Issuu on Google+


Prohibido tocar "Prohibido tocar". Esa es la frase que cualquier entrenador de un conjunto de recursos económicos escasos sueña con pronunciar. Evitar, sea como sea, que su equipo sea desmantelado, hacer lo posible para que los futbolistas que han destacado durante la temporada no abandone la entidad para mudarse a un gran club con mejor proyecto y mayores sueldos. Esa es la frase que deseó Pochettino pronunciar; y es que en su etapa en el Espanyol -de 08/09 a 12/13- su plantilla sufría grandes modificaciones año a año, siendo los grandes futbolistas del club los que hacían las maletas. Verano tras verano siempre se producía la misma historia: Futbolista que destacaba en la disciplina periquita, futbolista que partía hacia un gran conjunto. El caso más sonado fue el de Pablo Daniel Osvaldo, abandonando el club poco antes de que finalizara el mercado, dejando al club un tiempo escaso para poder rehacerse de la dura pérdida de un jugador tan importante como lo era el argentino en Cornellà-El Prat, la columna donde se sostenían los registros goleadores del club. Ahora, en Southampton, las cosas han cambiado muchísimo. Para bien. En el conjunto rojiblanco la economía no se encuentra en cifras rojas, y las ventas se realizan según los criterios del entrenador, al igual que las adquisiciones. Las bajas producidas, generalmente, son de jugadores que no contaban para Pochettino, como es el caso de Chaplow , se marcha al Milwall habiendo disputado 3 partidos como suplente en Premier League, o Richardson, que se dirige hacia el Middlesbrough con tan solo 5 partidos disputados esta temporada bajo las órdenes del argentino. El número de bajas asciende a los 11 futbolistas, dejando clara la limpieza de Pochettino. Por otro lado, en el capítulo de altas es donde encontramos la mayor de las alegrías para los aficionados del Southampton, incorporando a futbolistas de renombre. Uno de ellos es Wanyama, una de las mayores promesas del panorama futbolístico, que ha sido objeto de deseo de muchos conjuntos ingleses y que finalmente estaría las ordenes de Mauricio Pochettino, siendo un complemento de lujo para Schneiderlin, el mejor futbolista de esta temporada en Southampton. Encontramos, por otro lado, otra gran incorporación como es la de Dejan Lovren, central que jugaba en el Olympique de Lyon de 24 años. Un magnífico fichaje del preparador argentino, complementando a la plantilla con grandes nombres. Mauricio tiene la oportunidad de demostrar sus cualidades como entrenador cuando se le deja trabajar con comodidad y en buenas condiciones. En Southampton se enfrenta a un proyecto muy bueno, uno de los mejores de los que se están realizando en este verano -Swansea, Norwich, Fulham, etcétera-. En las manos del argentino reside la capacidad de este equipo para hacerlo bien. Mauricio está preparado.


Piloto