Issuu on Google+

Vello PĂşlvico


El hijo del papá del Ahuizote por el momento es una publicación quincenal encaminada a la difusión de textos literarios de diferente índole. Los autores que contribuyen en la creación de esta publicación son, al igual que tú, querido lector, personajes que en el ejercicio pleno de sus habilidades lúdicas alimentan el imperioso modus vivendi que es la creatividad. El contenido vertido en cada uno de los textos, así como del material gráfico que se presenta en esta publicación, nada tiene que ver con el criterio de AL FIN LIEBRE ediciones digitales, salvo en las ocasiones en las que la edición participa como un autor más. El hijo del papá del Ahuizote es una publicación sin fines de lucro, de manera que, si te intentan cobrar por la visualización, lectura, difusión o reproducción del material aquí vertido, avísanos y haremos lo necesario para partirles su madre. El hijo del papá del Ahuizote No. 06: Vello Púlvico: Portada: «Dust to dust» Autor: Richard Wallace Técnica: óleo s/canvas Año: 2008 Disponible en: http://richardwallace.deviantart.com/art/Dust-toDust78484031?q=boost%3Apopular%20dust&qo=25 Autores: § Al fin liebre § Brujeiro § David Castañeda § Eben, el señor oso § Froy-Balam § Gumaro Güigüí § Hernän Brizuela C. § Jairo Pech § Julio César Suárez Cervantes § Lore García § Luchinta § Pablo Aguilar § ts‟ujul


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

EDITORIAL «Sacude tu melancolía, como si fuera caspa del corazón»

Y me he gastado los días y las neuronas buscándola y tocándola con el intelecto, raptándola y seduciéndola con el instinto más primitivo; le he dedicado las palabras más bellas que son rompecabezas de fragmentos de cristales rotos; azogados por los años y empañados con mercurio. El mensajero de los dioses.

Roque Narvaja han caído en cuenta de que Mistododetractores lo que les he escrito en estas tres editoriales pasadas es un refrito descarado de la vida de Woody Allen, de sus relaciones complicadas con sus mujeres y con sus psicólogas. Pues bien, quizá lo sea. Pero lo curioso de todo es que después de tanto andar por el mundo navegando con bandera de pirata al final de cuentas me casé con una ex psicóloga de Woody Allen. Artemisa.

Todos mis caminos llevan a Sabina. De ella no puedo contarles sus manías a la hora de amar, sus gestos de placer y sus ceños fruncidos cuando explota de rabia; de ella no les puedo contar si sabe o no cocinar, si se lava bien las orejas cuando se baña o si su cabello tarda años en secarse. No puedo contarles —ni contarle— el total de lunares de su cuerpo, ni sus medidas y sus arrugas. No sabré decirles si odia el pescado pero adora el coctel de tegogolos.

Y parafraseando a Les Luthiers quizá todas esas filias que digo tener «me sean ajenas» y sean, precisamente de Woody Allen. De cualquier manera Artemisa no es para nada el tema de esta editorial, supongo que, para contrariar a mis detractores en esta ocasión escribiré acerca de Sabina, que es —y no— la mujer constante en mi vida y el parámetro bajo el cual todas han sido medidas. Es, un esquema básico pero complejo al que ninguna llegará.

Todo lo que está escrito acerca de ella está plasmado en la arena de una playa inhóspita; se borra con el viento como quien le sopla a la canaleta del pizarrón y genera una nube blanca de polvo de tiza. AL FIN LIEBRE ediciones digitales

Sabina vale todas las lágrimas vertidas, vale todas las venas destrozadas y el campo de concentración de sueños y promesas. Vale todos los sueños y a la vez ninguno pues ella misma es ensueño.

Estridentópolis, La vieja. Abril de 2011

1


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

PROCESIÓN ESTELAR

U

na fría noche de luna llena, el silencio fue corrompido por el murmullo de las antorchas, que con marcha frenética se acercaban a ella, para tomarla en prenda y entregarla a la voz del mandato en turno.

estaba lista, las antorchas gritan su canto junto a los habitantes, al tiempo que se acercaban a la mujer. Comienza arder, el fuego la consume, sus gritos son acallados por el humo de la madera que asfixia su garganta, la ahorca.

La pequeña choza fue sacudida por completo, entraban en tropel brazos, voces, cuerpos, todos juntos se arremolinaban en la polvareda que ellos mismos provocaban, mientras iban aumentando en su sonido al compás del bullicio que se está formando en todos los lugares del lugar.

Casi como un destello las cenizas van subiendo al cielo, esas cenizas polvorientas mezcla de la madera y su quemante cuerpo, suben poco a poco con el aire que se va nublando cada vez más hasta la negrura. Un rayo iluminó la ahora negra noche y un trueno dejó a todos los presentes sordos, nadie pudo oír sus gritos, tampoco ven por la luz del rayo, corren a todos lados, sin saber lo que sucede, el aire esta polvoso, cenizo, arena, nada…

La llevan colina arriba, la luna ilumina todo el valle, mientras es arrastrada por la multitud, implora a sus guardianes paciencia y perdón a ellos pues sabe de antemano que en cualquier momento puede dejar de ser lo que todos ven, para convertirse en el artificio que realmente es, lo sabe, lo olvida, le da miedo la consecuencia…

Cuando todo regresa a la normalidad, sólo puedo observar desde mis polvorientos restos, al pueblo entero subir a la par de mis restos hasta las nubes, al cielo, regresando al principio de todos, al comienzo del tiempo, al polvo universal…

Todos estaban ahí, las chozas en el pueblo están vacías, hasta la criatura más pequeña está ahí, los niños corren en derredor del árbol milenario, tan antiguo como el aire y el tiempo, ese árbol que desde hace tanto ha funcionado para lo mismo, cumplir sus ciclos y sus leyes.

Brujeiro

La ataron al árbol con cuerdas y cadenas, como si temieran sus movimientos, la pira ya

2


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

POLVÓVOROS

E

n un principio nadie se percató de ellos, eran a ciencia cierta imperceptibles. Varios intentos por encontrarlos en cualquier lado habían fallado y se habían catalogado las historias que se contaban acerca de ellos como un mito urbano.

primeras 25 personas en llamar, Le regalaremos también ¡El gel „Pulvex Gel‟! para cubrir las superficies de sus muebles y aparatos.» Al cabo de unas cuantas semanas la mayoría de los hogares en el mundo tenían un aerosol, o un gel, o un limpiador „Pulvex‟ y de esa manera fue que comenzaron a adueñarse de nuestras voluntades. Pasado medio año en zonas desérticas, como Perote, Totalco, Atacama y gran parte del Medio Oriente aquellas partículas microscópicas habían condensado a su alrededor a otras de ellas conformando organismos simples, como especies de anélidos cubiertos de partículas de polvo. Las formas más inofensivas de ellos cuelgan en las paredes y techos de nuestras casas, uno puede identificarlas por su cubierta de polvo que los acoraza.

Su presencia en el mundo fue archivada y olvidada. Lo cierto es que por copiosos que sean los intentos del mundo por ocultar sus secretos, dicotómicamente, el mismo mundo es el que se encarga de develarlos. Hace un par de años la comunidad científica del mundo se conmocionó ante el hecho de que algunas partículas microscópicas suspendidas en el aire, literalmente fungían como desmaterializador de polvo. El hecho más consciente que se le podría ocurrir a cualquiera ante tan increíble suceso era obviamente, comercializar dichas partículas. Es decir, así se hizo.

La evolución fue vertiginosa cuando encontraron su hábitat en todos esos centros en donde la gente se aglomera por varios días o es constante: hospitales, centros de culto, salones sociales; recordemos que el principal componente del polvo que se acumulaba en nuestros hogares eran partículas de piel muertas que se desprenden de nuestros cuerpos, como microscópicas escamas.

«¡Señora! ¡Ya no sufra más! Le traemos en esta ocasión el último gran avance tecnológico patentado en laboratorios alemanes. Si está cansada de batallar con la limpieza del hogar, si está cansada de pasar el limpiador una y otra vez por el mismo lugar, y al cabo de algunas horas, ya está de nuevo cubierto de polvo. ¡No se desespere! ¡Ha llegado para quedarse! El nuevo y más reciente pulverizador de polvo. Sí, escuchó bien:

Estos organismos devoraban grandes cantidades de polvo, aspirando, succionando el aire y expulsándolo a través de un espiráculo situado en su lomo y acaparando mediante membranas sólo los restos de dermis que necesitaban para subsistir. Todos los seres vivos animales contribuimos a su desarrollo.

¡EL PULVERIZADOR DE POLVO!

Al principio eso estuvo bien. Todos en casa teníamos un polvóvoro como quien tiene a un gato o a un perro; esto, obviamente llevó a la empresa „Pulvex‟ a la quiebra.

El pulverizador de polvo „Pulvex‟ está tecnológicamente diseñado para eliminar cualquier partícula de polvo que se encuentre en el ambiente, su composición química, basada en pequeñas partículas llamadas polvóvoros literalmente „devoran‟ cualquier rezago de polvo que haya en su entorno familiar. ¡Líbrese de las esclavizantes horas de limpieza y dedíquele mayor tiempo a sus seres queridos! Llame ahora y no sólo se llevará uno de estos magníficos aerosoles, sino que CTVS le regalará otro ¡Completamente gratis! Y si es de las

Al término de un tiempo el hambre descomunal de estos organismos los llevó a aspirar incluso la fuente de su alimentación y de esta manera se escucharon casos de relaciones simbióticas entre gatos y perros que se dejaban acicalar de vez en cuando para exfoliarse. Pronto la industria estética de animales domésticos adoptó esta relación simbiótica como parte de sus servicios. 3


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

«Estética canina „Solovino‟: Paquete de limpieza, a sólo $350.00 Contamos con polvóvoro.»

esperando el momento de ser liberado para cumplir con su misión. El gato regresó a los brazos de su dueña. Sin embargo ella seguía consternada y la notoria preocupación llamó la atención de su padre quien inquirió el por qué. La niña respondió que desde que había llegado a la casa Señor Miausi no había querido comer nada. Pero se le veía bien. La pequeña dueña y su padre llevaron al Señor Miausi al veterinario para hacerle un chequeo rutinario pero el resultado fue impresionante:

Y tras un breve período de utilización animal, la técnica pasó al tratamiento humano en spas argumentando que se trataba de una técnica milenaria empleada en el lejano Oriente. Las tarifas de estos servicios fueron estratosféricas en un principio pero rápidamente estuvieron al alcance de todos. Pequeños organismos de polvóvoros eran vendidos como quien compra una aspiradora de mano y casi todo el mundo traía uno de estos en su bolso.

El Señor Miausi era un polvóvoro mimetizado, había estado comiendo polvo desde siempre. De alguna manera este organismo se las había arreglado para adoptar la forma de un gato. Y la noticia se esparció como chispa en un depósito de gas. Por todo el mundo fueron apareciendo casos similares y el terror se apoderó de la gente a lo largo del orbe. El destino del Señor Miausi y de aproximadamente 100.000 ejemplares más, entre perros, gatos, pericos y hasta lirones mimetizados fue el mismo.

Pero todo empezó a salir mal cuando en la mañana del 14 de agosto pasado a una niña se le ocurrió adoptar a un gatito bebé que maullaba intensamente bajo la lluvia allá en un suburbio de Los Ángeles. Como podría esperarse de cualquier niña bien educada, pidió permiso a sus padres para quedarse con el desafortunado minino y ellos, al ver curiosos los instintos maternales de la pequeña muchachita asintieron con una sonrisa, pero enfatizaron en el hecho de que debía hacerse cargo de todos los cuidados del animal. Ella corrió a su cuarto a bañar con agua tibia al felino y secarlo cuidadosamente; Señor Miausi le puso por nombre y le colocó un bonito distintivo azul al cuello.

El exterminio duró un par de meses hasta que fue censurado por el presidente de la ONU; «la presión de los grupos protectores de los seres vivos no puede ser soslayada» explicó ante una importante cadena televisiva global «los polvóvoros, mimetizados o no, también somos seres vivos y tenemos los mismos derechos, incluyendo el de la vida.»

Pasaron los días y el Señor Miausi comenzó a deambular por la casa causando travesuras y recibiendo las reprimendas de su dueña hasta que en una ocasión bajó sin precaución al sótano de la vivienda donde se encontraba la morada del polvóvoro doméstico. La niña, temerosa de que en una aspiración, el polvóvoro pudiera absorber por completo al Señor Miausi llamó de inmediato a su padre quien la acompañó sótano abajo a buscar al gatito. Sorpresivamente, el polvóroro estaba sentado sin prestarle atención al minino, quizá a lo mucho lo miro compasivo y volvió a dormitar

La política cambió de manos y ahora los polvóvoros son tantos y de tan variadas formas que los espacios cada vez son más pequeños y no alcanzamos a producir las cantidades de polvo que nos exigen. Temo por el destino de nuestra especie. Froy-Balam

4


El hijo del pap谩 del Ahuizote

Estrident贸polis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

5


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

HAY QUE BARRER MÁS SEGUIDO Cuánto polvo hay en casa, Abue hay que barrer más seguido. Cuando me toca el turno dejo todo bien brillante, y a veces medio limpio cuando no he podido. Pero tú con tus viajes, tus sembradas en el patio, con tus visitas de la vecina de al lado, Se les pasa el tiempo de volada forjando patria en el tejado. Y el polvo crece, algo que desconocía, se reproduce por doquier. Y yo barro y por más que barro debajo del tapete no se deja de ver. (hasta lo guardo en los bolsillos del pantalón ups!!). Fíjense que un día que llueve bien gacho y el agua se metió hasta la recámara de mi tío Tacho. De cubeta en cubeta fuimos sacando las aguas (o sea de la lluvia) Y a mi abue se le mojaron todas las enaguas (si como a la hormiga del paraguas… mmm ternurita) Uy y se puso bien sulfúrica, y tuvimos que ir a dormir enca doña Rita. Y yo bien que le dije: Abue le toca barrer su parte de la casa, si me hubiera hecho caso Habríamos visto la grieta, tapada por el polvo, que se volvió del agua su libre paso. Y todito se inundó, sí acá en la loma se inundó eh, aunque no lo crean, pero pues se volvió un gran río todo. La lluvia jijadelmaiz se escurrió bien gacho desde la punta del cerro y el polvo mutante se hizo lodo. (Pero eso fue una vez eh, el chante ya está al tiro) Y yo claro ya había sabido de un caso como el de la mutación del lodazal. Lo experimenté un día que andaba perdido entre flores del campo y llegué a un manantial. Traía harto polvo en las bolsas del pantalón y al tirarme un chapuzón De mis piernas escurrían charcos de lodo y yo creyendo que traía tremendo pazón!! (Bueno eso fue una vez también eh, ya estoy al tiro jiji) Y me puse a correr como loco del susto, hasta flotaba en el agua todo agitado. Y yo gritaba cosas raras y bueno el caso es que se fue todo mundo asustado. Y todo por culpa de esta costumbrita de traer polvo en los bolsillos guardado…. ya ves Abue, hay que barrer más seguido. fin Gumaro Güigüís (alias don Gume, Gumis, Gumarindo, Gumarciano, Gumaro Gumaro, Gu-güís, etecé....)

6


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

POLVO DE ESTRELLAS Llegué a tu sueño. Como un cometa que recorre la vía láctea sin descanso. Entré a tu sueño. Habité en él durante el tiempo en que duró el mío. Cortas noches que en mi memoria serán eternas. Sueños en los que mis labios lograron extraviarse por la ruta de tus besos. Y mis manos en la geografía de tu cuerpo. Y mis ojos en la inmensa noche de tus cabellos y la caricia de tu sonrisa. Desearía ser un meteorito para poder entrar en tu estratosfera y estrellarme completo en tu corazón, para volverte supernova la razón. Y volvernos polvo de estrellas. Y volvernos lluvia infinita de besos planetarios. Pero salí de tu sueño a destiempo. Destinado a continuar como cometa errante. Extraviado de la órbita que me acercó a ti. Alejado del amor de tus labios, de tus besos, de tu voz. Me he vuelto un punto fugaz en el firmamento de tus ojos. Absorbido por el poder inmenso de un agujero negro ocasionado por la fuerza centrípeta de tu adiós... Hernán Brizuela C. 7


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

TU POLVO. Entre mi olfato y las huellas. Tus huellas del pasado: así te encuentro. Por medio de la historia hago una pesquisa de tu alma que flota en mi sueño. Busco en el aire tus huellas. Busco en mis ojos el polvo de tu recuerdo. Te lloro. Entonces hago una mezcla de arcilla para reconstruirte. Restauro tu cuerpo y busco tu alma en mi sueño. Hago un ritual en el Mono Blanco y te la devuelvo. Con la antropología extraje tu tiempo y tu espacio. Deconstruí tu cultura y el patrimonio de tu mente. Y con la lingüística, reconstruí tus pensamientos, recuerdos y tu voz. Si te nombro. A tu nombre lo sacaré de las cenizas. Lo pronunciaré con las palabras de la lengua de tu amor voraz. El mismo que tragó mi esencia. El que me volvió un ser mortal. Polvo y cenizas entre mis manos: polvo de la vida. Hernän Bc 8


El hijo del pap谩 del Ahuizote

Estrident贸polis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

Carmen con olor a mar. (Ciudad del Carmen... mi ciudad... ay no chilles) Carmen con olor a mar los escotes de la noche no te quedan, tus piedras a-mar-gadas luz en el malec贸n.

Carne tirana, espesa madrugada que levanta olas y barcos lisiados con petroleros perdidos orinando a su ciudad mensajeros de otros mundos con sus calles cagadas y aceras con su pico de gallo.

9


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

Los hoteles, sus hoteles bañados con creolina esperan la llegada esperan a-mar-rado sobre los puentes patéticos, los sujetos con su silbato y su espectro de sol que Carmen cuelga sobre sus tejas, su reloj, los cementerios, las carteras bien sangrientas antojadas por los rateros de las húmedas ruinas que entre calles dejan envejecer.

Está ciudad ya no huele a mar.

10


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

Todos los pasos son caracolas sus aguas descargadas de oscura morralla, de alambiques musicales y muertes alargadas sobre el manglar con el tufo a cerveza

Quisiera que lloviera sobre la fila de los taxis, sobre el boteo de los paralíticos,¡A mi ciudad! puentes arrastras está vileza de gentes apeadas en los camiones, sofocados de tanta belleza y ahogándose en el calor… ¡Está isla ya no sabe amar! a-mar-rame entre los pájaros transpirando y los santos oleos, los petros oleos de mi ciudad.

Texto: Jairo Pech Imágenes: David Castañeda

11


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

MILLONES DE MILLONES A veces tengo la esperanza de ser polvo, un minúsculo granito de arena que no se ve, la millonésima parte de una telaraña construida en la gran boca virginal de algún dios cualquiera, pero no, ahora hasta una pinche lagaña fetal puede ser un sinónimo gigante para mi nombrecito. Al menos una de cada dos estrellas tiene planetas, hoy se piensa que hay trescientos mil millones de estrellas solo en nuestra galaxia. Los científicos estiman al menos, otras cien mil millones de galaxias, floreando, infinitamente, jugando y riendo sin que alguien vanidoso les estorbe… Carajo, quién parió todo esto! Me pregunto a carcajadas “quién soy” mientras intento imaginar como pendejo la magnitud microbia de mis palabras diminutas resonando invisiblemente en ninguna parte del multiverso… Qué maravilla! la titánica existencia del cosmos y sus inexplicables son inversamente proporcionales a la presencia insignificante de los seres humanos en el tiempo y espacio. —Cómo ve señor cura y yo pensando con ridícula soberbia que soy polvo. Julio César Suárez Cervantes

12


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

¿POLVO? Polvo es en lo que nos convertimos... no solamente con la muerte, no solo cuando ya no respiras mas, ni cuando te entierran tres metros bajo tierra... Polvo se siente en el alma cuando te perciben mal cuando se dan cuenta de que nada cuenta cuando la culpa no la entiendes y cuando no eres lo que piensan... En polvo terminan las cosas lindas de la noche a la mañana cuando el miedo invade tu cuerpo y no queda más que darse la media vuelta... Polvo te hacen las esperanzas cuando la desconfianza condena a la inocencia... En polvo se convierten tus dientes cuando dices cosas que etiquetan de no ciertas... Polvo esta hecho el amor cuando las experiencias son tan inesperadas... Polvo fuimos, polvo somos y en polvo nos convertiremos... Polvo estoy hecha... ya no se qué mas vendrá... Lore García

13


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

LA POLVANCIA: Desde que tengo uso de razón, cada semana hay que limpear el piso

cuando tienes alguna infetción en la piel, polvo de hada, de esos deben de ser rechidos, por que sirven pa hacer magia!… polvo pa las narices, pero este tiene otro significado, porque de antes, las muchachas pa no decir “voy a hacer pipi” decían “voy a polvearme la nariz” era pa que los caballeros no supieran que las muchachas iban al guaterlu, pero ora, una dice “voy a hacer pipi” sin ningún problema, y es que es rete lógico porque después de tanta caguama, una siente que la vejiga se le cae, como dice la Doña abuela, y ya no anda diciendo una “voy a polvearme la nariz”, nel pastel, pero puéj a fin de cuentas ese polvo pa las narices, es talco no? O maicena? Ora que en el pensamiento menos santo de todos, pos es el perico blanco no???...

hay que trapiar el baño, hay que sacudir el polvo… y es que esto del “hay que” es algo muy pegado de mi abuela, quien te ve sin que hacer, y lueguito te busca algo dentro del polvo pa que te emplees en algo y no estes de "prangana" toda la mañana… Los miercoles tengo que sacudir el polvo del librero, y "pasumecha" como me hace estornudar, a luego ella cree que son huebonerias mias

Ora también están los “polvos pica pica” que le pusieron al mamón que no le devolvió su chica al de la canción, como le ha deber ido al pobre! Si se siente regacho, se te pone colorada la piel, y pica como si te pusieran… ¿pica pica? Y no se te quita con nadita nadita, ni agua, hay quienes dicen que se te quita con popó de perro guacala de perro no? Posya!.

pero, deberitas que no mi querida comunidá, a ustedes que son mis hermanos se los digo, no es uno huevon, pero de que te agarra de encargo la señora, ni pa cuando te suelte. A luego, no más si oye que te grita “Luchintaaaa hay que quitar el polvo de las ventanas” y aún así ande uno ocupado, o haciendo otra cosa, o arreglándote pa salir a cambiar, te dice “pos luego cuando vengas, te acuerdas que hay que levantar el polvo de las ventanas”, deveritas que siento que me agarra de su puerquito.

Yo creo que por eso el polvo me anda haciendo estornudar tanto últimamente, como que Ya sabe que se ensañan conmigo, y hasta creo que se burla de mi y Cae encima de los muebles como con cara de burla… me dan ganas de decirle “ira pinchi polvo, no mas no te inhalo porque me haces que me dé el “oguio”…

Luego quesque el polvo se usa pa varias cosas, vamos a ver cuáles son, como polvo de ángel, dícese que este polvo es el que usan los “cocorinos” pa darse sus toques, polvo pa hornear, es el que usan las ñoras pa que el pan se ponga “ponjadito ponjadito” y sabe más mejor, polvos mágicos, de esos son los que me hacen falta pa un día hacer que mi abuela se quede duerme y duerme. También hay polvo de haba, pa quitar los granos de la varicela, polvo pal “Baño caloide” que te dan en el seguro pa

En fin, ya que le vamos a hacer, uno va a seguir de chachis limpiando el polvo todavía por mucho tiempo más… hasta que la doña siga el camino y le digan “polvo eres, y en polvo te convertiras”… pusyá!… Luchinta 

14


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

CAMINO DEVENIR

con mis cuates de una excursión a Regresaba los bellos campos de Xicochimalco, cuando

Cimbrado estoy sobre una loma.

una camioneta de placas indistinguibles pasó a raja madres junto a nosotros, levantando tremenda polvazón que nos dejó como pambazos a todos los que felices bajábamos de nuestro viaje ese día de San Isidro Labrador, ahh que buenas rebanadas de aire con polvo nos tragamos, tanto que un cuate casi se nos ahoga por atascado.

Viento, tiempo y circunstancias frotan mi superficie diciéndome cosas. Generalmente no entiendo, es casi imperceptible. Pero a veces me siento, y noto que he cambiado. Sé que parte de mí, ahora es polvo. Pablo Aguilar

Eben, El Señor Oso

15


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

you were such a fool for choosing that particular floor, the elevator man who always had a tray of sandwiches in the elevator, and a pulp magazine”1

PREGÚNTALE AL POLVO.

L

a definición técnica de polvo, es la siguiente: partículas solidas con un diámetro menor a los 500 micrómetros (arena, gránulos y materia fina). Su origen es de lo más variado: bien puede ser arena del desierto, polvo de una erupción volcánica, heces, fibras animales o vegetales, polen, células humanas, minerales y cualquier material que se encuentre en el entorno. Lo cual nos lleva a una clasificación.

Insertada en la literatura pulp de la década de los 40, Pregúntale al Polvo fue una en gran influencia para escritores posteriores, como es el caso de Charles Bukowski. “Sí, Fante tuvo sobre mí un efecto poderoso. Poco después de leer los libros que he citado conviví con una mujer. Estaba más alcoholizada que yo, sosteníamos peleas violentas y a menudo le gritaba: «No me llames hijo de puta! ¡Yo soy Bandini, Arturo Bandini!”2.

El polvo domestico está constituido en un 70 porciento por células humanas, lo cual me recuerda el viejo axioma, polvo eres y en polvo te convertirás. El tema pues lejos de ser algo cruento y poco árido tiende a ser uno recurrente en la literatura universal.

Y con el pasar del tiempo se ha convertido en una suerte de joya etnográfica (si se vale usar el término) de lo que fue y lo que es el Hollywood actual.

Tal es el caso de “Ask the Dusk” novela de John Fante publicada en 1939, de corte autobiográfico narra la vida de Arturo Bandini (alter ego de Fante), aspirante a escritor que vive en Bunker Hill, distrito derruido del centro de Los Ángeles.

Como colofón, lo que actualmente es Bunker Hill, en el centro de Los Ángeles, se ha convertido en un pudiente vecindario que alberga algunos de los rascacielos y edificaciones más emblemáticos de la arquitectura californiana. Tal es el caso del One California Plaza y la sala de conciertos de Disney.

Ask the Dusk, forma parte de lo que los críticos han llamado el cuarteto de Bandini. Tetralogía que toma forma del imaginario estadunidense de la postguerra y que narra en un lenguaje crudo la vida en esta ciudad.

David Castañeda

“Then there was the elevator man, a broken man from Milwaukee, who seemed to sneer every time you called your floor, as though 16

1

http://www.livrariacultura.com.br/imagem/capitulo/1316510.pdf

2

Extracto del prologo realizado por Bukowski en la edición de 1980.


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

SACÚDEME EL POLVO. cabeza abotagada por el calor de este sol Miimplacable me hace querer regresar vuelta

guanguito, flojito, deshecho. Tus ojos (que sonríen cuando se dibuja la sonrisa en tu rostro), negritos, chiquititos, botoncitos con luz me miraron con enojo. Con la misma volteaste para demostrarme tu desprecio y condenarme al abandono y a la esperanza de que se posaran una vez más.

atrás de mis pasos. Pero no puedo hacerlo. El camino detrás ya es demasiado largo y la razón por el qué seguir en la inercia de mis pasos es más fuerte que este sol que pretende hacerme desistir. Huizaches y cactus me adornan las pupilas, flores rojas nacidas de ellos empezando a marchitar. Una caricia en el rostro me hace volver en mí, su mano caprichosa me despeina los cabellos sueltos, pero el golpeteo del polvo en complicidad con el viento juega con todo en mi horizonte.

Tallándome los ojos, porque este polvo desgraciado se me ha metido en los ojos como tú en mi alma, apenas puedo divisar a lo lejos el pueblo ese perdido en la nada de este desierto. Yo, un chilango me encuentro caminando para verte bailar las norteñas que ponen en estos bailes. Yo, todo un citadino me tallo los ojos y voy todo sudoroso y empolvado, caminando kilómetros al norte para verte. ¿Qué es lo que me ha hecho hacer ésta locura? ¿Qué me da por revolcarme de este modo, por querer cargarme con este polvo en los ojos, con esta incomodidad de suciedad, qué me da?

Me digo, ¡por qué no soy el polvo para juguetonamente rodearte, para acariciarte, para meterme en tus ojos, en tu nariz, en tus ropas, en tus adentros y quedarme ahí por largo rato! Quisiera poder llegar a ti de ese modo y tomarte sin permiso, sin que lo quieras, obligarte a sentirme para poder hacerte entender mi necesidad de ti, de poseerte, de hacerte mía.

Es probable que no voltees a verme, pero ésta vez haré todo por encontrarte de frente y pedirte una pieza, por decirte en tu oído en medio de todo ese ruido, que estás bien bonita, que te quiero llevar conmigo, que te quiero hacer feliz. Y en una fantasía imagino que me sonríes y me limpias con tus manitas el rostro, me acomodas los cabellos enmarañados, me sacudes el polvo rápidamente de la camisa (Sacúdeme chiquita, sacúdeme el polvo, sacúdeme el alma, sacúdeme el polvo que soy, sacude mi vida, sacúdeme el polvo del ayer, sacúdemelo, hazme vivir otra vez, siembra las flores de tu vestido en mí. Regrésame a la vida.) y me tomas la mano para llevarme a bailar contigo.

Supe que hoy estarás en el baile de Estación San José, el arrebato me tocó el alma y tomé camino sin pensar en nada, ni en treparme a un camión, sólo tomé camino como un loco y aunque ya queda cerca, si estuviera más lejos, no importaría, llegaría arrastrándome, quizá gateando para poder verte otra vez. La silueta de tu cuerpo pequeño, delgadito, baila en mi memoria todos los días desde que te vi por primera vez. Me quedé como un idiota viendo cómo te movías en los brazos de otro, era un idiota en ese mar de gente que bulliciosa no lograba abstraerme de ti. Tu cabello recogido en esa coleta alta, tu vestido apretadito color crema con florecitas rojas, tus zapatillas negras.

He llegado y yo todo empolvado voy a tu encuentro. ts‟ujul

La insistencia de mi mirada te hizo voltear a verme. Sentí que me desmayaba, me sentí

17


El hijo del papá del Ahuizote

Estridentópolis, La Vieja. martes, 31 de mayo de 2011.

ANUNCIOS CLASIFICADOS

FLOR DE IZOTE Lee la nueva publicación electrónica. Se trata de una magna producción de «El Ánima de San Bruno» a través del Huacal de investigaciones Chintoístas de la Comunidad Chinta y AL FIN LIEBRE EDICIONES DIGITALES bajo el cuidado de Jackalope de Vega. Visita nuestro primer número en < http://alfinliebre.blogspot.com/2011/05/ano-iii-no-10.html >

Libretas artesanales chidisisisímas para sorprender, hechas a mano; personalizadas. Contáctanos en: < http://libretasporinventar.wordpress.com/ > O búscanos en

18


ÂŤ Apenas son suficientes mil aĂąos para formar un Estado; pero puede bastar una hora para reducirlo a polvoÂť Lord Byron


Se termin贸 de digitalizar el martes, 31 de mayo de 2011 en Estrident贸polis, La vieja.

Powered by


El hijo del papá del Ahuizote No. 06