Issuu on Google+

COMUNICACIÓN La comunicación hoy en día se convierte en un factor muy importante para la vida de cada uno de nosotros, ya que se nos proporciona información personal, laboral o de otro giro de forma rápida, e incluso en redes sociales se comunican al instante, es decir, en tiempo real, sin embargo los medios de comunicación tratan de proporcionar la información de manera clara, precisa y objetiva para los televidentes, radioescuchas o cualquier persona que reciba el mensaje, el objetivo de lo anterior es que no causarles problemas a las mencionadas personas ya que es de vital importancia enterarse de la verdad por una fuente confiable y sobretodo en tiempos donde la diversos factores cambian día a día, lo son como la economía mundial, el clima en tu localidad, país e internacionalmente, la tecnología y otros temas de interés común; sin embargo existe un problema aun mas grave si es que no se puede comunicar la noticia adecuadamente y es mayor si no se nos mantiene al tanto de la situación y es una noticia de interés común pero aumenta el interés de las personas si mala en caso de crisis. Existen factores que deben respetarse para dar información CCC “comunicación en caso de crisis” los cuales son: a) Mantener una percepción positiva y precisa de nuestra organización.- Esto "humanizará" a nuestra organización y hará posible una comunicación sincera y comprensible entre el público y la organización. b) Presentar información precisa, actualizada y a tiempo a los medios.- Para que no tengan la necesidad de buscar más información de la que les entregamos. c) Permanecer accesible a los medios y otros canales de comunicación.- Porque la peor política es esconderse. d) Monitorear la información diseminada por los medios para hacer las correcciones necesarias y evitar la creación de rumores. e) Mantener el apoyo de: empleados, clientes, inversionistas, autoridades, gobierno, público, y los medios mismos en su información editorializada. f) Restablecer la confianza tan rápido como será posible y dejar un "final feliz". Sin embargo la Comunicación en Caso de Crisis es un concepto que todavía no se comprende bien en nuestro país y a veces se subestima su potencial. Los norteamericanos y europeos ya han comprendido mejor la importancia y la necesidad de estar preparados para una crisis y le han dado un gran impulso.


En México, debemos profesionalizar este concepto y estructurar muy bien las políticas y plan de acción de CCC en nuestra organización porque somos un país proclive a las tragedias; terremotos, huracanes, incendios, erupciones, asaltos, huelgas, manifestaciones, escándalos políticos, fraudes, envenenamientos por comida en mal estado, negligencias médicas, accidentes aéreos, ferrocarriles descarrilados, etc. Se piensa mucho que el jefe o director de comunicación es una persona que solo debe tener buenas relaciones y creatividad, y nunca exigimos que esté capacitada para manejar campañas en contra, públicos hostiles o crisis. Si aprendemos a valorar y maneja nuestra CCC adecuada y profesionalmente, con planeación y previsión podremos tener el control de la comunicación y evitar reaccionar ante ella. Siempre debemos ser más proactivos que reactivos porque la CCC es una herramienta de supervivencia par el mundo de hoy. Otro tipo de comunicación en caso de crisis, puede ser de salud y el riesgo de transmitir una información falsa aumenta si una amenaza global. Por ejemplo en los casos analizados las crisis son inevitables y de repercusiones sociales ciudadanas. Concretamente las crisis analizadas son: la epidemia de dengue hemorrágico sufrida en Argentina y la epidemia de influenza humana 2009 H1N1 en México. El estudio de los casos se centra en el tratamiento comunicativo institucional y sus consecuencias sociales. Ya que al principio éramos ignorantes a dicha amenaza y nos vimos en la penosa necesidad de hacer compras de pánico, como artículos de canasta básica, víveres, baterías, pero sobretodo medicamentos que alivien los síntomas de la gripe común y muchos grandes empresarios se vieron obligados a literalmente huir del país por miedo a una epidemia en los países mayormente afectados (en este caso México). Continuando con el caso de crisis nacional de la influenza H1N1, nos dimos cuenta que las autoridades mexicanas no hablaron ni especificaron en el tema, por motivos de desconocimiento, sin embargo pidieron a la población en general se mantuvieran en sus hogares mientras obtenían el conocimiento de la enfermedad; en breve actuaron de acuerdo al plan nacional contra desastres virales y tan pronto como supieron del grado de la enfermedad y de la vacuna para aliviar a los enfermos, fueron venciendo al virus mediante antivirales, otro tipo de medicamentos y antibacteriales. Con esto vemos que la comunicación con nuestro gobierno en caso de crisis de ser rápida como lo fue en el caso anterior, es decir en cuestión de pocos días y con ello enterarnos como combatir el problema adecuadamente.

Carlos A. González Gómez


comunicacion ,CCC_Lic.CarlosGlz