Issuu on Google+

ALEX MEJIA

PERFECT DAY


Editado por Creative Ninja S.A.S.


D S Daniel Samper

El refrescante oficio de romper con las poses. No recuerdo exactamente cuál fue la primera vez en que observé el trabajo de Álex Mejía, pero recuerdo, con precisión, cuál fue la palabra que se me vino a la cabeza tan pronto como lo conocí: refrescante. Era un trabajo refrescante. Eran fotografías salidas de los esquemas tradicionales, de los requisitos de siempre, de una suerte de formalidad funcional y estética que muchas veces sostiene el trabajo fotográfico. En términos generales, debo decir que a mi escritorio siempre han llegado buenos trabajos; que he tenido la suerte de que grandes maestros de la fotografía colombiana hagan parte del proyecto editorial que asumí hace algunos años. Ha habido fotografías sobresalientes, impecables, estéticas, ejemplares. Fotografías polémicas, memorables, arriesgadas, suntuosas. Pero las de Álex Mejía recogían un adjetivo que no siempre brota en los portafolios que yo había visto. Uno o unos: refrescante. Suelto. Divertido. Orgánico. Cotidiano. En un arte gobernado por la pose, las fotos de Mejía sobresalían por la espontaneidad. En un oficio que cada vez acude con mayor


frecuencia a ayudas y correcciones digitales, las fotos de Mejía aparecían limpias de retoques, maravillosamente mundanas, dulcemente sucias de vida. En lugar de modelos que apagan, con suave soplido, una vela imaginaria, las mujeres de las fotos de Mejía se reían, gritaban, parecían francas: no eran modelos sino personas, mujeres que rozan la perfección porque son imperfectas, o, dicho de otro modo, mujeres que rozan la perfección porque son mujeres antes que modelos. Deslumbrado por su trabajo, averigüé un poco más por el autor y resultó ser un tipo joven, nacido en Manizales, que estudió Diseño Visual en la Universidad de Caldas y que al mismo tiempo era bailarín clásico–bailarín de zapatilla, quiero decir: de los que se echan al hombro obras como El lago de los cisnes y se paran en las puntas de los pies-; y que resultó enceguecido por la pasión fotográfica justamente por eso: porque su ejercicio como bailarín le abrió los ojos para contemplar el cuerpo humano, y la fotografía se convirtió en su herramienta para de primera mano plasmar esa admiración. Desde 1995, por eso, decidió andar para todas partes con una cámara colgada al hombro, y fue fraguando un estilo propio, pocas veces visto en el país, que tiene ecos de la frescura espontánea de la obra de Terry Richardson, y que él supo traducir al colombiano de una manera cálida y novesosa. No en vano, la primera portada que Mejía hizo para SoHo no fue una portada sino un mano a mano: como su estilo era, con claridad, diferente a determinado tipo de oferta fotográfica colombiana, invitamos a la modelo Melissa Giraldo para que posara para la lente de Mejía y para la de otro fotógrafo, tan destacado como él. Montamos una portada para cada autor: la de Mejía, sin photoshop; la de su amistoso rival, impecable en su estilo, llamativa e ideal en su manera, pero soportada en los filtros digitales de los que carecía la fotografía de

Mejía. En alianza con la W, lanzamos una convocatoria para que la gente eligiera la portada y, efectivamente, los rasgos novedosos de esa fotografía cruda, como sin cocinar, de Mejía, se llevaron la victoria. En adelante, se convirtió en un fotógrafo fundamental para SoHo, experto, además, en sacar adelante series fotográficas que requieren de algo de humor: encargos que no consisten en convencer a una modelo de que pose, sino en que el fotógrafo cumpla misiones que sólo él consigue sacar adelante: que le muestren sus calzones, que se bañen con él, que pose, cada una, desnuda con su mascota. Es una excelente noticia que el trabajo de Álex pueda ser contemplado, ahora, en el digno formato de los libros de diseño. Su amigo Jurgen Káiser y la diseñadora Valentina Briñez fueron definitivos para atrapar la potencia luminosa y libre de Mejía, y dejarla consignada en estas 240 páginas que contienen 194 fotografías, tomadas a 56 modelos. Es un trabajo que se hizo a fuego lento; que tardó tres años en cocinarse. El libro tiene una estructura de diez capítulos, casi diez emociones, que, sumadas, dan la idea de un día perfecto. Visto de otra manera, es un collage versátil y ameno, extraño y novedoso, que permiten hacer un paneo general a la obra fotográfica de este hombre: de don Álex Mejía, el bailarín clásico, el fotógrafo refrescante, el tipo de Manizales que le apostó a dejar retratado lo que sucede en un día perfecto. Acá están sus fotos. Mírenlas con detenimiento. Disfrútenlas sin temor. Admírenlas sin pausa. Porque no siempre sucede que un fotógrafo tenga la capacidad, y también la osadía, de hacer del desparpajo una forma del arte. Daniel Samper Ospina Director Revista SoHo


J K Jurgen Kaiser

Usted está aquí. Viviendo el presente, leyendo estas letras, tal vez por primera o tercera vez. Consciente de que este momento es un instante único, irrepetible. Esta colección de instantáneas componen la historia de nuestras vidas. La virtud de la fotografía, entre muchas otras, es capturar un momento inmutable. Este libro comparte y celebra esos momentos a través de los ojos de Álex Mejía. Presenta fotografías de mujeres con un carácter imponente, seguras de sí mismas y compartiendo una de las facetas más vulnerables e intensas: su intimidad. El libro comienza con Bonjour Madame, ese instante onírico entre la ficción y la realidad, cuando apenas se retoma conciencia de la desnudez. No existe un momento más honesto que perderse en la mirada y una sutil sonrisa ajena. Celebrar esa improvisación primera. Así comienza un PerfectDay. Inevitablemente la perfección ha adquirido una connotación ligada al consumismo y al materialismo. La perfección como una realización artificial y plástica, una supuesta victoria sobre el orden y la estética natural que no da lugar a error. La definición de perfección que plantea Álex Mejía celebra la seguridad que demanda entregarse al presente intensamente, jactarse del poder de lo simple y lo natural. Las mujeres de este libro se revelan a ellas mismas frente


a la cámara y es precisamente capturar esa auténtica epifanía lo que caracteriza su trabajo. A través de este, somos testigos de ese momento secreto entre dos personas que se comunican con su cuerpo, sus ojos, sus movimientos. La suma de esa colección de detalles coquetos que transforman y le dan ritmo a cualquier encuentro. Momentos que suceden en la cotidianidad y que hacen parte de un poderoso lenguaje comúnmente olvidado por las fórmulas preconcebidas de belleza y perfección. El ejemplo más diciente y poderoso son esas imágenes donde queda retratada la mirada de plenitud y provocación. Una mirada que no es excluyente, que refleja un balance entre la inocencia, la entrega y la seducción. Cada imagen de Álex Mejía contiene detalles reales que logran trascender estereotipos. Como bien lo menciona Daniel Samper ¨hacer del desparpajo un forma del arte¨. Solo hay que estar atento y querer encontrar la perfección en cada instante. Un día perfecto es una sucesión de instantes que brillan por su improvisación y fluyen como la sensualidad. Cada fotografía de este libro busca despertar aquellas historias latentes que yacen en lo más íntimo y profundo. Recrear con la imaginación el preludio de cada imagen o servir como un simple detonante para reinven-

tar encuentros propios. -Sutiles antelaciones. El arte en la fotografía de Álex está en el trabajo transparente y sin pretensiones que logra con sus amigas. Cada imagen despierta emociones en las personas que logran identificar un sosiego legítimo capturando lo sublime, fugaz y perfecto en momentos de su vida diaria. Jurgen Kaiser Bretón Director PerfectDay Project.


BON MA


NJOUR ADAME


Bonjour

madame


bon appetit


I’m not myself anymore. - Try giving me a new name.


There’s no plan. Just go slowly.


WET WET WET


Wet

wet wet


Every word you said flows through my skin, like a drop falling into

The Void.


8:42 AM


OH OH


H CHERI


Oh

oh cheri


Poetry is untouchable. But I can see it through your innocence.


The grace of your mysterious ways. Tantalize me.


Take me with you for a ride into the darkness.


VOY


YEUR


Voyeur


Do you feed your demons?


I love watching her.


La curiosidad


DANCIN WITH


NG MYSELF


Dancing

with myself


The movement going through your skin only knows one way to disappear.


And then I picture your velvet lips... Half-open.


LIGHTS


AND MUSIC


Lights

and music


Your everlasting patience will be rewarded.


O R R U O Y


K C O Y D O B R


Rock

your body


O T E M A IC DANCE U O Y H T I W


And then you approach me. Touch me. Poison me.

As if you knew all my secrets. But I’m the one that devours you with just one look.

Indulge... While you can.


Today I’m not in love, I rather dance a little.


SH LO CONT


HE OST TROL


She

lost control


I’ve got nothing to lose. Do you?


The Wayward Cloud the movie


You can not hide, it’s just us here.


WHEN NOTHING ELSE MATTERS


Now, begin to enjoy yourself.


WOAH


LAST


NIGHT


Last

night


4:20 am


BEDTIM S


ME STORIES


Bedtime stories


Your name. The beauty of that instant.


This is The End


ÍNDICE Bonjour madame

Maria D’almazzo 2009

Laura Rocha 2010

Isabela Daza 2009

Alexia Giorgi 2010

Carolina Suárez 2008

Jennifer Camargo 2012

Margarita Rosa De Francisco 2009

Diana Hare 2008

Wet wet wet Carolina Suárez 2008

Alexia Giorgi 2010

2009

Erika Moreno 2013

Violette Struvay 2009 © Revista SoHo, edición 112 - agosto 2009

Maria del Mar Quintero 2009

Maria del Mar Quintero 2009

Carla Giraldo 2010 © Revista SoHo, edición 118 - febrero 2010

Jennifer Camargo 2012

Carla Giraldo 2010 © Revista SoHo, edición 118 - febrero 2010

2008


Oh

oh cheri

2008

Laura Samper, Verónica Londoño 2012

2008

Karla Triana 2012

Rezeta Veliu 2008

Maria del Mar Quintero 2009

Natalia Chaparro 2010

Maria D’almazzo 2008

Carolina Suárez 2008

Carla Giraldo 2010 © Revista SoHo, edición 118 - febrero 2010

Laura Rocha 2009

Voyeur Yanina Mendoza 2010 © Revista SoHo, “ Edición de aniversario once años “ edición 122 - julio 2010

Karla Triana 2010

Julieth Restrepo 2009

Camila A. 2008

Camila A. 2008

Camila A. 2008

Camila A. 2008


Camila Zárate 2012

Sara Ju 2012

Skype 2008

Maria D’almazzo 2008

Dancing with myself Maria Cecilia Sanchez 2010

Rezeta Veliu 2008

Anggie Bryan, Claudia Castro, Karim Kipke 2013

Johana Jimenez 2010

Eliana Gutierrez 2012 © Revista SoHo, edición 145 - abril 2012

Claudia 2008

Jennifer Camargo 2012

Karla Triana 2011

Daniela Vargas 2012

Jennifer Camargo 2012

Angélica Galvez 2010

Lights and music Johana Jimenez 2009

Johana Jimenez 2009 Revista SoHo, edición 129 - enero 2011

Maria Luisa Flores 2008

Natalia Chaparro 2011

Diana Hare 2008

Alexia Giorgi 2010

Jennifer Camargo 2012


Camille Crow 2010

Camila Zárate 2012

Daniela Vargas 2012

Alejandra Pérez Fleming 2012

Daniela Vargas 2012 Revista DonJuan, edición 69 - octubre 2012

Brigitte Hernandez - Paula Estrada 2010 Revista SoHo, edición 129 - enero 2011

Claudia Castro, Karim Kipke, Anggie Bryan 2013

Tv. 2009

Juliana Sanchez Michelsen 2012

Karim Kipke 2013

Rock your body Karol Sandoval 2009

noche de fiesta 2010

noche de fiesta 2010

Lilo de La Vega 2011

Maria Paula La Rotta 2010

Maria Paula La Rotta 2010

Carolina Suárez 2008

Carolina Suárez 2008

Natalia Paris 2012

Ana Wills 2010

Natalia Paris 2009 © Revista SoHo, “ Me dejas ver tus calzones “ edición 114 - octubre 2009

Maria Fernanda Yepes 2009 © Revista DonJuan, edición 38 - diciembre 2009

GoGo Yubari 2010


She lost control Laura Rocha 2010

Jimena Páez 2009

Claudia Castro, Anggie Bryan, Karim Kipke 2013

Violette Struvay 2009 © Revista SoHo, edición 112 - agosto 2009

Catalina González 2011

Catalina González 2011

Karla Triana 2011

Cherry Montagouth 2010 © Revista SoHo, edición 126 - octubre 2010

Catalina González 2011

Catalina González 2011

Giselle Souda - Margarita Reyes - Brigitte Hernández 2010 © Revista SoHo, “ Locas por el fútbol “ edición 121 - mayo 2010

Natalia Paris 2010

Jimena Páez 2009

Angélica Galves 2010

Angélica Galves 2010

Last

night

Maria Cecilia Sanchez 2009 © Revista SoHo, “ Muéstrame tu cóccis “ edición 119 - marzo 2010

Natalia Paris 2010 © Revista SoHo, “ un after party “ edición 124 - agosto 2010

Paula Estrada 2009

Bedtime stories Maria Fernanda Yepes 2009 © Revista DonJuan, edición 38 - diciembre 2009

Jimena Páez 2009

Daniela Vargas 2012


Natalia Paris 2012

Maria Paula Macías 2013

Elena Landa 2008

Natalia Paris 2009

Jimena Páez 2009

Claudia 2009

Carolina Betancourt 2010 © Revista SoHo, edición 119 - marzo 2010

Daniela Vargas 2012

Maria Cecilia Sanchez 2010

Daniela Vargas 2012


Edición Creative Ninja S.A.S. Dirección general Jurgen Kaiser

kaiser@perfectdayproject.co

Dirección ejecutiva Natasha Rascovsky

natasha@perfectdayproject.co

Dirección de arte y diseño Valentina Briñez Jaramillo

valentina@perfectdayproject.co

Redacción Laura Samper G.

laura@perfectdayproject.co

Agradecimientos Revista SoHo www.soho.com.co

Revista DonJuan

www.revistadonjuan.com

ISBN 978-958-58105-0-1 Primera edición Noviembre de 2013

www.perfectdayproject.co

Agradecimientos especiales: Daniel Samper Ospina Santiago Concha Carlos Miguel Rodríguez Kiko Kairuz Nicolás Quevedo Carla Giraldo Camila Zárate María Elvira Arango Andrés Mutis Juan Felipe Valencia Alejandra Quintero Natalia París María Clara López María Victoria Yepes Camilo Villegas Emilio Pombo Jacobo Álvarez Nathan Picciotto Gero Basile Juan Sebastián Molina Andrés Felipe Londoño Pablo César Escobar Familia Forero Bretón Guillermo Briñez Mercedes Jaramillo Impresión Panamericana, Colombia Derechos reservados © Álex Mejía 2008 - 2013, Perfect Day #PerfectDayProject


Es importante mencionar a esas personas y momentos que han hecho de mi existencia un experimento muy agradable y gracias a todos ellos un gran sueño se ha materializado. A mi Mamá porque me trajo a este mundo, a la gimnasia olímpica por estructurarme, al ballet clásico por sensibilizarme, a Liliana Villegas por abrir mi mente, a David Argüelles por revelarme, a Andrés Londoño por ser mi amigo, a Benjamín Villegas por sus sabios consejos, a Humberto Quevedo por educarme, a Nicolás Quevedo por enseñarme a caminar, a Kiko Kairuz por descubrirme, a Camila Orozco por las sensaciones, a Ivan Chacón por construir sueños, a Jorge Montes Q.E.P.D. por enseñarme a jugar con muñecas, a Viña Machado por darme alas, a México por despertarme, a Claudia Daza por mi evolución, a Carolina Suárez por regañarme, a Maria D’almazzo por ser mi tren de aterrizaje, a Alexia Giorgi por hacerme vulnerable, a Jurgen Kaiser por ser mi cómplice, a Daniel Samper por no retocarme, a Karla Triana por haber sido, a Raúl Higuera por el rock’n roll, a Angélica Lizarazo por regresarme el aire, a Rey Tuk por ser el Rey, a Camila Zárate porque me consiente el alma, a Maria Paula Macías porque me hace suspirar. A todos los amigos, personas y momentos que han pasado por mi vida, simplemente gracias! Álex Mejía


CALL ME BACK


Perfect Day by Alex Mejía