Issuu on Google+

Hojas:

Encuantra Hoy: - 2 hojas coleccionables.

de

Datos básicos de los árboles Los árboles son nuestros amigos, si no fuera por ellos, no podríamos vivir. Son vida y generan vida. Mantienen estables las condiciones ambientales de un lugar, mejoran la calidad del aire, contribuyen con el ciclo del agua, sirven de albergue para otras

especies de plantas y de animales y nos ofrecen un sinnúmero de beneficios, ya que nos proporcionan materias primas, alimentos, medicinas, belleza y hasta inspiración. Estudiemos un poco sobre su anatomía, sus estructuras principales, cómo

se conforman y cómo describirlos: nuestro país necesita de un mayor número de científicos que den a conocer la gran diversidad vegetal que poseemos y que cada día se reduce por la destrucción de los hábitats naturales.

HIMNO AL ÁRBOL

TIPOS DE ÁRBOLES

Los árboles son plantas de tallo leñoso con una altura mínima de 5 a 7 m. Se caracterizan por tener un eje vertical muy definido denominado tronco, el cual se ramifica a una altura conside-

rable del suelo, para dar paso a ramas horizontales o ascendentes que forman la copa. Existen una gran cantidad de categorías mediante las cuales se clasifican los árboles. Vamos a hablar

de dos grandes grupos, las coníferas, plantas que producen semillas pero no desarrollan flores, ni frutos; y las angiospermas, plantas que producen flores, frutos y semillas.

Recortar y coleccionar

Entrega 2/12 de las páginas informativas que complementan al Herbario de Mi Tierra.

Angiospermas:

Coníferas: este tipo de

árboles, crece por todo el mundo pero principalmente en los climas fríos de las zonas templadas o latitudes medias, como Norteamérica, Europa y Liberia, Argentina y Chile. Hacen parte del grupo de las gimnospermas, plantas que producen semillas en unas estructuras reproductivas llamadas conos, en las cuales las semillas no se encuentran protegidas por un ovario, por lo que no producen flores ni frutos, es así como las semillas se encuentran al descubierto. Este grupo de plantas, se caracteriza por su hábito predominantemente arbóreo, copas en muchas ocasiones en forma cónica, hojas perennes, es decir que no se caen, de forma acicular -como una aguja- o escamosas, pequeñas y muy gruesas. Las coníferas son el grupo de plantas con semillas más antiguo sobre la Tierra, con

pruebas de su existencia desde el período Carbonífero hace aproximadamente 300 millones de años. En la actualidad se conocen alrededor de 600 especies, entre las que encontramos pinos, abetos, araucarias, cipreses y sequoias, entre otras. En Colombia, existen seis especies nativas, todas pertenecientes a la familia Podocarpaceae, conocidas algunas como chaquiro, pino romerón o pino colombiano y apreciadas por el valor de su madera, la cual fue altamente aprovechada en el pasado, por lo cual las poblaciones de estas especies se han diezmado drásticamente, llevándolas a ser categorizadas en la actualidad como especies en riesgo de extinción. Numerosos programas de conservación son implementados por algunas Corporaciones Autónomas Regionales (CARs) y otras entidades ambientales en torno a ellas.

en este grupo, se incluyen los árboles con flores. Hace referencia entonces al grupo de plantas que poseen semillas protegidas dentro de un ovario, el cual cuando madura se convierte en un fruto. Han colonizado todos los climas y zonas habitables de la Tierra, por lo que se constituyen en la forma vegetal predominante, especialmente en las zonas tropicales del planeta. Sus flores llaman la atención por sus variadas formas, tamaños, colores y estrategias reproductivas, ya que además de los estambres y el pistilo, donde se forman el polen y los óvulos, presentan los sépalos y pétalos que además de brindar protección, atraen a los

organismos que las polinizan, tales como insectos, aves y murciélagos. Los árboles que desarrollan flores son los más comúnmente utilizados por el hombre y la fauna silvestre, ya que de ellos extraemos gran parte de nuestros alimentos, madera, leña, medicina, materias primas para cosmetología, la industria y para la fabricación de artesanías. Además, muchos se usan en programas de reforestación y otros para recuperación de suelos, ya que fijan nitrógeno. Entre las angiospermas encontramos un grupo conocido como las palmas, que a pesar de no ser consideradas estrictamente árboles, por su porte arbóreo, las tendremos en cuenta en esta clasificación.

Árbol hermano, que clavado por garfios pardos en el suelo, la clara frente has elevado en una intensa sed de cielo;

Árbol donde es tan sosegada la pulsación del existir, y ves mis fuerzas la agitada fiebre del mundo consumir:

hazme piadoso hacia la escoria de cuyos limos me mantengo, sin que se duerma la memoria del país azul de donde vengo.

hazme sereno, hazme sereno, de la viril serenidad que dio a los mármoles helenos su soplo de divinidad.

Árbol que anuncias al viandante la suavidad de tu presencia con tu amplia sombra refrescante y con el nimbo de tu esencia:

Árbol que no eres otra cosa que dulce entraña de mujer, pues cada rama mece airosa en cada leve nido un ser:

haz que revele mi presencia, en las praderas de la vida, mi suave y cálida influencia de criatura bendecida.

dame un follaje vasto y denso, tanto como han de precisar los que en el bosque humano, inmenso, rama no hallaron para hogar.

Árbol diez veces productor: el de la poma sonrosada, el del madero constructor, el de la brisa perfumada, el del follaje amparador;

Árbol que donde quiera aliente tu cuerpo lleno de vigor, levantarás eternamente el mismo gesto amparador:

el de las gomas suavizantes y las resinas milagrosas, pleno de brazos agobiantes y de gargantas melodiosas:

haz que a través de todo estado ¿niñez, vejez, placer, dolor? levante mi alma un invariado y universal gesto de amor!

hazme en el dar un opulento ¡para igualarte en lo fecundo, el corazón y el pensamiento se me hagan vastos como el mundo! Y todas las actividades no lleguen nunca a fatigarme: ¡las magnas prodigalidades salgan de mí sin agotarme!

Gabriela Mistral (1889 - 1957)

Hoy circulan las hojas coleccionables de Almendro y Búcaro, espera el próximo miércoles marzo 16, la del Tulipán africano y una hoja de colección libre. Apoyo y Aval:

Patrocinan:

Son órganos vegetativos, generalmente aplanados, situados lateralmente sobre el tallo. En ellas se lleva a cabo el proceso de la fotosíntesis, por medio del cual, el agua y los minerales se transforman en azúcares que nutren la planta. Las hojas son un elemento de identificación muy práctico por su facilidad de secado y conservación, especialmente cuando se herborizan. En una misma planta, las hojas jóvenes y adultas pueden tener notables diferencias en su forma y tamaño, por lo que para propósitos de identificación se deben examinar las hojas adul-

tas promedio más representativas. Las hojas pueden ser clasificadas de acuerdo a la forma, ápice, base, tipo de nervadura y borde de la lámina. Las hojas son simples cuando la lámina es entera y son compuestas cuando está dividida en pequeñas láminas llamadas folíolos. Las hojas simples poseen una yema ubicada en la axila del pecíolo (en su inserción al tallo). Dicha yema no existe en la axila de los folíolos de una hoja compuesta.

Semillas:

Generalmente son pequeñas y se encuentran muy bien equipadas para soportar ambientes hostiles y sobrevivir hasta que se presenten condiciones ambientales favorables que permitan su germinación y la formación de un nuevo árbol. Presentan varias capas o tejidos que las cubren y les brindan nutrientes para que el embrión permanezca con vida. Estas capas generalmente son duras y presentan diferentes grados de impermeabilización. En el embrión se encuentran de manera potencial las partes que formarán la nueva

Flores: Uno de los principales criterios para la identificación y determinación de las especies de plantas con flores, es precisamente la morfología, colores, tamaños y composición de este tipo de órganos. En ausencia de flores, la identificación de las muestras de herbario o muestras botánicas es más compleja y puede llegar a ser menos precisa. En las flores, se lleva a cabo la reproducción sexual de las Angiospermas. Los pétalos, sépalos y brácteas (hojas modificadas que acompañan las flores), no solo protegen el ovario, lugar donde se encuentran los óvulos y donde posteriormente se desarrollará el embrión y las semillas; estas estructuras también intervienen en los procesos de polinización, dado que sus inusuales formas, colores, aromas y secreciones azucaradas sirven como mecanismo de atracción para los polinizadores. Hacia el interior de los pétalos y unidos a ellos están los estambres con sus anteras o sacos polínicos que

contienen las células espermáticas y más hacia el interior se encuentra la parte femenina, el pistilo, formado por el estigma que recibe el polén, un filamento a través del cual se desarrolla el tubo polínico por donde viajan las células espermáticas hasta el óvulo para ser fecundado. Al contrario del reino animal, en las plantas lo más común es que los individuos sean hermafroditas, sin embargo, existen plantas donde los sexos se encuentran en diferentes individuos, por lo que escuchamos hablar de individuos masculinos y femeninos, como es el caso de la papaya.

Frutos:

Provienen de las flores, ya que son el resultado de la maduración del ovario de la flor. Contienen los óvulos fertilizados, los cuales al desarrollarse se convierten en semillas. El fruto, por lo tanto, es exclusivo de las plantas con flores y tiene como función proteger, alimentar y contribuir a la dispersión de las semillas. Pueden clasificarse según el tipo de ovario (ínfero o súpero), según su morfología y anatomía, o según el mecanismo de dehiscencia (apertura) o dispersión de las semillas.

Tallo s: Sostienen las hojas, flores y frutos del árbol. Dan estabilidad a la planta y a través de ellos, el agua y los minerales que han sido absorbidos por las raíces, se conducen hacia las hojas y luego cuando se forman allí los azúcares, éstos son nuevamente repartidos por los tallos a todos los órganos vegetales. Los troncos de los árboles, no solo protegen la estructura interna de la planta mediante sus cortezas, ya sean finas o ásperas. También sirven de albergue para numerosas especies animales y vegetales. La disposición de las hojas en los tallos o ramas (fi-

lotaxia), es una característica esencial a la hora de identificar el grupo o familia vegetal frente al cual nos encontramos. Las hojas en los tallos pueden hallarse alternas, como en el cadmio; opuestas, como en el guayabo; o verticiladas, cuando hay más de dos hojas por nudos, como en el azuceno de la Habana. En los tallos o troncos, encontramos unas estructuras llamadas yemas, capaces de brotar y generar una nueva hoja o rama. Así, la yema terminal es aquella parte final de la rama que añade más tallo y hojas. Las yemas laterales son generalmente pequeñas protuberancias en las uniones o axilas de las ramas que producen nuevas hojas.

NUESTROS ÁRBOLES

La flora colombiana es una de las más diversas del trópico. Se estima que en Colombia existen aproximadamente 41.000 especies de plantas vasculares. Nuestro árbol nacional es la Palma de Cera del Quindío, que lleva por nombre científico Ceroxylon quindiuense. Es una palmera esbelta, de imponente belleza y que alcanza alturas hasta de 60 m. Crece entre los 1700 y 3200 m de altitud, sobre la vertiente oriental de la Cordillera Central y la vertiente occidental de la Cordillera Oriental, siendo nativa de los Andes colombianos, recientemente fue reportada para Perú. Fue escogida como árbol Nacional de Colombia por la comisión preparatoria del III Congreso Suramericano de botánica, celebrado en Bogotá en 1949 y proclamada como símbolo patrio por la ley 61 de 1985.

planta, es decir, la raíz, las hojas y el tallo. Las primeras hojas que se encuentran en el embrión generalmente se conocen con el nombre de cotiledones, ellas a diferencia de las hojas subsecuentes, no realizan fotosíntesis, sino que guardan nutrientes que alimentarán la nueva planta durante la fase de germinación. Las formas y colores de las semillas son muy variadas. Esto generalmente obedece al tipo de dispersión que presenta cada especie. Por ejemplo, las semillas que son dispersadas por el viento, suelen poseen alas o son plumosas para así alcanzar una mayor distancia del árbol parental. Aquellas que requieren del paso por tractos digestivos de algunos animales son jugosas y de colores vivos para llamar la atención de los dispersores.

Raíces :

Absorben agua, nutrientes y fijan y sostienen los árboles al suelo. Luego que germina la semilla, una gigantesca red conformada por la raíz principal, las raíces secundarias, raicillas y especialmente los pelos absorbentes penetran el suelo en búsqueda de agua y minerales que serán conducidos al tallo, ramas y hojas. Existen raíces que no se desarrollan bajo la tierra, como por ejemplo las de los falsos laureles (Ficus), que crecen desde las ramas de estos en dirección hacia el suelo, o las de algunas palmas como la zancona (So-

cratea), o el pandano (Pandanus), que desarrollan raíces a manera de zancos. Estas raíces son llamadas adventicias y ayudan a los árboles a extenderse sobre el suelo, o sobre otros árboles; proporcionan mayor estabilidad a los mismos o pueden contribuir con la absorción de sustancias o humedad del aire. Según su morfología, las raíces pueden ser fasciculadas: aquellas en las cuales no se diferencia la raíz principal de las secundarias y por lo tanto todas presentan un grosor similar como en las palmas. Las pivotantes, por el contrario, son raíces donde se observa una clara diferenciación de la raíz principal con las secundarias, siendo la primera de mayor grosor y las segundas mucho más delgadas, formándose a partir de la principal como las del árbol de mango. Las raíces bulbosas o napiformes, tales como la cebolla, y la remolacha almacenan sustancias de reserva, útiles en la dieta alimenticia de los seres humanos.


Entrega 2 Herbario