Page 1

Encuentra Hoy: - 2 hojas coleccionables.

ÁRBOLES EN PELIGRO La Unión Internacional para la Conservación de los Recursos Naturales (UICN), ha calculado que el 40% de las especies sobre la Tierra se encuentran en peligro de extinción y sabemos que con el paso de los días este valor aumenta considerablemente debido a la acelerada transformación que por la mano humana, sufren

los ecosistemas y hábitats naturales. En el caso de las plantas, son muchas las causas de la pérdida de especies arbóreas en el planeta: inadecuadas prácticas de aprovechamiento vegetal, reemplazo de áreas naturales por extensos terrenos de monocultivos, ampliación de zonas gana-

deras, minería, incendios, desarrollo de áreas rurales y urbanas. Ante todo esto, el general desconocimiento que se tiene de la riqueza arbórea y su funcionamiento en los ecosistemas, no sólo no permite valorarlos, sino que tampoco ayuda para crear estrategias efectivas para su conservación.

Peligro de Extinción

Estos son solo algunos de los árboles más emblemáticos del mundo, que se encuentran en mayor peligro de extinción:

En África e India, encontramos la Moringa oleifera, conocido como el árbol de los mil usos por los innumerables beneficios que tiene, entre los que sobresalen la protección de suelo de la erosión, frutos muy nutritivos, y semillas, raíces y hojas usados contra dolores de articulaciones y problemas digestivos. En La Florida crece una especie de pino muy escasa, llamada Taxifolia torreya. Se ha especulado que hacia la década de los 50’s sus poblaciones sufrieron de forma masiva una enfermedad por causa de un hongo, disminuyendo notablemente sus individuos en la zona. Actualmente, sus poblaciones continúan desapareciendo y se cree que podría ser una de las primeras víctimas del calentamiento global.

Otra especie en peligro de extinción es el palo de rosa (Aniba rosaeodora), nativa del norte de Sudamérica. Debido a su aceite, usado en la elaboración de perfumes y jabones, y a su dúctil madera, útil en la fabricación de guitarras de lujo por su excelente sonoridad, este árbol se ha sobreexplotado y ahora hace parte del listado de especies en Peligro Crítico.

En Colombia

Recortar y coleccionar

Entrega 6/12 de las páginas informativas que complementan al Herbario de Mi Tierra.

En China el Ginkgo biloba, árbol utilizado con fines ornamentales y cuyas hojas se usan para el aumento de la circulación sanguínea.

Comino crespo (Aniba perutilis)

Árboles como el nogal (Juglans neotropica), el comino (Aniba perutilis), el roble (Quercus humboldtii), el guayacán carrapo (Bulnesia arborea), el cedro (Cedrela odorata), el ébano (Caesalpinea ebano), el carrá (Huberodendron patinoi) y 32 de las 33 especies de magnolios, se encuentran catalogadas como especies en riesgo de extinción. El comino crespo (Aniba perutilis) posee aceites esenciales, las semillas son medicinales y la corteza fragante. Su madera de excelente calidad, duración y resistente al ataque del comején, empleada para la construcción de puentes, durmientes de ferrocarril, pilares, vigas, ebanistería y pisos, ha llevado a este especie a la extinción en bosques naturales, de donde se extrajo desmedidamente.

La pérdida de especies puede tener graves consecuencias sobre la vida del planeta y la de otras especies: cambios climáticos, geológicos, calentamiento global, propagación de especies invasoras, cambios en los ciclos de nutrientes y rompimiento de las cadenas tróficas que regulan las relaciones entre animales y plantas en los ecosistemas naturales.

Hoy circulan las hojas coleccionables del Samán Campano y una hoja en blanco. Espera el próximo miércoles 13 de abril, las de Flor de la Reina y Cadmio. Apoyo y Aval:

Patrocinan:


Plagas

Las plantas sufren enfermedades y como en los humanos, bajo condiciones de estrés, tales como cambios drásticos en la disponibilidad de recursos hídricos, lumínicos o nutricionales, la probabilidad de padecerlas aumenta. Las enfermedades pueden ser de dos categorías: aquellas causadas por agentes vivos o infecciosos, como hongos, plantas parásitas, insectos, virus o bacterias; y las causadas por agentes no

vivos, por deficiencia de minerales, presencia de temperaturas extremas, vandalismo, contaminación y fluctuaciones en humedad. Algunos insectos pueden causar daños a los árboles mediante la defoliación o extracción de savia como actúan las plantas parásitas. Otros insectos, hongos o bacterias pueden retardar su crecimiento, interferir con el flujo de savia o debilitar la estructura del árbol.

Diferentes métodos se han utilizado para contrarrestar las enfermedades y plagas en los árboles, entre éstos, llama la atención, el método alternativo llamado endoterapia, en el que el producto fitosanitario o nutritivo se inyecta directamente en el tronco de los árboles, de manera que al circular por la savia, se distribuye por todo el árbol al estilo de una inyección. Este método reduce al mínimo los problemas ocasionados por los pesticidas en el ambiente, suelos y agua. La historia de la endoterapia se remonta al renacimiento, fue Leonardo da Vinci el que hizo las primeras pruebas con arsénico en algunos árboles.

Incendios Forestales

Otro factor que influye en el deterioro del ecosistema tiene que ver con los incendios forestales, que sin límites preestablecidos consumen de manera indiscriminada la materia vegetal y cambian las características del suelo y las condiciones climáticas locales, necesarias para la supervivencia de muchas especies nativas, adaptadas a esas condiciones iniciales.

Los incendios forestales son comunes en climas lo suficientemente húmedos para permitir el desarrollo de la vegetación, pero en los cuales, en diversos periodos de tiempo se producen largos períodos de sequía. Estos lugares incluyen las áreas con vegetación de la Península Ibérica, Australia, el sudeste asiático, la sabana en el sur de África, las zonas boscosas de los Estados Unidos y Canadá, y en los trópicos en zonas secas o afectadas por fenómenos como el del “Niño”. Recientes investigaciones han afirmado que el calentamiento global puede aumentar la intensidad y la frecuencia de las sequías en muchas áreas, aumentando el número de incendios forestales por año. Otras causas del origen de los incendios forestales son, prácticas inadecuadas en el uso de combustibles, globos, fogatas,

residuos de vidrios y botellas, ganadería, producción agrícola y maderera, la incidencia de rayos y las erupciones volcánicas. En Colombia se estima que el 95% de los incendios forestales son generados por actividades humanas. Los incendios forestales causan la pérdida de plantas, animales y otros organismos en los escosistemas, que pueden tardar años en recuperarse; las cenizas y carbones generan contaminación en el agua y el aire; aumentan los procesos de erosión del suelo y destruyen los nutrientes del mismo. A pesar de sus efectos negativos, los incendios forestales, favorecen la reproducción y el crecimiento de algunas especies de plantas, ya que sus semillas necesitan de altas temperaturas para iniciar su germinación y establecimiento.

¿Qué hacer?

*Efectivos programas de conservación de especies de árboles son urgentes para la disminución de la tasa de extinción de especies en el mundo. Estas estrategias de conservación requieren de procesos concertados, en los cuales la unión de fuerzas y recursos genere soluciones a corto plazo. En Colombia, desde finales del siglo XX, se empezaron a gestar acciones conjuntas entre entidades públicas y privadas con este propósito. Así se han venido identificando las especies de nuestra flora que se encuentran amenazadas, se han intensificado las investigaciones sobre su biología y se han determinado prioridades de conservación. Este trabajo ha generado la publicación de varios Libros Rojos de Plantas de Colombia, y la puesta en marcha de diversos programas de conservación en jardines botánicos e institutos de investigación, como es el desarrollo de la Estrategia Nacional para la Conservación de Magnoliaceas, liderada por el Jardín Botánico de Medellín y Corantioquia. *La arboricultura, es la ciencia que comprende la selección, propagación, cuidado y tala selectiva de los árboles, para aumentar así la salud del árbol, aumentar su longevidad, resistencia a patógenos, mejorar su apariencia estética, eliminar los factores de estrés y aumentar las defensas naturales. *La restauración ecológica busca la recuperación de un ecosistema ha sido degradado, dañado o transformado como resultado directo o indirecto de las actividades humanas. Para este proceso, se utilizan datos sobre la estructura, composición y funcionamiento preexistentes, estudios de ecosistemas similares e información sobre condiciones ambientales y culturales de la región. La restauración ecológica, incluye procesos de reforestación, aislamiento, enriquecimiento, revegetalización, sucesión vegetal y bioingeniería.

Entrega 6 Herbario  

Entrega 6 Herbario