Issuu on Google+

UNIDAD DOCENTE 23

MAROTO

Cuatrimestre de Otoño ETSAM. DEPARTAMENTO DE PROYECTOS ARQUITECTÓNICOS.

PROYECTOS 8 Y 9.

Silvia Canosa Benítez Luis Diaz-Mauriño Lestache Pedro Feduchi Canosa Javier Maroto Ramos Alvaro Soto Aguirre

Instrucciones para dormir en la calle. Madrid. 3-06-10. Demostración de voluntarios en la Plaza Mayor de Madrid.

SOLAR DE ACTUACIÓN El curso se desarrollará en el entorno del nuevo puente sobre la ría que une Baracaldo con Sestao, una obra del ingeniero Javier Manterota. Se trata de un área, conocida como la punta de Sestao, estrecha y alargada que no llega a los 500 metros de longitud, y ocupada con una colección de vacíos y naves industriales


PROGRAMA. El programa consiste en proyectar un espacio público de relación que hemos llamado “Biblioteca al aire libre”, un espacio cultural y ecológico que pueda ser utilizado como lugar de reunión, encuentro y relación en un entorno deprimido que tiene, sin embargo, un gran potencial. Hay que desarrollar también y en su proximidad un programa de vivienda de acogida que llamamos “Viviendas en transición” para favorecer la inserción social y mejorar la autoestima de los colectivos mas desfavorecidos para los que se destinan. Para ello se dispondrán algunos programas complementarios. Concepto a desarrollar: “Biblioteca al aire libre” Qué es un espacio público cultural y ecológico. Los vecinos de un barrio socialmente deprimido se han organizado para reunir y compartir libros en una biblioteca abierta que tienen que construir, después de un proceso participativo, con las piezas reutilizadas o recicladas de un edificio derribado. Descripción Objetivo de la intervención Lo llamamos "Ciudad en pruebas" y está orientado al refuerzo de las redes sociales de este barrio industrial de Baracaldo, Bilbao para generar un tipo novedoso de espacio público. Se pretende organizar una colecta de libros entre los residentes para reunirlos en un proceso participativo cercano y abierto que culmine con la construcción de este espacio. Con el asesoramiento de los profesores de la unidad, se tiene que consensuar un programa de necesidades para construir una biblioteca al aire libre en el ámbito designado. Se pretende alojar cerca de veinte mil volúmenes y acoger un pequeño festival de lectura y poesía. Las piezas de reciclado industrial, prefabricadas con materiales de derribo, de edificaciones obsoletas o de derribos de la zona pueden ser útiles para revestir las fachadas del nuevo edificio. Éste tiene que albergar un muro con espesor que contenga los estantes para los libros y abrigue un espacio verde donde se puede leer al aire libre, protegido de las inclemencias del tiempo. Se tiene que proponer un cuerpo añadido que debe contener una cafetería y un escenario donde se interpreten diversas obras, lecturas y otras actividades de carácter cultural. El espacio debe permanecer abierto al público sin restricciones y deberá ser autogestionado por los mismos residentes de manera que, sin registro ni control, puedan retirar y devolver los libros libremente. Además hay que realizar un esfuerzo para abaratar la construcción y evitar el consumo energético y para ello, la ausencia de la cubierta y los cerramientos en una parte de lo que se proyecte puede implicar una innovación espacial que demuestre una manera más cercana y responsable de usar un equipamiento público desde la transferencia de los valores del espacio abierto a la arquitectura que se proyecta. La participación ciudadana enriquece el tejido social y debe ser el sello de una concepción novedosa del edificio.


Concepto a desarrollar “Viviendas en transición” Se pretende la construcción de un edificio cuya superficie total no debe superar los 2000 m2; se planteará un pequeño aparcamiento para unos veinte vehículos y un jardín de uso público que conectará con la red de espacios verdes que hay en la zona. No hay limitación en la altura, ni en la posición y la ocupación. La edificación tendrá un carácter aislado y singular; en ella se pueden plantear algunos módulos complementarios con un carácter transitorio, según se establece en el concepto propuesto. El programa consta de una colección de 30 hogares de transición cuya descripción, parámetros de referencia y relación deben ser establecidos en el proyecto. El resto del programa se destinará a ámbitos de relación y socialización, salas de estancia, comedor, aulas y talleres, etc. en el número y con la superficie que se estimen necesarias y adecuadas. Qué es un hogar de transición Las viviendas de acogida tradicionales para pobres (personas en riesgo o situación de exclusión social) son inadecuadas para abordar con eficacia los procesos de integración tal como se plantean en la actualidad. La pobreza y su inmediata consecuencia, la exclusión social, es hoy un fenómeno que afecta a personas y grupos humanos variados que temporalmente sufren situaciones de desarraigo, abandono y marginación. Estas situaciones sociales transitorias demandan soluciones habitacionales innovadoras, que posibiliten hábitats en los que, preservando los derechos a la intimidad y a la autonomía de sus ocupantes, al mismo tiempo faciliten los procesos de reintegración social que habrán de conducirles a una vida normalizada. El hogar de transición ha de atender a diferentes perfiles de usuarios y a sus diversas situaciones personales y también satisfacer los requerimientos de la vida en común en los espacios compartidos. Funciones que cumple un hogar de transición Alojar en residencias temporales a personas en situación vulnerable, para hacer posible el proceso de tránsito entre una situación de exclusión y la integración en la sociedad. Crear ámbitos que hagan posible los procesos de dignificación y socialización de los alojados. Convertir en hogares, a través de soluciones creativas, las soluciones temporales que se propongan, buscando unidades que alojen a un número máximo de 10 personas. Atender, educar y formar a las personas socialmente excluidas, mediante la adquisición de hábitos de autonomía que les permitan reintegrarse en la sociedad, acceder a sus derechos y facilitar sus relaciones y para que puedan convivir con otros individuos en hogares compartidos tras el período de realojo, facilitando tareas tales como: realizar compras para la vida cotidiana, cocinar, garantizar la limpieza del hogar y su equipamiento, mantener el orden y la higiene, almacenar sus pertenencias o las pertenencias comunes, etc.


Perfil de los usuarios de los hogares de transición En términos generales, los usuarios de los hogares pueden experimentar las siguientes situaciones: • • • • •

de

transición

Personales: bajas cualificaciones, fracaso escolar, adicciones, prisión, enfermedades. Familiares: violencia, abusos, desarraigo. Socioeconómicas: sin recursos, situación laboral precaria, prostitución, racismo, ausencia de apoyo. De protección social: situación ilegal de extranjería, sin vivienda o precaria, rentas mínimas subsidiadas. Suelen habitar los hogares transitorios entre 6 meses y 2 años.

El perfil de las personas excluidas o en riesgo de exclusión social suele ser el siguiente: • • •

Extranjeros; ambos sexos; personas solas, sin entramado familiar ni social de apoyo. Edades en general comprendidas entre los 35 y los 65 años. Personas afectadas por problemas de muy diversa índole: desempleo de larga duración; trabajo precario; no escolarización o abandono; inmigrantes o minorías étnicas; maltrato; dependencia; alcoholismo; drogodependencias; enfermedades físicas y/o mentales.


Hogares en Transición - La Ciudad en Pruebas