Page 1

en domingo

6b

DOMINGO 29 DE AGOSTO DE 2010

DOMINGO 29 DE AGOSTO DE 2010

en domingo

7b

EN LOS TERRAPLENES 8, 9 Y 10

Lazos que unen a constructores e interventores de Aerocafé investigaciones

La construcción de los tres terraplenes, incluyendo la interventoría, tienen un costo cercano a 120 mil millones de pesos. Varios socios se mezclan en diferentes consorcios y son dueños de empresas en común. La Ley 80 exige que los constructores y los interventores sean independientes. Cruces. LA PATRIA | MANIZALES

La Ley de contratación estatal es clara: "para las obras adjudicadas por licitación se debe elegir a un interventor independiente, tanto de la entidad contratante como del contratista". En Aerocafé, sin embargo, parece que esto no se cumplió en los procesos para los contratos de los terraplenes 8, 9 y 10.

Los trabajos, avaluados en casi $120 mil millones, quedaron en manos de un grupo de constructores que tiene negocios con sus interventores. Hay miembros que, por fuera de las obras de Aerocafé, son socios hace 13 años. Al ahondar en los negocios de cada integrante emerge un entramado de conexiones en empresas y sociedades (ver

Foto| Archivo | LA PATRIA

Construcción del Aeropuerto de Palestina.

“Yo respondo por todos los procesos”: Cruz Prada El gerente de la Asociación Aeropuerto del Café, Francisco Cruz Prada, habló con LA PATRIA sobre las conexiones entre interventores y constructores de los terraplenes 8, 9 y 10. El funcionario dio explicaciones punto a punto: 1. Los proponentes presentan una carta en la que, bajo gravedad de juramento, manifiestan no estar inhabilitados. De igual manera lo hace quien firma el contrato. 2. Cuando la Asociación analiza los documentos se presume que son auténticos y la buena fe de los proponentes. 3. En este momento no hay requerimientos ni demandas en lo organismos de control, por posibles irregularidades en los procesos que adelantamos. Tampoco por parte de los consorcios perdedores. 4. La Procuraduría y la Contraloría estuvieron en muchos procesos, y no hay hallazgos. Todas las audiencias fueron filmadas y están a disposición de la ciudadanía.

5. Los pliegos son responsabilidad exclusiva de la asociación. Como gerente doy fe de que no existe intervención externa con el ánimo de manipular la voluntad de la asociación. Yo respondo por todo el contenido de todos los pliegos. 6. Quiero aclarar que quienes ganaron las obra y las interventoría tienen personal de la mejores calidades técnicas. Todos los procesos se desarrollan de manera responsable y son los mejores para ese tipo de procesos. No existe posibilidad y no la acepto, que hablen de mala calidad técnica y falta de seguimiento en los procesos del aeropuerto. 7. El Aeropuerto se está construyendo con la mejor calidad y las puertas están abiertas para quien quiera ahondar en estos aspectos. Yo soy el que respondo sobre los procesos que se dan en la asociación.

infográfico), aunque en los documentos de las licitaciones no es evidente la relación. Para la construcción de los tres terraplenes se firmaron tres contratos de obra y tres de interventoría. Los primeros los adjudicaron a consorcios con nombres distintos, pero con los mismos integrantes, y algo similar ocurrió con la interventoría.

El eje

El señalamiento gira en torno a la empresa Lavicón Ltda. y a sus socios fundadores, Édgar Alonso Castro Lizarralde y Carlos Eduardo Quiroga Zapata, el eje de las conexio-

nes. Junto a ellos surgen otros nombres como el de Jaime Alberto Llano (hoy socio de Lavicón) y el ex secretario de Obras de Manizales Ómar Bernal Orozco, representante de la empresa Provinco S.A. La sociedad Castro Lizarralde-Quiroga Zapata creó esta empresa en 1997 para promover viviendas de interés social, construir obras civiles e importar maquinaria. Por 12 años participaron juntos en varias licitaciones en el Eje Cafetero, como en el caso del Consorcio Progreso Risaralda, que en el 2005 se ganó un contrato para construir vías en Santa Rosa de Cabal que

aún no han concluido. Para las licitaciones de Aerocafé, sin embargo, montaron consorcios aparte, pero sin disolver su sociedad. Quiroga Zapata entró a competir por las obras y Castro Lizarralde, por las interventorías. Su primer objetivo fue el terraplén 9, en el 2008. Participaron de manera paralela. Quiroga Zapata, como socio y representante del Consorcio Palestina, en el que se asoció con Ómar Bernal Orozco. Castro Lizarralde lo hizo como socio y representante del consorcio CDF-CF, en el que participaron su sociedad familiar y la empresa de su hermano. Quiroga y Castro "partieron cobijas" a finales de enero del 2009, casi un mes antes de firmar los primeros contratos con Aerocafé. Quiroga le vendió sus acciones de Lavicón Ltda. a Jaime Alberto Llano García. Aerocafé les adjudicó los contratos semanas después. En los procesos de licitación para los terraplenes 8 y 10 cada uno volvió a apuntarse a un contrato diferente, esta vez con Llano García en el escenario. Castro trabaja como director de obra, aunque no aparece en los consorcios de estos terraplenes. La fórmula para mantenerse es la combinación de integrantes de los consorcios, presentándose como persona natural o con algunas de sus sociedades.

“Son suspicacias, que rayan en malentendidos” LA PATRIA dialogó con Édgar Alonso Castro Lizarralde frente a los señalamientos sobre sus nexos directos con Carlos Eduardo Quiroga. - Hablan de faltas en contratos de Aerocafé, porque actuó como interventor siendo socio de Carlos Quiroga (constructor) en Lavicón Lavicón se constituyó hace como 10 años. Inicialmente fuimos socios, pero él hace como dos años no es socio de Lavicón. Además quiero aclarar es que hoy yo no soy socio de los interventores, sino un empleado.

- Carlos Quiroga sale de Lavicón un mes antes de firmar los contratos del terraplén 9 Una cosa es lo que queda en la notaría, pero él salió tiempo atrás. Jurídicamente ahí no hay impedimento.

- Pero aún aparecen activas otras empresas en las que siguen como socios

Esas empresas están inactivas hace tiempo y deberían estar liquidadas. No sé por qué no se ha hecho. Puede que aún estén registradas y seguramente en el transcurso de nuestra historia como socios hay algunos consorcios que aún sigan vivos, porque se crearon años atrás, pero hoy no somos socios.

- ¿A qué se deben todos estos señalamientos?

Hay que tener en cuenta que para contratos grandes, en Manizales hay pocas empresas que tienen capacidad para responder. En el Eje Cafetero podrían ser 10 ó 15 empresas. Sé que Manizales es pequeña y muchos colegas se mueren más de envidia que de otra cosa. Todo lo que están diciendo me causa perjuicios, sobre todo cuando quieren hacer ver que hay un manejo oscuro dónde no lo hay. - Otro de los temas que generó suspicacia fue el de los archivos de los pliegos, que aparecen creados por La-

Con varios consorcios

Sumada a su participación en los contratos de los últimos

vicón Ltda. ¿Cómo se puede explicar eso? Yo mismo pedí explicaciones a Aerocafé hace más de un mes y me dijeron que aún están investigando qué pasó. De eso me di cuenta por un pasquín que me llegó y por eso pedí un concepto técnico. Un ingeniero me explicó que tal vez pasó porque alguien hizo los pliegos sobre un documento que nosotros posiblemente enviamos y no cambiaron esa matriz. Eso no quiere decir, como algunos quieren hacerlo ver, que Lavicón hubiera hecho los pliegos.

- Eso es algo que se repite en varios procesos

Es una desafortunada coincidencia. Por ejemplo, en el concurso para la interventoría del terraplén 9, en el que sí fui representante legal, ganamos ese contrato por sorteo. Incluso le dije al que quedó primero que hiciéramos ese contrato juntos. Sin embargo, el que quedó primero en el orden de elegibilidad cometió un error y quedó descalificado. Yo era segundo y me adjudicaron el contrato. Como puede ver, son situaciones capciosas, pero no tienen nada que ver con hechos irregulares.

- Pero son varios hechos que generan esas suspicacias

Son suspicacias que rayan en los malentendidos. Soy un hombre que busco trabajo y por eso me presento en los procesos. No puedo decir que soy el más santo de todos, porque en la ingeniería a muchos nos toca acudir a algunas situaciones para conseguir trabajo.

- Su vínculo con el ingeniero Carlos Quiroga aparece vigente y, además, tiene consorcios con otros de los constructores

Seguramente nosotros tendremos ene cosas donde todavía tenemos que responder. No sé si existe pecado en medio de todo esto y me tocaría asesorarme jurídicamente, pero quiero dejar claro que nunca fue con el ánimo de violar la ley. Todas son situaciones circunstanciales.

terraplenes, Castro Lizarralde y su socio Llano García también han movido fichas para ganar

otros contratos de interventoría en Aerocafé. Al revisar las diferentes lici-

taciones se nota que han conformado consorcios aparte para participar en un mismo proceso, logrando al menos dos puestos en la lista de proponentes. Así se evidencia en el proceso para elegir al interventor para el terraplén 10, al que llegaron cuatro firmas al final. De estas, Llano García llegó con el Consorcio DICO IDT 2 (que ganó) y Castro Lizarralde con Palestina 10. Algo similar ocurrió en el proceso para elegir el interventor de las obras del coliseo cubierto de Palestina. Al final del proceso llegaron tres firmas. Una era el consorcio DICO-JALG, representado por Jaime Alberto Llano, y la otra era Coliseo del Café, conformada por Lavicón (1%) y Castro Flórez y Cía (99%), que finalmente ganó. Sumado a esto, las conexione s entre ellos también se encuentran en otras obras, por fuera de Aerocafé. Los profesionales, q ue en los trabajos de la terminal aérea aparecen en orillas distintas, están unidos en consorcios para realizar obras de otras empresas como Infimanizales o Invías. A pesar de que aparentan no tener relación ni dependencia, los documentos, los registros de empresas y otros consorcios indicarían que la sociedad Quiroga Zapata - Castro Lizarralde no se ha disuelto. LA PATRIA intentó contactar a Carlos Quiroga, pero no pudo establecer comunicación.

Detrás de los documentos Foto | LA PATRIA

En los procesos para seleccionar interventor de algunas obras en Aerocafé se han generado dudas sobre quién elaboró los pliegos definitivos, al encontrar en las propiedades de los archivos que el autor es una empresa relacionada con el consorcio ganador. Esto se da especialmente en los concursos en los que participó y ganó Édgar Alonso Castro Lizarralde. El primer caso fue en el proceso para elegir interventor para el terraplén 9. Al revisar las propiedades digitales del documento que Aerocafé publicó en la página web de contratación estatal, como autor del archivo aparece Lavicón Ltda., empresa de Castro Lizarralde. Esto se repite en los procesos de los terraplenes 8 y 10, las obras del coliseo cubierto de Palestina y el de una pantalla anclada en Palestina. Aunque los prepliegos aparecen elaborados por Francisco Cruz, Gerente de Aerocafé, es en los pliegos definitivos en los que se encuentra esta situación. Frente a la situación de los archivo, Carlos Puerta, Secretario General de Aerocafé, explicó que al comenzar operaciones tomaron como muestra de pliegos unos borradores de Infimanizales. “Sobre esos construimos nuestros pliegos y nadie ha tenido injerencia sobre ellos, fuera del comité evaluador”. El funcionario agregó que ellos conocieron esta denuncia y lo pusieron en conocimiento de la Fiscalía el pasado 5 de agosto. “Supongo que ellos adelantan las investigaciones. Esto es un tema técnico, del que no tenemos conocimiento”.

Conexiones en Aercafe  
Conexiones en Aercafe  

Nexos entre interventores y constructores del Aeropuerto de Palestina, en Caldas.

Advertisement