Page 1

1982. El presidente José López Portillo nacionaliza la Banca. 1986. Fuerte descenso de los precios del petróleo. Ingreso al GATT (Acuerdo General sobre Tarifas Arancelarias).

• Geografía universal y de México El hombre siempre se ha formulado teorías acerca de la forma de la Tierra: los mayas la concibieron como un plato; los incas la creyeron plana y flotando en agua, los griegos la pensaron esférica y comprobaron su redondez al ver su sombra durante los eclipses de luna. En la Edad Media, surgió el tema de la redondez de la Tierra y se acentuó con el descubrimiento de América; más tarde, Magallanes inició un viaje alrededor del mundo y lo terminó Juan Sebastián Elcano. Actualmente, los satélites artificiales han demostrado que la Tierra es achatada de los polos y ensanchada del Ecuador, por ello se dice que su forma es elipsoidal, y su superficie es irregular. Si la Tierra fuera plana, los rayos solares llegarían con igual inclinación respecto al horizonte y no habría diferencias de luz y calor. La diferencia de temperaturas permite dividir a la Tierra en cinco zonas térmicas o astronómicas, separadas por los trópicos y los círculos polares (fig. 1): a) Una zona cálida o tórrida. Limita al norte con el Trópico de Cáncer y al sur con el Trópico de Capricornio, es la zona más caliente de la Tierra porque los rayos solares caen perpendicularmente. b) Dos zonas templadas. La del norte está limitada por el Trópico de Cáncer y el Círculo Polar Artico y la del sur, por el Trópico de Capriconio y el Círculo Polar Antártico. Los rayos solares caen oblicuamente, provocando temperaturas altas en verano y frías en invierno. c) Dos zonas frías. La zona fría del norte está comprendida entre el Círculo Polar Artico y el Polo Norte y la zona fría del sur se delimita por el Círculo Polar Antártico y el Polo Sur. En estas zonas los rayos solares inciden horizontalmente, ocasionando bajas temperaturas.


Además de la forma en que caen los rayos solares, también influyen en los distintos tipos de temperatura la inclinación del eje terrestre y el movimiento de traslación de la Tierra. 3.2 LÍNEAS Y PLANOS GEOGRÁFICOS. 3.2.1. EL EJE TERRESTRE Y LOS POLOS. La tierra gira sobre si misma, alrededor de una línea imaginaria llamada eje terrestre. Simultáneamente, la Tierra gira en torno del Sol siguiendo una trayectoria circular llamada órbita o eclíptica; al efectuar estos movimientos, el planeta hace que el eje terrestre se incline, lo que no le permite permanecer vertical. Dicho eje forma con el plano de la órbita un ángulo de 66º 33' y con la perpendicular al plano de la órbita forma un ángulo de 23º 27' (Fig. 2). Los dos puntos donde el eje terrestre corta la superficie del planeta se llaman polos: Polo Norte y Polo Sur. 3.2.2. LA VERTICAL, CENIT Y NADIR La vertical es otra línea imaginaria, determinada por la dirección de la plomada. Si la vertical se prolonga sobre nuestra cabeza hacia la bóveda celeste, el punto donde corta a ésta se llama cenit; y si la vertical se prolonga desde nuestros pies hacia la bóveda celeste, el punto donde corta a ésta se llama nadir (fig. 3). 3.2.3. EL ECUADOR Y LOS PARALELOS El Ecuador o círculo máximo divide a la Tierra en dos partes iguales llamadas hemisferios: Hemisferio Norte y Hemisferio Sur. Los círculos menores situados entre el Ecuador y los polos se llaman paralelos, porque justamente son paralelos entre sí y con el Ecuador. Los paralelos son perpendiculares al eje terrestre y disminuyen de tamaño al acercarse a los polos (fig. 4). En un esquema de la Tierra se pueden trazar múltiples paralelos, pero los más importantes son: a) Los dos trópicos: el Trópico de Cáncer en el Hemisferio Norte y el Trópico de Capricornio en el Hemisferio Sur. b) Los dos círculos polares: el Círculo Polar Artico al norte y el Círculo Polar Antártico al sur. 3.2.4. LOS MERIDIANOS Son semicírculos perpendiculares al Ecuador y convergen en los polos. Cada meridiano, con su respectivo antimeridiano, forma un círculo máximo, cuyo dimámetro es menor al diámetro ecuatorial. El meridiano de referencia


internacional es el Meridiano 0°, de Origen o de Greenwich, siendo su antimeridiano el que mide 180º. Ambos meridianos forman un círculo que divide a la Tierra en Hemisferio Occidental y Hemisferio Oriental (fig. 5). México se halla en los Hemisferios Norte y Occidental, hallándose atravesado, casi en su parte media, por el Trópico de Cáncer (fig. 5). 3.2.5. COORDENADAS GEOGRÁFICAS El Ecuador y el Meridiano de Greenwich sirven de referencia para encontrarle el paralelo y el meridiano correspondientes a la localización de un punto en la tierra. Con esos elementos se puede conocer las coordenadas geográficas: latitud y longitud. La latitud busca el paralelo de un lugar. Es la distancia angular entre el Ecuador y cualquier punto de la Tierra. La latitud de un punto varía de 0° en el Ecuador a 90º en los polos respectivos. Cada grado de latitud mide aproximadamente 117 km. Y se divide en sesenta minutos. La latitud busca el paralelo de un lugar. Es la distancia entre el Ecuador y cualquier punto de la Tierra. La longitud de un punto varía de 0° en el Ecuador a 90° en los polos respectivos. Cada grado de latitud mide aproximadamente 117 km. y se divide en sesenta minutos. La longitud busca el meridiano de un lugar, es la distancia angular entre el Meridiano de Greenwich y cualquier punto sobre la corteza terrestre. La longitud busca la diferencia en grados entre el meridiano de Greenwich y el meridiano que pasa por el lugar; se mide desde 0° en el Meridiano de Origen hasta 180º al este o al oeste, cada grado de longitud se divide en 60'; un grado de longitud mide en el Ecuador 111 km, en las latitudes medias mide 96 km y en los polos, cero. (fig. 6) La altitud es la altura de un punto sobre el nivel del mar, se mide en metros. Para conocer la altitud de un lugar se emplea el altímetro. 3.2.6. REPRESENTACIÓN DE LA TIERRA La Geografía utiliza representaciones planas y esféricas de la Tierra para estudiar los fenómenos físicos y sociales que acaecen en la superficie del planeta. La representación más generalizada es la esfera o globo terráqueo, aunque también es común el uso de los mapas o representaciones planas. Las proyecciones cartográficas usan una red de paralelos y meridianos trazados sobre un plano. Existen diferentes tipos de estas proyecciones: cilíndricas, cónicas y planas (fig. 7). Estas últimas comprenden la proyección discontinua de Goode y la proyección transversal de Mercator -con la que se elaboran los mapas de México-.


Los mapas son representaciones planas de la superficie terrestre o de algún lugar. Los elementos que intervienen en su elaboración son: orientación, proyección, escala, signos convencionales y toponimia. Según los investigadores, la Tierra tiene cinco capas: a) Núcleo. Está formado por níquel y hierro, por ello se le llama nife, su espesor es de 3,400 km y su temperatura es de 5000 ºC. b) Manto. Tiene un espesor de 2,900 km, temperatura de 1000ºC y está formado por silicio y oxígeno. El manto inferior cubre al núcleo y el superior, con 700 km de espesor, ahí se originan los volcanes. c) Corteza terrestre o litósfera. Flota sobre el manto, su espesor va de 10 km océanos- hasta 60 km -continentes-, se forma de silicio, aluminio y oxígeno; la parte inferior es de basalto, la intermedia de granito y una porción de sedimentos entre ambas partes. d) Hidrósfera. Las aguas océanicas cubren las partes hundidas de la tierra, predomina el oxígeno y el hidrógeno. e) Atmósfera. Cubre todo el planeta, su espesor es de 1,200 km y se forma por gases, principalmente oxígeno, nitrógeno e hidrógeno. 3.4.2. LAS ROCAS Y LA CORTEZA TERRESTRE. En la corteza terrestre predominan elementos poco densos, como oxígeno, silicio y aluminio. Cuando se combinan los elementos se forman compuestos llamados minerales -cuarzo, silicato…- La unión de dos o más minerales forman una roca; las rocas se clasifican en: a) Igneas. Son las más antiguas del planeta, se forman por el enfriamiento de los minerales derivados del manto superior o magma. Si éste se enfría en el interior de la corteza terrestre las rocas son instrusivas y si lo hace afuera, las rocas son extrusivas; rocas íneas son el granito, basalto, diorita, tezontle, piedra pómez, obsidiana… b) Sedimentarias. Se forman con sedimentos o restos orgánicos o de otras rocas, por ejemplo, la arenisca, yeso, arcilla y caliza.


c) Metamórficas. Cuando una roca ígnea o sedimentaria se somete a cambios se convierte en una roca metamórfica, por ejemplo el mármol, las pizarras y los gneis. Todas son rocas muy duras y presentan bellos colores. 3.4.3. HISTORIA DE LA TIERRA La historia de la tierra se ha dividido en épocas de diferente duración, dichas épocas son llamadas eras geológicas, que se subdiviven en períodos: a) Era azoica. Se enfrió la tierra, los elementos se acomodaron por su peso, el mar cubre casi todo el planeta, hay erupciones volcánicas, se forman las primeras rocas ígneas y metamórficas. Duró aproximadamente 2,700 millones de años, es la era más desconocida porque no hay fósiles: no hay vida. b) Era proterozoica. Hay erupciones volcánicas, se forman rocas y minerales como el hierro, cobre, estaño y plata, se forman grandes montañas, los mares se hacen profundos, la temperatura disminuye, se forman moléculas donde aparece la vida primaria: los protozoos, aparecen las rocas sedimentarias. Su duración aproximada fue de 1,300 millones de años. c) Era paleozoica o primaria. Se hunden pequeños continentes y surgen otros mayores, surgieron los Apalaches y el macizo de la Guayana, el clima era húmedo y cálido, se inicia el desarrollo de a vida animal y vegetal; en el océano habitan artrópodos, insectos y animales con caparazón, sus restos formaron rocas calizasde ellos provienen los primeros restos fósiles: trilobites. A mediados de la era, aparecen los peces, primeros animales con hueso; surgieron nuevas montañas, los mares retrocedieron y la vida se extendió en los continentes; las plantas marinas se hicieron terrestres y se multiplicaron; los artrópodos poblaron los continentes, los peces cambiaron sus aletas por patas y se convirtieron en anfibios y al final de la era aparecieron los reptiles. La era duró aproximadamente 300 millones de años. d) Era mesozoica o secundaria. Su clima fue templado, los reptiles dominaron la Tierra, por eso esta era es llamada de los dinosaurios, siendo algunos carnívoros y otros herbívoros; algunos caminaban en cuatro patas y otros en dos; existieron culebras, tortugas, lagartos, reptiles alados, gallinas de agua, dentadas y sin alas; a fines de la era, que duró más o menos 140 millones de años, aparecieron los mamíferos.


e) Era Cenozoica. Es la era actual y se divide en Terciaria y Cuaternaria. En la era Terciaria surgieron Las Rocallosas, la Cordillera del Himalaya, los Andes, Los Alpes y las sierras de México; la abundancia de pastos permite la multiplicación de los mamíferos: aparecieron caballos, perros, rinocerontes, hipopótamos y aves gigantes; al final de la era Terciaria, que duró más de 70 millones de años, los continentes adquirieron la forma actual y la flora y la fauna eran semejantes a la actual. La era Cuaternaria es la que vivimos, tiene apenas dos millones de años. Por sus bajas temperaturas, tuvo cuatro glaciaciones y los hielos invadieron los continentes; sólo sobrevivieron los animales y plantas más vigorosos; algunos animales tenían su cuerpo cubierto por muchísimo pelo, los mastodontes y los mamuts fueron los más sobresalientes, pero desaparecieron. Al término de la era Terciaria e inicio de la Cuaternaria surgió el hombre, como producto de la evolución de formas animales sobre el planeta. 3.5 EL RELIEVE TERRESTRE: TECTONISMO Y VULCANISMO La capa firma de la Tierra se llama litosfera y sobre ella vivimos, siempre ha estado sujeta a cambios por movimientos internos. Estos son tectónicos y volcánicos, y modelan el relieve terrestre. Cuando las fuerzas internas doblan o quiebran rocas, actúan sobre la corteza terrestre los movimientos tectónicos. Los efectos de estos movimientos se aprecian en pliegues y fallas. Si la presión es horizontal, se forman plieguesmontañas-; éstos son movimientos orogénicos. La parte elevada del pliegue se llama anticlinal y la parte hundida sinclinal. Si los movimientos son verticales, se llaman epirogénicos, porque rompen la corteza y producen una fractura o falla. La parte levantada forma un pilar o horst y la parte hundida forma una fosa, que suele estar cubierta por agua. Los movimientos tectónicos, orogénicos o epirogénicos, originan las forma de relieve: llanuras, mesetas y montañas. El vulcanismo también modela el relieve terrestre. Un volcán es una gran fisura de la corteza terrestre por la cual el magma y otros materiales volcánicos llegan a la superficie de la corteza. El magma en la superficie se llama lava; un volcán en


erupción arroja magma, gases, vapor de agua, ceniza y piedras candentes y a gran velocidad. Otras manifestaciones vulcánicas son secundarias, como las fumarolas, las fuentes termales y los géiseres. El volcanismo da lugar a variadas formas de relieve: plataformas basálticas, coladas y volcanes; los volcanes tienen cráter o caldera y chimenea. Actualmente se conocen más de quinientos volcanes activos o apagados; para estudiarlos se agrupan en tres círculos: a) Círculo de Fuego del Pacífico: Comprende todas las costas del Pacífico: desde Alaska hasta Argentina, la Antártida, Nueva Zelandia, Japón, Península de Kamtchaka y las Islas Aleutianas. b) Círculo del Mediterráneo. Abarca las costas europeas del Mediterráneo y se extiende al medio oriente y sur de Asia. c) Círculo Dorsal del Atlántico. Recorre el fondo de Océano Atlántico de norte a sur. 3.6 EL EQUILIBRIO DE LA CORTEZA: TIERRAS Y AGUAS. Los movimientos de la corteza permiten que sus partes ligeras se eleven y las pesadas se hundan. Los océanos cubren las partes hundidas de la corteza, éstos abarcan las tres cuartas partes de dicha corteza, misma que tienen una extensión de 510 millones de kms2. Las tierras emergidas tienen 149 millones de kms2 de extensión, distribuidas en seis continentes: Asia, América, Africa, Antártida, Europa y Oceanía. Las superficies respectivas, en kms2 son: 43,300 000; 42,000 000; 30,000 000; 14,100 000; 10,500 000 y 8,900 000. Aquellas porciones continentales que se prolongan hacia el mar se llaman penínsulas y las más importantes son: Alaska, Baja California, Labrador, Florida, Yucatán, Kola, Escandinava, Jutlandia, Ibérica, Itálica, Balcánica, Crimea, Anatolia, Arábiga, Somalia, Indostánica, Malaca, Indochina, Kamchatka y York.


Las islas son porciones de tierra que se han separado de los continentes y aparecen solas o formando archipiélagos. Las islas del mundo tienen una extensión de 5.5 millones de kms2, algunas surgieron por hundimientos parcial de los continentes, como Ceilán-Asia- y Madagascar -Africa-; otras nacieron por erupciones volcánicas submarinas, como Hawai en el Pacífico y Tuamatú en Polinesia. Las islas que se forman por acumulación de restos de corales y madéporas se llaman atolones. El relieve de la corteza terrestre puede ser submarino o continental. Al igual que los continentes, el fondo del océano tiene zonas planas, hundidas, montañas y volcanes. El relieve submarino tiene las siguientes variantes: a) Plataforma continental. Inicia en las costas y se extiende unos 80 km; sin embargo, como sucede en el Artico, hay ocasiones en que se extiende hasta 200 km; sus aguas son poco profundas. Hemos de tomar en cuenta también que hay lugares sin plataforma continental (zona litoral). b) Declive continental. Inicia a casi 120 m de profundidad y termina a los 9000 m bajo el nivel del mar (zona pelágica). c) Región abismal. Tiene altas montañas, valles, cañones y fosas o trincheras. En el fondo del océano hay cordilleras llamadas dorsales, de las cuales la más grande es la Cordillera Central Atlántida. La Trinchera de Mindanao es la más profunda del mundo; con 11,500 m y le sigue la Trinchera de las Marianas con 11,130 m (zona abisal). El relieve continental cuenta con depresiones, llanuras o mesetas y montañas: a) Depresiones. Son zonas planas, bajas o hundidas; pueden ser absolutas, si su altitud es inferior al nivel del mar, como el Mar Muerto, o relativas, si su altitud es menor a la altura del relieve que las circunda, como la Depresión Austral, el Bolsón de Mapimí y el Salado de San Luis en México. Las depresiones absolutas forman generalmente lagos o mares. b) Llanuras. Son extensiones regularmente planas con poca altura sobre el nivel del mar: de 0 a 500 m. La mayor parte de ellos son templadas y favorecen grandemente al hombre. Las más pobladas del mundo son las Hoang-Ho y Yangtse en Asia y las llanuras europeas. Se forman por levantamientos del terreno o


por acumulación y sedimentación de materiales acarreados por el viento, el agua y el hielo. c) Mesetas. Estos territorios son extensiones planas que se hallan a alturas mayores de 500 m sobre el nivel del mar, pueden presentar cerros y montañas desgastados, y entonces se llaman penillanuras. Una extensión llana y alta, rodeada de montañas, se llama altiplano o altiplanicie. Se forman por levantamientos del terreno, como en Africa, o por acumulación de lava como el Decán en Asia. d) Montañas. Se forman por levantamientos del terreno, por pliegues o por acumulación de lava, pueden presentarse aisladas, con cerros de diferente altura o prolongandose en cadenas continuas. En este caso se llaman sierras o cordilleras. Como ejemplo, podemos citar Los Andes y Las Rocallosas. En México las provincias fisiográficas son la Península de Baja California, la Llanura Costera del Noroeste, La Sierra Madre Oriental, la Sierra Madre Occidental, la Sierra Madre del Sur, la Sierra Volcánica Transversal, la Altiplanicie Mexicana, la Llanura Costera del Golfo de México y la Península de Yucatán, la Depresión del Balsas y el Istmo de Tehuantepec. 4. LA HIDROSFERA 4.1 LOS OCÉANOS Está constituída por las aguas que componen los océanos, los mares, los ríos, los lagos y las lagunas. Asímismo, comprende las aguas que corren en el interior del planeta y los hielos. La Hidrósfera es, pues, la capa líquida de la Tierra. Se compone de aguas dulces y saladas o marinas. La composición del planeta es la siguiente: Superficie total: 510,000,000 km2 (100%). Area Océanica: 361,000,000 Km2 (71%) Area Continental: 149,000,000 km2 (29%). Por la distribución de las aguas, al Hemisferio Norte se le llama continental y al Hemisferio Sur, marítimo. Las aguas marítimas se agrupan en oceanos, que son cuatro, los cuales rodean los bloques continentales:


1. Océano Pacífico: entre América, Asia y Australia; superficie 179,680,000 Km2; profundidad media. 4,280 m. 2. Océano Atlántico: entre América, Europa y Africa; superficie: 82,441,000 km2; profundidas media: 3,296 m. 3. Océano Indico: entre Asia, Africa y Australia; superficie: 73,443,000 km2; profundidad media: 3, 953 m. 4. Océano Artico: al norte de América, Europa y Asia; superficie: 14,090,000 km2; profundidad media: 1,280 m. La profundidad media de las aguas océanicas es de 3,000 m, mientras que el promedio de altitudes sobre los continentes es de 800 m sobre el nivel del mar. El fondo del mar presenta relieves, tan es así que la profundidad máxima conocida es la Trinchera de Mindanao, en el Océano Pacífico, con 11,500 m, mientras que en la superficie terrestre la altura máxima le pertenece al Monte Everest con 8,848 m sobre el nivel del mar, en el Himalaya. 4.2 LOS MARES Son porciones de agua bien definidas en un océano: éstas separan continentes y tienen mayores profundidades. Los mares pueden ser de dos tipos: a) Abiertos. Tienen comunicación amplia con los océanos y no están separados de ellos por dorsales marinas, como el Mar del Norte. b) Cerrados. Están casi encerrados por los continentes y se comunican con los océanos por un estrecho canal, como el Mar Rojo. Los principales mares del mundo son: Bering, Beaufort, Labrador, Sargazos, Caribe (América); Norte, Cantábrico, Báltico, Mediterráneo, Blanco, Barents, Negro, Caspio, Rojo, Arábigo, Andaman, Aral, Amarillo, Japón, Okhotsk, China, Coral y Kara.


4.3 PROPIEDADES DE LAS AGUAS OCÉANICAS a) Salinidad. Es la cantidad de sales que contienen las aguas marinas, que le dan un sabor especial y un mayor peso que las aguas continentales. Las sales predominantes son el cloruro de sodio, que hacen salada al agua, y las sales de magnesio, que hacen amarga al agua. b) Temperatura. Las aguas océanicas se calientan por efecto de los rayos solares. La temperatura de las aguas océanicas tienen menos variaciones que la de los continentes, porque dichas aguas tardan más en calentarse y conservan el calor por más tiempo. c) Transparencia. Esta se debe a la penetración de los rayos luminosos del Sol, junto con los calóricos hasta una profundidad de 250 m, más o menos. d) Color. La superficie aparece azul porque, siendo las aguas transparentes, reflejan mejor los rayos azules de la luz solar. El color azul varía, principalmente cerca de las costas, por la cantidad de material que llevan las aguas de los ríos y por microorganismos que abundan en la superficie de las aguas. 4.4 MOVIMIENTO DE LAS AGUAS Las aguas oceánicas tienen variados movimientos: a) Olas. Son ondulaciones de las aguas, provocadas principalmente por el viento. No trasladan la masa de agua, sólo ponen en movimiento las capas superficiales del agua marina y las capas inferiores permanecen quietas. La altura de la ola varía de unos centímetros a varios metros, como los tsunamis que alcanzan de 15 a 30 m. Las olas modifican el relieve terrestre al desgastar y modelar el contorno de los continentes. b) Mareas. Consisten en el avance y retroceso periódico de las aguas sobre los continentes. En veinticuatro horas, las aguas ascienden y descienden dos veces sobre la costa, la marea ascendente se llama flujo y la descendente, reflujo; también al movimiento de ascenso de la marea se le llama pleamar o marea alta y al descendente, bajamar o marea baja. La causa de las mareas debe buscarse en la atracción ejercida por el sol y la luna sobre la superficie del planeta. La influencia de la Luna, por su cercanía al planeta, es mayor que la del Sol.


c) Corrientes. Son grandes masas de agua que se trasladan por los océanos. Se originan básicamente por la rotación de la Tierra y por las diferencias de temperatura y salinidad de las aguas. Por su temperatura, se dividen en cálidas y frías; por ejemplo, la corriente del Golfo de México lleva sus aguas cálidas hasta Europa occidental y suaviza el clima. 4.5 VIDA EN EL MAR En el mar hay una multitud de organismos, cuya base alimenticia es el plancton o conjunto de microorganismos que habitan en la superficie. Los organismos que tienen su propio desplazamiento se alimentan del plancton y constituyen el necton. Las criaturas que se arrastran, nadan o se fijan en el fondo del océano forman el benthos. 4.6 LAGOS Se forman por aguas dulces o saladas que se acumulan en las depresiones de la corteza terrestre. Se diferencian de lagunas porque ellos son más profundos. Su alimentación radica en la precipitación pluvial, en el deshielo y en las corrientes endorreicas. Los lagos y lagunas desde su formación empiezan a envejecer, se llenan gradualmente de agua, se sedimentan y desaparecen. Dependiendo de su origen, los lagos son tectónicos, volcánicos o glaciares: son producidos por depresiones sísmicas, ocupan cráteres de volcanes apagados o son producto de la acción erosiva de los glaciares, respectivamente. Algunos lagos son artificiales. Los principales lagos del mundo son: Caspio, Superior, Aral, Victoria, Hurán, Michigan, Tanganyica, Baikal, Gran Oso, De los Esclavos, Nyasa (Malawi), Erie, Winnipeg, Ontario, Balkash, Lagoda, Chad, Maracaibo, Onega, Rodolfo, Nicaragua, Eyre, Athabasca y Titicaca. En México, los lagos más importantes son: Guzmán, Santa María, Patos, Bustillos, Viesca, Mexicanos, Chapala, Yuriria, Cuitzeo, Pátzcuaro, Zirahuén, Zempoala, Tequesquitengo, Alchichica, Catemaco, Chinchancab y Bacalar. 4.7 LOS RIOS


Se llama río a la corriente de agua más o menos caudalosa que se desliza sobre la superficie de los continentes, normalmente son dulces, pero también los hay salinos. Los ríos se trasladan de la parte alta a la baja. Los ríos pueden ser de origen pluvial, la mayoría; de origen nivoso, de origen mixto y de origen endorreico. El camino por el que se desplazan los ríos se llama cauce; los procesos por los que pasa un río son: a) Juventud. Un río es joven cuando su cause es angosto, forma un valle en “v”, tiene rápidos, cascadas y cataratas, su corriente rápida impide la navegación, pero sus caídas propician la obtención de energía eléctrica. b) Madurez. Un río maduro tiene cauce amplio, su pendiente es poco inclinada, su corriente es más lenta, forma un valle ancho o llanura aluvial sedimentaria, el material de arrastre que forman las llanuras aluviales es muy fértil y favorece la agricultura. Los meandros, grandes curvaturas que se forman en el cauce, son características de los ríos maduros. c) Vejez. Los ríos viejos erosionan completamente la región que atraviesan en su camino al mar. La acción erosiva de las aguas crea una llanura por la que camina el río lentamente, la escasa pendiente hace que en el cauce se formen islotes o diques naturales, la navegación es facilitada mediante el dragado continuo. A menudo los ríos presentan a lo largo de su cauce sus tres edades. El caudal o volumen de agua difiere de un río a otro, incluso un río puede variar a lo largo del año su caudal. Esto se llama régimen de un río. Los ríos de régimen regular arrastran cantidades más o menos constantes de agua en su curso, porque atraviesan zonas donde llueve todo el año. Los ríos de régimen irregular se localizan en zonas donde llueve solo una vez al año o donde el río sólo se alimenta del deshielo. En época de lluvia o deshielo éstos ríos tienen una creciente avenida, estas crecientes vienen seguidas de un período de estiaje, que lleva al río a convertirse en un hilo de agua o a su desaparición. Los ríos desembocan al vaciar sus aguas en el mar o en un lago, la forma de desembocadura varía de acuerdo con la edad del río. Hay tres tipos de desembocaduras: barra, delta y estuario. En el primer caso, el río acumula sedimentos frente al mar, formando un dique natural; en el segundo, la barra es tan grande que obliga a la corriente del río a dividirse y formar un triángulo; en el


tercero, la desembocadura tiene forma de embudo, profundo, que permite el acceso de olas y facilita la navegación. Por su extensión, los principales ríos del mundo son: Nilo, Amazonas, MisouriMississipi, Yang-Tsé Kiang, Congo, Lena, Yenisei, Amur, Amarillo, Paraná-La Plata, Mekong, Niger, Mackenzie, Obi, Murray, Volga, Yukón, San Francisco, San Lorenzo, Orinoco, Bravo, Eufrates, Indo, Salween, Danubio, Brahamaputra, Sikiang, Zambese, Ganges, Sir Daria. En México, los ríos más importantes son: Bravo, Pánuco, Tuxpan, Papaloapan, Coatzacoalcos, Grijalva, Usumacinta, Colorado, Sonora, Yaqui, Maya, Fuerte, Lerma-Santiago, Balsas-Tepalcatepec, Papagayo, Verde, Suchiate, Hondo, Casas Grandes, Conchos, Nazas. 5. AMERICA 5.I. Es, por su extensión (42,035,238 km2), el segundo de los continentes, después de Asia. El Continente Americano está situado entre los meridianos 173º de longitud Oeste y 35º de longitud Este y los paralelos 83º de latitud Norte y 56º de latitud Sur. América está formado por dos grandes masas terrestres: América del norte y América del Sur, unidas por el Istmo de Panamá. 5.2 El Continente Americano carece de mares litorales, con algunas excepciones. En las costas del Océano Glacial Artico sobresalen el Estrecho de Behring, las Penínsulas de Boothia, deMelville de Ungava y del Labrador, la Bahía de Hudson, Tierra de Banks (isla), Victoria, Ellesmer, Tierra de Baffin y Groenlandia. En el Océano Atlántico resaltan Terranova, Florida, Yucatán, Cabo Gracisas a Dios, bocas del Amazonas, Cabo San Roque, estuario del Río la Plata, Bahía Blanca y Tierra del Fuego. En el Océano Pacífico están el Estrecho de Magallanes los archipiélagos del sur de Chile, los Golfos de Guayaqui, Panamá y California y las Penínsulas de California y Alaska. 5.3 El elemento más antiguo del relieve americano está constituido por dos escudos precámbricos: el escudo canadiense en el norte y el de Brasil-Guyanas al sur, ambos escudos tienen altos contenidos en minerales, al igual que las Montañas Apalaches (EUA-Canadá). Los altos relieves del oeste continental son formaciones del Terciario; las llanuras de América son fértiles y ricas en hidrocarburos; en América Central y las Antillas predomina una estructura geológica de lava y rocas calizas; en América del Sur la geología es de origen volcánico.


5.4. El relieve americano tiene tres zonas orográficas fundamentales: el borde occidental con aproximadamente 14,000 km de montañas, la faja central con llanuras sedimentarias recorridas por largos ríos y la fachada oriental con cadenas montañosas de origen Paleozoico y Precámbrico, como las Guyanas y la Meseta de Brasil. 5.5. Con relación al relieve y al clima, se distinguen tres zonas hidrográficas: a) Septentrional, con lagos glaciares y ríos que originan cataratas: Lago Superior, Lago Michigan, Lago Hurán Erie y Lago Ontario, Río Yukón y Río Mackenzie. b) Zona Oriental, con los ríos San Lorenzo, Mississipi y Grande del Norte, en el Norte. En América del Sur son importantes los ríos Magdalena, Orinoco, Amazonas y Río de la Plata. Todos son navegables, también es importante el Lago Maracaibo. c) Zona occidental, con los ríos Colorado, Sacramento, Snake-Columbia y Fraser. Es importante el lago Titicaca. Las economías más avanzadas son las de USA y Canadá, cuyos fundamentos son la agricultura, ganadería, silvicultura, pesca, la industria, etc., en estos países son trascendentales el transporte y las comunicaciones, los servicios, etc. En América Latina la economía es desastrosa, el subdesarrollo se ha vuelto crónico. En América Latina; Estados Unidos ejerce su poder político, económico y militar, por eso se habla de un neocolonialismo. Buscando su integración, los países latinos han creado organismos como la CEPAL, la ODECA, el CCE, etc.

6. EUROPA 6.1. Tiene una extensión de 10,236 km2. Está situada en el Hemisferio Norte, entre los paralelos 36º y 71º; con relación al meridiano de Greenwich, está entre los 25º de longitud Oeste y los 65º de longitud Este. El Océano Glacial Artico, al Norte; el Océano Atlántico, al Oeste y el Mar Mediterráneo, al Sur, son los tres grandes mares que limitan a Europa.


6.2. En la estructura geológica de Europa se distinguen los macizos, las llanuras sedimentarias, las cadenas alpinas. En el Norte hay restos de plegamientos de la Era Primaria, en el Sur hay montañas del Terciario, entre los macizos y los plegamientos hay llanuras sedimentarias y en algunas islas del sur hay vestigios de vulcanismo. 6.3. Europa es predominantemente de llanuras bajas y su esquema orográfico se forma con tres sistemas: en el NORTE, Los Alpes Escandinavos; en el centro, Europa está atravesada por diversos macizos, como los de Polonia, Checoslovaquia, Alemania y Francia; en los sistemas meridionales sobresalen los Alpes y los Pirineos. Otros sistemas orográficos son los Urales, los montes de Crimera, del Cáucaso y de los sistemas ibéricos. Las llanuras más importantes son las de Rusia, Suecia, Inglaterra, Germano-Polaca y la Atlántica (Francia, Bélgica, Holanda). 6.4. Los ríos más importantes son el Rhin, el Elba, el Danubio, el Volga, el Dniéper, el Ural. Los ríos que desembocan en el Artico, en el Báltico y en el Mar del Norte son: Petchora, Mezen, Duina, Niemen, Vístula, Oder, Elba, Rhin y Sena; en el Océano Atlántico, Loira, Duero, Tajo, Guadiana y Guadalquivir; en el Mar Mediterráneo o Negro y Caspio, Ebro, Ródano, Po, Danubio, Dniéster, Dniéper, Don y Volga. Los lagos más importantes son Ladoga, Onega (Rusia), Saimaa (Finlandia), Váarnen (Suecia), Leman (Suiza) y Constanza (Alemania). 6.5. Europa es el continente con mayor desarrollo económico por el aprovechamiento de la tierra, el rendimiento agrario, recursos energéticos, mineros y de industrias en explotación y por las más creciente y constante actividad comercial. Este desarrollo económico se debe sobre todo, a que en Europa ha tenido lugar tempranamente la acumulación de capitales y la Revolución Industrial. Puede hablarse de cuatro zonas económicas: Europa del Noroeste, Europa Mediterránea, Europa Centro Oriental y Rusia. 6.6. Los organismos de integración económica europea son: la Comunidad Económica Europea (CEE), el Consejo de Mutua Asistencia Económica (COMECON), etc.

7. AFRICA


7.1. Con sus 30,000,000 km2 se sitúa entre los 37º de latitud Norte y los 34º de latitud Sur. Este continente está rodeado por el Mar Mediterráneo al Norte, el Mar Rojo y el Océano Indico al Este y el Océano Atlántico al Oeste. 7.2. Las costas africanas son casi rectilíneas: la costa mediterránea es baja y arenosa, tiene los Golfos de Gabes y de Sidra; la costa atlántica tiene amplias curvas, como las de Cabo Espartel, Cabo Verde y Golfo de Guinea, otras curvaturas son el Cabo López y Cabo Frío; la costa índica es semejante al suroeste atlántico, con excepción del “Cuerno de Africa” (Somalia), los mejores puertos son Port Elisabeth, East London, Durban y Maputo. La costa del noreste es alta y volcanica. En el Atlantico están las islas Azores, Modeira, Canarias y Cabo Verde, en el Indico están Comores y Seychelles, Socotora, Zanzíbar, Reunión, Mauricio y Madagascar. 7.3. Africa está formada por un bloque de rocas precámbricas y paleozoicas en donde resalta la “Gran Grieta”, hacia el Este, que cobija los lagos africanos, el Mar Rojo y el Mar Muerto. 7.4. Africa es un continente casi plano, las cadenas montañosas más importantes son la Cadena del Atlas y los macizos de Ahaggar y Tibesti al Norte; al Este se hallan los macizos de Uganda, Kenia y Tanzania, donde están los picos de Stanley, Kenia y Kilimanjaro; al Sur están los montes Drakensberg o del Dragón y al Oeste está el Monte Camerún. 7.5. Los grandes ríos africanos son el Nilo, el Níger, el Congo y el Zambese; son importantes las cataratas de Livingstone en el Congo y las de Victoria en el Zambese. Los ríos menores son Medjerda, Muluya, Gambia, Gabón, Ogové, Cunene, Tana, Yuba, Chari y Logone. Los lagos africanos son Tanganica, Eduardo, Alberto, Malawi y Victoria. 7.6. Africa pertenece, por su escaso desarrollo económico y bajo nivel económico, al grupo de los países subdesarrollados. Bajo el signo del subdesarrollo y del neocolonialismo, podemos distinguir en Africa dos zonas distintas por caracteres étnicos, culturales y económicos, separados por el Desierto del Sahara: el mundo árabe y el mundo negro. El grupo árabe lo forman Sahara, Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Egipto. La producción agrícola es variada, se aprovecha la ganadería y en el sector industrial el petróleo es sobresaliente; la industria turística también es explotada. La integración económica en el mundo árabe africano se ha dado


mediante la Comisión Económica para Africa, el Mercado Común Arabe, la Liga Arabe, Banco Arabe de Desarrollo, etc. Africa negra vive en la actualidad un proceso de transformación en todas sus estructuras. El principal problema de la región es el neocolonialismo. Su economía se basa en la agricultura, la ganadería, la silvicultura, actividad forestal; el continente carece de fuentes de energía, los productos manufacturados son exportados, hay abundantes pesquerías industriales. Africa negra tiene instituciones de integración como la Comunidad de Africa Oriental, Unión Aduanera y Económica de Africa Central, Comunidad Económica de Africa Occidental, etc. ESTADOS DE AFRICA

8. ASIA 8.1. Es el mayor de los continentes, su extensión es de 44,000,000 de km2. La mayor parte de las tierras que lo forman se hallan situadas en el Hemisferio Norte entre el Trópico de Cáncer y el Círculo Polar Artico. Limita con Europa por los Montes Urales, el Mar Caspio, la Cordillera del Cáucaso y los Estrechos del Bósforo y Dardanelos; con Africa contacta con el Canal de Suez; al Noreste, el Estrecho de Behring le separa de América; los límites entre Asia y Oceanía son convencionales y se consideran entre los mares Timor y Aratura. 8.2. Al Norte, el continente se abre al Océano Glacial Artico, las costas orientales son bañadas por el Océano Pacífico. Hay una infinidad de islas y muchas de ellas son de origen volcánico y tienen volcanes activos, porque forman parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, hacia el Océano Indico. Asia se prolonga en tres penínsulas: Arábiga, Indostán e Indochina; Hacia el Mediterráneo, Asia se prolonga con la Península de Asia Menor o Anatolia. 8.3. En la estructura geológica de Asia se distinguen cuatro escudos precámbricos: los macizos de Angara, en Siberia Occidental; el macizo de Siberia Oriental; en el sur los restos del continente de Gondwana: Arabia e India; en el este, la antigua zona de China; Las grandes áreas de restos paleozoicos del


centro de China e Indochina; también hay un cinturón de plegamientos terciarios. Simultáneamente surgieron los nuevos pliegues que van del Cáucaso al Himalaya y los que cruzan Japón y la península de Kamchatka. 8.4. Asia es el continente de mayor altitud media, ahí están los picos más elevados, las más gigantescas cordilleras, extensas mesetas, vastas llanuras y la más profunda depresión del mundo. Una cadena montañosa atraviesa el continente dividiéndolo morfológica y climáticamente. Las cordilleras de los montes Elbruz, Hindukuch, Kuelun e Himalaya se encadenan formando esta barrera natural que rodea las mesetas del Tíbet y del Pamir. En torno a esta región se extienden las mesetas de Siberia, Mongolia -al este- y de Irán -al oeste-; también resaltan las cordilleras de Tian-Chan, Altai, Sayan, Yablonoi, Stanovoi, montes de China y los de Birmania. Al norte del continente está la llanura de Siberia, con los montes Verjoianks, Cherski y Kolima; al sur está la llanura de los ríos Tigris y Eufrates; entre el Himalaya y la mesete del Decán, el Indo y el Gnags han formado una gran llanura. Desde Japón hasta Insulindia hay innumerables islas de origen volcánico. 8.5. Los ríos de Asia se ordenan en tres grupos: los ríos siberianos (Obi-Yenisei, Lena), los ríos de las zonas desérticas (Sir Daria, Amu Daria, Tigris Eufrates), los ríos de Asia monzónica (Hoang ho, Yang-tse Kiang, Sikiang, Mekong, Irawadi, Brahamaputra, Ganges, Indo). Los grandes lagos asiáticos son el Baikal y el Baljash. 8.6. El continente asiático es uno de los tres grandes bloques mundiales, con América Latina y Africa, que posee uno de los más bajos niveles de renta. Asia se caracteriza por un generalizado subdesarrollo económico, excepto Japón, convertido en gran potencia industrial. Asia occidental y meridional tiene tres zonas: Próximo y Medio Oriente, Indostán y Sudeste Asiático. Aquí la producción agrícola e industrial es insuficiente, hay hambre y subempleo, no hay bienestar social. En Asia Oriental destacan Japón y China por el nivel de desarrollo alcanzado. Japón está ya a la vanguardia, en todos los aspectos, por su notoria industrialización. China se encuentra aún en proceso de desarrollo.

9. OCEANIA


9.1. Las tierras de Oceanía están constituídas por más de diez mil islas que forman una masa marina de 165,000,000 km2. Nueva Guinea, Nueva Zelanda y Australia presentan una extensión considerable. La superficie total de Oceanía sobrepasa los 8,900,000 km2, de los cuales 7,800,000 corresponden a Australia. 9.2. Los territorios oceánicos se agrupan formando Melanesia, Micronesia y Polinesia. La mayor parte de ellos están situados entre el Ecuador y el paralelo 46º latitud sur. Melanesia está formada por Australia-continente- y las islas de Nueva Zelanda, Nueva Guinea y Tasmania, así como por archipiélagos sobresalientes: Bismarck, Salomón, Nuevas Hébridas, Nueva Caledonia, etc., situadas al sudeste de Asia, estas islas componen una figura de arco al norte del continente australiano. Micronesia es la región de las pequeñas islas. Los archipiélagos de las Palau, de las Marianas, de las Carolinas y de las Marshall están formados por 1,459 islas que cubren una extensión no mayor a 2,150 km2. Polinesia tiene muchas pequeñas islas: Hawai, Tuamotu, Fidji, Marquesas…, tienen una longitud superior a 9,000 km. 9.3. Oceanía cuenta con dos agentes naturales que modifican su relieve: el coral y los volcanes. Los corales forman arrecifes, atolones e islas, como las de Tuamotu que son un archipiélago-atolón. Sus volcanes forman parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, el más importante es el Mauna Loa. En Oceanía se halla la fosa submarina de Las Marianas, con más de 11,500 m. Nueva Guinea tiene relieve variado; Nueva Zelanda tiene volcanes activos, macizos montañosos que forman los Alpes Neozelandeses; Tasmania es una isla montañosa; Australia tiene forma maciza y compacta, resaltan el Golfo de Carpentaria, Cabo York, Gran Bahía Australiana; se distinguen tres zonas geográficas: La Meseta, La Gran Cordillera Divisoria y la Gran Depresión. 9.4. En esta última zona se hallan los lagos australianos: Eyre, principalmente y los ríos Murray, Darling y Murrumbidgee. 9.5. La estructura económica de Oceanía es muy diferente, ya que hay regiones de alto nivel aconomico como Australia. Nueva Zelanda y parte de Hawai y otras zonas son subdesarrolladas, ya que solo tienen como actividad económica la recolección y la pesca.


Geografía física Relieve, nombre genérico que se da al conjunto de los accidentes (principalmente cordilleras, colinas, valles, fosas) que modelan la superficie de la corteza terrestre. Las formas de relieve están determinadas por la composición y la estructura litológicas, y por los procesos que llevaron a su génesis. Las causas por las que el relieve se modifica pueden ser tectónicas (terremotos), erosivas (por la acción de uno o varios factores erosivos), orogénicas (alzamiento de montañas) o volcánicas. Los relieves se clasifican, de acuerdo con su origen, en estructurados, residuales y de erosión (formas no estructuradas que forman parte del modelado). Las montañas aparecen normalmente agrupadas en sierras, formadas por alineaciones de cumbres y puertos. A excepción de algunas montañas que se hallan aisladas, la sierra, integrada por una o varias alineaciones de montañas de similar origen, edad y forma, puede considerarse como la unidad básica. Varias sierras, tanto si están estrechamente relacionadas en alineaciones paralelas como si se agrupan en forma de cadena, forman un sistema montañoso; a una sucesión alineada de sistemas se le llama cadena montañosa, y un amplio sistema de sierras y cadenas montañosas recibe el nombre de cordillera. Los geólogos consideran que la mayoría de las montañas se formaron por movimientos de la corteza terrestre. La teoría de la tectónica de placas ha ayudado a explicar este proceso. Simplificando, este modelo considera que la corteza terrestre está compuesta por un cierto número de grandes placas que se desplazan unos cuantos centímetros al año, lo que provoca la colisión o la separación de los continentes con el consiguiente surgimiento de alineaciones montañosas. Las colisiones entre placas producen movimientos que tienden a elevar la corteza mediante fallas, plegamientos o arqueamiento de los estratos horizontales de las rocas. La separación de las placas provoca que algunos bloques de la corteza se hundan o derrumben y permite a otros cabalgar sobre ellos. Las erupciones volcánicas también generan montañas; gran parte de la actividad volcánica del mundo se concentra a lo largo de las zonas de contacto activo entre placas de la corteza. Finalmente, el levantamiento de algunas montañas bajas se debe a los llamados procesos no tectónicos, de los que el principal es el modelado debido a la erosión diferencial. Meseta, forma de relieve extendida y poco accidentada, cuya parte superior es plana u ondulada. Está rodeada normalmente por laderas empinadas y abruptas y su altitud puede oscilar desde unos cientos a varios miles de metros. Una meseta presenta mayores dimensiones que una mesa (pese a ser un diminutivo de esa palabra) o un cerro testigo. Su origen puede ser erosivo, volcánico, tectónico o sedimentario. Llanura, superficie plana de tierra, a menudo de gran extensión, resultado de la erosión o de la deposición de materiales. Constituyen más de la mitad de la


superficie continental, aunque también aparecen en los suelos oceánicos, con el nombre de llanuras abisales y plataformas. Las llanuras de la superficie terrestre están relacionadas con las antiguas rocas que forman los interiores estables de los continentes, en contraste con las márgenes, de tectónica inestable, de los continentes, donde existen sistemas montañosos. Las llanuras necesitan millones de años para su formación, por lo que la superficie debe ser estable. A ambos lados del ecuador se extienden, simétricamente, sendas zonas de llanura: una serie en el hemisferio norte y otra en el hemisferio sur. Las plataformas de Norteamérica y Sudamérica forman un par y las plataformas africana y euroasiática otro. La siberiana y australiana se pueden considerar como un tercer grupo. Depresión En geomorfología, una depresión es una región que, como consecuencia de un hundimiento o de un desplome, o bien se sitúa bajo el nivel del mar, como por ejemplo el mar Muerto (-395 m) o el mar Caspio (-28 m), o bien queda dominada por los territorios vecinos. Este último caso lo constituyen a menudo las hondonadas en las que la permeabilidad de la roca y el clima han permitido la formación de lagos permanentes, como la Gran Cuenca en la zona oeste de los Estados Unidos, o la depresión del río Tarim en China. Río, corriente de agua que fluye por un lecho, desde un lugar elevado a otro más bajo. La gran mayoría de los ríos desaguan en el mar o en un lago, aunque algunos desaparecen debido a que sus aguas se filtran en la tierra o se evaporan en la atmósfera. Cuencas fluviales Cuenca, área de la superficie terrestre drenada por un único sistema fluvial. Sus límites están formados por las divisorias de aguas que la separan de zonas adyacentes pertenecientes a otras cuencas fluviales. El tamaño y forma de una cuenca viene determinado generalmente por las condiciones geológicas del terreno. El patrón y densidad de las corrientes y ríos que drenan este territorio no sólo dependen de su estructura geológica, sino también del relieve de la superficie terrestre, el clima, el tipo de suelo, la vegetación y, cada vez en mayor medida, de las repercusiones de la acción humana en el medio ambiente de la cuenca. Corrientes oceánicas Las mayores corrientes superficiales oceánicas en el mundo están causadas por los vientos dominantes. Las corrientes pueden ser frías, como la corriente de deriva del viento del oeste, o cálidas, como la corriente del Golfo. Las corrientes circulan en trayectorias llamadas giros, moviéndose como las agujas de un reloj en el hemisferio norte y al contrario en el sur.


Meridianos y paralelos, sistema de líneas imaginarias de la superficie terrestre representadas en la cuadrícula de un mapa; se extienden de un polo a otro en el caso de los meridianos, y de este a oeste en el caso de los paralelos. Los meridianos están numerados de 0º a 180º tanto hacia el E como hacia el O, a partir del meridiano de Greenwich considerado como el meridiano origen. Los meridianos se conocen también por líneas de longitud. Los paralelos o líneas de latitud discurren paralelas al ecuador. Su longitud va siendo menor a medida que se alejan del mismo, hasta convertirse en un punto en los polos. Los paralelos están numerados de 0º, en el ecuador, a 90º, en los polos. Las líneas de latitud y longitud se utilizan para fijar la posición de los puntos de la superficie terrestre a través de un sistema de coordenadas. Temperatura, propiedad de los sistemas que determina si están en equilibrio térmico. El concepto de temperatura se deriva de la idea de medir el calor o frialdad relativos y de la observación de que el suministro de calor a un cuerpo conlleva un aumento de su temperatura mientras no se produzca la fusión o ebullición. En el caso de dos cuerpos con temperaturas diferentes, el calor fluye del más caliente al más frío hasta que sus temperaturas sean idénticas y se alcance el equilibrio térmico. Por tanto, los términos de temperatura y calor, aunque relacionados entre sí, se refieren a conceptos diferentes: la temperatura es una propiedad de un cuerpo y el calor es un flujo de energía entre dos cuerpos a diferentes temperaturas. Las precipitaciones se relacionan con los frentes polares; el aire frío de los vientos polares del Este penetra por debajo del aire cálido y húmedo de los vientos del Oeste que, al enfriarse, liberan la humedad que contienen. En invierno ésta es la causa de la mayoría de las nevadas en los continentes. Climas Clima ecuatorial Es característico de las regiones de latitudes bajas, localizadas fundamentalmente entre los 10º N y 10º S. La temperatura y la humedad son altas y constantes a lo largo del año. La temperatura media del mes más frío supera los 18 ºC, y la temperatura media anual se sitúa por encima de los 25 ºC. Las precipitaciones anuales sobrepasan los 1.500 mm e incluso, en algunas áreas, los 3.000 milímetros. La duración del día y de la noche es muy similar. Clima tropical Es propio de las regiones tropicales. Las temperaturas medias mensuales son elevadas y bastante uniformes a lo largo del año, siendo la media anual superior a los 20 ºC. El régimen térmico varía entre 3º y 10º, mayor en el interior y menor en las áreas costeras. Las precipitaciones oscilan entre los 400 y los 1.000 mm anuales, aunque la variedad de clima monzónico alcanza valores muy superiores. Alternan las estaciones secas y lluviosas. En función de la distribución estacional


de las precipitaciones y de la cantidad se distinguen las variedades siguientes: sudanés (precipitaciones entre 750 y 1.100 mm y tres estaciones, una seca y fresca, otra seca y calurosa, y otra lluviosa), subecuatorial (dos estaciones lluviosas y dos secas), saheliense (precipitaciones entre 400 y 750 mm, con una larga estación seca) y monzónico (estación lluviosa de gran intensidad que alterna con otra seca). Clima desértico Propio de las áreas desérticas, se caracteriza por altas temperaturas y escasez de precipitaciones. Se distinguen dos importantes variantes: el clima desértico cálido, con una temperatura media anual en torno a los 20 ºC, una fuerte oscilación térmica (puede alcanzar los 20º) y precipitaciones inferiores a los 200 mm, y el clima desértico costero, que presenta una temperatura media anual inferior a los 20 ºC, menor oscilación térmica (en general por debajo de los 10º) y precipitaciones insignificantes, por debajo de los 100 mm anuales. Además de estos desiertos propios de la zona cálida o tropical, existen otros tipos en la zona templada resultado de la degradación de los climas propios de sus latitudes. Aquí cabría hablar de los desiertos continentales, donde el elemento condicionante del régimen termopluviométrico, además de las altas presiones, es la continentalidad, que acentúa la sequía y la oscilación térmica diaria. Clima templado Bajo este epígrafe se aúnan una gran variedad de climas que tienen en común el hecho de contar con unas temperaturas estivales más elevadas que en invierno. Los climas templados se clasifican en: Clima mediterráneo Este tipo de clima se da particularmente en los países ribereños del mar Mediterráneo, de ahí su denominación, aunque se han establecido varios subtipos en relación con la distancia a las masas oceánicas. También se da en la costa meridional de Australia, en el suroeste de la República de Suráfrica, en California y en las estrechas áreas costeras de Chile central, donde los Andes actúan como barrera climática. En sentido amplio, define el clima de las regiones costeras occidentales de los continentes comprendidas dentro de la zona de las latitudes medias de la Tierra (entre los 30º y los 45º, aproximadamente). Se caracteriza por veranos cálidos, secos y soleados, e inviernos suaves y húmedos. Las temperaturas medias anuales varían entre los 12 ºC y los 18 ºC, y la oscilación térmica anual está comprendida entre los 10º y los 15º por lo general. El promedio de precipitaciones se sitúa entre los 400 y los 700 mm, concentradas en el invierno, ya que durante el verano el clima está sujeto a la presencia de anticiclones subtropicales, y en el invierno, a las depresiones de la atmósfera. Clima chino


Este clima presenta una temperatura media ligeramente superior a la del mediterráneo, lo mismo que la oscilación térmica anual, que supera los 15º. El promedio de precipitaciones sobrepasa los 1.000 mm, concentradas en el periodo estival, que contrasta con la sequedad del invierno. Clima oceánico Es el clima característico de las regiones comprendidas dentro de la zona de latitudes medias de la Tierra sujetas a la influencia oceánica. La proximidad del mar determina una amplitud térmica anual en general pequeña y unas precipitaciones importantes (1.000-2.000 mm) y bien distribuidas a lo largo del año, aunque el máximo se sitúa en la estación invernal. La temperatura media depende de la latitud, aunque se puede establecer en torno a los 10 ºC; los inviernos presentan unas temperaturas moderadas y en verano son frescas. Clima continental Este clima es propio de las regiones del interior de los continentes. Se caracteriza por una relativa escasez de precipitaciones, sobre todo en invierno, debido a la distancia que las separa de las áreas de influencia marítima, y por una notable amplitud térmica estacional (que puede alcanzar hasta los 60º), con unas temperaturas estivales bastante altas que contrastan fuertemente con los inviernos fríos. La temperatura media anual es inferior a los 10 ºC. Las precipitaciones oscilan entre los 300 y los 700 mm de promedio, que se producen principalmente en verano. Se pueden distinguir varios tipos: el siberiano (el más extremado, con una temperatura media inferior a los 0 ºC, una oscilación térmica que puede alcanzar los 60º y precipitaciones inferiores a los 200 mm anuales concentradas en el periodo estival); el manchuriano (con un temperatura media inferior a los 10 ºC, oscilación térmica en torno a los 40º y precipitaciones, concentradas en el periodo estival, que superan los 500 mm); y el ucraniano (con unas características térmicas similares al anterior, aunque la temperatura media es ligeramente más baja y la amplitud un poco superior, y unas precipitaciones comprendidas entre los 300 y los 400 mm anuales). Clima polar Clima propio de aquellas regiones que presentan una temperatura media mensual y anual por debajo de los 0 ºC, amplitudes térmicas superiores a los 30º y precipitaciones insignificantes que se producen en forma de nieve. En estas regiones, cubiertas por la nieve durante la mayor parte del año, el tipo de suelo característico es el permafrost. Clima de alta montaña En las montañas la temperatura disminuye con la altitud, mientras que aumentan las precipitaciones, al menos hasta un cierto nivel altimétrico. La montaña, en este sentido, altera las características de la zona climática en la que se sitúa. Por este


motivo, no se pueden establecer unos rasgos con validez universal que lo definan, aunque sus variedades climáticas son fácilmente reconocibles, como el clima alpino. Presenta unas temperaturas invernales negativas y unas estivales positivas, aunque la temperatura media anual se establece en torno a los 0 ºC; la oscilación térmica es inferior a los 20º y las precipitaciones, más abundantes en verano que en invierno, superan los 1.000 mm anuales. Este clima de alta montaña es el que predomina en la cordillera andina.

Geografia Politica Los procesos políticos deben apoyarse sobre un territorio bien definido. El escenario político es escenario de fuerzas centrípetas y centrífugas, las primeras cohesionan y las segundas disuaden la integración. Etapas espacio temporales: idea política - decisión - movimiento - campo de acción - territorio político. La organización política-territorial se inserta es la Teoría General de los Sistemas, dentro de la cual hay unos actores que son individuos o grupos que determinan la distribución del poder: •

Regium: autoridad sobre alguien por ser este primero rey, emperador...

Dominium: autoridad sobre alguien por ser de un territorio concreto.

1.- MORFOMETRÍA TERRITORIAL Los Est son cuatridimensionales: SUELO / AGUA / AIRE / TIEMPO. El territorio es la base física del Est. Se diferencia según: a) Dimensión En relación con el control efectivo del poder central. La fuerza política no viene sólo determinada por la dimensión (grande) del territorio, sino también por su población y su tecnología, aunque si da cierta ventaja (defensa en profundidad) y desventaja a la hora del control. Una clasificación de la dimensión de los territorios políticos sólo tiene sentido si permite otorgar a uno u otro Est una denominación significativa. La escala G relación superficie territorio - superficie terrestre. Gx = Ga / Rx Ga: área de la tierra Gx: Dimensión Rx: Superficie del territorio político Otra escala sería la clásica (en Km 2).La mejor escala es una detallada capaz de responder a todas las gamas (Macroestados, inmensos, muy grandes...)


b) Forma: La forma es su contorno espacial o su aspecto. La forma actual de los Est es un producto de un proceso histórico. Como forma ideal es aquella que proporciona el mayor grado de compactidad, forma de maximalizar la proximidad de grupos humanos. •

Est alargado: es al menos 6 veces más largo que ancho , los problemas son los riesgos separatistas en los extremos y problemas de transporte. Las ventajas pueden ser la variedad del clima.

Est compacto: comprende un máximo de territorio en el interior de un mínimo de fronteras.

Est apendicular: es igual al anterior pero con un apéndice (bolsas fronterizas).

Est fragmentado: multitud de islas separadas por aguas internacionales o separadas, sus partes, por un Est extranjero (ejemplo, los EE.UU y Alaska).

Est perforado: aquel en cuyo interior hay otro Est, el primero suele ser más poderoso.

Est estrangulado: estrechamiento que dilata los extremos (ejemplo, Israel).

Est circundado: queda atenazado por otro que lo bloquea por el litoral.

2.- POSICIÓN Y LOCALIZACIÓN Por un lado encontramos la posición absoluta, es el lugar particular que ocupa en el seno de una zona climática o de un continente, esta es la característica más importante en política. Por otro lado esta la localización relativa, que es la inserción en el seno de una combinación territorial de otros Est. Por otro lado encontramos las desconexiones territoriales: •

Exclave: tierra de un Est A encerrada en un territorio extranjero B, pero situada a corta distancia de A.

Enclave: es el mismo territorio, pero visto por el Est que lo contiene, un buen ejemplo de exclave y enclave es el antiguo Berlín Oeste.

Periclave: parte del territorio no despegada del territorio nacional pero a la cual no se puede acceder sin atravesar un territorio extranjero. Aquí lo importante es ver por qué tenemos que pasar.


Los soportes fundamentales de la integración territorial son: a) Accesibilidad: facilidad con la que una posición puede enlazar con otra. De la accesibilidad y el movimiento ha dependido siempre la organización política. Tiene dos dimensiones: ·) Espacial: circulación. ·) Política: movimiento. b) Conectividad: corolario de la accesibilidad. Tiene dos dimensiones: ·) Circulatoria: grado de vínculo entre ideas... que se refleja en el uso de los espacios geográficos, posiciones en una red de transportes. ·) Política-Geográfica: movimientos políticamente regulados de hombres, bienes, c) Nodalidad: corolario también de la accesibilidad. Sucede cuando la configuración fisiográfica y las corrientes de circulación de hombres, hechos por la Hª, hacen que la vida de la colectividad se concentre en el seno del territorio (por ejemplo Nueva York). d) Comparidad La localización del Est afecta a sus vecinos más próximos. La accesibilidad y sus corolarios son variables independientes que afectan al mantenimiento de las conformidades políticas, y la disconectividad obstaculiza los procesos de integración política. La posición-localización de un Est depende de cuatro parámetros: •

Morfología: dimensión y formas definidas, capital, ejes circulatorios, control fronterizo...

Dinámica: flujo de autoridad gobierno - cuerpos - población.

Posición.

Relaciones Externas.

El sistema territorial son estructuras territoriales cuyos elementos están unidos por flujo de materia, de energía y de información, que funcionan como un todo con relación al mundo exterior. 3.- LOS HABITANTES DE UN TERRITORIO


El impacto político-territorial del hecho demográfico es muy grande, la superpoblación o la subpoblación condicionan la política de un Est. Sus miembros en edades y número se pueden reconocer en una pirámide de población. Hay 7 parámetros cualitativos que defienden políticamente a los habitantes del territorio: Cultura: superestructura de la vida económica y social. Educación. Salud. Raza: mismos caracteres biológicos (movimiento político). Religión. Lengua: lo ideal es una lengua para un Est, pero la unidad de lengua no crea siempre la unidad del pueblo. La convergencia funcional es que con varias palabras se expresa lo mismo y se comprende, luego también está la divergencia cultural que es que con una misma palabra no se expresa lo mismo, estos fenómenos se refieren a Est con varias lenguas. Espíritu nacional. La migraciones de población pueden ser: •

Vertrieben: expulsados legal o militarmente.

Flüchtlige: emigran porque quieren.

El territorio define la relación entre la comunidad y su hábitat, aunque hay que tener en cuenta que los territorios son creaciones artificiales y están sujetos a estímulos de unas sociedades dentro de otras. Los soportes fundamentales de los territorios políticos son la población, los recursos, la cohesión social y las comunicaciones eficaces. El estudio geográfico del medio ambiente político se basa en el examen y el análisis dentro de un sistema cartográfico, en tales estudios se pueden emplear diferentes métodos, estos métodos son (según Hartshorne): 1.- MÉTODO DEL ANÁLISIS DEL PODER Utilizado por los NO geógrafos, se considera a la geografía como uno de los varios recursos de poder, pero para realizar un método geográfico completo habría que hacer un inventario: •

Medio ambiente físico (terreno, clima, vegetación...).


Movimiento (transporte, comunicación...).

Materias primas y mercancías.

Población (características y ideologías).

La entidad política (administración, ideales...).

Estos datos del inventario son fáciles de recoger, la dificultad estriba en ponderarlas, aunque no es necesario tener en cuenta todos y cada uno de los datos, lo importante es descubrir cuales nos sirven. Los datos que utilizamos como índices de poder son relativos y de veracidad limitada, hay que estudiarlas, los resultados finales no pueden ser mas que guías útiles para el análisis comparativos. EL MÉTODO HISTÓRICO (Whittlesty) El Est y la tierra, para esto el objetivo está en el pasado, pues para ellos lo que ahora existe sólo se puede comprender en función de lo que había en el pasado, en definitiva se trata de un criterio engañoso y poco fiable. 3.- EL MÉTODO MORFOLÓGICO Como su propio nombre indica, estudia la forma, es decir, las características estructurales y sus modelos, esto vendría a ser el estudio de las organizaciones formadas por la asociación de unidades políticas. 4.- EL MÉTODO FUNCIONAL (Hartshorne) Estudia el funcionamiento de una zona como unidad política, esta zona es el Est, y la unidad contiene varios factores importantes como son la homogeneidad, coherencia y viabilidad. El método funcional las fuerzas de consolidación del Est, aunque también las de debilitación del mismo. 5.- EL MÉTODO DE COMPORTAMIENTO (Kasperson y Minghi) En este método vemos que el espacio puede identificarse como una variable independiente, distingue entre: •

Comportamiento en el espacio.

Comportamiento en territorial (sentimientos innatos de ocupación y defensa),

La metodología del comportamiento comprende el examen empírico de situaciones mediante controles adecuados.


6.- EL MÉTODO SISTÉMICO Se deriva de Teoría General de los Sistemas, para la cual su foco de estudio es un conjunto de objetos relacionados entre sí, que se introducen en un sistema (entradas) y salen (salidas). Los sistemas son unidades integradas, pueden ser abiertos o cerrados. Por lo tanto en un sistema geopolítico, el proceso político actúa recíprocamente con el espacio geográfico. El proceso (transacciones políticas, fuerzas societarias...) y el espacio (lugar, zona, paisaje...) actúan recíprocamente. En los 6 métodos enunciados nos podemos encontrar un problema a la hora de medir y describir la distribución de los fenómenos políticos tal y como existen en el espacio, lo que puede llevar a confiar en elementos estáticos para describir situaciones estáticas

Geografía humana La Geografía de la Población surgió en los años cincuenta, a partir de la aparición en 1951 del libro Introduction a l´etude géographique de la population du monde, de Pierre George, y de las obras de Trewartha. Influyeron en ello los problemas poblacionales de la posguerra, el desarrollo metodológico de la Demografía y la mejora de la información estadística. La Geografía de la Población comparte con la Demografía métodos y contenidos, aunque el enfoque da prioridad a los aspectos espaciales de los fenómenos y fragmenta el espacio en territorios de distinta naturaleza y escala. El campo específico de la disciplina no está completamente delimitado pero se considera aspectos nucleares a la dinámica y estructura demográfica, la distribución espacial o las migraciones. En cada territorio se presta mayor atención a los problemas que les afectan (por ejemplo, en Europa Occidental a la inmigración y al envejecimiento). Con los años, la metodología ha ganado en rigor y profundidad, ha aumentado el uso de técnicas cuantitativas que utilizan estadísticas cada vez más complejas y los ordenadores permiten automatizar la cartografía o confeccionar gráficos con gran rapidez. Se utilizan modelos predictivos y teorías explicativas. Se investiga el origen de los fenómenos, su cómo y su porqué. Los estudios pasan del enfoque macro al micro, se ocupan de los procesos y se estudian fenómenos concretos en áreas reducidas. La Geografía de la Población explica comportamientos pasados, pero también diagnostica la actualidad y detecta problemas subyacentes que ayudan a predecir la evolución futura de la población, por lo que es de gran utilidad en estudios de mercado y en la actuación política (P.G.O.U., programación educativa, servicios sociales...)


II.- LAS FUENTES DEMOGRÁFICAS Los países más avanzados disponen de datos fiables desde comienzos del siglo XIX. La época anterior, o precensal, dispuso de datos cada vez más fiables conforme se aproximaba a la era contemporánea. La aparición de censos modernos o de registros civiles no siempre garantiza una información adecuada; a veces, las fuentes son incompletas, erróneas o deformadas interesadamente. Por ello, deben usarse con mucha precaución y espíritu crítico. 1.- Fuentes precensales y métodos para su estudio El estudio de las poblaciones del pasado corresponde a la Demografía Histórica. Pero también la Geografía analiza el pasado cercano, primando la dimensión espacial de los hechos al analizar asuntos como la fecundidad, la mortalidad o las migraciones. Las fuentes de la demografía histórica pueden ser directas e indirectas. Las fuentes indirectas no son demográficas pero proporcionan información utilizables en estudios de la población: volumen de impuestos, repartos (de la sal, del médico, del equivalente...), efectos de una epidemia o listados de la misma. Están sujetas a una fuerte posibilidad de error. Las fuentes directas son principalmente los recuentos generales, los padrones municipales o listas de vecinos y los registros parroquiales. Los recuentos son el precedente de los censos modernos, pero: - suelen contar vecinos y no habitantes - tener una finalidad fiscal o militar, lo que puede originar exenciones. [En Castilla destacan el Catastro de Ensenada (1749-53) o los censos de Aranda (1768-69) y Floridablanca (1786-87)]. Los padrones municipales o listas de vecinos eran elaborados por los ayuntamientos. En general: - eran para repartir cargas por lo que contabilizaban vecinos, no habitantes; - el concepto de vecino expresa una unidad fiscal, normalmente una familia; - son importantes para los estudios locales, aunque adolecen de ocultamiento;


- es necesario encontrar un coeficiente multiplicador: depende de tiempo, lugar, grado de ocultación, contabilización de viudas y huérfanos. (Existe una amplia variedad de coeficientes). Los registros parroquiales son el precedente de los actuales registros civiles: - recogen información sobre bautismos, matrimonios y defunciones; - son obligatorios desde el Concilio de Trento (1563), y desde 1614 los de defunciones, pero ya existían antes; - la explotación demográfica ha dado lugar al método de reconstrucción de familias, de L.Henry y M.Fleury, que vacían la información en fichas individuales. 2.- Censos, padrones y registros de población Reúnen, resumen, analizan y publican datos de tipo demográfico, cultural económico y social de los habitantes de un país y de sus unidades políticoadministrativas, referidos a un instante o período concreto. En España es el Instituto Nacional de Estadística quien lo realiza cada 10 años desde 1857 (desde 1900, en los años acabados en O; desde 1981, en los acabados en 1). Los censos se diferencian de los anteriores recuentos porque: - su finalidad es estrictamente demográfica; - la enumeración es individual, no por vecinos; - es universal, sin excepciones ni duplicaciones; - los datos son simultáneos y su periodicidad determinada. Los censos se inician en la Europa nórdica a mediados del siglo XVIII. La realización de un censo es muy gravosa. Requiere previamente: - la preparación de mapas y listas de lugares, - la determinación de los datos necesarios, - la elección de preguntas y tabulaciones, - la forma de enumeración,


- el diseño del cuestionario, - la elección del procedimiento de proceso de datos y - la formación de los agentes censales. Después viene la propia ejecución del censo, mediante entrevista con el agente o autoenumeración, en la que los cabezas de familia (o persona principal) rellenan los datos; las preguntas deben ser claras, hay obligación de contestar, pero los datos son confidenciales. Posteriormente se codifican y graban los datos, se detectan y corrigen errores y, finalmente, se obtienen las tablas y se publican los datos. La principal ventaja del censo es que es la fuente demográfica que suministra una información más detallada con gran número de variables. Son imprescindibles (según las recomendaciones de la ONU): - el lugar de residencia habitual o en el momento censal, - el lugar de nacimiento, - la antigüedad de la residencia actual, - el lugar de residencia en fecha anterior, - la relación con la persona de referencia, - el sexo, la edad, el estado civil, - la nacionalidad, - el número de hijos nacidos con vida, - el nivel de instrucción, la instrucción elemental, - los estudios en curso, - la relación con la actividad, la profesión, la rama de actividad y la situación profesional. El censo español, además de casi todas las anteriores, incluye otras cuestiones investigadas mediante pregunta directa o derivada por agregación de datos.


Algunos países incluyen aspectos étnicos, lingüísticos, religiosos o socioeconómicos. Otras ventajas son la amplitud de la muestra (teóricamente, toda la población), la existencia de pocos apartados no contestados y el carácter periódico de su realización. Las limitaciones principales son: - la fiabilidad varía según países, (el nivel de preparación de los agentes censales es muy diferente, las dificultades económicas o políticas condicionan los censos en algunos países) - la falta de sincronismo en la realización, - no se adoptan las mismas definiciones de variable; - las formas de agregación son sólo las unidades administrativas. Muchas veces, el Censo utiliza dos conceptos para definir el número de habitantes: a) La población de derecho, o residente en el municipio, aunque esté ausente en el momento en que se realiza la inscripción (por viajes laborales, de estudio o de ocio). Se halla sumando presentes y ausentes. b) La población de hecho, aquella que efectivamente está en el municipio en el momento del recuento aunque resida habitualmente en otro lugar. Se halla sumando a los presentes los transeúntes. El Padrón contiene la relación de personas de los términos municipales, con expresión de algunas características. Son realizados por los ayuntamientos cada cinco años, pero cada año se realiza una Revisión del Padrón, que contabiliza las altas y bajas producidas (por nacimiento e inmigración y defunción y emigración, respectivamente), para conocer el total de efectivos del municipio en cada año del período intercensal. Además de la periodicidad, Censo y Padrón se diferencian en que: - el Censo es estadístico y estático (refleja la población en un momento dado) mientras el Padrón se actualiza constantemente; - los habitantes deben comunicar los cambios de residencia y las alteraciones;


- la información es diferente, aunque hay aspectos comunes (el Censo es igual para todo el país y tiene mayor amplitud y precisión, aunque los ayuntamientos pueden incorporar algún tipo de pregunta a sus padrones). - el censo es secreto y su publicación sólo numérica; el padrón es público y sus resultados pueden ser ofrecidos individualmente. Los registros de población son instrumentos de carácter público que varían continuamente la información sobre la población, manteniéndose permanentemente actualizados. El registro, en la época de los ordenadores y los números de identificación personal, podría haber sustituido a censos y padrones, pero su creación supone graves problemas de carácter burocrático, legal y económico. Funciona en unos pocos países desarrollados, casi todos pequeños, y sus informaciones se han reducido. 3.- Estadísticas vitales Se refieren a nacimientos, defunciones, matrimonios y aspectos relacionados con ellos. Desde el Concilio de Trento estuvieron en manos de la Iglesia, pero en el siglo XIX se estableció en Europa el Registro Civil (en 1806 en Francia, en 1837 en Inglaterra y Gales, en 1871 en España), aunque su implantación fue lenta. La información actual incluye datos sobre nacidos vivos, muertes fetales tardías, fallecidos, divorcios, abortos, legitimaciones, adopciones, separaciones, etc. En España, hasta 1990, era obligatorio inscribir los sucesos biométricos en el lugar en que sucedían, no en el de residencia (en caso de muerte o parto en hospitales fuera del municipio del sujeto); hoy ya es posible hacerlo. Existen grandes diferencias en contenido y calidad entre los países desarrollados y los países pobres. En los primeros, las cifras son completas, ofrecen una amplia desagregación espacial y mayor número de variables analizadas. En el Tercer Mundo existe un subregistro importante, por variadas razones. Los principales factores explicativos del subregistro son: - el analfabetismo de una parte de la población, - la topografía accidentada y grandes distancias al Registro, - las condiciones climáticas adversas,


- la ilegitimidad de buena parte de la población, - el que no sea obligatorio en algunos países. 4.- Estadísticas de movilidad espacial La movilidad espacial es más difícil de analizar que el movimiento natural de la población, tanto por la definición de migrante como por las numerosas fuentes existentes. Las primeras estadísticas disponibles fueron las de los movimientos internacionales. No eran completas, ni exactas, ni comparables entre sí. Recientemente ha mejorado mucho el conocimiento sobre trabajadores extranjeros, debido al fuerte control. Los criterios son diferentes según épocas y países (temporeros, permanentes, definitivos...) Las estadísticas sobre migraciones interiores son escasas. Los censos proporcionan informaciones útiles pero escasas e indirectas. Las fuentes directas se extraen de los cambios de residencia cuando es obligatorio declararlos y, aunque subestiman el número de migrantes, proporcionan datos útiles sobre las direcciones y características de estos fenómenos. Las migraciones pendulares o habituales son todavía peor conocidas, por reducirse a encuestas o a métodos de estimación indirecta. 5.- Sondeos y encuestas El sondeo es un censo parcial. Permite averiguar características con bastante exactitud pero impide conocer el volumen total. El método, por su baratura, se emplea en el Tercer Mundo. El problema es la adecuada elección de la muestra, bien eligiendo una subpoblación con idénticas estructuras que la población total o por azar. Las encuestas se utilizan para obtener un tipo de información que no se recogen en las estadísticas generales. Son básicas en demografía cualitativa y sus finalidades y métodos son variados. 6.- Errores en los datos Las estadísticas contienen errores, voluntarios o involuntarios, de quienes suministran información o de los agentes. También hay errores en el procesado y en la publicación.


Los errores de cobertura se refieren a personas no contabilizadas y otras contadas dos veces; en los censos se estima un error de cobertura del 1,5-2% en países desarrollados y puede superarse el 5% en los países pobres. Los errores de contenido afectan a las características de los contados. Existen diferentes procedimientos de verificación. El más simple consiste en considerar que la diferencia entre dos censos consecutivos debe ser igual al balance entre nacimientos y defunciones y la emigración neta. Pt+n = Pt + Nt,t+n - Dt,t*n + Int,t+n - Emt,t+n La comparación entre la población esperada y la censada permite detectar la existencia de errores en uno de los dos censos o en ambos. (Aunque también puede significar errores en el registro de nacimientos, defunciones o migraciones). Otro segundo método es comparar los resultados con los obtenidos por otros fuentes. Por ejemplo, el subregistro de algunos países atrasados puede confrontarse con otros datos, como los de los libros parroquiales. Otros sistemas pueden ser la reenumeración de una muestra de la población censada o el examen de la consistencia interna de la estadística manejada. 7.- Fuentes secundarias Entre las fuentes demográficas secundarias se incluyen una variedad de diarios, informes, atlas, revistas periódicas, hojas de datos, etc. La O.N.U. y sus organismos son los principales impulsores y productores de estas estadísticas. Entre sus publicaciones destaca, desde 1948, el Anuario Demográfico, con datos generales y estadísticas vitales; además, cada Anuario analiza detalladamente algún aspecto demográfico concreto. Sus datos proceden de la última operación estadística importante de cada país. La calidad varía en función de la naturaleza de los datos y de la antigüedad de los datos básicos; a escala global, el conocimiento es mediocre, porque la mayoría de los países del Tercer Mundo -que incluyen a tres cuartas partes de la población mundial- cuentan con estadísticas poco seguras o incompletas. Otras publicaciones importantes son el Calendario Atlante de Agostini (desde 1904) y las Images economiques du monde, aunque frecuentemente utilizan como fuente las estadísticas procedentes de la O.N.U. III.- DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN


La distribución de la población, y los factores de que depende, son un tema que ha interesado desde siempre a los geógrafos para la ordenación del territorio y la planificación regional. 1.- Conceptos básicos La densidad de población es la relación entre habitantes de un territorio y superficie de éste. Es un elemento descriptivo e impreciso, pero sencillo y práctico sobre la ocupación del espacio por la población. Al establecer comparaciones, ni los espacios son homogéneos, ni están uniformemente ocupados, ni las necesidades o niveles de vida son semejantes: establecer conclusiones sobre la superpoblación o no de un área a partir de la densidad bruta es arriesgado. Para solucionar esos inconvenientes se ha ideado el concepto de densidad corregida. La población total se sustituye por una categoría de ella y la superficie sólo por una parte. Ejemplos: Población rural Densidad rural: --------------------Superficie Población que vive de la agricultura Densidad agrícola: -------------------------------------------------Superficie Población que vive de la agricultura Densidad agrícola específica:--------------------------------------------------Superficie cultivada El concepto de densidad crítica de población (C.D.P.), definido por W.Allan en 1965, mide la capacidad poblacional de un área en relación a un determinado sistema de utilización del suelo, expresado en términos de habitante por unidad de superficie. c C.D.P.= 100 b . --


a Donde: a= porcentaje de tierra cultivada por métodos tradicionales. b= factor de uso del suelo, o relación entre la duración de los cultivos y el barbecho. c= factor de cultivo o superficie plantada cada año por persona. 2.-Métodos cartográficos de la distribución espacial de la población y el poblamiento Los mapas coropléticos indican cantidades calculadas a partir de valores medios por unidad de superficie, que generalmente son unidades administrativas, por medio de tonos de color, sombreados, rayados, punteados o signos convencionales. Este tipo de mapas requiere observar una serie de precauciones generales y otras específicas cuando se usan en trabajos de población: - sólo tienen algún sentido cuando se utilizan unidades espaciales pequeñas; - los marcos administrativos son de fácil manejo cartográfico y estadístico, pero las variaciones de sus límites y la existencia en su interior de zonas deshabitadas les restan significación; - exigen la elección de una buena escala de valor (pocos y bien contrastados) y una adecuada gama de sombreados. Los mapas de puntos representan la población mediante puntos de igual o diferente tamaño, según el valor que se les asigne, los cuales se sitúan de la forma más precisa posible sobre los lugares correspondientes. Los puntos iguales son útiles para el poblamiento disperso y los territorios poco urbanizados. Para las zonas más concentradas y urbanizadas se utilizan círculos proporcionados (u otras figuras geométricas). Los mapas de líneas isopletas son aquellos en los que las cantidades vienen indicadas por líneas de valores iguales; responden a una representación continua. Tienen ventajas e inconvenientes: mitigan las variaciones bruscas y casi siempre irreales de la densidad en torno a una línea administrativa o convencional; presuponen un gradiente que no siempre se da en la población, porque se puede pasar de sectores con fuerte concentración humana a zonas casi vacías.


La representación en tres dimensiones, pese a su expresividad, plantea problemas de lectura e interpretación: la identificación exacta es difícil; las porciones ocultan zonas deprimidas; la lectura exacta en dimensión vertical no es fácil. 3.- Las grandes desigualdades del reparto La distribución de los habitantes sobre el planeta muestra un fuerte desequilibrio ante cualquier gran unidad geográfica de clasificación (hemisferios, continentes, altitud, países). Ejemplos de ello son que: - casi el 90% de la población vive en el hemisferio norte, donde se sitúa la mayoría de las tierras emergidas; - por continentes, las diferencias son aún mayores: Asia concentra el 58% de la población; Oceanía, sólo el 0,5% El Viejo Mundo sigue siendo la principal zona de asentamiento humano; - en cuanto a latitudes, en el hemisferio norte, la mitad de la población vive entre los 20º y los 40º, mientras que sólo el 1,5% vive por encima de los 60º; - en casi todos los continentes la mayoría de la población tiene una localización periférica y se sitúa por debajo de los 500 m de altura; - los países desarrollados sólo cuentan con alrededor del 25% de la población. Existen cuatro grandes focos de concentración: Asia Oriental, que concentra la cuarta parte de la población del mundo con sólo el 3% de las tierras emergidas. Ahí se encuentran China y Japón. Asia meridional, con un quinto de la población en menos del 2% de las tierras. Allí se encuentran India y algunos países musulmanes como Indonesia, Bengala Oriental o Paquistán. Europa, con concentraciones importantes como la zona del cuadrilátero con vértices en París, Hamburgo, Londres y Milán. El sector nororiental de Norteamérica, con la fachada atlántica y la zona de los Grandes Lagos, en la que se localiza la megalópolis norteamericana. Existen, también, tres grandes vacíos demográficos: Las zonas frías de ambos hemisferios. Los grandes desiertos.


Algunas zonas cálidas y húmedas cercanas al ecuador. El resto de la población se sitúa casi siempre en zonas favorecidas por algún factor físico o humano: franjas litorales, oasis, lagos interiores, cursos fluviales, recursos minerales... Existen grandes contrastes a nivel continental, nacional o regional. Los factores explicativos de la desigual distribución de la población, tanto físicos como humanos, son muchos y variados; pero actúan combinadamente y es difícil medir la influencia de cada uno. Los hechos físicos ejercen gran influencia sobre la distribución especialmente en los vacíos demográficos: ciertos aspectos del clima (bajas temperaturas y oscuridad, fuerte aridez o calor húmedo y constante) explican los grandes desiertos humanos. El efecto de la altitud es más complejo. Hay hechos evidentes: a partir de cierta altura, la presencia humana no es posible (por eso, en zonas cálidas existen asentamientos a mayores alturas que en las templadas y frías); la población absoluta disminuye con la distancia a la costa y la altitud media. En cuanto a la proximidad al mar, en 1950 el 27,6% de la población vivía a menos de 50 kms del mar (frente a un 24,6% un siglo antes), 50,3% a menos de 200 kms y 73,8% a menos de 500 kms. Sólo algo más del 8,5% vivía a más de 1.000 kms de las costas. También las formas topográficas o la orientación de las vertientes, por su influencia sobre los cultivos, son factores explicativos. La montaña crea condiciones especiales en torno a ella, que favorecen la ocupación; los piedemontes aprovechan ciertos recursos (reservas de agua, acumulación de tierras fértiles); los valles favorecen el desarrollo de las actividades agrarias, industriales y comerciales. También cabe destacar la naturaleza del suelo, por su mayor o menor aptitud para los cultivos. Si los hechos físicos explican los vacíos demográficos, los hechos humanos (económicos, sociales, políticos...), combinados a lo largo del tiempo, explican los grandes focos de concentración y las diferencias de densidad. El proceso de ocupación responde a tres factores básicos: - la mayor o menor antigüedad de la ocupación inicial.


- el nivel de crecimiento interno de la población (influido en cada etapa histórica por el balance entre la vida y la muerte). - los movimientos migratorios. La ocupación más antigua suele coincidir con efectivos numerosos. Los grandes focos de concentración humana (Europa y los dos asiáticos) tuvieron un poblamiento temprano, al menos desde el mesolítico. A final del paleolítico se calcula un habitante por cada 10 km2. Asia fue el polo difusor de las primeras migraciones importantes: hacia Europa, ocupación de América y hacia el mundo mediterráneo. Luego sería Europa quien se extendería hacia América y algunos enclaves de Asia y Africa. Las migraciones intercontinentales fueron las más decisivas sobre el poblamiento, especialmente las oleadas de emigrantes ultramarinos hacia América. Respecto a la intensidad del crecimiento natural ha habido etapas clave, definidas por importantes revoluciones técnicas y económicas; por ejemplo, el Neolítico, con la agricultura sedentaria y la domesticación de animales que aumentaron la disponibilidad de alimentos. También la revolución industrial (y técnica, urbana y demográfica, a la vez) determinó cambios decisivos en el crecimiento y en el reparto, especialmente porque favoreció la lucha contra la mortalidad y desencadenó migraciones transoceánicas en dirección a ambas Américas y Oceanía; al mismo tiempo, acentuó el vacío rural y el crecimiento urbano. En Asia, la civilización rural permitió la concentración de efectivos humanos en ciertas áreas; la revolución industrial apenas contribuyó al crecimiento. Sólo tras la II Guerra Mundial, con la difusión de las técnicas de lucha contra las enfermedades y la muerte, se volvió a crecer, manteniendo niveles de fecundidad muy elevados y un alto porcentaje de población rural. En Europa la revolución industrial provocó el mayor crecimiento, además de fuerte éxodo externo y urbanización, pero después la reducción de la natalidad ha ralentizado el proceso. El foco norteamericano está ligado a la expansión europea, que también se centró en Latinoamérica; por eso existe oposición entre centro-periferia y mayor poblamiento en la fachada oriental. Hoy, en América del Norte se ha ralentizado el crecimiento por la caída de la natalidad; en el sur, el crecimiento vegetativo es más firme y la tasa de urbanización menor. En Australia y Nueva Zelanda la población es también de origen europeo, su crecimiento natural moderado, su localización periférica y su tasa de urbanización muy alta. África, pese a ser la cuna de la humanidad, nunca ha sido un gran foco demográfico. La civilización agrícola no alcanzó el nivel de Asia; la revolución industrial apenas existió; las migraciones del XIX acudieron poco allí, mitigando apenas la trata de esclavos. Sólo los fuertes crecimientos de la revolución


demográfica reciente han iniciado un crecimiento rapidísimo. Las concentraciones corresponden a las zonas de agricultura rica, las áreas mineras y las escasas ciudades. 4.- Políticas y programas de redistribución de la población Los desequilibrios existen a escalas planetaria, continental, nacional, regional e incluso local, dificultando una adecuada ordenación del espacio. Muchos países, sobre todo del Tercer Mundo, tratan de corregir los desequilibrios mediante programas y políticas. Según un informe de la ONU sólo 19 de 158 países consideraban adecuado su reparto poblacional, 73 proponían medidas rápidas y radicales para corregirlo y 66 no lo creen aceptable y piensan que convendría alguna corrección. Los programas de redistribución pretenden: - reducir la presión demográfica sobre territorios de gran fragilidad ecológica; - asentar a la población nómada o rural para facilitar la prestación de servicios (sanitarios, educativos...); - repoblar áreas fronterizas por motivos de seguridad; favorecer la integración nacional, redistribuyendo grupos étnicos; - reducir los desequilibrios económicos entre regiones y favorecer el acceso al trabajo y los servicios; - evitar la inestabilidad propia de la fuerte concentración y rápido crecimiento en las ciudades. Las medidas específicas se pueden agrupar en: - Programas para reducir el crecimiento metropolitano, frenando la inmigración, mediante concesión de permisos de residencia o creación de nuevas empresas. - Programas para trasladar poblaciones urbanas a zonas rurales mediante medidas coercitivas, como asignación obligatoria de lugares de trabajo y residencia o entrega de cupones de racionamiento sólo válidos en las áreas autorizadas. - Programas de corrección de los efectos del crecimiento urbano: mejora del hábitat y las condiciones de vida de zonas deterioradas. También descentralizando el crecimiento: áreas metropolitanas con ciudades dormitorio o satélite.


- Programas de dispersión mediante la promoción de ciudades medias o capitales regionales, mediante la creación de infraestructuras o incentivos a empresarios. - Programas de retención de la población rural, mediante la promoción integral de zonas agrarias. - Programas de traslado de población rural hacia áreas infrapobladas con grandes disponibilidades de tierra. Todos estos programas pretenden: - modificar la tendencia de éxodo rural; - cambiar la distribución demográfica a escala rural o regional y - controlar el crecimiento urbano mediante la promoción de ciudades medias. La eficacia de esa política ha sido limitada, aunque dependiendo de países; a veces las medidas adoptadas han sido costosas e impopulares y han generado resultados indeseables. Para mejorar estos programas, algunos expertos recomiendan integrar mejor la planificación espacial de la población y la economía, valorar de forma meditada los efectos espaciales y conocer mejor las actitudes, comportamiento, deseos y aspiraciones de los migrantes. IV.- MOVIMIENTOS NATURALES 1.- La natalidad a) Tasas e índices Para calcularla utilizamos dos tipos de índices, los de natalidad y los de fecundidad, según prestemos más atención a los hijos o a las madres al analizar los nacimientos. El índice más sencillo es la tasa bruta de natalidad (T.B.N.), que se obtiene relacionando el número de nacidos vivos de un año determinado con la población existente a mitad de dicho año y multiplicando el cociente por mil. nº de nacidos vivos de un año T.B.N.: 1.000 x -------------------------------------------población media de dicho año


Esta tasa es la más sencilla disponible, pero debemos considerar que: - Se trata de una tasa anual, es decir, efectúa un análisis momentáneo, transversal del fenómeno. Si observásemos a un grupo de mujeres nacidas el mismo año y midiésemos los hijos habidos hasta el momento en que pierden la posibilidad de ser madres, estaríamos realizando un análisis longitudinal. - Relacionamos los nacimientos con toda la población del espacio en que suceden, cuando sólo una parte de la población -las mujeres en edad fértil (comúnmente, se consideran a las que cuentan entre 15 y 49 años)- pueden tener hijos; es decir, están afectados por la estructura por edades y sexos de la población analizada. La tasa de fecundidad por edad (T.F.E.) relaciona el número de nacidos vivos de madres de cierta edad en un año determinado con el conjunto de mujeres de dicha edad, expresado en tantos por mil. Pueden extraerse para mujeres de una misma edad o para grupos de edades, normalmente quinquenales. nº de hijos de mujeres de edad x en un año T.F.E.: 1.000 x -----------------------------------------------------------------nº medio de mujeres de dicha edad en ese año La tasa de fecundidad general (T.F.G.) permite obtener una idea global del fenómeno, relacionando los nacimientos de un año con el número medio de mujeres de 15-49 años existentes en dicho año. nº de nacidos vivos de un año T.F.G.: 1.000 x ------------------------------------------------------------------nº medio de mujeres de 15-49 años en ese año Sumando las distintas tasas de fecundidad por edad (y dividiéndolas por mil si los valores están expresados en tantos por mil) obtenemos el número medio de hijos por mujer. Este dato es significativo para conocer si una población va a ser adecuadamente reemplazada por otra o no; para que ello sea posible, cada mujer de una generación debe tener por término medio algo más de dos hijos, porque siempre mueren algunos antes de llegar a la edad de reproducción. Esta tasa puede situarse en torno al 2,1 en Europa Occidental y algo más en los países más pobres, en los que la mortalidad infantil es superior y, por tanto, se requieren más niños para el reemplazo generacional. Aunque más laborioso, para conocer si una comunidad tiene asegurada su sustitución existe la tasa bruta de reproducción, que calcula el número medio de


hijas habidas por cada madre de una determinada generación. Si no existiese posibilidad de muerte hasta el momento de llegar a la edad fértil, cuando el índice es igual a 1, la población permanece estacionaria; si es mayor, la población tenderá a aumentar; si es menor que uno, la población decrecerá. Como existe la posibilidad de pérdida de efectivos por mortalidad en edades tempranas, la tasa neta de reproducción multiplica la tasa bruta de reproducción por la posibilidad que tiene una mujer de sobrevivir desde el nacimiento hasta la edad fértil. El análisis de los valores de distintos países (fundamentalmente, la tasa bruta de natalidad y el número medio de hijos por mujer), permite detectar fuertes desigualdades a escala mundial. Si podemos considerar valores medios los que se aproximan a 25 nacimientos por cada 1000 habitantes y 3,5 hijos por mujer, muchos países europeos no alcanzan los 12 nacimientos y los 1,5 hijos, mientras que países africanos como Kenya pueden superar los 50 y los 6, respectivamente. Es difícil definir numéricamente una fecundidad natural, correspondiente a una ley teórica de reproducción de la especie, ya que los casos de ausencia total de factores limitativos son muy raros. Sobre la fecundidad natural, el número de hijos que puede tener una mujer durante su período de fertilidad, pueden intervenir causas naturales que limitan su número: mortalidad femenina antes del término del período de fertilidad, esterilidad accidental o crónica, prohibiciones sociales, emigración de hombres, retraso de la edad matrimonial... El límite de la natalidad, en una sociedad tradicional normalmente repartida, estaría en torno al 55%o Tampoco existe un límite teórico inferior de la tasa de natalidad en países con fecundidad voluntariamente restringida. Los valores más bajos se registran durante cortos períodos en países en que, por razones históricas o sociales, fue llevada hasta el mínimo, y también en países demográficamente viejos. Los países desarrollados presentan tasas bajas y relativamente uniformes, siempre inferiores al 20%, aunque lo normal son valores mucho más bajos, con un número de hijos por mujer que no garantiza el reemplazo generacional. Tasas inferiores al 10%o ya son posibles en determinados ámbitos de alguno de estos países desarrollados. Entre los países del Tercer Mundo existen países en transición hacia valores de fecundidad moderados (como Cuba, China o México) y otros que todavía mantienen niveles muy altos de fecundidad y mortalidad, a veces con tasas estabilizadas en valores superiores al 50 %o o cercanos a ellos, como algunos países africanos o asiáticos. Las tasas nacionales son valores medios, aunque existen contrastes regionales, diferencias entre el campo y la ciudad, o variaciones en función de las clases sociales. b) Los factores de la fecundidad No resulta fácil explicar las variaciones de natalidad o fecundidad, porque interviene una amplia variedad de valores. Los factores de la fecundidad se suelen


clasificar en dos grupos: los estrictamente biológicos y los que podríamos denominar sociales (sociológicos, económicos, culturales...) Los factores biológicos influyen poco en la distribución planetaria de la fecundidad, aunque existen influencias ligadas a hechos como la lactancia, el clima, la raza o la alimentación. Las influencias pueden ser ocasionales, como en el clima, e incluso contradictorias, como las razas; en general, los componentes biológicos se ven afectados por hechos de tipo social (por ejemplo, la lactancia o la alimentación). Entre los factores agrupados como sociales influyen las circunstancias económicas. Existe una relación entre grado de desarrollo económico y fecundidad, aunque no siempre se puede identificar a los países pobres con alta fecundidad y a los países ricos con la baja (Cuba y Kuwait serían ejemplos de ello). De cualquier manera, en general, se comprueba que cuando las sociedades se desarrollan económicamente experimentan una reducción progresiva, incluso peligrosa en la actualidad, de sus tasas de fecundidad. Pero a veces la reducción de la fecundidad se produce sin un paralelo progreso económico, porque las técnicas de control se importan y pueden aplicarse a sociedades atrasadas. Muchas veces, las transformaciones económicas ayudan a modificar otros factores extraeconómicos. Existe una cierta relación entre la reducción de la mortalidad infantil y el descenso de la mortalidad; la mayor probabilidad de conservar vivos a la práctica totalidad de hijos de una familia ha reducido la fecundidad, tanto porque aumentan las cargas familiares como porque casi se garantiza la supervivencia familiar; muchas familias se plantean el dilema de tener un nuevo hijo o aumentar el nivel de vida. Aunque esta reducción viene de lejos, la crisis económica actual (en especial, sus aspectos vinculados al desempleo y a la precarización del trabajo) la ha reafirmado y adaptado a las circunstancias actuales. En el Tercer Mundo, por contra, la mortalidad infantil sigue siendo más alta, los niveles educativos bajos y las aspiraciones materiales muy inferiores. Entre los factores de tipo social, en los actuales países desarrollados cabría destacar la tendencia emancipatoria de la mujer, el individualismo competitivo y la mayor tardanza en contraer matrimonio e incluso el incremento de la soltería entre las personas de ambos sexos. La edad media en que se contrae matrimonio es un factor social importante para la fecundidad. Los matrimonios tempranos tienen más oportunidades de tener hijos que los tardíos. La edad media del matrimonio es más elevada entre los países desarrollados que entre los más pobres; para la cultura occidental resultan excesivamente precoces los matrimonios de algunos países árabes o del África negra. En Europa son escasos quienes contraen matrimonio antes de los veinte años de edad. El celibato definitivo es sumamente raro en algunos países del Tercer Mundo, mientras supera el 30% en algún país europeo.


Las formas de unión de la pareja (unión de hecho, matrimonio monogámico o poligámico) tienen repercusiones diferentes en la fecundidad. También influye el nivel de instrucción, tan diferente de unos países a otros; el mayor tiempo de duración de los estudios, especialmente entre las mujeres, suele coincidir con una menor fecundidad. El desarrollo educativo reduce la mortalidad infantil, alarga el momento de contraer matrimonio las mujeres, condiciona el uso de métodos de regulación de la natalidad y modifica las expectativas de promoción profesional de los individuos. También influye la religión y el grado de religiosidad de los distintos pueblos. La mayoría de las religiones mayoritarias (caso de la musulmana y la católica) son pronatalistas y contrarias al derecho al aborto. Pero el grado de permisividad ante métodos anticonceptivos es muy variable entre distintas prácticas religiosas; por lo general, entre los cristianos, la natalidad es mayor entre los católicos (tradicionalmente reacios a la utilización de los medios anticonceptivos más comunes) que entre los protestantes, mucho más permisivos y tolerantes en estos aspectos. Pero la fuerte reducción reciente de las tasas de natalidad en países como Italia, España o Portugal indican claramente que las actitudes no son inmutables en el tiempo. c) La reducción de la fecundidad en los países desarrollados Hasta el siglo XIX la fecundidad se mantuvo elevada en casi todos los países, con tasas brutas de natalidad casi siempre superiores al 30%o El descenso comenzó en Francia a principio de ese siglo, primero entre la aristocracia y después entre la burguesía y las clases populares, de forma bastante lenta; después se sumaron la mayoría de países industrializados. En todos los casos hubo grandes variaciones en función de clases sociales, regiones y zonas rurales y urbanas. Durante los años treinta del presente siglo se produjo un cierto incremento tanto en países totalitarios (Italia, Alemania) como democráticos, que continuaron después de la guerra mundial con el llamado "baby boom". Pero desde mediados de los sesenta se inició un nuevo descenso, cada vez más intenso, que en nuestros días afecta especialmente a los países mediterráneos. El declive se ha producido por múltiples factores: •

Se ha adoptado un conjunto de innovaciones técnicas para controlar la natalidad.

Algunos autores explican que se trata de un proceso de ajuste ante la disminución previa de la mortalidad, especialmente la infantil, tendiéndose a un nuevo equilibrio de fecundidad controlada. - También se explica el descenso en función de procesos de industrialización, modernización, secularización e incremento de los niveles educativos.


- Otras explicaciones aluden a "estrategias familiares", especialmente entre las clases medias, limitando los nacimientos como forma de mantener la posición social y conservarla para sus hijos. Becker, economista de la escuela de Chicago, lanzó en los sesenta la "teoría de la demanda", en la que los hijos aparecen tratados como bienes de consumo que exigen de sus padres tiempo y dinero. Se supone que cada pareja actúa con racionalidad económica y practica un control de natalidad casi seguro: el deseo de las parejas de tener hijos compite con el tiempo y el dinero de los padres. La paradoja es que el tamaño familiar disminuye con el desarrollo económico, aunque esto también puede estar en función del conocimiento y uso de métodos anticonceptivos. La teoría es muy discutible; Weeks piensa que no se actúa con tanta racionalidad, no existe ese uso óptimo de los medios anticonceptivos, no se poseen las mismas actitudes ante los hijos y tampoco se consideran bienes de consumo. La “teoría socioeconómica” de Leibenstein, de 1975, relaciona el status social con los gustos, preferencias y aspiraciones de los individuos. Los costes de mantenimiento están relacionados con el grupo socioeconómico al que pertenecen los padres y el desarrollo económico produce un declive sostenido de la fecundidad. Eastenlin cree que el nivel de vida de una persona en los años finales de la adolescencia condiciona sus posibilidades como adulto; si puede mejorar en ese momento sus ingresos respecto al nivel familiar tiene más posibilidades de casarse pronto y tener hijos; en caso contrario, aplazará su matrimonio o limitará el número de hijos. Una mejora sostenida de la economía puede facilitar los niveles de nupcialidad y fecundidad, si la estructura demográfica no es excesivamente joven y no hay que competir excesivamente por los puestos de trabajo. Coale elaboró una ”teoría de síntesis” afirmando que el descenso sustancial de la fecundidad es posible cuando, aceptándose que existe una elección calculada del tamaño familiar, se percibe que la fecundidad reducida representa una ventaja social y un beneficio económico y, además, se conocen y utilizan técnicas efectivas de control. En cualquier caso, se trata de un proceso complejo basado en transformaciones económicas, sociales, culturales y técnicas, que tienden a homogeneizarse espacialmente en torno a valores reducidos. d) La fecundidad en el Tercer Mundo Es bastante elevada, aunque no espacialmente uniforme: en las regiones más urbanizadas y de mayor nivel económico se ha producido un declive notable en las últimas décadas pero siguen existiendo áreas rurales de fuerte fecundidad. En Asia, los territorios influidos por la forma de vida occidental (Hong Kong, Singapur, Taiwan) comenzaron a reducir su fecundidad en los años cincuenta y China comenzó un control decisivo de nacimientos pero en otros estados el descenso


sólo afecta a las áreas urbanas. En América Latina el descenso es notable en países como Cuba o Argentina y apenas perceptible en zonas como Guatemala o Bolivia. En África el declive sólo afecta a determinadas áreas urbanas y algunas islas. En muchas zonas subdesarrolladas la fecundidad se considera algo incontrolable o que no debe controlarse, a veces con desconocimiento de las técnicas de control, que alejan claramente el número de hijos habidos y el de hijos deseados. El uso de métodos de control de natalidad ha provocado reducciones evidentes pero ciertas creencias religiosas y la falta de niveles educativos mantienen áreas de resistencia a su empleo. A veces, conocimiento de los métodos de control y uso de los mismos no siempre coinciden, especialmente en aquellas comunidades en los que no interesa reducir el tamaño familiar. Las políticas estatales de control de la natalidad sólo han sido efectivas cuando aumenta el nivel educativo de la mujer, desciende la mortalidad infantil o se producen reformas sociales: las variaciones espaciales de la fecundidad suelen relacionarse con aquellos espacios en que se cumplen o no estas últimas condiciones. 2.- La mortalidad a) Tasas e índices La tasa bruta de mortalidad o tasa de mortalidad general se obtiene relacionando el número total de fallecidos en un año con la población media existente en dicho año en el espacio analizado; se expresa normalmente en tantos por mil. nº de muertes de un año T.B.M.: 1.000 x ------------------------------------------población media de dicho año El mayor inconveniente de esta tasa es que está profundamente afectada por la estructura por edad de la población analizada; en un país con muchos viejos es normal una tasa bruta de mortalidad más alta que en otro con gran cantidad de jóvenes, aunque el estado sanitario o las posibilidades de alimentación sean mejores que los de éste último. Por eso, también empleamos otros índices. La tasa de mortalidad infantil, también muy simple de calcular, se obtiene relacionando los fallecimientos de niños menores de un año ocurridos en un año determinado con el número de niños nacidos en dicho año, expresando también el resultado en tantos por mil. nº de muertes de menores de un años T.B.M.: 1.000 x -------------------------------------------------------


nº de nacidos de dicho año En función de las causas de la muerte del niño se distinguen las tasas de mortalidad infantil endógena (debida a causas congénitas) y exógena (debida a causas externas, como la alimentación, las condiciones de vida de la familia, las influencias medioambientales...) La mortalidad por causas endógenas suele ser más frecuente en el primer mes de vida y la debida a causas exógenas en los meses restantes. La proporción de niños fallecidos en cada grupo refleja bastante fielmente el nivel sanitario y socioeconómico de un país, especialmente en cuanto a la mortalidad exógena. La esperanza de vida media al nacer equivale a la duración media que tendría la vida de las diferentes personas de una generación o de un país. Su cálculo es bastante complicado. También se pueden establecer estimaciones sobre la esperanza de vida media esperable entre las personas que llegan a una determinada edad. b) Factores de mortalidad Aunque la muerte es un hecho biológico, se pueden clasificar los factores de mortalidad en biológicos y sociales. Los sociales analizan la influencia de ciertos hechos sociales (la profesión o los ingresos, por ejemplo) sobre los factores directos, o biológicos, de la mortalidad. Entre los factores biológicos debemos considerar: a) El sexo. Las diferencias entre hombres y mujeres son claras. Normalmente, existe una sobremortalidad masculina que indica que, a cualquier edad, mueren más los varones: la tasa de mortalidad infantil es mayor entre los niños, la esperanza de vida media es menor entre los varones, variando entre los dos o tres años de media en países desarrollados a diferencias temporales mayores en los países pobres. b) La raza. Existen diferencias en cuanto a mortalidad entre las razas negra, amarilla y blanca, aunque no deben ser atribuidas al hecho de pertenecer a un determinado grupo racial (por otra parte, difícil de distinguir en muchos casos) tanto como a las condiciones socioeconómicas más favorables o más adversas en que se desenvuelven las distintas comunidades: cuando se vive en circunstancias parecidas, no aparecen diferencias significativas. Además, aparecen rasgos distintivos de morbilidad de los distintos grupos raciales, sensibilidades diferentes ante ciertas enfermedades. c) La alimentación. Sus repercusiones son muy complejas y no siempre coincidentes entre los distintos investigadores. Las hambrunas de carácter agudo y prolongado han ido reduciéndose, pero la subnutrición, es decir el déficit de calorías, es más importante: alrededor de la cuarta parte de la población de los países pobres no alcanza los niveles suficientes; la infraalimentación produce


menor resistencia a enfermedades y mayor mortalidad. Finalmente la mala nutrición, el desequilibrio de la dieta, ocasiona trastornos fisiológicos importantes. Los principales factores sociales son: a) La vida en zonas rurales o urbanas, que ha influido de forma diferente a lo largo de la historia en las tasas de mortalidad. A comienzos de la revolución industrial (con su consiguiente revolución urbana) la ciudad fue "destructora de hombres": tenía tasas de mortalidad más altas debido a graves problemas higiénicosanitarios, y tasas de natalidad inferiores. Luego, la concentración de servicios médicos y hospitalarios y la mejora de las condiciones higiénicas cambiaron la situación, igual que sucede hoy en los países pobres. En los desarrollados, hoy las diferencias son escasas, con una cierta sobremortalidad urbana. b) La profesión también influye, aunque es difícilmente mensurable por su fuerte interrelación con otros factores. Pero ciertas profesiones comportan mayor desgaste físico o mayor siniestralidad laboral, mientras que otras, como religioso o maestro, suelen ser bastante longevas. c) El nivel de ingresos tiende a influir cada vez menos en la mortalidad, tanto en lo que se refiere a clases sociales como entre países. El hecho de sostenerse servicios médicos y hospitalarios para el conjunto de la población reduce la desigualdad social ante la muerte. Pero la influencia del nivel de ingresos en aspectos como la alimentación o las condiciones higiénico-sanitarias del hábitat continúan siendo apreciables, al menos en los casos más extremos (países extremadamente pobres o grupos sociales marginales). d) El nivel de instrucción influye en la mortalidad porque el grado de salud de una sociedad (en aspectos como las prácticas higiénicas o las actitudes sanitarias o de alimentación) depende en gran medida del grado de instrucción de sus gentes. Por ejemplo, la mortalidad infantil está vinculada a la instrucción de los padres. Demógrafos como Sauvy piensan que la mortalidad está inversamente relacionada con el saber y que la ignorancia es más mortífera que la pobreza. c) Las variaciones de la mortalidad Hasta el siglo XVIII las tasas de mortalidad eran elevadas, con una alta mortalidad infantil, y momentos de graves crisis de supermortalidad causadas por las epidemias (como la peste o el cólera) o las grandes hambrunas. La disminución comenzó entre las clases poderosas de los países del norte de Europa, extendiéndose durante el siglo XIX al resto de Europa y América del Norte. En los países más pobres los mayores retrocesos se producirán después de la II Guerra Mundial. El retroceso puede explicarse en función de los progresos médicos, especialmente desde el siglo XIX: a la práctica de la vacunación vinieron a sumarse sucesivamente el perfeccionamiento de la cirugía, la mejora de los distintos


fármacos o los éxitos de la medicina preventiva. También la mejora de la alimentación, vinculada a las transformaciones agrícolas de los inicios de la revolución industrial, es causa esencial. Como también lo son la elevación del nivel cultural o el perfeccionamiento continuado de la higiene pública. La disminución de la mortalidad infantil fue esencial para explicar tanto la reducción de la mortalidad como el rapidísimo incremento de la esperanza de vida al nacer. La disminución de la mortalidad se sigue produciendo, especialmente en los países más desfavorecidos: la esperanza de vida aumenta en ellos más aceleradamente que en los países más ricos, aunque sigue siendo más baja; las tasas de mortalidad son ya en muchos casos inferiores a las de los países ricos, puesto que se trata de poblaciones mucho más jóvenes. Es posible que la tasa de mortalidad infantil sea uno de los indicadores más nítidos de las diferencias a escala planetaria. Frente a las tasas bajísimas de los países ricos, siempre inferiores al 20%o, en muchos países atrasados padecen tasas ampliamente superiores al 100%o. Algo similar sucede con la esperanza de vida al nacer, siempre superior a 70 años en los países desarrollados. Las causas de la mortalidad siguen mostrando amplias diferencias entre países: mientras los países ricos cuentan con un elevado número de fallecimientos endógenos, vinculados principalmente a las llamadas "tres ces" (cáncer, corazón y circulación), los subdesarrollados se ven fuertemente afectados por causas exógenas (subnutrición, malnutrición, infecciones...) 3.- La nupcialidad a) Tasas e índices Las características de una población ante la nupcialidad siguen siendo un factor explicativo esencial de las tasas de natalidad y fecundidad. La tasa bruta de nupcialidad se calcula de forma bastante similar a las anteriores, relacionando el número de casamientos realizados en un año determinado con la población existente a mitad de dicho año y multiplicando el cociente por mil. nº de casamientos de un año T.B.Nup.: 1.000 x ------------------------------------------población media de dicho año En este caso sería necesario diferenciar las primeras nupcias -es decir, aquellas formadas por contrayentes solteros-, que constituyen la mayoría del conjunto de los casamientos, aunque en proporción variable según las distintas sociedades (en función del número de viudos jóvenes, o de la existencia o no del divorcio y de la extensión de este fenómeno).


Existen otras tasas, como la de nupcialidad de los solteros por edad (y por sexos), que puede calcularse tanto respecto al volumen total de la generación como considerando solo a los solteros: nº de casamientos de edad x en un año T.Nup.edad x : 1.000 x -------------------------------------------------------------población media de dicha edad nº de casamientos de edad x en un año T.Nup.edad x : 1.000 x ---------------------------------------------------------población soltera media de dicha edad También se puede considerar la frecuencia de primeros matrimonios, es decir, el número de hombres o mujeres de una generación que, en ausencia de mortalidad, acaba por realizar su primer matrimonio (normalmente, se considera este dato como definitivo al cumplirse los 50 años para relacionarlo con su influencia en la natalidad). Asimismo, también se origina una frecuencia complementaria, la de solteros definitivos. Son también cálculos interesantes el de la edad media para el primer matrimonio y la tasa de solteros por edad (que, lógicamente, se reduce fuertemente con los años). Otro factor importante es la divorciabilidad, es decir, el grado de inestabilidad de las uniones efectuadas en una población; este factor, no obstante, depende del grado de aplicación o permisividad, en función de la legislación y del estado de opinión. La tasa bruta de divorciabilidad relacionaría los divorcios de un año con la población media de dicho año, pero se trataría de un dato menos satisfactorio que su relación con el número de personas casadas, Más interesantes parece el cálculo de la frecuencia de divorcios en cada cohorte de matrimonios o la relación entre divorcios y años de duración del matrimonio (por lo general, son escasos los producidos, por ejemplo, después de treinta años de matrimonio). También es interesante el fenómeno de segundas nupcias, vinculado bien a la viudedad, bien al divorcio, aunque conforme vamos adentrándonos en estos fenómenos la disponibilidad de datos estadísticos suficientes resulta cada vez menor. b) Dos ejemplos: EE.UU. y España En Estados Unidos, a finales del pasado siglo más de un tercio de las mujeres y casi la mitad de los varones de más de 14 años estaban solteros; en la primera mitad de siglo, fue reduciéndose el celibato a medida que aumentaron los


casamientos tempranos. Sólo desde 1960 volvió a retrasarse la edad de contraer matrimonio. La rebaja de la edad de matrimonio está relacionada con el aumento del nivel de vida, que permitía una precoz independencia económica de los varones; también con la difusión y disponibilidad de técnicas anticonceptivas, que evitaba la relación rápida entre casamiento y paternidad. Después de 1960, la competencia por los puestos de trabajo ha hecho que se retrase el matrimonio, tratando de aprovechar las oportunidades educativas y de promoción, especialmente ante las dificultades que encontraban las mujeres casadas para ello. Existen diferencias reales en función de las razas. Un blanco tiene más posibilidades de estar casado y de seguir viviendo con su mujer que un negro. Según Weeks, entre los 25-29 años había en 1978 un 66% de blancos casados y sólo un 43% de negros, un 72% de blancas y un 41% de negras; el 16% de los varones negros estaba divorciado por sólo un 8% entre los blancos; en el mismo año, vivían con su padre y su madre el 84% de los niños blancos menores de 18 años frente a sólo el 44% de los negros. En España, Salustiano del Campo analizó la nupcialidad a lo largo del siglo XIX. Las tasas de nupcialidad se han mantenido bastante estables en el período comprendido entre 1900 (tasa del 7,4%o) y 1975 (7,1%o), con un mínimo en la época de la guerra civil (6%o entre 1936-40) y un máximo en los últimos cincuenta (8,3 entre 1956-60). Pero desde esa fecha hasta la actualidad la nupcialidad ha ido reduciéndose fuertemente (el 5%o en 1982, último año estudiado). En los años iniciales del siglo, la proporción de casamientos en los que intervenía al menos un viudo era mucho mayor que en la actualidad: en 1900, su porcentaje llegaba al 14,2%, siendo mucho más frecuentes las segundas nupcias entre los varones. La edad de casamiento también ha ido variando a lo largo del siglo, siendo la posguerra el momento en que más se tardaba en contraer matrimonio: en 1940, sólo el 15,2% de los contrayentes varones y el 46% de las mujeres eran menores de 25 años; por el contrario, la reducción de la edad de casamiento fue muy notable a finales de los sesenta: el 51,3% de los varones y el 75,7% de las mujeres ya se había casado antes de los 25 años. Con posterioridad a ese estudio, la edad de casamiento ha ido aumentando notablemente. En todos los casos, la edad del contrayente varón ha sido superior a la de la mujer, al igual que en todos los países occidentales. La edad de casamiento influye en la duración de la vida matrimonial y, por ello, en la fecundidad de la mujer. La nupcialidad se encuentra relacionada con una gran variedad de factores. Por ejemplo, la juventud de los matrimonios de los años setenta era relacionada con el incremento del nivel de vida, la secularización y el abandono de ciertas normas morales, los cambios en los comportamientos de los jóvenes, las facilidades de acceso a una vivienda. La edad media de acceso al matrimonio fluctúa en relación a ciertas variables: es más alta en la ciudad que en el campo; varía con la actividad laboral de la mujer, porque se casan más tarde las que trabajan y, dentro de ellas, las que ocupan profesiones de mayor especialización y cualificación


académica. La tasa de nupcialidad viene también vinculada al tipo de ciudad, siendo mayor en las grandes capitales y menor en pueblos pequeños, aunque ello está en gran medida influido por la estructura de edad de cada lugar. En los últimos años, la nueva regulación legal ha permitido un incremento notable y todavía no suficientemente estudiado de las segundas nupcias, relacionadas no tanto con la viudedad como con el divorcio. Lógicamente, éstos incrementan la proporción de matrimonios civiles y la edad de casamiento. V.- MIGRACIONES Consideramos migración a cualquier cambio permanente de residencia que implique la interrupción de las actividades en un lugar y su reorganización en otro. La población se desplaza en el espacio por motivos diferentes; la mayoría de activos van diariamente de casa al trabajo; en los países industrializados son cada vez más quienes realizan desplazamientos los fines de semana o durante las vacaciones. La medición real de la migración resulta difícil debido a su complejidad: puede o no producirse, puede o no repetirse, puede retornarse al punto de partida, puede afectar a individuos aislados, a familias o a pueblos enteros, cruzar o no líneas de demarcación política. La misma definición es dudosa respecto a qué se entiende por residencia o por permanente. Todos los desplazamientos forman parte de la movilidad espacial de la población en un estudio geográfico, pero no todos son considerados como migraciones. Se han efectuado muchos intentos de clasificar las migraciones, utilizando los siguientes criterios: - la duración: migraciones diarias, de fin de semana, vacacionales, estacionales, plurianuales o definitivas. - la distancia recorrida desde el lugar de origen: intra e interurbanos, intra e interregionales, interiores (o sin desplazamiento fuera de las fronteras) e internacionales. - las causas: laborales, de ocio (fines de semana, vacaciones)... - el grado de libertad con que se emprenden: libres o espontáneas, dirigidas o forzadas. 1.-Teorías migratorias y factores explicativos Explicar los movimientos migratorios implicaría razonar tanto por qué algunas personas no cambian de lugar de residencia nunca como por qué lo hacen otras. Las teorías explicativas han observado las pautas seguidas por los flujos


migratorios y después han tratado de explicar porqué se han trasladado, en qué medida y con qué dirección. La explicación más popularizada es la llamada teoría de la expulsión-atracción, que afirma que en los traslados influyen tanto factores de expulsión en el lugar de origen de los migrantes como factores de atracción en el lugar de destino. Fue el inglés Ravenstein quien primero formuló esta teoría, en 1889, tras analizar los datos del censo de 1881 de Inglaterra y Gales. Las leyes migratorias de Ravenstein podrían resumirse de la siguiente manera: 1º La tendencia general de los emigrantes es recorrer la menor distancia posible. 2º La migración se produce de forma escalonada, absorbiendo primero a los habitantes de la zona más cercana y en una segunda etapa a los llegados de áreas más alejadas. 3º Toda corriente migratoria importante genera una contracorriente. 4º Los emigrantes procedentes de zonas más alejadas acuden fundamentalmente a los grandes centros comerciales e industriales y no a los de pequeño tamaño. 5º Los naturales de las ciudades emigran menos que los de las áreas rurales del país. La dirección principal de las migraciones sería desde áreas rurales a zonas industriales y comerciales. 6º Las mujeres emigran más que los hombres, pero estos lo hacen a distancias mayores. 7º La mayoría de emigrantes son adultos; las familias emigran poco a zonas muy alejadas. 8º Las grandes ciudades crecen más por emigración que por crecimiento vegetativo. 9º La intensidad de desplazamientos aumenta más con el desarrollo de los medios de transporte y el desarrollo de las actividades industriales y comerciales. 10º Las causas migratorias principales son las económicas. Algunas de estas afirmaciones siguen siendo básicamente correctas (como la importancia del factor económico o, en buena parte, el factor distancia), pero otras están vinculadas excesivamente a las circunstancias existentes en la época en que fueron formuladas. Por ejemplo, en cuanto a la contracorriente compensatoria habría que matizar que el deseo de retorno al lugar de origen -muy fuerte en una fase inicial- puede aminorarse debido a la aclimatación en la zona de destino o las


dificultades para volver, siendo de destacar el condicionante que pueden suponer los hijos. Por otra parte, en muchos países desarrollados las migraciones interurbanas ya son cuantitativamente más importantes que el éxodo rural. Finalmente, los cambios sociales que han transformado la vida de la mujer en los últimos decenios han influido también en cuanto a su participación en las migraciones. Algunas de las variables utilizadas por Ravenstein han sido expresadas mediante fórmulas matemáticas. Por ejemplo ZIPF ha definido la ley de la distancia inversa según la cual el volumen de emigrantes entre dos puntos es inversamente proporcional a la distancia que los separa y directamente proporcional al producto de sus poblaciones. Pi Pj Mij = K --------Dij donde: Mij = Número de emigrantes que se mueve entre la zona i y la j K es una constante n(se han adoptado valores entre 0,4 y 3). Pi = Población de la zona i Pj = Población de la zona j Dij = Distancia menor entre i y j La teoría cuenta con una argumentación razonable. Una población más numerosa puede suponer una oferta de condiciones atractivas y una distancia larga supone un mayor costo, unas menores facilidades de desplazamiento y de mantenimiento de contacto con el área de partida y una menor información sobre el posible destino. Pero el impacto no es uniforme y depende también de otros muchos factores; por eso, algunos autores han empleado variables socioeconómicas, como la diferencia del número de empleos o la disponibilidad de viviendas. A partir de los años sesenta se utilizaron modelos de regresión múltiple, considerando factores como la edad, la condición socioeconómica, los factores medioambientales, la renta per cápita, el nivel de empleo o los contactos personales entre los lugares de un campo migratorio. Como reacción contra el carácter impersonal y mecanicista de estos modelos, dentro de la llamada Geografía de la Percepción se desarrolló desde mediados de los cincuenta una perspectiva microanalítica que ve la emigración como resultado


de las aspiraciones, necesidades y percepciones de las personas reales. Por ejemplo, Wolpert (1965) entiende las migraciones como el resultado de numerosas decisiones personales adoptadas por individuos tras considerar las alternativas percibidas, valorando lo que se posee en el lugar de residencia y lo que puede obtenerse en un posible destino; hay que diferenciar los estímulos objetivos de la emigración con los percibidos por los posibles migrantes. Jones (1981) afirma que la decisión de emigrar no depende sólo de características objetivas (empleo, vivienda, entorno...) sino del potencial migratorio de cada persona (edad, condición socioeconómica...); al decidirse la emigración se evalúan las condiciones de los posibles destinos, las posibilidades de conseguir las aspiraciones y necesidades que se plantean y la recogida de información, adquirida por muy diversos medios. Aún después, deben superarse ciertos obstáculos físicos, sociales, familiares o institucionales para ello. El denominado modelo evolutivo, formulado por Zelinsky en 1971, relaciona la categoría e intensidad de las migraciones con la evolución experimentada por las diferentes sociedades desde la revolución industrial: 1º Sociedades tradicionales preindustriales, con una escasa movilidad. Es propia de sociedades de subsistencia, malas comunicaciones, fuerte arraigo en el medio o bajas rentas. 2º Sociedades en fase temprana de transición demográfica, con fuerte éxodo rural, movimientos de colonización interior, emigración exterior hacia zonas favorables y crece la movilidad habitual. 3º Sociedades en fase tardía de transición demográfica, con desaceleración del éxodo rural, menor migración exterior, cese de colonizaciones internas e incremento de la movilidad habitual. 4º Sociedades que han completado la transición demográfica, con fuerte aumento de la movilidad habitual, desaparición práctica del éxodo rural, incremento de los movimientos interurbanos, emigración internacional de trabajadores muy cualificados y recepción de trabajadores extranjeros de escasa cualificación. Weeks ha analizado una serie de factores diferenciadores de las migraciones (aunque referidos básicamente a los EE.UU.), como son la edad, el estado civil y el nivel educativo. En cuanto a la edad, afirma que la movilidad es muy superior entre los adultos jóvenes que en las demás edades; entre los 20 y 34 años existe la mayor propensión a emigrar, decayendo después considerablemente; las tasas elevadas entre los niños pequeños reflejan el hecho de que, a menudo, la emigración es un proceso familiar y no individual; las tasas de emigración de gentes de edad avanzada se relacionan con la elección de un nuevo espacio para vivir la jubilación. La relación entre migración y casamiento es muy elevada, al menos entre las mujeres casadas por primera vez, una gran parte de las cuales cambia su


residencia por esta causa. Tras el matrimonio, la incidencia de la migración depende en gran medida del número y las edades de los hijos; las mayores posibilidades aparecen en las parejas sin hijos o en las monofiliales; cuanto mayor es la familia, mayores son los obstáculos. Por otro lado, cuando los hijos alcanzan la edad escolar, las posibilidades de desplazamiento disminuyen. Sin embargo, en las parejas en las que el marido contaba 45 a 54 años, la emigración era mayor entre las familias grandes: necesidad de casa más grande, o de un trabajo mejor remunerado, aunque esta circunstancia puede ser un rasgo muy particular de un país con altísima movilidad interurbana. Las migraciones aumentan con el nivel de estudios y la educación. En la clase media americana, la consecución de un determinado nivel educativo desemboca a menudo en unas determinadas ocupaciones y niveles de ingresos. Por eso, una persona con título universitario tiene en EE.UU. tres veces más posibilidades de cambiar de condado que una persona con educación básica incompleta. No obstante, a medida que aumenta el número de mujeres activas no parece que aumenten las posibilidades migratorias en la misma medida que los varones, porque generalmente ni su prestigio ocupacional ni su contribución relativa al total de ingresos familiares es similar al de su cónyuge. 2.- La medida de las migraciones Para cuantificar las migraciones se utilizan una serie de tasas parecidas a las anteriormente estudiadas. Uno de los más comunes es el saldo migratorio anual: (nº emigrantes - nºinmigrantes) Saldo migratorio anual= 1000 x ---------------------------------------------Población media del año El saldo puede ser positivo si la inmigración supera a la emigración y negativo en caso contrario. De la misma manera, se pueden hallar tasas brutas de emigración o de inmigración en una determinada sociedad y período. Si se dispone de datos suficientes, se pueden obtener tasas más precisas, en función del sexo, la edad y cualquier categoría social o económica de los migrantes. En caso de carecer de datos directos, se puede estimar la migración neta de un período intercensal, mediante el balance de los crecimientos real y vegetativo: Mn = (Pt+n - Pt) - (Nn -Dn)


El inconveniente mayor de estos índices es que no suministran información sobre las direcciones, es decir, información sobre origen y destino de las personas que se mueven en un espacio. Por ello, deben completarse con estudios pormenorizados, para los que no siempre disponemos de información estadística suficiente. 3.- Migraciones interiores De acuerdo con la duración de la migración, las migraciones interiores pueden clasificarse como estacionales (o temporales) y definitivas (o de larga duración). Las migraciones estacionales tienen una duración limitada y un carácter cíclico, repetitivo entre los puntos de partida y destino. Normalmente suelen ser realizadas mayoritariamente por población rural, agricultores que siguen ejerciendo la misma o similar actividad laboral en otro punto (caso de segadores, vendimiadores, etc.), pero también puede ir dirigida hacia las ciudades o entornos vinculados a los servicios, sin tener carácter agrícola (campaña turística de verano, por ejemplo). Las migraciones definitivas (o, al menos, de larga duración) presentan buen número de variantes: 1ª Movimientos entre zonas rurales, debido a trabajos de colonización y puesta en explotación de nuevos espacios o bien a movimientos de aparceros entre zonas relativamente cercanas. 2ª Traslados del campo a la ciudad, migración explicativa tanto del éxodo rural como del proceso de urbanización. 3ª Movimientos entre zonas urbanas, principalmente desde ciudades medianas hacia las grandes. Actualmente suelen producirse desde ciudades con función minera o industrial hacia otras predominantemente terciarias (comerciales y de servicios). El desarrollo generalizado del sector terciario también potencia traslados entre zonas similares, en función de determinadas posibilidades laborales, especialmente entre población de nivel educativo o profesional alto. 4ª Movimiento desde la ciudad al entorno rural más cercano, como parte de un proceso de descentralización de las ciudades centrales de áreas metropolitanas. Caracteriza al proceso de suburbanización propio de las grandes capitales. a) Migraciones interiores en países desarrollados En los países desarrollados se han reducido al mínimo las migraciones agrarias de carácter temporero y el éxodo rural definitivo. El proceso masivo de abandono del campo se inició en Inglaterra en el siglo XVIII y continuó durante el XIX y buena parte del XX en la mayoría de Europa y los EE.UU; hoy sólo existe en aquellos


países con urbanización moderada y elevados porcentajes de población agraria, como algunas áreas mediterráneas y de Europa del Este. Por el contrario, en los países más avanzados (caso de Alemania o los EE.UU.) son muy intensas las migraciones interurbanas y la suburbanización. En la sociedad estadounidense, por ejemplo, la movilidad interna es elevadísima, tanto como en las fases de elevado éxodo rural de muchos países pobres, aunque no llega a constituir corrientes excesivamente definidas. Las migraciones interiores de carácter económico expresan desequilibrios espaciales en cuanto a posibilidades laborales, pero a su vez tienden a acrecentarlos. Actualmente, estas migraciones interiores no responden sólo a motivos económicos; cada vez cobran más importancia las migraciones producidas en los años siguientes a la jubilación, que concentra a colectivos numerosos en zonas privilegiadas por sus condiciones climáticas o paisajísticas. La provincia de Alicante es un buen ejemplo de ello. En estas migraciones predominan los adultos jóvenes (profesionales, estudiantes, personas que acceden al primer empleo...), las parejas recientes y los trabajadores terciarios o secundarios, sin predominio claro en cuanto a sexo. b) Migraciones interiores en países subdesarrollados Las migraciones temporales siguen teniendo una gran importancia, tanto por traslado de mano de obra suplementaria ocupada en los momentos punta del ciclo agrícola anual (la recolección, principalmente) como por aprovechar las temporadas de elevado trabajo en algunos oficios urbanos (turismo, construcción...) Estas migraciones están favorecidas por las grandes desigualdades espaciales, especialmente en aquellos países que padecieron la colonización, en los que el litoral (donde se concentra la mayoría de la actividad más rentable y las ciudades más activas) recibe a miles de trabajadores procedentes de un interior rural y superpoblado. La adaptación positiva al nuevo destino puede dar origen a muchas migraciones definitivas. El éxodo rural sigue siendo el movimiento más importante, sin que parezca haberse reducido. Surgido en el tercio central del siglo, continúa enviando una corriente numerosísima hacia las ciudades, donde tienden a concentrarse en la periferia, muchas veces en barrios míseros y sin que ello suponga mejorar ni su situación económica ni su calidad de vida anterior. El emigrante típico de estos países es el campesino que llega a la ciudad. Predominan los varones jóvenes y solteros, agricultores que tendrán que aprender un nuevo oficio. El éxodo femenino está limitado por la pervivencia de costumbres ancestrales y por la escasez de empleos para la mujer. La soltería está vinculada al retraso en los matrimonios para quienes carecen de recursos económicos. Se


adaptan al peonaje menos cualificado. Además, la emigración expulsa del campo a las personas más instruidas, preparadas y emprendedoras, reduciendo los recursos humanos susceptibles de producir el desarrollo rural. Las áreas receptoras crecen rapidísimamente y tienden a desarrollarse económicamente de forma más acelerada. En las zonas de partida, el éxodo rural alivia la presión demográfica, reduce el paro endémico y aporta algunas remesas económicas, en general poco elevadas. A medio plazo se convierten en espacios aún más deprimidos. 4.- Migraciones exteriores También en este caso podríamos hablar de migraciones temporales o permanentes, aunque las primeras son menores y vinculadas por lo general a entorno relativamente próximos (vendimiadores españoles en Francia, magrebíes en algunos campos españoles...). En las otras, el traslado del país, de forma libre y espontánea, dirigida o forzada condiciona este tipo de migraciones. a) Las migraciones forzadas Están relacionadas con situaciones especiales como revoluciones, conflictos violentos, persecuciones por motivos diversos (étnicos, políticos, etc.). Estas migraciones originan las figuras del desplazado y del refugiado. El desplazado es expulsado de su lugar de origen como consecuencia de algún hecho político, transfiriendo población mediante convenios. Puede haber intercambios de poblaciones, realizados por gobiernos sin consultar a las poblaciones implicadas. También hay repatriaciones de minorías, que regresan al país de origen, como ocurrió con buen número de europeos tras los procesos de descolonización. Los refugiados abandonan voluntariamente su país al considerar que no tiene garantizada su vida, su libertad o sus condiciones materiales. b) Las migraciones voluntarias Suelen responde a motivaciones de carácter económico, desde aquellas que tratan de garantizar unos mínimos medios de subsistencia que permitan superar situaciones de hambre o miseria (de ahí su discutible voluntariedad) hasta las que plantean una mejora de la situación económica e incluso el enriquecimiento. Entre estas migraciones podríamos citar como fundamentales las siguientes: * Los movimientos transoceánicos, que tuvieron su momento de apogeo entre la primera mitad del siglo pasado y la crisis de 1929. Salieron de Europa unos 50 millones de personas, con dirección a ambas Américas (sobre todo a los EE.UU.)


y Oceanía. Están vinculadas al rápido crecimiento demográfico vivido en Europa y a las transformaciones producidas por la revolución industrial, como la disminución del empleo agrario o artesanal. Se beneficiaron del desarrollo de los transportes y de la política de atracción mantenida por algunos país (recordemos la cesión casi gratuita de tierras en EE.UU. o la frase "gobernar es poblar", característica de un período de la política argentina). Fue un fenómeno de masas, integrado por gentes de procedencia rural y escasa cualificación laboral; en un principio predominaron los anglosajones y luego los italianos, aunque hubo europeos de todas las procedencias. La emigración fue libre, salvo la discriminación respecto a los emigrados de Asia Oriental. La época de inestabilidad vivida entre las dos guerras mundiales restringió la emigración; se estableció una política selectiva, con cuotas, tratando de mantenerse en EE.UU. la mayoría anglosajona y protestante entre los emigrantes europeos. También en Australia y Latinoamérica se establecieron restricciones semejantes. En la segunda mitad de nuestro siglo se reanudó la emigración, pero ya no con migraciones masivas de poblamiento sino fuertemente selectivas, en función de ciertos empleos a cubrir en el país de destino. Sin embargo, en EE.UU. los orientales y los hispanos comienzan a predominar, porque también la Europa nórdica reclama mano de obra. * Migraciones de trabajadores de escasa cualificación a media distancia, típica de la Europa posterior a 1950. Son trabajadores que carecen de empleo en sus países o que reciben salarios muy inferiores a los de destino. Son activos, jóvenes y varones mayoritariamente, que desempeñan actividades no deseadas por los autóctonos por su dureza, peligrosidad o escaso salario y tratan de retornar al lugar de origen porque la adaptación resulta difícil. Se realizan entre países bastante próximos; la mayoría fueron desde los países mediterráneos a los del entonces Mercado Común, pero también hubo movimientos similares hacia Japón, EE.UU. o la República Sudafricana. A las desigualdades económicas se sumaban las diferencias en el crecimiento demográfico. Esta corriente benefició a los países de destino, que dispusieron de mano de obra abundante, barata y sin gastos de formación y alivió el paro de los emisores, que también recibieron fuertes remesas, que en algunos casos fomentaron el desarrollo. Pero en los países de salida, la emigración supuso una merma de elementos jóvenes y emprendedores. * Como fuga de cerebros se designa a la emigración de personas de elevado nivel de cualificación, que no encuentran en sus países el empleo o la remuneración adecuada a sus características. Suele dirigirse hacia los Estados Unidos o los países europeos más avanzados. Proceden de países del Tercer Mundo que pierden así a sus elementos más cualificados y necesarios para fomentar su propio desarrollo. Estas migraciones son numéricamente escasas pero de gran trascendencia económica y social. * Las migraciones de trabajadores cualificados desde los países industrializados al Tercer Mundo también es reducida. Se trata de una cooperación técnica y cultural, con una triple finalidad: contribuir al desarrollo de aquellos países, proporcionar una experiencia útil en el momento del regreso y asentar en aquellas naciones la influencia de los países emisores.


5.- Migraciones pendulares o habituales Se caracterizan por ser repetitivas, de moderada duración y no suponer cambios de actividad. Debemos diferenciar estos desplazamientos en función del ámbito geográfico (países desarrollados y subdesarrollados) y de su relación con el trabajo (y el estudio) o el ocio (fines de semana, vacaciones...) a) En los países subdesarrollados Son mayoritariamente laborales, sobre todo ligadas a actividades primarias, especialmente las vinculadas a la ganadería: transhumancia y nomadismo. La trashumancia es estacional y motivada por la necesidad de disponer pastos, realizada entre zonas de características ecológicas diferentes; El nomadismo, hoy en retroceso, implica un radio de acción más amplio y un recorrido más inestable. Los desplazamientos diarios de trabajadores en torno a las ciudades siguen utilizando medios de transportes rudimentarios o deficientes y recorriendo distancias cortas. Los movimientos vinculados con el ocio son muy minoritarios, vinculados a una élite opulenta. b) En los países desarrollados Afectan a un sector de población muy numeroso: a medida que aumenta la población urbana y el tamaño de las ciudades, los desplazamientos laborales son más habituales y las salidas de fin de semana, más frecuentes. Las distancias son cada vez mayores, tanto en los desplazamientos laborales como en los movimientos turísticos. Las migraciones ligadas al trabajo (conocidas como movimientos pendulares) se realizan desde la periferia de las ciudades a las áreas centrales (el sentido más frecuente) o viceversa. Las causas son diversas: laborales, debido a la mayor abundancia de empleos en los centros urbanos; económicas, porque en la periferia existen viviendas de menor coste; ecológicas, por el deseo de habitar zonas no afectadas por los inconvenientes del centro urbano. Estos desplazamientos afectan cada vez a más personas, pero no resulta fácil evaluar su número. También aumenta la distancia recorrida diariamente, normalmente mayor cuanto mayor es el área metropolitana. Al mismo tiempo, aumentan las congestiones de tráfico en hora punta, el tiempo libre perdido en estos trayectos y los gastos en desplazamiento. Entre los desplazamientos ligados al ocio, los relacionados con la posesión de una segunda residencia y la estancia en ella durante los fines de semana afectan más a las clases acomodadas, mientras que las salidas dominicales poseen un carácter más popular. El turismo vacacional se ha convertido en un hecho generalizado en los países ricos, especialmente entre la población urbana; si hasta hace medio siglo sólo afectaba a grupos sociales muy minoritarios, su auge reciente está ligado a hechos como el incremento de los salarios o las mejoras en


el transporte. El turismo de masas sigue siendo un fenómeno mayoritariamente estival y la distancia recorrida varía fundamentalmente en función de las posibilidades económicas. VI.- ESTRUCTURAS DE POBLACIÓN Cualquier colectivo humano encierra en su interior una gran variedad de circunstancias en función de múltiples factores, como el sexo, la edad, el estado civil, la situación laboral, el grado de cualificación académica o muchas otras circunstancias sociales, económicas, culturales y políticas. Sin conocer estas diferencias internas resultaría imposible definir o comprender cualquier tipo de sociedad. 1.- Reparto por sexos y edades. Pirámides de población a) La sex ratio El reparto por sexos es el primer factor de diferenciación, un factor biológico que interesa analizar dadas las distintas funciones desempeñadas por los efectivos masculinos y femeninos de una población. El análisis por sexos del número de efectivos con que cuenta un colectivo poblacional permite conocer, entre otros aspectos, las posibilidades de matrimonio o emparejamiento y, en consecuencia, de reproducción. Si existen desequilibrios se producirá una merma, una pérdida de crecimiento biológico potencial de ese grupo humano, que puede llevar a un envejecimiento de la población por falta de nacimientos. En el aspecto económico interesa también conocer la proporción de hombres y mujeres y su nivel de actividad o dependencia, así como el trabajo oculto o no considerado de las mujeres. El análisis de la composición por sexos puede considerarse en sí mismo o en relación con la edad, el estado civil y la profesión. Una primera aproximación al tema consiste simplemente en el conocimiento de sus cifras absolutas: número de mujeres y de varones del colectivo estudiado. Pero, para poder comparar estos resultados con otros colectivos, sería conveniente calcular el porcentaje que estas cifras significan en el total de población. Así se utilizan las tasas porcentuales de masculinidad (Tm) o feminidad (Tf), que responden a las siguientes fórmulas: Nº de varones Nº de mujeres Tm=--------------------- . 100 Tf=---------------------- . 100 Población total Población total


Pero, además, se puede emplear otro método más sintético como el de la sex ratio, o relación existente entre los efectivos femeninos y masculinos de una población. Sería lo mismo referir el número de mujeres al de hombres o al revés, pero por costumbre se ha considerado siempre el número de varones por cada cien mujeres, de donde se obtiene la Relación de masculinidad (Rm), calculada con la siguiente fórmula: Nº de varones Rm= --------------------- . 100 Nº de mujeres Por el mismo método se puede hallar la Relación de feminidad (Rf): Nº de mujeres Rf= -------------------- . 100 Nº de varones Las cifras suelen ser muy parecidas en todas las poblaciones mundiales. Es normal que nazcan más niños que niñas, por lo que hasta los 10 años la relación de masculinidad suele ser superior a 100. Pero en los años siguientes cambia la relación, en función de la distinta mortalidad masculina y femenina, tanto infantil como adulta, y en las migraciones diferentes de cada sexo. En países subdesarrollados, y en épocas pasadas entre los países ricos, existe una sobremortalidad femenina en las edades matrimoniales, debido a la elevada mortandad postparto. Por el contrario, en los países desarrollados esta mortalidad femenina ha disminuido, al tiempo que se mantuvo la pérdida de hombres en un siglo XX afectado por dos grandes guerras mundiales y multitud de conflictos locales. Por ejemplo, Francia perdió 1.380.000 varones en la Gran Guerra. Además, la mortalidad entre los hombres es mayor por los trabajos duros desempeñados y por algunas costumbres sociales que le afectan más: el alcoholismo, la conducción, el consumo de tabaco. Por ello, dada la desigual sex ratio potencial de cada edad interesa analizar la relación en cada uno de los grupos de edades. b) La estructura por edades de la población La edad es un aspecto de gran interés para calificar a las sociedades. Igual que las personas, también las sociedades pueden ser consideradas jóvenes o viejas. Conocer la edad de cada grupo humano interesa para saber cuáles son sus recursos potenciales, como fuente de nuevos efectivos demográficos o como


fuerza de trabajo, así como sus necesidades, diferentes según se trata de países subdesarrollados -con alto porcentaje de población joven y elevada natalidad- o avanzados -con una población mucho más envejecida-. Por ejemplo, en el campo de la sanidad, en los primeros harán falta médicos pediatras mientras que los segundos necesitan especialistas en geriatría; a nivel económico, en los primeros existe una gran fuerza de trabajo potencial, mientras que en los segundos escasea y los activos soportan la carga económica de las numerosas pensiones de jubilación. Generalmente, a la hora de analizar la estructura por edad de una sociedad, se consideran tres grandes grupos que, a grandes rasgos, coinciden con las etapas de formación, actividad y jubilación de las personas. El reparto suele hacerse de acuerdo con las posibilidades de trabajo o sólo conforme a la edad: Trabajo: Edad: -------------------------------- ---------------------------------------0-14 años: Niños 0-19 años: Jóvenes 15-64 años: Activos 20-59 años: Adultos 65 y más: Jubilados 60 y más: Viejos En la división relacionada con la edad, se suelen distinguir dos grupos entre los adultos: los adultos jóvenes (de 20 a 39 años) y los adultos viejos (de 40 a 59 años). Suelen presentarse los valores porcentualmente, porque eso permite comparar distintos grupos humanos y definir las características de una sociedad. Normalmente, los países menos desarrollados presentan el 40% o más de su población entre los niños menores de 15 años y sólo un 3-4% supera los 65 años. Por el contrario, en muchos países desarrollados los menores no llegan al 30% y los mayores de 65 superan con frecuencia el 15% c) Las pirámides de población Se trata de un sistema eficaz de reflejar la distribución por sexos y edades de una población. Es una tabla estadística que incluye dos ejes de coordenadas, uno para cada sexo, y distribuye los efectivos humanos (representados en el eje de abscisas) por grupos de edad (distribuidos en el eje de ordenadas). Es sólo un instrumento de trabajo que tiene por objeto facilitar el comentario de los datos y la obtención de conclusiones sobre ellos; permite una interpretación dinámica de la situación de una población, tanto respecto al pasado como hacia el futuro. Cada detalle en su perfil, cada grupo de edad, se explica sólo por las causas que lo han


provocado, registra todas las variaciones sufridas por una población, y permite imaginar cuáles serán sus efectos en los años venideros. Para interpretarla hay que relacionarla con su marco histórico, acontecimientos políticos, económicos, sociales, etc. de la sociedad estudiada. En cada rectángulo de edades, aparece representada toda una información sobre nacimientos, defunciones y migraciones. Un perfil normal de una pirámide debe representar un escalonamiento equilibrado desde la base hasta la cima, pues es normal que exista un volumen mayor de efectivos en las edades más jóvenes y se descienda conforme aumenta la edad, a causa de las defunciones. Sobre ese perfil, que podríamos llamar equilibrado, pueden aparecer modificaciones debidas al incremento o descenso de los nacimientos y las defunciones, así como a la movilidad espacial de la población, es decir, a las migraciones. La disminución de nacimientos, provocada por epidemias, hambrunas, guerras o controles artificiales, se refleja en un estrechamiento de la base de la pirámide. Esta generación mermada, al ir aumentando en edad, irá apareciendo en las pirámides posteriores como un rectángulo menor que marcará una muesca en el perfil típico de la figura. Pero, además, la falta de efectivos de esa generación repercutirá también negativamente en la de sus hijos: al existir menos padres potenciales, el número de hijos también tenderá a ser más reducido. Al contrario, un incremento de los nacimientos producirá un efecto totalmente diferente. Otras modificaciones vienen impuestas por los cambios de comportamiento social en los grupos humanos más avanzados, en los que se introducen prácticas voluntarias de control de nacimientos y en los que los avances sanitarios limitan la incidencias de las defunciones en las edades inferiores. Sobre estos hechos actúan también los procesos migratorios: las sociedades que reciben inmigrantes ven aumentar sus efectivos de forma artificial, generalmente entre los grupos de 20 a 40 años. Por el contrario, las sociedades emigrantes ven mermadas las cohortes de estas edades. El interés de la pirámide radica en ese dinamismo, que permite prever, de acuerdo con las cohortes de progenitores, la futura natalidad; conforme a los grupos de mayor edad, el grado de envejecimiento y, según el volumen de adultos y jóvenes, los grados de madurez o juventud de una sociedad. Todo ello posee claras repercusiones sociales en aspectos como el mercado laboral, la escolaridad o la jubilación. d) Tipos de pirámide


Todas las formas posibles de perfiles de pirámide se pueden sintetizar en tres, que explican las características de una determinada población: tipo de población expansiva (o progresiva), restrictiva (o constrictiva) y estacionaria: 1.- Tipo Pagoda. Representa una población joven con elevada natalidad y mortalidad, por lo que cuenta con muchos efectivos en edades jóvenes y una pérdida continua de individuos por defunción, por lo que pocos acceden a las cohortes superiores y la pirámide culmina en una punta afilada. Es característica de países subdesarrollados o de la Europa preindustrial. 2.- Tipo Bulbo o Urna. Se trata de una población en proceso de envejecimiento: el control voluntario de la natalidad provoca el estrechamiento de la base, al tiempo que una elevada esperanza de vida hace que se mantengan con valores elevados las cohortes de adultos y viejos. Es característica de las sociedades más avanzadas, especialmente de los países viejos de Europa. 3.- Tipo Campana. Se da en sociedades equilibradas entre nacimientos y defunciones, típica de sociedades en las que casi todos los que nacen tienen asegurada su vida hasta la vejez y aún no han puesto en práctica el control voluntario de nacimientos. La evolución normal seguida por buen número de países europeos a lo largo de su historia ha sido el paso desde una pirámide con forma de pagoda a una de campana, para acabar casi siempre en otra con forma de urna. Existen, además, otros dos modelos de perfil producidos por procesos ajenos a la dinámica interna de una sociedad, por lo que pueden afectar a cualquier de los tipos anteriores: 4.- Tipo As de Pique. Refleja a un grupo humano que ha padecido una catástrofe natural o una guerra, que ha vaciado las edades centrales, pero que después ha reanudado una demografía normal, con una notable recuperación de la natalidad contenida durante el período crítico. 5.- Tipo en Ocho. Propio de sociedades afectadas por emigración, con reducción de individuos adultos jóvenes, lo que a su vez merma también las nuevas generaciones, produciéndose un doble estrechamiento de la pirámide. 2.- La composición socioprofesional A grandes rasgos, podríamos distinguir sociedades con diferenciación profesional escasa y sociedades con diferenciación profesional mucho más marcada, lo que nos llevaría de hecho a una división entre sociedades agrarias y sociedades industriales o postindustriales.


La división fundamentalmente separa a las personas que producen y a las que no lo hacen, es decir, a la población activa y pasiva de una sociedad. A grandes rasgos, se considera activa a aquella persona que ejerce habitualmente una profesión o ayuda en ella a un miembro de la familia, aunque esta actividad sea interrumpida temporalmente por una enfermedad o por el paro. Es decir, se trata de medir la fuerza de trabajo de un país, que en gran medida vendrá determinada por su distribución de edades (especialmente, el porcentaje de personas entre 15-64 años), pero también por otros factores como su composición por sexos o sus costumbres sociales. Los no activos, o inactivos, según la Encuesta de Población Activa española, comprenden a los siguientes colectivos: Jubilados o retirados. Escolares y estudiantes. Menores no escolarizados. Personas dedicadas a labores del hogar. Incapacitados para trabajar. Personas no ocupadas que no buscan empleo. Otras situaciones (rentistas, ayudas familiares que no alcanzan un mínimo horario de trabajo, asistencia benéfica...) La manera de considerar el trabajo femenino y la incorporación o no de la mujer al mercado de trabajo tienen una importancia esencial. Por ejemplo, no se considera productiva a la mujer que trabaja todo el día en su casa al cuidado de la familia, ni suele incluirse como activas a muchas mujeres campesinas, pese a ocuparse de buen número de labores agrarias. En las sociedades industrializadas el trabajo femenino mantiene elevadas diferencias en función de la edad y del estado civil: fuerte ocupación en las edades más jóvenes y entre las solteras y descenso de actividad relacionado con las edades de maternidad. No obstante, los factores que influyen en el trabajo femenino son muy numerosos: por ejemplo, el trabajo femenino es mucho mayor y más continuado en el sector de los servicios (y lógicamente, en aquellas sociedades terciarizadas) y existen muchas profesiones que han ido feminizándose, como la enseñanza. Las mentalidades sociales y las orientaciones políticas también influyen en la incorporación o no de la mujer al mercado de trabajo. Los gobiernos más conservadores o aquellos que afrontan situaciones graves de crisis o paro desearían que la mujer permaneciese en el hogar, mientras que otros, como los


antiguos gobiernos comunistas de la Europa Oriental, facilitaban su incorporación con guarderías infantiles o comedores colectivos. Además, la población activa depende también del porcentaje de adultos y del adelanto o retraso de las edades de jubilación. Otras matizaciones necesarias a la hora de definir la población activa es que comprende tanto a la población ocupada (y aún dentro de esta la ocupada en sentido estricto y la activa marginal) y la parada (en la que a su vez suelen considerarse varias categorías). Además, el número de puestos de trabajo no coincide ni con el de personas activas ni con el de ocupados. Para medir la población activa se tienen en cuanta una serie de tasas e índices, entre los que el fundamental es la tasa de actividad (o tasa global de actividad): Población activa Tasa de actividad= ------------------------ . 100 Población total También son importantes las tasas de actividad por sexo: Población activa masculina Tasa de actividad masculina= -------------------------------------- . 100 Población total masculina Población activa femenina Tasa de actividad femenina= --------------------------------------- . 100 Población total femenina Del mismo modo, sería posible calcular las tasas de actividad por edad, o las tasas de actividad de los casados, o las tasas de actividad en el mundo rural... Más interesante resultan dos tasas complementarias: la de población ocupada y la de paro, que generalmente se expresan en tantos por ciento sobre la población activa: Población ocupada Tasa de población ocupada= --------------------------- . 100


Población activa Población parada Tasa de paro= -------------------------- . 100 Población activa Por supuesto, igual que las tasas de actividad, las tasas de ocupación y paro pueden expresarse también por sexos, por edades o por cualquier otra circunstancia. En función de las tasas de actividad, los países podrían distinguirse en grupos bien diferentes: aquellos que presentan tasas cercanas al 50% (EE.UU., Europa noroccidental, países exsocialistas, Japón y algún otro asiático), los comprendidos entre 30 y 40% (Europa meridional, Latinoamérica, Asia Occidental) y los que ni siquiera llegan a estos porcentajes (muchos países africanos). a) Clasificación de la población activa Las clasificaciones de la población activa pueden ser diferente según la finalidad con que se haga, pero las principales son en función de las ramas de actividad o las categorías socioprofesionales. La clasificación más seguida es la que divide a la población en función de los tres sectores económicos que engloban a las distintas profesiones de acuerdo con su participación en la producción: •

Sector primario, que incluye a profesiones directamente productoras de materias, como la agricultura, la ganadería, la caza, la pesca, las forestales o la minería (aunque en algunos casos se suele incluir a esta última en el sector siguiente).

Sector secundario, que incluye a aquellos que transforman las materias primas en otros productos elaborados, como los obreros industriales, los artesanos o la construcción.

- Sector terciario, que es el único no directamente productivo y el más complejo de todos: comercio, transportes, servicio doméstico, administración, enseñanza, sanidad, turismo, banca y finanzas, actividades culturales, policía, turismo... Pese a todo ello, las semejanzas entre algunos oficios incluidos en el mismo sector es prácticamente nula. Por ejemplo, en el sector terciario se incluirían desde el último criado al presidente de un país. Actualmente, incluso se tiende a distinguir un sector terciario superior (o cuaternario), que reuniría a profesiones sofisticadas y poco relacionadas con los procesos directamente productivos.


Además, en las últimas décadas las estadísticas intentan combinar los tipos de empleo con su importancia aparente o social. Surgen de esta forma las llamadas categorías socioprofesionales, que distinguen a obreros y empleados de ejecutivos u altos cargos. Así, la Conferencia de Estadísticos Europeos de 1960 clasificó a los activos en cuatro grupos: los empleadores, los autónomos, los asalariados y los trabajadores familiares no remunerados. Hoy es común encontrar clasificaciones más complejas. A escala mundial, las diferencias entre los distintos países en función de la distribución de su población activa por sectores económicos son enormes. Tal vez sea el porcentaje de activos en la agricultura el dato más claramente diferenciador: en la mayor parte de países desarrollados, menos de un 10% de los activos se dedican a empleos primarios; por el contrario, la mayoría de los países subdesarrollados más pobres superan ampliamente el 50% De cualquier forma, hoy el sector retrocede en todas las naciones, incluso en el Tercer Mundo, gracias al aumento de la productividad y al atractivo de otros trabajos. El sector secundario, por el contrario, ha ido incrementándose en los países pobres y moderándose y descendiendo en las sociedades llamadas hoy postindustriales. La propia estructura interna del sector varía con el desarrollo: al principio se compone de industrias alimentarias, textiles y mineras, con mucha mano de obra y poco capital, para dar paso seguidamente a industrias necesitadas de mano de obra cualificada, fuertes capitales y mucha investigación. Los países más poderosos se reservan las tareas de gestión, investigación y alta tecnología y transfieren a los más atrasados las que necesitan mucha mano de obra o tareas de montaje. Hoy las empresas multinacionales obtienen muchos productos industriales en países de bajos salarios y abundante mano de obra. El sector terciario, más complejo que los anteriores, incrementa su importancia laboral conforme crece el desarrollo y la industrialización, sin que hasta la fecha parezca haber alcanzado su límite. En EE.UU. representaba el 15% del empleo en 1820, el 34% en 1900, el 63% en 1975 y sigue aumentando en la actualidad. En el Tercer Mundo también está en expansión, tanto por el desarrollo del aparato estatal y la burocracia como por el fuerte paro y subempleo en las ciudades, que hace aumentar el número de estos empleos, aunque adolezcan de una muy baja productividad. b) El paro El paro es un factor revelador de las desigualdades espaciales y regionales y traduce fuertes desajustes entre la oferta y la demanda. Aunque se hable de paro coyuntural, estructural, estacionario o cíclico, los conceptos de empleo, subempleo y paro no están claramente definidos ni siquiera en los países desarrollados, que también lo sufren: la frontera que separa a la persona que tiene una ocupación de la que no la tiene no siempre es nítida, especialmente en los países subdesarrollados, donde no existe distinción clara entre el trabajo familiar y el mercado de trabajo y está muy generalizada la figura del subempleo.


Según la O.I.T. "existe subempleo cuando personas provistas de empleo no trabajan por tiempo normal y podrían y desearían hacerlo, o cuando sus ingresos o su rendimiento se verían aumentados si trabajasen en mejores condiciones de producción o cambiaran de producción". 3.- El nivel de instrucción El problema de la educación está interrelacionado con el del desarrollo: la mala situación económica de muchos países influye en sus bajos niveles educativos y estos, a su vez, son un obstáculo importante para el despegue. La geografía del subdesarrollo coincide con la de la ignorancia: el analfabeto es también el peor alimentado, el de salud más frágil, el más marginado, aquel al que se explota con más facilidad. Pese a los grandes avances científicos y tecnológicos posteriores a los años sesenta, el número de analfabetos ha aumentado a escala mundial. En casi todo el mundo desarrollado la tasa de alfabetización de adultos es superior al 98% Prácticamente, todo el mundo está alfabetizado desde hace años, salvo una minoría muy difícil de instruir. Otro grupo de países ha realizado un gran esfuerzo reciente para difundir la instrucción y sus tasas actuales superan el 80%, caso de muchos estados latinoamericanos y alguno europeo. Finalmente, una gran parte de naciones subdesarrolladas no alcanzan estas cifras. La UNESCO calcula que casi la mitad de la población adulta del mundo es analfabeta. El analfabetismo es mayor en las zonas rurales que en las urbanas y en la mujer que en el hombre. La OMS calcula que dos tercios de los analfabetos son mujeres. UNESCO y UNICEF calculan que en los países en desarrollo sólo la mitad de los niños que nacen podrá alfabetizarse y que sólo el 40% de los que acuden a la escuela acabarán los estudios primarios. Además, los gastos para escolarización son muy inferiores a los que se destinan a ello en los países ricos y existe una fuerte carencia de profesores y de medios. VII.-EL CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN 1.- La transición demográfica La transición demográfica es el proceso mediante el cual una población pasa de una situación de elevados índices de mortalidad y natalidad a otra caracterizada por tasas bajas. Se consideran tres grandes etapas: 1ª La preindustrial o antigua, anterior a la revolución demográfica, caracterizada por altos índices de natalidad y mortalidad. El crecimiento natural era muy


pequeño, e incluso negativo en ocasiones, debido a crisis de supermortalidad (hambrunas, epidemias, guerras...) 2ª La transición, en la que se producen los cambios fundamentales. Dentro de ellas se diferencias tres etapas: La inicial, en la que empieza el descenso de la mortalidad. La intermedia, en la que continúa el descenso de la mortalidad pero la natalidad también comienza a descender. La diferencia entre ambos índices es máxima y el crecimiento vegetativo es mayor que nunca. La final, en la que la mortalidad ya es baja y desciende muy lentamente, mientras que la natalidad retrocede con gran intensidad. 3ª La evolucionada o moderna, caracterizada por un crecimiento muy moderado o estancado, con natalidad y mortalidad muy reducidas. Sobre esta versión clásica, los avances de la Demografía Histórica han matizado algunas cuestiones. Así, la natalidad tradicional de Europa occidental no era tan elevada debido sobre todo a los matrimonios tardíos y al alto grado de celibato femenino. Otro aspecto discutible es la importancia fundamental atribuida a los factores económicos: hoy se piensa que también han intervenido otros factores culturales o sociales, como se comprueba comparando los casos de Francia (más precoz en el descenso de natalidad) e Inglaterra (pionera de la revolución industrial). 2.- La explosión demográfica El crecimiento acelerado de la población que durante la segunda mitad del siglo XX ha caracterizado la evolución demográfica del Tercer Mundo, con mantenimiento de elevadas tasas de natalidad y descenso rapidísimo de la mortalidad, ha recibido el nombre de explosión demográfica. Existen algunas diferencias significativas entre la evolución demográfica del Tercer Mundo y la transición demográfica vivida por los países ricos, que pone en duda la capacidad de aquellos para controlar eficazmente un crecimiento incontrolado de su número de habitantes y conseguir un descenso de las tasas vitales similar al logrado en el mundo desarrollado. En cuanto a mortalidad se constata que los países subdesarrollados tienen al final del proceso tasas más bajas que los desarrollados debido a su estructura de edades más joven, debido al mantenimiento de niveles de fecundidad elevados en los primeros momentos de la transición. En los países desarrollados el inicio del declive no se debió tanto a los avances de la medicina como a la mejora de


alimentación y de las condiciones higiénicas conseguidas desde el siglo XVIII; en cambio, en el Tercer Mundo el descenso se produce gracias a los avances médicos e independientemente del progreso económico. También existen diferencias en cuanto a la natalidad: las tasas de los países subdesarrollados al iniciar la transición eran más elevadas que en los países europeos de la época preindustrial. Por el contrario, las posibilidades de descenso rápido son mayores (del 35 al 20 por mil, por ejemplo, en menos de 20 años). Además, el crecimiento demográfico europeo contó con la válvula de escapa que supuso la emigración transoceánica que posibilitó el poblamiento blanco de los países nuevos (EE.UU., Canadá, Argentina, Australia...) Hoy los países de llegada obstaculizan los desplazamientos, por lo que los países pobres deben resolver su crecimiento demográfico casi únicamente a escala nacional, lo que obliga a una mayor intervención de los poderes públicos en el control de la natalidad. Los datos más recientes demuestran que, en muchos países del Tercer Mundo (salvo en algunas zonas del Africa Negra y algún otro país muy concreto), la mayor rapidez en la disminución de la mortalidad empieza a ser compensada con un descenso también muy rápido de la natalidad. Ello significaría una fase de transición más intensa, con mayores desequilibrios en las tasas pero también de menor duración temporal. Se supone que en las próximas décadas descenderá la tasa de crecimiento anual. Si los países ricos alcanzaron sus mayores tasas de crecimiento en el quinquenio 1955-60, los países pobres lo harán a comienzos del siglo XXI: el Tercer Mundo contará entonces con más de las cuatro quintas partes de la población mundial. Africa será el territorio con mayor crecimiento demográfico, seguida de América Latina. Los países desarrollados supondrán un porcentaje reducido y cada vez menor de la población del planeta. Al mismo tiempo, tenderá a aumentar todavía más la población urbana, debido al fuerte proceso de urbanización del Tercer mundo, con el crecimiento incontrolado de lo que hoy son ya grandes aglomeraciones. Y todo ello, con fuerte carencia de viviendas, escuelas, hospitales y empleos, con erosión de valores culturales propios y reducción de la calidad de vida. 3.-El envejecimiento de los países ricos: el caso español Se conoce como envejecimiento de las poblaciones el aumento progresivo de la proporción de personas ancianas en relación con la población total. La existencia de un mayor número de ancianos depende de muchos factores, pero pueden destacarse dos: el progreso de la medicina, que ha elevado considerablemente la esperanza de vida, y la constante disminución de la mortalidad. Aproximadamente, se consideran países jóvenes aquellos que cuentan con un porcentaje de mayores de 65 años inferior al 7%; países en transición a los que


cuentan entre 7 y 11% y países envejecidos a aquellos que cuentan con porcentajes superiores al 11% (aunque existen países muy envejecidos, con porcentajes superiores al 15%). Los contrastes son muy fuertes a escala global, aunque es común que países jóvenes y envejecidos se correspondan con países subdesarrollados y desarrollados, respectivamente. Noin calculó en 1976 que, si la edad media mundial era de unos 22,9 años, en los países ricos se superaban siempre los 25 y aún los 30, mientras en los subdesarrollados no se llegaba a los 20 años de media. También existen acusadas distinciones dentro de un mismo país, entre la ciudad y el campo, e incluso en el interior de las propias ciudades. En teoría, el mejor medio para luchar contra el envejecimiento sería fomentar la natalidad; pero, a largo plazo, esa generación numerosa tendería a envejecer y, si la natalidad no continuase aumentando, reaparecería el problema. Por otra parte, no podría mantenerse el método de fomentar la natalidad de forma indefinida, pues se rompería el equilibrio entre población, espacio y recursos. España es ya un ejemplo de país envejecido; si no se alcanzan los porcentajes de envejecimiento de algunos países nórdicos, sí puede afirmarse que el proceso avanza con una rapidez mucho mayor que en los países anglosajones: en 1986 había un 17,28% de mayores de 60 años y un 4,97% de mayores de 75 años; en 1991, sólo cinco años después, un 19,25% y un 5,67% respectivamente. El rápido envejecimiento español se ha producido porque a una esperanza de vida de las mayores del mundo ha venido a sumársele el fuerte descenso de la tasa de fecundidad en los últimos años, que se ha reducido desde 2,7 hijos por mujer en 1975 a menos del 1,2 en los últimos años (Asturias en 1996 no llegaba a 0,8). El envejecimiento demográfico, muy intenso en amplísimas zonas del territorio (como las zonas rurales de provincias como Avila, Teruel o Soria, por ejemplo) ya afecta con cierta intensidad incluso a algunas ciudades industriales (el 21,3% de los alcoyanos, por ejemplo, era en 1995 mayor de 60 años). El problema del envejecimiento, económicamente, dificulta la viabilidad de un sistema de pensiones basado en el reparto de cotizaciones de obreros en activo, porque aproximadamente cada tres trabajadores ocupados deben sufragar la pensión de un jubilado, cuando en los años cuarenta la proporción era de cinco a uno. Aunque los demógrafos más sensatos señalan que el problema no es tanto de estructura de edades como de tasas de actividad y, sobre todo, de ocupación, es demagógico negar que el envejecimiento afecte al sistema de pensiones. Además, dentro de los jubilados habría que diferenciar aquellos que conservan una salud satisfactoria de aquellos que sobreviven con una calidad de vida precaria. Curiosamente, los poderes públicos han desarrollado más las actividades de ocio dirigidas hacia los primeros que las asistenciales al servicio de estos últimos. La construcción de residencias, las empresas dirigidas al apoyo domiciliario, el incremento de los servicios médicos, amén de constituir una


necesidad, suponen la aparición de un nuevo sector económico y un incremento de los gastos sociales. El envejecimiento significa también un incremento notable de las personas solas. En la provincia de Alicante, donde en 1986 sólo el 3,5% de la población vivía sola, ese porcentaje se incrementaba hasta el 20,1% entre los mayores de 70 años, con una mayor incidencia entre las mujeres y los municipios más pequeños. VIII.- LA POBLACIÓN Y LOS RECURSOS: DOCTRINAS Y POLÍTICAS DEMOGRÁFICAS El estudio de la relación entre la población y los recursos constituye una de las cuestiones esenciales de nuestra época. Este interés está relacionado con la gravedad de dos hechos actuales: el fuerte crecimiento demográfico del Tercer Mundo y el que una parte sustancial de sus habitantes padezca el hambre o la subalimentación. Recurso, en sentido amplio, es un concepto que alude a cualquier cosa que pueda satisfacer una necesidad humana. Cabe distinguir entre recursos humanos (trabajo, creaciones intelectuales o materiales) y recursos naturales, que pueden ser renovables o no. La consideración o no de un producto de la naturaleza como recurso dependerá del nivel cultural y tecnológico de una determinada sociedad. Aunque es difícil hacer una relación objetiva de recursos y necesidades humanas en las últimas décadas ya contamos con una amplia información estadística sobre deficiencias y lagunas, que permiten establecer un panorama de las grandes desigualdades humanas. 1.- La geografía del hambre La producción de alimentos creció en los años setenta a un ritmo medio anual del 2,5%, pero los países más desarrollados crecieron más aprisa que los del Tercer Mundo, en especial si nos referimos a producción per cápita. La situación es especialmente dura en los denominados países menos adelantados (en Asia, Afganistán, Bangladesh, Bhután, Laos, Maldivas, Maldivas, Nepal y Yemen; en Africa, Alto Volta, Benin, Bostwana, Burundi, Cabo Verde, Comores, Chad, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea Bissau, Lesotho, Malawi, Malí, Niger, República Centroafricana, Tanzania, Ruanda, Somalia, Sudán y Uganda; en América, Haití); en ellos la producción sólo creció el 2,2%, lo que representó un 0.4% per cápita. El conjunto de Africa tiene hoy una disponibilidad de alimentos per cápita inferior a 1960. Dentro del Tercer Mundo existe una gran diversidad de situaciones nacionales. Hay países que tienen un promedio de producción de alimentos muy superior a la media mundial, como Argentina o Tailandia), otros con una producción similar a la media mundial, como China, Brasil, Colombia, Turquía o Irán; un tercer grupo con una producción baja y estabilizada, como India, Méjico o Paquistán y un último


bloque con países en los que la producción ha disminuido, con países como Nigeria, Egipto, Bangladesh, Zaire, Etiopía o Egipto. El incremento de la producción alimenticia se debe a la obtención de mayores rendimientos en ciertos cultivos y a la ampliación de la tierra cultivada. Después de la II Guerra Mundial ha habido una auténtica revolución tecnológica agraria, con mejora genética de plantas, uso de variedades de alto rendimiento, lucha contra las plagas o uso creciente de fertilizantes y maquinaria. En los países en desarrollo su introducción ha sido más lenta e irregular, debido al coste que supone su introducción. En algunos países pobres, la presión demográfica hace que la superficie cultivable por trabajador esté disminuyendo. Las desigualdades entre países son patentes en muchos aspectos: así, el consumo de fertilizantes era en 1982 de 50 kg/ha en los países pobres y de 111 kg/ha en los desarrollados; en cuanto a la mecanización, 224 ha por tractor en los subdesarrollados por sólo 36 ha por tractor en los países ricos. La modernización necesaria en los países del Tercer Mundo sólo es accesible actualmente a los agricultores ricos o a las multinacionales que trabajan allí. Mientras, los países recurren a la importación creciente de productos agrícolas. Al mismo tiempo la necesidad de crecimiento provoca modificaciones del ordenamiento y del equilibrio de los sistemas ecológicos del planeta: prosigue la erosión de los suelos, el avance de la desertificación y la deforestación de los bosques. Con ello, se agravan las dificultades para el necesario incremento del suministro de alimentos. Es difícil clasificar a la población mundial según el nivel de alimentación, porque las necesidades alimenticias varían en función de las personas (peso, grado de actividad...) y porque las medias nacionales ocultan graves desigualdades. El agrónomo francés Klatzmann, en 1983, partiendo de la noción de alimentación satisfactoria (en torno a las 2.800 calorías y/o 40 gramos de proteínas por habitante y día), estableció la siguiente clasificación: 1º Países con alimentación excesiva (Norteamérica, Australia y casi toda Europa). En ellos una parte importante de la población ve afectada su salud por una alimentación energética elevada y una gran proporción de lípidos de origen animal en su dieta. Sería un 20% de la población mundial. 2º Países con alimentación satisfactoria, con consumos en torno a la media establecida. El ejemplo sería Japón, cuya dieta sería considerada insuficiente por muchos occidentales. 3º Países en situación intermedia, con calorías suficientes pero un volumen de proteínas bajo. Países como Egipto, México o Brasil formarían este grupo. 4º China, caso aparte, con unas 2.400 calorías y una docena de proteínas.


5º Países subalimentados, con unas 2.000 calorías por persona y día y bajísimo consumo de proteínas. Se calcula que un 30% tendría deficiencias alimenticias serias y un 10% estaría en situación de hambre. Ante el problema de la insuficiencia de recursos alimenticios, un informe del Club de Roma de 1976 planteaba resolverlo mediante cuatro posibilidades: a) reducir el crecimiento de la demanda, frenando la expansión demográfica o racionalizando el consumo; b) corregir el desequilibrio de la producción mediante una distribución más adecuada y justa; c) rebajar las pérdidas que tienen lugar en todas las fases del sistema alimenticio y d) aumentar la producción. El crecimiento de los recursos no demanda un aumento equivalente de la producción agraria, pues existen pérdidas en todas las etapas del sistema alimentario (producción, distribución y consumo) pero incrementar la producción sigue siendo imprescindible, bien aumentando la superficie dedicada al cultivo o bien incrementando la productividad. La primera opción, que podría llegar a multiplicar por dos la superficie cultivada, no resultaría suficiente; la segunda es inevitable. Incrementar la productividad exigiría empleo de semillas de alto rendimiento, incremento de la utilización de abono, multiplicación de la maquinaria, uso más racional del agua. La agricultura biológica es un lujo de los países ricos; el aumento previsible del uso de abono plantea inconvenientes como la contaminación y el precio de su uso. Resultaría también imprescindible el incremento de la superficie regada, aprovechando recursos hoy inexplotados y la economía en el consumo. El uso de la mecanización crearía problemas en los países con mayor presión demográfica, pues podría destruir puestos de trabajo. Cualquiera de las mejoras técnicas apuntadas requiere dinero, avances educativos y transformaciones sociales para aplicarse. 2.-Los recursos energéticos El mundo consume actualmente una cantidad de energía tres veces superior a la de 1950, aunque desde 1973 (primera crisis llamada "del petróleo") el crecimiento se ha ralentizado en gran medida. Actualmente, más del 95% del consumo sigue dependiendo de las energías fósiles; las nuevas energías, las consideradas renovables, sólo alcanzarán un uso razonable cuando se reduzcan los costes de producción, supongan un verdadero ahorro energético o puedan ser utilizadas como las tradicionales.


La opción nuclear divide a los ciudadanos. Los partidarios dicen que es imprescindible para mantener los niveles de consumo actuales, que es la única capaz de sustituir a corto plazo al petróleo y que es barata y segura. Los detractores opinan que la seguridad de las centrales es limitada, que no siempre se cumplen los requisitos de seguridad, porque suponen un coste económico, que la eliminación de los residuos no está resuelta satisfactoriamente y que la proliferación de centrales puede generar un auténtico terrorismo radiactivo. La distribución espacial de la producción y el consumo de energía del mundo está profundamente desequilibrada: en 1983, Africa consumía 287 kep por persona, Asia 427, Europa 2.870, la antigua URSS 4.057 y los EE.UU. 4.581 (para una media mundial de 1.251 kep). Además, tanto los países ricos como los pobres se diferencian en cuanto a su tasa de independencia energética. Por ejemplo, entre los desarrollados los países de gran dimensión como Canadá, EE.UU., Rusia y Australia tienen recursos enormes y producciones cuantiosas; pero la mayoría de países europeos y otros como Japón tienen una escasa tasa de independencia y deben importar cantidades enormes de energía. Entre los países del Tercer Mundo, existen muchos que producen mucha más energía que la que consumen (países árabes, Sudáfrica, México) y otros que apenas producen y consumen muy poca. La disponibilidad futura de los recursos energéticos varía notablemente: mientras que el carbón goza de favorables perspectivas a largo plazo, el petróleo podría agotarse en treinta años de seguir el ritmo actual. Unas reservas en torno a 50 años dispondría el gas natural y el uranio utilizado para la energía de fisión. Enormes expectativas sobre su uso energético existen en torno a la fusión nuclear controlada y a la energía solar, aunque todavía carecen de resultados concretos suficientes. Las posibilidades energéticas son, a largo plazo y teóricamente, optimistas, pero es muy posible que a corto plazo y en ciertas zonas se puedan producir situaciones de escasez. Hoy se piensa que en los países desarrollados el consumo aumentará lentamente, no sólo por razones económicas sino también medioambientales, pero en los países en desarrollo crecerá con rapidez por el crecimiento demográfico, la urbanización y la industrialización. Siguen existiendo algunos problemas de producción y distribución de la energía. Por ejemplo, los cambios en la estructura de aprovisionamiento son muy lentos, obligando a corto plazo a una política de ahorro energético. Además, el uso de los combustibles fósiles puede influir desfavorablemente sobre el clima. La extracción del carbón también provoca degradaciones medioambientales. La energía nuclear plantea riesgos de accidentes y problemas de destrucción de desechos. Seguirá siendo necesario invertir grandes capitales, tanto para extraer recursos como para limitar el impacto sobre el medio ambiente.


En el período de transición desde el uso excesivo actual de energías fósiles a la puesta en marcha de las nuevas energías será cuando se planteen los problemas de abastecimiento más graves, que van a afectar sobre todo a los países del Tercer Mundo porque poseen menos recursos que los países desarrollados (salvo la OPEP), porque van a necesitar mucha más energía que actualmente y porque carecen de capitales y tecnología para aprovechar los recursos propios de extracción difícil. También aumenta la utilización de otras materias primas minerales, aunque su peso económico es muy inferior al de la energía. Se calcula que en los últimos doscientos años la producción per cápita se ha multiplicado casi veinticinco veces. En el siglo XX ha aumentado el uso de metales nuevos, como el aluminio, o de las sustancias que abastecen a la industria química (fosfatos, potasa) y recientemente ha crecido la utilización de aquellos metales empleados en sectores industriales avanzados, como vanadio, zirconio, platino o molibdeno. No obstante, oro, hierro y cobre siguen representando la mitad del valor de la producción. La estimación de las disponibilidades de materias primas debe relacionarse con la del consumo, bien considerando el número de años que tardaría en agotarse un producto si el consumo se considerara constante o dividir las reservas entre el consumo acumulado previsto para cierto tiempo. Además, debe considerarse que un uso amplio y eficaz de las disponibilidades de reciclaje haría disminuir la tasa de utilización de nuevos recursos, preservaría el medio ambiente y supondría un ahorro de energía. Hay sustancias que no parecen presentar ningún problema de disponibilidad, como el hierro, aluminio, titanio, cromo, vanadio o platino; otras tienen reservas menos abundantes pero suficientes a medio plazo (cobre, plomo, estaño, cinc...) y otras presentan una situación más preocupante (como la plata o el mercurio) No son, pues, previsibles escaseces generalizadas y graves de las principales substancias minerales. No obstante, existen problemas de carácter político o económico que podrían crear dificultades de aprovisionamiento. Los riesgos pueden provenir de la fuerte concentración regional de las reservas y también de que la actividad minera está dominada por grandes compañías multinacionales, que venden estos productos a quien mejor los paga. Por otra lado, la extracción y elaboración de algunas materias primas plantea un serio problema de contaminación atmosférica y marítima. Más grave aún puede ser la explotación de yacimientos situados en aguas extraterritoriales, puesto que es más difícil controlar que la explotación sea compatible con la necesaria protección del medio marino. De cualquier manera, es imprescindible intensificar la prospección para descubrir nuevos yacimientos, mejorar la tecnología para conseguir materias primas a precios razonables, reciclar los productos utilizados, sustituir las sustancias escasas por otras más abundantes, reducir el despilfarro en todas las fases del


ciclo productivo e incrementar la eficacia de uso tanto social como tecnológicamente. 3.- Las doctrinas demográficas Los estudios de población siempre han valorado las ventajas e inconvenientes del crecimiento, en función de razones de carácter demográfico, económico, social, religioso, político o militar. Las doctrinas se pueden agrupar en dos grandes categorías: las optimistas, que piensan que el crecimiento es bueno y deseable porque estimula la economía y es positivo para la sociedad, y las pesimistas, que creen que un crecimiento sin límites conduce al agotamiento de los recursos y compromete el bienestar económico y la calidad de vida. Las teorías mercantilistas del siglo XVI consideraban que una población grande y creciente era beneficiosa porque aumentaba el poder político, económico y militar del estado nacional. Contra esta doctrina se alzó T.R.Malthus (1766-1834), cuya importancia excepcional explica que desde entonces las actitudes pesimistas sean calificadas de malthusianas y las optimistas de antimalthusianas. La obra cumbre de Malthus es el Ensayo sobre el principio de la población, publicado por primera vez en 1798, aunque con documentación escasa y tono polémico y panfletario. La edición de 1803 es ya un trabajo más riguroso y documentado. Los postulados de los que parte Malthus son que el alimento es necesario para la existencia del hombre y que los seres humanos poseen un impulso natural de reproducción. El problema es que los hombres tienden a multiplicarse más deprisa que las subsistencias, lo cual constituye la causa de su miseria. Afirma que, si no se ve frenada por ningún obstáculo, la población crece en progresión geométrica y los recursos sólo en progresión aritmética. Malthus piensa que existen unos obstáculos que frenan el crecimiento. El impedimento principal es la falta de alimentos, pero no actúa de forma inmediata, salvo en las hambres agudas. Los otros son la continencia moral, el vicio y los infortunios. La continencia moral la forman la abstinencia del matrimonio, las uniones tardías y la castidad fuera de él. Entre los vicios cita el libertinaje, las pasiones contra natura o el adulterio. Los infortunios son la consecuencia inevitable de las leyes de la naturaleza. Malthus considera que la continencia moral constituye el procedimiento válido para regular la población. Es contrario a los matrimonios precoces, especialmente entre quienes cuentan con menos medios, y rechaza las formas de contracepción. Los críticos de Malthus han señalado que el crecimiento simultáneo de la población y la prosperidad económica de Europa durante el siglo XIX es la mejor prueba de la inutilidad de su teoría, pero ha sido en el siglo XX cuando se ha puesto de manifiesto el desequilibrio entre población y recursos.


La crítica marxista acusa a Malthus de defender los intereses de la nobleza terrateniente y la burguesía más reaccionaria, en detrimento de las clases trabajadoras, que son las que deben reducir el crecimiento demográfico general. Malthus fue partidario de abolir las leyes de pobres, afirmaba que la asistencia social debía ir acompañada siempre de algo de vergüenza y cuestionaba la entrega de alimentos a los asilos. Pero, por otra parte, Malthus pensaba que las clases trabajadoras aliviarían su pobreza fijando límites a la descendencia. El socialismo, tanto el utópico como el marxista, rechazó las ideas de Malthus sobre las soluciones para aliviar la miseria de las clases trabajadoras. Frente a las medidas de continencia moral propusieron medidas políticas y sociales para combatir la pobreza, que no dependía de leyes naturales sino de una mala organización de la sociedad capitalista. Sólo una sociedad socialista, con un reparto justo de la riqueza, evitaría el desequilibrio entre población y recursos. Existía una confianza ilimitada en la abundancia de la naturaleza y una fe ciega en el progreso tecnológico y científico como medio de aumentar los alimentos y los recursos. En el siglo XX, muchos países socialistas, por diversas razones, han adoptado una política de planificación familiar. Las doctrinas nacionalistas recuperan las creencias mercantilistas, aunque de forma más violenta. Todos los autores nacionalistas eran partidarios del crecimiento de la población de sus países y veían con preocupación el crecimiento de sus vecinos. Estas tendencias se desarrollan sobre todo en la Alemania de Guillermo II (1888-1918), con el culto a la raza alemana y la reivindicación del espacio vital, y en la Francia posterior a la derrota de 1870. Los autores imperialistas, nacionalistas acérrimos casi siempre, pensaban que una salida adecuada al crecimiento demográfico era la adquisición de colonias a las que pudiese emigrar la población excedente, que seguiría por tanto vinculada a la metrópoli. También en aquellos años la Iglesia católica se alineó con posturas claramente populacionistas, en una línea que partiendo de la encíclica "Syllabus Errorum"(1864) de Pío IX llegó hasta la "Humanae Vitae"(1968) de Pablo VI. Otras iglesias cristianas, como la anglicana en la conferencia de Lambeth de 1908, también denunciaron la caída de natalidad. En la segunda mitad del XIX comienzan a aparecer los movimientos neomalthusianos, que difieren de Malthus en un punto esencial: la admisión y promoción del control de nacimientos. Entronca con el utilitarismo, por su defensa del derecho de la gente a buscar su propia felicidad, y con el calvinismo, por su visión pesimista del hombre y del porvenir de la humanidad. A finales de siglo, los movimientos feministas llevaron esta teoría a la defensa de la igualdad de sexos y de la emancipación de la mujer. Entre el fin de la Gran Guerra y la crisis de 1929 existió la creencia de que el mundo estaba poblado en exceso y que la densa Europa dependía del abastecimiento externo, lo que hipotecaba su bienestar; el paro de los primeros años treinta ayudó a difundir estas ideas.


En los años treinta, las nuevas ideologías totalitarias consideraron que la caída de la natalidad era manifestación de la decadencia nacional y la relacionaban con el declive del prestigio nacional, la decadencia económica, la subordinación de la raza blanca e incluso la extinción de la civilización occidental. Nacieron con el fascismo italiano, llegaron a su apogeo en la Alemania nazi e influyeron, junto con las doctrinas de la Iglesia Católica, en el franquismo español. Actualmente conviven dos posiciones contrarias: los optimistas consideran el crecimiento poblacional bueno y deseable, porque estimula la renovación técnica y el cambio social, y piensan que hay suficientes recursos para mantener una población mucho más numerosa. Los pesimistas piensan que la expansión demográfica es un problema que la humanidad debe detener pues, en caso contrario, se agotarán los recursos, incluso los humanos; para evitar el hambre sólo sirven rigurosas políticas de control de natalidad. Otros autores, más moderados, piensan que el desequilibrio actual no puede solucionarse sólo de forma demográfica (controlar el crecimiento) o económica (aumentar la riqueza y repartirla más justamente) sino que deben combinarse ambas soluciones. 4.- Políticas demográficas pronatalistas y antinatalistas Una política de población es un conjunto de medidas que un gobierno adopta para obtener unos determinados resultados demográficos, que deben tener otras consecuencias políticas, económicas o sociales. El Estado puede influir en muchas variables demográficas (migraciones, distribución, mortalidad), pero es en la natalidad donde ha influido más, tratando de favorecer o limitar el crecimiento de la población. a) Políticas pronatalistas Una política natalista incluye generalmente dos tipos de medidas: las consistentes en prohibir o limitar el uso de métodos para controlar la fecundidad, y las que promueven la natalidad con incentivos económicos o una propaganda favorable hacia las familias numerosas. Las políticas más explícitas de este tipo fueron las de los estados fascistas de los años treinta. La política demográfica nazi tenía una preocupación natalista y racial: no trataba sólo de hacer crecer a la población sino de afirmar la raza aria, esencia misma de la doctrina nazi. Para ello se suprimieron los abortos y la información sobre métodos anticonceptivos; se crearon impuestos especiales para los solteros adultos; se dieron préstamos a matrimonios jóvenes y preferencia en la vivienda a las familias numerosas; se prohibieron los matrimonios mixtos con personas de algunas razas y se esterilizó a personas con enfermedades hereditarias o psíquicas. La tasa de natalidad pasó del 14,7%o en 1933 al 19,7 en 1939, aunque se debió a los primeros nacimientos, tenidos más precozmente, no al aumento del número de descendientes.


En la Italia fascista, desde 1926, la emigración fue severamente limitada y la natalidad promovida con medidas similares a las nazis: se acabó el control de natalidad y el aborto, se desalentó fiscalmente el celibato y las familias pequeñas, se dieron premios y subsidios a las familias numerosas y se dio preferencia en puestos públicos a los casados con hijos. En España se adoptaron medidas pronatalistas con la llegada del franquismo. Pronto se prohibió el aborto, el divorcio y la venta e información de métodos anticonceptivos. Esto se acompañó con una política de protección familiar basada en subsidios, pluses y premios. La natalidad se mantuvo alta más por las medidas punitivas y la acción cultural de un catolicismo oficial que por la cuantía de las ayudas. También algunos países democráticos adoptaron medidas pronatalistas, sobre todo Francia, que en 1920 prohibió el abortó, la venta de anticonceptivos y la propaganda sobre control de natalidad. Además, ofreció incentivos financieros a los matrimonios. En los años sesenta, los países socialistas de la Europa Oriental también diseñaron medidas pronatalistas ante las bajas tasas de natalidad. En general, se restringió la ley del aborto, extremadamente liberal, a supuestos similares a los españoles de ahora. El deseo de aumentar la población respetando la libertad de los individuos hizo que se reforzaran las ayudas familiares: ampliación de los permisos de maternidad, trabajo a tiempo parcial de las madres con hijos pequeños, guarderías y escuelas infantiles, las desgravaciones fiscales, jubilación anticipada a madres con un cierto número de hijos... También en Europa Occidental los gobiernos practican la llamada política de las dos libertades: se conceden facilidades para el control de natalidad, pero se incentiva la ayuda a las familias. Estas ayudas varían mucho de unos países a otros: son fuertes en Francia y Alemania y escasas y de nula eficacia en Portugal, Grecia o España. Han existido políticas pronatalistas en zonas del Tercer Mundo, donde tras la descolonización algunos estados consideraron que el crecimiento demográfico era beneficioso para sus territorios o, al menos, nadie se atrevió a proponer una política de control. El caso de China Popular es el más claro: Mao afirmó que el número constituía la fuerza del pueblo chino y que el control de natalidad era una forma de exterminarlo; desde 1956 el régimen variaría bruscamente esta política. b) Políticas antinatalistas Aunque son características del Tercer Mundo, también algunas naciones desarrolladas han adoptado en algún momento reciente políticas de este tipo. Es el caso de Japón. Este país experimentó desde los años treinta hasta la II Guerra Mundial una política nacionalista e imperialista, fuertemente populacionista: desde 1931 la venta de productos anticonceptivos fue severamente controlada, en 1940


se limitó el recurso al aborto. Después de la guerra, con la derrota, la depresión económica y la repatriación de seis millones de personas, se produjo un cambio de política, centrada en la permisividad más absoluta del aborto, prácticamente gratuito: a comienzos de los cincuenta, el 70% de los nacimientos evitados lo era por el aborto, y sólo el 30% por métodos anticonceptivos. Por eso, en 1952 el gobierno lanzó un programa de planificación basado en los métodos anticonceptivos. No existía tampoco ningún tipo de ayuda familiar. Por eso, la natalidad descendió desde el 34,3 %o en 1947 al 17,1 en 1961. Sólo desde 1972 se concedieron ayudas familiares, a partir del tercer hijo y para familias con escasos recursos. El primer país tercermundista que estableció un programa de planificación familiar tendente a reducir la fecundidad fue la India, en 1952. Luego vinieron otros muchos, sobre todo después de que los datos demográficos de la ONU en los años sesenta revelaran que muchos países pobres estaban teniendo crecimientos demográficos capaces de impedir el despegue de la economía nacional. Estos programas se pusieron en práctica cuando se empezó a disponer de anticonceptivos orales y dispositivos intrauterinos, pero pronto se comprobó que su disponibilidad no era condición suficiente para reducir la natalidad: muchas parejas, por muchos medios de que dispongan, no limitan su número de hijos si no encuentran razones convenientes para ello. Al mismo tiempo, se comprobó que las razones para tener una descendencia numerosa eran múltiples: seguridad en la vejez, ayuda para el trabajo, cumplimiento de preceptos religiosos, prueba de virilidad... Para las cifras macroeconómicas, las tasas de natalidad altas entrañan fuertes costos en alimentación y educación de nuevos seres; pero para las familias, los costos son más reducidos y los hijos pueden suponer beneficios a corto o medio plazo. La política antinatalista inicial fue cuestionada en la Conferencia de Bucarest de 1974. Los países del Tercer Mundo acusaron a los desarrollados de insistir más en las soluciones demográficas que en las económicas para resolver el desajuste entre la población y los recursos. Afirmaron que las políticas no debían emprenderse aisladamente sino integradas en programas más amplios de desarrollo económico y social, pues la elevada fecundidad de estos países no es la causa del subdesarrollo sino su consecuencia fundamental. Los actuales programas de planificación familiar presentan cambios significativos sobre las primeras experiencias: 1º Se insiste en la reforma de las estructuras socioeconómicas como medio para reducir la fecundidad: mejorar la condición de la mujer facilitándole el acceso a la educación y al empleo, o establecer sistemas de seguridad para la vejez. 2º Tratan de convencer a la población de la importancia social del descenso de la fecundidad y proclaman las ventajas que para los individuos y la sociedad representan las familias reducidas.


3º Diseñan estrategias aplicables en medios rurales, en poblaciones que no comprenden o reprueban el empleo de tales métodos. China e India, aparte de ser los países más poblados del planeta, son ejemplos de sociedades donde el crecimiento demográfico provocaba o provoca problemas alimenticios y donde las políticas demográficas, de tipo coercitivo, se iniciaron tempranamente. China es el ejemplo más claro de país de grandes dimensiones donde una política antinatalista ha logrado resultados espectaculares. Pese a políticas previas vacilantes e incluso populacionistas, desde 1969 se establece una política malthusianista vinculada en apariencia con el desarrollo del sistema socialista: planificación demográfica, protección de las madres y los hijos, reducción de la mortalidad infantil, igualdad de hombres y mujeres... Se inicia la educación para el control y se integra la planificación familiar en los dispensarios de las comunas rurales. Todas las técnicas son válidas y aplicadas: dispositivos intrauterinos, píldoras, esterilización, aborto (son los creadores del método de aspiración) con permiso laboral, matrimonios tardíos. La esterilización, aunque libre, se aconseja e incentiva en los matrimonios que ya tienen dos hijos. Finalmente, se llegó a aconsejar el hijo único como tamaño familiar ideal, aunque sin éxito excesivo. India es el caso de política de control más radical emprendida en un país con libertades públicas. Aunque las acciones se iniciaron a principios de los cincuenta fue durante el gobierno de Indira Gandhi cuando se llegó a las medidas más radicales. Antes ya se habían realizado vasectomías en serie practicadas en campos de esterilización a cambio de pequeñas cantidades de dinero. La edad legal para contraer matrimonio se elevó. Los funcionarios federales con tres o más hijos eran obligados a la esterilización o podían perder ciertas ventajas. Incluso se chantajeo a familias pobres con la posible retirada de la asistencia médica o alimenticia, si el padre rehusaba la vasectomía. En 1976 se esterilizó a seis millones de personas. Todas estas medidas, que contribuyeron a la derrota electoral de la señora Gandhi, no fueron capaces de reducir significativamente la natalidad de un país que en 1990 mantenía una tasa del 30 por mil.

México: geografía GEOGRAFÍA FÍSICA 1. DENOMINACIÓN En la época precolombina fue llamado Tenochtitlán, a la llegada de los españoles se le llamó Virreinato de la Nueva España y a partir de la Independencia se le llamó México. Es común decirle también República Mexicana, aunque su nombre oficial es Estados Unidos Mexicanos, según nuestra Constitución de 1917.


2. SITUACIÓN EN EL MUNDO México se halla en el Continente Americano, entre los hemisferios Norte y Occidental, porque se localiza al norte del Ecuador y al oeste del Meridiano de Greenwich. Las coordenadas extremas del país son: 32º 43' de latitud norte para Algodones, B.C. 14º 32' de latitud norte para la desembocadura del Río Suchiate. 118º 20' de longitud oeste para la costa occidental de la Isla de Guadalupe. 86º 42' de longitud oeste para el extremo sur de la Isla Mujeres. 2.1 ZONAS TÉRMICAS Casi en la parte media, el país está dividido por el Trópico de Cáncer, el cual separa el territorio nacional en dos zonas térmicas: una templada al norte y otra tropical al sur. 3. SITUACIÓN EN AMÉRICA El territorio nacional se ubica en el sur de América del Norte y al norte de América Central. Estas regiones están divididas por la Sierra Volcánica Transversal. Convencionalmente América ha sido dividida en América del Norte, América Central y América del Sur. Mexico geográficamente, se halla parte en América del Norte y parte en América Central; no obstante, políticamente, pertenece a América del Norte, junto con Canadá y Estados Unidos de América. 4. LIMITES DE MÉXICO México limita con tres países y dos océanos. Los países son: E.U.A. (Norte), Guatemala y Belice (Sureste), los mares que bañan nuestras costas son el Océano Atlantico (Golfo de México y Mar de las Antillas) al Este el Océano Pacífico al Sur y al Oeste.


5. FRONTERAS DE MÉXICO Con Estados Unidos las fronteras se fijaron mediante los Tratados de Guadalupe Hidalgo (1848) y el de la Mesilla (1853). Esta frontera tiene una longitud de 3,114 Km. De éstos 2,301 corresponden al Río Bravo o Grande del Norte y el resto corresponde a 258 mojoneras. Las fronteras naturales en esta región son los Ríos Bravo, Gila y Colorado y las artificiales las marcan los paralelos 32º 43', 31º 47' de latitud norte y los meridianos 111º y 108º 12' de longitud oeste. Con Guatemala la frontera tiene 962 km., de los cuales 85 corresponden al Río Suchiate y 300 a los Ríos Chijoy y Usumacinta. Además de estas fronteras naturales hay otras como el Volcán Tacaná y los Cerros Buenavista e Ixbul. El resto de la frontera está determinado por mojoneras, las cuales representan a los paralelos 14º 32' , 16º 4' y 17º 49' de latitud norte y a los meridianos 91º y 89º 9' de longitud oeste. Estos tratados fronterizos se firmaron el 27 de septiembre de 1882 y el 10 de abril de 1895. Con Belice hay una extensión fronteriza de 176 km., de los cuales 148 corresponden al Río Hondo y al Arroyo Azul, como fronteras naturales, al igual que el Cayo Ambergris, el Estrecho de Bacalar Chico, la Isla Albión y el Salto de Carbutt. Las fronteras artificiales son los paralelos 17º 49', 18º 25', 18º 10' y 18º 9' de latitud norte y los meridianos 88º 2' y 88º 18' de longitud oeste. Los límites de esta frontera se fijaron con el Tratado de la Ciudad de México, firmado entre Inglaterra y México el 8 de Julio de 1893. 6. EXTENSIÓN TERRITORIAL Actualmente, el territorio nacional es de 1,958, 201 km2. En esta cifra se comprenden, 1,952, 838 km2 de superficie continental y 5,363 km2 de superficie insular. La extensión de México ha variado a lo largo de su historia: al término de la dominación española el país tenía más de 4,000,000 de Km2. Al obtener la independencia de España, México creció con la anexión de Centroamérica, la cual se separó en 1822; en 1835 se independizó Texas de México y se unió a E.U.A; en 1848 perdimos a favor de este país Arizona, Alta California y Nuevo México…, en ocho años perdimos 2,204, 000 km2. En 1853 por el Tratado de la Mesilla perdimos 139,000 kms2 más… 7. LITORALES DE MÉXICO


La longitud de las costas de la República Mexicana es de 9,903 km. De ellos 7, 147 corresponden al Océano Pacífico y 2,756 al Océano Atlántico. 8. PROVINCIAS FISIOGRÁFICAS a) Península de Baja California. Contiene las Sierras de la Giganta y San Pedro Mártir. Al Noreste corre el Río Colorado. b) Llanura Costera del Noroeste. Se halla en los Estados de Sonora, Sinaloa y Nayarit. Los Ríos más importantes son Altar, Sonora, Fuerte y Mayo. c) Sierra Madre Oriental. Se extiende entre la Llanura Costera del Golfo de México y la Antiplanicie Mexicana. Sus mayores alturas son el Perote (4,280 m) y el Pico de Orizaba(5,747 m). d) Sierra Madre Occidental. Se ubica entre la Llanura Costera del Noroeste y la Antiplanicie Mexicana. Los ríos que corren por la Llanura Costera del Noroeste nacen en esta Sierra. e) Sierra Madre del Sur. Se extiende a lo largo de las costas del Océano Pacífico, desde Colima a Oaxaca. Se sitúa frente a la Trinchera de México, profunda fosa oceánica paralela a la costa. f) Sierra Volcánica Transversal. Va del Golfo de México al Océano Pacífico, con una longitud de 900km. Tiene una serie de volcanes, entre los que figuran el Popocatépetl (5,450m), el Iztaccíhuatl (5,326m) y el Nevado de Toluca (4,558m). A lo largo de ella hay o hubo lagos, la cuenca más importante es la del Valle de México, donde se localiza el Distrito Federal. g) Altiplanicie Mexicana. Ocupa gran parte del centro y norte del país. La limitan la Sierra Madre Oriental, la Sierra Volcánica Transversal y la Sierra Madre Occidental. En su parte norte destacan los Ríos Nazas y Conchos y en el Centro lo recorren los Ríos Moctezuma y Lerma, principalmente. h) Llanura Costera del Golfo y Peninsula de Yucatán. Se halla en el este del país y es una prolongación de la Gran Llanura Costera de E.U.A. Sus rocas sedimentarias demuestran su reciente origen. Las rocas calizas en Yucatán son permeables, lo que impide la formación de ríos.


i) Depresión del Balsas. En ella corre el Río Balsas. Tiene una extensión de 112,893Km2. Se localiza entre la Sierra Volcánica Transversal y la Sierra Madre del Sur, en los Estados de Puebla, Morelos, México, Michoacán y Guerrero. j) Istmo de Tehuantepec. Se localiza en los Estados de Veracruz y Oaxaca. El istmo se sitúa entre dos entrantes océanicas: La del Pacífico y la del Atlántico. Hay una amplia llanura con leves ondulaciones, interrumpida por la Sierra Atravesada. II. GEOGRAFÍA POLÍTICA En la época prehispánica, en lo que actualmente es México, hubo varios reinos, que al unirse formaron el Imperio Azteca. Los reinos más importantes eran Tenochtitlán, Texcoco y Tacuba. Hubo reinos independientes como Michoacán y Tlaxcala. Con la conquista, dichos reinos desaparecieron y en su lugar quedaron las intendencias y provincias que formaron el Virreinato de la Nueva España. Al lograr su independencia, México tuvo un efímero imperio, pero en 1824 una Constitución hizo al país una república representativa, democrática y federal y el territorio nacional se dividió en Estados y Territorios. Actualmente, México se divide en 31 Estados y un Distrito Federal. Algunas entidades llevan nombres indígenas y otras tienen nombres de héroes nacionales o de origen español. A continuación se anotan los Estados de México, sus capitales, superficie y porcentaje del territorio:

No ESTADO CAPITAL SUPERFICIE (KM2) PORCENTAJE


1 AGUASCALIENTES AGUASCALIENTES 5,471 0.3 2 BAJA CALIF. NORTE MEXICALI 69,921 3.6 3 BAJA CALIF. SUR LA PAZ 73,475 3.7 4 CAMPECHE CAMPECHE 50,812 2.6 5 COAHUILA SALTILLO 149,982 7.6 6 COLIMA COLIMA


5,191 0.3 7 CHIAPAS TUXTLA GUTIÉRREZ 74,211 3.8 8 CHIHUAHUA CHIHUAHUA 244,938 12.5 9 DISTRITO FED. CIUDAD DE MÉXICO 1,479 0.1 10 DURANGO DURANGO 123,181 6.3 11 GUANAJUATO GUANAJUATO 30,491 1.5


12 GUERRERO CHILPANCINGO 64,281 3.3 13 HIDALGO PACHUCA 20,813 1.1 14 JALISCO GUADALAJARA 80,836 4.1 15 MEXICO TOLUCA 21,355 1.1 16 MICHOACÁN MORELIA 59,928 3.1 17 MORELOS CUERNAVACA


4,950 0.2 18 NAYARIT TEPIC 26,979 1.4 19 NUEVO LEÓN MONTERREY 64,924 3.3 20 OAXACA OAXACA 93,952 4.8 21 PUEBLA PUEBLA 33,902 1.7 22 QUERÉTARO QUERETARO 11,449 0.6


23 QUINTANA ROO CHETUMAL 50,212 2.6 24 SAN LUIS POTOSI SAN LUIS POTOSI 63,068 3.2 25 SINALOA CULIACAN 58,328 3.0 26 SONORA HERMOSILLO 182,052 9.3 27 TABASCO VILLAHERMOSA 25,267 1.3 28 TAMAULIPAS CIUDAD VICTORIA


79,384 4.0 29 TLAXCALA TLAXCALA 4,016 0.2 30 VERACRUZ XALAPA 71,699 3.7 31 YUCATÁN MERIDA 38,402 2.0 32 ZACATECAS ZACATECAS 73,252 3.7

III. GEOGRAFÍA HUMANA 1. LOS CENSOS


Son recuentos períodos que se realizan para conocer el número de habitantes de un país y las actividades que en el se llevan a cabo. Si sólo consideran el número de habitantes se llaman “censos de población” y si recogen datos económicos se denominan por dicha actividad: industriales, agrícolas, ganaderos y de servicios. En México, el primer censo de población se realizó en 1895 y desde entonces se celebran cada diez años, con excepción de: el que se celebró en 1900 y el de 1920 que se realizó en 1921. En 1930 se verificó otro. Antes de 1895 se hacían cálculos aproximativos. Los Censos de población se realizan con fichas individuales: nombre, sexo, edad, estado civil, profesión, lugar y fecha de nacimiento, grado de educación, idioma, religión… Esto permite conocer como está compuesta la población: número de hombre y mujeres, edad… 2. POBLACIÓN ABSOLUTA Se refiere al número total de habitantes de un lugar. La población del país crece aceleradamente si este ritmo de crecimiento se mantiene posiblemente en el año 2000 la población supere los 110 millones, toda vez que se estima que cada minuto nacen aproximadamente cinco niños. La población de un país crece cuando el número de nacimientos (natalidad) es mayor que el número de defunciones (mortalidad). También crece la población de un país -o disminuye- por los movimientos migratorios. Los individuos que abandonan su país se llaman emigrantes y cuando llegan a otro territorio son llamados inmigrantes. La población absoluta de un país, pues, considera el total de los habitantes, sin separarlos por edad o por sexo. 3. POBLACION RELATIVA La densidad de población o población relativa es el número de habitantes que hay en un km2. Para conocer este número es necesario tener dos datos: el total de habitantes o población absoluta y la extensión territorial en km2. 4. POBLACIÓN RURAL Y POBLACIÓN URBANA


Las localidades urbanas y rurales difieren por el número de habitantes que tienen, por las actividades económicas que realizan y por los servicios con que cuentan. Si tienen menos de 2,500 habitantes, se denominan localidades rurales; si tienen más de 2,500 habitantes, son localidades urbanas. Estas deben contar, además con todos los servicios: agua potable, luz eléctrica, teléfono… Las localidades rurales carecen de servicios y su principal actividad económica es la agricultura y/o la ganadería; en cambio, la población urbana trabaja en la industria, comercio, transportes y servicios. 5. FACTORES QUE INFLUYEN EN LA DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN EN MEXICO La desigual distribución de la población se relaciona con factores físicos y sociales. La población busca establecerse en condiciones físicas favorables. Las zonas con clima templado o tropical, sin excesivas variaciones de temperatura o demasiado lluvioso; las planicies con buenos suelos; las orillas de los ríos, son lugares donde la población se ha establecido. Estas condiciones se satisfacen en el centro del país, en la parte occidental y en Veracruz. Las regiones de clima seco, con poco agua y las zonas tropicales excesivamente húmedas e inhóspidas son poco pobladas, con las áridas llanuras del norte del país y algunas partes muy húmedas y cálidas de Tabasco y Chiapas. Entre los factores sociales que influyen en la distribución de la población figuran los económicos y los políticos. La gran densidad de población que hay en el centro del país se debe no sólo a las condiciones físicas favorables, sino también a la existencia de fuentes de trabajo por el desarrollo de la industria y el comercio. Hay regiones con factores fïsicos desfavorables; pero la explotación de recursos naturales genera centros industriales que atraen a la población como en Monterrey. Las regiones con gran tráfico comercial también atraen a la población, como Guadalajara y Matamoros. En la ciudad de México y su área metropolitana confluyen diversos factores que la convierten en la zona más poblada del país y del mundo: buen clima, agua, desarrollo industrial y comercial, escuelas, residencia de los Poderes Federales, capital del país… IV. ZONAS GEOECONÓMICAS DEL PAÍS. GEOGRAFÍA ECONÓMICA. Para hacer un estudio integral del país éste ha sido dividido en ocho zonas económicas. Para esto se tomó en cuenta una serie de datos: desarrollo económico, rasgos físicos, históricos, políticos y culturales. Además en ellas se


han considerado las ciudades que actúan como puntos de atracción. El estudio de cada zona comprende el análisis de factores físicos, humanos y económicos. Las ocho zonas económicas de México: Noroeste, Pacífico Sur, Norte, Noreste, Centro Occidente, Centro Sur, Golfo de México y Península de Yucatán. 1. ZONA NOROESTE Está formada por los Estados de Baja California Norte, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit. Limita al norte con E.U.A. al este con la Sierra Madre Occidental, al sureste con la Zona Centro Occidente y al sur y oeste con el Océano Pacífico. Esta zona tiene una superficie de 410 755 km2, lo que representa el 21% del territorio nacional. a) El relieve (factor físico) de esta Zona lo representa la Sierra de Baja California y la Sierra Madre Occidental, en ambas hay importantes yacimientos minerales. La primera adquiere nombres diferentes en los lugares que pasa. La segunda es el sistema montañoso más importante del país, tiene 1250 km. De longitud. Entre la Sierra Madre Occidental y la costa del Golfo de California están las llanuras de Sonora, Sinaloa y Nayarit. Estas llanuras son fértiles y mediante el riego, permiten el éxito agrícola. Hay llanuras también, en ambas costas en la Península de California. La Hidrología (factor físico) indica que los ríos de esta zona nacen de la Sierra Madre Occidental y luego de regar las llanuras desembocan en el Golfo de California y en el Océano Pacífico. Los ríos más importantes son: En Sonora: Colorado, Yaqui, Mayo. En Sinaloa: Fuerte, Sinaloa, Culiacán. En Nayarit: Acaponeta, San Pedro Mezquital, Santiago. En California solo hay corrientes en la temporada de lluvias, pero hay varios manantiales. En los límites de Baja California y Sonora corre el Río Colorado, que es empleado por el distrito de riego de Mexicali. El Clima (factor físico) es caliente y seco, con lluvias escasas en el año, la vegetación es desértica y esteparia, los suelos (factor físico) son cálcicos. En Nayarit el clima es tropical húmedo y origina


suelos amarillos y rojos, hay vegetación de sabana. Al noroeste de Baja California el clima es templado, con lluvias en invierno, aquí se cultivan cítricos, vip y olivo. b) Población. La densidad de población es baja. Las ciudades más importantes son: Ensenada, Mexicali, La Paz, Tijuana (B.C.); Ciudad Obregón, Hermosillo, Guaymas, Nogales, San Luis Río Colorado (Son.); Culiacán, Los Mochis, Guasave (Sin.); Santiago Ixcuintla, Tepic y Tuxpan (Nay.) Hay blancos mestizos e indígenas. Los mestizos forman el 97% de la población, los indígenas el 2% y los blancos el 1%. Los principales grupos indígenas son: coras, hicholes, tepehuanos (Nayarit), mayos (Sinaloa y Sonora), yaquis (Sonora), seris (Sonora), pápagos (Sonora) y cucupás (Baja California). c) Actividades productivas. En este renglón figuran la agricultura (algodón, trigo, cártamo, maíz, caña de azúcar, arroz, tabaco, vic, olivo, dátiles…)la pesca (crustáceos y moluscos). Los principales centros pesqueros son Mazatlán, Topolobampo, Guaymas, La Paz y Ensenada), la ganadería (vacas, caballos, puercos y cabras) y la explotación forestal (pinos y encinos). Aunada a estas actividades aparece la industria (extractiva-minería y de transformación). d) Medios de transporte y comunicación. Hay ferrocarriles y carreteras: el ferrocarril Chihuahua-Pacífico, el de Sonora-Baja California y el del Pacífico; la carretera México-Nogales y la Transpeninsular; hay puertos de cabotaje (Loreto, Puerto Peñasco) y de altura (Topolobampo, Guaymas); se cuenta con servicio de transbordadores (Mazatlán-La Paz, Puerto Vallarta-Cabo San Lucas); se tienen aeropuertos nacionales e internacionales. 2. ZONA PACÍFICO SUR a) Ubicación. Tiene una extensión de 232, 444 km2. Comprende los Estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas. Limita al norte con las zonas Centro Occidente, Centro Sur y del Golfo de México; al este colinda con Guatemala; al sur y oeste limita con el Océano Pacífico. b) Los factores físicos. El relieve es accidentado, lo que habla de actividades tectónicas y volcánicas. Estos convierten a la zona en la mayor región sísmica del país. La Sierra Madre del Sur corre paralela a la costa del Pacífico, desde el Río Balsas hasta el Istmo de Tehuantepec; originando llanuras, acantilados y bahías, como la de Acapulco y Puerto Escondido. En Oaxaca la sierra esta erosionada en la parte mixteca; entre la Sierra Volcánica Transversal y la Sierra Madre del Sur, está la Depresión del Balsas; al norte de Oaxaca hay una prolongación de la Sierra Madre Oriental, dicha prolongación es llamada Sierra Mixe y Sierra de


Juárez. En Chiapas hay dos sistemas montañosos: la Sierra del Norte y la Sierra Madre, entre ellas están la Meseta Central y la Depresión Central de Chiapas, por la que corre el Río Grande o Río Grijalva. La mayor parte de los ríos que recorren esta zona son jóvenes. Los más importantes son: Balsas, Tepalcatepec, Papagayo, Ometepec (Guerrero), Verde, Atoyac, Tehuantepec (Oaxaca), Grijalva, Usumacinta y Suchiate (Chiapas). Hay presas para obtener energía eléctrica en el Balsas, Tehuantepec y Grijalva. En las costas, en la Depresión del Balsas y en la de Chiapas, el cima es tropical, con una estación seca y otra lluviosa; los suelos son rojos y amarillos, en la región lacandona de Chiapas hay bosque tropical; en los valles y mesetas el clima es templado, con lluvias en verano; el suelo es de pradera -fértil-; en las montañas el clima es templado lluvioso; en la Depresión del Balsas y en la Mixteca el clima es cálido y seco… c) Población. Esta zona tiene gran población rural. Las ciudades más importantes son: Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco, Zihuatanejo (Guerrero), Oaxaca, Salina Cruz, Juchitán (Oaxaca), Tapachula, Tuxtla, San Cristobal y Venustiano Carranza (Chiapas). Esta Zona tiene un elevado índice de población indígena, los grupos más representativos son: tlapanecas, mixtecas, amuzgos (Guerrero), zapotecas, mixtecas, mixes, zoques, chontales (Oaxaca), tzeltales, tzotziles y choles (Chiapas). d) Actividades productivas. Las principales actividades son la agricultura de temporal o de riego (ajonjolí, caña de azúcar, maíz, copra, café), la ganadería (vacas, puercos, ovino y caprino), la pesca (sábalo, lisa, tiburón, camarón, guachinango), la explotación forestal (pino, encino, caoba, cedro) y la industria, que es muy pequeña (extracción-minería- y transformación- textil, orfebrería-). El turismo ya cobra importancia. e) Comunicaciones. Existen carreteras de importancia: Acapulco-México, la carretera costera de Guerrero, la carretera panamericana (México-OaxacaChiapas), la carretera costera de Oaxaca y Chiapas; las vías férreas son escasas: México-Balsas (Gro.), México - Oaxaca Coatzacoalcos-Salina Cruz; existen líneas aéreas entre México y las capitales de los Estados; Acapulco y Zihuatanejo cuentan con aeropuertos internacionales. 3. ZONA NORTE a) Situación. La forman los Estados de Chihuahua, Coahuila, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí. Tiene una superficie de 654,425 km2. Limita al norte con


E.U.A., al este con la Sierra Madre Oriental, al sur con las Sierras Transversales de Zacatecas y San Luis Potosí y al Oeste con la Sierra Madre Occidental. b) Factores físicos. Al norte de la Altiplanicie Mexicana está la Planicie Septentrional. Las zonas más secas y de menor altura son el Bolsón de Mapimí y el Salado de San Luis. La Sierra Madre Ooccidental es un obstáculo hacia el Pacífico. Sierra Tarahumara, Sierra de Tepehuanes y Cumbres del Gato son denominaciones locales de la Sierra Madre Occidental, en la Tarahumara se halla la mayor elevación: Cerro Mohinera (3,300m). En la Sierra Madre Oriental hay serranías sobresalientes, como las Serranías del Burro y la Sierra de la Gloria. Hay poca agua, los ríos desembocan en lagunas o en el Río Bravo, como el Conchos (Chihuahua), y el Salado (Coahuila). En lagunas desembocan el Casas Grandes, Santa María y Carmen (Chihuahua), las lagunas que los reciben son Guzmán, Santa María y Patos, respectivamente. Los Ríos Nazas y Aguanaval (Durango y Zacatecas) desembocan en las Lagunas de Mayrán y Viezca, ahora los recibe la Presa Lázaro Cárdenas, para regar la región de la Laguna (Coahuila y Durang). En San Luis Potosí resalta el Río Verde. En el norte el clima es seco, hay regiones con clima seco estepario y otras con clima seco desértico; los veranos son calientes y secos y los inviernos muy fríos. Los suelos son dridos. Hay pastizales y xerófitas, en la montaña el clima es húmedo y la vegetación es de coníferas. c) Población. La densidad de población es baja. Las ciudades más importantes son: Ciudad Juárez, Chihuahua, Hidalgo del Parral, Delicias (Chihuaua), Saltillo, Torreón, Monclova (Coahuila), Durango, Gómez Palacio, Lerdo (Durango), Zacatecas, Fresnillo, Jerez (Zacatecas), San Luis Potosí, Ciudad Valles y Ebano (San Luis Potosí). Los grupos indígenas son: tarahumaras, tepehuanos (Chihuahua y Durango), Otomies y huastecos (San Luis Potosí). d) Actividades productivas. Se practica la agricultura de riego y de temporal (trigo, maíz, alfalfa, algodón, frijol, uva, pera, manzana, higo, durazno), la ganadería (vacuna, porcina, caballar, asnal, lanar, caprina), la explotación forestal (ixtle, candelilla, pino, encino, oyamel), la industria (extractiva-oro, plata, plomo, zinc, barita y de transformación -vinos, alimentos, muebles-). e) Comunicaciones. Las primeras carreteras y vías férreas se hicieron hacia E.U.A. después hacia el centro y a lo general del país: México-Ciudad Juárez, México-Piedras Negras, México-Nuevo Laredo; con las Zonas Noroeste y Noreste se une con las carreteras a Matamoros y a Mazatlán; las capitales de los Estados se unen con regiones industriales: Monclova-Saltillo y Torreón-Mazatlán; el ferrocarril es México-Ciudad Juárez y México-Piedras Negras.


4. ZONA CENTRO-OCCIDENTE a) Situación. La forman los Estados de Aguasacalientes, Jalisco, Guanajuato, Colima y Michoacán. Al norte limita con la Sierra de Zacatecas, al este con la Zona Centro, al sur con la Zona Pacífico Sur y al oeste con el Océano Pacífico. Su superficie es de 181,917 km2, equivalente al 49 del territorio nacional. b) Factores físicos. Se caracteriza por la aparición de rocas volcánicas del cenozoico; esta zona pertenece a la meseta central o de Anáhuac. Hay múltiples serranías y planicies con considerable densidad de población y por lo benigno de las condiciones físicas. El relieve de esta zona lo marca la Sierra de Zacatecas, que toma diferentes nombres; la Sierra Volcánica Transversal y la Sierra Madre del Sur. Al entrar a Jalisco, la Sierra de Zacatecas se llama Sierra de Bolaños, Sierra de Aranda y Sierra de Tepatitlán, a este conjunto se le llama Los Altos de Jalisco. En Guanajuato se denomina Sierra Gorda y Sierra de Guanajuato, ambas se extienden por los valles de Dolores Hidalgo y Allende. En el centro de la zona hay actividad volcánica, fuentes termales, manantiales medicinales; los principales volcanes son: Quinceo, Tancítaro, Paricutín, Volcán de Fuego de Colima y Nevado de Colima. Entre la Sierra Volcánica Transversal y la Sierra Madre del Sur, se ubica la depresión del Balsas. La hidrología de la zona cuenta con varios ríos, el más importante es el LermaSantiago, que nace en la meseta de Toluca y desemboca en Chapala, lago que forma a su vez el río Santiago. Los afluentes del Lerma-Santiago son los ríos Turbio Laja, Juchipila y Verde. Otros ríos sobresalientes son Armería, Ameca y Tepaltepec, afluente del río Balsas. Hay depresiones ocupadas por lagos: Cuitzeo, Pátzcuaro, Zirahuen, Sayula, Zapotlán y Atotonilco. Los climas son variables, pero predomina el templado con lluvias en verano, los suelos que originan a este clima son castaños, con vegetación natural de pastos y arbustos; al norte de la zona y en la depresión del Balsas el clima es seco, los suelos son negros y castaños, con arbustos y cactus; en las zonas costeras, el clima es tropical, con lluvias todo el año la vegetación es arborea: pinos, encinos, robles y oyameles. Los suelos de la zona son propicios para la agricultura. c) Población. La natalidad es elevada y la mortalidad baja. Esto la hace una de las zonas más pobladas del país. Las ciudades más importantes son: Aguascalientes, Calvillo, Rincón de Ramos (Aguascalientes), Guadalajara, Tlaquepaque, Zapopan,


Ciudad Guzmán (Jalisco), Salamanca, Guanajuato, Celaya, Irapuato, León (Guanajuato), Manzanillo, Colima (Colima), Morelia, Zamora, Uruapan, Zitácuaro y Lázaro Cárdenas (Michoacán). Esta zona tiene un alto grado de población mestiza, los indígenas son el .8% de la población total de la zona. En Michoacán se localiza el mayor número de habitantes indígenas de la zona. Otros grupos indígenas son los coras y huicholes (norte de Jalisco), Nahuas (norte de Guanajuato y sureste de Jalisco) y otomíes (centro de Jalisco). d) Actividades productivas. Predomina la agricultura de temporal, pero en Jalisco y Guanajuato hay agricultura de riego; se emplean fertilizantes, semillas mejoradas y maquinaria agrícola para incrementar la productividad. Esta zona fue llamada “el granero de México” por la gran producción de cereales; Jalisco sobresale por su producción de maíz, garbanzo y avena; también se cultivan cebada, trigo, frijol, chícharo, haba, jitomate, chile, cebolla, fresa y melón. En algunas regiones se produce durazno, chabacano, lima, plátano, coco, mango y aguacate; Aguascalientes produce uva y guayaba; Colima destaca por su alta producción de limón; para obtener aceite comestible, se cultiva ajonjolí y girasol. La ganadería es una actividad relevante de la zona, se utilizan pastos naturales y alfalfa. El ganado bovino resalta en Jalisco y Guanajuato. Además del ganado, jersey y cebú, hay ganado criollo. En Sahuayo y Jiquilpan, Michoacán, está la cuenta lechera más importante de la región. La explotación forestal se da con mayor notoriedad en Jalisco y Michoacán, donde se cortan pinos, encinos, oyameles, cedro rojo y parota, los dos últimos en Colima. La pesca es fructífera en Jalisco, Colima y Michoacán. Se obtiene tortuga, guachinango, mojarra, camarón… El turismo es próspero en Barra de Navidad y Puerto Vallarta, Jalisco, y Cuyutlán y Manzanillo, Colima. La industria minera -oro y plata- es escasa. La zona es rica en hierro -Jalisco, Michoacán y Colima- . En Peña Colorada, Colima, está la principal reserva del país. También la producción de sal es importante en Colima; la industria de transformación es trascendente en Guadalajara. Hay además, empacadoras de frutas y legumbres (Zamora, Irapuato, Villagrán), fábricas de calzado (León y Guadalajara), curtidurías (Michoacán), industrias químicas (Celaya, Guanajuato), artesanías… Esta zona económica es de las más comunicadas del país: hay carreteras, vías férreas, aeropuertos, correos, telégrafos, teléfonos, emisoras de radio y televisión… 5. ZONA CENTRO SUR


a) Situación geográfica. La forman los Estados de Querétaro, Hidalgo, México, Tlaxcala, Puebla, Morelos y el Distrito Federal. Al norte, limita con la Sierra Madre Oriental; al sur con la zona Pacífico Sur; al este, con la Sierra Madre Oriental y al oeste, con la Zona Centro Occidente. Tiene una superficie de 97,964 kms2., es decir, sólo el 5.2% del territorio nacional. b) Factores físicos. La zona de estudio está enclavada en la Meseta Central o de Anáhuac, cuenta con altos valles, erosionados, como el de Toluca, de México, de Tlaxcala, de Puebla y de los llanos de Apán, además del valle de Tehuacán. La Sierra Madre Oriental separa esta zona de la llanura costera del Golfo, El Pico de Orizaba o Citlaltépetl une esta sierra con la Sierra Volcánica Transversal, en la que se encuentran los volcanes la Malinche, el Popocatépetl, el Iztaccíhualt y el Nevado de Toluca. Algunas depresiones originaron lagos, como el de Texocodesaparecido- y el de Xochimilco. En el renglón hidrológico, encontramos el sistema Moctezuma-Pánuco, que desemboca en el Golfo de México. Algunos afluentes del Moctezuma son: El Extoray, el Amajac, el Claro, el Temporal y Tamuín. En Morelos, el río más importante es el Amacuzac, que vierte sus aguas en el río Mescala afluente del Balsas; en Tlaxcala resaltan el río Zahuapan y el Atoyac, pertenecientes a la cuenta del Balsas, que desemboca en el Pacífico. Varios ríos poblanos son cauces de los ríos veracruzanos, que desembocan en el Golfo de México, como el Necaxa que se origina en el río Nautla. Las lagunas de Tequesquitengo, en Morelos y de Alchichica, en Puebla, son de las más visitadas por los turistas nacionales y extranjeros. Los climas de esta zona son variados: en los sistemas montañosos, el clima es templado, con lluvias todo el año, que permiten el crecimiento de pinos y encinos; la mayor parte de la meseta tiene clima templado, con lluvias en verano, hay pastos, yerbas y arbustos; en Querétaro, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala el clima es seco y su vegetación es de cactáceas y arbustos espinosos; en Morelos y parte de Puebla y México el cima es tropical y predominan árboles tropicales. c) Población. Se trata de la zona más poblada del país. En Querétaro y Tlaxcala la natalidad es mayor. La migración hacia el D.F. y área metropolitana, incide notoriamente en el incremento de la población. La Ciudad de México tiene la mayor densidad de población de todas las zonas geoeconómicas del país, por eso es llamada “la ciudad más grande del mundo”, en ella se encuentra la concentración más elevada del país de la industria, comercio, actividades políticas, financieras y culturales. Junto a la Ciudad de México, se han desarrollado, hasta confundirse con ella, Ciudad Nezahualcóyotl, Ecatepec, Tlalnepantla y Naucalpan entre otras ciudades del Estado de México. En Querétaro son importantes San Juan del Río y Tequisquiapan; en Hidalgo,


Pachuga, Tulancingo y Apan; en México, Toluca y Cuautitlán; en Tlaxcala, Tlaxcala, Apizaco y Huamantla; en Puebla, Puebla, San Martín Texmelucan y Atlixco y en Morelos, Cuernavaca, Cuautla y Cocoyoc. Los grupos étnicos de la zona representan un 5.2% de la población total. En Hidalgo, México y Puebla está el mayor número de indígenas: los otomíes están en Querétaro, Hidalgo y México; los nahuas están en Morelos, Puebla, Tlaxcala y D.F., los mazahuas están en México, en Tlaxcala, los tlaxcaltecas primitivos. Predomina el analfabetismo. d) Actividades productivas. Se cultiva maíz, cebada, trigo, frijol y alfalfa. En Puebla y Morelos, con clima cálido, se produce arroz y caña de azúcar. Morelos produce en particular limón, guayaba, mango, sandía y melón; Puebla, manzana, chabacano, naranja y perón; Querétaro, vid y fresa; Hidalgo, maguey y nopal; Querétaro, Tlaxcala e Hidalgo, col, lechuga y rábano; en el D.F., la agricultura, sin ser importante, se da en Xochimilco y Milpa Alta. La cría de ganado bovino y porcino es importante en la zona; se ha incrementado la avicultura; en Puebla y Querétaro se han desarrollado cuencas lecheras; en Tlaxcala se crían caballos y toros de lidia. Restos de riqueza forestal permanecen en México y Puebla, donde aún se explotan, pino, encino y oyamel para producir papel. En Puebla se explotan especies no moderables como la pimienta y el barbasco. La industria extractiva se da con la explotación de manganeso, oro y plata en Hidalgo; mercurio, en Querétaro. La industria de transformación, es notoria en el D.F., Naucalpan, Tlalnepantla y Cuautitlán. Se han establecido corredores industriales en Querétaro, Puebla, Toluca, Ciudad Jasso y Ciudad Sahagún, en Hidalgo. En el D.F. hay todo tipo de producción; en Puebla y Cuernavaca prospera la industria vitivinícola y láctea. Es la zona mejor comunicada del país: hay buenas carreteras y vías férreas, correos, telégrafos, teléfonos, télex, radio, televisión, prensa. 6. ZONA NORESTE a) Situación geográfica. La integran Nuevo León y Tamaulipas. Limita al norte con USA; al este con el Golfo de México; al sur, con el Golfo de México y San Luis


Potosí y a oeste, con la Sierra Madre Occidental. Su extensión es de 144,308 kms2, esto es, un 7.3% del territorio nacional. b) Factores físicos. La Sierra Madre Oriental recorre la región en dirección noroeste-sureste. En Nuevo León recibe los nombres de Sierra de Lampazos, Sierra Espinazo de Ambrosio, Sierra Minas Viejas y Sierra de las Mitras, cerca de Monterrey. En los límites de Tamaulipas y Nuevo León tiene las mayores alturas: Peña Nevada y Borrado. En Tamaulipas, la Sierra Madre Oriental es llamada Sierra de San Carlos, Sierra de Buena Vista, Sierra de Tamaulipas y Sierra de las Mesas. El río más significativo es el Bravo o Grande, que marca la frontera natural con E.U.A. También es importante la presa Falcón en Tamaulipas. Los ríos Salado, Sabinas y San Juan de Nuevo León desembocan en el Bravo. Otros ríos de Tamaulipas son San Fernando, Soto la Marina y Tamesí, éste divide al Estado con Veracruz y se une al Pánuco. El Clima es seco estepario, con pocas lluvias en el año; los veranos son muy cálidos y los inviernos muy fríos. La vegetación es de matorrales espinosos y pastizales. En la Sierra Madre Oriental el clima es templado, con vegetación de pino y encino. Al sur de Tamaulipas, el clima es tropical con lluvias en verano. La vegetación es de sabana, con pasto y árboles espaciados. c) Población. En esta zona hay el índice de mortalidad más bajo. Las ciudades más importantes son: Monterrey, Guadalupe, San Nicolás de los Garza, Linares y Montemorelos en Nuevo León y Ciudad Victoria, Tampico, Ciudad Madero, Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros y Ciudad Mante en Tamaulipas. Los grupos étnicos son escasos, solo hay chichimecas y huastecos. Esta área tiene el menor índice de analfabetismo. d) Actividades productivas. La agricultura es predominante, en Nuevo León se usan las aguas de los ríos San Juan y el Conchos. En Tamaulipas los distritos de riego aprovechan los ríos Bravo, Salado y San Juan. Se produce maíz, trigo, frijol, algodón, henequén, sorgo y naranja. En la ganadería, es común la crianza de ganado bovino, caprino, porcino y equino, aunque prospera también la avicultura. La exploración forestal es casi nula, en escala pequeña se talan pinos y encinos, la población rural pobre explota el ixtle o lechuguilla. La pesca solo se da en Tamaulipas, ahí se obtiene camarón, cazón, jaiba, lisa, robalo, guachinango, carpa, bagre y rana.


La industria tiene auge en el petróleo, en Tamaulipas hay dos refinerías: Reynosa y Ciudad Madero, de esta última parte un poliducto que surte Monterrey, Torreón y Chihuahua; en Galeana, Nuevo León se explota barita, fosforita, fluorita y mármol; en Monterrey florece la industria de transformación; se fabrica maquinaria, artículos metálicos, productos químicos, vidrio, cerveza, cemento, productos de hule; hay industrias lácteas, empacadoras de carnes y frutas, de pescados y mariscos; hay maquiladoras… Las comunicaciones son buenas, se cuenta con carreteras y ferrocarriles, hacia el interior del país y, a E.U.A. el puerto de Tampico recibe buques internacionales, hay aeropuertos, correos, telégrafos, teléfonos, estaciones de radio y televisión… 7. ZONA GOLFO DE MÉXICO a) Situación geográfica. La forman Veracruz y Tabasco. Tiene una superficie de 96,966 km2., esto es un 4.8% del territorio nacional. Sus límites son al norte, la zona noreste; al este, el Golfo de México; al sureste, Guatemala; al sur, la zona Pacífico Sur y al oeste, la zona Centro Sur. b) Factores físicos. La llanura costera del Golfo es importante, los ríos que la cruzan la hacen sumamente fértil. Abundan los pantanos, sobre todo en Tabasco; asímismo, se tiene la presencia de albuferas o lagunas costeras, como la de Tamiahua. Hacia el oeste se encuentra la Sierra Madre Oriental, que separa a esta zona de la del Pacífico Sur, ésta cordillera es llamada, en Veracruz, Sierra de Tontepec, Sierra de Chichoncuaco y Sierra de Zongólica. Entre Puebla y Veracruz se hallan el Pico de Orizaba, la mayor altura del país y más al norte de éste el Cofre de Perote; al sur de Veracruz se encuentra la Sierra de San Martín o de los Tuxtlas; Tabasco es plano y por el sur entra levemente la Sierra del Norte de Chiapas, con alturas que no alcanzan los 1000 m. Los principales ríos de Veracruz son el Pánuco, el Papaloapan, Tuxpan, Tecolutla, Nautla y Coatzacoalcos; en Tabasco, Grijalva, Usumacinta y Tres Brazos. Los climas son muy húmedos, por las lluvias de verano y los nortes en invierno; en la Sierra Madre Oriental son templados, con lluvia todo el año; en la región alta hay pinos y encinos y en los laderos hay arboles tropicales; en la llanura veracruzana el clima es cálido, con lluvias en verano el bosque es sabanero; en Tabasco el cllima es caluroso, en la costa las lluvias son intensas, en verano, en el sur llueve todo el año, en la selva predominan altos árboles de maderas preciosas. c) Población. El incremento de la población es notorio en Veracruz, aunque en Tabasco empieza a notarse el incremento. Las migraciones son hacia la región


petrolera. En Veracruz, las ciudades más importantes son: Veracruz, Jalapa, Poza Rica, Orizaba, Córdoba, Minatitlán y Coatzacoalcos; en Tabasco, Villahermosa, Cárdenas, Comacalco, Macuspana y Tenosique. La mayor parte de los grupos indígenas de la región están en Veracruz: huatecos, nahuas, totonacas, chinantecas, popolacas y mixtecos, en Tabasco viven los chontales. d) Actividades productivas. En los dos Estados predomina la agricultura de temporal, con semillas mejoradas, fertilizantes y maquinaria. Veracruz resalta por su importancia agrícola y ganadera. La agricultura se sustenta en el maíz, caña de azúcar, frijo, arroz, haba, chile verde, naranja, mango, plátano, papaya, mamey, tamarindo, guayaba, limón, ciruela, café, cacao, coco y tabaco. La región cuenta con el mayor número de cabezas de ganado bovino, porcino y caballar de México. La mayor cantidad del ganado se encuentra en el sur de Veracruz y en el sur de Tabasco, no hay cuencas lecheras en la región, el ganado bovino es criollo o cebú. La explotación forestal es irrelevante, en Tabasco se explotan la caoba, cedro rojo, chicozapote, pimienta y barbasco. La pesca no ha sido explotada del todo, aún cuando se extraen guachinango, robalo, lisa, mojarra, cazón, cherna, jaiba, ostión, camarón, pulpo y calamar. El petróleo es importante en la región, los campos más productivos están en Veracruz: Poza Rica, Tuxpan, Minatitlán y Las Choapas, y en Tabasco: La Venta, Ciudad Pemex y Comacalco. Los yacimientos de azufre en Jaltipan, Veracruz, son considerados los de mayor producción mundial. No está muy desarrollada la industria de transformación, aun cuando Pajaritos, Minatitán y Cosoleacaque, en Veracruz, tienen plantas petroquímicas; en Tabasco se procesa gas en la Venta y Ciudad Pemex; Veracruz tiene ingenios azucareros; en Córdoba-Orizaba hay una fábrica cervecera; en Tabasco hay intenios azucareros y en Cárdenas Tabasco, hay una fábrica chocolatera y una empacadora de carne de caballo, que exporta a Japón y Europa. A pesar de los pantanos, hay excelentes carreteras que comunican la región con el resto del país, también hay buenas vías férreas, hay aeropuertos de mediano alcance, hay correos, teléfonos, telégrafos, radiodifusoras, televisoras y los puertos de Tuxpaz, Veracruz, Coatzacoalcos y Frontera tienen movimiento internacional.


8. ZONA PENÍNSULA DE YUCATÁN a) Situación geográfica. La zona en cuestión la constituyen Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Al norte y oeste colinda con el Golfo de México; al este, con el Mar de las Antillas; al sur con Belice y Guatemala; y al suroeste, con Tabasco. Con sus 139, 426 km2. Representa el 7% del país. b) Factores físicos. Es una extensa planicie apenas interrumpida por un conjunto de lomas que va del sur de Campeche hasta Peto, Yucatán. Dicho sistema montañoso es llamado Sierrita, con 125 km. de longitud y altura promedio de 100m. El litoral es bajo y arenoso; al este de la península hay bancos de corales que dificultan la entrada a las bahías. Casi no hay ríos superficiales, el material calizo absorbe el agua y se forman ríos subterráneos; cuando la circulación subterránea del agua es intensa se forman cuevas y al derrumbarse su techo se forman los cenotes. Estos y las sartenejascavidades rocosas donde se almacena la lluvia de verano- son las reservas acuíferas de la región. En Campeche, cuyo suelo no es calizo, corren los ríos Candelaria, San Pedro y Palizada y entre Belice y Quintana Roo está el río Hondo. El clima en Yucatán es cálido. Llueve en verano, otoño e invierno; en el sur, las temperaturas son más elevadas y las lluvias se distribuyen en el año; la vegetación es variable; en el norte, llueve menos y hay pastos, árboles y arbustos espaciados, más al sur llueve menos y la vegetación es selvática, con caoba, cedro rojo, helechos y enredaderas. c) Población. El crecimiento de la población es alto y la mortalidad infantil es reducida. Los centros de atracción son ciudad del Carmen, Campeche, Mérida y Cancún. Las principales ciudades son: Campeche, Ciudad del Carmen, Calkini, Hecelchakán yTenabo en Campeche; Mérida, Progreso, Tekax de Alvaro Obregón, Motul de Felipe Carrillo Puerto y Ticul en Yucatán; Chetumal, Cozumel y Cancún en Quintana Roo. El grupo indígena más representativo es el maya, que hablan español y su idioma como segunda lengua.


d) Actividades productivas. Se practica la agricultura de temporal rústica. En el norte de la península se cultiva henequen y en Campeque, maíz y frijol. También hay producción de piña, coco, plátano y mango; en Quintana Roo hay cultivos de ajonjolí y cacahuate. La ganadería está poco desarrollada, hay especies criollas; la apicultura se ha desarrollado notablemente. Las zonas boscosas de la región se localizan en Campeche y Quintana Roo, donde se explotan la caoba y el cedro rojo. La pesca es importantísima en Campeche, ya que se obtiene camarón, pulpo, curvina, sierra, cazón y tortuga. En Quintana Roo y Yucatán la actividad es intranscendente. Los puertos principales son: Ciudad del Carmen, Campeche, Champotón y Progreso. En Quintana Roo y Yucatán hay industria extractiva y la de transformación se inicia en Yucatán. La actividad industrial más sobresaliente se realiza en Ciudad del Carmen, donde hay empacadoras de mariscos y pescados. También existen aserraderos, y una purificadora de miel. Se cuenta con ferrocarriles, carreteras, correos, telégrafos, teléfonos y aeropuertos. • Civismo Se dice de cualquier acción o institución encabezada por personas legalmente reconocidas como 'ciudadanos' en su propio país, con todos los derechos y obligaciones correspondientes. También se dice de todo aquello que ayude al conocimiento y respeto de tales derechos y obligaciones, así como de los mecanismos legales previstos por el Estado para defender la integridad física y moral de sus ciudadanos legalmente reconocidos: 'ejemplo cívico', 'calendario cívico', 'derechos cívicos', 'acto cívico' (como los honores tributados a la bandera nacional), etcétera. El sentido del adjetivo 'cívico' conlleva más compromiso patriótico, individual y personal, que 'civil'; así, un 'acto cívico' está orientado a cumplir con las obligaciones colectivas y personales hacia la patria, mientras que un 'acto civil' más bien manifiesta el ejercicio de los derechos individuales y sociales que el Estado garantiza a la persona. 'Civismo' es el sustantivo que se corresponde con el adjetivo 'cívico'.


ESENCIA DE LA VIRTUD La virtud es otra propiedad de los actos honestos, en cuanto que se repiten y dejan en el sujeto una huella que facilita la buena conducta. Sin embargo, no todos aprecian la virtud como un valor moral positivo. A pesar de que la misma palabra está significando fuerza, energía, virilidad, frecuentemente se han hecho caricaturas de las diferentes virtudes, considerándolas en el mismo nivel de la gazmoñería, de la mojigatería, de la timidez o hasta de la hipocresía. Por eso es necesario definir con mayor precisión la esencia de la virtud, aclarar los malentendidos y describir las principales virtudes concretas que el hombre de hecho posee. DEFINICIóN DE LA VIRTUD: a) La virtud es una cualidad. En primer lugar, no deben confundirse la virtud y el acto honesto. Una persona puede realizar actos honestos sin tener virtud. Ésta es una cualidad que inclina y facilita la realización de dichos actos. b) Cualidad adquirida. Este dato es de mucha importancia. No hay virtudes innatas. Todas deben adquirirse a base de esfuerzo y repetición. Cierto es que el hombre puede tener algunas predisposiciones favorables desde el nacimiento; pero, en todo caso, tales predisposiciones sólo están en potencia convierten en virtud hasta que se actualizan de un modo voluntario. La virtud (como todo valor moral) depende de la actuación voluntaria y libre del sujeto. Otros valores pueden heredarse, mas no la virtud. e) Es una cualidad estable. Las virtudes son hábitos buenos, según la definición aristotélica; se adquieren y poseen una cierta estabilidad en la persona, susceptible de incrementarse lentamente como una línea de conducta más o menos característica de tal individuo. d) Facilita el acto humano. Aquí está el efecto de la virtud. Quien la posee tiene mayor facilidad para actuar bien; lo hace con agrado y, además puede realizar actos que, sin ella, seria imposible. De todo lo cual surge la siguiente definición de la virtud: Es una cualidad estable y adquirida que facilita el acto honesto. Aristóteles definía la virtud como un hábito bueno. LAS PRINCIPALES VIRTUDES. Las virtudes pueden ser naturales (prudencia, justicia, fortaleza y templanza) o sobrenaturales (fe, esperanza y caridad), según que correspondan al nivel


humano o estén por encima de las capacidades propias de la naturaleza del hombre. También se dividen en intelectuales (prudencia, ciencia, arte, sabiduría e intuición) y morales (prudencia, justicia, fortaleza y templanza), según que residan en los apetitos o en la inteligencia. Pero, sobre todo, la virtudes morales hacen al hombre bueno. No es posible usarlas mal. En cambio, las virtudes intelectuales sólo hacen bueno al hombre en cierto aspecto, y, en algunos casos, podrían estar en contra del valor moral. Solamente la prudencia es al mismo tiempo intelectual y moral. Prudencia. Es la virtud de la razón, por la que el hombre sabe lo que hay que hacer o evitar en el momento presente. El hombre prudente tiene una aptitud especial para darse cuenta de las circunstancias concretas que lo afectan, y que pueden influir en sus decisiones libres El prudente se sabe aprovechar de las experiencias pasadas. Y, acerca del futuro, sabe prever y proveer. Sabe actuar con rapidez cuando las circunstancias lo ameritan; y, en otros casos, se tomará su tiempo para meditar y elegir concienzudamente. Justicia. Consiste en dar a cada uno lo que le corresponde. Una persona que, de un modo constante, respeta los derechos ajenos y le da a cada uno lo que le debe, tiene la virtud de la justicia. Se puede considerar tres clases principales de justicia: conmutativa, distributiva y legal o social. Se llama justicia conmutativa la que rige las relaciones entre personas particulares. Por ejemplo: un comerciante cumple fielmente un contrato de compraventa. El robo, la mentira, la calumnia, la injuria, el homicidio, los malos tratos, van en contra de la justicia, en cuanto que violan los derechos ajenos. La justicia distributiva rige las relaciones entre la sociedad y el súbdito. Queda a cargo de los gobernantes, quienes deben distribuir los beneficios y las cargas de la sociedad, entre los diferentes súbditos, por ejemplo: los impuestos. La justicia legal o social rige las relaciones del individuo con respecto a la sociedad. Es la voluntad de actuar en atención al bien común. Tiene importantes aplicaciones en el terreno económico, tal como se estudiará en un capítulo posterior. Fortaleza. Es la firmeza del alma, capaz de vencer las dificultades propias de la vida.


El hombre con fortaleza tiene facilidad para sobreponerse a los obstáculos y penalidades que se encuentran a lo largo de la vida; es perseverante y paciente; tiene grandeza de alma (magnanimidad). Se opone a la temeridad y a la cobardía. Es contraria a la timidez, a la desesperación y a la ambición exagerada. Templanza. Es la virtud cuyo objeto consiste en moderar los placeres sensibles. Puede tomar la forma de sobriedad, en lo que se refiere al gusto por los alimentos y la bebida; o bien, se llama castidad, cuando modera el instinto sexual. La humildad es también una forma de templanza, puesto que modera el gusto excesivo por la propia fama y gloria. En fin, quien avanza en la posesión de estas virtudes esta realizando en sí mismo el valor moral, tal como ha quedado definido: la trascendentalidad de la persona. Efectivamente: con la prudencia adquiere su inteligencia el conocimiento práctico y concreto del camino que debe seguir: trasciende el orden de los hechos. Con la justicia realiza el orden moral (de derecho) en sus relaciones con los demás. Con la fortaleza sortea las dificultades. Y con la templanza se aparta del camino fácil sugerido por los apetitos sensibles. En una palabra, las virtudes elevan al hombre más allá de lo común, le dan al sujeto una auténtica personalidad, digna de admiración y de elogio, la única que puede llamarse buena, de un modo pleno y adecuado. La moralización del individuo sólo se puede lograr a base de las virtudes personales: •

Veracidad.

Es la cualidad propia de aquellas personas que saben expresarse con la firme convicción de que lo que dicen no puede ser fuente de engaños, pues lo han investigado y reflexionado con sumo cuidado. Si comete error, éste no se debe al dolo o la mala fe, sino simplemente a las limitaciones naturales del conocimiento humano, y que por tanto estarán siempre dispuestas a corregir. Sostener la verdad aún en medio de las situaciones más comprometidas, en las que va de por medio la propia seguridad personal, es muestra de gran valor y entereza morales. La veracidad moral es distinta a la verdad en sentido gnoseológico, pero las personas veraces hacen un gran uso de la verdad, le profesan un sincero culto. •

Tolerancia.

Es el respeto y consideración que nos merecen las ideas o actuaciones de los demás, a pesar del rechazo que sintamos por ser contrarias a nuestra forma de


ser y de pensar. Está fincada en el respeto a la persona y en la comprensión de nuestras limitaciones. Al reconocer que no somos poseedores de la verdad absoluta debemos permitir la manifestación de ideas distintas, por ser también distintos los puntos de vista, de la formación cultural y las costumbres entre los hombres. Todo esto dentro de los límites posibles del respeto mutuo, pues si éstos se rompen la tolerancia no tiene entonces por qué sostenerse, sobre todo cuando es demostrable el error de la parte contraria. •

Bondad.

Es la virtud moral por excelencia, el valor más alto de la conducta, que se confunde incluso con el mismo concepto de virtud. Se define casi igual que ésta como la determinación de la voluntad para hacer el bien a los demás. Si el bien es el fin esencial de la moral, entonces la bondad es la virtud suprema del acto moral, la meta ideal de la moralización del individuo. Debemos distinguir un matiz de diferencia muy importante entre la benevolencia o benignidad, que son derivaciones de la bondad, y la bondad en sentido estricto, capaz de convertir el cumplimiento del bien en una obligación autoimpuesta por la propia voluntad. Los conceptos derivados implican una actitud más bien pasiva, muy tolerante, de soportar con gran resignación el daño que otros puedan causamos. Todas las virtudes mantienen entre sí íntimos enlaces, pero la bondad es tan amplia que corno ninguna envuelve a las restantes en un todo unitario. Ante el problema muy discutido de si el hombre es bueno o malo por naturaleza, nos avocamos a creer en su bondad, y que su maldad es más bien el producto de las frustraciones e injusticias que ha sufrido a lo largo de su existencia. El hombre bueno ha de ser libre, responsable, dueño de sus palabras y acciones, con pensamientos elevados y dispuestos a construir su vida con altruismo, generosidad, tolerancia, solidaridad, y demás virtudes. •

Justicia.

Es la virtud moral que hace referencia al orden, igualdad y armonía que deben prevalecer en el hombre, en su doble dimensión social e individual. En cuanto al individuo, la justicia expresa (según Platón) el adecuado equilibrio y armonía entre las facultades del alma; quedando subordinadas a la razón la voluntad y la sensibilidad. En cuanto al ser social, la justicia procura integrar en un orden estable, armónico e igualitario las relaciones interhumanas con el fin de obtener el bien común.


La justicia es la aspiración máxima del derecho, la idea que debe inspirarlo constantemente. Aunque tiene un fundamento ético de gran trascendencia, el lugar donde mejor se asienta es en el de las relaciones sociales reguladas por el derecho. Esto se debe a la propia naturaleza de la justicia, que posee en nuestro tiempo una connotación más social que individual, más positiva que metafísica. La justicia natural tiene a la equidad (lo mesurado) como uno de sus principios básicos. La justicia, derivada del derecho positivo, se encuentra plasmada en los distintos ordenamientos legales promulgados por el poder público. Esta es la justicia social o legal, que para muchos es la justicia propiamente dicha. La justicia legal se divide en general o particular, "según que considere los actos humanos en relación con lo que exige la conservación de la unidad social y el bien común, o en relación con lo que corresponde a los particulares entre sí o frente a la comunidad. La primera regula los derechos de la sociedad y la segunda los derechos de los particulares". Esta última se subdivide en distributiva y en conmutativa. La justicia distributiva, según la célebre definición de Ulpiano como: "la voluntad constante y perpetua de dar a cada uno lo suyo", estima, aprecia, o distingue según la ley o los principios de la equidad, lo que a cada uno le corresponde. La justicia conmutativa es la que debe impartirse en las relaciones bilaterales de trueque o cambio; consistente en la igualdad o proporción de tipo aritmético entre lo que se da y lo que se recibe. •

Magnanimidad.

Consistente en la grandeza espiritual de ver la vida desde perspectivas muy elevadas, colocando siempre por encima de las nimiedades o asperezas de la existencia, la fuerza del ánimo emprendedor, el altruismo por el prójimo. Nadie como Aristóteles nos ha ofrecido hasta ahora un concepto tan claro y profundo de esta virtud; vale demasiado la pena para no transcribirla, nos dice: "La magnanimidad, como su mismo nombre lo da a entender, parece aplicarse a las grandes cosas... El que es digno de cosas pequeñas, y de ellas se juzga digno, es discreto, pero no magnánimo, porque la magnanimidad está en la grandeza, como la hermosura en un cuerpo grande; los pequeños son graciosos y bien proporcionados, pero no hermosos. La magnanimidad muéstrase así como cierto orden bello de las virtudes, pues las hace mayores y no se da sin ellas. Por lo cual es difícil ser con verdad magnánimo, pues no es posible serlo sin nobleza moral.


El magnánimo es, pues, tal sobre todo en los honores y deshonores. Pero aún en los grandes honores, y por más que provengan de los hombres de bien, el magnánimo gozará de ellos moderadamente, como quien obtiene lo que le pertenece. Pero despreciará en absoluto los honores que vengan de gentes cualesquiera o por cosas menudas, por ser inferiores a su merecimiento. Igual conducta observará en las afrentas, que no podrían aplicarse justamente a él. Es propio del magnánimo no haber menester de nadie o apenas, sino ser pronto en dar ayuda; así como ser altivo con los que están en dignidad y prosperidad, y afable con los de mediana condición. Sobrepujar a los unos es cosa difícil y excelsa, pero fácil con respecto a los otros. Darse aires de superioridad con los primeros no cuadra mal a un hombre bien nacido; pero hacerlo con los humildes es una vulgar insolencia, tal como hacer alarde de su fuerza con los débiles. Es también propio del magnánimo no frecuentar lugares de moda, ni aquellos otros donde otros tienen el primer rango. El magnánimo es indolente y tardo, a menos que no haya de por medio algún grande honor o empresa. Es hacedor de pocas cosas, pero éstas grandes y renombradas. Es también una necesidad para él ser abierto en sus odios y en sus amistades, porque esconder sus sentimientos es propio del que tiene miedo. Más le preocupa al magnánimo la verdad que la opinión, y hablar y obrar a plena luz. y porque todo lo tiene en poco, habla con franqueza y veracidad, salvo lo que dice por ironía, pues en su trato con el vulgo es irónico. El magnánimo no es propenso a la admiración, porque nada es grande para él. Ni tampoco recuerda el mal que se le ha hecho, porque no es propio de un alma grande conservar el recuerdo de todo, y menos si son ofensas, sino más bien desdeñarlas. No es amigo de hablar de nadie: ni de sí mismo hablará, ni de otro, ni de que él sea alabado, ni de que otros sean vituperados. Y así como no prodiga elogios, tampoco habla mal de los demás, ni siquiera de sus enemigos como no sea para mostrar su desprecio. De las cosas necesarias o menudas jamás se lamenta o las solicita, pues cualquiera de estas actitudes sería indicio de un ánimo afanoso. Es inclinado a procurarse cosas bellas e infructuosas más bien que las fructuosas y útiles, por ser aquello más propio del que se basta a sí mismo. •

Humildad.

Es la virtud que se asienta en el reconocimiento profundo de nuestras finitudes e imperfecciones; de que somos por naturaleza seres débiles y corruptibles. La humildad es una virtud esencialmente cristiana, que se opone a la soberbia de los que no aceptan el hecho de nuestra condición pecaminosa y son incapaces de acatar dócilmente los dictados de la autoridad, de la verdad, de la ley. Fácilmente se la confunde con la humillación o la abyección (bajeza, envilecimiento), pero es lo más contraria a esos sentimientos. La humildad debe


enlazarse con la sencillez de sabemos limitados, pero al mismo tiempo capaz de abrimos a la trascendencia e invocar el perdón de nuestros pecados. Perdón que debe hacerse de algún modo extensivo a las personas a quienes ofendemos. También entraña el peligro de rebajamos en extremo con tal de obtener el favor de otras personas, o de Dios mismo. En estos casos, no actuamos con la humildad que impone el servicio o deber al prójimo, sino con la oculta hipocresía de obtener una ventaja o justificación de nuestras desmedidas ambiciones. •

Altruismo.

En oposición al egoísmo, es la virtud que nos lleva a sentir una honda complacencia al proporcionar bien a los demás, aún a costa de sacrificar el bienestar propio. El término fue creado por A. Comte, con el fin de integrarlo como valor supremo de su moral positivista, que sintetizó en la fórmula: "vivir para el prójimo". Se distingue de la caridad, en cuanto que el altruismo se origina en la naturaleza (los animales de muchas especies también dan muestras de él, en el sentido de un sentimiento instintivo que los une y protege) y tiene como finalidad exclusiva el bien positivo de la sociedad, mientras que la caridad se funda en el amor a Dios y tiene un fin sobrenatural. El altruismo es el producto del amor al prójimo, unido simultáneamente a la abnegación del yo individual. Es el amor desinteresado que puede desprenderse del egoísmo, de la envidia, del placer por la desgracia ajena. El altruismo no debe, sin embargo, subestimar el valor propio de nuestra individualidad, al extremo de olvidar su importancia y abstraerla de su dimensión real de la sociedad. Somos individuos, y como tales debemos afirmamos en el ámbito de las relaciones interpersonales, siempre desde la perspectiva de un mutuo respeto que propicie la eficaz ayuda que podamos proporcionamos. •

Solidaridad.

Es la virtud que nos mueve a estrechar las relaciones sociales en el plano de la reciprocidad. Es el altruismo compartido que nace del sentimiento de pertenecer a grupos con igualdad de origen, destino, aspiraciones comunes y demás aspectos que fundamentan su identidad, o simplemente por el hecho de pertenecer a la especie humana. La solidaridad implica interdependencia y ayuda mutua entre los miembros de un mismo grupo, o entre grupos heterogéneos, por razones históricas, sociales, políticas o culturales.


También debe procurar, una vida social más justa e igualitaria, que evite el conflicto entre las clases, la desproporcionada repartición de la riqueza, el hambre, la ignorancia, y demás tareas que le son propias. Seria muy larga la enumeración de acciones solidarias del Estado, pero no debemos olvidar que la solidaridad es esencialmente recíproca y, por tanto, en todos estos asuntos queda implícita a su vez la respuesta y participación que moralmente estamos obligados a dar.

• Filosofía La filosofía no puede entenderse sólo como una reacción espontánea o natural de los hombres. Por naturaleza, el hombre tiene la curiosidad de saber. Esta curiosidad por saber no es por sí misma filosófica, como tampoco lo son las preguntas infantiles, ni lo era la curiosidad, que pudiera experimentar un Australopithecus cuando salía de la cueva. Los orígenes de la filosofía occidental se remontan a la Grecia clásica. Etimológicamente, la palabra filosofía, acuñada por los griegos, significa amor a la sabiduría. De acuerdo con Nicola Abbagnano, la palabra filosofía aparece como nombre de una indagación No se encuentra todavía en Homero ni en Hesíodo. A los sietes sabios se les llama sofistas, y sofista se llamaba a Pitágoras. Herodoto usa la palabra en su significado etimológico cuando hace decir al rey Creso dirigiéndose a Solón: "He oído hablar de los viajes que filosofando has emprendido para ver muchos países". Y Tucídides hace decir a Pericles de sí mismo y de los atenienses: "Amamos lo bello con sencillez y filosofamos sin timidez". Aquí el vocablo no se refiere a una disciplina específica. (Abbagnano, Nicola: Historia de la Filosofía., Barcelona, Montaner y Simon, 1955, pág. 4.)

Según Cicerón, quien usó por primera vez la palabra filosofía fue Pitágoras. Él comparaba la vida con los festejos de Olimpia en los que algunos eran negociantes, otros sólo iban para concursar, otros por divertirse y otros por curiosidad. A estos últimos los llamó filósofos. Otra fuente del origen de la palabra filósofo indica que Heráclito, al referirse a los indagadores, los llamaba filósofos. Es necesario que los hombres filósofos sean buenos indagadores de muchas cosas (Ibid., pág. 5).


Indagación fue el primer significado de filosofía, que hacía parte de un saber encaminado a un aprender más allá de las apariencias. Por su parte, Platón le daba la denominación de filosofía al conjunto de disciplinas tales como la Geometría, la música, y otras que se encaminaban a su función propedéutica. La filosofía se contraponía a la sofía —muy propia de las deidades—, y también a la dóxa, vale decir, a la mera opinión del vulgo. Filosofía como actitud. Conceptos prácticos La intervención genial de Sócrates en la historia del pensamiento occidental consiste en comprender lo que estaba sucediendo y seguidamente definir sus consecuencias. Con él comenzó el período conocido como la ilustración helénica. De acuerdo con la descripción que Platón nos ofrece de Sócrates, Sócrates defendió que la felicidad depende de la virtud, y que a su vez la virtud depende del conocimiento. Sólo el que sabe qué es la justicia puede verdaderamente ser justo y obrar justamente. Filosofía como forma de vida Lo que otros pensaron lo materializaron en fórmulas que pesan sobre nosotros. Así, la palabra filosofía aquí no significa para nosotros el intelectualismo socrático o cualquier otra concepción filosófica, sino el nombre de una tarea nuestra, propia de cada uno. La filosofía en este sentido significa pensar en nuestra vida y pensar en la vida. A su vez, algunas teorías filosóficas nos servirán para comprender la vida, y tratar de buscar alguna explicación a los problemas cotidianos que la vida siempre nos impone. Nos explica el movimiento, las causas y consecuencias. Nos sirve como guía ante situaciones difíciles. Filosofía como conocimiento La cultura griega, al igual que todas las culturas y su entorno, contaba con una gran abundancia de narraciones míticas mediante las cuales explicaba el origen de los fenómenos naturales y también de las instituciones humanas. La tarea del filósofo griego consiste en buscar una explicación racional frente la explicación mítica. Características de la explicación racional No recurre a divinidades o agente sobrenaturales, sino que interpreta las puertas y fenómenos naturales.


La idea de la naturaleza única, la idea de necesidad, y está a su vez la idea de ley. Una explicación racional se considerará verdadera, no por la fuerza de la tradición y autoridad, sino por la fuerza de los argumentos en que se base. Cualquier explicación racional puede ser sometida a críticas siempre que sea aduciendo argumentos y pruebas. Filosofía como historia de la filosofía Desde su aparición en Grecia hasta nuestros días, la filosofía se ha ocupado sustancialmente de las mismas cuestiones. Puede decirse que se trata de cuestiones permanentes de la filosofía, ya que se refieren a formas permanentes de la experiencia humana. Que sean permanentes no significa que estos cuestiones sean intemporales, ajenas al tiempo y a la historia. Su planteamiento y respuestas adquieren formas distintas a lo largo la historia. Todo esto pone de manifiesto que la reflexión filosófica debe atender a la situación histórica efectiva en que nos encontramos. En Historia de la Filosofía se puede encontrar la historia de la filosofía de forma muy detallada. Filosofar Existen distintos modos de "hacer filosofía". La llamada filosofía continental difiere de la filosofía analítica en en cómo filosofan. Rilósofos de distintas corrientes niegan quizás el modo de hacer filosofía que no sea el suyo y afirmarán que "lo otro" no es filosofía. Las diversas corrientes de filosofía continental atienden a la historia de la Filosofía y dialogan con la tradición. Por ejemplo, los filósofos continentales estudian a Aristóteles, Kant, Hegel o Nietzsche y, partiendo de esa tradición (o conjunto de tradiciones), hacen reflexiones, proponiendo visiones del mundo o del pensamiento. La filosofía continental se hace sobre todo en países como Alemania o Francia, aunque en los Estados Unidos existe una fuerte tendencia en esta tradición. Los temas comunes de la Filosofía continental son la epistemología, la Historia de la Filosofía, la Ética y la Estética, por citar algunos. La Filosofía analítica nace con Gottlob Frege a finales del Siglo XIX. Dicha corriente tiene la mayoría de sus seguidores en Gran Bretaña, los Estados Unidos y Australia, aunque hoy en día existen importantes grupos de filósofos analíticos en España, Francia, Italia y otros países. La Filosofía analítica, tradicionalmente, se ha ocupado de temas como la Filosofía de las matemáticas, la Filosofía de la Ciencia o Epistemología, la Filosofía de la mente, la Lógica, la Filosofía del lenguaje y, en algunos casos, Ética. Una característica sobresaliente es que los filósofos de esta corriente aceptan unas reglas del juego comunes para todos. Un


ejemplo ayudará a comprender esto. En la Filosofía del lenguaje, dentro de la corriente analítica, hoy en día todos aceptan que la Teoría de la referencia directa es la teoría dominante a la hora de explicar el problema del significado. Los filósofos que atacan esta teoría dominante lo hacen argumentando fallos en dicha teoría, como por ejemplo, el problema de los nombres vacíos (empty names). Los filósofos analíticos no sólo aceptan unos métodos comunes, sino que publican en las mismas revistas (por ej. Mind, Ethics, etc.). En definitiva, la Filosofía analítica tiene mucho que ver con los métodos científicos. Filosofía de la naturaleza En toda la primera etapa de la filosofía antigua, hasta antes de los sofistas, el problema central de que se ocupan los filósofos es la naturaleza; por eso, Aristóteles habría de llamarlos los físicos, los investigadores de la naturaleza. Lo que distingue a estos primeros filósofos de otros intentos anteriores por explicar el origen del cosmos fue que su explicación la fundan sobre un principio natural, y no sobre un principio mágicamente revelado, mítico o religioso, como se había hecho hasta entonces. Con ellos nace la convicción de que es posible conocer la realidad por medio de la razón (convicción que se mantiene hasta nuestros días), Pero para Aristóteles, el universo era único, esférico, perfecto, finito en el espacio, pero no en el tiempo, cada una de sus regiones tiene sus propias leyes. Esto es uno de los argumentos en que la filosofía de la naturaleza del renacimiento desmiente enfrentándose a la Iglesia por que ellos creían que el universo era infinito y autosuficiente en donde la tierra no ocupa posición privilegiada alguna. Además ellos defendían la posición del Sol como el centro del universo (heliocentrismo) y no a la tierra en el centro de este como suponía el Aristotelismo medieval (geocentrismo). Uno de los que defendían esta posición era Giordanno Bruno. Él era el primer panteísta y creía que Dios era todo el universo y no una personalidad. Pensador neoplatónico y radicalmente antiaristotélico, concibe un universo infinito, uno e inmóvil, que anticipa la concepción de la sustancia única. Considera Dios como causa interna de los fenómenos de la naturaleza y mantiene una visión heliocéntrica del universo. Afirma la existencia de múltiples sistemas solares que surgen y desaparecen en ese universo que se desarrolla como un “organismo vivo”, animado por el alma del mundo. Otro filósofo de la naturaleza es Spinoza. Para Spinoza la base de todo su pensamiento lógico es la causa sui, es decir, una realidad que es origen de sí misma y a la vez de todas las cosas, que tiene por ello una existencia independiente. Esta "sustancia" es, por tanto, equivalente a Dios, es decir, aquello que existe por sí mismo y creador de toda realidad que es, a la vez, Él mismo. Dios y el mundo, esto es, su creación, son idénticos, dando lugar a un panteísmo.


Él también concibe un universo infinito e inmóvil en donde Dios es la causa de todo. Spinoza afirma la existencia de una sola sustancia, aquello que no necesita otra cosa para existir. Esta definición solo correspondería a una sustancia infinita, Spinoza llama a esto Dios o la naturaleza (Deus sive natura). Galileo y Kepler también participaron en este dilema del universo y de la tierra como centro del universo, aportando en gran medida con sus teorías y experimentos sobre las lunas de Júpiter, el movimiento de los planetas, las fases de Venus y el telescopio, a la filosofía de la naturaleza, ya que ellos afirmaban el heliocentrismo que creían estos filósofos. El alma del mundo Para la filosofía de la naturaleza esta expresión es muy importante. Se ha usado la expresión 'alma del mundo' para designar la totalidad del universo concebido como organismo, o «la forma» de este universo. La idea de un alma del mundo surgió tempranamente en la filosofía griega., la suposición de que todo está entrelazado llevó a algunos a admitir un alma en el mundo. La explicación platónica del origen del alma del mundo se debió a la observación de la naturaleza y no de algo mítico. Según algunos autores, el cuerpo del mundo está envuelto por su alma; pero, a la vez, el alma del universo se halla en cada una de las cosas de éste, no parcial y fragmentariamente, sino de un modo total y completo. Los debates habidos en las escuelas filosóficas antiguas, debates que, bajo distinta forma, se reproducen en todos aquellos momentos de la historia del pensamiento en que lo orgánico «desplaza» a lo mecánico, se centraron particularmente en los estoicos y los neoplatónicos. Unos concebían, en efecto, esta alma del mundo de un modo muy cercano a lo material; el corporalismo de los estoicos no podía dejar de influir sobre su idea del alma cósmica. En efecto, si el mundo es un ser viviente, racional, animado e inteligente «en el sentido de una sustancia animada dotada de sensación» esta tendría una muerte. Otros, en cambio, identificaban esta alma del mundo con la razón o bien hacían de ella, como los neoplatónicos, una de las hipóstasis de la unidad suprema. El alma del mundo quedaba entonces desligada de esta unidad; aunque estrictamente subordinada a ella, no podía tampoco confundirse con la unidad primera. El alma del mundo quedaba entonces desligada de esta unidad; aunque estrictamente subordinada a ella, no podía tampoco confundirse con la unidad primera. La confusión del alma del universo con el primer principio es, en cambio, propia de las tendencias que podrían calificarse de «panteísmo organológico». Desde el momento en que se niega, consciente o inconscientemente, la trascendencia del primer principio, aparece el alma del mundo como lo que religa


la totalidad del universo, como lo que expresa esta misma totalidad, o como la propia totalidad en cuanto única realidad existente. Aquí vemos una distinción fundamental entre dos nociones del alma cósmica: la que la convierte en mera expresión de un organismo que es el universo entero, a la vez subordinado a un primer principio, y la que la identifica con este mismo principio, es decir, la que convierte en Dios el alma del mundo. Distinción que casi nunca se hace, cuando menos explícitamente, en los sistemas de la filosofía, donde justamente suele abundar la transposición de uno de dichos conceptos al otro. Así ocurre, por ejemplo, con la especulación sobre el alma del mundo en los pensadores del Renacimiento (Agrippa, Paracelso, algunos místicos, sobre todo Bruno) y en románticos como Schelling, Bruno tiene conciencia de esta oposición y en ocasiones la declara, pero con el fin de eludir el panteísmo funde a veces las dos nociones en un solo concepto del alma del mundo, que es a la vez la divinidad y el principio orgánico del universo. Análogamente, Schelling, que procura eludir las acusaciones de panteísmo señalando que entiende a Dios a la vez como persona y como indiferencia de opuestos, indica que el alma del mundo es lo que religa en una unidad orgánica elementos del universo que, vistos desde fuera y fragmentariamente, pertenecen al reino de lo mecánico e inorgánico, pero señala también que es última expresión y aun realidad última de dicho universo. El alma del mundo se convierte entonces en un concepto que tiende a unificar el personalismo y el impersonalismo en la idea de lo divino, que procura tender un puente entre el teísmo religioso y el panteísmo filosófico, y por eso el alma del mundo puede ser simultáneamente, no obstante la frecuente distinción que se establece entre ella y la persona divina, principio, sentido y finalidad de un universo que es concebido siempre como un organismo. Panteísmo Con todo esto del Alma Cósmica o alma del mundo, los filósofos de la naturaleza se acercaron más y más a una perspectiva panteísta del mundo y creían en la naturaleza como al mismo Dios. Veamos la definición. El panteísmo es una doctrina que identifica el universo (en griego pan, todo) con Dios (griego, theos). La reflexión debe partir de un conocimiento de la realidad divina y después especular sobre la relación entre lo no divino y lo divino. A este punto de vista suele denominarse panteísmo acósmico. A la inversa, cuando la reflexión empieza desde una percepción de toda realidad finita, de las entidades cambiantes, y da el nombre de Dios a su totalidad se denomina panteísmo cósmico. La Naturaleza


Acerca de la naturaleza, estos filósofos sostuvieron la idea de que ésta estaba animada y que poseía una especie de alma cósmica, de modo que todos los seres, tanto vivos como los inanimados, son entendidos como una manifestación de este organismo. Nos acercamos así a una perspectiva panteísta, es decir, a una concepción donde Dios se identifica con la totalidad, con la naturaleza, no siendo nada distinto a ella como pudimos aprender en la página anterior. Bruno y Paracelso son algunos filósofos de la naturaleza que plantean este problema. Ellos en conjunto de otros filósofos como Voltaire, Spinoza, Jacobi, Hegel, Kepler, Galileo, Telesio, etc. Mantendrán varias ideas acerca de la naturaleza y su posición. Ley Natural En la ley natural, estos filósofos demostraron por medio de la observación los movimientos de la naturaleza. Ellos veían que la naturaleza se movía por sí sola; por ejemplo las lluvias, los terremotos, el giro de los planetas, los cambios de los mares, los seres en acto y en potencia; y concluyeron que debía existir una Ley Natural realizada por la misma naturaleza. En este pensamiento, ellos pensaron que la naturaleza tenía vida propia y llegaron a pensar en un alma cósmica que todo lo mueve. En el ejemplo del sistema planetario, vemos cómo todos los movimientos que acontecerán en el futuro están predeterminados de un modo inevitable, no sólo los eclipses de Luna y de Sol pueden ser preestablecidos matemáticamente, sino que también pueden serlo los menores detalles en el transcurso de los movimientos de los planetas, los satélites o los planetoides. Sin embargo este ejemplo, si lo consideramos como modelo de una idea de toda la naturaleza expresado científicamente, nos permite suponer que —por lo menos, dentro de una lógica clara— es imaginable que la naturaleza exista ella sola por sí misma, pudiendo realizar el proceso normal y lógico de todos sus fenómenos dentro de una predeterminación continuada, sin tener necesidad de ningún gobierno divino del mundo. Viendo matemáticamente la función de la tierra y el cielo, estos filósofos de la naturaleza en la época de los grandes matemáticos franceses demostraron definitivamente que el sistema planetario puede servir como modelo para esta radical concepción de una naturaleza que se basta a sí misma: una naturaleza cerrada, de un modo ininterrumpido y originario, en ella misma. La construcción de su sistema parte del dogma de la creación operada por un ser eterno e infinito, tanto en sapiencia como en bondad y en poder; siendo así, la creación debe tener un fin y estar regida por una ley, a la que llama ley suprema del orden, que tiene cuatro manifestaciones: la ley lógica, la física, la moral y la jurídica. Entonces para la filosofía de la naturaleza, este dogma es de suma importancia para sus ideas y lo utiliza para apaciguar a la Iglesia que en esa


época no permitía ciertas ideas como el geocentrismo. La ley natural es el pilar de este movimiento y la base de todas sus explicaciones referentes al alma de la naturaleza y la autosuficiencia de ella. De ese modo la ley natural sería una ley previa al hombre mismo, universal e inmutable por semejanza a las leyes físicas o químicas cuya validez universal se puede verificar científicamente, del mismo modo la ley natural es accesible mediante la razón. Naturalismo Con el tiempo se creó el naturalismo que viene siendo la doctrina filosófica que sólo reconoce la existencia de la realidad natural, defendiendo, en consecuencia, un monismo metafísico. En función de la interpretación que se tenga de la naturaleza, el naturalismo puede plasmarse en un materialismo mecanicista (como en Demócrito de Abdera) o en un panteísmo vitalista (al estilo de los estoicos). El naturalismo volverá a desarrollarse con fuerza en el Renacimiento (Bruno, Campanella, Telesio) y en la época moderna (mecanicistas y empiristas), siendo numerosos los sistemas bajo los que se presenta. Filosofía Moderna En la época actual, se crea un énfasis en el concepto del ser hombre y el que hacer como este. Debido a los consecuentes avances tecnológicos, los cuales muestran un nuevo dominio sobre la naturaleza, se llevó el cuestionamiento antropológico a un ámbito mayormente racional. La filosofía moderna busca basarse en el razonamiento. La Filosofía de la ciencia La filosofía filosofía de la ciencia es la investigación sobre la naturaleza de la práctica científica. Se ocupa de saber cómo se desarrollan, evalúan y cambian las teorías científicas, y de si la ciencia es capaz de revelar la verdad de las entidades ocultas y los procesos de la naturaleza. Son filosóficas las dos proposiciones básicas que nos permiten construir la ciencia: La naturaleza es regular, uniforme e inteligible. El hombre es capaz de comprender la inteligibilidad de la naturaleza. Estos dos presupuestos metafísicos no son cuestionados en la actualidad. Lo que intenta la filosofía de la ciencia es explicar cosas como: la naturaleza y la obtención de las teorías y conceptos científicos; la relación de éstos con la realidad; cómo la ciencia explica, predice y controla la naturaleza;


los medios para determinar la validez de la información; la formulación y uso del método científico; los tipos de razonamiento utilizados para llegar a conclusiones; las implicaciones de los diferentes métodos y modelos de ciencia. Gran parte de la filosofía de la ciencia es indisociable de la epistemología, la teoría del conocimiento, un tema que ha sido considerado por casi todos los filósofos. Algunos científicos han mostrado un vivo interés por la filosofía de la ciencia y unos pocos, como Galileo Galilei, Isaac Newton y Albert Einstein, han hecho importantes contribuciones. Numerosos científicos, sin embargo, se han dado por satisfechos dejando la filosofía de la ciencia a los filósofos, y han preferido seguir haciendo ciencia en vez de dedicar más tiempo a considerar cómo se hace la ciencia. Dentro de la tradición occidental, entre las figuras más importantes anteriores al siglo XX destacan Aristóteles, René Descartes, John Locke, David Hume, Immanuel Kant y John Stuart Mill. La filosofía de la ciencia no se denominó así hasta la formación del Círculo de Viena, a principios del siglo XX. En la misma época, la ciencia vivió una gran transformación a raíz de la teoría de la relatividad y de la mecánica cuántica. En la filosofía de la ciencia actual las grandes figuras son sin lugar a dudas Karl Popper, Thomas Kuhn, Imre Lakatos y Paul Feyerabend. En sentido estricto, el inicio de la Historia de la Filosofía occidental se sitúa en Grecia hacia el siglo VII adC, en las colonias de Jonia y suele considerarse como primer filósofo a uno de los Siete sabios de Grecia, Tales de Mileto, que fue además astrónomo y matemático. Los grandes períodos en los que se suele dividir la Historia de la Filosofía occidental no son absolutamente precisos, ya que el pensamiento filosófico no ha seguido una evolución lineal, sino en bucle; con avances y retrocesos. La filosofía griega abarca desde el siglo VII adC hasta el siglo III adC; pero su influencia se ha prolongado hasta nuestros días, debido sobre todo al pensamiento y la escuela de Platón y Aristóteles (siglo IV adC). La principal característica de la filosofía griega es el esfuerzo de la razón humana por explicar todos los fenómenos cósmicos y humanos mediante análisis y argumentos racionales sin acudir a explicaciones de carácter mítico o religioso. El período del pensamiento cristiano dominó en Occidente desde el siglo I hasta el Renacimiento (siglo XV). Las figuras principales del pensamiento cristiano y católico que más han influido en la cultura han sido Agustín de Hipona y Tomás de Aquino. La característica principal de este período fue la subordinación del pensamiento filosófico a la Teología católica, poniendo toda la cultura humana al servicio del catolicismo y de la Iglesia.


El período de la Filosofía moderna se inaugura con Descartes en el siglo XVI y se centra, sobre todo, en la reflexión sobre el conocimiento y sobre el ser humano. La revolución científica que propició la aparición de la filosofía moderna y que va desde el siglo XV al XVII fue uno de los impulsos renovadores más importantes de la historia cultural de Occidente y de toda la Humanidad. Otro de los movimientos filosóficos más importantes fue la Ilustración de los siglos XVII y XVIII en Europa. Los filósofos ilustrados que más contribuyeron a la evolución filosófica de Occidente fueron Hume y Kant, que situaron el esfuerzo de la razón humana dentro de los límites del empirismo y del racionalismo. Los orígenes Si entendemos filosofía en su acepción etimológica de amor por el saber, entonces es altamente probable que todos los seres humanos sean filósofos, en el sentido de que todos nos planteamos las grandes preguntas sobre la vida. Sin embargo, la filosofía entendida como un conjunto de escuelas o de pensamientos más o menos abstractos, encuentra lugar en varias regiones y culturas distintas. De esta manera, en antigua China destacan las figuras de Confucio, Lao Tzu y Mencio, mientras que en la India son importantes Buda y Mahavira. Antes de ello, puede considerarse a la astrología babilónica como una escuela filosófica, en tanto es una suerte de respuesta a la naturaleza del Universo. También existe una cierta vena filosófica en ciertos escritos hebreos, como por ejemplo en el Libro del Eclesiastés, en la Biblia. {hay que reescribirlo} El mundo griego anterior a la aparición de la filosofía vivía instalado en la actitud mítica. A través de los mitos el hombre conseguía dar una explicación a los distintos acontecimientos de su vida. Y aunque los dioses son arbitrarios en su conducta, se pueden controlar mediante ritos y plegarias. El gran acontecimiento espiritual que inician los griegos entre los siglos VII-VI a. C. consiste en intentar superar esta forma de estar ante el mundo con otra forma revolucionaria que apuesta por la razón como el instrumento de conocimiento y de dominio de la realidad. No obstante no hay que creer que la actitud mítica no desaparece completamente a partir de esta fecha, más bien ocurre que son unas pocas personas las que viven en el nuevo y revolucionario modo de pensar, y que éste poco a poco se va haciendo más universal. Aún más la actitud mítica todavía no ha desaparecido en nuestra época.


Así, pues, frente a la explicación mítica del mundo aparece en el año 625 a. de C. la actitud racional. Los griegos descubren que las cosas del mundo están ordenadas siguiendo leyes. El mundo es un COSMOS, no un Caos, por lo que un cuerpo no se manifiesta primero de una manera y luego de otra completamente distinta, sino que en su manifestación hay cierto orden, según su Esencia o Naturaleza. Así, pues, la filosofía nace con el paso del mito al logos” MITO------IMAGINACIÓN-----ARBITRARIEDAD----CAOS LOGOS-----RAZÓN----------NECESIDAD------COSMOS Con los griegos aparece por primera vez el pensamiento en todas sus manifestaciones (ciencia, filosofía, matemática). Las cuestiones filosóficas fundamentales, y las posibles soluciones que se pueden dar a ellas, ya se encuentran en la filosofía griega, y en gran medida en Platón. Lo característico de la filosofía griega fue su preocupación por comprender el ámbito de la Naturaleza, el cual podemos alcanzar o por el uso de los sentidos, o mediante el uso de la razón. Los primeros filósofos, que son anteriores a Sócrates, se les llama presocráticos y descubren el carácter ordenado, legal y racional del mundo, y en el hombre un instrumento que ha de servir tanto para el conocimiento como para la vida práctica (moral y política): la razón. Filosofía griega Filosofía presocrática I. FILOSOFÍA COSMOLÓGICA' (presocráticos): preocupación por el tema del arché (VII-V a. C.) A. FILÓSOFOS MONISTAS: Los filósofos monistas consideran que a la base de toda la realidad se encuentra un único principio. En este grupo habría que incluir a los filósofos de Mileto (Tales, Anaximandro y Anaxímenes), Heráclito y Parménides; 1. Escuela milesia (también milésica o jónica) a) Tales (fundador:625 a. C.): agua b) Anaximandro (610-547 a. C.): ápeiron c) Anaxímenes (586-528 a. C.): aire 2. Escuela de Éfeso: Heráclito (504 a. C.): fuego, reivindicación del devenir 3. Escuela de Elea: a) Jenófanes de Colofón (530 a. C.): crítica al antropomorfismo religioso b) Parménides (540-450 a. C.): defensa del ser como inmutable y eterno c) Zenón de Elea (450 a. C.): aporías en contra de la multiplicidad y el cambio B. FILÓSOFOS PLURALISTAS:


1. Escuela pitagórica Pitágoras (fundador del pitagorismo) Alcmeón Filolao Hipaso Hipócrates de Quíos Arquitas de Tarento 2. Empédocles: (450 a.C.): agua, aire, tierra y fuego; Amor y Odio 3. Anaxágoras (499-428 a. C.): homeomerías; Noûs 4. Escuela atomista: los átomos; mecanicismo a) Leucipo (440 a. C.) b) Demócrito (460-370 a. C.) II. FILOSOFÍA ANTROPOLÓGICA: el hombre como preocupación básica (V a. C.) A. Movimiento sofista: escepticismo y relativismo 1. Protágoras de Abdera (485-410 a. C.) 2. Gorgias de Leontini (485-380 a. C.) B. Sócrates (469-399 a. C.): intelectualismo moral y objetivismo

III. FILOSOFÍA GLOBALIZADORA Y SISTEMÁTICA: preocupación por todos los temas filosóficos, por la realidad en su conjunto (IV a. C.) A. Platón (427-347 a. C.): las Ideas y el conocimiento objetivo B. Aristóteles (384-322 a. C.): la Physis; eudemonismo

IV. FILOSOFÍA HELENÍSTICA: preocupación por los temas morales, búsqueda de la manera de ser feliz (finales del siglo IV al siglo II a. C.)


A. Estoicismo: la virtud como bien supremo; la apatía Zenón de Citio (341-261 a. C.) B. Epicureísmo: hedonismo Epicuro de Samos (341-270 a. C.) C. Escepticismo: escepticismo Pirrón de Elis (365-275 a. C.) Filosofía clásica Filosofía correspondiente al llamado Siglo de Pericles, momento en que esta disciplina llega a su máximo apogeo en el mundo griego. Sócrates

Platón (realista y fundador de la Academia)

Aristóteles (fundador del Liceo)

Filosofía helenística También llamada alejandrina o posaristotélica. Se trata de la filosofía que florece durante el Período helenístico. Académicos Continuadores de la Academia platónica.


Peripatéticos Continuadores del Liceo aristotélico. Teofrasto Estratón de Lampsaco Aristoxeno Satiro Eudemo de Rodas Andronico de Rodas

Estoicos (antigua y media Estoa) Zenón de Citio (fundador del estoicismo en la Estoa) Aristón de Quíos Cleantes Crisipo Panecio Posidonio

Epicúreos Epicuro (fundador del epicureísmo en el Jardín y también atomista)

Escépticos Pirrón (fundador del escepticismo) Sexto Empírico


Cínicos Diógenes de Sinope (fundador del cinismo) Crates de Tebas Hiparquía Megarenses o Megáricos

Cirenaicos Aristipo de Cirene

Helenismo judío Filón de Alejandría Vida contemplativa

Neoplatonismo Plotino

Filosofía romana Si bien la existencia de esta denominación es aún tema de debate entre los eruditos (cf. Pierre Grimal: "¿Existe una Filosofía romana?"), lo cierto es que entre los romanos estaban muy difundidas las ideas del estoicismo, el epicureísmo y de los académicos. De hecho, muchos pensadores de este período eran más bien eclécticos. El caso paradigmático, en este sentido, es Cicerón. Estoicos (nueva o tardía Estoa) Séneca Marco Aurelio Epicteto


Cicerón (parcialmente)

Epicúreos Lucrecio

Académicos Cicerón (parcialmente)

Boecio

Filosofía medieval En la medida en que el pensamiento medieval estaba dominado por la Fe cristiana, la Filosofía pierde su antigua autonomía y deviene ancilla Theologiae, vale decir, pasa a estar subordinada a la Teología.

Patrística Patrística griega San Clemente Romano San Justino mártir Clemente de Alejandría Orígenes San Gregorio de Nisa San Ireneo


San Hipólito

Patrística latina San Agustín Tertuliano Lactancio

Escoto Erígena (Scoto Eriúgena)

San Anselmo (de Canterbury o Aosta) Escolástica Duns Scoto (voluntarista) Tomás de Aquino San Buenaventura Guillermo de Ockham (voluntarista y nominalista) Francisco Suárez

Nicolás de Cusa

Filosofía renacentista Petrarca


Lorenzo Valla Coluccio Salutati Leonardo Bruni Leon Battista Alberti Erasmo de Rotterdam Michel Montaigne Marsilio Ficino Pico della Mirandola Pietro Pomponazzi Tomás Moro Tomás Campanella Francis Bacon Giordano Bruno Galileo Galilei

Filosofía moderna Filosofía política La caída del antiguo orden medieval da lugar al surgimiento de distintos pensadores políticos. Nicolás Maquiavelo Segunda Escolástica Jean Bodin Thomas Hobbes

Montaigne


Racionalismo Descartes y el cartesianismo (también innatistas) Spinoza (también panteísta monista) Leibniz (también optimista) Pascal [editar] Empirismo Locke Hume

Moralistas franceses

Ilustración Voltaire Montesquieu Rousseau [editar] Idealismo Berkeley Kant Fichte Schelling Hegel Schopenhauer (también pesimista)


Utilitarismo Bentham Mill

Irracionalismo Además de su actitud irracionalista, estos filósofos tienen en común su rebelión contra las formas académicas de hacer filosofía, vale decir, a la manera de Kant o Hegel, por ejemplo. Kierkegaard Schopenhauer (discutible, al igual que su voluntarismo) Mainländer (pesimista)

Materialismo histórico Marx

Filosofía contemporánea Filosofía analítica Russell Carnap Wittgenstein Kripke Nagel Putnam


Rorty Círculo de Viena Escuela de Berlín [editar] Filosofía continental Bergson

Fenomenología Husserl Merleau-Ponty (parcial) Heidegger (discutible)

Existencialismo y Filosofía de la existencia (que difieren) Ateo Camus Heidegger (discutible) Sartre Simone de Beauvoir (parcial) Merleau-Ponty Cristiano Jaspers Marcel

Filosofía posmoderna Bajo esta categoría caen todos aquellos filósofos que le han dado origen a la posmodernidad. Nietzsche


Deleuze Derrida (deconstruccionista) Foucault Cioran (pesimista) • Economía Origen de la Palabra Economía Economía se designaba a la administración de una casa, es decir al manejo de los recursos de los que disponía una familia para garantizar su supervivencia y alcanzar con ello un mejor nivel de vida. En las sociedades rurales los recursos limitados se refieren principalmente a la tierra y a sus capacidades productivas como: agricultura y ganadería Se entiende también que estas comunidades indígenas basan parte de sus economía en las labores domésticas. Para los antiguos griegos la economía significaba arreglar, administrar y ordenar, etimológicamente significa sustantivo, oikos = casa / adjetivo, no os =administrar / aikosnomos = administrar una casa. Aristóteles utilizó el término economía para designar el estudio de la administración de los bienes de una familia, de sus ingresos y de sus egresos, pero además considero que en un estado o país el gobierno debe administrar los recursos del estado por lo tanto, dedujo que había tantas economías como formas de gobierno. Concepto de Economía Es el estudio de como los individuos o sociedades deciden emplear sus recursos para satisfacer sus necesidades (son limitados en base a nuestros ingresos) y responden a 3 preguntas básicas: ¿qué producir? ¿cómo producir?


¿para quién? Importancia de la Economía Esta radica en la posibilidad de conocer, analizar y prever fenómenos o situaciones que permitan un sano desarrollo de un sistema económico. Radica también en manejar eficientemente todos los recursos disponibles para satisfacer las necesidades básicas. En todo sistema económico la adecuada administración de los recursos llevará a una eficiencia y a un mejor desarrollo económico. *SECRETARIAS DE ESTADO, MÉXICO* Secretaría de agricultura, ganadería, desarrollo rural, pesca y alimentación (SAGARPA) Secretaría de comunicaciones y transportes (SCT) Secretaria de desarrollo social (SEDESOL) Secretaría de la función Pública (SFP) Secretaría de economía (SE) Secretaría de educación pública (SEP) Secretaría de energía (SENER) Secretaría de gobernación (SEGOB) Secretaría de hacienda y crédito público (SHCP)


Secretaría de la defensa nacional (SEDENA) Secretaria de la reforma agraria (SRA) Secretaria de marina armada de México (SEMAR) Secretaría de salud (SSA) Secretaría de seguridad pública (SSP) Secretaría de turismo (SECTUR) Secretaría del trabajo y previsión social (STPS) ECONOMÍA POLÍTICA Concepto En la antigüedad los griegos se preocuparon en la buena administración de los recursos del estado para proveer a los ciudadanos de sus necesidades, durante la edad media fue olvidada y apareció nuevamente en 1615 en una obra “Tratado de Economía” de Antonio de Montchretien. Para Adam Smith la economía política era el estudio de la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones. Consideraba que el estado debía enriquecerse para tener un mayor prestigio y una mayor capacidad bélica. En el siglo XX la política económica se integra como una ciencia social. Objeto de la Economía Política La economía política estudia las relaciones de producción, la base de la sociedad y su acción mutua con la ideología de las instrucciones políticas y los sistemas jurídicos.


Relación = Producción Producción 2.3 Importancia de la Economía Política Es una ciencia histórica que trata de la producción material y de las leyes económicas en un modo de producción. Las leyes económicas expresan los fenómenos y procesos económicos. Las leyes económicas rigen el desarrollo económico de una sociedad. Las leyes económicas son hechas por el hombre y se apoyan en ellas para cambiar las condiciones económicas Las leyes económicas tienen un carácter de clase: la clase avanzada promulga leyes económicas para impulsar su desarrollo económico. La economía política investiga leyes de cada fase de desarrollo de la producción y se di e entonces que el desarrollo esta ligado a la economía. La economía política estudia los diferentes tipos de relaciones de producción HISTORIA DEL PENSAMIENTO ECONOMICO Durante ya más de un siglo, la economía ha sido impulsada y practicada comúnmente como una ciencia, según el modelo de la física y las matemáticas. No siempre fue así. Desde el trabajo pionero de Adam Smith, en el último tercio del siglo dieciocho, hasta mucho tiempo después de la aparición del Principles of Political Economy de John Stuart Mill, en 1848, se consideraba a la economía como una rama de la filosofía moral cuyo objeto principal era una dimensión de la filosofía del hombre muy poco desarrollada en las generaciones anteriores. Parece difícil creerlo, pero antes de Smith ningún autor clásico se había preguntado: "¿Cuál es la causa de la riqueza de las naciones?" La visión prevaleciente era: "Los pobres siempre estarán contigo". No había nacido aún la perspectiva moral de eliminar el flagelo de la pobreza de la vida humana.


Con el transcurrir del siglo veinte, los economistas ortodoxos se sintieron cada vez más atraídos por el modelo científico, y en particular por la fuerza y la belleza de las matemáticas. En consecuencia, la economía como disciplina llegó a parecer algo distante de la persona humana: del sujeto activo que está en su base. En cambio, las dos ideas que guían al Centro para el Personalismo Económico son, primero, que la ciencia económica se asienta mejor en una comprensión plena del sujeto que en la del homo economicus; y segundo, que la antropología filosófica cristiana nos provee una versión especialmente fecunda. Este enfoque resulta enormemente útil para los más de dos mil millones de cristianos que habitan este planeta. Gregory Gronbacher propone al personalismo económico como "una ciencia de la moral de los mercados". Se basa en la obra señera de los pensadores que consideran que la inspiración original de la economía es un campo perteneciente preeminentemente a la filosofía moral. Esta escuela se conoce como la Escuela Austríaca o la escuela del liberalismo clásico (uno de sus líderes, F. A. Hayek, prefería que se le llamara un "Whig"). La Escuela Austríaca prestaba una atención sostenida al sujeto activo en las actividades económicas; a los incentivos, los valores y la información; y a la elección tanto privada como pública. Las acciones comienzan por una elección, y por esto Ludwig von Mises inicia su obra clásica Human Action con este sorprendente pasaje: La elección determina todas las decisiones humanas. Al hacer su elección, el hombre no escoge sólo entre diversas cosas y servicios materiales. Todos los valores humanos est·n sujetos a la opción. Todos los fines y todos los medios, las cuestiones materiales e ideales, lo sublime y lo trivial, lo noble y lo innoble, se disponen en una sola fila y se someten a una decisión que selecciona una cosa y descarta otra. Nada de lo que los hombres desean o quieren evitar queda fuera de este arreglo en una sola escala de gradación y preferencia. La teoría moderna del valor amplía el horizonte científico y agranda el campo de los estudios económicos. GRECIA Y ROMA (PRIMERAS MANIFESTACIONES) Las cuestiones económicas han preocupado a muchos intelectuales a lo largo de los siglos. En la antigua Grecia, Aristóteles y Platón disertaron sobre los problemas relativos a la riqueza, la propiedad y el comercio. Durante la edad media predominaron las ideas de la Iglesia católica apostólica romana, se impuso el Derecho canónico, que condenaba la usura (el cobro de intereses abusivos a


cambio de efectivo) y consideraba que el comercio era una actividad inferior a la agricultura. La economía, como ciencia moderna independiente de la filosofía y de la política, data de la publicación de la obra Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (1776), del filósofo y economista escocés Adam Smith. El mercantilismo y las especulaciones de los fisiócratas precedieron a la economía clásica de Smith y sus seguidores del siglo XIX. MANIFESTACIONES ESCOLÁSTICAS DE LA EDAD MEDIA. Bueno dado a que en cualquier época de nuestra historia se ha dado la Economía, se puede decir que en la edad media, también hubo economía, tanto en la artesanía en los grandes imperios, aparte estaban la agricultura, la moneda que si no tuvo su mejor participación, también existió, es decir la economía en la edad media existió de una manera rural pero existió. El crecimiento demográfico a partir del siglo XI absteció a la vida un crecimiento de la mano de obra y producción que desarrollo el comercio entre las ciudades, nació el sistema bancario, se implementan algunas industrias. Tomás de Aquino elaboró muchos ensayos durante esta época que hablan acerca de la correcta utilización de la propiedad privada, se habla de un sistema de precios justos , todo esto deja él en varios ensayos de los que podemos nombrar “Summa Theologica y Summa Contra” Los pensadores económicos de esta época condenan la usura y concentran su atención en la transformación de instituciones medievales, reclaman salarios justos y condenan radicalmente las practicas comerciales viciosas. MERCANTILISMO El desarrollo de los modernos nacionalismos a lo largo del siglo XVI desvió la atención de los pensadores de la época hacia cómo incrementar la riqueza y el poder de las naciones Estado. La política económica que imperaba en aquella época, el mercantilismo, fomentaba el autoabastecimiento de las naciones. Esta doctrina económica imperó en Inglaterra y en el resto de Europa occidental desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII.


Los mercantilistas consideraban que la riqueza de una nación dependía de la cantidad de oro y plata que tuviese. Aparte de las minas de oro y plata descubiertas por España en el Nuevo Mundo, una nación sólo podía aumentar sus reservas de estos metales preciosos vendiendo más productos a otros países de los que compraba de ellos. El conseguir una balanza de pagos con saldo positivo implicaba que los demás países tenían que pagar la diferencia con oro y plata. Los mercantilistas daban por sentado que su país estaría siempre en guerra con otros, o preparándose para la próxima contienda. Si tenían oro y plata, los dirigentes podrían pagar a mercenarios para combatir, como hizo el rey Jorge III de Inglaterra durante la guerra de la Independencia estadounidense. En caso de necesidad, el monarca también podría comprar armas, uniformes y comida para los soldados. Esta preocupación mercantilista por acumular metales preciosos también afectaba a la política interna. Era imprescindible que los salarios fueran bajos y que la población creciese. Una población numerosa y mal pagada produciría muchos bienes a un precio lo suficiente bajo como para poder venderlos en el exterior. Se obligaba a la gente a trabajar jornadas largas, y se consideraba un despilfarro el consumo de té, ginebra, lazos, volantes o tejidos de seda. De esta filosofía también se deducía que, cuanto antes empezaran a trabajar los niños, mejor para el país. Un autor mercantilista tenía un plan para los niños de los pobres: "cuando estos niños tienen cuatro años, hay que llevarlos al asilo para pobres de la región, donde se les enseñará a leer durante dos horas al día, y se les tendrá trabajando el resto del día en las tareas que mejor se ajusten a su edad, fuerza y capacidad". Como conclusi{on esta doctrina básicamente consistía en que el Estado debia ejercer un férreo control sobre la industria y el comercio para aumentar el poder de la nación al lograr que las exportaciones superen en valor a las importaciones.. Los privilegios frente a la comunidad y al estado dieron paso a que las organizaciones de comerciantes de diferentes clases fueran las que desarrollaran a las naciones. En los países se desarrollaron brotes de nacionalismo extremos, esto llevo a grandes cambios políticos y sociales. El poder económico de una nación era calculado en la cantidad de oro, plata y demás metales preciosos que tenia en sus arcas. El mercantilismo tuvo gran éxito al estimular el crecimiento de la industria, pero también provocó fuertes reacciones en contra de sus postulados. La utilización de las colonias como proveedoras de recursos y su exclusión de los circuitos comerciales dieron lugar, entre otras razones, a acontecimientos como la guerra de la Independencia estadounidense, porque los colonos pretendían obtener con libertad su propio bienestar económico. En Inglaterra el intelectual más importante fue Gerard de Malynes y en Francia fue Colbert quien fue ministro de finanzas de Luis XIV.


LIBERALISMO ESCUELA FISIOCRATA: Esta doctrina económica estuvo en boga en Francia durante la segunda mitad del siglo XVIII y surgió como una reacción ante las políticas restrictivas del mercantilismo. El fundador de la escuela, François Quesnay, era médico de cabecera en la corte del rey Luis XV. Su libro más conocido, Tableau économique (Cuadro económico, 1758), intentaba establecer los flujos de ingresos en una economía, anticipándose a la contabilidad nacional, creada en el siglo XX. Según los fisiócratas, toda la riqueza era generada por la agricultura; gracias al comercio, esta riqueza pasaba de los agricultores al resto de la sociedad. Los fisiócratas eran partidarios del libre comercio y del laissez-faire (doctrina que defiende que los gobiernos no deben intervenir en la economía). También sostenían que los ingresos del Estado tenían que provenir de un único impuesto que debía gravar a los propietarios de la tierra, que eran considerados como la clase estéril. Adam Smith conoció a los principales fisiócratas y escribió sobre sus doctrinas, casi siempre de forma positiva Esta doctrina fue la primera que aplicó el método científico a la economía. Otros fisiócratas destacados fueron Pierre Samuel du Pont de Nemours y Victor Riqueti. Los fisiócratas se oponían a la doctrina económica imperante hasta entonces, el mercantilismo, por lo que regularon el comercio internacional para evitar la salida del país de las reservas de oro y plata. Los fisiócratas, que creían en la existencia de una ley natural, defendían una política económica de laissez-faire (o de no intervención pública en la economía) que según ellos produciría de forma natural una sociedad próspera y virtuosa, y que por tanto era favorable al librecambio. También defendían que la agricultura era el único sector productivo capaz de crear riqueza, mientras que el comercio y la industria tan sólo permitían la distribución de esta riqueza; los fisiócratas estaban en contra de las políticas de comercio internacional mercantilistas, favorecedoras del proteccionismo. Los fisiócratas alcanzaron su mayor influencia política cuando Anne Robert Jacques Tourgot, uno de sus partidarios, fue nombrado ministro de Economía en Francia en 1774. ESCUELA CLASICA Como cuerpo de teoría económica coherente, la economía clásica parte de los escritos de Smith y continúa con la obra de los economistas británicos Thomas


Robert Malthus y David Ricardo; y culmina con la síntesis de John Stuart Mill, discípulo de Ricardo. Aunque eran frecuentes las divergencias entre los economistas clásicos que hubo en los 75 años que van desde la publicación de Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones de Smith (1776), hasta los Principios de economía política de Mill (1848), los economistas pertenecientes a esta escuela coincidían en los conceptos principales. Todos defendían la propiedad privada, los mercados y creían, como decía Mill, que "sólo a través del principio de la competencia tiene la economía política una pretensión de ser ciencia". Compartían la desconfianza de Smith hacia los gobiernos, y su fe ciega en el poder del egoísmo y su famosa "mano invisible", que hacía posible que el bienestar social se alcanzara mediante la búsqueda individual del interés personal. Los clásicos obtuvieron de Ricardo el concepto de rendimientos decrecientes, que afirma que a medida que se aumenta la fuerza de trabajo y el capital que se utiliza para labrar la tierra, disminuyen los rendimientos o, como decía Ricardo, "superada cierta etapa, no muy avanzada, el progreso de la agricultura disminuye de una forma paulatina". El alcance de la ciencia económica se amplió de manera considerable cuando Smith subrayó el papel del consumo sobre el de la producción. Smith confiaba en que era posible aumentar el nivel general de vida del conjunto de la comunidad. Defendía que era esencial permitir que los individuos intentaran alcanzar su propio bienestar como medio para aumentar la prosperidad de toda la sociedad. En el lado opuesto, Malthus, en su conocido e influyente Ensayo sobre el principio de la población (1798), planteaba la nota pesimista a la escuela clásica, al afirmar que las esperanzas de mayor prosperidad se escollarían contra la roca de un excesivo crecimiento de la población. Según Malthus, los alimentos sólo aumentaban adecuándose a una progresión aritmética (2-4-6-8-10, etc.), mientras que la población se duplicaba cada generación (2-4-8-16-32, etc.), salvo que esta tendencia se controlara, o por la naturaleza o por la propia prudencia de la especie. Malthus sostenía que el control natural era `positivo': "El poder de la población es tan superior al poder de la tierra para permitir la subsistencia del hombre, que la muerte prematura tiene que, frenar hasta cierto punto el crecimiento del ser humano". Este procedimiento de frenar el crecimiento eran las guerras, las epidemias, la peste, las plagas, los vicios humanos y las hambrunas, que se combinaban para controlar el volumen de la población mundial y limitarlo a la oferta de alimentos. La única forma de escapar a este imperativo de la humanidad y de los horrores de un control positivo de la naturaleza, era la limitación voluntaria del crecimiento de la población, no mediante un control de natalidad, contrario a las convicciones religiosas de Malthus, sino retrasando la edad para casarse, reduciendo así el volumen de las familias. Las doctrinas pesimistas de este autor clásico dieron a la economía el sobrenombre de `ciencia lúgubre'.


Los Principios de economía política de Mill constituyeron el centro de esta ciencia hasta finales del siglo XIX. Aunque Mill aceptaba las teorías de sus predecesores clásicos, confiaba más en la posibilidad de educar a la clase obrera para que limitase su reproducción de lo que lo hacían Ricardo y Malthus. Además, Mill era un reformista que quería gravar con fuerza las herencias, e incluso permitir que el gobierno asumiera un mayor protagonismo a la hora de proteger a los niños y a los trabajadores. Fue muy crítico con las prácticas que desarrollaban las empresas y favorecía la gestión cooperativa de las fábricas, por parte de los trabajadores. Mill representa un puente entre la economía clásica del laissez-faire y el Estado de bienestar. Los economistas clásicos aceptaban la Ley de Say sobre los mercados, fundada por el economista francés Jean Baptiste Say. Esta ley sostiene que el riesgo de un desempleo masivo en una economía competitiva es despreciable, porque la oferta crea su propia demanda, limitada por la cantidad de mano de obra y los recursos naturales disponibles para producir. Cada aumento de la producción aumenta los salarios y los demás ingresos que se necesitan para poder comprar esa cantidad adicional producida Aqu{i una breve reseña sobre sus principales expositores: El principal exponente de esta doctrina fue Adam Smith quien es llamado el padre de la economía. En su libro “La Riqueza De Las Naciones” (1776). Los postulados más destacables se basan en el liberalismo económico es decir: Propiedad privada, libertad personal, iniciativa y control individual y capacidad empresarial. Relación Directa entre la división del trabajo y insistencia del mercado. Relación directa entre la especialización del trabajo y la ampliación del mercado. Reinversión de las utilidades de la empresa en bienes de capital. A cada factor se le paga lo que corresponde según su capacitación.


Existe una mano invisible que lleva a los individuos a actuar por beneficio propio a promover los beneficios de la sociedad. De esta manera los mercados asignan los recursos eficientemente para satisfacer las necesidades de los consumidores (“dejar hacer, dejar pasar”). Otro importante contribuyente de esta escuela fue Tomas Maltus quien basó sus estudios en la economía agrícola a comienzos del siglo XIX. Debido a la limitación de la oferta de la tierra esta no podía expanderse y esto generaba un obstáculo para el crecimiento económico. Se pensaba que a medida que crecía la población esta habitaría la propia tierra y no se podría expandir rápidamente la producción de alimentos por lo tanto el numero de alimentos por persona disminuía con el aumento de la población y se llegaría a un decrecimiento de la población por falta de comida. Otro exponente del clasicismo fue David Ricardo quien estudio la economía desde el punto de vista de las relaciones con los demás países. Planteando el comercio internacional como única alternativa de crecimiento bajo el concepto de la ventaja comparativa, donde se plantea que cada país debe especializarse en la producción de un bien donde su ventaja absoluta sea mayor con respecto a otros países. Su teoría del valor trabajo, afirma que los salarios dependen del precio de los alimentos, que a su vez dependen de los costes de producción, los cuales dependen de la cantidad de trabajo necesario para producir los alimentos; en otras palabras, el trabajo es el principal determinante del valor. ESCUELA HISTORICA ALEMANA Las actuales teorías económicas neo-institucionales tienen sus antecedentes en el historicismo alemán de finales del siglo XIX y comienzos del XX y en el institucionalismo norteamericano de las primeras décadas del siglo actual. Eso sí, conviene advertir que entre estos dos movimientos intelectuales no existe una nítida sucesión evolutiva de ideas, como tampoco entre ambas y los planteamientos neo-institucionales que están en boga hoy en día. El mismo Coase, padre del neo-institucionalismo económico, no veía proyectado retrospectivamente en el institucionalismo precedente. Las afinidades entre estas líneas de pensamiento puede que sean bastante tenues, incluso es posible que en una comparación severa las diferencias y contradicciones destaquen por sobre los elementos de identidad, a pesar de lo cual parece indudable de que existe una herencia que es recogida por los neo-institucionalistas, quienes las han desarrollado y elevado a un nivel teórico más robusto. Para ello, en algunos casos el neo-institucionalismo recurrió a contrastar las afirmaciones precedentes, cegando caminos que parecieron poco fértiles; y en otros, por el contrario, profundizó, amplio el horizonte de observación y formuló teorías que dieron por


superadas las anteriores. Brevemente haremos un análisis de esta experiencia intelectual. La escuela histórica alemana de economía tuvo como principal representante a Gustav von Schmoller (1838-1917), y autor del Compendio de teoría económica general, obra que fue el texto de economía y de historia económica más leído y citado en la Alemania de Bizmark, cuando Alemania se construía como estadonacional y fortalecía su economía industrial sobre la base de su mercado unificado. En su aportación Schmoller recogía la tradición del historicismo alemán que habían representado antes Roscher, Hildebrand y Knies. Desde un punto de vista teórico, en el historicismo se fundían la tradición positivista y el método inductivo, como reflejo del camino andado por las ciencias sociales en el siglo XIX, con el nacionalismo germano que recurría a la historia, al estudio del pasado, para dar fuerza política a su proyecto social. El principal esfuerzo de los historicistas alemanas se orientó a la recopilación de información económica de carácter histórica, excluyendo cualquier utilización explícita de recursos teóricos previos. Una actitud habitual entre ellos era la desconfianza hacia la teoría. Postulaba la idea de que el cúmulo de observaciones descriptivas aún, a finales siglo XIX, no habría sido suficientemente abundante como para formular generalizaciones fiables. Era necesario entonces avanzar por etapas, procediendo primero a la observación empírica, para inducir desde la realidad las lecciones que la historia ofrecía para el futuro. Pero, en ningún caso estas observaciones debían tender a la formulación de "leyes" sociales infalibles que crearan un marco teórico general para la economía, ya que, según afirmaban, el ejercicio de la libertad humana impedía pronosticar el comportamiento económico de las personas. Esta primera formulación de principios alejaba a los historicistas alemanes de los economistas clásicos. No compartían con Marx su visión clasista de la sociedad y la concepción del Estado que se derivaba de ésta, y a los neoclásicos le criticaban sus posturas que exacerbaban el individualismo, mostrándose insensibles hacia la componente social de la economía. Para ellos el foco de interés de la historia estaba en la "nación", representación abstracta de los intereses colectivos de la humanidad, más allá del economicismo que animaba al individuo que sólo se movía por su interés personal y de las divisiones de clase que debilitaban a la nación. El comportamiento económico de las personas, entonces, aparecía impulsado no únicamente por la ambición individual o el interés personal por acumular, sino que reconocían la existencia de multitud de factores que impulsaban el comportamiento económico de los individuos, dándole cabida a la influencia de los elementos políticos dentro de la racionalidad económica. La economía no se explicaba por si misma, sino en función de los intereses colectivos representados por la nación.


Su preocupación por las instituciones se identificaba por encima de todo en el interés que mostraban por el Estado. Muchos de sus estudios de historia económica tenían como tema de análisis la política económica del gobierno y sus consecuecnias sobre la propsperidad económica y la organización política de Alemania. En el fondo, el Estado era entendido como la institución intermediaria indispensable entre los individuos y la nación, de allí la importancia que se le otorgó a la política económica más que a la pura teoría económica. El legado del historicismo alemán, visto en una perspectiva de largo plazo, se puede resumir en la importancia que le atribuyeron a las peculiaridades de cada pueblo y a sus cambiantes costumbres económicas, destacando que no se pueden comprender correctamente las instituciones económicas de un país sin recurrir a su historia y al nivel de progreso económico y social alcanzado. El final de la era de influencia de la escuela histórica fue el resultado de un cambio de época. La Primera Guerra Mundial actuó como un mega acontecimiento histórico que dividió a los siglos XIX y XX en dos épocas muy diferentes. Se puede hablar, sin temor a equivocarse, de un antes y un después de la guerra de 1914 a 1918. La guerra trajo la decadencia de Alemania y con ello la mengua de su influencia económica e intelectual por al menos una década; pero la guerra también trajo nuevos problemas económicos para los que el historicismo no tenía respuestas: la inflación y su versión más exagerada, la hiperinflación. Para enfrentarla era más eficiente el equipaje teórico de los economistas neoclásicos. Mientras en Europa el protagonismo en la teoría económica quedaba en posesión de economistas neoclásicos, entre los cuales destacaba la figura innovadora de Keynes, y de los marxistas que tenían por delante el desafío de la revolución rusa; en Estados Unidos se daban las condiciones para que fraguara una tendencia institucionalista que, aunque recogía algunas herencias del historicismo económico alemán, no era su continuadora. En realidad el institucionalismo norteamericano es un movimiento análogo y, al menos durante algunas décadas, contemporáneo al historicismo alemán. Su principal figura fue Thorstein Veblen, quien tuvo amplia influencia en Estados Unidos durante los años veinte y treinta, y sobre todo después de la crisis económica de 1929. Compartía con la escuela histórica su rechazo a la abstracción teórica de los neoclásicos y marginalista, también sentía especial atracción por la historia económica y entendía la economía como un aspecto de la cultura humana. Para los institucionalistas norteamericanos, la economía era concebida como la "ciencia del aprovisionamiento social", y en esa medida se alejaba del enfoque individualista que caracteriza el análisis económico neoclásico. Pero también se distanciaba del historicismo alemán, de carácter conservador, desarrollando un talante progresista, más de izquierdas, con


simpatías hacia el liberalismo, el marxismo y el laborismo. Como respuesta a los problemas de su tiempo, el eje central del institucionalismo terminó rechazando tanto el socialismo como la exaltación de la propiedad privada, así como la actuación de los grupos de presión norteamericanos. No era estrictamente una escuela opuesta a la neoclásica, pero le criticaba su concepto de "equilibrio general" y la exclusión que hacía de las otras ciencias sociales en el análisis económico. En contraste proponía una concepción más dinámica y más próxima a la economía real, donde el concepto de proceso histórico adquiría importancia, y donde el enfoque interdisciplinar permitía considerar los argumentos políticos y antropológicos. En este sentido, los institucionalistas de las primeras décadas del siglo XX, descubrieron la relevancia económica de los hábitos, las costumbres y las leyes, que conformaban el marco institucional en el que se producían los hechos económicos y los condicionaban. A los institucionalistas de cuño norteamericano se deben los primeros esfuerzos por reconstruir series económicas históricas de largo plazo (W. Mitchell). Se trataba de reconstruir la información económica básica para el análisis económico retrospectivo, y de allí el interés por el estudio de los ciclos económicos, el cambio en las pautas de crecimiento, las tendencias de largo plazo y los factores estructurales que condicionaban la trayectorias divergentes de los países en materia de desempeño económico. Los cambios económicos, entonces, comenzaron a entenderse como cambios estructurales y funcionales en el que influían de una manera determinante los factores tecnológicos y el progreso científico, resultado de la evolución cultural de la humanidad. Veblen, en particular, concebía la institucionalización de los derechos de propiedad como un obstáculo para el progreso y atribuía a los métodos de producción el dinamismo del progreso. Se había hecho una siembre fructífera y la tierra había quedado abonada. Los historicistas alemanes y los institucionalistas norteamericanos vigorizaron la historia económica y reclamaban un sitio en el universo de las teorías económicas con ideas propias. Ciertamente que el institucionalismo económico no había alcanzado el grado de formalización teórica del análisis neoclásico, pero sus preguntas seguirían siendo un problema sobre la mesa de trabajo de muchos economistas. ESCUELA SOCIALISTA Los principales expositores de esta doctrina son Karl Marx y Friedrich Engels


MARXISMO Dentro de su sistema de planificación central Carlos Marx en su libro “El Capital” (1867) se destaca entre varias las tres teorías más importantes, estas son: Teoría del valor y los salarios: Esta dada por la cantidad de mano de obra implementada en el mismo. Por lo tanto la remuneración por este trabajo debe ser más alta que otros factores de producción. Teoría de la plusvalía: Es el robo que realiza el empresario al no remunerar adecuadamente al trabajador. Gracias a esa plusvalía puede acumular bienes de capital aumentando el desequilibrio social entre capitalistas y asalariados. Teoría de la lucha de clases: La capacidad del obrero para manifestar su inconformismo dando inicio a los sindicatos. SINTESIS NEOCLASICA La economía clásica partía del supuesto de escasez, como lo muestra la ley de rendimientos decrecientes y la doctrina malthusiana sobre la población. A partir de la década de 1870, los economistas neoclásicos como William Stanley Jevons en Gran Bretaña, Léon Walras en Francia, y Karl Menger en Austria, imprimieron un giro a la economía, abandonaron las limitaciones de la oferta para centrarse en la interpretación de las preferencias de los consumidores en términos psicológicos. Al fijarse en el estudio de la utilidad o satisfacción obtenida con la última unidad, o unidad marginal, consumida, los neoclásicos explicaban la formación de los precios, no en función de la cantidad de trabajo necesaria para producir los bienes, como en las teorías de Ricardo y de Marx, sino en función de la intensidad de la preferencia de los consumidores en obtener una unidad adicional de un determinado producto. El economista británico Alfred Marshall, en su obra maestra, Principios de Economía (1890), explicaba la demanda a partir del principio de utilidad marginal, y la oferta a partir del coste marginal (coste de producir la última unidad). En los mercados competitivos, las preferencias de los consumidores hacia los bienes más baratos y la de los productores hacia los más caros, se ajustarían para alcanzar un nivel de equilibrio. Ese precio de equilibrio sería aquel que hiciera coincidir la cantidad que los compradores quieren comprar con la que los productores desean vender.


Este equilibrio también se alcanzaría en los mercados de dinero y de trabajo. En los mercados financieros, los tipos de interés equilibrarían la cantidad de dinero que desean prestar los ahorradores y la cantidad de dinero que desean pedir prestado los inversores. Los prestatarios quieren utilizar los préstamos que reciben para invertir en actividades que les permitan obtener beneficios superiores a los tipos de interés que tienen que pagar por los préstamos. Por su parte, los ahorradores cobran un precio a cambio de ceder su dinero y posponer la percepción de la utilidad que obtendrán al gastarlo. En el mercado de trabajo se alcanza asimismo un equilibrio. En los mercados de trabajo competitivos, los salarios pagados representan, por lo menos, el valor que el empresario otorga a la producción obtenida durante las horas trabajadas, que tiene que ser igual a la compensación que desea recibir el trabajador a cambio del cansancio y el tedio laboral. La doctrina neoclásica es, de forma implícita, conservadora. Los defensores de esta doctrina prefieren que operen los mercados competitivos a que haya una intervención pública. Al menos hasta la Gran Depresión de la década de 1930, se defendía que la mejor política era la que reflejaba el pensamiento de Adam Smith: bajos impuestos, ahorro en el gasto público y presupuestos equilibrados. A los neoclásicos no les preocupa la causa de la riqueza, explican que la desigual distribución de ésta y de los ingresos, se debe en gran medida a los distintos grados de inteligencia, talento, energía y ambición de las personas. Por lo tanto, el éxito de cada individuo depende de sus características individuales, y no de que se beneficien de ventajas excepcionales o sean víctimas de una incapacidad especial. En las sociedades capitalistas, la economía clásica es la doctrina predominante a la hora de explicar la formación de los precios y el origen de los ingresos. KEYNESIANISMO Después de la escuela clásica los países occidentales comenzaron a adoptar los postulados de Adam Smith a sus economías, el gobierno no intervino o intervino muy poco en el manejo económico de las naciones. Fue hasta el final de la primera guerra mundial donde los países involucrados enfrentaban problemas de economías caídas, destrucción de infraestructura, inválidos de guerra, población sin recursos básicos, etc. Se tenia que reconstruir todas las naciones de nuevo. De esta manera llega John Maynard Keynes fue alumno de Alfred Marshall y defensor de la economía neoclásica hasta la década de 1930. La Gran Depresión sorprendió a economistas y políticos por igual. Los economistas siguieron defendiendo, a pesar de la experiencia contraria, que el tiempo y la naturaleza restaurarían el crecimiento económico si los gobiernos se abstenían de intervenir


en el proceso económico. Por desgracia, los antiguos remedios no funcionaron. En Estados Unidos, la victoria en las elecciones presidenciales de Franklin D. Roosevelt (1932) sobre Herbert Hoover marcó el final político de las doctrinas del laissez-faire. Se necesitaban nuevas políticas y nuevas explicaciones, que fue lo que en ese momento proporcionó Keynes. En su imperecedera Teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero (1936), aparecía un axioma central que puede resumirse en dos grandes afirmaciones: (1) las teorías existentes sobre el desempleo no tenían ningún sentido; ni un nivel de precios elevado ni unos salarios altos podían explicar la persistente depresión económica y el desempleo generalizado. (2) Por el contrario, se proponía una explicación alternativa a estos fenómenos que giraba en torno a lo que se denominaba demanda agregada, es decir, el gasto total de los consumidores, los inversores y las instituciones públicas. Cuando la demanda agregada es insuficiente, decía Keynes, las ventas disminuyen y se pierden puestos de trabajo; cuando la demanda agregada es alta y crece, la economía prospera. A partir de estas dos afirmaciones genéricas, surgió una poderosa teoría que permitía explicar el comportamiento económico. Esta interpretación constituye la base de la macroeconomía contemporánea. Puesto que la cantidad de bienes que puede adquirir un consumidor está limitada por los ingresos que éste percibe, los consumidores no pueden ser responsables de los altibajos del ciclo económico. Por lo tanto, las fuerzas motoras de la economía son los inversores (los empresarios) y los gobiernos. Durante una recesión, y también durante una depresión económica, hay que fomentar la inversión privada o, en su defecto, aumentar el gasto público. Si lo que se produce es una ligera contracción, hay que facilitar la concesión de créditos y reducir los tipos de interés (sustrato fundamental de la política monetaria), para estimular la inversión privada y restablecer la demanda agregada, aumentándola de forma que se pueda alcanzar el pleno empleo. Si la contracción de la economía es grande, habrá que incurrir en déficit presupuestarios, invirtiendo en obras públicas o concediendo subvenciones a fondo perdido a los colectivos más perjudicados. FUNDADORES DE LA ECONOMIA POLITICA Después de la revolución francesa una serie de cambies estructurales afectaron a lo que vendría a ser el modelo económico adoptado por los países de occidente. Junto con esto vino la revolución industrial. De estos dos elementos podemos tener primero a Adam Smith en Inglaterra de quien ya hablamos y a Turgot en Francia. Este ultimo como intendente del Limousin mejoro, hizo construir magníficos caminos, mejoro la hambruna manteniendo la libre circulación de los granos y transformo al pueblo de Limousin llegando a ser un pueblo prospero


dentro de la Francia pobre. Después vino Necker quien logro por vez primero abrir los mercados de Francia hacia el exterior al hacer un tratado con Inglaterra en 1786, esto se llamo el tratado franco-ingles También tenemos a Alfred Marshall quien estableció los parámetros de la oferta y la demanda creando ya una relación mucho más directa entre el mercado y los consumidores y la vez el estado. Finalmente esta Marx quien desde otro punto de vista expuso su sistema comunista que influyo mucho más tarde a Lenin para la creación de un modelo comunista en la Unión Soviética en 1917. POLÍTICA ECONÓMICA Política económica, aquellas medidas que toma un Gobierno para influir en la marcha de una economía. Algunas medidas, como el presupuesto, afectan a todas las áreas de la economía y constituyen políticas de tipo macroeconómico; otras afectan en exclusiva a un sector específico, como por ejemplo, la agricultura y constituyen políticas de tipo microeconómico. Los dos tipos de medidas se influyen entre sí, puesto que cualquier decisión que cambie toda la economía tendrá efectos sobre las distintas partes, y aquella política que afecte sólo a un sector implicará repercusiones sobre el conjunto. Las políticas de corte microeconómico son tan variadas que resulta imposible mencionarlas todas. Pueden estar dirigidas a un sector, a una industria, a un producto o a varias áreas de la actividad económica. Por ejemplo, una política microeconómica puede ser la nacionalización o la privatización de los ferrocarriles, la prohibición de exportar cuero o el cierre de las tiendas los domingos. También forman parte de la política microeconómica la regulación del mercado de trabajo (como, por ejemplo, obligar a que se establezca igualdad salarial entre sexos), el equilibrio entre la producción y venta de ciertos productos, como por ejemplo las medicinas, o la ordenación de distintas actividades, como el depósito de dinero en los bancos. Algunas políticas microeconómicas pretenden reglamentar el funcionamiento de la economía, otras van encaminadas a favorecer a ciertos sectores o actividades específicas. Existen fuertes vínculos entre las distintas políticas sociales, en especial las que afectan a la educación o a la sanidad pública, que pretenden mejorar la salud, el nivel educativo y la productividad de las personas. En general, las políticas microeconómicas crean el marco legal en el que deben operar los distintos mercados, porque de lo contrario las fuerzas de la competencia generarían graves injusticias de tipo social. El alcance de la política macroeconómica depende del sistema económico existente, del marco legal del país y del tipo de instituciones. El sistema puede ser capitalista o comunista, puede tratarse de una economía de mercado o una


economía planificada, preindustrial o industrializada. También existen importantes discrepancias entre los economistas sobre el grado de intervención del Gobierno. Algunos defienden la política del laissez-faire ("dejar hacer") y confían en el buen funcionamiento de las fuerzas del mercado al destacar la mala gestión del sector público. Otros consideran que el Gobierno puede cubrir las deficiencias del mercado. Para éstos, la política económica debe eliminar las fluctuaciones, reducir el desempleo, fomentar un rápido crecimiento económico, mejorar la calidad y el potencial productivo, reducir el poder monopolístico de las grandes empresas y proteger el medio ambiente. Cuanto más evidente se hace que los mercados tienen efectos positivos y negativos sobre la economía, mayor es la presión para que los Gobiernos actúen mediante una política económica que corrija las deficiencias de los mercados. Sin embargo, la política económica puede resultar contraproducente si el diagnóstico de los problemas económicos es erróneo o si el diseño de la política a aplicar no es el adecuado al problema que se pretende resolver. Por ejemplo, la política de empleo parte de una serie de supuestos sobre las causas del desempleo que se desconocían hasta que John Maynard Keynes afirmó que éstas radicaban en una insuficiencia de la demanda. La solución, a partir de este supuesto, consistía en aumentar el poder adquisitivo o, cuando el nivel de empleo se acercaba al pleno empleo, reducirlo. De igual forma, la política de control de la inflación depende de los supuestos que se establezcan sobre los factores causantes del aumento de los precios, y estos casos serán distintos según la hipótesis que se considere: de Milton Friedman, según la cual la inflación se debe a un crecimiento excesivo de la oferta monetaria, es decir, de la cantidad de dinero en circulación, o lo que es lo mismo, la hipótesis monetarista; o si la que se considera es la que defiende que la causa de la inflación es el exceso de demanda, el alto nivel de empleo o el elevado precio de las materias primas. Casi toda la teoría económica intenta demostrar las virtudes de la llamada mano invisible que dirige el funcionamiento de los mercados para después analizar los fallos del mercado y las medidas de política económica que pueden solucionar tales conflictos. La política macroeconómica más importante es la que intenta fijar la demanda, al actuar sobre la presión que se deriva de los recursos de la comunidad; ejerce el control del poder adquisitivo, y por tanto, de la demanda, que por lo general se regula mediante la política monetaria y medidas fiscales. Desde el punto de vista monetarista se controlan los tipos de interés que cobran los bancos Desde el punto de vista monetarista se controlan los tipos de interés que cobran los bancos y la cantidad de crédito que pueden conceder; también se regula la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero en circulación. En algunos casos estas acciones se complementan restringiendo las condiciones de las compras a plazos, alargando o reduciendo los plazos de amortización. Desde el punto de vista fiscal, el Gobierno puede variar su sistema impositivo o la cantidad de impuestos que cobra para favorecer unas actividades y frenar otras, ya sean los gastos de


consumo o el nivel de inversión. O también puede reducir (o aumentar) su propio nivel de gastos con el fin, de nuevo, de variar el nivel de demanda. Con todas estas medidas el Gobierno modifica la estructura del mercado, al cambiar el funcionamiento del mismo sin regular sus fuerzas. El Gobierno puede intervenir directamente regulando el nivel de demanda efectiva mediante el racionamiento, la concesión de licencias o limitando el nivel de consumo; puede también regular el proceso productivo promulgando distintas leyes, obligando a los empresarios a atender ciertas reivindicaciones de los trabajadores, regulando los requisitos que deben cumplir los productos destinados al consumo, o productos finales, o controlando los acuerdos entre distintas empresas. Estas intervenciones pueden influir en toda la actividad económica, como cuando se limita la duración de la jornada laboral, o pueden influir en una única industria o actividad, en cuyo caso se trataría de una política microeconómica y no macroeconómica. En tiempos de guerra, o en las economías comunistas o planificadas, la política económica es más severa y la intervención gubernamental mucho mayor. La política económica consiste, en este caso, en planificar de manera centralizada todo lo concerniente al proceso de producción, en lugar de dejar que sean los trabajadores y los consumidores los que establezcan sus preferencias en los mercados, convirtiendo los precios en indicadores de estas tendencias. Aunque casi toda la política económica la diseña el Gobierno, algunos aspectos dependen de otras instituciones. Por ejemplo, la estabilidad de precios y el control de la oferta monetaria son dos tipos de medidas que dependen de la autoridad monetaria, es decir, del banco central. Además, el éxito que tenga la política económica no es algo que dependa únicamente de la acción del gobierno, sino que depende en gran medida de las reacciones de los agentes económicos, de su comportamiento y de la confianza que tengan en la administración, algo que el gobierno mismo no puede controlar, y menos a corto plazo. El impacto de la política económica también depende de la cualificación y del nivel de conocimiento de las personas que propongan las distintas medidas. Puesto que el diseño de la política económica depende del trabajo de muchas personas, ministerios e instituciones, es imprescindible que exista una buena coordinación entre ellos. El problema de la coordinación cobra especial importancia cuando la política económica afecta a las relaciones internacionales. En las relaciones entre dos países hay que contemplar distintas facetas puesto que intervienen varios factores económicos como los tipos de cambio, los aranceles, las relaciones que se reflejan en la balanza de pagos, la inversión, el comercio, problemas de doble imposición, las leyes sobre propiedad intelectual, etc. Un cambio en cualquiera de estos factores supondrá repercusiones sobre la economía nacional que pueden ser de la máxima importancia, por lo que es necesario coordinar los distintos aspectos de la política nacional y la política internacional. La economía mundial está cada vez más interrelacionada (como ocurre en la Unión Europea y en otras


áreas de integración o cooperación económica), la inversión y los movimientos de capital son cada vez mayores, por lo que las restricciones internas —debido a los condicionamientos del mercado— son también más determinantes. En este ámbito las decisiones de carácter general se ven afectadas e influyen a su vez en todos los órdenes de las respectivas economías nacionales. Con este fin los políticos de todo el mundo se reúnen cada vez con más frecuencia. Estas reuniones, excepcionales antes de la II Guerra Mundial, se convocan ahora de un modo regular, ya sea en instituciones internacionales, como en el seno de la Unión Europea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), o en las denominadas cumbres de Jefes de Estado de los países más industrializados (como por ejemplo, la cumbre de los siete grandes) o las reuniones de jefes de Estado regionales como las del Mercosur. La política económica puede coordinarse en estas instituciones o en las distintas cumbres, donde se pueden tomar medidas en contra de aquellos países que no consigan ajustar sus políticas a los acuerdos tomados en los distintos encuentros. La perspectiva de la creación de una Unión Económica y Monetaria y de un único Banco Central Europeo amplía las posibilidades de que se consiga diseñar una única política monetaria que afecte a todos los países miembros de la Unión Europea. Existen fuertes discrepancias respecto a cuál debe ser el carácter de la política económica; ¿debe diseñarse una política económica automática o, por el contrario, es mejor diseñar una política económica discrecional en función de los factores que la condicionan? Algunos expertos en la materia defienden que hay que lograr el equilibrio presupuestario o, al menos, limitar los déficit. Otros proponen que el banco central establezca un límite a la tasa de crecimiento de la oferta monetaria. Otros especialistas defienden que el desempleo debe mantenerse por debajo de determinado porcentaje de la población activa. Todas estas recomendaciones no sólo reflejan una falta de confianza en la clase política que decide las distintas medidas que se han de aplicar en este área, sino que además atribuye a las autoridades económicas la potestad de controlar de forma ilimitada distintos aspectos de la economía. A partir de la década de 1970 la política macroeconómica ha cambiado de forma drástica. Existe una tendencia a limitar el papel de los Gobiernos y a reducir el poder del Estado, sobre todo en lo que concierne a su capacidad de gasto; cada vez es mayor el escepticismo existente sobre la capacidad de la administración estatal para gestionar de un modo adecuado la actividad económica y la confianza en el control de la demanda como medio para estabilizar el nivel de empleo es aún menor. Se subraya la necesidad de actuar en la siguiente dirección: aumento de la competencia, incentivo de la innovación y de las empresas, promover el atractivo exterior de la economía nacional para atraer la inversión extranjera y, sobre todo, intentar mejorar la educación y el nivel de formación de los trabajadores. El antiguo acuerdo en torno a la capacidad del control de la demanda para influir


sobre la actividad económica ha desaparecido, y se vuelve a reivindicar la idea, anterior a la II Guerra Mundial, de que es más efectivo tratar de actuar sobre la oferta.

• Sociología Se puede entender a la sociología , como la ciencia que estudia el desarrollo, la estructura y la función de la sociedad. Los sociólogos analizan las formas en que las estructuras sociales, las instituciones (clase, familia, comunidad y poder) y los problemas de índole social (delito) influyen en la sociedad. La sociología se basa en la idea de que los seres humanos no actúan de acuerdo a sus propias decisiones individuales, sino bajo influencias culturales e históricas y según los deseos y expectativas de la comunidad en las que viven. Por lo tanto, el concepto básico de sociología es la interacción social como punto de partida para cualquier relación en una sociedad. La sociología que estudia los detalles de las interacciones de la vida cotidiana recibe el nombre de microsociología y al que se ocupa de los patrones de relación entre sectores sociales mas amplios (el Estado, la economía e incluso las relaciones internacionales) recibe el nombre de macrosociologia. ORIGENES. La primera definición de sociología fue propuesta por el filosofo francés Augusto Comte, en 1938, acuño este termino para describir su concepto de una nueva ciencia que descubriría unas leyes para la sociedad parecidas a las de la naturaleza, aplicando los mismos métodos de investigación que las ciencias físicas. Dentro de los considerados fundadores de esta disciplina se pueden notar; Hebert Spencer, Karl Marx, el conde de Saint-Simon, Alexis de Tocqueville y a John Stuart Mill. DESARROLLO. Hasta finales del siglo XIX la sociología no comenzó a ser reconocida como disciplina académica. En Francia, Émile Durkheim, heredero intelectual de SaintSimon y Comte, comenzó a enseñar sociología en las universidades de Burdeos y Paris. Durkheim, fundador de la primera escuela de pensamiento sociológico, destacaba la realidad independientemente de los hechos sociales (independientes de los atributos psicológicos de las personas) e intentaba descubrir las relaciones entre ellos. Durkheim y sus seguidores estudiaron ampliamente las sociedades no industrializadas de forma similar a como, mas adelante, lo harían los antropólogos sociales.


En Alemania la sociología fue reconocida formalmente como disciplina académica gracias a los esfuerzos de Max Weber y Georg Simmel, la sociología alemana se baso en una amplia erudición histórica modulada por la influencia del marxismo. En Gran Bretaña, mas por el contrario, sufrió una evolución lenta; la escuela británica, combinaba el interés por el cambio social evolutivo a gran escala (Estado de Bienestar). En la segunda mitad del siglo XX, la sociología empieza a estudiar determinados fenómenos sociales como el delito, las desavenencias matrimoniales y la aculturación de los inmigrantes. El centro mas importante del estudio de la sociología antes de la II guerra mundial fue la Universidad de Chicago; allí el filosofo George Hebert Mead, destaca en sus trabajos la influencia de la mente, el yo y la sociedad en las acciones e interacciones humanas (enfoque del interaccionismo simbólico). El sociólogo Talcott Parsons se centra en el estudio de la acción social. En la Universidad de Columbia, el sociólogo Robert Merton intento vincular la teoría con una rigurosa investigación empírica de recopilación de datos. AREAS DE LA SOCIOLOGÍA. La sociología abarca distintos y variados campos o áreas, dentro de los cuales podemos mencionar: el matrimonio y la familia la desigualdad social la estratificación social las comunidades urbanas las organizaciones formales gerontologia la sociología del sexo los estereotipos sexuales


sociología del derecho sociología administrativa de la religión de la educación del ejercito de las ocupaciones y de las profesiones la medicina biología de los medios de comunicación de los deportes etc. En síntesis, la sociología se encarga del estudio de casi todos los estratos conformados por la sociedad y su interacción social en ellos, tomando muestras de cada sector para la subdivisión de su materia. METODOS DE INVESTIGACIÓN. Observación Directa.- información a través de la observación participante, es decir, formando parte del grupo estudiado o confiando en informantes seleccionados del grupo.


Métodos Cuantitativos.- engloba la recopilación de gran volumen de datos estadísticos descriptivos y la utilización de técnicas de muestreo, modelos matemáticos avanzados y simulaciones informáticas de procesos sociales. Encuestas.- implica la recopilación y el análisis de las respuestas de grandes grupos de personas, a través de sondeos y cuestionarios diseñados para conocer sus opiniones, actitudes y sentimientos hacia un tema determinado. NUEVAS TENDENCIAS. A partir de la década del 60, la sociología se popularizo considerablemente en Europa y Estados Unidos. Además de la diversificación de teorías, surgieron nuevas subareas, como la sociología del genero o de los estereotipos sexuales, impulsada especialmente por los movimientos feministas y que engloba el análisis de role y desigualdades sociales según el sexo, el estudio de las emociones y el envejecimiento. Se revitalizaron subareas mas antiguas como la sociología histórica y comparada, la sociología aplicada y la sociología política. Los sociólogos aplican sus conocimientos en su trabajo como asistentes, planificadores, educadores, investigadores y gestores en la administración local y nacional, en organizaciones no lucrativas y en empresas privadas, especialmente en las áreas de marketing, publicidad, seguros, recursos humanos y análisis organizativo. Los sociólogos interesados en el estudio de los fenómenos sociales han intensificado el uso tanto de los métodos de investigación tradicionales asociados con otras disciplinas ( análisis de material histórico, por ejemplo), como de las mas sofisticadas técnicas matemáticas y estadísticas. El desarrollo de los ordenadores y de otros dispositivos para manejar a almacenar información, ha facilitado hoy en día el procesamiento de los datos sociológicos. Cabe destacar algunos temas mas estudiados por la sociología; temas de conocimiento general y principios básicos del terreno social; entre ellos están: LA COHESIÓN DE LOS GRUPOS. La palabra cohesión significa la fuerza que mantiene unidas las partes de un todo, ósea, la unión de los individuos del grupo. Es un campo de fuerzas que tiene por efecto mantener juntos a los miembros de un grupo y resistir contra las fuerzas de la disgregación. Para ello se pueden distinguir dos factores:


Extrínsecos; derivados del ambiente o contorno en que el grupo desarrolla su proceso que influyen sobre el grupo variable. Intrínsecos; propios del grupo como tal, se pueden agrupar en dos categorías: factores de orden socio-afectivos. factores de orden socio-operativos. En este trabajo, se toma muy en cuenta los diferentes tipos de comportamiento dentro de la sociedad: el comportamiento conforme el comportamiento disconforme el comportamiento autónomo el comportamiento sumiso el comportamiento desviado CONTROL SOCIAL. Tomado desde el punto de vista del individuo social; indica que la sociedad es la que nos educa para sus fines. Desde el punto de vista social; es la sociedad quien nos indica el camino correcto. El control social como dominio de si mismo significa que el individuo es lo que es, una personalidad conciente o individual, envuelta, en la medida en que se es miembro de la sociedad, en el proceso de la experiencia y la actividad y, por ello, con una conducta socialmente controlada. Clasificación de normas.-


universales especialidades alternativas CASTAS. Una sociedad esta sometida al régimen de castas si esta dividida en un gran numero de grupos hereditariamente especializados, jerárquicamente superpuestos y mutuamente opuestos. Sus principales caracteres son: especialización hereditaria organización jerárquica repulsión reciproca Su clasificación, aunque empírica, es la siguiente: nobleza mercaderes artesanos siervos esclavos CLASES SOCIALES.


Representan en general, un conjunto de caracteres materiales e inmateriales que sirven para distinguirlas: Medio socio geográfico de referencia urbano y rural. La función que desempeñan sus miembros. Los valores económicos. El tipo de existencia material. El sentimiento de la agrupación de que forma parte. La educación y profesión de sus miembros. Los valores espirituales y culturales. El prestigio. Formación de las clases sociales. • Ética Ética (griego = latín mos ['costumbre']) Rama de la filosofía que estudia los fundamentos de lo que se considera bueno, debido o moralmente correcto. También puede definirse como el saber acerca de una adecuada gestión de la libertad. Es menester diferenciar entre los términos 'ética' y 'moral'. Aunque frecuentemente son tomados como sinónimos, se prefiere el empleo del vocablo 'moral' para designar el conjunto de valores, normas y costumbres de un individuo o grupo humano determinado. Se reserva la palabra 'ética', en cambio, para aludir al intento racional (vale decir, filosófico) de fundamentar la moral entendida en cuanto fenómeno de la moralidad o ethos. En otras palabras: la ética es una tematización del ethos, es el proyecto de crear una moral racional, universalizable y, en consecuencia, transcultural.


Por su parte, una sentencia ética, juicio moral o declaración normativa es una afirmación que contendrá términos tales como 'malo', 'bueno', 'correcto', 'incorrecto', 'obligatorio', 'permitido', etc. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a personas, situaciones, cosas o acciones. De este modo, se está estableciendo juicios morales cuando, por ejemplo, se dice: "Ese político es corrupto", "Ese hombre es impresentable", "Su presencia es loable", etc. En estas declaraciones aparecen los términos 'corrupto', 'impresentable' y 'loable' que implican valoraciones de tipo moral. La ética se subdivide, a su vez, en diferentes ramas:

Ética normativa o Teoría de: Los valores morales (axiología moral) La buena vida o vida feliz (eudemonología) El deber, las normas morales o la conducta (deontología)

Ética aplicada, como ser: La bioética La ética hacker

Metaética La ética del siglo XX ha conocido aportes importantísimos por parte de numerosos autores. Etica:Ciencia Auxiliar de la filosofía cuyo objeto de estudio es la conducta moral del individuo y establece la diferencia entre el bien y el mal basado en los valores universales Nociones preliminares


Al estudiar la temática de la moral, pronto descubrimos la existencia de un tipo particular de valores, denominados valores morales. Los cuales poseen inmensa importancia, pues su aparición implica una diferencia radical entre el actuar del hombre y el de los demás seres animados.

Es posible establecer que la conciencia moral, la libertad y la responsabilidad se transforman en el fundamento básico y necesario de la vida humana.Todo ello, por supuesto en un ambiente social, que es el único propicio para la realización del hombre. Es decir, se pone en evidencia que los valores son esenciales para el hombre y su vida, la cual desarrolla junto a otras libertades. Se hace imprescindible entonces conocer y comprender los fundamentos de la vinculación que surge entre vida humana, valores y sociedad. Esa ardua tarea, y de problemática creciente, es asumida por una disciplina filosófica, denominada Etica.

La Etica busca descubrir, clarificar y comprender las relaciones que se establecen entre el actuar humano, los valores y las normas morales que se gestan y desarrollan en la vida social.

Desde que el hombre se agrupa en sociedades tuvo la necesidad de desarrollar una serie de reglas que le permitieran regular su conducta frente a los otros miembros de la comunidad. De manera que la moral es una constante de la vida humana. Los hombres no pueden vivir sin normas y valores. Es por esto que se ha caracterizado al hombre como un "animal ético". Sólo el hombre puede dirigirse hacia el futuro. Sólo él puede formarse una idea de un estado de cosas más deseable y poner luego los medios necesarios para llevarlo a la realidad. El hombre puede protestar, ir al paro, manifestarse o sublevarse, con una visión de un estado de cosas que 'debiera ser'. Los demás animales sólo pueden morder, arañar, golpear o huir <siempre en un eterno presente>. Si se prescinde de este aspecto de la experiencia humana que es lo moral, se tendrá una imagen que es bastante incompleta o fragmentaria del hombre y su cultura.

La Etica nos ilustra acerca del porqué de la conducta moral. Los problemas que la Etica estudia son aquellos que se suscitan todos los días, en la vida cotidiana, en la vida escolar, en la actividad profesional, etc. Problemas como: ¿qué comportamiento es bueno y cuál malo?, ¿se es libre para realizar tal o cual


acción?, ¿quién nos obliga a realizar esta acción?, entre estas dos acciones, ¿cuál se debe elegir?, etc.

En un resumen preliminar, podemos apreciar que la importancia de la Etica nace por su preocupación principal, que nos atañe directamente: la actividad humana, en tanto actividad regida por principios ajenos a la determinación y necesidad que existe en el resto de los seres que pueblan la tierra. Principios que hemos de denominar valores morales.

II Definición etimológica de la ética

1.- La palabra Etica procede del vocablo ethos que posee algunos significados fundamentales:

El más antiguo de ellos fue 'residencia', 'morada', o 'lugar donde se habita'. Se usó primariamente en poesía, y hacía referencia a los lugares donde viven o crían los animales, a los lugares habituales o propios de ellos, sus madrigueras y sectores de alimentación.

Posteriormente este concepto adquirió otro matiz: mantuvo el sentido de 'lugar', pero esta vez no exterior o físico (tal como 'país en el que se vive'), sino interior, entendiéndose esto como una 'actitud interior', que sería el suelo firme, el fundamento del actuar, la raíz de la que brotan todos los actos humanos. Esta segunda acepción cambia el enfoque desde 'lugar o morada' (carácter geográfico)


a una 'disposición' o 'actitud' (carácter psicológico-moral) que estaría en el hombre, en su interior, desde donde emergería hacia fuera (sociedad) en forma de conductas o comportamientos morales.

Ahora bien, Aristóteles fue quien impuso la acepción con la que actual y tradicionalmente se ha encarado y comprendido el concepto Etica. Según este autor significa 'modo de ser' o 'carácter'. Conceptos que se apoyan mutuamente para dar origen a un significado mucho más amplio, de mucho más alcance: 'modo de ser' ha de entenderse como 'forma de vida', la cual se verificá en la adquisición de un 'carácter' particular, que se va apropiando, incorporando a lo largo de la vida.

En términos generales, se debe entender la Etica en los términos señalados en el párrafo anterior, pues ese es el modo que ha servido de base para todos los enfoques posteriores.

2.- Así pues, el ethos, el carácter que se va adquiriendo, gestando, madurando y ejercitando desde la infancia, es el resultado de los hábitos, de una repetición sistemática y permanente de actos semejantes (de una misma o parecida calidad moral). El ethos entonces es lo creado, lo configurado en y por el hombre, y constituiría su segunda naturaleza. Al mismo tiempo sería la instancia que facilitaría la gestación de nuevos actos que, realizados y reforzados, constituirían nuevos hábitos que enriquecerían el ethos o carácter.

Una característica del ethos, entendido como conjunto de hábitos y maneras de ser del hombre, es su sentido no natural. En efecto, el ethos, según la tradición griega, implica una serie de costumbres adquiridas por hábito y no innatas; el ethos significa una conquista del hombre a lo largo de su vida. En este sentido, se dice que el ethos constituye una segunda naturaleza; se trata de un conjunto de hábitos de los cuales el hombre se apropia, modificando su naturaleza... Comenta Aristóteles, refiriéndose a las virtudes éticas o morales: las virtudes no nacen en nosotros ni por naturaleza ni contrariamente a la naturaleza, sino que, siendo nosotros naturalmente capaces de recibirlas, las perfeccionamos en nosotros por la costumbre.


III Estructura antropológica de la moralidad

Una de las maneras de expresar gráficamente la trama de relaciones que se dan entre los ACTOS, LOS HABITOS, EL MODO DE SER, etc. del ser humano, que conforman la estructura de la moralidad, podría ser una figura concéntrica donde, manteniendo un orden 'por capas', los números 1, 2, 3, 4 representen los estratos siguientes, dejando el número 1 al centro, como núcleo generador:

4. Los ACTOS 3. Los HABITOS 2. El MODO DE SER - CARACTER - MORADA - PERSONALIDAD 1. El YO INTIMO, LIBRE y PERSONAL.

4. Los ACTOS son la expresión de los Hábitos, brotan de los Hábitos; a su vez, son los que crean los Hábitos.

3. Los Hábitos son engendrados por la repetición de actos. Los Hábitos cumplen una funsión dual:


Por una parte, crean pautas conductuales que, en el fondo, parecen automatizar al hombre; por ello es inevitable observar un dejo de mecanicismo que condiciona la libertad y puede crear una malla de conductas que se podría caracterizar como 'rutina'.

Por otro lado, si bien es cierto que tienen la tendencia a mecanizar o rutinizar las conductas del hombre, pueden también representar, por lo mismo, una ayuda o apoyo, en el sentido de que al automatizar las acciones más triviales o accesorias, necesarias para la sobrevivencia (a saber: hábitos de responsabilidad en el trabajo, en el estudio, etc.), permiten al hombre quedar más libre para lo que sea importante: pensar, crear, etc.

2. El MODO DE SER - CARACTER - MORADA - PERSONALIDAD: El carácter es la síntesis de los Hábitos y Actos, que al fraguarse o sedimentarse, forman, a su vez, el carácter o modo de ser.

1. El Yo Personal, íntimo, es la esfera de la libertad espiritual en donde se gestan aquellas respuestas que pueden, si así se estima, saltarse los hábitos y el modo de ser, para actuar bien o mal. Es el lugar en donde germinan las acciones y actitudes nuevas, según la presión del medio interior (conciencia moral) o medio exterior (sociedad, costumbres, etc.). En el fondo, aquí es donde se muestra en toda su profundidad la complejidad del ser humano.

Dos perspectivas, por tanto, son posibles sobre nuestro yo. Bajo una perspectiva centrípeta vemos cómo nuestros ACTOS se van sedimentando en HABITOS que, estructurados íntimamente, 'nos hacen llegar a ser aquello que hacemos o hicimos'. Bajo una perspectiva centrífuga, por el contrario, veremos cómo nuestro carácter, nuestra personalidad moral o modo de ser adquirido o segunda naturaleza, intenta manifestarse al exterior por medio de actos libremente elegidos, a espaldas o en contra muchas veces del determinismo o automatismo impuesto o propiciado por los HABITOS.


Así pues, para completar el gráfico con que hemos pretendido representar los tres niveles de la vida moral, debemos dibujar un cuarto círculo concéntrico dentro del más pequeño, el del carácter. Sería el círculo del YO, del ESPIRITU LIBRE, capaz en un momento dado de la vida, de remontarse y saltar sobre la barrera del carácter y de los hábitos y alumbrar un acto absolutamente nuevo, original, indeterminado: libre.

La posibilidad de actos como el arrepentimiento y la conversión no tendrían otra explicación que la posibilidad de escapar al determinismo de la segunda naturaleza.

IV Definición de la ética por su objeto de estudio

Teniendo en cuenta que a cada ciencia le corresponde un objeto de estudio particular y reconociendo el posible carácter científico de la Etica, su objeto de estudio ya lo hemos mencionado al afirmar la importancia de los valores morales, los cuales están circunscritos a la Moral. Es entonces, la Moral el objeto o tema de estudio de la Etica. Pero como la Moral tiene un carácter humano y social, puede ampliarse esta definición. Así tenemos que: La Etica es la disciplina filosófica que estudia el comportamiento moral del hombre en sociedad.

La Etica necesita de la Moral para sacar sus conclusiones, para explicarla, para elaborar sus hipótesis y teorías, pero ello no significa que la tarea de la Etica consista en inventar o crear la Moral.

La Moral entonces, es consustancial al ser del hombre en la medida en que éste es un ser activo, que despliega su voluntad en la realidad natural y social, en forma consciente, libre y, por lo tanto, responsable. De aquí se sigue que sólo el


hombre es un ser moral, dado que en la realidad infrahumana sólo existe la necesidad y el determinismo de las conductas instintivas.

Ahora bien, la Etica se interesa por este actuar humano desde un punto de vista exclusivo y esencial: la conducta humana en tanto es regida, orientada e inspirada por valores, en tanto actúa según los ejes justo/injusto, debido/indebido, etc.

Existir es actuar. El hombre es ante todo acción. Esto es algo fundamental en la Etica que estudia precisamente la acción humana en cuanto tal (es decir, libre). En realidad, casi cualquier acción humana libre es, de por sí, moral (catalogable en términos de 'bueno'o 'malo'). Algunas de estas acciones probablemente, la mayoría- parecen fluir de un modo casi espontáneo y natural: estoy trabajando, me relaciono con los demás y los respeto...no hay esfuerzo aparente, ni sensación de lucha o tensión. En cambio, en otros momentos, la acción es dolorosa: hay que vencer contradicciones exteriores y se vive un conflicto interior. Es precisamente en los conflictos cuando se hace más evidente el carácter humano y moral de nuestra acción.

Como se puede apreciar, la acción humana en tanto humana es complejísima. El determinismo vigente para la realidad natural, plantea un desafío para el hombre en su vida personal y social. Al descubrir que nada está escrito en cuanto al destino, a su destino particular, y que es portador de una conciencia que le hace reconocer su propia libertad, surge el desconcierto, la duda, el temor, la angustia; y ante el error, la culpa y el remordimiento. Se pregunta entonces, ¿qué es lo que debo hacer?, ¿qué no debo hacer?, ¿por qué?, etc. Aquí se hace presente el Conflicto, en donde se trasluce el carácter moral y humano que interesa a la Etica Mundo contemporáneo • Hitos o acontecimientos, políticos, económicos, sociales y culturales Desde el punto de vista matemático el siglo XX comprende los años 1901-2000 ambos incluidos. No obstante, el uso popular le ha dado el significado de los años 1900-1999. El siglo XX se ha caracterizado por los avances de la tecnología, medicina y ciencia en general, pero también por atrocidades humanas tales como las guerras, el genocidio y sin que se hayan resuelto las diferencias económicas entre países. En los últimos años del siglo ha comenzado un fenómeno llamado globalización. Tasas de mortalidad Mortalidad infantil


Tasas de enfermedad Esperanza de vida Tasas de mortalidad por maternidad SIDA Acontecimientos relevantes Ciencia y Tecnología Producción industrial de todo tipo de productos. Invención de máquinas voladoras más pesadas que el aire. Vuelo espacial y aterrizaje en la Luna Invención del transistor, del circuito integrado, de la luz laser, de los ordenadores y de internet. Desarrollo de la radio y de la televisión. Teoría de la relatividad y del modelo cosmológico del Big Bang. Mecánica cuántica y física de partículas. Armas nucleares. Antibióticos, anticonceptivos, trasplante de órganos, clonación. Descubrimiento del ADN, desarrollo de la biología molecular. Guerras y política Primera Guerra Mundial Fundación de la Sociedad de Naciones Guerra civil española Segunda Guerra Mundial Holocausto Guerra de Corea Nacimiento y ocaso de países socialistas. Guerra fría Guerra de Vietnam Guerra de Oriente Medio Comienzo del reconocimiento de los derechos de las mujeres. Fin del colonialismo Constitución de la Organización de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de los Derechos Humanos Arte


Arte abstracto Arte conceptual Cubismo Dadaísmo Futurismo Minimalismo Modernismo Arte pop Postimpresionismo Postmodernismo Realismo Surrealismo Cultura Funcionalismo en el diseño. Existencialismo Rock and roll Cine El siglo se inicia en medio de grandes adelantos tecnologicos, entre los cuales el automóvil ocupa un lugar destacado. En America Henry Ford adelantó una verdadera revolución en el sistema de producción industria que puso a prueba con la fabricación de su Modelo T. En 1905 la Guerra ruso-japonesa enfrentó al imparable imperio del sol naciente con el decandente imperio de los Zares de Rusia. El fin de la guerra dio como vencedor a Japón para la sorpresa del mundo occidental. La nación asiatica se convirtió de facto en una nueva potencia de caracter mundial. El imperio aleman o Segundo Reich, comenso a forjarse en torno a Prusia de una manera clara desde el el reinado de Federico II el Grande, consolidandose de manera definitiva en las últimas decadas del siglo XIX gracias en especial al impulso dado por Otto von Bismarck. En los primeros años del siglo XX la situción de Alemania dentro de Europa habia alcanzado una posición demasiado crucial para los inetreses de las demas potencias. Especialmente Gran Bretaña y Francia veian amenzados muchos de sus intereses, lo que las llevo a suscribir la llamada Entente cordiale, y es que el desarrollo industrial y militar de Alemania se presentaba dificil de igualar por el conjunto de las demas naciones de Europa. Ademas este impetu de Prusia fue lo que llevo a la Casa de Austria a perder progresivamente su estatus de potencia continental.


En 1914 los intereses de las potencias mundiales empujaron a la humanidad a una nueva dimensión de conflicto, la Primera Guerra Mundial, que aunque se inició como un conflicto europeo terminó absorbiendo a las principales naciones del mundo. La confrontación se inició tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo. Los grandes perdedores al cabo de los cuatro años en que se desarrolló la guerra fueron los imperios de Austria, que perdió tal distinción para siempre, y el imperio Ruso, cuya monarquía fue exterminada (la familia real fue ejecutada) par dar paso a un nuevo sistema de gobierno, el Bolchevique, liderado por Lenin. EEUU se convirtió en potencia mundial de primer orden al igual que Japón, cuya primacía en Asia ya nadie discutía. Alemania perdió su pequeño imperio colonial, pero aun así logró mantener su infraestructura nacional. Fue el caso contrario al de Francia, que se suponía había resultado victoriosa en la guerra. Gran Bretaña, aunque menos afectada que Francia, también vio retroceder su prestigio y de repente se encontró en condición de igualdad con EEUU, país sobre el que hacia menos de un siglo aún tenía la pretensión de volverlo a integrar dentro de sus colonias. Por su parte el piloto alemán Manfred von Richthofen fue el icono de la guerra. Tras el final de la Primera Guerra Mundial, se instituyó la Sociedad de Naciones, que nació con el fin de evitar que un conflicto de esa magnitud volviese a repetirse. El Imperio Ruso pasa a ser la URSS, que con la ideologia marxista de Lenin, se convierte en la primera nación del mundo gobernada por el "proletariado". EEUU prosiguió su rápido desarrollo económico que se vio perturbado, sin embargo, por la "gran depresión" de 1929. Argentina, que había suministrado gran cantidad de mercancias a Europa durante la guerra, se transformaba rápidamente y había alcanzado la distinción de ser uno de los países más ricos del mundo. Alemania, asfixiada por las onerosas disposiciones del Tratado de Versalles, tenía su sistema finaciero en la crisis más grande que conoció ese siglo, mientras trataba de lograr una estabilidad democrática con la República de Weimar de la que Paul von Hindenburg era presidente. La situación en Francia no era mucho mejor, lo que propició el descontento social que se traduciría en una inestabilidad política permanente. Japón extendía su presencia en Asia. Primero se apoderó de Corea y luego se anexó u ocupó regiones enteras de china. Además el Imperio Japonés se apoderó de las colonias que Alemania tenía en el Pacífico.


El creciente descontento de los alemanes hizo que Adolf Hitler tomara el control del país en 1933 con un apoyo de la población sin precedentes. Alemania dejó de lado la República de Weimar y se convirtió en un estado totalitario al igual que la Italia de Benito Mussolini. Alemania se desarrolla nuevamente, la economía se relanza con el impulso que le da la industria y la inversión del estado en infraestructuras. El Imperio Japonés se consolidaba en Asia, afectando los intereses de Europa y EEUU, especialmente en el pacífico. Japón crea un "Imperio títere" en China bajo el nombre de Manchukuo. Gran Bretaña mantuvo su sistema político prácticamente inalterable, al contrario que Francia, que no logró consolidar una organización político-social fuerte. Rusia, que entre tanto se había transformado en la URSS, fue escenario de hambrunas endémicas y una constante lucha por el poder. La Guerra Civil Española desangró a esa nación, la convirtió en un estado totalitario y sirvió de preámbulo a la gran guerra que estaba por venir en el continente. La situación en el resto del mundo no sufrió alteraciones considerables. En EEUU el presidente Franklin Delano Roosevelt, lideró la recuperación económica del país tras la crisis provocada por la gran depresión de 1929. Segunda Guerra Mundial marcó como ningún otro acontecimiento a esta década y al siglo en general. Al igual que en 1914, la guerra se extendió a todo el mundo, aunque este conflicto fue mucho más sangriento y modificó el mundo de una manera más radical. En 1945, al final de la guerra, Alemania había sufrido enormes pérdidas humanas y materiales al igual que Japón, situación muy diferente a la del primer conflicto mundial de 1914. Si bien Alemania sufrió la mayor cantidad de bajas militares, fue la URSS la que sufrió el mayor número de bajas civiles. América no fue escenario de enfrentamientos significativos y los estados latinoamericanos estuvieron al margen de la confrontación, aun cuando de manera oficial apoyaron la causa de los aliados. EEUU y la URSS se convirtieron en las nuevas y únicas potencias del mundo. Todas las demás antiguas potencias pasaron a un segundo nivel.


La Sociedad de Naciones fue reemplazada por la ONU, que a diferencia de la anterior tuvo su sede en Nueva York y no en Europa. En 1948, se estableció formalmente el estado de Israel gracias al respaldo de Gran Bretaña y los EEUU. Esta nueva nación estaba conformada netamente de población judía, que en su mayoría era proveniente de Europa, donde habían sufrido persecución por parte de los nazis. Las dos fuerzas principales de China que lucharon contra Japón, que fue su enemigo común durante la guerra, se vieron enfrentadas poco después en una guerra civil por el control del territorio. El bando comunista se vio apoyado decididamente por la URSS y el bando nacionalista en apariencia respaldado por EEUU fue derrotado y obligado a recluirse en la isla de Formosa (actual Taiwán). La India consiguió su independencia a través de la revolución pacifista de Mohandas Gandhi. La URSS que había sido aliada de los países que derrotaron a Alemania y las demás naciones del Eje, rapidamente se vió transformada en el "enemigo de occidente" y el mundo vió formarse lo que se conoció como "Guerra Fría". Poco después del fin del conflicto mundial, la guerra civil en China, dió el triunfo de Mao Zedong quien instauró en la parte continental de su nación un regimen totalitario de base Comunista, reconocido como República Popular China. En la década de 1950, la disputa entre los dos nuevos ejes mundiales, se intensificó notablemente con la guerra de Corea y la posterior división de país en dos estados diferentes. Se inició una carrera armamentista sin precedentes que se extendería en las siguientes décadas, así la URSS y EEUU se iniciaron a la carrera de un arsenal capaz de destruir todo el planeta. EEUU vió una revolución cultural impulsada por el rápido desarrollo industrial y el consecuente fenómeno de consumismo. Alemania y Japón experimentaron una sorprendente recuperación económica que menos de dos décadas después del final de la guerra, había transformado a ambos países en potencias económicas, si bien no políticas o militares. Por lo tanto aunque Francia y Gran Bretaña tenían un mayor peso político, Japón y Alemania, superaban a los dos países europeos que obtuvieron la victoria en la segunda guerra e incluso su presencia en el comercio internacional superaba a la de la URSS.


Un proceso de importancia capital para el futuro de Europa y el mundo se inició cuando Robert Schuman pronunció la celebre declaración que lleva su nombre y que constituye el embrión de la actual Unión Europea (UE). La iniciativa fue impulsada también por Konrad Adenauer, quien a la vez logró dotar a Alemania de estabilidad politica En el primer lustro de este decenio el régimen implantado en Cuba por Fidel Castro y el Che Guevara, entre otros, orientó la política de su país hacia la URSS, de la cual paso a ser un incondicional aliado en detrimento de los intereses geoestratégicos de EEUU. La situación tuvo su punto mas dramático en la "Crisis de los misiles de 1962" que llevó a la humanidad a estar más cerca que nunca de una tercera guerra mundial, pero que pudo evitarse gracias a la voluntad de Nikita Jruschov y John F. Kennedy. Este decenio trajo consigo el inicio de la guerra de Vietnam, cuyas consecuencias socioculturales directas aún se sienten actualmente. La "carrera espacial", dió como vencedor a los EEUU, que lograron colocar al primer ser humano sobre la superficie lunar en 1969. Esto se logró en gran medida gracias al impulso dado por el presidente John F. Kennedy, quien había sido asesinado en 1963 en oscuras circustancias que sumieron al pueblo estadounidense en la mas profunda crisis de identidad que ha conocido hasta ahora. En Europa se consolidan las reconciliación franco-alemana, sobre las que en gran medida se basaría la construcción de la Unión Europea (UE) que se había iniciado en la década anterior. Alemania se afianza como tercera potencia económica mundial detrás de EEUU y Japón. Gran Bretaña, al igual que Francia, pierde prácticamente la totalidad de sus colonias, en un proceso que se inició una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial y que se vió precipitado en gran medida tras la independencia de Libia. En oriente medio se había vivido una trascendental transformación, debido a la instauración del estado de Israel en 1948, el cual quedó enclavado en el centro neurálgico de esta región. Además, las ingentes reservas de petróleo descubiertas principalmente en los llamados países del Golfo, le dieron a esta región un peso sin precedentes en la economía del planeta. La China de Mao vivió en esta década la llamada "Revolución cultural", que supuso una transformación de la milenaria sociedad de este país. Mientras tanto, Japón continuó desarrollando su reputación de potencia tecnológica y los productos provenientes de este país empezarón a alcanzar prestigio en todo el mundo, impulsando la economía del país, mientras la sociedad era reestructurada radicalmente pero conservando sus raices culturales.


El conflicto árabe-israelí y la etapa final de la guerra de Vietnam dominan la mayor parte de la vida política de esta época. El mercado del petróleo se ve sacudido por las disposiciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo que arrastra a los países industrializados a una crisis en el sector energético y por ende a toda la industria y la sociedad. Se da un bloqueo en el suministro del petróleo y ahora son las naciones productoras las que fijan los precios del combustible. La Casa Blanca es escenario del escandalo Watergate que llevo a que el presidente Richard Nixon fuera el unico presidente estadounidense en renunciar a su cargo en este siglo. El bloque comunista que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas logró conformar durante varias decadas, empieza a dar señales de desintegración y la potencia soviética se distancia de la China comunista, lo que trajo consigo el debilitamiento de la influencia comunista en el mundo. En Europa a pesar de la crisis energética, los países occidentales de este continente logran igualar el nivel de vida de Estados Unidos de Norteamérica y los países escadinavos consiguen el más alto equilibrio económico social del mundo. En 1979 los fundamentalistas musulmanes toman el control de Iran bajo el liderazgo de Ayatolá Ruholá Jomeini, con lo este país se retira de la influencia occidental y se encierra en el más radical de los estados basados en Sharia (ley islámica). 1980 El inicio de este decenio está marcado el aumento de las tensiones entre la URSS y EEUU. La amenaza nuclear se hace más latente que nunca, por lo que a mediados de la década se produce un acercamiento entre los dos bloques, que se ve favorecido principalmente por las políticas conocidas en occidente como Glasnost y Perestroika, del mandatario soviético Mijail Gorbachev. El terrorismo internacional que se venía presentando desde la década anterior se intensifica y EEUU ataca a la Libia de Muamar Gadafi, como represalia por ataques terroristas supuestamente patrocinados por ese país. Perú, que salía de un régimen dictatorial de 12 años, y que retornaba a la democracia, se enfrenta al movimiento terrorista Sendero Luminoso, que comienza su accionar en los accidentados pueblos de los andes, y que poco a poco, fue incursionando en la capital. Por otra parte las diferencias en el desarrolllo entre los diferente pueblos del mundo se evidencian con la hambruna que debasta a varios países de África. En Etiopia la situación se torna particularmente dramática debido a la sequía.


Se realiza en México la Copa Mundial de Fútbol de 1986 y en las truibunas de los estadios surge el fenómeno colectivo conocido como "ola mexicana". Surge al mismo tiempo la chica Chiquitibum como todo un Icono mexicano de esta década. En 1989 la URSS y el bloque sovietico en general se encuentran más debilitados que nunca. En noviembre el muro de Berlín que encarnaba la división de dicha ciudad desde el fin de la segunda guerra mundial, fue demolido por los propios berlineses, dando con ello el golpe de gracia a la era soviética. El SIDA, cuyo primer caso confirmado se detectó en 1984, se presenta ante el mundo como una epidemia de enormes proporciones. Países asiáticos como Corea del Sur, Taiwan y Singapur, experimentan un rápido desarrollo industrial que no se detendría durante el resto del siglo. El narcotráfico ejerce una influecia en las sociedades de países latinoamericanos, en especial en Colombia donde Pablo Escobar se convierte en un verdadero poder paralelo al del estado. La situación degenera en un conflicto transnacional que involucra a EEUU, en la llamada "guerra contra el narcotráfico". Los videojuegos se hacen cada vez más populares gracias al éxito de Nintendo, que por entonces revolucionaría la industria con su videoconsola llamada NES creada en 1983, salvando este tipo de mercado del gran pozo en el que estaba sumido debido a los fracasos de compañías como Atari en el pasado. Comienza a extenderse, de este modo, una industria que en la actualidad genera beneficios superiores a los del cine o la literatura. Una nueva cultura, una nueva forma de aprender, interactuar, pensar, entretenerse. La mafia pierde gran poder del que alguna vez tuvo. 1990 Esta década dio nacimiento a un nuevo mundo. Tras la caída del muro de Berlín se desencadenó la desintegración de la URSS dando nacimiento a nuevos estados independientes y permitiendo la reforma política en las naciones que habían permanecido bajo su influjo. De entre estas naciones sobresaldría la Federación Rusa, que fue liderada por Boris Yeltsin durante todo el período. Los Estados Unidos conocen bajo el gobierno de Bill Clinton un crecimiento económico sin precedentes. Además la administración de Clinton respaldó negociaciones en Oriente Medio que llevaron a que el conflicto árabe-israelí estuviera más cerca que nunca de resolverse, si bien no llegó a concretarse una solución.


La República Popular China empezó a ver los beneficios de su política de transformación económica iniciada a finales de los años 1970, que hicieron que el país renunciara poco a poco a los principios de la economía comunista adentrándose cada vez más en una economía de mercado, Capitalismo. El nacimiento de la Unión Europea (UE) en 1993, dio al mundo un nuevo bloque político económico fuerte que paulatinamente se colocó como una fuerza predominante en Europa. Oriente medio aumentó su división interna y los países árabes dejaron de representar un peligro para la existencia del estado de Israel. La Guerra del Golfo fue el evento que más dividió a los árabes y que algunos de ellos llegarón a aliarse con Estados Unidos y otros países occidentales para atacar a Irak, algo que hubiera sido impensable algunos años atrás. Nubeluz, programa infantil peruano, batió récords de sintonía en Latinoamérica y otros países, haciéndo giras y editando discos, teniendo como fuerte competidora a la animadora infantil brasileña Xuxa. La aparición de Internet como una herramienta al alcance de la población, marca una revolución cultural cuyo alcance aun no puede ser cuantificado del todo, pero que sin duda ha cambiado para siempre la manera en que las personas se comunican. • Siglas, acrónimos y funciones de organismos importantes AOD Asistencia Oficial para el Desarrollo BANOBRAS Banco Nacional de Obras y Servicios, S. N. C. BANSEFI Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, S. N. C. BID Banco Interamericano de Desarrollo BIRF Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento BM Banco Mundial BNDAN Banco de Desarrollo de América del Norte CAFN Comisión de Asuntos para la Frontera Norte CB Cooperación Bilateral CBI Comisión Internacional Ballenera CBM Corredor Biológico Mesoamericano CCA Comisión de Cooperación Ambiental de América del Norte


CCAD Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo CDB Convenio de Diversidad Biológica CDS Comisión sobre el Desarrollo Sustentable CFE Comisión Federal de Electricidad CIAT Centro Internacional de Agricultura Tropical CIBIOGEM Comisión Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados CM Cooperación Multilateral CMDS Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible CMNUCC Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático CNULD Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación en los Países Afectados por Sequía Grave o Desertificación, en particular en África COCEF Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza CONABIO Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad CONAFOR Comisión Nacional Forestal CONAGUA Comisión Nacional del Agua CONANP Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas COPs Contaminantes Orgánicos Persistentes CR Cooperación Regional DGAFE Dirección General Adjunta de Financiamiento Estratégico DGGIA Dirección General de Gestión e Informática Ambiental DGPAIRS Dirección General de Política Ambiental e Integración Regional y Sectorial DGPE Dirección General de Planeación y Evaluación DGPP Dirección General de Programación y Presupuesto DGVS Dirección General de Vida Silvestre ECOSUR El Colegio de la Frontera Sur


FANP Fondo para las Áreas Naturales Protegidas FIDA Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola FMAM Fondo para el Medio Ambiente Mundial FMCN Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza FMPM Fondo Mundial para la Implementación del Protocolo de Montreal FONDEN Fondo de Desastres Naturales IDESMAC Instituto para el Desarrollo Sustentable en Mesoamérica, A. C. IEPAAC Investigación y Educación Popular Autogestiva, A. C. IHN Instituto de Historia Natural - Chiapas IMTA Instituto Mexicano de Tecnología del Agua INE Instituto Nacional de Ecología LGEEPA Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente NAFIN Nacional Financiera, S. N. C. OFI Organismos Financieros Internacionales OMC Organismo Mundial de Comercio OMI Organismo Marítimo Internacional ONG Organización no Gubernamental


ONU Organización de Naciones Unidas ONUDI Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial PEMEX Petróleos Mexicanos PNUD Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUMA Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente PRODER Programa Regional de Desarrollo Sustentable PROFEPA Procuraduría Federal de Protección al Ambiente SAOs Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono SECTUR Secretaría de Turismo SEMARNAT Secretaría de medio Ambiente y Recursos Naturales SENER Secretaría de Energía SRE Secretaría de Relaciones Exteriores SHCP Secretaria de Hacienda y Crédito Público SIMEPRODESO Sistema Metropolitano de Procesamiento de Desechos Sólidos SSGPA Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental SSPPA Subsecretaría de Planeación y Política Ambiental


TLCAN Tratado de Libre Comercio de América del Norte UACH Universidad Autónoma Chapingo UCAI Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales UE Unión Europea APEC Asia Pacific Economic Cooperation Mecanismo de Cooperación Económica Asia Pacífico BCPR Bureau for Crisis Prevention and Recovery (UNDP) Dirección de Prevención de Crisis y de Recuperación CEIT Countries with economies in transition Países con economías en transición CITES Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Flora and Fauna Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres COP Conference of the Parties Conferencia de las Partes EnvSal Environmental Strategic Adjustment Loans Programa de Ajuste Estructural Ambiental EPOC Environment Policy Committee Comité de Política Ambiental de la OCDE FAO Food and Agriculture Organization of the United Nations Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación GEF Global Environment Facility Fondo Mundial para el Medio Ambiente GHG Greenhouse Gases Gases de Efecto Invernadero


GTZ Deutsche Gesellschaft fuer Technische Zusammenarbeit Agencia de Cooperación Técnica Alemana IBRD International Bank for Reconstruction and Development Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento IDA International Development Association Asociación Internacional para el Desarrollo IDF International Development & Finance Fondo de Desarrollo Institucional IFC International Finance Corporation Corporación Financiera Internacional IMF International Monetary Fund Fondo Monetario Internacional J-Green Japan Green Resources Agency Agencia de Recursos Verdes del Japón JICA Japan International Cooperation Agency Agencia de Cooperación Internacional del Japón NAFTA North American Free Trade Agreement Tratado de Libre Comercio de Norteamérica NAWCC North American Wetlands Conservation Council Consejo de Conservación de Humedales de Norte América NGO Non-governmental Organization Organizaciones no Gubernamentales NIP National Implementation Plan (for the Stockholm Convention) Plan Nacional de Implementación (para la Convención de Estocolmo) OCDE Organization for Economic Co-operation and Development Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico


ODA Official Development Assistance Asistencia Oficial para el Desarrollo ODF Official Development Finance Financiamiento Oficial para el Desarrollo PHRD Japan Policy and Human Resources Development Fund Fondo para el Desarrollo de Políticas y Recursos Humanos (cooperación Japonesa) PIC Rotterdam Convention on the Prior Informed Consent Convención de Rótterdam sobre el Procedimiento de Consentimiento Previo Informado POP Stockholm Convention on Persistent Organic Pollutants Convención de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes POPs Persistent Organic Pollutants Compuestos Orgánicos Persistentes RAMSAR Convention on Wetlands, signed in Ramsar, Iran Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional Especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas SAICM Strategic Approach to International Chemicals Management Enfoque Estratégico para la Gestión de Productos Químicos a Nivel Internacional SAL Strategic Adjustment Loans Préstamos de Ajuste Estructural TNC The Nature Conservancy TVE Television Trust for the Environment UK United Kingdom Reino Unido UNCCD United Nations Convention to Combat Desertification Convención de Naciones Unidas para el Combate a la Desertificación y Mitigación de la Sequía UNCTAD United Nations Conference on Trade and Development Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo


UNDP United Nations Development Programme Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo UNEP United Nations Environment Programme Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente UNFCCC United Nations Framework Convention on Climate Change Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático UNIDO United Nations Industrial Development Organization Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial USAID United States Agency for International Development Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USD United States Dollar Dólar estadounidense USEPA United States Environmental Protection Agency Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos USFWS United States Fish and Wildlife Service Agencia de los Estados Unidos para la Pesca y la Vida Silvestre WB World Bank Banco Mundial

• Problemas y hechos significativos en el campo de la ecología, la salud y los deportes Por calentamiento global se entiende un aumento (en el tiempo) de la temperatura media de la atmósfera terrestre y de los océanos. En la práctica se habla de calentamiento global para referirse al calentamiento observado durante las últimas décadas. Se postula que la temperatura se ha elevado desde finales del siglo XIX debido a la actividad humana, principalmente por las emisiones de dióxido de carbono que incrementaron el efecto invernadero. La teoría predice, además, que las temperaturas continuarán subiendo en el futuro si continúan las emisiones de gases invernadero.


La denominación "calentamiento global" generalmente implica la actividad humana. Una denominación más neutral, cambio climático, se utiliza normalmente para designar a cualquier cambio en el clima, sin entrar en discusiones sobre su causa. En cambio, para indicar la existencia de influencia humana a veces se utiliza el término cambio climático antropogénico. Es necesario recalcar que calentamiento global y efecto invernadero no son sinónimos, más bien se cree que el efecto invernadero sería la causa del calentamiento global observado. Frecuentemente la discusión se centra en la temperatura, pero el calentamiento global o cualquier tipo de cambio climático pueden implicar cambios en otras variables: las lluvias globales y sus patrones, la cobertura de nubes y todos los demás elementos del sistema atmosférico. La complejidad del problema y sus múltiples interacciones hacen que la única manera objetiva de evaluar simultáneamente estos cambios sea a través del uso de modelos computacionales que intentan simular la física de la atmósfera y del océano. El cuerpo multigubernamental y científico encargado de su análisis global es el IPCC (siglas en inglés del Inter-Governmental Panel on Climate Change o Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático). Una de sus líneas de acción más visibles es el Protocolo de Kyoto, que promueve una reducción de emisiones contaminantes (principalmente gases de efecto invernadero) por parte de los países industrializados. Se denomina agujero de ozono a la zona de la atmósfera terrestre dónde se producen reducciones anormales de la capa de ozono, fenómeno anual observado durante la primavera en las regiones polares y que es seguido de una recuperación durante el verano. Sobre la Antártida la pérdida de ozono llega al 70%, mientras que sobre el Ártico llega al 30%. Esta reducción se debe, según un amplio consenso científico, al aumento de la concentración de cloro en la estratósfera debido a las emisiones antropogénicas de compuestos clorofluorocarbonados (CFCs). Dado que la capa de ozono evita el paso de las ondas de luz ultravioleta más dañinas, la disminución existente del ozono y las proyecciones futuras generaron tal preocupación a nivel mundial, que se llegó a una rápida adopción de la prohibición del uso de los CFC. Se espera que, si estas normas se mantienen, alrededor del año 2050, ambos agujeros se hayan reducido. El viernes día 13 de mayo de 2005, salió en los medios de comunicación que los científicos que estudian el agujero de ozono habían descubierto que éste seguía creciendo.


En septiembre de 1987 varios países firmaron el Protocolo de Montreal, en el que se comprometían a reducir a la mitad la producción de CFC´s en un periodo de 10 años. La situación, hoy, es más alarmante de lo que la el público pueda pensar, por la baja intensidad de aparición en los medios masivos de comunicación, y el acuerdo no ha sido suficiente para solucionarlo. Para algunos expertos, la solución pasa por la supresión de los CFC cambiándolos con nuevas tecnologías y la supresión de CFC de todos los procesos industriales. Expertos en salud medioambiental y cardiólogos de la Universidad de California del Sur (EE.UU), acaban de demostrar por primera vez lo que hasta ahora era apenas una sospecha: la contaminación ambiental de las grandes ciudades afecta la salud cardiovascular. Se comprobó que existe una relación directa entre el aumento de las partículas contaminantes del aire de la ciudad, y el engrosamiento de la pared interna de las arterias (la "íntima media"), que es un indicador comprobado de aterosclerosis. El efecto persistente de la contaminación del aire respirado, en un proceso silencioso de años, conduce finalmente al desarrollo de afecciones cardiovasculares agudas, como el infarto. Al inspirar partículas ambientales con un diámetro menor de 2,5 micrómetros, ingresan en las vías respiratorias más pequeñas y luego irritan las paredes arteriales. Los investigadores hallaron que por cada aumento de 10 microgramos por metro cúbico de esas partículas, la alteración de la pared íntima media de las arterias aumenta un 5,9 por ciento. El humo del tabaco y el que en general proviene de los caños de escape de los autos producen la misma cantidad de esas partículas. Normas estrictas de aire limpio contribuirían a una mejor salud con efectos en gran escala. Por desertificación o desertización se entiende el proceso por el que un territorio que no posee las condiciones climáticas de los desiertos, termina adquiriendo las características de éstos. Esto sucede como resultado de la destrucción de su cubierta vegetal y de la erosión del suelo. Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el 35 % de la superficie de los continentes puede considerarse como áreas desérticas. Dentro de estos territorios sobreviven millones de personas en condiciones de persistente sequía y escasez de alimentos. La expansión de estos desiertos se debe tanto a causas naturales como humanas. La deforestación es el proceso de desaparición de masas forestales (bosques), fundamentalmente causada por la actividad humana.


La deforestación está directamente causada por la acción del hombre sobre la naturaleza, principalmente debido a las talas realizadas por la industria maderera, así como para la obtención de suelo para cultivos agrícolas. En los países más desarrollados, se producen otras agresiones como la lluvia ácida que comprometen la supervivencia de los bosques, situación que se pretende controlar mediante la exigencia de requisitos de calidad para los combustibles, como la limitación del contenido de azufre. En los países menos desarrollados, las masas boscosas se reducen año tras año, mientras que en los países industrializados se están recuperando debido a las presiones sociales, reconvertiéndose los bosques en atractivos turísticos y lugares de esparcimiento. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las plantaciones de reforestación no sustituyen en ningún caso al bosque, ya que éste es un ecosistema que tarda décadas y en algunos casos siglos en formarse, constituyendo el bio-sistema óptimo de aprovechamiento de la luz solar. En cambio la reforestación en el mejor de los casos es un conjunto de árboles situados según una separación fijada artificialmente, entre los cuales surge una vegetación herbácea o arbustiva que no suele darse en el bosque. Y en el peor de los casos, se plantan árboles no autóctonos que en ocasiones dañan el sustrato, como ocurre en muchas plantaciones de pino, abeto o eucalipto. Una consecuencia de la deforestación es la desaparición de sumideros de dióxido de carbono, reduciéndose la capacidad del medio de absorber las ingentes cantidades de este gas causante del efecto invernadero, y agravando el problema del calentamiento global. Como medida de contención, diversos organismos internacionales proponen la reforestación, medida parcialmente aceptada por los movimientos ecologistas, al entender éstos que en la repoblación debe considerarse no sólo la eliminación del dióxido de carbono, si no además, la biodiversidad de la zona a repoblar. Razonamiento verbal • La comprensión de lectura. Proviene del vocablo latino “lectum”, que es el supino del verbo “legere” cuyo sentido primario es; elegir, seleccionar. “Es la interpretación y selección de un mensaje que se ha recibido por escrito”.


“La lectura nos permite entrar en contacto con otras maneras de ver la vida, de comprender el fenómeno de la producción de desarrollo, la vida económica o la política de un pueblo o nación”. LEER: La lectura permite la comprensión y la interpretación •

La lectura es importante porque:

A través de ella se adquiere la mayoría de los conocimientos. Es la práctica de mayor importancia en el estudio. Aumenta nuestra cultura. El éxito o el fracaso depende en gran parte de la eficiencia en la lectura. A través de ella se transmiten los conocimientos de una generación a otra. Proporciona diversas emociones. Las lecturas se clasifican de acuerdo a: La finalidad del lector, y a la naturaleza de la lectura. Las finalidades del lector según los estudiosos de este campo, reducen a cuatro: 1.- Adquirir conocimientos sobre una materia. 2.- Profundizar o ampliar los que ya se tienen. 3.- Distraerse o pasar un rato agradable. 4.- Influir en la manera de pensar, sentir y querer. De acuerdo a los fines de su naturaleza las lecturas se clasifican en: O De estudio: Su objetivo es aprender con un método para un curso, un examen, etc. O Estructural o Analítica: Revisión general, para tener una visión de las partes y contenido de un libro. O Dinámica:


Es una práctica sistemática de lectura rápida y comprensiva. O De Consulta: Sirve para ampliar los conocimientos a través del diccionario, enciclopedia y de otros textos. O De Información: Para conocer el área que le interesa al lector, por medio de folletos, revistas científicas o especializadas, periódicos, ensayos, etc. O De Investigación: Se realiza en diferentes libros y materiales para obtener información necesaria para elaborar una monografía, ensayo, informe, tesis, libro, etc. O De Recreación: Para descansar, por goce estético, buscando estimular la imaginación, la emoción, la reflexión, etc. O Crítica o Evaluativa: En ella se interpreta, se valora el conocimiento, los datos e informaciones. Es una lectura reflexiva sobre la intención ideológica del autor; para poder hacer una reseña o comentario y así elaborar un juicio o apropiarse de una nueva idea. •

Otra clasificación de las lecturas es la que se hace, atendiendo a la forma como se realiza lo lectura:

O La Lectura de Comprensión: Consiste, en leer para comprender el contenido del escrito. Saber distinguir: lo fundamental, de lo accesorio; los hechos, de las opiniones; lo comprobado, de lo discutible; los principios, de las aplicaciones; las causas, de los efectos; la condición, de lo condicionado; lo exclusivo, de lo común; lo convergente de lo divergente. O La Lectura Estructural o Analítica: Tiene por objeto conocer el libro y clasificarlo ¿Que tipo de libro es? Explosivo... imaginativo... de divulgación... de consulta..., ¿En que partes esta dividido?, ¿Cual es su estructura formal?; ¿Que asunto trata?; ¿Que es lo que busca expresar?, ¿Que problemas quiere mostrar o solucionar?, ¿Por que?


O La Lectura Creativa: Exige un lector capaz de crear proyectos complementarios vinculados con una obra, que sea polemista comprometido, testigo presencial capaz de expresarse a propósito de la obra por media de trabajos escritos cuyo requisito consiste en saber leer a profundidad. O La Lectura Dinámica: Consiste en mejorar el rendimiento del lector a fin de que este pueda leer provechosamente la mayor cantidad de información escrita. Es decir, que este tipo de lectura se distingue por dos características correlacionadas: Aumentar la comprensión (la capacidad de comprensión) y aumentar simultáneamente la velocidad de la lectura. REQUISITOS DE LECTURA Para el logro de una buena lectura debemos cubrir determinados requisitos como son: •

Motivación

Interés

Atención

Constancia

Que el texto sea de nuestro nivel

Motivación:

Para iniciar la lectura con disposición se necesita que lleguemos impulsados por algún motivo. Por ejemplo la curiosidad por conocer el estilo de algún autor. •

Interés:

Un estudiante puede tener interés en aprobar un examen y, saber que su único recurso es leer determinada obra. Hará esto con muy buena disposición. •

Atención:

Una vez que el lector esta bien motivado e interesado; se acerca a un libro, emprenderá la tarea con toda atención, fijando su mente en el contenido y desarrollo de la obra que comenzó a leer con el fin de evitar la dispersión mental.


Constancia:

Para que la lectura tenga éxito dependerá del emperio y asiduidad con que la realicemos. •

Elegir bien el texto que vamos a leer:

Por más que haya disposición a leer un libro, si este se encuentra muy por encima de nuestra preparación intelectual, será imposible que logremos una buena lectura. El desconocimiento de los términos y situaciones que en el se manejen, hará que nosotros solo veamos figurillas de tinta, sin captar su significado. Es indispensable elegir bien lo que se lea TÉCNICAS DE LECTURA PRIMERA TÉCNICA EXAMEN Y REPASO En conclusión, todas las técnicas señalan caminos similares para llegar finalmente a la selección de ideas e interpretación del mensaje. Esta primera técnica comprende cuatro etapas: 1) Examinen el libro-. Consiste en la observación panorámica del libro para formarnos una opinión acerca de su contenido y la manera de tratarlo. Esta observación se logra leyendo la introducción o prologo, el índice general y algunos párrafos de algún tema que conozcamos mejor. 2) Formular preguntas: Con base en los Índices, subtítulos, epígrafos, etc., la finalidad es comprobar si la lectura responde o no a esas preguntas. 3) Leer: Se deberá adoptar una posición adecuada. Se podrán subrayar las ideas principales y consultar las palabras de difícil comprensión en el diccionario. 4) Repasar: Se sugiere que al terminar cada apartado o unidad, el lector repita con sus propias palabras el contenido. Si lo hace puede estar seguro deque lo ha asimilado. SEGUNDA TÉCNICA LECTURA DE COMPRENSIÓN


Es aquella que en un texto (científico, técnico, escolar, etc.) nos permite captar el contenido de este, es decir, sus enunciados nucleares y sus jerarquías conceptuales. Etimológicamente Comprensión significa alcanzar o captar algo. Toda lectura en sentido estricto, debiera ser lectura de comprensión, ya que su finalidad es el significado de las palabras que describen los objetos o las ideas. El lector autentico debe ser capaz de traducir a sus términos cotidianos la experiencia que le dejo la lectura y relatarla en palabras comprensibles para el y para las personas que tengan su mismo nivel. En las obras informativas lo principal es el contenido, en tanto que en las expresivas lo que mas importa es la forma. Pasos de la lectura de comprensión: 1) Realizar una lectura general del texto. 2) Localizar e investigar los términos desconocidos. 3) Señalar las palabras clave y analizar la relación entre ellas. 4) Enunciar el tema en forma breve, clara y precise. 5) Formular preguntas para identificación de las ideas principales. 6) Resolver el cuestionario incluyendo las preguntas. 7) Elaborar el resumen con base a las respuestas. Todas las técnicas para una eficiente lectura de comprensión, tienen que referirse a la captación de los dos elementos del contenido. Aquí sugerimos las siguientes: a) Formulación de preguntas: Para captar la idea principal o el enunciado nuclear de un párrafo, ayuda mucho la formulación de preguntas adecuadas. Si podemos dar respuesta a tales preguntas, habremos captado lo que nos interesaba de este párrafo, de esa pagina, de ese capitulo, etc. b) Relaciones terminologicas: El otro aspecto del contenido es la jerarquía entre los conceptos. En la terminología propia de un texto -sobre todo en los científicos y en los escolares- se encuentran varios niveles. En primer nivel, o nivel básico, están los términos para cuya comprensión basta una definición ostensiva, es decir mostrar los objetos a que se refiere. Habrá términos en segundo nivel, los cuales, para ser comprendidos, necesitan ser definidos recurriendo a los del primer nivel.


Asimismo, habrá términos mas cargados de significado, cuya comprensión solo Serra posible recurriendo a las significaciones de otros términos de niveles anteriores. Para obtener una comprensión complete de un texto, el ideal serio jerarquizar sus conceptos haciendo explicitas los relaciones que se encuentran entre ellos. EJEMPLO Dice la física: (1) Potencia es el trabajo efectuado en la unidad de tiempo. (2) Trabajo es el desplazamiento que realiza un cuerpo por la acción de una fuerza. (3) Fuerza es toda causa capaz de producir un movimiento o modificarlo. El concepto (1) es de cuarto nivel, porque para entenderlo necesitamos “tiempo” que es de nivel tres. El concepto (2) es de nivel tres, ya que para entenderlo necesitamos conocer “desplazamiento” y “cuerpo”, que son de nivel uno y “fuerza”, que es de nivel dos. El concepto (3) es de nivel dos porque para entenderlo necesitamos conocer “movimiento” que es de nivel uno, I “términos”, “cuerpo”, “tiempo”, “movimiento” y “desplazamiento” son de nivel uno, porque para conocer su significado nos basta con una definición ostensiva. c) Mecanismos externos: Existen algunos auxiliares para la aplicación de cualquier técnica de lectura, que se conocen como mecanismos externos, por ejemplo: 1) Subrayar a lápiz algunas frases. 2) Tomar nota en algún cuaderno. 3) Hacer resúmenes y síntesis. De estos los principales son el resumen y la síntesis. Ambos auxiliares son una prueba o manifestación deque el sujeto efectivamente realicé una lectura de comprensión. El resumen consiste en un extracto del texto o párrafo leídos. El resumen debe contener los enunciados nucleares, con las propias palabras del autor.


La síntesis es una captación de más alto nivel que el resumen y consiste en dos pasos: 1) Traducir al lenguaje propio el contenido del texto. 2) Explicar las relaciones jerárquicas que hay entre los términos o conceptos de dicho texto. PARÁFRASIS. Proviene de los vocablos: Para: junto, al lado de. Phrasis: Locución. “La paráfrasis se considera una traducción que imita el texto original pero sin reproducirlo con exactitud”. “La paráfrasis es una forma de descodificación que muestra de manera objetiva como se ha comprendido la información proporcionada por un texto”. Es la interpretación personal de un texto. PARAFRASEAR: / Habilidad que requiere de gran capacidad de comprensión como lector, puesto que, comprender el mensaje de un texto, equivale a realizar la mitad del proceso comunicativo, pues la intención de quien escribe es provocar una reacción de quien recibe el mensaje. Pasos para realizar una paráfrasis: 1.- Lee cuidadosamente el texto 2.- Consulta en el diccionario las palabras que no hayas entendido. 3.- Identifica el mensaje esencial. 4.- Escribe las palabras clave del texto y cámbialas por sus sinónimos. 5.- Redacta el borrador de la paráfrasis 6.- Realiza la redacción definitiva. Ventajas que ofrece la paráfrasis como forma de expresión. •

Ayuda a explicar y comprender mejor el mensaje de un texto.

Contribuye a aprender más adecuadamente la información que proporciona un texto.


Manifiesta una forma de respuesta por parte del lector.

Conduce a un mejor desarrollo de las capacidades de estudio.

Constituye un recurso útil para la elaboración de fichas de trabajo.

Propicia la selección de un vocabulario adecuado.

EJERCICIO TEXTO ORIGINAL: DEMOGRAFÍA La demografía (del gr. demos, pueblo y grapho, describir), es una importante disciplina auxiliar de la Economía que tiene por base la estadística de la población. Si para la Política Económica es imprescindible el conocimiento de los recursos naturales y de los bienes de capital disponibles, es aun mas interesante saber con que potencial humano se cuenta y como esta constituido. En México, los Censos Generales de Población se levantan cada diez anos y captan diversos informes sobre las características de los individuos, como son: sexo, edad, grado de escolaridad, alimentación, ocupación, estado civil, etc. Se han realizado hasta la fecha 10 censos de este tipo, el próximo se efectuara en marzo de 1990. La información censal se presenta en un resumen general, con datos generales y por entidades federativas. Además, se publican en volúmenes especiales para cada una de las entidades de la Republica, con cifras por municipios. La elaboración de estadísticas permanentes, permite utilizar los datos sobre la población del país en los anos censales. (*) PARÁFRASIS DEMOGRAFÍA La palabra Demografía, proviene del gr. demos, que significa pueblo y grapho, describir. La Demografía es una disciplina auxiliar de la Economía, que permite conocer con que potencial humano se cuenta y como esta constituido. En México los Censos Generales de Población se realizan cada diez anos y captan diversos informes sobre las características


de la población. Estos datos son importantes para planear el crecimiento económico del país. RESUMEN: Es la exposición reducida de un texto. Es distinguir las ideas esencia-les de un texto. PASOS PARA ELABORAR UN RESUMEN: 1.- Leer: Realice una lectura general y otra párrafo par párrafo. 2.-Comprender: Interpreta con tu vocabulario el Texto. 3.-Seleccionar: Distingue las ideas esenciales. 4.-Escribir: Enlaza adecuadamente las ideas. 5.-Comparar: Revise que el nuevo Texto, incluya las ideas del autor. ¿PARA QUE SIRVE EL RESUMEN? •

Para comprender mejor un tema

Pare estudiar con mayor facilidad un tema, un capitulo o una obra.

Poder estructurar un examen.

EJEMPLO TEXTO ORIGINAL: “Es muy bonito que las personas se ayuden entre si; ayude a su compañero. El agradecerá que comparta el cargo del matrimonio, las relaciones, los pequeños detalles de la vida diaria, y le deje tiempo para las situaciones que verdaderamente necesitan la intervención masculina. Por ejemplo, el mundo del automóvil no es tan privativo del varón como parece; colabore, señora, interesándose por el funcionamiento del coche, lo mismo que las personas, el automóvil necesita alimentación y verificaciones periódicas para obtener de el un mejor funcionamiento. Por las mañanas, revise el nivel del agua del radiador, cerciórese que la presión de las llantas es correcta, ponga en marcha el auto, pero no arranque de inmediato, espere un momento a que la bomba del aceite lubrique los componentes y, especialmente, los balines de las punterías”. RESUMEN


“Ayude a su compañero, el le agradecerá que comparta la carga del matrimonio, las relaciones, los pequeños detalles de la vida cotidiana; colabore, señora, interesándose por el funcionamiento del coche. Lo mismo que las personas, el automóvil necesita alimentación y verificaciones periódicas para obtener de el un mejor funcionamiento” SÍNTESIS La palabra síntesis, proviene del vocablo latino synthesis= Composición-unión. “Composición de un todo por la reunión de sus partes” “Es el compendio de algunos aspectos de un Texto, no de todos, solo de los mas importantes” “La síntesis no es detallada, es general” “La síntesis se expresa con tu propio vocabulario” Elaboración de una síntesis: Esta es muy sencilla, sigue los siguientes pasos: •

Realiza una lectura general del texto.

Localiza la idea básica de cada párrafo

Busca en el diccionario las palabras de difícil significado

Enlaza las ideas básicas de cada párrafo (resumen)

Cambia las palabras que usa el autor por las que tú utilizas. Puedes agregar un comentario.

EJEMPLO TEXTO ORIGINAL: ELEMENTOS ARTÍSTICOS DEL ARTE GÓTICO (J. Manuel Lozano) El arte gótico en cuanto a sus elementos arquitectónicos, es una evolución del románico. La palabra gótico según Vasari, la utilizo por primera vez Rafael Sanzio para designar el periodo artístico anterior al Renacimiento y gótico vino a significar arte bárbaro, aunque creemos que de forma intencionada hubo una asimilación de diptongo y la palabra no debía de ser gótico, sino poético, que quiere decir


mágico, pues el arte ojival parece una arquitectura producida por verdaderos magos. El arquitecto gótico ignoro la ley de la gravedad y su verdadera obsesión fue la verticalidad. Hubo un verdadero afán por la luz y procuro prescindir de los gruesos muros del románico que tenían que soportar las pesadas bóvedas de canon; para esto se sirvió de nuevos materiales como el cemento y el hierro; es por ello que el muro llego a perder su función de soporte y pudo ser sustituido por las policromas vidrieras. El origen del arte gótico esta en Francia y se inicio en los primeros anos del siglo XIII, aunque su principal característica que es la bóveda ojival de crucería ya había sido usada por los musulmanes españoles. Los elementos básicos de la arquitectura ojival son el área apuntado y la bóveda de crucería; esta acumula los empujes de peso en un punto determinado y con ello desaparecen los macizos muros románicos que serán sustituidos por amplios vanos. Pero el peso es distribuido entre los arbotantes y los estribos que rematan en pináculos. Las bóvedas descansan sobre pilares que tienen un muro central de columnas adosadas o baquetones; el numero de columnas depende del numero de nervios de la bóveda; las ventanas o vanos están limitados por un arco ojival con esbeltas columnas de fina tracería. SÍNTESIS: Según la historia del arte, el origen del arte gótico fue en Francia a principio del siglo XIII. La palabra gótico la utiliza por primera vez Rafael Sanzio para designar el periodo anterior al Renacimiento. La arquitectura gótica empleo el cemento y el hierro en las construcciones, sustituyendo los muros por luminosas vidrieras de colores. Los elementos arquitectónicos básicos fueron el arco apuntado y la bóveda de crucería. CUADRO SINÓPTICO “Es la representación grafica, objetiva y partes esenciales de un todo”. “Es una estructura de las partes importantes de un asunto”. PASOS PARA ELABORAR EL CUADRO SINÓPTICO: 1.- Realiza una lectura general del Texto 2.-Localiza los apartados (títulos, subtítulos, inicios, etc., mas importantes del tema.) 3.-Escribe las ideas principales. 4.-Relaciona los contenidos.


5.-Elabora el esquema. CONTENIDO DEL CUADRO SINÓPTICO: El Cuadro Sinóptico contiene una enumeración, una clasificación, una división. VENTAJAS DEL CUADRO SINÓPTICO: •

Permite almacenar gran cantidad de información.

Despierta tu creatividad.

Pone en práctica tu capacidad para discernir

Facilita el estudio.

EJEMPLO CLASIFICACIÓN DEL TEXTO (Manuel Medina Carballo) “El Texto es todo discurso escrito que giro alrededor de un tema o asunto. El tema tratado podrá estructurarse de la siguiente manera: introducción, desarrollo y conclusión. En general, los Textos se clasifican como literarios, científicos o informativos”. TEXTOS LITERARIOS Los Textos literarios son aquellos escritos en que el autor denota emotividad como producto de la realidad en que vive, así como de su ideología, de lo que percibe y siente en el momento en que escribe la obra. El escritor se expresa por media de un lenguaje metafórico y rico en expresividad. Los Textos literarios son subjetivos y cada lector interpreta esas obras desde su punto de vista particular. Clasificación: Los Textos literarios se clasifican como: narrativos, dramáticos o líricos. •

Textos narrativos. Estas son composiciones escritas en prosa. Contienen un relato sobre algún acontecimiento real o ficticio, desplazado en el tiempo y en el espado. Entre este tipo de Texto destacan la novela y el cuento.


Textos dramáticos. Estos Textos ofrecen como panorama el conflicto entre dos o mas persono/es; el desarrollo de la obra esta encaminado a presentar como se desarrolla dicho conflicto y cual es su enlace.

Los Textos dramáticos. Están escritos para ser representados y dan la idea de que los acontecimientos están ocurriendo en ese momento, aun cuando se trata de acontecimientos pasados; El relato lo hacen directamente los persono/es. Tragedia: Se habla de tragedia cuando el personaje principal resulta destruido física o moralmente. Drama: Se dice que un obra es dramática si la salvación o destrucción del personaje depende de el mismo. Comedia: Cuando en la obra predomina un fono ligero y tiene final feliz, se dice que es una comedia. •

Texto Lírico: En estos Textos se manifiestan sentimientos y emociones puestos en el yo del autor o en boca de un personaje determinado.

Clasificación: Entre los Textos líricos se encuentran: himnos, odas, elegías y canciones. TEXTOS CIENTÍFICOS Los Textos científicos desarrollan a profundidad temas acerca de la naturaleza, la sociedad y sus fenómenos y procesos; son resultados de las investigaciones de hombres especializados en las diversas áreas del conocimiento humano. Clasificación: Los Textos científicos se clasifican como: científicos, tecnológicos, Didácticos, de divulgación o de consulta. •

Los Textos científicos: Por lo general, son especialistas quienes escriben este tipo de Texto. Su lenguaje esta lleno de tecnicismo y va dirigido a los científicos de las diferentes ramas del saber.

Textos tecnológicos: Estos se basan en los Textos científicos y explican como se aplican en forma práctica los descubrimientos y estudios realizados por la ciencia.


Textos didácticos: Este tipo de Textos explican, en forma gradual, los conocimientos cinéticos, para que puedan asimilarse de acuerdo con el nivel académico de los estudiantes.

Textos de divulgación: En estos se tratan los ternas científicos en un nivel accesible, ligero y ameno para todo tipo de lectores.

Textos de consulta: En estos se presentan, en forma ordenada y especializada, los conocimientos del ser humano.

TEXTOS INFORMATIVOS Los Textos informativos se distinguen por dar la información y el enjuiciamiento público, oportuno y periódico e los hechos de interés. Clasificación: Se pueden clasificar como Textos netamente informativos o Textos de comentarios o valorativos. La noticia y el reportaje constituyen un ejemplo de lo que son los Textos informativos, y se caracterizan porque comunican acontecimientos o sucesos actuales, sin comentarlos. Los Textos de comentarios o valorativos son. crónica, articulo y entrevista; estos, además de informar sobre los hechos actuales, ofrecen la opinión de quien lo escribe. Narrativos: CUENTO NOVELA Dramáticos: DRAMA TRAGEDIA COMEDIA Literarios Líricos: HIMNO ODA ELEGÍA CANCIÓN Clasificación del texto


CIENTÍFICOS TECNOLÓGICOS DIDACTICOS DE DIVULGACIÓN • El establecimiento de relaciones entre palabras y frases sinónimas y antónimas • El establecimiento de completamientos o interpretaciones de razonamientos lógicos y analógicos • La elaboración de inferencias lógicas y silogísticas • El establecimiento de relaciones: — causa-consecuencia — oposición-semejanza — general-particular — ejemplificativas — explicativas, comparativas — analógicas Razonamiento matemático Una sucesión es una lista de números que siguen una regla. a1, a2, a3,... ai,... an,... Por ejemplo 1, 3, 5, 7, 9, ... El término general de esta sucesión es 2n - 1.


Cuando nos dan el término general es muy sencillo obtener un término determinado, pero lo contrario, dados unos pocos términos, obtener el término general, puede ser bastante difícil. Una serie es la suma de los términos de una sucesión: a1 + a2 + a3 + ... + ai + ... + an + ... Las sucesiones más famosas son las progresiones aritméticas, las progresiones geométricas y la sucesion de Fibonacci. Las sucesiones pueden ser infinitas (cuando tienen un número infinito de términos) o finitas. Algunas sucesiones se aproximan cada vez más a un cierto número, estas sucesiones se llaman convergentes. Se dice que un número L es el límite de una sucesión, de término general an, si la diferencia en valor absoluto entre an y L es menor que un número cualquiera, e , previamente elegido. Expresado matemáticamente ½ an - L½ < e . Las sucesiones que no tienen este límite se llaman divergentes.

Una sucesión es estrictamente creciente si cada término de la sucesión es mayor que el anterior Una sucesión es creciente si cada término es igual o mayor al anterior Similares definiciones se utilizan para sucesiones estrictamente decrecientes y decrecientes. Una sucesión es monótona si es creciente o decreciente. Una sucesión es estrictamente monótona si es estrictamente creciente o estrictamente decreciente.


Una sucesión se dice acotada superiormente por un número A, si A >= an. Una sucesión se dice acotada inferiormente A, si A <= an. Una sucesión se dice acotada si está acotada superior e inferiormente Progresión aritmética Es una sucesión de números en la que cada término, excepto el primero, se obtiene sumando al anterior otro número fijo. Este número fijo se llama diferencia. Es fácil demostrar que el término general es: an = a1 + d(n-1) y la suma de n términos es: S = (a1 + an) . n / 2 Mi padre me ha contado esta historia: En un pequeño pueblo de Alemania (Brunswick), un profesor castigaba a sus alumnos haciéndoles sumar números consecutivos (por ejemplo sumar los 100 primeros números naturales). Era un duro castigo, pues había que hacer muchas sumas (1 + 2 = 3, 3 + 3 = 6, 6 + 4 = 10, 10 + 5 = 15,...) y era fácil equivocarse. Pero... una vez, uno de los niños le dio la solución en un tiempo sorprendente, el profesor le preguntó ¿cómo lo has hecho? El niño le dijo: 1 + 100= 101, 2 + 99 = 101, 3 + 98 = 101,... siempre suma 101 y hay 50 sumas, en total 50 * 101 = 5050. El profesor quedó tan impresionado que le regaló un libro de Aritmética. Ese niño tenía 10 años y se llamaba Carl Friedrich Gaüs. Fue uno de los mas grandes matemáticos Progresión geométrica Es una sucesión de números en la que cada término, excepto el primero, se obtiene multiplicando el anterior por otro número fijo. Este número fijo se llama razón.


Es fácil demostrar que el término general de una progresión geométrica es: an = arn-1

y que la suma de n términos es: S = (an.r - a1) / (r - 1) Las progresiones geométricas tienen una propiedad interesante: el producto de dos términos equidistantes de los extremos es igual al producto de los extremos.

Guia parte 01 nopw 501 716  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you