Page 24

A jugar en el bando imperial vinieron Daniel, Carlos, Manuel, Joaquín, José Antonio, Jorge, Tono, Esteban, y Juan Manuel, representando grandes ejércitos de la Guardia Imperial, Marines Espaciales, Ángeles Oscuros, Ángeles Sangrientos, Hermanas de Batalla, y Caballeros Grises. Esteban, además, se llegó desde las Islas Canarias haciendo un gran esfuerzo en lo económico y en lo logístico. Lo dejó más o menos claro con su último mensaje de whatsapp el día de la víspera: "Alístate en la Guardia Imperial, te dicen. Verás mundos nuevos. El Emperador te lo pide, te recalcan... Lo que no te dicen es que te levantas al amanecer, cargas con todo tu equipo, agarras tu fiel rifle láser M36, y te metes apretadamente en el transporte Valquiria modelo "AirEuropa" mientras piensas que nadie te ha dicho en qué batalla vas a luchar..." Por parte de los xenos estuvieron Octavio, Paco, Sergy, Ronin, Jota, Jorge (hermano de Esteban), Víctor, Jesús, y Luis, con grandes ejércitos de eldar, eldar oscuros, Marines del Caos, Demonios, y Necrones. Mención especial para Oscar Dionisio Arenas, y Sergio Blanco, que vinieron desde Extremadura frontera con Portugal sólo para ver la batalla. Desde aquí mi más profundo respeto y agradecimiento. También estuvieron como asistentes tácticos, para mover minis y lo que fuera menester, Luis, María José (a ella se le había cedido 4 escuadras de sororitas), Alex, e Israel (el benjamín, con 12 años). En cuanto a número de miniaturas no sabría precisarlo en este momento, pero si no rebasó las 3.000 miniaturas por ahí andaría. Sólo el ejército de Guardia Imperial de Joaquín ya contenía 400 miniaturas, y casi otro tanto el de Esteban. Así que por parte del bando imperial ya había más de 1.500 largo, entre tropa y vehículos. Otro record estuvo en el despliegue: hasta la fecha nadie había hecho un despliegue oculto y simultáneo de un ejército tan grande. Se instaló una cortina de lado a lado en la mesa, y ambos ejércitos desplegaron sin saber a quién tenían en el frente. La sorpresa estaba garantizada. Y ahí quedaron unos y otros cuando la cortina se quitó. Las fotos hablan por sí solas. Krupier (Caos) El mismo viernes antes de la partida aún me quedaban por montar cosas que terminé de montar a las 20:00, siendo cuando mi compañero Francisco David, Ronin -Ronina para los amigos-, me recogía a las 20:30. Perfecto, nada mejor que prisas para empezar una gran batalla. Tirando para Alguazas ya nos daban nervios de "joder tío, debe de ser impresionante, que ganas tengo" y para no variar en nuestros viajes, pues nos perdimos y tuvimos que tirar de GPS. Una vez en el recinto y viendo la enorme mesa de 15m, ya vaticinamos que iba a ser un gran día, y joder que si lo fue.

Después de ver a varios amigos que hacía tiempo que no veía, de conocer gente nueva y gente con la que solo hablaba por whatsapp, por fin íbamos a "dormir". Y digo "dormir" porque no pudimos dormir nada xD. Entrados ya en materia, después de tirarnos una hora desplegando con una sábana en medio para no ver nada del rival, vimos que era totalmente impresionante. Jamás en mi vida he visto algo igual, y es que ver cerca de 200.000 puntos en mesa desplegados, casi todo pintado y demás ha sido una de las cosas más impresionantes (o quizás la que más) que he visto en mi vida refiriéndome a Warhammer 40k. Es algo que cualquiera que juegue debería ver aunque sea una vez en la vida.

Narkas (Imperio) Llegó el momento en que cada jugador, por cada bando, tiró un dado para determinar quien tendría la iniciativa. Los xenos tuvieron una tirada bastante floja, hasta el punto de que ni siquiera hizo falta que el bando imperial tirara todos sus dados. Y salimos los primeros, claro. La oleada de fuego en ese primer turno fue conforme a lo esperado. La Guardia Imperial y los titanes probaron su terrible eficacia destruyendo siete máquinas de guerra, un C'tan trascendente y tres generales enemigos. Los dioses permitieron a Lord Khoubal Narkas dar un paso más en su venganza contra los eldar, ya que uno de sus Caballeros Grises abatió a Eldrad Ulthran. Llegado el turno de los eldar, se encontraron con que no había hueco entre las filas imperiales para desplegar sus bípodes, ni dragones del Caos, ni siquiera un mal regalo como adelanto de las Navidades, de modo que tuvieron que desplegarlos en su propio terreno, o sencillamente delante de la primera línea formada por la Guardia Imperial. Aun así, 4 titanes phantom y 2 titanes reaver del caos probaron su extrema eficacia barriendo todos los baneblades que tenían enfrente (que eran 8 si no me falla la memoria), más otros 4 warhounds. Como bien dijo Maria José, "solo les ha faltado pasar la mopa". Pero aun así, haciendo el recuento de puntos de victoria tras el turno primero, el bando imperial ganaba por un punto a los xenos.

Profile for Alfonso Ortega

Goblin Panzudo 3  

Numero tres de Goblin Panzudo

Goblin Panzudo 3  

Numero tres de Goblin Panzudo

Advertisement