Page 1

Instante post-milenio: Atardecer Intranquilo por Alejandro Moscoloni


ahora

INSTAGRAM

ahora

princess_yi te etiquetó en su historia.

captura de pantalla.

ahora

TINDER

YOUTUBE

Safyia Nygard se encuentra transmitiendo en vivo. Haz click para verlo.

INSTAGRAM

ahora

cactuspapi tomó una captura de pantalla.

TUMBLR

ahora YOUTUBE

ó tu publicación.

ahora

INSTAGRAM

ahora

cactuspapi tomó una captura d Safyia Nygard se encuentra tran Haz click para verlo.

princess_yi te etiquetó en su historia.

ahora

TINDER

ahora

vogueitalia reblogueó tu publicación.

Alejandro te envió un mensaje.

NikkieTutorials compartió un nuevo video. Haz click para verlo. ahora

SNAPCHAT

INSTAGRAM

ahora WHATSAPP

foto.

ahora

ahora

SNAPCHAT

ahora

YOUTUBE

TINDER

Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

captura de pantalla.

INSTAGRAM

ahora ahora

ahora

dfncrespo tomó una captura de pantalla.

YOUTUBE

ahora

FACEBOOK WHATSAPP

Tienes un nuevo match. FACEBOOK

ahora WHATSAPP

ahora INSTAGRAM

la Luna asistirán a un

ahora

Tienes 480 mensajes y 35 chats.

Natalia Aromi y Marcela Luna asistirán a un evento cerca de ti.

ahora

Tienes 480 mensajes y 35 chats.

mica.fr te etiquetó en una publicación. ahora

TINDER

SNAPCHAT

ahora

TINDER

ahora

alemoscoloni tomó una captura de pantalla.

Tienes un nuevo match.

Kevin te envió 10 mensajes. ahora

INSTAGRAM

Kevin te envió 10 mensajes. GMAIL

ahora SNAPCHAT

ahora

INSTAGRAM

ahora

Agustina Mandino te envió un email.

princess_yi te etiquetó en su historia.

cactuspapi respondió tu historia. ahora

TINDER

itera que tienes tres s 26 de octubre.

GMAIL Google calendar te reitera que tienes tres compromisos el jueves 26 de octubre.

Tienes 511 mensajes y 39 chats. SNAPCHAT

SNAPCHAT ahora

Tienes un nuevo match.

un snap de video.

ahora

WHATSAPP

ahora

WHATSAPP Tienes 483 mensajes y 35 chats.

TINDER

ahora

GMAIL Daniela te envió un mensaje.

ahora

TWITTER

ahora

TWITTER

TWITTER Tienes 23 retweets nuevos.

ahora

ahora Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

ahora

@lulodehoyos te envió un mensaje directo.

ahora

SNAPCHAT TINDER

alemoscoloni te match. envió un snap d Tienes un nuevo

@agustinbernasconi te empezó a seguir.

Daniela te envió un mensaje.

alemoscoloni tomó una captura de pantalla.

ó un mensaje directo.

ahora

GMAIL

WHATSAPP Google calendar te reitera que compromisos el jueves 26chats. de oc Tienes 511 mensajes y 39

alemoscoloni te envió un snap de video.

gothqueen te etiquetó en su historia.

ahora

ahora

ahora

YOUTUBE INSTAGRAM

Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

e empezó a seguir.

SNAPCHAT

ahora

ahora

TINDER Alejandro te envió un mensaje.

ahora TINDER

YOUTUBE

ahora

ahora

Alejandro te envió un mensaje.

ahora

evos.

cactuspapi respondió tu histori

ahora WHATSAPP

GMAIL

SNAPCHAT Agustina Mandino te envió un e

ahora

princess_yi te etiquetó en su historia.

envió un email.

SNAPCHAT

TINDER alemoscoloni tomó una captura

ahora

Tienes un nuevo match.

na captura de pantalla.

Natalia Aromi y Marcela Luna as INSTAGRAM evento cerca de ti.

mica.fr te etiquetó en una publi

ahora TINDER

Tienes 498 mensajes y 37 chats. INSTAGRAM

dfncrespo TINDERtomó una captura de

Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

Tienes un nuevo match. ahora

NikkieTutorials compartió un nu Haz click para verlo. INSTAGRAM A kevirote le gusta tu foto. WHATSAPP

A kevirote le gusta tu foto.

Tienes 498 mensajes y 37 chats. ahora

TUMBLR

YOUTUBE vogueitalia reblogueó tu public

ahora

Alejandro te envió un mensaje.

INSTAGRAM YOUTUBE

WHATSAPP

@agustinbernasconi teen empezó gothqueen te etiquetó su his

ahora

WHATSAPP Tienes 483 mensajes y 35 chats.

TWITTER TINDER

@lulodehoyos teun envió un mens Daniela te envió mensaje.

alemoscoloni tomó una captura de pantalla.

ahora

TWITTER INSTAGRAM

ahora

TWITTER GMAIL Tienes 23 mensaje. Daniela teretweets envió unnuevos.


ahora

INSTAGRAM

ahora

princess_yi te etiquetó en su historia.

de pantalla.

ahora

TINDER

YOUTUBE

Safyia Nygard se encuentra transmitiendo en vivo. Haz click para verlo.

INSTAGRAM

ahora

cactuspapi tomó una captura de pantalla.

TUMBLR

ahora YOUTUBE

cación.

ahora

INSTAGRAM

ahora

princess_yi te etiquetó en su historia.

ahora

TINDER

Safyia Nygard se encuentra transmitiend Haz click para verlo. ahora YOUTUBE

ahora vogueitalia reblogueó tu publicación.

Alejandro te envió un mensaje.

Alejandro te envió un mensaje.

NikkieTutorials compartió un nuevo video. Haz click para verlo. ahora

SNAPCHAT

NikkieTutorials compartió un nuevo vide Haz click para verlo. INSTAGRAM

ahora WHATSAPP

ahora

ahora

SNAPCHAT

ahora WHATSAPP

A kevirote le gusta tu foto.

Tienes 498 mensajes y 37 chats. ahora

YOUTUBE

Tienes 498 mensajes y 37 chats. INSTAGRAM

ahora TINDER

Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

e pantalla.

ahora

ahora

dfncrespo tomó una captura de pantalla.

YOUTUBE

ahora TINDER

Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

Tienes un nuevo match.

Tienes un nuevo match. FACEBOOK

ahora WHATSAPP

ahora WHATSAPP

ahora INSTAGRAM

sistirán a un

ahora

Tienes 480 mensajes y 35 chats.

ahora INSTAGRAM

Natalia Aromi y Marcela Luna asistirán a un evento cerca de ti.

Tienes 480 mensajes y 35 chats.

mica.fr te etiquetó en una publicación. ahora

TINDER

mica.fr te etiquetó en una publicación. SNAPCHAT

ahora TINDER

ahora

TINDER

ahora TINDER

ahora

Tienes un nuevo match.

a de pantalla.

alemoscoloni tomó una captura de pantalla.

Tienes un nuevo match.

Kevin te envió 10 mensajes. ahora

INSTAGRAM

Kevin te envió 10 mensajes. GMAIL

ahora SNAPCHAT

ahora

INSTAGRAM

ahora SNAPCHAT

ahora

princess_yi te etiquetó en su historia.

email.

Agustina Mandino te envió un email.

princess_yi te etiquetó en su historia.

cactuspapi respondió tu historia. ahora

TINDER

tienes tres ctubre.

cactuspapi respondió tu historia. GMAIL

ahora WHATSAPP

ahora

Tienes un nuevo match. YOUTUBE

WHATSAPP

ahora

WHATSAPP Tienes 483 mensajes y 35 chats.

ahora

Tienes un nuevo match.

TINDER

ahora

GMAIL Daniela te envió un mensaje.

TWITTER

ahora

TWITTER

TWITTER Tienes 23 retweets nuevos.

INSTAGRAM Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

ahora

@lulodehoyos te envió un mensaje directo.

ahora

ahora

ahora

@agustinbernasconi te empezó a seguir.

Daniela te envió un mensaje.

alemoscoloni tomó una captura de pantalla.

saje directo.

TINDER

alemoscoloni te envió un snap de video.

gothqueen te etiquetó en su historia.

ahora

ahora

ahora

YOUTUBE INSTAGRAM

Safyia Nygard compartió un nuevo video. Haz click para verlo.

ahora

SNAPCHAT

ahora

ahora

ó a seguir.

Tienes 511 mensajes y 39 chats. SNAPCHAT

TINDER

ahora

Alejandro te envió un mensaje.

ahora

de video.

TINDER

WHATSAPP Google calendar te reitera que tienes tres compromisos el jueves 26 de octubre.

Tienes 511 mensajes y 39 chats. SNAPCHAT

ahora

ahora

Alejandro te envió un mensaje.

ahora

YOUTUBE

WHATSAPP

gothqueen te etiquetó en su historia.

ahora

Daniela te envió un mensaje.

alemoscoloni tomó una captura de pantalla.

ahora

WHATSAPP Tienes 483 mensajes y 35 chats.

TINDER

ahora

GMAIL Daniela te envió un mensaje.


Instante post milenio @ 2017 Todos los derechos reservados Impreso en Argentina. Primera Edición, Octubre 2017 Hecho del depósito que marca la ley 11.7233 Diseño de tapa: Alejandro Moscoloni Correción: Marcela Luna, Natalia Aromi Editorial Universidad Argentina de La Empresa Editorial Turno Tarde S.A. Av. Lima 755/71 (1033) Ciudad de Buenos Aires Tel: 4383-8525 / Fax: 4383-2202 www.editorialuade.com.ar Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en, o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, o electrónico, mágnetico, electroóptico, o fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de la editorial.


Instante post-milenio: Atardecer Intranquilo por Alejandro Moscoloni


001. Índice.

Contenidos. Uno: Sobredosis. Phono sapiens. Cuando el uso se convierte en abuso.

Diccionario touch. 005 017

Dos: Manufacturación. Ilusión del yo. Realidad meticulosamente orquestada.

029 037

Tres: Expectativas.

Instante post-milenio

Bajo el lente de la cámara frontal. Sombras de una vida virtual.

Dictadura del like. Estadísticas y detrás de escena de cada posts.

049 055

Cuatro: Fracaso. Celos y comparación. Síndrome del pato.

073 087

Diccionario del millennial, abreviaturas y terminología.


002. Índice.

Cinco: Redes. Fotografía como arte. Estados, tweets y vivos.

Monarquía online. 095 105

Reinado de las redes. Veinte cuentas con más seguidores.

Seis: Sobreexposición. 113 127

Siete: Actitud. Conciencia generacional. Ideales.

Archivos queer. 139 157

Ocho: Prevención. Construcción saludable. Introducción al abatimiento.

163 183

Búsqueda online de pares y referentes lgbtq.

Atardecer Intranquilo

Aceptación y likes. Acoso y bullying.


01. Sobredosis_


#Phono Sapiens.

006. Capítulo uno. Sobredosis.

Somos la genereción que creció con celulares bajo el brazo.

Que nos llevamos el aparato a la cama y por consecuencia, con sus luces, torturamos al hermoso cerebro perjudicando el ciclo natural del sueño. Pero, más allá de las noticias, ¿estamos enganchados al móvil? ¿Son solo problemas personales puntuales o nos está afectando como sociedad?. Hablar de un

adicto al móvil es uno de los asuntos más controvertidos. En la última versión del reconocido Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, no se ha admitido como trastorno la adicción a Internet, menos aún la del teléfono inteligente, a pesar de que existen profesionales que lo diagnostican y lo tratan. “Todavía no podemos hablar de adicción, que se limita a las sustancias químicas, con la única excepción del juego con apuestas”, puntualiza Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología en la Universidad. Algunos especialistas sortean este problema terminológico hablando de uso abusivo, que se definiría por la pérdida del control sobre la conducta, con consecuencias indeseadas. “Para mí, esa es la prueba

Atardecer Intranquilo

os llegan noticias de diversos países que instalan señales luminosas en el suelo para evitar los atropellos y las caídas a los andenes de los usuarios de móviles que andan mirando hacia la pantallita. Problemas de cuello por doblarlo hacia el aparato e incluso una nueva dolencia en muñecas y pulgares. Otros trabajos muestran que cada vez ejercitamos menos la memoria, los jóvenes están perdiendo atención, que ya no sabemos orientarnos porque nos dejamos.


007. Capítulo uno. Sobredosis.

Alexandra Marzella por Petra Collins. Dazed Digital 2015

Instante post-milenio

que instalan señales luminosas para evitar accidentes y las caídas a los andenes de los usuarios de móviles que andan mirando hacia la pantallit de los celulares. Problemas de cuello por doblarlo hacia el aparato e incluso una nueva dolencia en muñecas y pulgares. Otros trabajos muestran que cada vez ejercitamos menos la memoria, los jóvenes están perdiendo atención, que ya no sabemos orientarnos porque nos dejamos en manos de Google Maps. Que nos llevamos el aparato a la cama y por consecuencia, con sus luces, torturamos al cerebro perjudicando el ciclo narural del sueño. Pero, más allá de las noticias, ¿estamos enganchados al móvil? ¿Son solo problemas personales puntuales o nos está afectando como sociedad entera?


008.

Atardecer Intranquilo

Algunos especialistas sortean este problema terminológico hablando de uso abusivo, que se definiría por la pérdida del control sobre la conducta, con consecuencias indeseadas.

“Para mí, esa es la prueba del algodón de un problema de carácter psicopatológico”, resume Echeburúa, que es de quienes creen que es “indudable” que hay un uso inadecuado que a veces reclama que intervengan los especialistas. Reconoce que no hay suficiente investigación en este campo como para hablar de porcentajes de población afectada, ya que los estudios hasta el día de hoy no abarcan grandes muestras ni cuentan con definiciones consensuadas del problema. “Empezamos a ver abuso tanto en jóvenes adultos como en adolescentes, pero nos centramos más en estos porque preocupa que no tienen un desarrollo cerebral, emocional y vital completo todavía y son el futuro”. Los estudios que tratan de identificar la gravedad y el tamaño del problema hablan de cuadros de ansiedad en estudiantes que pasan

@Lizzie Lauper. Los Angeles, California.

Hablar de un adicto al móvil es un asunto muy controvertido. En la última versión del reconocido Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, no se ha admitido como trastorno la adicción a Internet, menos aún la del teléfono inteligente, a pesar de que existen profesionales que lo diagnostican y lo tratan. “Todavía no podemos hablar de adicción, que se limita a las sustancias químicas, con la única excepción del juego con apuestas”, puntualiza Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad.

“No puedo pasar más de cinco minutos sin revisar si tengo una notificación, dependo de mi celular”

Capítulo uno. Sobredosis.


009.

Rewina Beshue por Petra Collins. The Editorial Magazine. 2017

Instante post-milenio

Capítulo uno. Sobredosis.

horas y horas atrapados por la atención del teléfono movil. De adolescentes con síntomas depresivos cuando se les veta el acceso a su mundo digital. De jóvenes que abandonan a sus estudios y cuya dependencia psicológica hacia el aparato provoca deterioro familiar. De problemas de agresión, fobia, trastornos del sueño, soledad y aislamiento social.

problemas de agresión, fobia, trastornos del sueño, soledad y aislamiento social. Se publicó hace poco un estudio que alertaba de los trastornos de sueño que provoca el hábito de todos los adolescentes de dormir junto al móvil sin desconectar: insomnio, trastornos alimenticios, bajas defensas. Muchos de estos estudios se hacen en países de continente Aasiático, donde la tecnología tiene una presencia más intensa. Como en España, que es uno de los países que se encuentra a la cabeza en cuota de penetración de smartphones en el mundo: gracias

En la revista pediátrica JAMA, de la Asociación Médica de EE UU, se publicó hace poco un estudio que alertaba de los trastornos de sueño que provoca el hábito de casi todos los adolescentes de dormir junto al móvil sin desconectar: insomnio, trastornos alimenticios, bajas defensas. Muchos de estos estudios se hacen en países de continente Aasiático, donde la tecnología tiene una presencia más intensa. Como en España, que es uno de los países que se encuentra a la cabeza en cuota de penetración de smartphones en el mundo: gracias a la predisposición de la gente y a una política comercial muy favorable, casi 9 de cada 10 móviles españoles son inteligentes. Y en España se ha realizado alguno de los estudios sobre este problema, como el publicado este verano y centrado en alumnos de Barcelona, que atribuía uso problemático de Internet al 13,6% de la muestra y al 2,4% respecto del smartphone. En este trabajo participó Xavier Carbonell, de la Universitat Ramon Llull, especialista en este asunto, pero muy escéptico sobre la prisa que tenemos por señalar adicciones. “Es imposible ser


Amor. ¿Quién es ella? ¿Por qué le diste like a todas sus fotos? ¿Te parece linda? ¿Más que yo? Wow. Cool. Todo bien. Bai

adicto a un aparato, solo a una conducta, como el juego patológico: lo que pasa con los smartphones es que la conducta es más accesible y así el refuerzo se produce antes”, asegura. Muchos de los casos graves que se están encontrando en las consultas tienen que ver con jóvenes que se pinchan apuestas online con el móvil. Carbonell es crítico con el papel desempeñado por los medios en la difusión de supuestas adicciones. Reconoce que hay que tomar “medidas higiénicas y de psicoeducación” para aprender a usar bien los aparatos celulares y

las redes sociales dentro de unas pautas saludables. Señala una paradoja: la misma sociedad que reprocha el exceso de pantallas es la que nos empuja a usarlas. Y cita una vivencia que le contó un alumno: “Cuando estoy con mi madre, me echa en cara que pase todo el rato atendiendo el teléfono móvil. Cuando estoy fuera de casa, enseguida se alarma si tardo en responder a sus mensajes”. Conviene recurrir a la psicología social para dar

El 90% no nos separamos del dispositivo más de un metro en todo el día. El tic de nuestra era es desbloquear el celular sin motivo: lo hacemos entre 80 y 150 veces al día cada muy pocos minutos.

Atardecer Intranquilo

...


Instante post-milenio


012.

Zoe Rogers por Igor Pjortt Projecto personal, 2014

Capítulo uno. Sobredosis.

Según el CIS, el 90% de los españoles usan este dispositivo que ha cambiado la vida cotidiana del país para el 46% de los encuestados. El año pasado se convirtió por fin en el principal modo de acceso a Internet en España. Y generalmente lo hacemos por medio de las 30 aplicaciones que tenemos de media en nuestros smart­phones, según el último informe de la Fundación Telefónica. ¿Qué hacen estas apps por nosotros y qué nos obligan a hacer? Al margen del beneficio que obtienen de nuestros datos, la economía de la atención

diseña estas herramientas para reclamar nuestro tiempo con trucos de tragaperras. Cada vez que miramos el móvil se está produciendo un fenómeno muy conocido en psicología denominado refuerzo intermitente. “Hay experimentos en ratas que nos muestran cómo funciona. Si cada vez que aprietan una palanquita reciben comida, se produce el refuerzo de ese comportamiento. Así, cada vez que se encuentren una palanca, se sentirán impelidas a presionarla de manera automática, sin capacidad para modificar el comportamiento”, explica Helena Matute, catedrática de Psicología Experimental. “Si se introduce el azar y no sabemos exactamente qué sorpresa vamos a recibir, el refuerzo es mucho mayor. Eso engancha todavía más. Es lo que sucede con las tragamonedas”. Y es exactamente el principio en el que se basa el vicio del móvil: cada vez que lo miramos hay algo. Puede ser bueno (un me gusta) o mejor (que te haya pedido amistad alguien). Cada vez que entramos en una app estamos tirando de la palanca para ver qué nos toca: un e-mail de trabajo, un chiste simpático en Twitter, una foto de la persona que nos atrae en Snap. Como dicen los especialistas, ya no se trata de ganar, sino de seguir en la “zona de la máquina”, una especie de vórtice que nos atrapa en un bucle hipnótico sin fin. Así es como

Atardecer Intranquilo

nos hacen tratar a los seres humanos casi como máquinas. Regularmente ponemos a las personas en pausa. El silencio incómodo que obligaba a pensar qué decir a un desconocido está a punto de desaparecer para siempre de nuestras vidas: basta con sacar el móvil. Según Turkle, vivimos en un tiempo paradójico: “Tratamos a las máquinas casi como si fueran humanas y desarrollamos hábitos que nos hacen tratar a los seres humanos casi como máquinas. Regularmente ponemos a las personas en pausa en medio de una conversación con el fin de revisar nuestros teléfonos. Y cuando charlamos con individuos que no nos prestan atención, es una especie de preparación para hablar con máquinas que no comprenden. Como la gente nos da menos, hablar con las máquinas no parece tanta pérdida”.


013. Capítulo uno. Sobredosis. Jóvenes que pasan más de dos horas al día en redes sociales tales como Facebook, Twitter o Instagram son más propensos a sufrir problemas de salud mental, sobre todo angustia, síntomas de ansiedad y depresión.

contexto. Cada nueva tecnología, desde la imprenta hasta la televisión, ha generado un rechazo previo que tiende a considerar un trastorno el cambio de hábitos que se les genera. Es gracioso observar ahora que ya se empezaba a agitar el miedo de la adicción a los móviles (incluso en estudios científicos) hace una década, cuando los rocosos Nokia solo servían para mandar SMS. ¿Quién se cree que aquellos ladrillos pudieran crear adicción? Hasta Sócrates consideraba la escritura un hábito malsano porque debilitaba la memoria y el pensamiento.El Quijote se reía de los trastornos que podía provocar el exceso de lectura, del mismo modo que la serie británica Black Mirror nos advierte de las distopías que podrían estar descargándose desde nuestros dispositivos.

Instante post-milenio

Pero también es cierto que, a lo largo de la historia, muy pocas veces hemos estado tan apegados a un objeto. Concentra innumerables fuentes de ocio, de placer, de obligaciones laborales y sociales. Es una versión reducida de nosotros, de nuestras relaciones y aspiraciones. Proyectamos tal atención sobre el aparato que llegamos a sentir que vibra en nuestro bolsillo. Varios estudios han analizado cómo respondemos a la privación del móvil: cuando se nos encomienda una tarea y el móvil está recibiendo notificaciones sin que podamos consultarlas, somos incapaces de

concentrarnos en condiciones por culpa de la ansiedad que nos provoca, e incluso se han descrito síntomas de hiperactividad. Es normal, dado que el 90% no nos separamos del dispositivo más de un metro en todo el día. El tic de nuestra era es desbloquear el móvil sin motivo: lo hacemos entre 80 y 150 veces al día, cada muy pocos minutos. En los semáforos, ya nadie se hurga la nariz: miramos el móvil para ver si hay notificaciones. No hace falta que nos implanten un chip, como en las pelis futuristas, porque somos cíborgs baratos: ya nos encargamos nosotros de no separarnos del chip sin necesidad de intervención para clavarlo bajo la piel. Poco después, The New York Times publicó un revelador artículo de Sherry Turkle, investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT): era un alivio saber que hay especialistas dedicados a analizar cómo está afectando el abuso de móviles en aspectos menos tangibles que un episodio de ansiedad, pero quizá más permanentes. El artículo de Turkle era un resumen


014. Capítulo uno. Sobredosis.

En sus trabajos, la investigadora del MIT descubre que los chavales que más tiempo dedican a sus móviles han perdido capacidad de empatizar porque no reconocen los matices en

la cara de una persona: los sentimientos nos hacen mostrar en el rostro una riqueza de expresiones que algunos adolescentes ya no saben descifrar. La buena noticia es que estos mismos jóvenes recuperan esa capacidad innata después de un campamento sin móviles. Ya sabemos lo malo que es para el desarrollo de los niños crecer sin que se les hable a la cara, sin escuchar permanentemente voces que les apelan, que les llenan el cerebro de expresiones faciales y orales. Y también relata cómo está perjudicando a las relaciones personales, acostumbrados a mantener conversaciones de baja intensidad mientras toqueteamos el smartphone, por culpa del multitasking. El silencio incómodo que obligaba a pensar qué decir a un desconocido está a punto de desaparecer para siempre de nuestras vidas: basta con sacar el móvil. Según Turkle, vivimos en un tiempo paradójico: “Tratamos a las máquinas casi como si fueran humanas y desarrollamos hábitos que

Atardecer Intranquilo

de su último libro, En defensa de la conversación, que acaba de publicarse (disponible en España en febrero de 2017, editado por Ático de los Libros) y que es una llamada de atención tras tres décadas empleadas en conocer cómo nos afecta la tecnología, reseñando investigaciones propias y ajenas: “El más inquietante para mí es el estudio que mostraba una caída del 40% en la empatía entre los estudiantes universitarios en los últimos 20 años, medida con pruebas psicológicas estándar; una disminución que sus autores atribuían a que tienen menos contacto directo cara a cara los unos con los otros”. En el libro se plantea la importancia de ese contacto entre los humanos para desarrollarnos en plenitud, algo esencial en el crecimiento de los menores.


015.

Rewina Beshue por Petra Collins. The Editorial Magazine. 2017

Instante Instante post-milenio post-milenio

Capítulo uno. Sobredosis.

nos enganchamos al móvil, con el mismo truco que activa la ludopatía: incluso con el sonido de las notificaciones, como antaño las máquinas de juego, que son un condicionamiento digno del perro de Pávlov. Es comida basura tecnológica”, resume Tristan Harris, un extrabajador de Google embarcado en la misión de romper el círculo vicioso de la economía de la atención. Harris ha lanzado la iniciativa Tiempo Bien Empleado (Time Well Spent) para que los desarrolladores de las famosas aplicaciones dejen de “aprovechar las vulnerabilidades psicológicas de toda la gente”. ¿Cuántas veces agarramos el teléfono móvil para hacer una cosa útil y cuando lo

soltamos ha pasado media hora y no hemos hecho lo que íbamos a realizar? Muchísimas seguro. Cada vez que tiramos de la palanca en Facebook perdemos 20 minutos, pero las monedas caen en la bandeja de Mark Zuckerberg. Esa es precisamente la función primordial de todas las aplicaciones, retenernos en contra de nuestra voluntad para ganar dinero, y Harris niega que se trate de una responsabilidad personal, “Hacemos muchas cosas con el móvil, pero este también nos obliga a realizar muchas más. La tecnología nunca es neutra”, “Se ha generado un apego porque lo necesitamos.


Las redes sociales nos afectan, algunas realzan nuestro ego o despiertan nuestro carácter narcisista y esa búsqueda constante de aprobación. Otras crean nuevos hábitos sociales o nos afectan en el plano emocional.

@Maggie Lindermann. Los Angeles, California.


,natcefa son selaicos seder saL oge ortseun nazlaer sanugla retcárac ortseun natreipsed o adeuqsúb ase y atsisicran .nóicaborpa ed etnatsnoc sotibáh soveun naerc sartO natcefa son o selaicos .lanoicome onalp le ne


019. Capítulo uno. Sobredosis.

#Cuando el uso se convierte en abuso.

Instante post-milenio

En la mente de un millennial. Unas de las explicaciones más simples que encontramos tiende a girar en torno a la obsesión moderna con la tecnología. La falta de sueño se debe a la observación de demasiados episodios de la última serie de Netflix; el estrés proviene de una obsesión con los medios de comunicación social, que o bien pinta la imagen de que todo el mundo está divirtiéndose pero nosotros, o nos ha comprobado cuántos le gusta nuestro último selfie tiene de la misma manera ansiosa verificamos cuántas libras tenemos en el banco. Es una explicación antipática, pero luego los términos Millenial o Generación Y rara vez se utilizan para introducir un cumplido. En cambio, Millennial se encuentra generalmente como un preludio de una gran cantidad de comentarios negativos sobre los estudiantes y los trabajadores jóvenes, incluyendo acusaciones tan per-

judiciales como la idea de que sus problemas, incluyendo la ansiedad, provienen de una falta de ética de trabajo y un sentido arrogante y narcisista de derecho. Otras explicaciones para la ansiedad milenaria incluyen la política, que evoca el descontento, o peor todavía, la desconexión completa. Es fácil ver por qué. El año pasado, Hillary Clinton escribió: “¿Cómo te hace sentir tu deuda de préstamos estudiantiles? Cuéntanos en 3 emojis o menos “, de manera condescendiente. Era el equivalente de hablar goo-goo-gaga a un niño de cuatro o cinco años. Cuando los jóvenes de Escocia trataron de involucrarse en la política, convirtiendo en números de masa para el Referéndum de la Independencia, encontraron que sus opiniones estaban en desacuerdo con el resto de la población,


020. Capítulo uno. Sobredosis.

Autorretrato por Igor Pjrott. Tumblr, 2017

radica en el hecho de que la ansiedad proviene de la dichosa incertidumbre, y los Millennials, como un grupo de edad y una generación, tienen mucho de lo que no está seguro. Los millennials pasan más tiempo en la educación que otras generaciones, también en diferentes puestos de trabajo y en años brecha, que cualquier generación antes de ellos. También se casan mucho más tarde, y se asientan más tarde.

Atardecer Intranquilo

ya que la campaña de ‘No’ ganó a pesar de ser un estimado 71 por ciento de los jóvenes que votan ‘Sí’. No hay duda de que estas dos cosas han causado un enorme desencanto con la política por parte de los millennials. Lo que provoca que el actual clima de elecciones sea una causa justa de ansiedad. Sin embargo, al igual que el impacto de la tecnología, este no es un tema exclusivo de Millennials, y no cuenta la historia completa de ansiedad Millennial. En su lugar, la respuesta


021. Capítulo uno. Sobredosis.

Como resultado, pasan más tiempo en una etapa de la vida donde el empleo no es una garantía, los estilos de vida no se construyen en torno a la rutina rígida, y no pueden mirar hacia el futuro con total certeza.

Instante Instantepost-milenio post-milenio

Hay hitos para la vida típica de la que todos somos conscientes. Obtener buenas notas, superar la prueba de manejo, alejarse de casa, ingresar a tiempo completo, ser dueño de una casa, etc. Pero no hay duda de que la actitud y el acceso a las cosas que la sociedad considera “asentarnos”, está cambiando drásticamente en los últimos años. Las cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales muestran que el número de matrimonios en Inglaterra y Gales ha disminuido de más de 400.000 en 1971 a poco más de 230.000 en 2009. La gente espera hasta que sean mayores para casarse, pasó de 22 a 30 para las mujeres y 24 a 33 para los hombres. Una razón para esto es, por supuesto, la mayor aceptación social de las parejas que viven juntas fuera del matrimonio, pero incluso cuando esto sucede, es difícil para los Millennials hacerlo en una casa que poseen. La Oficina de Estadísticas Nacionales dice que en promedio los precios de las viviendas han aumentado un 7 por ciento anual desde 1980, con el número de compradores por primera vez disminuyendo a me-

dida que subieron estos precios. Como resultado de la edad promedio de conseguir en la escalera de la vivienda es también más de treinta y tantos años de edad. Añada préstamos estudiantiles a esto, y muchas de las cosas que consideramos parte de la vida normal de un adulto - matrimonio, una casa, un ingreso sólido y accesible - pueden sentirse como una larga espera para los milenios. Esto casi se ha aceptado y para esta generación, y para la mayoría de la gente de esta edad, estas cosas siempre han parecido un largo camino. La familiaridad con la deuda a través de préstamos estudiantiles significa que las dificultades no siempre se cumplen con un gran resentimiento. Sin embargo, donde la ansiedad llega, es cuando el mundo moderno cambia y las expectativas no. La generalización en torno a las generaciones no es sólo en lo que hacen, sino también lo que se supone que deben hacer y lo que deberían estar tratando de hacer en el futuro. Como tal, la ansiedad para los Millennials a menudo no viene de lo que hacen, pero la idea de que deben hacer otra cosa, debe estar en un cierto camino, o debería haber hecho ya más. Sin embargo, las oportunidades y el plan de vida tradicional que era normal para las generaciones anteriores no son tan fácilmente disponibles


022. Capítulo uno. Sobredosis.

Todo el tiempo, y donde el lugar de trabajo está cambiando, con el clásico de nueve a cinco no más la ambición primaria que una vez fue para las generaciones anteriores.

debido a la pereza o una falta de ambición o de dedicación, es empeorar las cosas. Hay nuevas oportunidades disponibles para los jóvenes de hoy, diferentes a las que la sociedad ha estado acostumbrada antes. Lo vemos en la educación, donde más y más estudiantes están ignorando caminos tradicionales y eligiendo otras rutas y aprovechando nuevas oportunidades. También sucede en el ámbito laboral. Es evidente en el mundo del trabajo, donde las industrias en desarrollo y las tecnologías están introduciendo nuevos puestos de trabajo.

mentar uno nuevo - una imagen de jóvenes trabajadores bien vestidos en felices y abiertas oficinas planificadas idea de una plantilla fija de lo que deberíamos ser es contraria a la libertad que quieren. Las crecientes oportunidades y opciones significan que estereotipos y estigmas están empezando a desaparecer. En un mundo en constante cambio, menos cosas están garantizadas, y los cambios ocurren más a menudo y con más énfasis que nunca. Lo que es nuevo a menudo puede parecer incierto, pero comparar los diferentes caminos di-

Lo que antes era una plantilla tradicional para la transición de la gente joven a una edad adulta plena ya no es universalmente posible o buscado, y aunque ocasionalmente pudiéramos ali-

El 90% no nos separamos del dispositivo más de un metro en todo el día. El tic de nuestra era es desbloquear el celular sin motivo: lo hacemos entre 80 y 150 veces al día cada muy pocos minutos.

Atardecer Intranquilo

o tan directo hoy, y no es justo socavar esta generación porque no están logrando exactamente las mismas cosas que antes. La incertidumbre sobre cosas tan fundamentales como las carreras, la vivienda y las relaciones, naturalmente, producirá ansiedad a veces, y sugerir que estas cosas deben venir como un estándar en un momento determinado, o peor aún para implicar que Millennials no están alcanzando estos objetivos


Instante post-milenio

Instante post-milenio

sponibles hoy con las expectativas del pasado es un error y corre el riesgo de dejar a los jóvenes sintiéndose erróneamente como si estuvieran rezagados. En realidad, la abundancia de oportunidades disponibles en la actualidad significa que hacer algo diferente a lo que alguna vez fue la norma es nada que los milenios merecen sentirse ansiosos. Hoy en día, los milenios están resultando ser la generación ansiosa. Numerosos estudios recientes han demostrado que los millennials sufren de la ansiedad en una tarifa mucho más alta que las generaciones que los precedieron. ¿Qué pasa con los niños en estos días? Mucho, en realidad. Son la primera generación con Internet. A la vez están constantemente expuestos en los medios de comunicación social, pero también permanentemente protegidos por los padres dominantes. No son la primera generación en experimentar una economía difícil, pero ciertamente actúan como si lo fueran.Mucho se ha escrito acerca de cómo los milenios son tiernos y delicados. A veces son absurdas, como cuando no comen cereales porque hay, al parecer, demasiada limpieza involucrada - lo que con el cuenco y la cuchara. Dibujan titulares como “Do Millennials Stand a Chance en el mundo real?” Pero el punto en la ansiedad es un problema real.


024.

Ciyndi Zaldana por Petra Collins. ID Magazine, 2016

Capítulo uno. Sobredosis.

Pero hemos dejado de decirles que hacerlo podría ser más fácil si se mantienen geográficamente más cerca de nosotros. No es una idea loca que si vives cerca de personas que te quieren más, es más probable que seas más cómodo y seguro, todas las demás cosas iguales. Las infinitas elecciones de los milenios también han demostrado ser paralizantes. Ellos son

la generación constante-swiping-derecha. Siempre está en la siguiente cosa. Y esto se juega en la forma en que ven sus opciones geográficas. Carol Beaton, psicóloga, dice que una abundancia de opciones está haciendo hincapié en la gente joven: “Paradójicamente, nuestro estrés se refiere a la generación con la mayor cantidad de opciones aún”, dice. “Esta bendición también podría ser nuestra maldición.” La nomofofia es un término originario de Reino Unido que proviene de (no mobile phone phobia). Está muy relacionado con esta generación y se puede definir como la fobia que sienten estas personas a quedarse sin batería o simplemente no tener un smartphone cerca. Se experimenta ansiedad por el hecho de no poder comunicarse inmediatamente o tener la sensación de estár perdiendose alguna conversación. Algunos de los síntomas más característicos de esta “enfermedad” que afecta a más de la mitad de la población son: ansiedad, aislamiento, adicción, dependencia o estrés. Cuanto más jóvenes sean los consumidores, más pegados nos imaginamos que van a estar al móvil. Es una de esas consecuencias de la revolución de los smartphones y de cómo estos han modificado nuestros hábitos, nuestros comportamientos y

Atardecer Intranquilo

En la revista New York, Jean Twenge, un psicólogo social de la Universidad Estatal de San Diego, ofreció una explicación de por qué la ansiedad entre los jóvenes está en su máximo valor desde hace 80 años. Como los matrimonios ocurren más tarde o no, la estructura familiar está cambiando dramáticamente. Pero el cambio real viene en la libertad de movimiento que ha hecho fácil para que la gente deje a las familia. Los estudios han demostrado que tener familia limitada en proximidad cercana puede conducir a la ansiedad y a la depresión, entre otras enfermedades. En 2015, la encuesta anual “Stress in America” ​​de la Asociación Americana de Psicología encontró que las personas que tienen familiares cercanos, conocidos o amigos de amigos a quienes acudir en tiempos de crisis experimentaron menos estrés. Hoy inculcamos la independencia en nuestros niños y les decimos que forjen sus propios caminos.


025.

Instante post-milenio

Capítulo uno. Sobredosis.

Autorretrato por Igor Pjrott Tumblr personal. 2017

nuestras expectativas. Los teléfonos móviles inteligentes se han convertido en una parte fundamental de nuestro día a día, en un elemento siempre presente que tiene un impacto directo sobre cómo operamos y sobre cómo nos relacionamos con el mundo. Su pantalla nos acompaña siempre y hace que no existan ya esos tiempos muertos en los que no se tenía nada que mirar (y se miraban por ejemplo desde escaparates a los anuncios de las paradas de autobús), lo que, en el caso de los más jóvenes, se ha convertido en una cuestión mucho más recurrente. Ellos son mucho más inseparables de sus pantallas

móviles. Es lo que sienten quienes observan a adolescentes y millennials y es lo que dicen los propios estudios de las diferentes firmas de análisis sobre cómo se reparte el tiempo en cada grupo demográfico. Los millennials pasan muchísimo tiempo pegados a la pantalla de su móvil. De hecho, según acaba de apuntar un estudio global de B2X, no solo los millennials dedican mucho tiempo a las pantallas de sus móviles, sino que, además, ese tiempo es cada vez mucho mayor. El tiempo de uso de los móviles van en pro-


Por otra parte, no es solo interesante ver cómo los consumidores destinan horas y más horas a sus móviles sino también como estos se han convertido en un elemento siempre cercano. El 85% de los encuestados reconoce tener siempre el móvil al alcance (esto es, que si le llaman podría cogerlo) y un 74% asegura que no dejaría su móvil atrás por nada del mundo. Un día sin móvil es, por tanto, inimaginable. Un cuarto de los encuestados apunta incluso que se siente estresado, triste y hasta perdido cuando está desconectado. Estos datos tienen un impacto directo. Los consumidores, cómo se comportan y cómo deberían comportarse las marcas y las empresas para estar a la altura de sus expectativas en este nuevo terreno de juego. “La gente quiere conectar todo en sus vidas”, asegura uno de los

responsables del estudio. Tras la fiebre del smartphone, “Ellos quieren automatizar su casa, experimentar la realidad virtual y usar asistentes digitales inteligentes. Y eso todo está pasando ahora”, añade. Las empresas tienen que ser conscientes de que, a medida que crece la dependencia de los consumidores de sus dispositivos móviles, también lo hacen sus expectativas. Quieren mucha rapidez, quieren inmediatez y buscan poder hacerlo todo en el mismo momento en el que lo necesitan. cuando “hay mil personas al otro lado dedicadas a quebrarnos la voluntad”. Su objetivo: que los programadores firmen una especie de juramento hipocrático que les obligue. Lo quieren ya. Se experimenta ansiedad por el hecho de no poder comunicarse inmediatamente o tener la sensación de estár perdiendose alguna conversación. Algunos de los síntomas más característicos de esta “enfermedad” que afecta a más de la mitad de la población son: ansiedad, aislamiento, adicción, dependencia o estrés.

Autorretrato por Igor Pjrott Proyecto personal, 2017

Atardecer Intranquilo

gresivo aumento. Según los datos del estudio, el 25% de los millennials dedica 5 horas cada día a la pantalla de su móvil. Puesto de otra manera: una cuarta parte de los millennials destina más o menos una quinta parte de su día a mirar la pantalla de su jornada a ver su pantalla móvil. Pero incluso aquellos que dedican menos tiempo, tampoco lo hacen con una cifra mucho más baja. La mitad de los millennials destina al menos 3 horas por día a la pantalla de su móvil, una cantidad, por otra parte, que igualan el 25% de los baby boomers (demostrando que la fiebre del móvil es quizás más aguda en los millennials, pero no son la única generación afectada por ella claramente todas lo están).


Instante post-milenio


Atardecer Intranquilo


02. Manufacturaciรณn_


Instante post-milenio


Quieren mucha rapidez, quieren inmediatez y buscan poder hacerlo todo en el mismo momento en el que lo necesitan. Lo quieren ya. Se experimenta ansiedad por el hecho de no poder comunicarse inmediatamente o tener la sensación

de estár perdiendose alguna conversación. Algunos de los síntomas más característicos de esta “enfermedad” que afecta a más de la mitad de la población son: ansiedad, aislamiento, adicción, dependencia o estrés. Cuanto más jóvenes sean los consumidores, más pegados nos imaginamos que van a estar al móvil. Es una de esas consecuencias de la revolución de los smartphones y de cómo estos han modificado nuestros hábitos, nuestros comportamientos y nuestras expectativas. Los teléfonos móviles inteligentes se han convertido en parte

Capítulo dos. Manufacturación.

Atardecer Intranquilo

L

os consumidores quieren que todo esté conectado. “Ellos quieren automatizar su casa, experimentar la realidad virtual y usar asistentes digitales inteligentes. Y eso todo está pasando ahora”, añade. Las empresas tienen que ser conscientes de que, a medida que crece la dependencia de los consumidores de sus dispositivos móviles, también lo hacen sus expectativas. Estos consumidores no solo esperan que las marcas estén en su teléfono móvil, sino que buscan un servicio que encaje con lo que este terminal impone.

032.

@Maggie Lindermann. Los Angeles, California.

El amor a las selfies y el arte del narcicismo.

“Pasé cuatro horas en mi baño acomodando mis productos de maquillaje para sacar una foto y mostrarle a todos en instagram mi colección y me envidien”

#Ilusión del yo.


Instante post-milenio

@Kelsey Willis. Los Angeles, California.

Capítulo dos. Manufacturación.

“Las redes sociales crearon celos sobre ilusiones. Lamentablemente muchos envidiamos cosas, relaciones y estilos de vida que no existen realmente”

033.

Cuanto más jóvenes sean los consumidores, más pegados nos imaginamos que van a estar al móvil. Es una consecuencias de la revolución y de cómo estos han modificado nuestros hábitos, nuestros comportamientos y nuestras enormes expectativas en la vida. Los teléfonos móviles inteligentes se han convertido en una parte fundamental de nuestro día a día, en un elemento siempre presente que tiene un impacto directo sobre cómo operamos y sobre cómo nos relacionamos. Su pantalla nos acompaña siempre y hace que no existan ya esos tiempos muertos en los que no se tenía nada que mirar (y se miraban por ejemplo desde escaparates a los anuncios de las paradas de autobús), lo que, en el caso de los más jóvenes, se ha convertido en una cuestión mucho más recurrente. Ellos son mucho más inseparables de sus pantallas móviles. Es lo que sienten quienes observan a adolescentes y millennials y es lo que dicen los propios estudios de las diferentes firmas de análisis sobre cómo se reparte el tiempo en cada grupo

demográfico. La nomofofia es un término originario de Reino Unido que proviene de (no mobile phone phobia). Está muy relacionado con esta generación y se puede definir como la fobia que sienten estas personas a quedarse sin batería o simplemente no tener un smartphone cerca. Se experimenta ansiedad por el hecho de no poder comunicarse inmediatamente o tener la sensación de estár perdiendose alguna conversación. Algunos de los síntomas más característicos de esta “enfermedad” que afecta a más de la mitad de la población son: ansiedad, aislamiento, adicción, dependencia, estrés o ansiedad y depresión. Cuanto más jóvenes sean los consumidores, más pegados nos imaginamos que van a estar al móvil. Es una de esas consecuencias de la revolución de los smartphones y de cómo estos han modificado nuestros hábitos, los los nuestros comportamientos y nuestras expectativas. Los teléfonos móviles inteligentes se han convertido en una parte fundamental de nuestro día a día, en un elemento siempre


034. Capítulo dos. Manufacturación. ¿Es realmente necesario editar las fotos para conseguir la aceptación? Ya eras bella sin ninguna edición.

Ellos son mucho más inseparables de sus pantallas móviles. Es lo que sienten quienes observan a adolescentes y millennials y es lo que dicen los propios estudios de las diferentes firmas de análisis sobre cómo se reparte el tiempo en cada grupo demográfico. Los millennials pasan muchísimo tiempo. De hecho, según acaba de apuntar un estudio global de B2X, no solo los millennials dedican mucho tiempo a las pantallas de sus móviles, sino que, además, ese tiempo es cada vez mucho mayor.Según los datos del estudio, el 25% de los millennials dedica 5 horas cada día a la pantalla de su móvil. Puesto de

Atardecer Intranquilo

presente que tiene un impacto directo sobre cómo operamos y sobre cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea. Su pantalla nos acompaña siempre y hace que no existan ya esos tiempos muertos en los que no se tenía nada que mirar (y se miraban por ejemplo desde escaparates a los anuncios de las paradas de autobús), lo que, en el caso de los más jóvenes, se ha convertido en una cuestión mucho más recurrente.


035. Capítulo dos. Manufacturación.

Alexandra Marzella por Petra Collins. Dazed Digital 2015

otra manera: una cuarta parte de los millennials destina más o menos una quinta parte de su día a mirar la pantalla de su jornada a ver su pantalla móvil. Pero incluso aquellos que dedican menos tiempo, tampoco lo hacen con una cifra mucho más baja. La mitad de los millennials destina al menos 3 horas por día a la pantalla de su móvil, una cantidad, por otra parte, que igualan el 25% de los baby boomers (demostrando que la fiebre del móvil es quizás más aguda en los millennials, pero no son los únicos afectados por ella).

Instante Instantepost-milenio post-milenio

Por otra parte, no es solo interesante ver cómo los consumidores destinan horas y más horas a sus móviles sino también como estos se han convertido en un elemento que llevan y se encuentra siempre cercano. El 55% de los encuestados reconoce tener siempre el móvil al alcance (esto es, que si le llaman podría cogerlo) y un 74% asegura que no dejaría su móvil atrás por nada del mundo. Un día sin móvil es, por tanto, inimaginable. Un cuarto de los encuestados apunta incluso que se siente estresado, triste y hasta perdido cuando está desconectado de su móvil.

Lo cambia todo Estos datos tienen un impacto directo sobre cómo se comportan los consumidores y cómo deberían comportarse las marcas y las empresas para estar a la altura de sus expectativas en este nuevo terreno de juego. “La gente quiere conectar todo en sus vidas”, asegura uno de los responsables del estudio. Tras la fiebre del smartphone, y muy ligada a ella, ahora los consumidores quieren que todo esté también conectado. “Quieren automatizar su casa, experimentar la realidad virtual y usar asistentes digitales inteligentes. Y eso todo está pasando ahora”, añade. Las empresas tienen que ser conscientes de que, a medida que crece la dependencia de los consumidores de sus dispositivos móviles, también lo hacen sus expectativas en este terreno. Los consumidores no solo esperan que las marcas estén en el móvil, sino que buscan un servicio que encaje con lo que este terminal impone. Quieren rapidez, quieren inmediatez y buscan poder hacerlo todo en el mismo momento en el que lo necesitan.Se experimenta ansiedad por el hecho de no poder comunicarse inmediatamente o tener la sensación de estár perdiendose alguna conversación. Algunos de los síntomas


036. Capítulo dos. Manufacturación.

más característicos de esta “enfermedad” que afecta a más de la mitad de la población son: ansiedad, aislamiento, adicción, dependencia, ansiedad, depresión o estrés.

Es lo que sienten quienes observan a adolescentes y millennials y es lo que dicen los propios estudios de las diferentes firmas de análisis sobre cómo se reparte el tiempo en cada grupo demográfico, año a año más y más grande.

Las generaciones actuales están ahogando Instagram con selfies; en estos momentos se calcula más de 300 millones de publicaciones con el hashtag #selfie publicadasen Instagram.

Atardecer AtardecerIntranquilo Intranquilo

Cuanto más jóvenes sean los consumidores, más pegados nos imaginamos que van a estar al móvil. Es una de esas consecuencias de la revolución de los smartphones y de cómo estos han modificado nuestros hábitos, nuestros comportamientos y nuestras expectativas. Los teléfonos móviles inteligentes se han convertido en una parte fundamental de nuestro día a día, en un elemento siempre presente que tiene un impacto directo sobre cómo operamos y sobre cómo nos relacionamos con el mundo. Su pantalla nos acompaña siempre y hace que no existan ya esos tiempos muertos en los que no se tenía nada que mirar (y se miraban por ejemplo desde escaparates a los anuncios), en el caso de los más jóvenes, ellos son mucho más inseparables. Sus pantallas móviles.


Instante post-milenio

Instagram logra fรกcilmente que me sienta como si si mi cuerpo no fuera lo suficientemente bueno mientras veo gente que agrega filtros y edita sus imรกgenes para que parezcan perfectas.


Atardecer Intranquilo @Rob Kardashian. Phoenix, Arizona.


039. Capítulo dos. Manufacturación.

#Realidad meticulosamente orquestada.

Instante Instantepost-milenio post-milenio

Edición detrás de los perfiles online. En abril de 2017, se informó que la aplicación Instagram tiene más de 700 millones de usuarios activos mensuales. Sólo procesa eso por un segundo. Son muchos los jóvenes que se desplazan a través de imágenes que pueden hacerte reír, hacerte llorar; construirte o derribarte. Es importante recordar que una gran cantidad de trabajo se le dedica a cada una de las imágenes - por ejemplo, algunas de fitness, estilo de vida saludable y páginas de celebridades - editan, filtran y utilizan photoshop a la perfección. Los jóvenes pueden ser vulnerables a ver estas imágenes y buscar, lo que en última instancia no se puede alcanzar, esta perfección. Por otro lado, hay cosas buenas que pueden venir de encontrar imágenes que son alentadoras y edificantes,

sólo necesitamos encontrar el equilibrio adecuado para que la lente que miramos en la vida, no se vea borrosa por lo que vemos en un teléfono . Si usted, o alguien que usted conoce, está luchando con preocupaciones como ésta existen centros donde se puede encontrar ayuda. La salud mental y las redes sociales tienen una relación compleja: el argumento sobre si nuestra conexión con estas plataformas es positiva o negativa se desplaza cada semana. Compartir su vida en línea ofrece la oportunidad de corregir cualquier sombra de la realidad, dejando atrás una versión artificial soleada de la realidad. Cualquiera que se haya quedado atrapado en un agujero de Internet de alguien perfecto, milenario de color rosado, hueco de combustible de la vida entiende cómo mierda que puede


“Publicar una foto en redes nos genera ansiedad e inseguridad, ya que somos conscientes de que estamos siendo constantemente examinados y juzgados por los demás”

040. Capítulo dos. Manufacturación.

hacerte sentir. Pero las plataformas como Tumblr, Twitter e Instagram también ofrecen un salvavidas a las personas más allá de su comunidad inmediata, y permiten a los individuos a explorar las emociones en formas menos enfrentadas. Una entrevista a casi 1.500 personas entre 14 y 23 años sobre cómo Instagram, Snapchat, Twitter, Facebook y YouTube impactaron su salud mental dio resultados que revelaron que Instagram es el más perjudicial, especialmente para las mujeres jóvenes menos a los diecinueve. La aplicación popular se distinguió por su capacidad de filtrar literalmente cualquier imperfección, que a su vez dejó a los consumidores sintiéndose ansiosos, deprimidos, solitarios e insatisfechos, o como dicen en línea con FOMO.

Curiosamente, teniendo en cuenta las recientes conversaciones sobre la censura de voces queer, YouTube salió mejor: fueron la única plataforma para recibir una calificación positiva. Aunque el grupo enfatizó que todos los medios de comunicación social frecuentes se encontró que dejaban a las personas en peores condiciones; especialmente, el gasto de más de dos horas al día de desplazamiento le deja probable que la experiencia de angustia psicológica. Reflexionando sobre estos hallazgos, la Royal Society for Public Health sugirió que las plataformas de medios sociales siguen el camino de muchas publicaciones y emiten un descargo de responsabilidad cuando una imagen ha sido alterada. Admiten que es una política difícil de supervisar a través de todos los usuarios, pero comentaron que “las marcas de moda, celebridades

Atardecer Intranquilo

Holly Armoniosa por Petra Collins. The Editorial Magazine. 2014


Por Petra Collins. Raf Simons SS2017

<!doctype html><html style=”font-size: 10px;font-family: Roboto, Arial, sans-serif; background-color: #fafafa;”><head><!-- Origin Trial Token, feature = Long Task Observer, origin = https://www.youtube.com, expires = 2017-04-17 --><meta http-equiv=”origin-trial” data-feature=”Long Task Observer” data-expires=”2017-04-17” content=”AgXf9faUpH8YmYNhInb5nw8BxXZaT8pZlj3At6FUrcvdBzs0I8VxKDkfinT4bbXfPZX8lXKfjotQZrhFVnpzFwYAAABZeyJvcmlnaW4iOiJodHRwczovL3d3dy55b3V0dWJlLmNvbTo0NDMiLCJmZWF0dXJlIjoiTG9uZ1Rhc2tPYnNlcnZlciIsImV4cGlyeSI6MTQ5MjQ3MzYwMH0=”><script >var ytcfg = {d: function()

Instante post-milenio

y otras organizaciones de publicidad que pueden firmar un código voluntario de práctica donde el pequeño icono se muestra en sus fotos para indicar que una imagen puede tener ha sido digitalmente mejorado o alterado para alterar significativamente la apariencia de las personas en ella“. Aunque los hallazgos son un tanto sombríos, aunque no totalmente impactantes, el presidente del Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido se apresuró a añadir un poco de contexto y señalar que el bienestar no puede mantenerse simplemente poniendo su teléfono en modo avión. “Estoy seguro de que los medios de comunicación social juegan un papel en la infelicidad, pero tiene tantos beneficios como negativos Tenemos que enseñar a los niños cómo hacer frente a todos los aspectos de las redes sociales - bueno y malo - para prepararlos para un cada vez más digitalizado mundo. Hay peligro real en culpar al medio para el mensaje. “En resumen, scrollee con cuidado.”bre cómo Instagram, Snapchat,

Twitter, Facebook y YouTube impactaron su salud mental dio resultados que revelaron que Instagram es el más perjudicial, especialmente para las mujeres jóvenes. La aplicación popular se distinguió por su capacidad de filtrar literalmente cualquier imperfección, que a su vez dejó a los consumidores sintiéndose ansiosos, deprimidos, solitarios e insatisfechos, o como dicen en línea con FOMO. Curiosamente, teniendo en cuenta las recientes conversaciones sobre la censura de voces queer, YouTube salió mejor: fueron la única plataforma para recibir una calificación positiva. Aunque el grupo enfatizó que todos los medios de comunicación social frecuentes se encontró que dejaban a las personas en peores condiciones; especialmente, el gasto de más de dos horas al día de desplazamiento le deja probable que la experiencia de angustia psicológica. Reflexionando sobre estos hallazgos, la Royal Society for Public Health sugirió


Por Petra Collins. Backstage Marc Jacobs SS2017

042. Capítulo dos. Manufacturación.

Admiten que es una política difícil de supervisar a través de todos los usuarios, pero comentaron que “las marcas de moda, celebridades y otras organizaciones de publicidad pueden firmar un código voluntario de práctica donde el pequeño icono se muestra en sus fotos para indicar que una imagen puede tener ha sido digitalmente mejorado o alterado para alterar significativamente la apariencia de las personas en ella“. Aunque los hallazgos son un tanto sombríos, aunque no totalmente impactantes, el presidente del Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido se apresuró a añadir un poco de contexto y señalar que el bienestar no puede mantenerse simplemente poniendo su teléfono en modo avión. “Estoy seguro de que los medios de comunicación social juegan un papel en la infelicidad, pero tiene tantos beneficios como negativos.

Atardecer Intranquilo

que las plataformas de medios sociales siguen el camino de muchas publicaciones y emiten un descargo de responsabilidad cuando una imagen ha sido alterada.


043. Capítulo dos. Manufacturación.

Instante post-milenio

Anne Hoffman por Petra Collins. ID Magazine, 2015

Tenemos que enseñar a los niños cómo hacer frente a muchos o todos los aspectos de las redes sociales - bueno y malo para prepararlos para un cada vez más digitalizado mundo. Hay peligro real en culpar al medio para el mensaje. “En resumen, scrollee con cuidado.” España vacaciona en pleno agosto, pero el turismo ya no es solo chiringuito y playa. Este fenómeno ha cambiado un poco, arrastrado por los habitos de los ‘millenials’ y ahora nos adentramos en la época post-turista. ¿Y por qué no turismo a secas? Los jóvenes menores de 35 años no dejan de renovar las tendencias y sus estilos de vida, algo que conlleva una adaptación constante de los conceptos a su “realidad”.

Y es que Instagram, Twitter y Facebook no solo sirven para realizar la búsqueda, el 90% de los ‘millennials’ compartiría sus experiencias “sin dudarlo” en estas redes donde impera la ‘dictadura del like’. Compartir, un concepto clave en la vida de esta nueva generación, el ‘postureo’ que no acaba nunca. Todo esto tiene sus razones en una patología propia de esta generación etiquetada por los psicólogos en 2012 como FOMO. Se caracteriza por miedo a perderse algo que esté pasando y no lo puedan ver. Es esa necesidad compulsiva de estar conectados y crece en verano al tener más tiempo libre. El 57% quiere vivir experiencias únicas, frente a un 19% que visita monumentos y a un 14% que va a ver a familiares o amigos. Ahora, ¿qué experiencias únicas?

El nuevo perfil son viajeros enganchados a sentir y experimentar, a las experiencias, y a menudo con una alta dependencia de las redes sociales. Lo que sí se lleva ahora es consultar ‘hashtags’ o localizaciones en las redes sociales para viajar. El 79% de estos compradores natos entran en varias webs y no les importa perder más tiempo buscando el mejor precio.

Hacer algo que solo se puede hacer en ese destino y sentirse como si fuera un local son las dos exigencias más claras. A pesar de que se esté asistiendo a una ‘democratización’ del viaje, la improvisación no es un mantra y el viaje puede estar marcado por eventos que requieren preparación. Así pues, lo compran todo con una media de 11 días de antelación. Con la facilidad


Atardecer Intranquilo

Ubicación : “Lugar al que no quise venir.” Contenido: “Posen chicas que tengo que subir algo a instagram o vine al pedo.”


03. Expectativas_


Instante post-milenio


#Bajo el lente de la cámara frontal.

050. Capítulo tres. Expectativas.

Presiones sociales.

Los millennials son la primera generación en pasar por todas las pruebas de alcanzar la edad adulta a través de la lente siempre presente de las redes sociales. Según un estudio de 2013 del Pew Research Center, el uso de los medios sociales para personas entre las edades de 18 y 29 aumentó 1.000 por ciento en los últimos ocho años. Hasta el 98 por ciento de los estudiantes universitarios utilizan los medios sociales, según Experian Simmons, un servicio de información al consumidor. Los expertos y los que trabajan con estudiantes universitarios todavía están cuestionando si todo ese tiempo de la pantalla ha cambiado la manera que los estudiantes interactúan con la

gente cara a cara. Craig Rooney, director de servicios de salud conductual en el Centro de Salud de Estudiantes, dice que ha visto más ansiedad social en los estudiantes. “Me he preguntado si los medios sociales y los teléfonos han contribuido a eso”. Armstrong describe la diferencia entre la experiencia universitaria de sus padres y la suya propia. “Mi mamá, por ejemplo, no sabía nada más que existiera fuera de la Universidad de Baker - incluso fuera de sus compañeros de equipo de tenis y sus amigos en su hermandad. Y fue lo mismo con mi papá”. Ahora, ella dice que constantemente se hace consciente de las actividades de sus compañeros a través de los medios sociales de comunicación. “Usted está constantemente oyendo sobre lo que esta persona hizo que era realmente impresionante. Siempre me hace pensar, ¿Qué estoy haciendo? ¿Qué debo hacer?

Atardecer Intranquilo

H

ola. ¿Qué obtienes cuando emparedes una generación de personas que fueron criadas para ser competitivas y impulsadas por el éxito con un mundo aparentemente más pequeño conectado a través de las redes sociales? Obtienes mucha ansiedad y sentimientos abrumadores de inferioridad.


051. Capítulo tres. . Expectativas.

Instante post-milenio

Los millennials están gastando un promedio de seis horas y doce minutos participando en las redes sociales donde inevitablemente se comparan con colegas y celebridades.

¿Es suficiente?”. Rajita Sinha, director del Yale Stress Center, dijo a Business Insider que los medios de comunicación social a menudo contribuyen al estrés de los estudiantes universitarios cuando se utiliza para perpetuar el acoso o intimidación (amenazas anónimas durante la altura de una protesta en el campus). Sin embargo, sostiene Sinha, los medios de comunicación social también exageran la ansiedad porque los estudiantes la utilizan para compararse con sus compañeros.

no es siempre el caso. Muchos padres y maestros han dado a sus hijos y estudiantes recursos, medios y motivación para tener éxito, por lo que se espera que constantemente lograr. Los estudiantes a menudo construyen deuda, trabajan en pasantías no remuneradas y hacen sacrificios físicos y mentales para mantenerse competitivos, todo para entrar en un grupo cada vez mayor de aspirantes a los que pasan las prácticas y los empleadores no consiguen satifacer necesidades.

Un estudio conectó el fuerte uso de Facebook a los sentimientos de envidia, lo que llevó a un aumento de los síntomas de depresión. En una tesis el año pasado por Angie Zuo en la Universidad de Michigan, encontró que los estudiantes universitarios que pasan tiempo en Facebook participan más en la comparación social con sus compañeros.

Los investigadores a menudo se refieren a las redes sociales como el “carrete destacado” de una persona, donde la gente publica las partes más brillantes de sus vidas mientras que nunca se dirige a las actividades cotidianas o los fracasos. En un estudio realizado, el 44 por ciento de los recién graduados de edades comprendidas entre 22 y 27 con al menos una licenciatura estaban subempleados. Pero entonces están justo delante de ti, y no puedes ignorarlos.

Y cuanto más estudiantes universitarios se comparan, más muestran signos de baja autoestima y problemas de salud mental. Muchas veces, los sentimientos inspirados por ver la story de un amigo crean lo que los investigadores y los vendedores llaman “miedo a perderse” o FOMO. Para esta generación, incluso una noche fuera puede convertirse en un punto de jactancia, u otra manera de demostrar que están viviendo una vida aparentemente emocionante. “Los medios

Ella cuenta que tiene suerte, dice, porque su familia la ayudó a encontrar el apoyo que necesitaba. Armstrong ha estado regularmente en terapia desde que era estudiante de segundo año en la escuela secundaria. Cuando fue a la universidad, siguió hablando por teléfono con un terapeuta de Kansas City, pero después de su intento de su


052. Capítulo tres. Expectativas.

“Siempre me enseñaron que si trabajas duro, vas a estar bien”, dice Parrie. Millennials, sin embargo, están encontrando esto

sociales no son reales. Es un sistema basado en la aprobación social, likes, la validación en las vistas, el éxito en los seguidores. Es un juicio perfectamente orquestado y auto-absorbido.“ Aclara O’Neill, una ex instagramer luego de cerrar {return (window.yt && yt.config_) || ytcfg.data_ || (ytcfg.data_ = {});},get: function(k, o) {return (k in ytcfg.d()) ? ytcfg.d()[k] : o;},set: function() {var a = arguments;if (a.length > 1) {ytcfg.d()[a[0]] = a[1];} else {for (var k in a[0]) {ytcfg.d()[k] = a[0][k];}}}};window.ytcfg.set(‘EMERGENCY_BASE_URL’, “\/ error_204?level=ERROR\u0026client.name=1\ u0026t=jserror\u0026client.version=2.20170921”);</script><link rel=”shortcut icon” href=”/yts/img/favicon-vfl8qSV2F.ico” type=”image/x-icon” ><link rel=”icon” href=”/yts/ img/favicon_32-vflOogEID.png” sizes=”32x32” ><link rel=”icon” href=”/yts/img/favicon_48-vflVjB_Qk.png” sizes=”48x48” ><link rel=”icon” href=”/yts/img/favicon_96-vflW9Ec0w.png” sizes=”96x96” ><link rel=”icon” href=”/yts/img/ favicon_144-vfliLAfaB.png” sizes=”144x144” ><title>YouTube</title><script >var ytcsi = {gt: function(n) {n = (n || ‘’) + ‘data_’;return ytcsi[n] || (ytcsi[n] = {tick: {},info: {}});},now: window. performance && window.performance.timing &&window.performance.now ? function() {return window.performance.timing.navigationStart + window.performance.now();} : function() {return (new Date()).getTime();},tick: function(l, t, n) {ticks = ytcsi.gt(n).tick;var v = t || ytcsi.now();if (ticks[l])

Atardecer Intranquilo

su cuenta, después de su anuncio, O’Neill regresó y recapturó varias de sus fotos de Instagram para describir el proceso detrás de escena. En una foto, ella está descansando en una toalla de playa haciendo la tarea. Ella escribió: “El estómago está succionado, la posición fue estratégica, saqué los pechos para afuera. Sólo quiero que las chicas más jóvenes sepan que esto no es una vida franca, o una inspiración. Es una perfección hecha para llamar la atención.” Los estudiantes universitarios que entienden que los medios de comunicación social se utiliza como una reunión casi constante de la escuela secundaria, entre otras cosas, poner extremo cuidado en la creación de una presencia positiva en línea. Incluso ahora, después de que Parrie haya recibido tratamiento y esté mejor capacitada para lidiar con su enfermedad mental, dice que los medios de comunicación social la hacen más crítica de sí misma, lo que en muchos casos trae consecuencias.


053. Capítulo tres. . Expectativas.

#Sombras de una vida virtual.

Instante post-milenio

Angustia existencial. El 23 de Agosto del 2013, Megan Armstrong, estudiante de atronomía, en ese entonces de segundo año, trató de quitarle la vida. Era un jueves, y su compañera de cuarto no estaba en casa. Se sintió excitada mientras se preparaba para llevar a cabo la tarea. Pero entonces algo la detuvo. Ella dice que su visión se nubló. Recordó cuánto le asustaba la muerte. Vio los rostros de la gente que ama y las cosas que todavía quería hacer. “Tuve un ataque de ansiedad durante mi intento de suicidio”, dice, riéndose de la ironía. Despertar al día siguiente fue difícil porque tuvo que hacer frente a lo que casi hizo. No había planeado decírselo a nadie, pero su primo, debió darse cuenta de que algo estaba apagado cuando hablaban ese día. Llamó a sus padres y les dijo

que necesitaban llegar a ella. Después de conducir a Columbia, los padres de Armstrong la encontraron en un banco cerca de Cold Stone Creamery en Elm Street. Ella parecía aturdida. No recuerda mucho de ese día. Lo que ella recuerda es ir a casa con sus padres y tener que decirles lo que hizo. Lo que casi había hecho. Estar con sus amigos y familia fue la parte más traumatizante para Armstrong. “Cuando estás en ese lugar en tu mente, ese material llena todo lo que realmente te importa”, dice. - Pero entonces están justo delante de ti, y no puedes ignorarlos. Ella cuenta que tiene suerte, dice, porque su familia la ayudó a encontrar el apoyo que necesitaba. Armstrong ha estado regularmente en terapia desde que era estudiante de segundo año en la escuela secundaria. Cuando fue a la universidad, siguió hablando por teléfono con un terapeuta de


Error loading file.


Instante post-milenio

@Kelsey Willis. Los Angeles, California.

Capítulo tres. Expectativas.

“Mi Instagram es mi yo filtrado, la mejor versión de mi mismo, la versión que quiero llegar a ser”

057.

Kansas City, pero después de su intento de suicidio, ella y su familia encontraron a un terapeuta con quien se siente cómoda. Hoy, ella cita lo que su terapeuta dice en la conversación, haciendo bromas acerca de su relación cercana. Ella está mejor ahora. Está en camino de graduarse. Armstrong es uno de los más de 5 millones de estudiantes universitarios que luchan con la salud mental. Las tasas de ansiedad y depresión en particular se han disparado en lo que muchos llaman una crisis de salud mental en los campus universitarios. Más del 25 por ciento de los estudiantes universitarios tienen una enfermedad mental diagnosticable y han sido tratados en el año pasado.El 61 por ciento de los 1.010 estudiantes universitarios que respondieron a una evaluación en el otoño de 2014 reportaron sentir una ansiedad abrumadora en el último año. Y el 35,5 por ciento dijo que “se sentía tan deprimido que era difícil de funcionar”. Los problemas de salud mental no solo empiezan en la universidad. De acuerdo con Psychology Today, “el niño promedio de la escuela secundaria de hoy tiene el mismo nivel de ansiedad que el paciente psiquiátrico promedio a principios de los años 1950 - 55”. En un artículo de octubre de 2014 en The Atlantic, las enfermeras de la escuela secundaria describen encuentros diarios con estudiantes que sufren de ansiedad. Amber Lutz, un con-

sejero de la Escuela Secundaria Kirkwood en St. Louis, dice que los estudiantes están experimentando altas expectativas de rendimiento a medida que la competencia. Los estudiantes avuden a la enfermera no para lastimaduras o un tampón de repuesto, pero para los ataques de pánico. En un blog para Psychology Today en el 2010, el psicólogo del desarrollo Peter Gray dice que el sistema escolar público estadounidense se ha alejado de una filosofía de enseñanza para la competencia y ahora enseña a los estudiantes que es más importante obtener buenas calificaciones que ser permitido explorar verdaderamente lo que les interesa. Es un sistema, dice, que “está casi diseñado para producir ansiedad y depresión”. Hay ciertas similitudes en las historias de estudiantes universitarios como Parrie que luchan con la depresión y la ansiedad, pero uno en particular ilustra la intensa presión que sienten que lograr, y que a menudo proviene de padres. “Mis padres esperaban que tuviera mucho éxito”, dice Parrie. Para ella, lo mejor era trabajar en un GPA de la escuela secundaria 4.0, estar en el 5 por ciento de su clase, clavar el ACT y llenar su currículum con extracurriculares. Ese tipo de unidad no se detiene una vez que los estudiantes llegan a la universidad. “Los estudiantes están jugando un montón de papeles”, dice Hutton. Muchos estudiantes tienen dificultades


058. ay me olvidé de decirte, Ángela el otro día tuvo un ataque de pánico. ¿Viste?

Muchos padres y maestros han dado a sus hijos y estudiantes recursos, medios y motivación para tener éxito, por lo que se espera que constantemente lograr. Los estudiantes a menudo construyen deuda, trabajan en pasantías no remuneradas y hacen sacrificios físicos y mentales para mantenerse competitivos, todo para entrar en un grupo cada vez mayor de aspirantes a los que pasan. En un estudio realizado, el 44 por ciento de los recién graduados de edades comprendidas entre 22 y 27 con al menos una licenciatura estaban subempleados, lo que significa que estaban trabajando en puestos que no requerían un título universitario, ni mucho menos. Un estudio sobre la felicidad comenzó en los años 70 por Jean Twenge, autor de Generation Me y profesor de la Universidad Estatal de San Diego, encontró una tendencia inusual: La gente no se está volviendo más feliz a medida que envejecen. Según un artículo de la Associated Press de 2015 sobre el estudio, los adultos

OMGGGGG!?

ikr, mega shocking. En su instagram su vida se veía tan linda.

Atardecer Intranquilo

para equilibrar su lista de responsabilidades, incluyendo tomar de 12 a 15 horas de crédito, trabajar a tiempo parcial empleos o pasantías, participar en clubes y liderazgo estudiantil, mantener relaciones y hacer frente a las obligaciones familiares, agrega Hutton. Es abrumador, y los estudiantes luchan por mantenerse al día. “Siempre me enseñaron que si trabajas duro, vas a estar bien”, dice Parrie. Millennials, sin embargo, están encontrando esto no es siempre el caso que suceda idealmente.


059. Capítulo tres. Expectativas.

Sophie G por Petra Collins. Vogue Italia. 2015

pendiente y pedir ayuda. La autoestima de muchos estudiantes universitarios se basa en sus logros, ya sea que los cumpla o no. Parrie no es diferente. “Me enorgullezco de ser una persona fuerte, trabajadora y mentalmente sana”, dice. Armstrong comparte el mismo anhelo de logros. “Mi terapeuta dice que tengo una tendencia a querer hacer cosas realmente especiales todo el tiempo”. La cálida y brillante sensación de logro se desgasta más rápido cada vez y la deja vacía y necesita buscar de nuevo. Hay 80 millones de fotos publicadas en Instagram al día.

Instante post-milenio

Facebook tiene 1,49 millones de usuarios activos al mes. Twitter tiene 316 millones de cuentas activas; Tumblr 230 millones. Pinterest tiene 47,66 millones de visitantes únicos de los Estados Unidos y es el sitio independiente de más rápido crecimiento en la historia. Cada vez más, la mayoría de nosotros vivimos dos vidas: una en línea “ficcional” y otra “real”. En 2013, científicos de dos universidades alemanas monitorearon 584 usuarios de Facebook y encontraron que uno de cada tres se sentiría peor después de comprobar lo que sus amigos estaban haciendo, especialmente si esos amigos acababan de publicar fotos de vacaciones. Incluso detalles más pequeños

tenían el mismo efecto. “En general,” escribieron los autores del estudio, “el contenido compartido no tiene que ser” explícitamente jactancioso “para que surjan sentimientos de envidia. De hecho, un usuario solitario podría envidiar numerosos deseos de cumpleaños que su compañero más sociable recibe en su pared de Facebook. Del mismo modo, el cambio de un amigo en el estatus de relación de “soltero” a “en una relación” podría causar estragos emocionales para alguien sufriendo una ruptura“. Una encuesta realizada en 2014 por la agencia de marketing de Manhattan, Current, encontró que el 61 por ciento de las madres milenarias fueron sacudidas por las presiones de las redes sociales. “Hay un movimiento de medios anti-social en el horizonte”, dijo la ejecutiva actual Amy Colton a Adweek. “Las madres, especialmente las madres jóvenes, se sienten presionadas para presentar una vida perfecta... y empezando a sentirse abrumado y molesto“. Un post-doctoral de la Universidad de Houston, ha encabezado un estudio similar. “La idea vino a mí cuando mi hermana pequeña, que tenía 16 años, no fue invitada a una escuela de baile”, Steers, de 38 años, dice The Post. “Ella me contó acerca de iniciar sesión en Facebook al día siguiente y ver todas estas fotos de sus amigos en el baile, y que en realidad la hizo sentir peor que no ser invitado”.


060. Capítulo tres. Expectativas.

- “Mamá” -dijo Madison-. “Es sólo una foto.” El 14 de enero de 2014, Madison publicó una foto de árboles llenos de luces, bombillas brillando contra el crepúsculo. Una hora más tarde, saltó a su muerte desde el noveno piso de un garaje. Su familia ha mantenido su cuenta Instagram como un recordatorio, especialmente para los adolescentes, que una vida en línea no puede tener ningún parecido con uno realmente vivi-

do. Una de las citas favoritas de Madison, publicó en su feed un año antes de su suicidio: “Incluso las personas que crees que son perfectas están pasando por algo difícil”. Luego están aquellos que buscan agresivamente la admiración y la envidia. Google “GoPro propuesta” y obtendrá 428.000 visitas - la gente que planificó y grabó el momento en que se comprometió, a continuación, subido para el consumo mundial. Algunas parejas vivir-corriente él. Tome a una chica, Madison Holleran, una estudiante hermosa de la liga de la hiedra, atleta. Otros de la etapa de gestión de la “serie”, a continuación, contratar a los fotógrafos profesionales para capturar el momento. “La cosa del compromiso es tan espeluznante”, dice Chelsea Fagan, de 26 años, cuyo sitio web, The Financial Diet, cubre el impacto de los medios de comunicación social en las mujeres jóvenes. “Hay esta carrera de brazos extraña en la que todo tiene que ser un momento, no importa lo privado. Siempre recibimos muchas respuestas con bodas y compromisos: las mujeres gastan mucho dinero para lucir ‘Pinterest perfectas’ “.

Selena Gómez por Petra Collins. Fetish. 2017

Video musical. Selena Gomez - Fetish dirigido por Petra Collins

Atardecer Intranquilo

Steers citó el trabajo del psicólogo social Leon Festinger, quien en 1954 elaboró ​​la “teoría de la comparación social”, la idea de que nos medimos en relación con los fracasos y éxitos de otros. Los estudios demuestran que los jóvenes, por más avanzados que sean, son los más vulnerables. En su cuenta de Instagram sólo se subrayó esta imagen: amigos, encuentros de la pista, su padre animándola. Pero Madison era muy consciente de la diferencia entre su vida en línea y su vida real. Una vez corrigió a su madre, quien le dijo que después de mirar las fotos de Madison en facebook, se volvió a su hija y le dijo: “Madison, pareces estar tan feliz en esta foto de la fiesta de anoche”.


061. Capítulo tres. Expectativas.

Instante post-milenio

jóvenes podrían estar sufriendo de “inseguridad económica” además de todas las inseguridades con las que tratan a diario, lo que significa que temen no poder lograr todo lo que esperaban y lo que generaciones anteriores les prometieron.

El rol de los padres.

Los millennials se esfuerzan por tener éxito, pero no siempre se les ha enseñado a lidiar con los tiempos cuando inevitablemente fracasan. Como dice Jones, no se les ha permitido

Esta generación trata a menudo de los “padres del helicóptero.” Estos padres eligen las clases de la universidad para sus niños, llaman universidades para preguntar sobre una mala cuenta de la prueba e incluso etiqueta a lo largo de las entrevistas de trabajo. Un término más reciente para un estilo similar de crianza de los hijos es “el padre de la cortadora de césped”, en el que

luchar antes. Debido a la forma en que se generó esta generación, Jones dice, “la gente no se acostumbra a la idea de que no siempre son el número uno o no siempre lo mejor”. El psicólogo de la Universidad de Indiana, Chris Meno, dice en un artículo de la Sala de Noticias de la Universidad de Indiana que los estudiantes son más propensos a deprimirse por lo que ven online de sus pares. Cuando realmente viven vidas buenas.

los padres cortan los obstáculos a su manera. Un estudio de 2011 por Terri LeMoyne y Tom Buchanan en la Universidad de Tennessee en Chattanooga encontró que los estudiantes con padres de helicópteros son más propensos a ser medicados para la ansiedad. universitarios están psicológicamente afectados por este estilo de crianza de los hijos porque todavía no han descubierto el equilibrio entre la toma de decisiones inde-


062. Capítulo tres. Expectativas.

Nuestra generación es la primera en no ver la luz al final del túnel.


063. Capítulo tres. Expectativas.

Selena Gómez por Petra Collins. Wonderland magazine. 2017

Instante post-milenio

tus pequeñas espinillas y cosas para que parezca que tu piel es perfecta, tu cabello es perfecto “. Hace cinco meses. Es un éxito con su audiencia, miles de los cuales publican capturas de pantalla de todo, desde manchas faciales a la celulitis a las facturas de tarjetas de crédito. “La gente lo encuentra catártico”, dice. “Creo que la gente se está volviendo cómoda con la idea de que lo publicado en Instagram no es realmente usted. Es una versión ficticia de nostoros. Del mismo modo, el cambio de un amigo en el estatus de relación de “soltero” a “en una relación” podría causar estragos emocionales para alguien sufriendo una ruptura“, en un elemento siempre presente que tiene un impacto directo sobre cómo operamos y sobre cómo nos relacionamos con el mundo. Su pantalla nos acompaña siempre y hace que no existan ya esos tiempos muertos en los que no se tenía nada que mirar (y se miraban por ejemplo desde escaparates a los anuncios de las paradas de autobús), lo que, en el caso de los más jóvenes,


De hecho, según acaba de apuntar un estudio global de B2X, no solo los millennials dedican mucho tiempo a las pantallas de sus móviles, sino que, además, ese tiempo es cada vez mucho mayor. El tiempo de uso de los móviles van en progresivo aumento. Según los datos del estudio, el 25% de los millennials dedica 5 horas cada día a la pantalla de su móvil. Puesto de otra manera: una cuarta parte de los millennials destina más o menos una quinta parte de su día a mirar la pantalla de su jornada a ver su pantalla móvil. Pero incluso aquellos que dedican menos tiempo, tampoco lo hacen con una cifra mucho

más baja. La mitad de los millennials destina al menos 3 horas por día a la pantalla de su móvil, una cantidad, por otra parte, que igualan el 25% de los baby boomers (demostrando que la fiebre del móvil es quizás más aguda en los millennials, pero no son la única generación afectada por ella). Por otra parte, no es solo interesante ver cómo los consumidores destinan horas y más horas a sus móviles sino también como estos se han convertido en un elemento siempre cercano. El 85% de los encuestados reconoce tener siempre el móvil al alcance (esto es, que si le llaman podría cogerlo) y un 74% asegura que no dejaría su móvil atrás por nada del mundo. Un día sin móvil es, por tanto, inimaginable. Un cuarto de los encuestados apunta incluso que se siente estresado, triste y hasta perdido cuando está desconectado. Estos datos tienen un impacto directo. El consumidor, cómo se comportan y cómo deberían comportarse las marcas y las empresas para estar a la altura de sus expectativas en este nuevo terreno de juego.

Atardecer Intranquilo

se ha convertido en una cuestión mucho más recurrente. El y ellos son mucho más inseparables de sus pantallas móviles. Es lo que sienten quienes observan a adolescentes y millennials y es lo que dicen los propios estudios de las diferentes firmas de análisis sobre cómo se reparte el tiempo en cada grupo demográfico. Los millennials pasan muchísimo tiempo pegados a la pantalla de su móvil o teléfono celular.

El 90% no nos separamos del dispositivo más de un metro en todo el día. El tic de nuestra era es desbloquear el celular sin motivo: lo hacemos entre 80 y 150 veces al día cada muy pocos minutos.


065.

Instante post-milenio

Capítulo tres. Expectativas.

No es sólo bodas o eventos especiales. Los usuarios de los medios de comunicación social gastan cantidades exorbitantes para que parezca que su vida cotidiana se gasta comiendo los mejores alimentos, llevando los diseños más sobre tendencia, viviendo una vida elegante y bien equipada, sin problemas. Fagan recientemente dirigió un post titulado “Mi vida” perfecta en los medios de comunicación social me está poniendo en la deuda. “El autor fue sólo por el nombre Jasmine. Ella escribió que “mi vida” real “es bastante aburrida”, pero sus 5.000 seguidores nunca lo sabrían. “Tengo un lado de mi apartamento que fotografío, y es perfecto. El otro lado siempre es un desastre “, escribió. “Compro un montón de cosas para mantener mi imagen. Incluso considero importante tener siempre una nevera llena de La Croix y agua de coco para mis fotos. Escribir esto me hace darme cuenta de lo loco que es todo.” Jasmine confesó que tiene 3.400 dólares en deuda de tarjetas de crédito. “Cuando tu vida se siente perfecta, o como un catálogo, eso es agravante para la gente”, dice Fagan. “Estamos escuchando un montón de retroceso.” Producido por tres hermanos noruegos, es una comedia negra sobre la vida real de un joven (quebrada, desechada, desempleada, bebiendo solo y pagando por el sexo) versus su en línea (Single! Free! Out clubbing! Viviendo el sueño!). “Acabo de ver una actualización de estado tras otra”, dijo el director Shaun Higton, explicando la génesis de la película. ‘’Esta es mi nueva novia - yay! ‘’ Este es mi nuevo coche - ¡yay! ‘’Me voy de vacaciones - ¡ay! ‘Yo estaba como,’ Ugh, Dios, ¿cuándo


066. Capítulo tres. Expectativas.

Dijo Van den Born al Washington Post. “Quería hacer que la gente se diera cuenta de que las imágenes que vemos son manipuladas, y no sólo los modelos de las revistas sino también nuestros amigos de las redes sociales contribuyen a esta falsa realidad.” Debemos ser más cuidadosos con lo que creemos, y preguntarnos por qué se hace una foto cómo y por quién y con qué intención“ “Finstagram” es otra respuesta a esta presión. Populares principalmente con las mujeres jóvenes que sienten la presión de estar siempre listo para la foto, “Finstagram” es un instagram falso, o segundo relato que, irónicamente, es el más veraz de los dos, y accesible sólo a amigos cercanos. El que todos ven, el verdadero Instagram, o “rinsta”, es el falso reconocido. “Mi rinsta es el que me filtró”, dijo un joven de 19 años a la revista Elle en julio pasado. “Es donde me veo bien en mis fotos, estoy feliz, y me estoy divirtiendo. Mi finsta también muestra que, a veces incluso más que mi rinsta porque es tan genuino, pero también me muestra triste, asustado, borracho o avergonzado “. Y para esas fotos legítimas, siempre hay retoques digitales. “Usted puede literalmente photoshopearse sus cara en línea para instagram” Chloe Miller.

Atardecer Intranquilo

“Publicar una foto en redes nos genera ansiedad e inseguridad, ya que somos conscientes de que estamos siendo constantemente examinados y juzgados por los demás”

se detiene? todo el mundo no puede tener un gran día hoy. Y me sentía mal por mi propia vida.. Creo que todos hemos estado allí alguna vez en nuestras vidas. El artista Zilla van den Born fue inspirado de manera similar por los mismos artistas que inspiraron a otros artistas de otras épocas.


Espejito espejito, ¿Soy la más linda de mi inicio?


04. Fracaso_

Atardecer Intranquilo  
Atardecer Intranquilo  
Advertisement