Page 1

24

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012


2

Editorial

D

espués de muerto, el Señor descansa en el sepulcro, lo tenía merecido. Cada uno de los miembros de su cuerpo había quedado marcado por el dolor. Había hecho suyos todos los sufrimientos del mundo. Humilde y paciente Jesús aguarda su ‘hora’, ya que gozoso espera su resurrección. Cuando llegó el momento y vivió su Pascua no hubo ni terremotos, no se aparece a sus enemigos para ponerlos de rodillas. Al contrario, todo fue como una brisa, un suave viento, y se apareció a sus amigos, a los que lo aman y lo buscaban. Lo reconocieron en la explicación de las Escrituras, en la fracción del Pan o llenando de peces las redes cansadas y vacías. ¡Así nos sorprende su Pascua! Jesús ya no está en el sepulcro, sino entre nosotros, resucitado y resucitándonos. Ábrete a su Palabra para que tu corazón se encienda como el de los discípulos de Emaús; ábrete al aliento de su Espíritu vivificante y déjate lavar los pies y el

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

corazón. No importa sólo que Cristo ya ha resucitado, sino que ahora Él te resucite para poder ser testigo de su resurrección. Y una vez resucitado, irradies resurrección y siembres semillas de Pascua.

“vivir conscientes de la libertad traída por Cristo para desarrollar nuestra vida como ofrenda a Dios, para que se manifieste plenamente a todos los hombres a través de una buena conducta”, (Benedicto XVI s.s. 72).

Celebremos que la Vida, Palabra y las obras de Jesús no se quedaron en el sepulcro. Debemos ser hombres y mujeres nuevos resucitados. Pasó la vejez, quedó clavada en la cruz para siempre. Cristo es la novedad, la nueva creatura. Es la esperanza y el principio de un nuevo mundo.

Vivir resucitados es vivir alegres, confiados, en libertad y amor. Esta vida sin duda será un fermento de renovación en la sociedad. Hoy la Iglesia tiene que seguir siendo fermento de resurrección. Debemos seguir “dando razón de nuestra esperanza”, (1 P 3,13).

La fiesta nueva es la Eucaristía, el precepto nuevo: “ámense como yo los amo” y la promesa del Espíritu Santo. Lo viejo es lo tenebroso, la ambición, la muerte, todo tipo de corrupción, la mentira y la injusticia. Sin embargo, nosotros ya lo sabemos, todo esto quedó en el sepulcro y será barrido por el Espíritu Santo. La Pascua nos resucita y nos transforma, es una nueva creación. Por la Resurrección de Cristo, empezamos a vivir resucitados y a

Estos son mis deseos para todos y pido en mi oración que la vida nueva del resucitado se muestre a través de nosotros y la sembremos ahí donde el Señor nos ha plantado para dar fruto. Extracto del Mensaje de Pascua + J. ULISES MACIAS SALCEDO Arzobispo de Hermosillo PASCUA DE JESUS 2012

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

¡Hola, amiguitos! ¿Listos para regresar a clases?... Les recuerdo que estamos en un tiempo muy especial y alegre, la Pascua. Donde celebramos el paso de la muerte de Jesús en la Cruz a la vida, ¡pues resucitó! Hoy Jesús nos da la Paz, hemos sido salvados por Él y quiere que todos vivamos unidos en esta alegría… ¿¡Qué buena noticia verdad!? A todos nos gusta recibir buenas noticias. En nuestro mundo hay mucha gente que espera recibir alguna buena nueva: los pobres, los enfermos, los que sufren, los que no tienen trabajo... ¿Habrá alguna buena noticia que sea capaz de dar a los hombres la paz y la felicidad verdadera? ¡Claro, Cristo nos ha salvado a todos y nos ha prometido el cielo! Y así como Jesús dijo a sus apóstoles: “La Paz les doy”… Nosotros, como seguidores de Jesús, también debemos ser constructores de Paz que hagamos de este mundo uno mejor… te invito a hacer esta oración por la Paz:

En marcha a la diversión

23


22

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Buen sazón

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

L

Necesitas: 200 mililitros de crema 3 tazas de leche 2 bolsas de espinacas 1 cucharada de concentrado de pollo 1 cucharada de fécula de maíz o harina 1 huevo 1 paquete de lasaña precocida 1 taza de queso parmesano rallado ½ barra de mantequilla ¼ de cebolla picada Atún desmenuzado Sal y pimienta Hazla así En una cacerola con suficiente agua con sal vas a precocer las espinacas,

Necesitas: 10 hojas de hierbabuena 3 plátanos 2 vasos de leche bien fría a punto de hielo Canela en polvo Si desea puede agregar azúcar

Hazlo así: Al vaso de la licuadora agrega los plátanos pelados y en trozos, 8 hojas de hierbabuena, media cucharadita de canela en polvo y la leche bien fría (azúcar opcional). Licua por varios minutos hasta conseguir una mezcla uniforme. Sírvelo bien helado decorado con hojas de hierbabuena.

para después drenarlas perfectamente en un colador durante 1 minuto. En otra olla, funde la mantequilla y fríe la cebolla para después agregar la fécula de maíz. Cocina esto por algunos minutos para integrar, luego agrega la leche tibia y mezcla continuamente con un batidor para que no se formen grumos. Agrega las espinacas bien escurridas. Deja espesar ligeramente para después agregar la crema previamente mezclada con el huevo, y continúa moviendo. Sazona con sal, pimienta y el concentrado de pollo. Deja cocinar por un momento para espesar y añade el queso parmesano. Coloca las hojas de lasaña para horno, rellena con la mezcla y repite el procedimiento dos veces más. La mezcla debe quedar medio liquida. Hornea a 180°C por 20 minutos y sirve con el atún arriba.

a Ley no hace al hombre bueno. No lo hace vivir en un paraíso, aunque le evita vivir en el infierno. La reforma al Artículo 24 Constitucional –aprobada ya por el Senado— cumple los mínimos requeridos para establecer las bases de la libertad religiosa, pero los mínimos ni garantizan la libertad ni le dan el peso que requiere la propia religión. El nuevo texto del Artículo 24, tras su reforma, señala: “Toda persona tiene derecho a convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener o adoptar en su caso la de su agrado...”. Confunde ética, conciencia y religiosidad con deseo, gusto o agrado. Restringe la religión a la participación en ceremonias, actos de culto y devociones. Y, tangencialmente, la vuelve a meter en la sacristía, pues le confiere un carácter de peligrosi-

dad a los excesos de piedad vistos por la gente. Son contagiosos, como el virus de la influenza. Necesitamos algo diferente: que la ciudadanía reconozca que la religión es un aporte válido para construir el bien común de la Nación. Que la religión es fuente de paz, de concordia, de respeto por el otro y por la naturaleza. Por lo menos lo es en toda la gama de expresiones cristianas. Hasta ahora –y es el espíritu de la reforma al 24 Constitucional— la religión es sinónimo de atraso, de violencia, de esquilmar al pueblo, mantenerlo boca abajo. Pero, ¿cómo hacer que la ciudadanía reconozca –y nos reconozcamos como difusores de— la religión como un aporte válido al bien común? Usando los Medios de Comunicación. ¿Repitiendo ‘Señor, Señor ’? Por supuesto que no, ya se ha mostrado hasta el cansancio que la religión es rechazada por los Medios. Los estereotipos del cura, del santurrón, de la monja, de la beata, son del todo conocidos como para pensar que ellos van a transmitir el bien que provoca la religión (y el Evangelio). Se trata de algo radicalmente opuesto: integrar en el contenido mismo de los Medios el hecho de que la religión es un aporte válido al bien común. Y que la libertad religiosa es –como lo expresó el Papa Benedicto XVI— uno de los caminos (quizá el más importante) para lograr la paz. Tomado de El Observador

Punto de vista

Su Santidad Juan Pablo II, el 24 de enero de 2002, envió a todos los Jefes de Estado un ‘Decálogo por la Paz’ (que expresa propuestas de paz basadas en los valores universales) firmado al final de la Jornada Mundial de la Paz de aquel año en Asís. Te lo compartimos: I. Nos comprometemos a proclamar nuestra firme convicción de que la violencia y el terrorismo se oponen al verdadero espíritu religioso… y nos comprometemos a hacer todo lo posible para erradicar las causas del terrorismo. II. Nos comprometemos a educar a las personas en el respeto y la estima mutuos, a fin que se pueda llegar a una coexistencia pacífica y solidaria entre los miembros de etnias, culturas y religiones diversas. III. Nos comprometemos a promover la cultura del diálogo, a fin de que se desarrollen la comprensión y la confianza recíprocas entre los individuos y los pueblos. IV. Nos comprometemos a defender el derecho de toda persona humana a llevar una vida digna, conforme a su identidad cultural, y a fundar libremente una propia familia. V. Nos comprometemos a dialogar con sinceridad y paciencia, sin considerar lo que nos separa

3

como una muralla insuperable, sino reconociendo que el confrontarse con la diversidad de los demás puede convertirse en una ocasión de mayor comprensión recíproca. VI. Nos comprometemos a perdonarnos mutuamente los errores y los prejuicios del pasado y del presente…y para aprender del pasado que la paz sin justicia no es una paz verdadera. VII. Nos comprometemos a estar al lado de los que sufren miseria y abandono, haciéndonos voz de los que no la tienen… convencidos de que nadie puede ser feliz solo. VIII. Nos comprometemos a hacer nuestro el grito de los que no se resignan a la violencia y al mal, y deseamos contribuir con todas nuestras fuerzas a dar a la humanidad de nuestro tiempo una esperanza real de justicia y de paz. IX. Nos comprometemos a alentar toda iniciativa que promueva la amistad entre los pueblos. X. Nos comprometemos a pedir a los responsables de las Naciones que hagan todos los esfuerzos posibles para que se edifique y se consolide la paz fundada en la justicia.


4

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Trascendencias

D

espués de las vacaciones de semana Santa y de la primera semana de Pascua, muchas personas se reúnen a la hora del café para platicar de cómo les fue en esos días festivos, y al final hacen de esa hora otra fiesta más. ¡Ni hablar! al pueblo mexicano le encantan los días festivos.

Para el cristiano, la religión es el reconocimiento de la existencia de Dios por parte del hombre, y de la dependencia de Él tanto del universo como del ser humano, de cada vida individual y de la historia de la humanidad, junto como la exteriorización de este reconocimiento y dependencia.

Y en el correr de la reunión se platica de las diversiones y momentos agradables que tuvieron, y poco de las anomalías que se presentaron por tanta gente en turismo. Pero de lo que sí hablan mal es sobre la Iglesia, a pesar de ser católicos. Y ese hablar siempre lo he considerado como resultado del no haber cumplido con las sugerencias de la Iglesia para ese período, principalmente el de Semana Santa.

Como cristianos creemos en Jesucristo como liberador del hombre, quien fundó nuestra Iglesia bajo la dinámica: encarnación- pasión- muere- resurrección, en una doble dimensión de liberación: liberación ‘del mal’ y liberación ‘para el bien’.

Estos ‘católicos comentaristas de café’, en forma de excusa, dicen que Jesucristo no fundó la Iglesia, sino que fueron sus seguidores, los apóstoles, para formar una estructura y seguir siendo los dirigentes de una comunidad con una religión específica, manejando terrenalmente la autoridad divina de un Dios dado a conocer, en forma insólita, como un Padre al que nos podemos dirigir personalmente, siempre y cuando sigamos a Cristo. Afirman que el cristianismo es una forma más de religión que trata de conocer a Dios basado en un sistema de penas por no creer en lo establecido. Lo que pasa es que ellos desconocen que la diversidad de religiones existentes en nuestra sociedad, refleja la incapacidad del hombre para llegar al conocimiento claro y perfecto de Dios por medio del conocimiento racional. Los mencionados ‘cafeteros’ no tienen idea de que nuestra religión no es un conocimiento más o menos especulativo de una realidad. Ni tampoco el deseo de un bien captado bajo la forma de ‘divinidad’. El elemento básico es el ser mismo, pues su origen y fundamento es el conocimiento natural de Dios, así como la ley moral, inherente a nuestra naturaleza, que obliga a amar y a reconocer a Dios cumpliendo su voluntad.

Por lo tanto, el cristiano debe de vivir en la intimidad con Cristo y es en la Iglesia, la que Él fundó, en donde se encuentra la significación de sus verdaderos valores y dimensiones humanas que lo hacen llegar a la perfección, siendo la fidelidad a la verdad nuestro condicionamiento imprescindible. En lo personal quiero hacer una observación, tardía, pero que puede servir para el futuro con respecto a las vacaciones, punto inicial de este artículo: vacaciones quiere decir descanso, relajación. Y hay algunos que no saben descansar. El viaje en vacaciones debe servir para aprender, para ampliar la propia cultura y para ensanchar el alma con las bellezas artísticas que se encuentren en el viaje. Puede servir para mejorar moralmente, para sentirse más pequeño en un mundo tan grande y bello, para estar más agradecidos a Dios (Cfr. ‘Ilustrísimos Señores’ de Albino Luciani). Por Jesús Alfonso Nieves Asúnsolo Comentarios a: marsellaydraguilar@hotmail.com

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Construyendo

desde nuestra óptica es una injusticia. Es importante entender que el reino de Jesucristo es alegría, paz y justicia en el Espíritu Santo. Estos tres valores son distintos entre sí y a todos ellos estamos invitados, mas la justicia es algo que debe ser impuesto y defendido en el ámbito social.

C

uando Hernán Cortez derribó los ídolos paganos de los indígenas y sobre sus ruinas clavó la Cruz, los nativos esperaban la ira de sus dioses manifestada en una catástrofe natural.

Acabar con la creencia del sacrificio humano a favor de los dioses aztecas es algo justo, como lo es hoy acabar con la idea de que el aborto es un acto a favor de la libertad y los derechos de la mujer.

Los nativos, al ver que nada sucedió, consideraron al Dios de la Cruz superior a todas las deidades, aunque nosotros sabemos que hay un sólo Dios verdadero.

El Dios de la cruz no pide sacrificios de sangre a favor de la paz, la justicia o el derecho. El Dios de la cruz pide misericordia a favor del reino y de los hombres.

El portal español Diarioya.es publicó el calendario de las fiestas religiosas del Imperio Azteca. Es importante tener noción de lo que significaban estas fiestas en lo que hoy es nuestro País, pues por medio de la historia podemos defender la fe católica por los beneficios que trajo a estas tierras. Sólo mencionaré algunas celebraciones dado que la lista es extensa, quien desee leer la lista completa puede acceder a: www. diarioya.es y buscar: “Para los Indios, la Conquista y Evangelización Española de América fue una Liberación”. • Festividad de ‘Atlacacauallo’ (del 2 al 21 de febrero) dedicada a los dioses Tláloc, Chalchitlicue, Ehécatl. Se sacrificaban niños en diversos montes, extracción de corazones y antropofagia ritual, sacrificio de prisioneros. •Festividad de ‘Tlacaxipehualiztli’ (del 22 de febrero al 13 de marzo)

21

Es el Dios de la cruz quien pide acabar con la muerte de los inocentes haciéndose víctima en la cruz para cumplir su justicia en su resurrección.

dedicada a Xipe Tótec, Huitzilopochtli, Tequitzin-Mayáhuel. Se ofrecían sacrificio de cautivos: hombres, mujeres y niños, extracción de corazones y desollamiento. • Fiesta de ‘Tozoztontli’ (del 14 de marzo al 2 de abril) dedicada a las deidades de Coatlicue, Tláloc, Chalchiuhtlicue, Tona. Se ofrecían sacrificio de niños. • Fiesta de ‘Hueytozoztli’ (del 3 al 22 de abril) dedicada a los dioses Centéotl, Chicomecacóatl,

Tláloc, Quetzalcóatl. Continuaba el sacrificio de niños (hasta la llegada de lluvias abundantes) • Celebración de ‘Tititl’ (del 19 de diciembre al 20 de enero) dedicada a los dioses TonaCozcamiauh, Ilamatecuhtli, Yacatecuhtli, dios del infierno, Huitzilncuátec. Se ofrecía en sacrificio una esclava ataviada como Ilamatecuhtli, se extraía el corazón y se decapitaba. Para estos pueblos indígenas el acto del sacrificio era sagrado,

Él es la Verdad en la dirección correcta del ser humano, una Verdad que no caduca con el tiempo, sino que trasciende en la historia de los pueblos, más allá de los imperios, y que va por la resurrección más allá de la muerte. Un Dios que se hace victima a favor de los inocentes. Por Arq. Juan Carlos López Torrero Comentarios a: hielo10@hotmail.com


20

Desde Agua Prieta

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Palabra de Dios

5

daderamente no sabía qué decirle a mi amigo respecto a su pregunta, sobre qué era para mí la amistad.

R

ecientemente me visitó una persona muy especial para mi familia, se irá por un mes a una especie de retiro o de estudio, y este viaje será decisivo, pienso yo, en cuanto al rumbo que tomará su vida. Al irse, le regalé algunos libros sobre la vida y obra de San Francisco de Asís. Si ustedes supieran lo importante que es para mí el testimonio de San Francisco, se darían cuenta de mi gran cariño hacia esta persona, al deshacerme de estos libros y obsequiárselos. Igualmente, le di un pequeño libro llamado ‘La Amistad’ de Anselm Grün, mismo que ni había abierto. Recuerdo que este librito lo compré cuando alguien se acercó a mí y me preguntó: “¿Qué es la amistad para ti?”

Me sorprendió su pregunta, pero conforme me fue platicando entendí su tristeza y desconcierto. Esta persona tenía una amistad de casi 20 años con otra, basada siempre en el Amor de Dios y en el cariño que se tenían. Ahí estaban siempre el uno para el otro, ya sea en momentos difíciles o decisivos y de alegría. Siempre pendientes uno del otro y aunque por motivos de trabajo había distancia entre ellos, ésta nunca fue un obstáculo para su amistad. Hasta que… un día, harían un viaje soñado y esperado por años. Visitarían lugares tan especiales que no harían otra cosa más que afianzar más su amistad y seguir en sintonía con la misma manera de disfrutar la vida… nada más que se sumó otra persona. Una que incluso no era completamente

del agrado de este ‘amigo perdido’, pero que por caridad lo habían aceptado en el grupo, no sin antes haberlo pensado muy bien los dos. Iniciaron su viaje y, a la vuelta de unos pocos días, se empezó a abrir un abismo entre estos amigos de tantos años, y aquel cariño se volvió receloso y desconfiado. Se dieron algunos momentos de aclaraciones y discusiones por parte del ‘colado’, así como de faltas de respeto del mismo, por su carácter y desplantes soberbios. Esta tercera persona siempre había manifestado celos por la firmeza de aquella amistad pero, sinceramente, nunca pensé que se interpondría entre ellos, mucho menos, que con sus intrigas, lograría separarlos, así que ver-

En ese momento, le dije: “Si logró separar en unos cuantos días lo que habían tardado 20 años en construir, no creo que hayan sido muy firmes los cimientos sobre los que basaron su amistad”, y agregué: “busca Eclesiástico 37,7-8, te servirá”. “Todo consejero da consejos, pero hay quien aconseja en su interés. Del consejero guarda tu alma, conoce primero qué necesita, porque en su propio interés dará consejo, no sea que eche sobre ti la suerte”. (Si 37, 7-8) Le hablé también de lo bonito que es una amistad sin cadenas y que yo estaba segura de que tarde o temprano volvería ese amigo, al darse cuenta que había sido víctima de la envidia de aquella persona que, con mañas, había logrado separarlos. Pero en el fondo, comprendía su tristeza y decepción, pues siento que yo sufriría igual si este amigo que hoy va de viaje me tratara como aquel colado. Si tú tienes buenos amigos, no permitas que envidias o intrigas vengan a interponerse en esa amistad. Por Blanca Julia Salido de Hurtado Comentarios a: blancajulia48@hotmail.com

E

n este Evangelio se cuenta que cuando Jesús se hace presente, los apóstoles sienten un cierto temor. Ese temor es el signo del pasado, de otros modos de entender la presencia de Dios en su pueblo. El temor del Sinaí y de tantos cultos que sienten a Dios como un tremendo poder pronto a descargarse sobre los hombres. Lo sorprendente y nuevo de la comunidad cristiana es que Dios se hace presente en forma sencilla, en simples reuniones de la gente de pueblo, junto al mar o en una comida. Sin embargo, inconscientemente, los que sienten la presencia de Jesús: se atemorizan y reviven el miedo reverencial de la vieja religión. ¿Será posible que Dios pueda hacerse presente en medio de nuestras cosas cotidianas?

Este es precisamente el deseo del Señor: hacerse presente, no con grandes ceremonias, sino con tal sencillez que parecía uno más. Lo primero que hace Jesús, es devolverle a su gente la confianza y la paz. Nada de temores. Está entre ellos para comer pescado como uno más, para conversar, para ver sus problemas, para trabajar juntos, para explicarles su mensaje. De esta experiencia surge esa nota tan característica de una comunidad verdaderamente cristiana: la alegría. Una alegría sólo posible si se apoya en la confianza y en la paz interna, en la serena relación del pueblo con Dios. Vamos a agradecerle hoy al Señor su presencia entre nosotros, y vamos a pedirle a su Madre que nuestra comunidad manifieste siempre esa alegría y paz que trae la presencia de Jesús en ella. Agustinos-es.org

En aquel tiempo, contaban los discípulos lo que les había acontecido en el camino y cómo reconocieron a Jesús al partir el pan. Mientras hablaban, se presentó Jesús en medio de sus discípulos y les dijo: Paz a vosotros. Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo: -¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo. Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: ¿Tenéis ahí algo que

comer? Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: -Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí, tenía que cumplirse. Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió: -Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Palabra del Señor


6

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Diócesis

El martes 3 de abril, de la Semana Mayor, se realizó en la Catedral de Hermosillo la Misa Crismal y la renovación de las promesas sacerdotales a las 5:00 p.m. En la Eucaristía se contó con la asistencia de todo el presbiterio diocesano, así como también de hermanas religiosas y laicos representantes de cada comunidad parroquial. La Ceremonia fue presidida por el señor arzobispo, monseñor Ulises Macías y por el arzobispo emérito Carlos Quintero Arce, además fue concelebrada por todos los sacerdotes de la Diócesis. El coro fue dirigido por el Pbro. Marco Antonio Islas.

El 4 de abril en solemne Eucaristía, la comunidad de Catedral recibió los Santos Óleos para la administración de algunos Sacramentos. Mismos que fueron bendeci-

En la Liturgia participaron con solemnidad varios seminaristas del Curso Introductorio y del Seminario Mayor. Durante la Celebración se les entregaron a los laicos representantes de los distintos decanatos los Santo Óleos, mismos que serán utilizados en sus comunidades a lo largo del año al administrar algunos Sacramentos como la Unción de Enfermos y el Bautismo. Durante la Homilía, el Arzobispo de Hermosillo recordó la importancia de retomar con firmeza ese “Sí” que cada sacerdote dirigió a Cristo el día de su Ordenación Presbiteral, sabedores de que fueron elegidos por Dios para

seguir ese camino y, por ello, están llamados a responderle con amor. “Debemos mostrar al mundo, con nuestra vida y Ministerio, que estamos orgullosos de la gracia que recibimos, y gritar a los cuatro vientos que somos felices de ser Sacerdotes… dirijamos la mirada a nuestra Madre Santísima, Reina y Madre de los apóstoles, rogándole nos siga acompañando día a día con su poderosa intercesión, hasta cuando llegue el gozoso momento en que podamos escuchar de los labios de Dios, aquel: ‘Ven, siervo bueno y fiel’”, concluyó don José Ulises.

dos y entregados en la Misa Crismal del Martes Santo. La Eucaristía de recepción de los Óleos fue presidida por el párroco, padre Manuel Lizárraga. Durante la Misa, los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión renovaron sus promesas y algunos reci-

bieron el nombramiento. Los delegados de Catedral que recibieron los Santos Óleos para entregarlos a su comunidad fueron: David Domínguez Reyes, quien recibió y entregó el Óleo de los Enfermos y del Santo Crisma; y la Sra. Obdulia Galindo, quien hizo entrega del Óleo de los Catecúmenos. Por Dora Gloria Castillo de Leyva/ Comentarios a: doracastillob@hotmail.com

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

¿Alguna vez se ha encontrado conversando con un partidario del aborto, haciendo gala de sus conocimientos sobre la vida desde la concepción o del crecimiento del bebé en los primeros meses de gestación, sin que éstos hagan impacto alguno en el otro? Y es que hay quienes son capaces de ignorar el hecho sorprendente de la vida antes de nacer, y hasta pareciera que las imágenes de ecografía rebotaran en sus ojos o que los libros sobre embriología evaden su alcance. Pero, ¿vamos a darnos por vencidos con estas personas? No. Pero sí podemos cambiar la forma de enfrentar el tema. Pues, si no se puede refutar a estas personas hablándoles del niño, podemos refutarlos en su postura con respecto al cuidado y la salud de la mujer. A continuación presentamos dos argumentos para la defensa

de las mujeres y, por consiguiente, en contra del aborto. 1. El aborto aumenta el riesgo de cáncer de mama. Esta es una verdad que tiene evidencia científica y que además es muy importante de difundir. ¿Por qué? Porque el Movimiento Contra el Cáncer de Mama (con sus marchas, cintas de color rosa, camisetas…) es uno de los movimientos más ‘pro-mujer’ de la actualidad y, por tanto, con muchos simpatizantes. El cáncer de mama es una ‘plaga moderna’ para todo tipo de mujer en nuestra sociedad, y el aborto está aumentando su poder. Apoyar a las mujeres, supone estar en contra de la enfermedad. Por tanto, ser ‘pro-aborto’ y al mismo tiempo luchar contra el cáncer de mama, son caminos opuestos, pues es lo mismo que

Amor y Fertilidad

decir que al escoger matar al niño, se elige también el riesgo de una enfermedad terminal. 2. El aborto deprime a las mujeres. No me refiero a esto de forma vaga. Un estudio publicado en el British Journal of Psychiatry del 1995 al 2009 muestra que: “las mujeres que se habían sometido a un aborto eran propensas en un 81% a riesgos de salud mental”. En Finlandia la European Journal of Public Health 2005, muestra una correlación directa entre las tasas de suicidio y las mujeres que abortan, siendo seis veces superior a causa de la depresión, en comparación con las mujeres que dieron a luz de forma natural. Los expertos saben que después de un aborto, la mujer reacciona en forma violenta, con voz temblorosa y lágrimas, llena de ira o

19

culpa, en ocasiones ambas. Estos son síntomas reales de la depresión post-aborto que limita y enferma a quienes la padecen, y que muchos ‘pro-abortistas’ tratan de negar. En conclusión, queda claro que la ‘libertad a elegir’ no garantiza la salud de la mujer. …continuará Sintetizado por Maritza Soto de Salcido / Comentarios a: maritzasoto_@hotmail.com Tomado de Notifam.net Autor original: Marc John Paul Centro de Amor y Fertilidad de Hermosillo / Paternidad Responsable, un programa de Familia Unida


18

Vidas ejemplares

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

del ‘Liber Pontificalis’, colección de biografías que se recopilaron a través de los siglos, desde principios de la edad media. Hay dos Papas con el nombre de Agapito. El primero de ellos San AGAPITO (mayo 535- 22 abril 536) había sucedido, el 13 de mayo, a Juan II, muerto el 8 de mayo del 535. Hijo del sacerdote Gordiano, Agapito fue romano de nacimiento y según algunos de estirpe senatorial, tenía su palacio cerca de la iglesia de San Juan y San Pablo en el monte Celio. Había sido nombrado arcediano y era frecuente que quienes desempeñaban ese cargo se convirtieran en obispo de Roma.

H

abiendo ya pasado la fiesta de la Pascua, nos encontramos en este día 22 de abril. Misma fecha donde hubo la oportunidad de celebrar esta fiesta en los años 1962, 1973 y 1984 (en año bisiesto) y ocurrirá de nuevo hasta el 2057. La fecha más tardía en que se celebra la Pascua es el 25 de abril, cosa que ocurrió en 1943 y que volverá a acontecer en el 2038. En esta ocasión el Martirologio Romano nos propone venerar para el 22 de abril a: Santos propuestos para culto de la Iglesia universal: Los Papas SOTERO (175), CAYO (296) y AGAPITO I (536); los mártires EPIPODIO, ALEJANDRO y CUARENTA y OCHO COMPAÑEROS (178), LEÓNIDAS (204); el corepíscopo

y mártir MARYAHB que significa ‘El Señor comió’ (341); el obispo LEÓN (s. VI) y el obispo y hegúmeno TEODORO (613). Bienaventurados propuestos para culto local o particular: Santos: las abadesas OPORTUNA (c. 770) y SENORINA (c. 980); Beatos: el presbítero FRANCISCO Venimbeni (1322). Una persona muy cercana tiene el nombre de Agapito, pero no sabe cuál de los tres Santos que aparecen en el índice del Martirologio es su patrono. Creo que no es el más antiguo (258), ni el de Preneste, sino San Agapito Papa (536), pues es de quién más conocimiento se tiene. La mayor parte de la información acerca de los Papas antiguos y de la edad media se toma

Aquellos eran tiempos muy difíciles para Roma, envuelta en luchas por el Papado difíciles de entender. El imperio bizantino tenía mucha influencia en Roma. Y el Papa anterior a Juan II, Bonifacio II, había hecho manejos electorales para que la sucesión recayera en Juan II, pasando por encima de Dióscoro de Alejandría que fue condenado por un sínodo. Agapito, electo con influencia bizantina de los partidarios del ya difunto Dióscoro, probó rehabilitar la memoria del líder de éstos. Hizo buscar los documentos de condena, declaraciones firmadas y el anatema contra Dióscoro, para someterlo a revisión. Se presentó en un sínodo con los documentos y los lanzó a las llamas como anulación de aquellos actos, afirmando con los hechos que un pontífice en vida no podía nombrar al sucesor. La tranquilidad en casa y entre los suyos se había logrado. Los problemas entre el senado, el emperador Justiniano y el rey

godo Teodato, por la hegemonía indiscutible, la sobrevivencia y la permanencia de este último en Italia, provocaban una gran inestabilidad. El Papa Agapito viaja a Constantinopla por razones de fe y política en una misión difícil, tanto por su situación económica como por su salud y además por el poder de Teodora, la esposa del emperador, que no siempre era confiable. Agapito es bien recibido con honores y saludado como Pontífice por parte de los representantes de Justiniano. El Papa se negó a comunicarse con el patriarca áulico Antimo porque su promoción había sido inválidamente hecha y dejaba mucho que desear en cuanto a la fe. Muestra su autoridad pontificia al deponer al patriarca, a pesar del apoyo de la emperatriz Teodora y la protección de la corte, y al imponer como patriarca a Mennas, director del gran hospital de Constantinopla. El Pontífice cayó enfermo y murió el 22 de abril del 536. Muchos obispos se presentaron al duelo y acompañaron al cadáver por las calles de Constantinopla, tal vez al estilo de funeral griego. Sus restos fueron transportados a Roma en un ataúd de plomo y sepultados en el atrio de la Basílica de San Pedro el mismo año de 536. Parece que a los Papas no les ha ido bien en Constantinopla. Por Mtro. Ramón Mirando Camou / Comentarios a: ramanda72@gmail.com

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

La semana anterior platicamos sobre cómo nació el Catecismo de la Iglesia Católica, el cual se divide en cuatro partes: - Prólogo. - Primera parte: La profesión de la fe. - Segunda parte: La celebración del misterio cristiano. - Tercera parte: La vida en Cristo. - Cuarta parte: La oración cristiana. Hoy estudiaremos la Primera parte: La profesión de la fe Los que por la fe y el Bautismo pertenecemos a Cristo debemos confesar nuestra fe bautismal delante de los hombres. Para esto el Catecismo expone, en primer lugar, en qué consiste la

Revelación por la que Dios se dirige al hombre como Autor de todo bien, como Redentor, como Santificador, y los articula en torno a los ‘tres capítulos’ de nuestro Bautismo: La fe en un solo Dios: El Padre Todopoderoso, el creador; Jesucristo, su hijo, nuestro Señor y Salvador; y El Espíritu Santo, en la Santa Iglesia. Cuando profesamos nuestra fe comenzamos diciendo: “Creo o creemos”. Antes de exponer la fe de la Iglesia (tal como es confesada en el Credo, celebrada en la Liturgia, vivida en la práctica de los Mandamientos y en la oración), nos preguntamos qué significa “creer”. La fe es la respuesta del hombre a Dios que se revela y se entrega a él, dando al mismo tiempo una luz sobre-

De Interés

abundante al hombre que busca el sentido último de su vida. Por ello consideramos, primeramente, esta búsqueda del hombre, a continuación la Revelación divina, por la cual Dios viene al encuentro del hombre y, finalmente, la respuesta de la fe. En resumen: *El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, porque éste ha sido creado por Dios y para Dios; y el Señor no deja de atraer a su creatura hacia sí, y sólo en Dios encontrará el hombre la verdad y la dicha que no cesa de buscar. *“Tú eres grande, Señor, y muy digno de alabanza… Nos has hecho para ti y nuestro corazón está inquieto mientras no descansa en ti”, (San Agustín).

Cada ser humano posee un ansia interna de paz y felicidad. ¿Estará en los intereses materiales, las diversiones, los honores, el sexo o las drogas? ¡No! ¡Son falsos manantiales! A veces nos sentimos insatisfechos con nosotros mismos. Esto puede tener diversas causas. Entre otras, sucede cuando una persona se comporta de una manera que no corresponde a la propia verdad, sea por incoherencia, sea para dar una apariencia falsa de sí mismo. Para ser una persona en armonía es necesario que encajen el

La fe en ‘la Creación de la nada’ está atestiguada en la Escritura como una verdad llena de promesa y esperanza. Puesto que Dios tiene el poder de crear de la nada, puede por el Espíritu Santo dar la vida del alma a los pecadores, creando en ellos un corazón puro; y la vida del cuerpo a los difuntos, mediante la resurrección. (Ver Rm 4, 17). Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre en la unidad de su Persona divina; por esta razón, Él es el único Mediador entre Dios y los hombres. Jesucristo posee dos naturalezas (la divina y la humana) no confundidas, sino unidas en la única Persona del Hijo de Dios. Cristo, siendo verdadero Dios y verdadero hombre,

ser y el obrar. Una persona madura es aquella que se comporta conforme a lo que es. Una vez un viejo indio Cherokee le habló a su nieto sobre una batalla que se libra en el interior de las personas. Le dijo: “Hijo, la batalla es entre dos lobos que llevamos dentro. Un lobo es el pecado, la ira, la envidia... El otro lobo es el bien, la humildad, el amor…”. El niño se quedó pensando y luego le preguntó a su abuelo: “Abuelo, ¿cuál lobo gana la batalla?”. El anciano le respondió: “Aquél al que tú alimentas”. Si queremos vivir en armonía, ser personas de profunda paz

7

tiene una inteligencia y una voluntad humanas, perfectamente de acuerdo y sometidas a su inteligencia y a su voluntad divinas que tiene en común con el Padre y el Espíritu Santo. La encarnación es, pues, el misterio de la admirable unión de la naturaleza divina y de la naturaleza humana en la única Persona del Verbo. La próxima semana te invito a profundizar en la Segunda parte del Catecismo: La celebración del misterio cristiano. Por Araceli Salazar Serrano / Colaboradora de En Marcha

interior y que irradien paz a su alrededor, debemos alimentar el corazón. ¿Con qué? Con los Sacramentos y la Oración. Al inicio mencionamos que ‘otras’ situaciones nos pueden quitar la paz, pero estos dos aspectos (Oración y Sacramentos) bien vividos nos dan la fortaleza para ocuparnos de esas otras cosas. Sin olvidar que somos seres integrales y además de cuidar nuestra vida espiritual debemos alimentar y ejercitar nuestro cuerpo y tratar de llevar relaciones humanas sanas. Basado en artículo de www.la-oracion.com


8

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Liturgia

L

os cuatro evangelistas narran las apariciones de Jesús resucitado, manifestando su presencia real en un cuerpo glorificado, por lo cual, no lo pueden reconocer con tanta facilidad cuando se les hace presente. No fue fácil para los discípulos reconocer al Señor resucitado. Sus amigos que lo acompañaron durante toda su vida pública, no lo reconocen fácilmente una vez que ha resucitado: María Magdalena lo confunde con el encargado del huerto, con un jardinero (Jn 20,15); los discípulos de Emaús con un caminante; otros con un fantasma. También en nuestro tiempo lo podemos confundir con otro tipo de personaje: un gran líder, un revolucionario religioso, un justiciero, un gran pensador o filósofo, un iluminado, un reaccionario de la religión judía o con otras personas más. Sin embargo, la única manera y forma de no confundirlo con un falso personaje es reconocerlo en el misterio de su vida como resucitado; reconocerlo como“el Mesías, el Hijo de Dios, vivo”, como lo hizo Pedro (Mt 16, 16).

Meditar, orar y vivir la resurrección de Jesucristo es la mejor forma de dar testimonio de ello. La resurrección del Señor es algo razonablemente increíble. Sólo desde la fe podemos penetrar en toda su hondura, amplitud y plenitud. Solamente así podemos descubrir la trascendencia de la resurrección; nuestra fe está basada en el testimonio de la resurrección, así lo decimos y confesamos en nuestro ‘Credo’. Recordemos la profesión de fe de Tomás cuando Jesús se le hace presente para garantizarle su presencia real; sólo logra decir: “¡Señor mío y Dios mío!” (Jn 20, 28). Jesús por su parte le dice: “Porque me has visto has creído. Dichosos los que han creído sin haber visto”, (Jn 20, 29). En el Evangelio vemos a un Jesús resucitado que se hace presente a sus discípulos, aun estando las puertas cerradas; come con ellos disipándole sus dudas que tienen sobre su identidad; les otorga el don del Espíritu Santo y el de la paz mesiánica; además les explica las Escrituras para que comprendan el designio de Dios respecto a Él.

Así podemos observar que Jesús resucitado no es un fantasma o espíritu descarnado, sino la misma presencia de Dios; cercano al hombre como un amigo, capaz de comer a su lado y dejarse tocar para que lo reconozcan verdadera y personalmente. La iniciativa de hacerse presente a sus discípulos es del mismo Cristo, en cuya escena podemos observar la reacción de todos ellos; por otro lado, lo más importante es la misión que les confía: su contenido es la predicación de la conversión para el perdón de los pecados, su horizonte la humanidad entera (Cfr. Lc 24, 47).

Durante su Ascensión al cielo les recodará de nuevo: “Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación”, (Mc 16, 15). Y además les dirá: “Y sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”, (Mt 28, 20). “Ustedes son testigos de todo esto”, les dijo a sus discípulos (Lc 24, 48). Por el testimonio de sus apóstoles y el resto de sus discípulos, también nosotros somos testigos de su resurrección; además por el conocimiento y meditación de la Sagrada Escritura. Los testigos de la resurrección no sólo son las mujeres y los apóstoles escogidos por Jesús, así lo afirma San Pablo a los corintios: “Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los que la mayor parte viven todavía, aunque algunos ya han muerto”. “Y después de todos se me apareció a mí”, (1 Co 15, 6.8). El Resucitado les confía una misión urgente y universal a sus discípulos: ir por todo el mundo y dar testimonio de Cristo resucitado, misma misión que es la nuestra. Que nuestra Eucaristía sea testimonio de la presencia salvadora del Resucitado. Dr. Francisco Álvarez Gutiérrez Comentarios a: dralvarez_gtz@hotmail.com

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

La gran propuesta del Papa Benedicto XVI en su reciente visita a México es, sin duda, su llamado a la coherencia. Los católicos (los seres humanos en general) no somos nada frente a Jesús si nuestra misericordia no va cosida a su ejemplo; si nuestra vida prescinde de Él. El obispo brasileño, Helder Camara, solía decir que a menudo el único Evangelio que algunas personas iban a poder leer era nuestro propio testimonio. Si en

mí leyeran, ¿qué podrían encontrar? Oscuridades sin fin, una cadena espantosa de contradicciones. Un horrible ir y venir de ideas que no se hacen realidad y de realidades que me rebasan… Acabo de leer lo que protagonizaron tres niños mexicanos, lanzados a la fama por un video en el que hacen el ‘cover’ de una canción de Adele. Los niños se llaman Ángela, Gustavo y Abelardo Vázquez. Son de Mexicali. Se trata de ‘los Vázquez

Hacerse catequista Sounds’. Y le plantaron cara, ni más ni menos, a Yoko Ono, la viuda de John Lennon. Sucede que Yoko descargó el video que subieron en noviembre de 2011 los niños en You Tube. Se prendó de su inocencia y calidad, y les llamó para que fueran embajadores de su organización a favor de la no violencia. Aceptaron encantados. Pero el gozo se vino al pozo cuando Yoko les pidió que hicieran el ‘cover’ de la mítica canción de Lennon: ‘Imagine’. La que ha sido tomada como una rola que promueve la paz, lo hace, pero olvidando algo esencial: Dios. Es sabido que Lennon no creía en Dios. Y así lo plasmó en el texto de la canción: “Imagina que no existe el cielo, que no existe el infierno. Por encima de nosotros sólo el firmamento. Imagina que todo el mundo viva al día. Imagina que no hubiera religión…”. Ángela –de once años de edad– fue con sus papás y les dijo que si ya habían visto la letra, cuestionándoles: “¿Cómo que no existe Dios, que no existe el cielo, que vivas al día y no pase nada?” Ella corroboró que no era la canción coherente con su fe. Y l e d i j e r o n a Yo k o : “Embajadores sí, pero no haciendo a un lado a Dios”. Es una bella historia de coherencia. Porque son los niños –una vez más—los encargados de recordarnos lo esencial. De recordarnos que si Dios está fuera de la historia, de nuestra historia, la violencia está servida. Por Jaime Septién

1. Paz con Dios. Según San Agustín paz es “tranquillitas ordinis”, el sosiego por ajustarse al orden establecido por Dios. Para que pueda tener paz interior debo haber conquistado la paz con Dios: saberme y sentirme hijo querido del Padre, entregarme filialmente a Él. 2. Paz con los hombres. Quien se sabe en paz con Dios puede lanzarse a la ardua tarea de buscar paz con los hombres. Meta tan necesaria como difícil en la vida conflictiva que llevamos. Que los que viven en contacto conmigo sepan que nada tienen que temer de mí. Que no vean un rival, sino un amigo; no un obstáculo para su carrera, sino una ayuda en su camino. 3. Paz conmigo mismo. La paz más difícil es la paz con uno mismo. La división más profunda es la del propio yo. Por culpa del pecado estamos divididos por dentro:

17

conflictos entre alma y cuerpo, hombre viejo y hombre nuevo, voluntad e instintos, razón y sentimientos, ángel y bestia. No aceptarme a mí mismo, rechazar mi pasado, no admitir mis debilidades, ser intransigente conmigo mismo, todo eso hace imposible la paz. Y es difícil estar en paz con Dios y los demás, si en mí mismo no hay unidad. Mi armonía natural es la condición para mi santidad. Tomemos en serio, por eso, la presencia del Espíritu Santo en nuestra alma y pidámosle que realice la obra de nuestra sanación y purificación natural. 4. Paz con el mundo entero, con toda la creación. Paz cristiana que ama la naturaleza, porque es obra de Dios, y se encuentra a gusto en el mundo, porque es la casa del Padre Dios. Paz que todo lo abarca y todo lo lleva hacia su destino final en el corazón de Dios.


16

Sabor a catequesis

I. Ten confianza, pues es el Señor quien te dice: “No temas que yo te he elegido, te he llamado por tu nombre. Tú eres mío… Porque yo soy tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador. Eres precioso a mis ojos, eres estimado, yo te amo” (Is 43, 1-4). Medita detenidamente estas palabras, grábalas en tu corazón. Tú no eres ‘uno más’ para Dios. II. Carga con tu cruz. La cruz que hay en tu vida, la cruz de los demás. El camino del seguimiento de Jesús pasa por cargar con la cruz. Piensa que no podrás formar a los demás si no buscas respuestas adecuadas a tus heridas y las heridas de tus hermanos. III. Conócete. Acepta con paz tus limitaciones y confía. Descalza tu vida de todo lo que sea egoísmo. Deja tus mediocridades, tu deseo de comodidad, tu preocupación. Ten un corazón simple como un niño, grande y fuerte como de madre, un corazón que acoge y que a todos se entrega. El camino de la educación en la fe exige purificación constante. Renuncia a las dobles intenciones. IV. Libera tu vida de todo lo que sea desamor. Crítica destructiva, discordia, división. Vive la

verdad del amor y nunca pongas límite a tu entrega. La vocación de catequista exige ‘alma de pobre’ para reconocer en todos al hermano que necesita ser amado. V. Reconcíliate, busca la paz interior. Haz oración. Recuerda siempre que el Señor camina contigo, Él es tu fuerza, el motivo de tu confianza. Sé exigente contigo mismo, pero también debes aprender a perdonarte, aceptar tu cansancio y tus caídas... Es importante que vivas siempre reconciliado contigo mismo. Vive la reconciliación con los demás. Crea comunión en tu entorno, que predomine en ti la disponibilidad cordial y acogedora, la comprensión y la alegría comunicativa y esperanzada. VI. Ama la naturaleza. El sol, el aire, los árboles, la tierra son obras del Señor. Descubre su mano y su presencia en la creación, escúchala. Vive reconciliado con ella y encontrarás un motivo para alabar al Creador en todas sus criaturas. El amor a la naturaleza te llevará a vivir en la sencillez y en la simplicidad de un espíritu abierto, amplio y acogedor VII. No te distraigas ni disperses. Ten los ojos siempre abiertos para descubrir en tu vida

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

y en la de tus hermanos, la presencia de Dios. Vive atento para descubrir los pasos del Señor en tu historia personal. Él está presente en todo, sale a tu encuentro constantemente. No te dejes llevar por el desasosiego y las prisas. No dejes que las preocupaciones arraiguen en ti y lleguen a angustiarte. VIII. Ten un corazón hospitalario. Recuerda constantemente aquellas palabras de San Juan: “Amaos mutuamente porque el amor viene de Dios y todo aquel que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios”, (1 Jn 4, 7) Abre tu vida a todos, se fuente de gracia, generosidad, amor y entrega. Y permite que los demás se abran a ti. Que te sientan compañero de camino. IX. Abre tu vida a Jesús de Nazaret. El Cristo. Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Él te enseñará el camino que debes ofrecer a aquellos que te entrega. Él te enseñará la verdad que debes mostrar a aquellos que te invita a cuidar. Él te enseñará la vida que debes regalar a aquellos que te permite recrear. Él es el único Maestro, el único catequista. Déjate enseñar. Asimila su pedagogía, su hablar, su mirar, su escuchar, su responder, su ser y

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

A

su estar. Que su sabiduría guíe siempre tus pasos, tus decisiones, tus palabras, tu quehacer. X. Deja que Dios penetre todos los rincones de tu vida. Permite que su luz y su presencia invadan tu vida. Esfuérzate por hacer las cosas bien, por poner atención en todo, por vivir todo el día con esperanza y descubrirás una oración pura, simple y con fuerza para integrar los diversos quehaceres diarios. Busca una fidelidad constante, creciente y plena de amor y déjate querer por Dios. No permitas que las pequeñas infidelidades de tu vida difuminen tu sincero deseo de vida plena de sentido y de donación. Tomado de: http: //personales.ya.com/joseph/ santaana/Materiales/ docatequistas.htm

dán fue creado bellísimo. La suma de sus cualidades, de sus perfecciones físicas y espirituales reflejaban y prefiguraban, dice San Ireneo, la belleza del Nuevo Adán, de Jesús, quien habría de venir, de tal modo que, con ser muy hermoso, Adán es nada frente a Jesús, el más bello de los hombres, como dice el Salmo 44 que hoy comentaremos brevemente para encontrar escondido en él las alabanzas a Cristo y a María. El Salmo empieza diciendo que al escriba “le brota del corazón un poema bello, que recita sus versos para un rey”, por lo que pensamos que podría referirse a David o a Salomón pero no, se refiere al Rey de reyes y Señor de señores, quien es “el más bello de los hombres”: Jesús, pues “la gracia se derrama en sus labios”. Y como sabemos, la gente del tiempo de Jesús se preguntaba de dónde sacó ese hijo de carpintero una sabiduría semejante; o se asombraban de que hablara como quien tiene autoridad y no como los escribas y fariseos, en fin, una gracia tal con la que hablaba Jesús que en una ocasión una mujer no se aguantó la emoción y le dijo: “Dichosa la que te dio a luz”. Luego el Salmo dice: “Ciñe tu espada a tu costado, valiente, es tu gala y tu orgullo; anda y cabalga por la verdad y la justicia”, por lo que entendemos que sí se refiere al Rey de reyes, Jesús, ya que su Palabra era espada afilada, cortante, signo de contradicción; y además es ‘valiente’, pues a pesar de sentir miedo de morir hasta el grado de sudar sangre, a pesar de eso enfrentará la muerte. Y aunque se le propuso el gozo, afrontó la muerte. Superó el temor, superó la amargura del trago que lo arrancaba de la tierra de los vivos. Y cabalgó por la verdad, ya que Él mismo es la Verdad y no hubo engaño en su boca; cabalgó también por la justicia, es decir, la justificación, la redención. Añade el salmista que “Sus flechas son agudas, se le rinden los pueblos y se acobardan sus enemigos”. Sus

flechas son sus palabras que descubrían las intenciones de los corazones, que manifestaban la podredumbre en el interior de los sepulcros: blancos por fuera pero negros por dentro. Y sí, en efecto, todos los pueblos se le rinden en cuanto que el Evangelio empezó a proclamarse y la humanidad a cristianizarse. Ante esto, los enemigos no pueden sino acobardarse, aquellos que lo crucificaron o que blasfemaron de su nombre, se vieron confundidos. Ahora bien, se añade un elemento interesante, pues se dice: “Tu trono, oh Dios, permanece para siempre”, en lo que notamos que no sólo es el más bello de los hombres, sino que es a la vez Dios, por lo que desde antiguo se anunciaba que el Salvador tendría dos naturalezas, perfectamente distinguibles en la unidad de su Persona. Así, pues, este Dios/ Hombre tiene un trono y un reinado perpetuo. Se añade que este rey hermoso “ha amado la rectitud y ha odiado la impiedad”, pues fue un juez justo, misericordioso y compasivo con el pobre, con el afligido, el oprimido y el desdichado, con el recto, el arrepentido, pero tremendamente fuerte y duro con el cínico, el fariseo, el hipócrita. De víboras no los bajaba. A Herodes lo llamaba ‘Zorro’. Jesús nunca llamó al bien mal ni al mal bien, juzgaba con claridad divina. No absolvió impunemente al culpable ni condenó al inocente, no se dejó corromper y nadie lo pudo acusar de pecado, “por eso el Señor, tu Dios, te ha ungido con perfumes de alegría entre todos tus compañeros”. ¿Quiénes son estos perfumes de alegría, estos óleos, estos ‘aceites de júbilo’ de que habla el salmista? Son los apóstoles, los discípulos, los Santos, los seguidores de Jesús, pues como dice San Pablo “somos el buen olor de Cristo”. Los Santos, pues, son sus perfumes. Los Santos son la alegría de Jesús, y el que está en gracia es santo, por lo que claramente se deduce que estar en gracia es alegrar y agradar a Jesús. Más adelante se añade que “de pie, a la derecha,

Interpretando la Biblia

está la reina, enjoyada con oro de Ofir”, por lo que imaginamos que esta reina hermosa es María, la madre de Jesús, pues era costumbre en Israel que la madre del rey se sentará a su derecha. Además, se le pide en el Salmo a esta reina que “olvide su pueblo y la casa paterna” porque “a cambio de sus padres tendrá hijos que nombrará príncipes por toda la tierra”, pues todos los hijos de Dios, los hermanos del Rey que es Jesús, ‘semos príncipes’, digo: ‘somos príncipes’, somos pueblo de reyes, linaje elegido. Ella nos dio a luz espiritualmente en el calvario de su Hijo. Finalmente, debemos traer a colación que el salmista dice, hablando de esta reina: “Quiero hacer memorable tu nombre, por generaciones y generaciones, y los pueblos te alabarán por los siglos de los siglos”. Así es, los pueblos todos alabamos y queremos a María, pues desde que Dios la eligió, viendo la humildad de su esclava, nosotros los cristianos la llamamos “dichosa y feliz de generación en generación”. Adoremos, pues, a Jesús, el más bello de los hombres; y alabemos a María, rigiendo a la derecha de su Hijo, enjoyada con todas las riquezas de su nueva Casa Paterna.

Por Luis A. Miranda G. Comentarios a: luiguibeau@hotmail.com

9


10

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Noticias

(ACI/EWTN Noticias).Recientes investigaciones permitieron dar a conocer que un biólogo inglés es el padre de unas 600 personas que él mismo ayudó a concebir en su clínica de fertilidad ubicada en Londres. El periódico Daily Mail publicó la historia de Bertold Wiesner, que fundó junto a su esposa, la Dra. Mary Barton, una clínica de fertilidad en la que concibieron unas 1500 personas entre los años 40’s y 60’s. Barton destruyó todos los registros médicos de esos años, lo que hace casi imposible que la gran mayoría de los que fueron concebidos allí, con la técnica de la fecundación In Vitro, tengan ahora idea de sus lazos de parentesco. Sin embargo, eso no impidió que dos hombres descubrieran sus raíces, luego de una investigación que incluyó la prueba de ADN. El abogado David Gollancz, uno de ellos, considera que Wiesner hacía un aproximado de 20 donaciones de semen al año, por lo que calcula que sus hijos serían entre 300 y 600. Cuando tenía 12 años, en 1965, Gollancz supo que había sido concebido por fecundación In Vitro, pero hasta ahora no tenía idea sobre su padre. Cuando lo

supo, pudo contactarse con 11 de sus medios hermanos, incluyendo al productor de documentales Barry Stevens, quien lideró la investigación sobre la clínica. Gollancz afirma que tiene sentimientos encontrados sobre su inusual historia familiar. “Es algo incómodo, ya que la inseminación artificial se desarrolló a escala industrial para el ganado y no me gusta el sentimiento de haber sido ‘producido’. Sin embargo, conocer a mis medios hermanos ha sido una experiencia enriquecedora. Esto también en parte lo hace frustrante porque sé que hay muchos otros en el mundo a los que no conozco y me gustaría conocer. Me encantaría poder alquilar un lugar enorme para invitarlos a todos a una fiesta”. La Doctrina Católica se opone a la fecundación In Vitro por dos razones primordiales: primero, porque se trata de un procedimiento contrario al orden natural de la sexualidad que atenta contra la dignidad de los esposos y del Matrimonio; segundo, porque la técnica supone la eliminación de seres humanos en estado embrionario tanto fuera como dentro del vientre materno, implicando varios abortos en cada proceso.

(ACI).- El presidente del Pontificio Consejo Cor Unum en el Vaticano, cardenal Robert Sarah, señaló que la Iglesia Católica no impone a nadie su religión ni sus creencias como algunos equivocadamente afirman.

El cardenal explicó que cuando los voluntarios realizan su servicio en realidad no buscan “convertir a la gente. Hacemos lo que Jesús nos manda. Cada quien puede escoger su fe. Les hacemos saber que somos hermanos”.

Luego de la presentación del libro ‘El Santo Padre y los Voluntarios Europeos’, el cardenal se refirió a esta labor de muchos católicos en el mundo, especialmente allí donde son perseguidos a causa de la fe como en la India.

“Con la caridad de los católicos queremos promover la dignidad del ser humano, respetar la libertad de todo ser humano y ayudar a las personas a ser felices. Por eso no imponemos ninguna religión ni creencia”, añadió.

(ACI).- ‘Benedicto XVI: Personajes Famosos Escriben Sobre el Papa’, es el título de la obra en la que veinte personalidades de la Iglesia, la política, la cultura, la economía y el deporte han puesto por escrito su visión personal de la figura y obra del Papa Benedicto XVI. El exministro- presidente de Baviera, de la República Federal de Alemania, Edmund Stoiber, fue quien presentó el libro al Santo Padre el 9 de abril. Entre los autores destacan personajes tan diversos como los cardenales Koch y Meisner; el actual ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble; la campeona olímpica de esquí Maria Höfl-Riesch; y el exfutbolista Franz Beckenbauer.

El prólogo fue escrito por Mons. Georg Gänswein, secretario particular de Benedicto XVI, que es también autor de uno de los testimonios y curador de la obra, editado por Media Maria Verlag. Mons. Gänswein señaló en el prefacio que “oportunamente, no se han expresado solamente los católicos, sino también los cristianos evangélicos”. Asimismo, el prelado expresó que cada contribución “es como la tesela de un mosaico que, al final, contribuye a realizar una imagen coloreada en la que es posible distinguir los contornos esenciales del pontificado del Papa Benedicto XVI”.

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

D

elante de Dios nadie puede gloriarse de sus esfuerzos o méritos personales, pues a Él nada le impresiona; todo viene de Él y es para Él. Y la grandeza de su gracia la vivimos en medio de nuestras fragilidades. O preguntémonos: ¿De qué podríamos presumir delante de Dios? ¿De qué nos podríamos enaltecer ante su grandeza? ¿Qué podríamos ofrecer a cambio de su amor? Pablo responde: “Si hay que alabarse, me gloriaré de las ocasiones en las que me sentí débil. El Dios y padre de Jesús el Señor, ¡bendito sea por todos los siglos!, sabe que no miento”, (2 Co 11, 30-31). Y para que comprendamos la absoluta necesidad que tenemos de su gracia, el Señor no nos libra

de nuestras flaquezas, sino que responde a nuestras oraciones de maneras misteriosas que nada tienen que ver con nuestras expectativas. Así le pasó a Pablo cuando le suplicaba que lo librara de aquel ‘aguijón’ que lo atormentaba y, aunque su petición era definitivamente justa, pues él sólo quería mejorar su condición para seguir a Cristo, Dios no lo libró de las insidias del pecado y de la tentación. ¿Por qué? Porque quería recordarle que debía depender absolutamente de Él. Es curioso, mientras que Pablo quería estar libre de tribulaciones para ser un testigo santo del Evangelio, el Señor tenía otros planes para él y le deja clavado aquel molesto aguijón. Ahora tendría que aprender a

¡Vive!

concentrar todas sus fuerzas en la gracia de Dios y no tanto en sí mismo. Debe asimilar que le basta con la gracia. “El que se gloríe, gloríese en el Señor. Pues no queda aprobado el que se recomienda a sí mismo, sino aquel a que es recomendado por el Señor”, (2 Co 10, 17-18). La humildad, pues, es una condición ineludible para recibir esa fuerza que viene de lo alto, ya que sólo cuando reconocemos nuestra pequeñez es cuando el Señor nos fortalece. Alguien que es muy fuerte no necesita ayuda ni protección, pero uno que confiesa su debilidad es digno del apoyo que solicita. O imaginémoslo de esta manera: Es imposible llenar con oro macizo un costal que está repleto

15

de arena. Pero si vaciamos esa arena, el saco quedará listo para recibir el oro. Pues lo mismo sucede con la gracia: Si nosotros nos consideramos autosuficientes, entonces nada puede hacer el Señor en nuestras vidas. Pero si nos declaramos necesitados y débiles, en ese momento Él nos fortalece. NO TE PIERDAS LA PRÓXIMA SEMANA: ¿Qué debemos hacer cuando Dios dice no? Material del Pbro. Luis Alonso Cobácame Rodeles Revista Vive: Te Basta con mi Gracia


14

¡Vive!

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

Voz del Papa

11

E

l Papa Benedicto XVI dijo que la fe en Cristo resucitado transforma la vida, libera del miedo y da firme esperanza a las personas. El Santo Padre explicó que “la experiencia de los discípulos nos invita a reflexionar sobre el sentido de la Pascua para nosotros. ¡Dejémonos encontrar por Jesús Resucitado!”. Cristo, dijo el Papa, “está vivo y es verdadero, está siempre presente en medio de nosotros, camina con nosotros para guiar nuestra vida, para abrir nuestros ojos. Tengamos confianza en el resucitado que tiene el poder de dar la vida, de hacernos renacer como hijos de Dios, capaces de creer y amar” El Pontífice recordó que con las celebraciones de Pascua, “nuestro encuentro está colmado de alegría espiritual, que brota de la certeza que Cristo, con su muerte y resurrección, ha triunfado definitivamente sobre el pecado y la muerte”.

“Esta novedad de vida que no muere, inaugurada por la Pascua, ha de ser anunciada para que la espina del pecado que hiere el corazón del hombre deje su lugar a la gracia que germina: El Maestro ha resucitado y con Él Benedicto XVI dijo luego que toda la vida resurge”, dijo el “el resucitado entra en nuestra casa y en nuestro corazón, aunque Papa. en ocasiones las puertas estén cerradas. Entra ofreciendo aleBenedicto XVI hizo votos gría y paz, vida y esperanza, luego para que “resuene en dones que necesitamos para vuestros corazones el anuncio nuestro renacer humano y glorioso de la victoria de Cristo espiritual”. sobre la muerte, para descubrir “Dejemos que Jesús resucitado con alegría las fuentes de la fe y venga a nuestro encuentro. Él vive la esperanza”. y está siempre presente, camina con nosotros para guiar nuestra El Santo Padre recordó que vida. A Él lo encontramos en dos cuando Jesús resucitado se ‘lugares’ privilegiados, profunda- muestra a los discípulos, enseña mente unidos entre sí: ‘la Palabra sus heridas, “signo de lo que ha y la Eucaristía’”, alentó.

sucedido y que nunca más se borrará: su humanidad gloriosa permanecerá ‘herida’. Este gesto tiene la finalidad de confirmar la nueva realidad de la resurrección: el Cristo que está ahora ante los suyos es una persona real, el mismo Jesús que tres días antes fue clavado en la cruz”.

citado hace a sus amigos; y es, al mismo tiempo, una misión: esta paz, comprada por Cristo con su sangre, es para ellos y para todos, y los discípulos deberán llevarla a todo el mundo. (…) Jesús ha completado su tarea en el mundo, ahora les toca a ellos sembrar la fe en los corazones”.

“Y es así que, en la luz refulgente de la Pascua, en el encuentro con el resucitado, los discípulos comprenden el sentido salvífico de su Pasión y muerte. Entonces, pasan de la tristeza y el miedo a la alegría plena”.

Pero el Señor sabe que los suyos aún sienten temor, “por eso, sopla sobre ellos y los regenera en su Espíritu; este gesto es el signo de la nueva creación. Con el don del Espíritu Santo que proviene de Cristo resucitado, comienza de hecho un mundo nuevo”. Concluyó el Santo Padre.

Jesús saluda diciendo “la paz esté con vosotros”. No se trata solamente de un saludo, explicó el Papa, sino “del don que el resu-

Tomado de ewtnnoticias.com


12

“Paz a vosotros”, dice Jesús en el Evangelio de este tercer domingo de Pascua. La Paz del Señor, no es como la ‘paz’ que ofrece este mundo. La Paz de Cristo está fundada en la gracia y en el perdón que ha ganado para nosotros por su muerte y resurrección. Así, la Paz del Señor, no depende de nosotros, por eso es fuerte, por eso permanece sin importar nuestros sentimientos, dificultades o sufrimientos. La Paz de Cristo se saborea aun en la prueba. Es serenidad en el alma, no hay perturbación aun en la adversidad. Por ello, la Paz de Cristo sana, ¡distinta es, pues, a la ‘paz’ que ofrece este mundo! La Paz del Señor, fruto de su sacrificio, fruto de su triunfo ante la muerte, nos da la certeza de la esperanza y del amor del Padre que reconciliado con sus hijos, los hombres, se adelanta y sale al encuentro de ellos esperando su regreso. La Paz de Cristo es fuerza, es la única Paz, capaz de eliminar los conflictos sean con Dios, con el prójimo, con uno mismo; porque emana del perdón que Cristo nos ha obtenido por su Cruz. Así que sólo por el perdón obtenemos esta gracia, esta Paz

13

enmarcha.com.mx / Semana del 16 al 22 de Abril de 2012

que en nada se parece a la que el mundo da. Esta Paz no quiere decir que no experimentaré contratiempos en la vida, que le voy a caer bien a todos o que voy a estar ‘feliz’ a cada momento. La Paz que Cristo nos da es Él mismo, la revelación total del Dios que es amor… y se entrega por nosotros. (1 Jn 4,16). Cuando conocemos el amor de Dios y entendemos que venimos de Dios y vamos a Él, los sufrimientos se hacen menos pesados, porque sabemos que el Señor está con nosotros en medio del dolor, los miedos y las angustias. Aunque esta Paz es gratuita, es un don divino, un regalo… requiere que yo me abra a ella para que sea efectiva. Si no se quedará como un regalo que nunca se abrió. La paz del mundo es fácil: llénate de objetos, sal de compras, Tv, Internet, iPad, Blackberry, etc. Vive sin límites, drogas, desenfreno, huye del dolor y el trabajo… ¡que te dejen vivir en paz! ¿Paz? ¿Eso es vivir en Paz? La Paz se da sólo en la amistad con Dios, en el trato con Cristo, conociéndolo, amándolo, siendo fiel a su Palabra. Ahí radica la Paz verdadera.

- Al tener un verdadero sentido de justicia. - Cuando no nada más se reconocen los propios derechos sino también los de los demás. - Como padres no cometiendo abusos de autoridad, respetando la dignidad de los hijos. - Enseñando a los hijos a distinguir entre el bien y el mal. Cuando los hijos son pequeños, los padres son como una ‘conciencia externa’ de ellos (como Pepe

La Paz de Cristo es eficaz “Cristo es nuestra paz. Ha reconciliado a los unos y a los otros, judíos y paganos, uniéndoles en su Cuerpo. Ha superado la enemistad con su Cuerpo, en la Cruz. Con su muerte, ha superado la enemistad y nos ha unido a todos en su paz”, (Ef 2, 14-16). Sin embargo, ante la belleza de este pasaje bíblico nos contrasta la realidad que vivimos y nos cuestionamos: ¿cuál reconciliación? La intolerancia religiosa impera, en medio oriente la guerra entre cristianos, musulmanes y judíos prevalece, en el mundo la violencia aflora en las calles, en las familias… ¿Cómo ha superado la violencia el sacrificio de Cristo en la cruz? Así se expresó su Santidad Benedicto XVI en un acto de Oración por la Paz en Medio Oriente el 25 de julio de 2006 y dijo: “Nosotros, los hombres, no podemos resolver el misterio de la historia, el misterio de la libertad humana que dice ‘no’ a la Paz de Dios. Tenemos que aceptar el misterio. Sin embargo, hay elementos de respuesta que el Señor nos ofrece. Un primer elemento es que esta reconciliación del Señor, este sacrificio suyo, no ha quedado sin eficacia. Existe la gran realidad de la comunión de la Iglesia uni-

Grillo en el cuento ‘Pinocho’), de allí la importancia de sus actos y juicios. - Exaltando el valor de la vida humana, su dignidad y su derecho. Tanto la vida propia como la de los que nos rodean tiene un inmenso valor, desgraciadamente con tanta violencia los niños no aprecian esto. Pasos para lograr la Paz (en la virtud) - Voluntad. Muchas veces aunque los niños conozcan el bien y el mal, les falta fuerza de voluntad, no han aprendido el

versal, de todos los pueblos, la red de la Comunión Eucarística, que trasciende las fronteras de culturas, civilizaciones y tiempos. Existen estas ‘islas de paz’ en el Cuerpo de Cristo. Son una realidad y si creemos también podemos unirnos a ellas por la fe y los sacramentos... Existen los mártires que han sufrido con Cristo, dando testimonio de paz y amor… Y viendo que la realidad de la paz existe, aunque haya permanecido también esta otra triste realidad, podemos profundizar aún más en el mensaje de San Pablo a los Efesios… El Señor ha vencido en la Cruz. No ha vencido con un nuevo imperio destructor; no ha vencido de una manera humana, como nos imaginamos. Ha vencido con un amor capaz de llegar hasta la muerte. Esta es la nueva manera de vencer de Dios: a la violencia no opone una violencia más fuerte. A la violencia opone precisamente lo contrario: el amor hasta el final, su Cruz. Esta es la manera humilde de vencer de Dios… que nos parece muy lenta, pero es la verdadera manera de vencer al mal y tenemos que confiar en el modo de Dios”. La Paz se da en el amor y el perdón, así como Cristo nos ganó el perdón y la

hábito del esfuerzo, son ‘buenos’, pero tal vez no han aprendido a dominarse, por eso muchos de estos niños se convierten en ‘tiranos’. - Exigencia. A los hijos hay que exigirles, dentro de sus posibilidades, enseñarles a enfrentar los problemas y a esforzarse para resolverlos, que sepan sentirse orgullosos y capaces de realizar las cosas por sí mismos. - Valentía. Que tengan héroes que inspiren su vida, pero que sean héroes de grandes ideales.

salvación, así debemos amar y perdonarnos, primero a nosotros mismos y después al prójimo para sanar y alcanzar la Paz que tanto necesitamos. El buen juez por su casa empieza Aunque muchas de nuestras familias viven en aparente paz, es necesario aceptar y reflexionar sobre cómo la violencia ha entrado en nuestros hogares, sea a través de los Medios de Comunicación o adoptando conductas que éstos nos presentan por ejemplo en video juegos, programas de Tv, etc., sea por actitudes que hemos permitido como frialdad con los hijos o la pareja, lenguaje hostil, violencia verbal y física en el noviazgo y el matrimonio. Tristemente, estas acciones vividas en el hogar –el cual se supone es nuestro ‘refugio o lugar seguro’ – afecta a toda la sociedad, pues la violencia es llevada desde nuestro interior a los hogares, a los trabajos, a la comunidad. Sabemos que la violencia es un tema añejo, humano. El problema es que empezamos a verla como ‘algo normal’. En esto radica el peligro. Se ha filtrado y no la sentimos. El hombre está acabando - Respeto. Cuidar que los niños no adquieran la costumbre de tomar las cosas de otro, por muy insignificante que sea el robo, y si estropea algo ajeno hay que reponerlo, etc. - Generosidad. Es algo que de por sí es difícil en los niños, por ello es importante que vean un buen ejemplo: cómo sus padres ayudan al necesitado (dentro de sus posibilidades). - Cortesía. Gastón Courtois ha dicho que la cortesía “es hija del respeto al prójimo y hermana de la caridad”. El que es cortés piensa en los demás y en sus sentimientos.

con el hombre. Vivimos en un mundo intranquilo, estresado, acelerado, lejos de la Paz de Cristo. Dios hizo al hombre para la felicidad, para ser pleno, para la vida. Entonces ¿Por qué su tendencia hacia la muerte? Porque ha echado fuera de su corazón al Dios de la Vida y de la Paz. Y si no hay Paz en el corazón humano, mucho menos la puede haber entre los pueblos. Por eso, hoy más que nunca los padres de familia debemos hacer vida la Paz como virtud. No echemos en saco roto este don divino. No se trata sólo de enseñar a nuestros hijos a vivir ‘tranquilos’ y respetar los derechos propios y del prójimo (que es muy importante). Sino de fortalecer en ellos el saberse profundamente amados y salvados por Dios. El saberse acompañados por Cristo el Señor a cada momento en las dificultades y las alegrías, ¡eso da la Paz! que nos invita a vivir por amor a Dios y al prójimo, en la justicia y el respeto. Esta virtud, fomentada en la familia crea seres humanos dignos, plenos y felices; firmes, serenos por la fe y fuertes en la adversidad porque su manera de vencer se cimienta en la Paz verdadera, la que Cristo nos da… La Paz de Cristo quede con ustedes. Por Mary Loustaunau

- Orden. Es un elemento esencial para que haya armonía y equilibrio en un hogar. Cuando hay orden, hay normas y límites, esto proporciona seguridad y les enseña a tener disciplina. - Caridad. No puede dejarse de mencionar este valor esencial para que haya Paz. La paz es el resultado de muchas actitudes, todas estas fundamentadas precisamente en la caridad, no entendida como limosna, sino como amor. *Material tomado de ACI Prensa

¿Qué es?... La Paz es la tranquilidad que procede del orden y de la unidad de voluntades. ¿Qué es la paz interior? La Paz interior del hombre es fruto de la unidad de la voluntad humana con la voluntad divina. Se puede obtener aún en medio de grandes tormentos exteriores. Cuatro requisitos para que reine la Paz: La Paz ha de estar fundada sobre la verdad, Construida con las normas de la justicia, Vivificada e integrada por la caridad y realizada con la libertad… (Beato Juan XXIII, ‘Pacem in terris’ ) -La Paz es un DON: Es un regalo de Dios que encuentra su plenitud en Jesús que nos enseñó el camino de la paz tomando la Cruz. No hay paz cuando los hombres se apartan de Dios.

-Arma poderosa para alcanzar la Paz: la oración. -Así lo dijo:”la conquista de la paz a todos los niveles está unida a la conversión del corazón y a un auténtico cambio de vida” ( Juan Pablo II ) - Qué es la Paz Cristiana: Es la que procede del abandono en Dios, de arrojar sobre Él todas las preocupaciones, tomando a cambio el yugo de su mansedumbre y humildad. El Señor es el único que puede dar la paz: “no os la doy, como la da el mundo”,( Jn 14,27), porque efectivamente nada ni nadie la puede quitar, porque es sobrenatural, fruto de la sabiduría de las cosas del espíritu, donación del Espíritu Santo, y anticipo de la paz y descanso perfecto, lleno de felicidad, del cielo. *Material de Corazones.org

Edicion 1194  

Mes abril publicación 2do Domingo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you