo consiga, habrá puesto la primera piedra para expandirse fuera de las fronteras de la Península itálica y extenderse, incesantemente, por todo el Mediterráneo. En 272 a. C., Roma era prácticamente dueña y señora de ltalia. En 264 a.C. comenzará el enfrentamiento con un rival que tenía sus mismas pretensiones: Cartago. Veamos, pues. a grandes rasgos, cómo se fueron produciendo los acontecimientos que tuvieron lugar entre 509 a. C., año en que cae la monarquía de Tarquinio el Soberbio, y 27 a.C., año en que Octavio toma el título de Augusto iniciando la tercera gran fase que conocemos con el nombre de época imperial. Esos cuatro siglos decisivos son los siglos de la República. Dos constantes marcan esta época: de un lado, las permanentes luchas políticas, de otro, las también permanentes guerras de conquista de expansión. Tensiones, pues, en el interior acompañadas de un permanente crecimiento exterior dominan estos siglos cruciales en la historia de Roma. Es muy difícil realizar una clasificación y una síntesis de tantos hechos históricos. Sin embargo, los hechos mismos, por su importancia y su trascendencia, acaban a la postre por facilitar esta tarea. Hay uno crucial en este período: el enfrentamiento entre romanos y cartagineses que conocemos con el nombre de guerras púnicas. Este enfrentamiento armado tuvo lugar entre 264 y 146 a. C.; casi cien años de conflictos que terminaron con la victoria definitiva, aunque muy trabajosa, de los romanos. 6. La república antes de las guerras Púnicas (509-264 a.C.) En un primer momento, después de la caída de la monarquía, Roma mira hacia adentro pura intentar solucionar sus conflictos internos y sentar las bases políticas y sociales para su posterior expansión militar. Tras una serie de tensiones entre patricios y plebeyos se procede a una organización y vertebración de la vida política, con la creación de una serie de magistraturas o cargos públicos. Así, el rey es sustituido por dos cónsules; se constituye el colegio de los Decemviros, diez personas prestigiosas encargadas de redactar una especie de lo que hoy llamarnos constitución y de velar por ella; se trata de la famosa ley de las Doce Tablas (450 a.C.), que, de algún modo, consagraba una cierta, aunque matizada, igualdad civil entre patricios y plebeyos. Se crean los tribunos de la plebe, los ediles y, posteriormente, los tribunos militares y los censores. Se organiza, pues, de manera clara, la sociedad y se estructura de algún modo la carrera política y militar, como estudiaremos con detalle en capítulos posteriores. Pero mientras se sientan esas bases en el interior, Roma sigue avanzando fuera de sus fronteras. Tras derrotar a volscos, sabinos y etruscos a lo largo del siglo V a.C. y después de ser vencidos a su vez por los galos en Alia (390 a.C.), Roma se enfrenta a los samnitas, a un pueblo de aguerridos varones, curtido en la austeridad y en la rudeza que proporciona la vida en las montañas. Tres tentativas se sucedieron (342-290 a.C.) hasta que Roma logró la victoria. Realmente el enfrentamiento tuvo repercusiones más amplias. Roma comienza a extender su poderío hacia el sur y pronto entrará en conflicto con Pirro (282-272 a.C.). Pirro era rey del Epiro, territorio al noroeste de Grecia frente a la bahía de Tarento, al que derrotó en Benevento con la ayuda de los propios tarentinos, previamente sometidos por los romanos.


Gramática latina

9

Así las cosas, en 272 a.C. Roma es prácticamente dueña y señora de Italia. Comienza también un contacto fructífero con los griegos, que poco a poco ejercen sobre Roma cierta influencia; las primeras monedas romanas de plata son testimonio de actividades económicas y de relaciones comerciales: el mar se va abriendo a los romanos. Pero este panorama un tanto halagüeño de expansión externa y, progreso interno va a verse ensombrecido por la amenaza del pueblo vecino al otro lado del Mediterráneo: los cartagineses, de origen fenicio, que tenían también aspiraciones expansionistas y que se asomaban ya impacientes desde el cercano balcón de Sicilia. Bastó que los romanos tomaran Mesina, en el extremo nordeste de ¡a isla, para que se desencadenase este larguísimo y durísimo conflicto que la historia conoce con el nombre de guerras púnicas.

notas personales:

Latín Velis 4  

Tema 4 de nuestro método de latín

Advertisement