Issuu on Google+

EVALUACIÓN DEL 3 X 1 POR BLOGMANÍACOS


Tres cosas que te han gustado y una que mejorarías Pilar Díaz: Me gusta cuando se peleaban, cuando Lebrac se enamora de Violette y cuando Lebrac y su enemigo se hacen amigos. No me ha gustado cuando quemaron la cabaña. Adriana: Me gusta que en vez de pegarse les cojan los botones. Que al final el jefe de los niños del otro pueblo ayudara a Violette y Lebrac, y cuando al final se abrazan Violette y Lebrac. No me gusta que se peleen tanto, preferiría que sólo los atraparan y les quitaran los botones, no que les torturaran. Pilar Martínez: Me ha gustado el protagonista más pequeño. Cuando Violette le cosió los botones al chico, y las batallas. No me ha gustado cuando se llevaron a la familia de los judíos.

Diego: No me ha gustado lo del tirachinas. Me ha gustado cuando iban en paños menores y cuando se descosen los botones unos a otros. Gloria Díaz: Me gusta de la peli que no dejaron de pelear por lo que querían, que el niño pequeño era gracioso, y por último, que al final los malos ayudaron a la niña. Cambiaría que el padre de Lebrac no fuera tan duro.


Alba: Me gustó cuando ganaron la batalla, cuando vino la niña nueva y cuando hicieron la cabaña. Cambiaría que la niña nueva no sea judía y fuese cristiana. Beatriz: Las tres cosas que me han gustado son: que el pequeño Gibus tomara whisky, que Lebrac y Violette estuvieran enamorados y que Lebrac diga tantas tonterías en clase. Lo que cambiaría sería la guerra entre los de Velran y los de Longeverne. Eladia: Me gusta cuando ganaron la batalla, cuando el pequeñito se emborrachó y cuando le ayudó. Cambiaría cuando les decían “gallinas”. Isabel: Me gustó: 1.- cuando el niño de Velran ayuda a Violette, porque eso es de ser buen amigo, aunque sea de otro equipo. 2.- Cuando el niño pequeño decía: “Esperadme”, porque hacía gracia como hablaba. 3.- Cuando Lebrac abraza a Violette, porque eso es de ser buen niño. Lo que cambiaría es que los de Velran tiran fuego y se quema la carta. No me gusta porque eso es de malos. Andrés: Me gustó cuando iban desnudos. Cambiaría la pelea; tenía que haber sido un partido de fútbol.


Moisés: Me gusta el pequeñajo cuando se emborracha y va cantando, cuando hacen las peleas y cuando amenazan al niño vencido. Cambiaría que al final Lebrac le diera un beso en la boca a Violette.

Abraham: Me gusta cuando quitan los botones al niño pelirrojo del pueblo enemigo. Cuando Violette, también llamada Miriam, cose los botones a Lebrac. Cuando inauguran el escondite de los botones. Cosa que mejoraría: Cuando se burlan de Bacaillé. Carlos: Lo que más me ha gustado es: 1.- La cicatriz de Lebrac. 2.- El niño pequeño Gibus, es muy gracioso. 3.- Cuando iban al museo y veían al griego en bolas. Lo que no me ha gustado es que termine cuando se estaba poniendo interesante… ¿HABRÁ “LA GUERRA DE LOS BOTONES 2? Karen: Me gusta cuando Miriam cose los botones a Lebrac, porque es como una escena de amor. Cuando le dice que es un mono; me hizo gracia. Cuando el niño malo se les unió y les ayudó. Lo que cambiaría sería cuando los del otro pueblo quemaron la cabaña con la carta.


Miguel Ángel: No me ha gustado lo del tirachinas. Me ha gustado la guerra de los botones, cuando se querían Violette y Lebrac, y cuando Lebrac y petit le quitan los botones al del equipo contrario. Andrea: Me ha gustado el peque Gibus por sus frases y maneras de hacerlo. La amistad entre Lebrac y Violette porque la quiere ayudar y mantiene en secreto que es judía, eso demuestra confianza. Lo que cambiaría es que siguiera la película y no se terminara con Lebrac en lo alto del árbol. Paula Pérez: Me ha gustado que cada vez que ganaban batallas quitaran botones y que Lebrac enseñara a Violette el valle, porque era muy bonito, era precioso. No me ha gustado que Violette se fuera porque se querían mucho y además se fuera sin haber encontrado a sus padres. Miguel: Me gustó el niño pequeño rubio y Lebrac. También cuando se pelearon en ropa interior, y cuando el pequeñajo estaba borracho. Cambiaría que Lebrac y Violette se besaran. Antonio: Me ha gustado mucho la pelea. También cuando el más pequeño va dentro de un barril colgando. Cambiaría lo de la navaja, porque es un poco fuerte, parece que lo va a matar.


Gloria Vegara: Me han emocionado Miriam y Lebrac cuando se despiden. Me ha molado cuando se emborracha el niño pequeño y también cuando Miriam le dice a Simón que ella y Lebrac se iban a casar en agosto. Cambiaría que le quemaran la caseta.


3 x 1 de "La guerra de los botones"