Issuu on Google+

2b

3b

ASÍ será el Cable a Yarumos.

7b

IMÁGENES en la arena.

LÍDERES evaluaron a los mandatarios.

EN DOMINGO w w w . l a p a t r i a . c o m

DOMINGO 7 DE FEBRERO DE 2010

1

b

GOBERNACIÓN LO HIZO DE FORMA DIRECTA, A TRAVÉS DE UN CONVENIO INTERADMINISTRATIVO

Plan de vivienda lo adjudicaron El encargado del proyecto será la Promotora de Vivienda del Quindío (Proviquindío). La entidad surgió a última hora como alternativa para adjudicar el plan. Secretario de Vivienda del departamento reconoció la firma del contrato y explicó que lo ajustarán en el camino. Redacción/LA PATRIA Manizales

El saliente gerente de Inficaldas no terminaba de denunciar ante los medios supuestas irregularidades en la Gobernación de Caldas, y en la Secretaría de Vivienda ya estaban firmando un contrato multimillonario sin mayores formalidades. El miércoles 28 de enero el ex funcionario, Luis Bernardo Ocampo, acusó públicamente al Gobernador Mario Aristizábal Muñoz de direccionar supuestamente contratos para adjudicarlos de manera directa, entre ellos la selección del constructor para sacar adelante el Plan de Vivienda para los empleados públicos de Caldas. A pesar de que ese día el mandatario departamental respondió a la acusación diciendo que el proceso de selección del constructor lo habían anulado, omitió decir que el Secretario de Vivienda Departamental había firmado ese mismo día el contrato número 0046 con el que otorgaba de forma directa el proyecto a la Promotora de Vivienda del Quindío (Proviquindío). El contrato lo firmaron Jorge Iván Giraldo Cuesta, por la Gobernación, y Sandra Patricia Sánchez Cañas, Gerente de Proviquindío, entidad adscrita a la Gobernación del Quindío. El documento establece que la duración será de 16 meses, contados a partir del acta de inicio, "plazo que podrá ser ampliado de común acuerdo entre las partes". De acuerdo con Sandra Patricia Sánchez, Gerente de Proviquindío, expresó que en enero ofrecieron sus servicios a la Gobernación de Caldas y luego se hizo el contacto. "Ese mismo proceso lo hicimos con varios municipios del Quindío y vamos a sacar adelante varios proyectos de vivienda. Lo hacemos porque este es el momento

directo y a contrarreloj

para construir vivienda". Expresó que aún no se ha firmado el acta de inicio, pero que ya tienen listo los estudios y los primeros diseños de los apartamentos que se construirían en Manizales. Agregó que serían similares a unos edificios que construyen en Quindío.

Dudas

Aunque todo este trámite sirve para reforzar la suspicacia, Giraldo Cuesta lo defiende y lo señala como un proceso legal.

Lo que llama la atención es la forma apresurada como eligieron a Proviquindío, la cual, según el propio Secretario, no tenía idea de que existía hasta semanas antes de la adjudicación del contrato. A pesar de que el contrato no especifica un monto, se había hablado antes, en el proceso que se declaró nulo, de que tendría un costo estimado de 24 mil millones de pesos. Eso sí, dejan claro que el contratista se quedará con el 25% del valor total del contrato por Administración, Inversión y

Utilidad (AIU). Otro de los elementos que llama la atención es la fecha de la firma: fue el último día que permitía la Ley de Garantías para celebrar cualquier convenio contractual directo y así lo reconoció el Secretario de Vivienda. El contrato ya está firmado, pero para su legalización falta la firma del acta de iniciación, para lo que se tiene plazo de un mes. En caso de no formalizar este paso, será causal suficiente para la terminación del convenio.

Posible violación a la Ley de Garantías

El contrato entre la Secretaría de Vivienda y Proviquindío posiblemente violó la Ley de Garantías, pues según Gustavo Adolfo Castañeda Meza, Contralor de Manizales, la norma indicó que para realizar convenios interadministrativos se venció en noviembre del año pasado y el plazo para la contratación directa se venció el pasado 29 de enero. Sin embargo, en el caso del plan de vivienda las partes lo llamaron "Contrato Interadministrativo", lo que siembra la, duda sobre cuál plazo a cumplir. La ingeniera Sandra Patricia Sánchez, Gerente de Proviquindío, explicó para su caso aplica el plazo del 29 de enero, porque celebraron un contrato y no un convenio. "Estamos asesorados y la norma es taxativa. No es lo mismo un convenio que un contrato", puntualizó. Pero al elevar la consulta a entes judiciales, un magistrado del Tribunal Administrativo de Caldas indicó que la diferencia entre contrato y convenio es simple: si es entre entidades del Estado es convenio y si es entre el Estado y un particular es un contrato. Es decir estaríamos frente a un convenio, con lo que se estaría violando la Ley, Al consultar sobre si existe diferencia entre contrato y convenio, un asesor del Departamento de Planeación Nacional explicó que podría existir la falta, ya que existe una sentencia del Consejo de Estado, de la magistrada Ruth Stella Correa, que expresa que para la Ley de Garantías ambos conceptos son lo mismo. Una respuesta similar recibió a comienzos del 2004 José Guillermo Rodríguez, gerente del Hospital de Bosa II de Bogotá, quien hizo la misma pregunta ante la Dirección Jurídica Distrital de la Alcaldía de Bogotá, y Martha Yaneth Veleño, directora Jurídica Distrital, aclaró que los conceptos eran lo mismo. "Se debe atender a el artículo 7° del Decreto 855 de 1994, que remite al artículo 2° de la Ley 80 de 1993. En ese contexto normativo, se tiene que es indiferente si se le denomina contrato o convenio interadministrativo, siempre y cuando se celebre entre dos entidades o personas jurídicas estatales". Si se tiene en cuenta los últimos conceptos se tiene que fuera de los cuestionamientos que pueda generar la forma como contrataron el Plan de Vivienda, también se podría estar ante una falta a la Ley de Garantías.

Proceso

FOTO/LA PATRIA

Este es el lote en el sector de “Talleres del Departamento” donde se pretende desarrollar el proyecto del plan de vivienda para los empleados públicos.

Desde el año pasado, que comenzó al trámite para elegir al ejecutor de este plan de vivienda de interés social, se conformó una unión temporal que estaba al frente del proceso, entre la Gobernación, Inficaldas y la Caja de la Vivienda Popular. Pero, al encontrar supuestas irregularidades, se opusieron a la forma como el mandatario departamental pretendía llevar el procedimiento. El ex gerente de Inficaldas dijo que el proceso iba por buen camino hasta el 15 de noviembre, cuando le dijeron que debía hacer una adjudicación directa. No obstante, en esa oportunidad, los abogados de los miembros de la unión temporal coincidieron en que por tratarse de un plan de interés social, con subsidios, solo se podía hacer por licitación. A pesar de esto, la Secretaría de Vivienda publicó el pasado 7 de enero la resolución de apertura de licitación, al día siguiente publicaron los términos de referencia, para hacer el martes 12 de enero la visita al sitio de las obras y el miércoles 13 la audiencia aclaratoria de los términos de referencia, y luego pasar a la selección del contratista. La forma acelerada en la que se realizó la licitación generó inconformidad y rechazo de los miembros de la Unión temporal, lo que llevó a que finalmente el 18 de enero declararan nulo el proceso. Luego de esto la Gobernación siguió por su cuenta. El pasado 28 de enero, 10 días después de la nulidad, se firmó el contrato con Proviquindío.

Secretario de Vivienda mos en la Oficina Jurídica. No sé si dar declaraciones oficiales hasta que no hable con el gobernador unas cosas que no he hablado. Jurídicamente está cerrado, pero estamos supeditados al acta de iniciación. Si se firma, el proyecto arranca, si no, se liquida. Eso depende del Gobernador que evaluará la conveniencia. Yo tenía la potestad para hace el contrato, pero no he podido hablar con él sobre el tema.

-¿Coincide la firma con la fecha del escándalo?

Foto/LA PATRIA

Jorge Iván Giraldo Cuesta explicó el contrato con el que adelantarán el proyecto de vivienda para los empleados de la Gobernación. -¿Que nos puede decir del contrato con Proviquindío?

Es un contrato muy novedoso, con todas las de la ley. Lo hici-

Sí, pero no fue tanto por lo del escándalo sino porque hasta ese día se podía firmar un contrato interadministrativo, porque entraba en vigencia la Ley de Garantías. Antes de las 12:00 de la noche lo firmamos. Como el proceso de oferta pública fue algo que se frustró, buscamos otra alternativa y la encontramos. Buscamos una manera ingeniosa y legal.

-¿Tras las denuncias, no cree que este método ingenioso aumenta las suspicacias?

No. Los reparos no fueron sobre el proyecto, sino sobre el proceso. Lo que tenía algún reparo era el proceso de selección, pero nosotros hicimos caso atento de los que nos dijeron que lo revisáramos y por eso le decretamos la nulidad, con el fin de reestructurarlo. En esta oportunidad hicimos un contrato interadministrativo, que es legal,. -¿De dónde sale Proviquindío para firmar un proyecto en tan poco tiempo?

Acá no hubo un proceso de selección, es una decisión autónoma. Proviquindío tiene una vocación y un objetivo de hacer vivienda. Nosotros necesitamos hacerla y contratamos con ellos que pueden y tienen toda la infraestructura para hacerlo. -¿Por qué no otra?

Pudo ser con cualquier otra promotora, pero esta nos ofreció

los servicios en determinado momento viendo las afugias en las que estábamos nosotros. La Gobernación del Quindío conoció nuestras dificultades y nos ofreció el servicio con su promotora de vivienda.

-¿Desde cuándo hicieron contacto con Proviquindío?

En enero nos ofrecieron el servicio, pero estábamos en el otro proceso. Cuando ese se abortó, pensamos en la opción que teníamos con ellos, lo contemplamos y firmamos el contrato. La pudimos contemplar antes, si hubiéramos sabido de ella. Lo que pasa es que no sabíamos que existía esta entidad, hasta que nos ofrecieron sus servicios. -¿Por qué no discutieron esa opción durante el proceso con la Unión Temporal?

No, sencillamente porque fue una propuesta que nos hicieron a nosotros como Gobernación. Nos dejaron la tarjeta y lo con-

sideramos como opción que usamos cuando se frustró el otro proceso.

-A pesar de lo complejo del proyecto lo firmaron en 10 días.

Es que el tipo de contratos que firmamos, que es un interadministrativo se necesitan dos o tres días. Lo que se requiere es el análisis anterior, que ya lo habíamos hecho; ver la conveniencia... es un contrato que cumple con todo. Todo se analiza. El objeto de la promotora cumple, que es construir vivienda. -Insisto, porque es un contrato que aparentemente es complejo por todo lo que implica, en recursos y el proyecto.

Ah, es que es un interadministrativo que lo dejamos básico. Al contrato, lógicamente, habrá que hacerle precisiones, muchos otro sí, habrá que refinarlo para dejar un contrato con toda la riqueza jurídica técnica y financiera. -¿No es riesgoso hacerlo sin esos

perfeccionamientos?

Insisto, es que los cuestionamientos eran frente al proceso y no frente al proyecto. Esta es una modalidad completamente diferente. Esto es contratación directa que se hace con motivaciones especiales, pero usted elige al que considere apto y que cumpla con todos los requisitos. Ellos cumplen lo que requerimos. -Qué decirles a los que aumentan la suspicacia con esta situación.

Que salvamos un proyecto de vivienda que otros querían hundir, así de sencillo. Que la Gobernación, de manera ingeniosa, diligente y legal lo sacó adelante. Para aquellos que creen que con este contrato buscamos violar la ley, queremos decirles que Proviquindío no contrata a terceros, construyen ellos mismos. No le estamos haciendo ningún esguince a la ley. Estamos contratando con el Estado, para mayor tranquilidad de la gente..


Plan de v ivienda, directo y a contrarreloj