Issuu on Google+


Director Editor Director de Arte Correctora

Alexander Garcia Angie Lorena Rincon Mauricio Castro Angie Lorena Rincon

Portada

Alexander Garcia

Illustraciones

Alexander Garcia

Fotografía

Colaboradores

IADCRO APBT KENNELS FIAPBT IADCRO Julian Rodriguez Gladys Lopez

DOG Town es una publicación dedicada a los perros, a aquellos animales que son parte fundamental en la vida humana y que sin embargo son desconocidos y demeritados por muchos. Es por esto que Dog Town no tiene otra razón de ser que la de honrar a estos magníficos compañeros, dedicándoles un espacio exclusivo para que finalmente sus dueños conozcan todo lo relacionado con sus razas, origen y cuidados, y se dejen atrás los mitos y rechazos que sobre algunas razas hoy persisten. Esta revista está dirigida entonces, a todos los amantes de los caninos y a los que no lo son, para que sea de ayuda en la construcción de la relación con las mascotas por medio del conocimiento de su fascinante mundo, que en cada edición será expuesto detalladamente capturando el interés del lector y poniéndolo en contacto con la verdad de su perro. Es nuestro interés despertar el amor y el respeto por estos hermosos animales que muchas veces por ignorancia han sido discriminados, ignorados y maltratados por personas inconscientes que jamás han leído algo acerca de sus indefensas víctimas. Mediante la información que esta publicación brinda se podrá en algo proteger y dignificar a los perros, a aquellos incansables compañeros que han llenado nuestras vidas de risas y alegrías y que estan con nosotros a diario. 2


¿Mito o Realidad?

Raza Destacada

Familias Caninas

Mordisco de conocimiento

Dow Town 11 Octubre /2010

Pág.

Pág.

Perros Peligrosos. La verdad sobre las mal llamadas razas de perros peligrosas, el porque de esta clasificación, criterios que se tubieron en cuenta, su estigmatización por parte de los medios de comunicación.

American Pitbull Terrier. Dedicado a una de las razas tal vez mas desprestigiada no solo por los medios si no por la sociedad, mostraremos la verdadera cara de sin duda alguna un perro que conbina nobleza con fuerza.

Pág. Familia Bull. Todas las variaciones de los perros llamados Bull, una pequeña descripción de cada uno, diferencias y origines lo que llevara a que comprendamos y aprendamos mas acerca de estas noblez razas.

Pág. ¿Por qué Bull? Explicación del porque variedades de perros tienen en su nombre la denominación “Bull” generalidades de estos y una opinion acerca de los deportes antiguos que les dieron tan mala fama. 3


?

Mito o realidad?

P

erros

Dow Town 11 Octubre /2010

A

nalizando el tema con objetividad, es evidente que las razas de mayor tamaño tienen un potencial superior para hacer daño que las razas pequeñas. No obstante, que tengan un mayor potencial no las hace más agresivas que otras razas con un menor potencial, de la misma forma que una persona formada e instruida en técnicas de combate o una persona con una fuerte musculatura, posee un mayor potencial para hacer daño, pero la experiencia nos demuestra que no por ello son más agresivos. Que una persona hipertrofie sus músculos en un gimnasio o aprenda a pelear en una academia de artes marciales, no la hace más belicosa. De la misma forma, un policía y un delincuente armados con una pistola poseen el mismo potencial para matar, pero todos coincidiremos en que el policía no representa un peligro social y esto se debe a que carece de la agresividad del delincuente. Por tanto llegamos a la conclusión de que la peligrosidad de un individuo no está en su fuerza sino en su agresividad. Pasemos por tanto a analizar la agresividad en la especie canina y determinar si existen razas más agresivas que otrasPodemos dividir la agresividad en dos grandes fuentes: la causa orgánica y la conductual. Por supuesto, una causa no excluye la otra, ya que se pueden dar a la vez. La agresividad por causa orgánica, como el hipotiroidismo o cualquier dolor, no son exclusivas de raza alguna y por tanto no nos sirven para determinar si una raza es más peligrosa que otra. Si bien, es indiscutible que ciertas patologías tienen mayor tendencia a sufrirlas ciertas razas, como las otitis en perros de orejas grandes o la distimia en el Cocker. También existe mayor tendencia en ciertas razas a la displasia de cadera, lo cual es responsabilidad de los criadores el ir eliminándola de muchas razas muy azotadas actualmente por esta patología, como el Pastor Alemán en el que se presenta con frecuencia.

4

Peligrosos

Por: D. Vicente Salcedo

Etólogo canino y clínico en comportamiento

Antes de analizar el tema de los “perros potencialmente peligrosos” deberíamos estudiar qué entendemos o cual es el significado de dicha etiqueta.Si buscamos en el diccionario de la Real Academia de la lengua Española el significado de “potencial” encontraremos lo siguiente: “Que puede suceder o existir, en contraposición de lo que existe”, es decir, que tiene la posibilidad de ser peligroso aunque no lo es. Por tanto, la siguiente tarea consiste en determinar si existen razas potencialmente peligrosas. Por otro lado nos encontramos con la agresividad por causa conductual. Todo animal mostrará conductas agresivas cuando entre en conflicto con sus instintos (supervivencia y reproducción). Debemos entender que esto no es exclusivo del Canis familiaris y que es común a infinidad de especies, todas aquellas con capacidad de luchar y hacer daño, excluyendo así solo a las especies que basan su estrategia defensiva en el mimetismo y/o la huida. Además, luchar en estas situaciones es una estrategia adaptativa, necesaria y, por tanto, común a todas las especies. Ante un conflicto solo existen tres alternativas: enfrentamiento, huida y evitación, y el animal escogerá una u otra en función del valor del recurso que esté en juego en dicho conflicto. Así un perro puede huir de otro animal que quiera hacerle daño, pero se verá obligado a luchar si es acorralado, pues eliminamos sus opciones de huida y evitación. Como digo, esto es común a todas las razas e incluso a infinidad de especies, incluida la nuestra: la especie Homo sapiens. Así, todo perro mostrará conductas agresivas cuando peligre su recurso, espacio y acceso a las hembras, todo ello factores dependientes de sus dos instintos. Por supuesto, territorialidad y dominancia son también factores dependientes de sus instintos y por tanto naturales en todas las razas.


American Stafforshire Terrier

La conducta canina viene marcada por la interacción entre el Genotipo y el ambiente. Analizaremos primero el Genotipo canino. Los genes heredados de los padres tienen una influencia indiscutible en los rasgos físicos del perro, sin embargo no ocurre lo mismo con los rasgos de conducta. Los genetistas han llevado a cabo estudios en los que se ha demostrado que los rasgos de conducta se heredan genéticamente en una proporción próxima a cero por lo que prácticamente no son hereditarios, a diferencia del factor miedo, que tiene una heredabilidad mayor. Sin duda alguna, el miedo puede ser fuente de agresiones y además de gran peligro, ya que una agresión por miedo puede ser muy fiera al poner en peligro la misma supervivencia del animal, sea cierto o no que su vida peligre, basta que él lo interprete así. Es tarea de los criadores y clubes de razas controlar la cría y eliminar de ella los ejemplares con conducta miedosa. No hace falta decir que el miedo, como factor imprescindible para la supervivencia, existe en todas las razas, pero su exceso no es típico de razas concretas, sino de individuos concretos, muy alejados del equilibrio entre estímulos y respuestas u “homeostasis sensorial” por su exceso de miedo. Así pues, llegamos a una conclusión clara: la agresividad no depende de la genética, sino de la experiencia/aprendizaje.

La agresividad no depende de la genética, sino de la experiencia y el aprendizaje.

Tras analizar el tema de la agresividad llegamos a la clara conclusión de que todos los perros muerden, de la misma manera que todos los niños saben golpear, y que lo que hace a un perro morder en situaciones en que no debería hacerlo es únicamente el aprendizaje. Como muestra de ello basta mirar las estadísticas para comprobar que las muertes provocadas por ataques de perros están mayoritariamente provocadas por perros no catalogados como “potencialmente peligrosos”. Pero ¿de quién aprenden la conducta agresiva? Puesto que los perros pasan un período muy corto con la madre y hermanos y son separados de estos a muy temprana edad no es difícil deducir que ese aprendizaje viene dado por el ser humano, bien sea de forma consciente o por ignorancia. Así, y mediante argumentos científicos, queda patente que la conducta agresiva de un perro deriva de la mala praxis del propietario y no de unas características raciales o filogenéticas. Por tanto, ¿existen perros potencialmente peligrosos? Por supuesto; todos aquellos perros con un peso o fuerza suficiente como para causar daños, lo que engloba a casi todas las razas y mestizos. Si añadimos aquellas razas capaces de causar lesiones en niños pequeños nos vemos obligados a añadir a TODAS las razas caninas y mestizos que existen. 5

Dow Town 11 Octubre /2010

¿Qué hace que un perro muestre conductas agresivas en aquellas situaciones en que otros perros no muestran dichas conductas?


?

Mito o realidad?

Dow Town 11 Octubre /2010

¿Cómo se puede solucionar el problema de la agresividad canina? Mediante disciplina y control, la cual solo puede aplicarse mediante la adecuada formación del propietario o la ayuda de un profesional canino adecuadamente formado para aplicar una férrea disciplina y un estricto control sobre el perro, castigando, no a raza alguna, sino a toda persona que, con conocimiento, instigue a cualquier perro a llevar a cabo agresiones injustificadas. Queda así claro y argumentado científicamente, que el peligro no está en el perro sino en su portador, de la misma manera que las pistolas no matan, lo hacen las personas que se esconden tras ellas y aprietan el gatillo. A continuación me tomaré la libertad, con el permiso del lector, de abandonar la objetividad científica y aportar mi opinión personal sobre la vigente ley de Perros Potencialmente Peligrosos. Desde mi experiencia profesional, tratando casos de agresividad, he podido comprobar que, en la gran mayoría de casos en que se solicita mi ayuda, se tratan de perros de talla pequeña, y hablo de un porcentaje altísimo que roza el 100%. La razón es sencilla: hay una altísima tendencia en los propietarios de perros pequeños a la sobreprotección y el hiperapego, ya que los perros pequeños suelen ser más “tiernos” que los de raza grande, como mínimo hasta que muestran conductas agresivas en las que la ternura se convierte en pavor. Por otro lado, los perros de talla grande suelen ser adquiridos por gente joven o con carácter fuerte, en definitiva, personas que se imponen al perro y en muchos casos plantan cara a las amenazas dejando patente su autoridad. Esa es la principal razón de que la mayoría de ataques sean llevados a cabo por perros de talla pequeña y no por perros grandes. Por supuesto que también hay perros de talla grande agresivos, pero personas ignorantes e indeseables hay muchas y con toda clase de perros, no obstante no vemos tanto en perros grandes la permisividad que se da a los de talla pequeña. En definitiva, volvemos siempre al mismo concepto: la agresividad en el perro no es fruto de raza alguna, sino de la acción de propietarios ignorantes, desinformados o tarados que quieren perros imponentes. Desde los inicios de la Selección Artificial hemos enfocado la cría hacia la especialización y mejor aptitud de determinadas razas para ciertas labores. Es cierto que antiguamente también había ataques por parte de perros, pero los ejemplares agresivos eran sacrificados al instante. El perro se criaba para una función determinada y no 6

como animal de compañía, lo que creaba una criba entre los individuos que no eran aptos para desempeñar su función apartándolos de la cría y manteniendo así, perros equilibrados y funcionales. Con la introducción del perro como animal de compañía aparecen nuevos problemas. ¿Cómo pueden mordernos perros que nosotros seleccionamos?

La gente adquiere perros sin tener la más mínima noción de educación y disciplina canina.

Sencillamente porque la gente no está preparada para tener perros. La gente los adquiere sin tener la más mínima noción de educación y disciplina canina. Por otro lado están los perros seleccionados para belleza, seleccionados únicamente por sus características físicas y dejando de lado el carácter. Así aparecen infinidad de perros de gran belleza pero desequilibrados, miedosos y en definitiva; tarados. Desde aquí condeno duramente este tipo de crianza, en la que solo se tienen en cuenta las características físicas o el Standard físico del perro dejándose de lado aspectos más importantes para la convivencia con el ser humano como es el carácter. De la misma forma condeno a quienes crearon, asesoraron y mantienen a día de hoy tan absurda ley. ¿Por qué un gobierno, que puede disponer del asesoramiento de los mejores especialistas antes de promulgar una ley, acude a un club de criadores y adiestradores, omitiendo expertos en conducta animal, genetistas, etc? Se promulgó una ley sin contar con la opinión de personas debidamente formadas en universidades y en las especialidades que corresponderían al tema que nos atañe. El resultado de asesorarse mal y por gente que poco sabe del tema ha sido una ley absurda y disparatada que ahora sufrimos los dueños de perros injustamente etiquetados. Resulta absurda hasta el punto de crear una lista negra con 8 razas y luego crear el anexo 2 con las características de todo perro que debe ser catalogado, características que cumplen en su mayoría esas 8 razas, con lo cual caen en una redundancia con la única intención de machacar esas razas. Por otro lado hay muchas razas que cumplen el anexo 2 y no requieren de licencia, como Pastor Alemán, Pastor Belga, Bull Mastiff, Mastiff Ingles y Mastin Tibetano Napolitano, etc. Sin duda alguna, la raza más perjudicada por esta absurda ley ha sido el American Pit Bull Terrier (APBT) Esto se debe a su fama de perro de pelea y a la absurda campaña llevada a cabo en su contra por los medios de comunicación. Respecto al tema de las peleas de perros


(las cuales condeno con gran dureza) debo decir que solo un porcentaje bajo de APBT’s descienden de las peleas o pelean actualmente, ya que la raza no fue creada para ello, como muchos piensan. Por otro lado invito a quien lea este artículo a meterse en la piel de un “peleador de perros” y se imagine en el ring con su perro. Estos animales pelean por asaltos para evitar que gane el primero en apresar. Los perros deben separarse cuando el juez lo indica. ¿Cómo reaccionaría el lector, si fuera un peleador y su perro le mordiera al separarlo de otro?

Los medios crean las razas de perros peligrosos. La mayoría de los medios de comunicación buscan informar responsablemente. Sin embargo, el sensacionalismo no es ajeno al quinto poder y muchas veces se acrecienta por el desconocimiento que tienen los periodistas sobre ciertos temas. Como los medios no cuentan con un staff de reporteros expertos en conducta y razas caninas, pueden atribuir los ataques a las razas consideradas peligrosas, incluso antes de verificar la información y encontrar la verdadera causa. Es común escuchar en los noticieros que “un pitbull atacó a un niño” o que “un rottweiler mató a un anciano”. También es frecuente que se pongan imágenes de estos perros cuando se toca el tema de la agresión canina en la televisión. Sin embargo, en muchos casos la identificación de la raza es incorrecta. Lastimosamente, para cuando se corrige la información (si es que se hace), la raza ya ha sido estigmatizada.

La irresponsabilidad y la ignorancia de la gente Tener un perro no es algo que deba tomarse a la ligera. Hay mucha responsabilidad en eso, tanto para con el perro como para con la sociedad. En el caso de gente bienintencionada, se fomenta la imagen de las razas peligrosas cuando estas personas adquieren un cachorro de una raza popular y no pueden educarlo correctamente por no tener la información adecuada. En cambio, las personas irresponsables que buscan un “perro malo” suelen elegir uno de alguna de las denominadas razas de perros peligrosos, justamente con la esperanza de que haga justicia a esa etiqueta. Si el perro no resulta como esperaban, simplemente lo maltratan hasta que se vuelve agresivo, o buscan otro. Así que ya sabes, las razas de perros peligrosos no existen en el sentido estricto. Los factores que nos hacen creer que algunas razas son peligrosas no tienen nada que ver con las razas en sí, sino con las ideas que tenemos los humanos y con la responsabilidad que asumimos para con nuestro mejor amigo y para con el resto de la sociedad, ahi que tener en cuenta que cualquier cosa que de alguna manera hagamos mal sera mal vista y atacada por las demas personas que no esten de acuerdo con la tenencia de estos perros, las personas deben ser participes en el proceso de desestigmatización de estas razas ya que por culpa de los medios de comunicación, personas mal intencionadas que buscan fines ilicitos, se ve manchada la reputación de estas razas hasta el punto de querer exterminarlas como sucede en muchos paises, debemos cuidar a estos animales ya que en muchas ocaciones son nuestros unicos amigos. 7

Dow Town 11 Octubre /2010

Sin duda haría lo mismo que hacen los peleadores de perros: matarlo. Con ello, y sin darse cuenta, llevan a cabo una selección artificial en la que todo perro que muerde a una persona, a pesar del alto estado de excitación del animal, es ejecutado y por tanto no cría. El resultado es la obtención de perros adiestrados para matar a otros perros, pero inofensivos con el ser humano, dandole así una cierta sensación de superioridad ante los otros. Solo me queda decir a quienes sostienen esta absurda ley, que de la misma manera que recibimos un curso de conducción y educación vial antes de poder conducir, deberían educar a la gente que desee poseer perros. Los problemas se solucionan con cultura y, desgraciadamente, en este país hace falta mucha cultura canina.

Por otro lado, las razas denominadas peligrosas juegan un papel muy importante en la imaginación de la gente y por eso pueden formar parte de historias, novelas y películas. Por ejemplo, la impactante película “Amores Perros” presenta varios perros actores, pero la gente tiende a recordar solamente al rottweiler que participaba en las peleas de perros. Pocos recuerdan a los perritos pequeños que aparecen como parte de la jauría que acompañaba al mendigo (cuentan por ahí que uno de esos perritos formó parte de la imagen corporativa de una empresa boliviana de telecomunicaciones). Finalmente, algunos blogs y foros sobre perros en internet están llenos de basura del tipo “mi dogo puede comerse a tus tres filas, traelo y vemos que pasa”, aún cuando las reglas de esos mismos blogs y foros prohíben la promoción de violencia hacia los animales.


Raza Destacada

AMERICAN PITBULL TERRIER

La raza American Pitbull Terrier ( APBT) es una de las razas de perros más polémicas de la actualidad. La mala prensa que recibe suele opacar sus grandes cualidades y sus hazañas heroicas. A pesar de esa prensa negativa y de los tantos mitos urbanos que los rodean, estos perros cautivaron, cautivan y seguirán cautivando el corazón y la imaginación de miles de personas en el mundo.

Dow Town 11 Octubre /2010

El pitbull. entre romanos y bretones “Lleno de terror, el soldado romano vio como tres feroces pugnace se abalanzaban sobre él. El primero le destrozó el brazo derecho, con el que sujetaba la espada, dejándolo completamente indefenso. Los otros dos se encargaron de acabar con su agonía pocos minutos después. Una vez terminada su labor, esos tres monstruos seleccionaron otra víctima y la atacaron sin piedad”. Aunque ficticio, el párrafo anterior dramatiza lo que pudo haber ocurrido el año 43, cuando el poderoso ejército romano se enfrentó a las tropas bretonas de Caracatus. Entre el arsenal de los bretones se encontraban los Pugnace Britanniae, temibles perros de guerra que eran utilizados para desarmar las primeras líneas de batalla de los ejércitos enemigos. Aún cuando los bretones contaban con esas antiguas pero efectivas “armas biológicas”, los romanos salieron victoriosos. Claudius, el emperador romano, quedó tan impresionado con esos perros que decidió enviar varios de ellos a Roma para que fuesen utilizados en los abominables espectáculos que se ofrecían en las arenas y coliseos de tan magnífica capital. El cruce entre pugnaces y otros perros nativos de Roma daría lugar al tipo de perro que posteriormente se utilizó en Europa para lidiar con toros. Esos perros dieron origen a lo que los ingleses denominaron bulldog que se cree es el ancestro del PIT BULL TERRIER AMERICANO actual, debido a su inebitable parecido fisico. 8

El pitbull . de la antigua Europa Los perros de combate fueron una moda en Inglaterra y otros países Europeos entre los siglos X y XVII. Estos combates surgieron de la necesidad que tenían los carniceros de la época de controlar a los toros más bravos y, por tanto, los perros peleaban con los toros. Los carniceros de la Europa antigua sentían tanto orgullo de sus perros “toreros” que organizaban competencias para demostrar quién tenía los perros más valientes y resistentes. La inhumana naturaleza de los humanos, valga la contradicción, hizo que estas competencias se convirtieran rápidamente en un “deporte” popular.


E

Tampoco queda claro de dónde viene el “pit” en el nombre de los pitbull actuales. La palabra inglesa “pit” significa fosa u hoyo, por lo que algunos sostienen que proviene de las fosas en las que los perros liquidaban ratas. Otros argumentan que viene de las fosas en las que los perros peleaban unos contra otros. Con el paso del tiempo los animales humanos empezamos a seguir nuestro lado humano más que nuestro lado animal (¿o quizás fue al revés?) y las peleas de perros fueron cada vez más objetadas y más decadentes. Aunque todavía seguían llevándose a cabo peleas clandestinas entre perros, la creación del American Kennel Club en 1884 produjo un cambio radical en el uso que se les daba a los perros en América. Ya no eran solamente animales de trabajo, sino que también eran perros de exposición. Dada la mala imagen de los PITBULL en ese momento, el American Kennel Club se negó a registrarlos, ya que sus fundadores no querían relacionar a esa institución con las Su mordida puede llegar a peleas de perros (algo ser más potente que la de un muy comprensible). león, su mandíbula y dientes Como respuesta a estan desarrollados para esta negativa se creó el United Kennel generar una fuerza de hasta Club, una institución 800 kilos por cm2. que registraba razas caninas no aceptadas por el American Kennel Club (AKC). El logo del United Kennel Club tenía la imagen de un pitbull. Forzado a incrementar el número de perros inscritos, en 1963 el American Kennel Club incluyó al pitbull entre las razas aceptadas. Sin embargo, para evitar la relación que había tenido la raza con actividades ilegales, se la registró como AMERICAN STAFFORDSHIRE TERRIER, en alusión a la provincia Inglesa que se supone dio origen a la raza. Aunque ignorados por el American Kennel Club, los pitbull modernos fueron reconocidos por el ejército de Estados Unidos y enlistados para servir a las tropas durante la Primera Guerra Mundial. Era el símbolo del patriotismo americano y el perro que salvaba las vidas de sus camaradas en batalla. Stubby, el pitbull de la 102ava división de infantería fue tan valioso durante la guerra que el ejército de los Estados Unidos le otorgó varias medallas y le concedió el rango de sargento por su tenacidad y valentia al desempeñar las labores encomendadas.

Dow Town 11 Octubre /2010

l nombre de bulldog que se usó para los perros de combate de esa época proviene del uso que se les daba a esos perros para controlar a los toros y pelear con ellos. Actualmente, algunas razas conservan el nombre (bulldog inglés, bulldog francés), mientras que otras sólo conservan el “bull” como el American Pit Bull Terrier. A medida que el público de tan cruentos eventos fue demandando más “diversión”, los organizadores decidieron incluir otros oponentes para los perros. Entonces, se empezaron a realizar peleas entre perros y osos. También se realizaron peleas entre perros y otros animales, como caballos o monos, pero los toros y los osos fueron los principales protagonistas de este tipo de sangrientos espectáculos en donde la crueldad se hacia presente y los unicos beneficiados eran sus propietarios quienes ganaban mucho dinero. Varios años después, en 1835, el parlamento Británico promulgó una ley que hacía ilegales los combates en los que se usaban perros. Sin embargo, la gente todavía quería ver correr sangre, así que se empezaron a organizar competencias en las que un perro era soltado en una fosa en la que había varias ratas. Como en este caso se necesitaban perros más ágiles y menos poderosos, los perros utilizados eran del tipo TERRIER. Es decir, eran perros criados para poder entrar a las madrigueras de alimañas del campo y matarlas. Aunque estos espectáculos eran ilegales, eran más fáciles de esconder que las peleas entre perros y toros por esto tomaron auje rapidamente. Quizás porque los orgullosos dueños de perros del tipo “bull” querían seguir mostrando a sus canes, o simplemente porque la gente quería más violencia, también se empezaron a llevar a cabo peleas entre perros. En este caso, al igual que lo que ocurre con las peleas de perros actuales, se hacía pelear a dos perros dentro de una fosa. El ganador era el que mataba al otro. Algunas personas creen que los pitbull actuales aparecieron a partir de los cruces entre perros tipo “bulldog” y tipo “terrier” de esa época. Aunque esto no está confirmado, es probable que se hubiesen realizado estos cruces para obtener perros más ágiles pero igualmente combativos. En todo caso, eso explicaría el término “terrier” en el pitbull, una raza que no tiene ninguna característica que haga pensar que fue usada para cazar animales pequeños en madrigueras estrechas.

9


American Pitbull Terrier

Dow Town 11 Octubre /2010

Altura: 18 - 22 pulgadas Peso: 30 - 80 lb. Colores: Cualquier color Pelaje: Grueso, corto y con brillo. Temperamento: Valiente, leal, lleno de energía; debe ser socializado a temprana edad con los niños y otros animales.

10

Fotografía Por: FIAPBT American Pitbull Asociation


El American Pit Bull Terrier (APBT) es un descendiente del Bulldog Inglés original el cual se hacia pelear contra toros y se ha criado históricamente con la meta de tener un buen animal de trabajo. El desafío de describir el American Pit Bull Terrier induce inevitable una larga secuencia de superlativos. El APBT es sumamente atlético, altamente versátil, adaptable, efusivamente cariñoso e impaciente entre la vasta familia canina. En valor, resolución, resistencia a la fatiga, indiferencia al dolor, y obstinada perseverencia en la superación de cualquier desafío, el APBT no tiene igual en el mundo canino. Aunque el APBT se usó una vez como un símbolo nacional norteamericano de valor y orgullo, es actualmente motivo de grandes malentendidos. Aunque el APBT se ha criado históricamente

para sobresalir en el combate contra otros perros, un APBT bien educado tiene un temperamento muy firme y, contrariamente a la creencia popular, no es intrínsecamente agresivo hacia seres humanos. Sin embargo, como adultos, algún APBTs puede mostrar la agresión hacia otros perros. Este hecho, junto con la fuerza de APBT’s y su determinación, debe tomarse en cuenta cuando se piensa si el APBT es la raza correcta para usted. Como con cualquier perro de compañía, la socialización y el entrenamiento constante, son elementos que se deben manejar desde muy temprana edad. Hay varios tipos de perros que comúnmente los llaman “Pit Bull”. Principalmente, éstos son el American Pit Bull Terrier (APBT), el American Staffordshire Terrier (AST), y el Staffordshire Bull Terrier (SBT), los tres comparten una ascendencia ancestral común, pero los fueron criando posteriormente acentuando diversos criterios de crianza en cada una de la líneas. Debido a esta divergencia, alguna gente piensa que ahora son razas distintas. Otros prefieren verlos como diversas “ variaciones” de la misma raza.

Dow Town 11 Octubre /2010

A lo largo del siglo XIX, estos perros eran conocidos por una variedad de nombres “Pit Terriers”, “Pit Bull Terriers”, “Half and Half’s”, “Staffordshire Fighting Dogs”, “Old Family Dogs”, “Yankee Terriers”, and “Rebel Terriers”

Ninguna de las dos visiónes es incorrecta, pues entra en discusión el cómo definimos una “ raza “. Este documento versa pricipalmente sobre el American Pit Bull Terrier, específicamente esos perros que descienden de la relativamente reciente “raza de competencias”. Aunque el origen exacto del APBT no se conoce, podemos situar con certeza sus raíces, por lo menos ciento cincuenta años atrás o más, en Inglaterra. Durante el el siglo XVIII y XIX el deporte de “bull baiting” ó peleas contra toros, estaba en su máximo apogeo y los perros fueron criados para sobresalir en esta faena. El mismo tipo de perro también fue utilizado por los cazadores para capturar presas y por los carniceros y los granjeros para dominar y controlar ganados ingobernables. Estos perros fueron llamados los “ bulldogs. “ Históricamente, la palabra “ Bulldog “ no apuntaba a una raza de perros en específico, sino que fue aplicada a los descendientes de los perros más antiguos del tipo Mastiff que sobresalieron en la actividad del “bull baiting”. Los “ bulldogs” de yore eran muy diferentes, y no se deben confundir, con los graciosos perros de exhibición de hoy en día. El viejo Bulldog de trabajo, criado para la acción, estaba más cercano en fenotipo y espíritu al APBT y/o el American Bulldog moderno. El uso de la palabra “bulldog “ aplicado a APBT’s persiste incluso hoy entre los fan’s de los APBT. Cuando el “bull baiting” fue prohibido en Inglaterra en 1835 la actividad de poner en combate un perro contra otro empezó a tener auge y llenó el vacío que dejó esta abolición. Un punto en disputa, a cerca de la historia del APBT, radica en si ésta raza de perros de pelea era esencialmente una nueva raza creada especialmente para este pasatiempo popular. Algunos autores, notablemente Richard Stratton, han teorizado que el APBT es esencialmente la misma raza que los del perros de la epoca del renacimiento usados en “bull-baiting”, en gran parte puro mezclado luego con cualquier otra clase de perro, específicamente terriers. Estos autores consideran el actual nombre, American Pit Bull Terrier, un doble error, puesto que, en su opinión, la raza no es de origen americano y no es un terrier. Hoy en dia, el American Staffordshire Terrier y el Staffordshire Terrier se consideran razas distintas y separadas, aunque en 1936 se los consideraba la misma raza por su gran parecido físico.

11


Familias Caninas

Dow Town 11 Octubre /2010

LA FAMILIA

[

Bull Terrier El Bull Terrier ha de ser un perro fuertemente construido y musculoso, sin que por ello de la impresión de ser desgarbado. Su fuerte cabeza es ovoide, con ojos oscuros en forma de almendra, profundamente hundidos y orejas pequeñas, aguzadas y delgadas. El cuerpo, de costillas arqueadas, está sólidamente plantado sobre los miembros anteriores, fuertes y paralelos. La cola, corta y gruesa en la base, es llevada horizontalmente. El pelaje es corto y duro, lustroso, de color blanco y puede tener algunas manchas en la cabeza. También puede ser coloreado, y en este caso debe dominar al blanco. Se admiten el leonado, leonado rojizo, atigrado negro y el pelaje tricolor (negro y blanco con marcas de fuego en las extremidades). 12

BullDog Leal y tranquilo, el Bulldog es un perro bajo y compacto, más bien pesado para su tamaño. Tiene la cabeza grande y maciza, arrugada y con el morro aplastado hacia arriba. Las orejas son pequeñas y dobladas y los ojos, redondos y bajos, están muy separados. Cuello corto con mucha piel floja y arrugada, pecho amplio y miembros poderosos y separados. El lomo forma un arco característico al nivel del riñón y la cola es redonda y lisa. Pelaje: fino, corto y apretado Color: rojo, abigarrado (con o sin blanco), blanco y de varios colores. Cuando la cría es razonable y sana, el Bulldog es un perro casero y familiar, alegre, amigable y con ganas de ejercicio. Le gusta jugar con los más jóvenes y es divertido por su paciencia y obstinación.

BullMastiff Fuerte y sociable, el Bullmastiff es un perro más bien compacto aunque no da la impresión de pesadez. Arruga el cráneo, que es grande y curvo, cuando está alerta y tiene el hocico corto con stop marcado. La nariz es ancha y plana y los belfos no deben colgar. Los ojos son de color avellana oscuro. Orejas altas y semipéndulas. Lomo corto, cuarto posterior musculado y cola recta o curvada. Pelaje: corto y denso. Color: cualquier tono de leonado o de rojo, estriado o no. Se trata de un perro inteligente y valiente. Es además fiel y sociable y se presenta como un perro de familia obediente, fiable y amistoso, aunque reclama una cierta autoridad. Si se le indica su puesto sabe mantenerse en él. Es dueño de sus reflejos y puede tenérsele confianza.


Staffordshire Bull Terrier Es un perro de una gran fuerza para su tamaño que va de 36 a 40cm, de aspecto musuloso, con una cabeza ancha y poderosa, de caminar potente y elegante a la par que gracioso. Se admiten todos los colores menos el negro y fuego y el color hígado. Es alegre y tenaz, cariñoso sobre todo con los niños a los que adora. Su deporte favorito es estar junto a su amo al que quiere sobre todo lo demás. De cachorro es alocado y juguetón y tendremos que darle una educación firme y, aunque de pasado luchador, es un perro muy sensible por lo que no podemos ser muy duros con él. cruza el Old English Bulldog con Terriers locales dando lugar al Bull and Terrierer, Pitt Dog o Half and Half. Estos resultaron insuperables en valor y tenacidad.

American Pitbull Terrier Establecen lazos muy estrechos con sus dueños e interpretan las situaciones según las reacciones de los miembros de la familia, así como la de los extraños. En el caso de que se acerque a la puerta una persona desconocida para el perro, y cuyo dueño la reciba cordialmente, el perro la saludara también como un amigo. Si el dueño esta un poco intranquilo ante la situación, el perro se colocara entre el dueño y el extraño por si pudiera suceder algo desfavorable. Esto es característico en un perro sano, tanto física como mentalmente. Fuera de la casa, el Pit Bull llama la atención, es sociable, y frecuentemente atrae a la gente. Es interesante observar cuantas personas se agolpan al rededor suyo y lo acarician, a lo cual el responderá con entusiasmo.

Dow Town 11 Octubre /2010

] American Bulldog El Bulldog Americano es un perro de granja originario del sureste de los Estados Unidos. Utilizado como perro guardián para el ganado o para la caza. Es un perro de talla media, deportivo y de carácter equilibrado. Posee una fisonomía robusta, compacta y poderosa la cual le permite moverse con agilidad y vigor. Se tiende a preferir a un perro fuerte sobre aquél de bella estructura, si no presenta ningún exceso morfológico ni sobrecarga ponderal. Los machos presentan una estructura más grande y con un tipo más marcado que el de las hembras. Debe presentar una apariencia maciza aunque de líneas esbeltas y deportivas. El manto de pelo debe ser liso, corto y pegado al cuerpo. Su color puede ser blanco, blanco atigrado con color rojo o marrón. 13


MoRDISCO DE CONOCIMIENTO

¿POR QUÉ BULL? Por: Angie Lorena Rincón

John-Bull, baited by the dogs of excise, by James Gillray (died 1815), published 1790.

L

a familia Bull aunque nos es precisamente el nombre que debería darse a toda esta infinidad de razas asociadas al vocablo Bull, sí es la mejor manera para relacionar a todos estos perros que por azares de la evolución y otras ayuditas de la genética han aparecido en el escenario canino y definitivamente han impactado al mundo que durante años ha sentido miedos y rechazos infundados por estos animales que no tienen la culpa de tener la palabra Bull en el nombre y tener rasgos caracterizticos de sus antepasados. Como es común a todos los perros, la genealogía del animal explica su comportamiento, su evolución, su temperamento, su contextura, y en este caso todas las razas pertenecientes a la familia Bull tienen un origen común, como lo tienen todas las familias, que esboza la historia de cómo estos perros llegaron a ser sin temor a equivocarnos, los perros más poderosos del mundo canino. Es apenas obvio que los primeros animales domesticados por el hombre, aquellos perros tan antiguos como la tierra misma, no estaban divididos claramente en razas diferentes como sucede actualmente. En lugar de ello, existían 14

grupos muy generalizados de canes basados en el trabajo que realizaban. Pasaron muchos años antes de que empezaran a aparecer las categorías más distintivas de perros, y aún entonces, los perros se clasificaban primariamente dependiendo sus funciones en las granjas y hogares. Los primeros grupos incluían los de tamaño grande, tipo mastiff de pelo corto, los guardianes de ganado de tamaño grande, con pelaje largo, y los de tamaño mediano, capa corta, que fueron criados para luchar con toros y osos. Estos perros de tamaño mediano, y capa corta, se desarrollaron hasta convertirse en los bulldogs y los boxers. El bulldog, a diferencia de los ejemplares exagerados que tenemos actualmente, fue en un tiempo un perro ágil y atlético. Tenía un cuerpo fuerte y bien musculado y un temperamento valiente. Estos perros llegaron a ser muy populares entre la clase trabajadora debido a su destacada capacidad para azuzar a toros y osos. Hasta aquel momento los perros Bull tenían claro su objetivo en la vida, ser guardianes de las residencias y proteger los rebaños de su dueño de toros y osos oportunistas, linda tarea, hasta que la sed de espectáculos circenses suscitados

en la mente humana desde tiempos antiquísimos como los del Imperio Romano y sus gladiadores, aquella amada raza caracterizada por ser un incansable defensor, fue estigmatizada por hombres que alguna vez les pareció apasionante ver pelear dos perros hasta la muerte. Es así como se popularizaron las peleas de perros, por el morbo a la sangre y la extraña predilección por lo escondido, escenario que más adelante propició que se organizaran programas encaminados a optimizar la capacidad natural de los perros, criando luchadores más rápidos y fieros, introduciendo cepas de terriers en las castas para mejorarlos y asi poder librar sus sangrientas batallas con un porcentaje mas elevado de efectividad lo que le permitia a la gente ganar cierto status social y respeto de los otros contrincantes, bastante cobarde de parte de los dueños de los perros y muy trizte su final, de alguna manera los dueños sentian que eran ellos los que peleaban y por eso no se conmovian al ver a sus perros morir desangrados sin consideración . Los resultados de estos cruces se conocieron como “bull and terriers”. Tuvieron tanto éxito que la cría continuada condujo a un ulterior desarrollo de un tipo de raza más específica.


PORQUE TODOS MERECEN

UN HOGAR FELIZ

R


DOG TOWN No_1 Esta edición está dedicada a las razas de perros estigmatizadas por la sociedad, dando un punto de vista razonable que defienda la integridad de dichas razas, teniendo en cuenta que gran parte de su mala fama es causada por los medios de comunicación que solo buscan intereses propios sin importar pasar por encima de cualquier ser vivo en este caso de los Perros Potencialmente Peligrosos (PPP). En esta edición mostraremos la otra cara de algunas de las razas más representativas como los es el American Pitbull Terrier (APBT), Rotweiller, entre otras. Esperamos que esta revista ayude un poco a sensibilizar a la gente y quitarles la venda de que existen perros “malos” y que se den cuenta que son como cualquier mascota, tierna, dedicada, protectora y muy noble.


Dog Town #1