Issuu on Google+

Serrano, S (2013) Cap. 3 cuantos somos, cuantos saben. Estadística y Alfabetización. Edit. Taurus. Historia de la educación en Chile (1810-2010). Tomo II La educación nacional (1810-1970). Santiago, Chile.

Capitulo III Cuantos somos, cuantos saben. Estadística y Alfabetización Los ojos del estado: la oficina central de estadística La escuela era el principal agente de estadística del gobierno sobre la población, pero ya que no todos estudiaban; La ley de instrucción primaria ayudo notablemente a este hecho, porque se pudo saber, cuantos eran, cuantos sabían leer y escribir; para ese tiempo la estadística era poco conocida, pero era necesaria para ver cómo ayudar al país, antes de realizar el censo general de 1854, hubo ensayos de esto, realizados en 1813, 1831-1835 y 1843 y fue en este año en el cual se creó la Oficina Central de Estadística ubicada en la Casa de Moneda esto fue en el gobierno de Manuel Montt, estaba constituido por un jefe, un oficial primero y tres oficiales segundos que organizaban la sección del interior y exterior su deber era crear agentes para realizar el censo. Como presidente el año siguiente hizo el primer censo nacional de 1854, esto fue un hito político y educacional de gran dificultad en el proceso de construcción territorial, ya que querían adquirir, ordenar y publicar sobre el territorio, sus habitantes y recursos, esto ayudaría para facilitar la acción de los poderes públicos y plantearse el terreno de la situación actual del país, pero eso no era una tarea fácil, ya que el ámbito administrativo era precario y limitado.

Sol Quiroz Huentequeo – Pedagogía Básica con Mención – Fundamento de la Educación Básica


Para comenzar, todo dependía de la voluntad de los párrocos en entregar la información sobre bautizos, matrimonios y muertos, todo esto era de vital importancia, por ello el ministerio de interior quería separar estas funciones estatales de las eclesiásticas para no depender de ellas. La dificultad del desconocimiento del terreno nacional, era otro obstáculo, en 1848 el francés Amado Pissis se encargó de esto, hizo un plano topográfico en un periodo de tres años, que mostraba la descripción de la geografía y geología de Chile. Censo general de 1854: el desafío de contar Ya que se quería realizar esto no solo para contar, sino para establecer relaciones el estado decidió realizarlo cada 10 años este ejercicio; los límites para realizar el censo eran desconocidos hasta por las propias autoridades locales, y la administración pública era precaria, sin contar con los aguaceros, caminos por el desborde y las grandes distancias. El gobierno, recién en 1895 comenzó a contar a los habitantes “sin casa” eso hizo tomar más informaciones. Los resultados del censo de 1854 era clasificar, por edad, sexo, estado civil, profesión, grado de instrucción, nacionalidad, imposibilidad física o moral y la provincia. Hubo un interés económico y civilizador en clasificar a la población, las mujeres sobrepasaban a los hombres (hombres: 712.932 y mujeres: 726.188) y con esto al ver rango de edad e instrucción, veían la parte útil y activa del país. La alfabetización de la republica La finalidad central de la creación del sistema de instrucción primaria era enseñar a leer y escribir a través de la escuela pública, las partes centrales de la nación, tenían una alta tasa de matrícula y con esto subían los índices de alfabetismo, pero al ser Chile un país rural, la mayoría de la población se concentraba en sectores urbanos, y la dificultad y pobreza de las familias, impedían la educación del país, esto impulso al aumento de escuelas por la necesidad social, los resultados del censo eran simples, entre más urbano, más alfabetización y entre más rural más analfabetismo, al ser publico estos Sol Quiroz Huentequeo – Pedagogía Básica con Mención – Fundamento de la Educación Básica


resultados (por 68 analfabetas había un alfabeto), esto no causó revuelo en la población ya que esto era normal, porque para la actividad laboral no era necesario saber leer ni escribir. Todo esto se hacía más notorio en el patrón de asentamiento, en la ciudad era casi un requisito ser alfabeto, en las áreas semiurbana eran mayormente alfabetos y en el campo había más analfabeto, pero al ser poco demandad y poco necesaria no afectaba, mostrando así la habilidad escasa en Chile.

Sol Quiroz Huentequeo – Pedagogía Básica con Mención – Fundamento de la Educación Básica


Resumen capitulo III tomo II