Page 10

Pero la cosa no termina aquí, en la última temporada aparecen los Observadores a mogollón que nos conquistan. Nos vamos más de 20 años al futuro para luchar en la Resistencia contra ellos teniendo como “aliada” a la hija veinteañera de Peter y Olivia (el Peter del universo 1, con la Olivia del universo 3 que ha recuperado los recuerdos de la del 1…). El final un tanto lacrimógeno y predecible. Conclusión: deberían haberse quedado en la 3ª y haber terminado la serie con dignidad.

Si Fringe nos dejó desilusionados lo de Dexter ha sido una tomadura de pelo en toda regla. Una serie que parte de una base absolutamente novedosa: hablar de la vida de un asesino en serie, pero que sólo mata a los malos. Durante las primeras temporadas vemos a Dexter cohibido ante sus compañeros, sin saber cómo comportarse, qué sentimientos debe tener (no olvidemos que es un psicópata).

No voy a hablar de Lux y lo mal que me caía (además de que no me la creí ni un minuto), ni de Travis (cómo es posible que teniendo al grande, no, grandísimo Edward James Olmos hagas una temporada tan infumable). Podría hablar de Hannah Mckay pero me da una pereza… Sólo salvo a Isaak Sirco que es un personaje con el que simpaticé bastante a pesar de ser un mafioso ruso sin ningún tipo de escrúpulos. Seguramente por eso mola tanto.

Las temporadas se van sucediendo y el personaje se vuelve más complejo y oscuro, hasta que llegamos a la cuarta temporada cuando por fin encuentra a su némesis. Aquel “Hello Dexter Morgan” pronunciado por Trinity forma parte de la historia de la televisión. Aquel final rotundo, devastador: Rita muerta en la bañera, Harrison de apenas unos meses sentado en un charco sobre la sangre de su madre y Dexter sin-

Pero vayamos al final de la serie. La 8ª temporada es un despropósito continuo. Los guionistas perdieron una oportunidad de oro al cargarse a su aprendiz Zack Hamilton tan pronto. Hubiera sido un final increíblemente digno ver a Dexter atado con film transparente en la mesa de otro asesino en serie. Una lamentable oportunidad perdida. En lugar de eso vemos a un Dexter que sucumbe a sus sentimientos, que hace que maten a su hermana por culpa de ellos y que decide “exiliarse” para… Bueno, no sé muy bien para qué. El epílogo me sobraba, prefería pensar que había muerto en la tormenta. En fin, una tomadura de pelo que no está en consonancia con la auténtica naturaleza del que era nuestro psicópata favorito.

Morgana

tiendo algo por la primera vez en su vida. Brutal. No hacía falta más. Acabas la serie aquí y nadie te reprocha nada, un final abierto en el que el asesino en serie ha recibido una cucharada de su propia medicina. Pero a esas alturas Dexter era ya una máquina de hacer dinero y Showtime, la cadena que la produce, no quería perder la gallina de los huevos de oro y alargaron la serie hasta lo indecible.

Profile for Alfonso Ortega

Goblin Panzudo 3  

Numero tres de Goblin Panzudo

Goblin Panzudo 3  

Numero tres de Goblin Panzudo

Advertisement