Issuu on Google+

Jade y el BosqueAzul A. Morales

1


Erase una vez una pequeña niña llamada Jade, era muy inteligente y con una nobleza que le salía del corazón.

Jade vivía en una casa al lado del bosque azul, con su madre, Diana, y sus abuelitos, José y Lourdes, Además de su tío Gerardo, a quien todos le decían “Güero”.

2


Jade tenía una amiga inseparable, una pequeña perrita schnawzer plateada llamada “Coco”. Los abuelitos de Jade le obsequiaron a coco cuando ambas eran muy pequeñas y aunque Coco era un poquito enojona, las dos se querían mucho y salían todas las tardes a jugar.

Como había dicho antes Jade vivía al lado del bosque azul, el cual debía su nombre a las innumerables mariposas azules que habitaban en él. 3


La gente creía que esas mariposas eran hadas que desaparecían a las personas cuando se adentraban en el bosque al anochecer, esta creencia surgió desde hace muchos, muchos años, cuando una niña entró en él y nunca más se supo de ella, a pesar de las múltiples búsquedas para rescatarla. De esta manera surgió la leyenda del bosque azul y por ello sus abuelitos no dejaban que se acercase al bosque cuando comenzaba a caer la noche. 4


Una tarde, Jade caminaba con Coco cerca del bosque azul y de pronto la perrita empezó a seguir una mariposa, por lo que ambas entraron al bosque sin darse cuenta.

-¡No!, Coco regresa es peligroso. -Grito JadePero Coco siguió corriendo detrás de la mariposa, hasta perderse detrás de los árboles. -¡Coco regresa... es peligroso!

5


Después de caminar un poco, Jade al fin alcanzó a Coco, quien seguía tratando de alcanzar la mariposa que subió volando a la copa de un árbol enorme. Coco se puso muy contenta al ver a Jade y juntas se dispusieron regresar a casa. -Ni modo Coco, ya será para otra ocasión, es hora de regresar a casa, andando antes de que se haga más tarde. De pronto se escuchó una tenue voz que provenía de un árbol enorme en donde se encontraba una de las mariposas y que ahora se veía más grande y hermosa que antes. -Bienvenidas a mi reino azul. -¿Quién ha dicho eso? -¡¡Allí arriba!!! -Exclamo Jade-¡Pe.. pero qué es eso!

6


Miraron hacia la copa del árbol y vieron a la mariposa que ahora adquiría una forma más humana, pero conservaba unas alas casi transparentes y hermosamente brillantes.

Al mismo tiempo comenzaron a llegar más mariposas con formas humanas, pero más pequeñas que la que les hablaba.

-¿Quién eres?. 7


-Soy Azul, reina de este lugar, y hada de este bosque. Las mariposas que veis son mis súbditos. ¿Qué hacéis aquí? -Nada, solo jugábamos un poco, pero ya nos vamos -Me temo que eso es imposible, pues quien entra en este bosque después del atardecer se convierten en una más de mis mariposas, sin embargo les propongo un trato. 8


-Si me traen el objeto más liviano que puedan encontrar en mi bosque las dejaré ir, pero si no lo consiguen, ambas se convertirán en hermosas mariposas y se unirán a mi corte, les concedo una hora. Aunque ya era muy tarde el bosque estaba iluminado por el destello que emanaba de las mariposas del bosque azul; Jade y coco recorrieron el bosque sin hallar el objeto más liviano, hasta que encontraron una pluma muy pequeña, de pronto las hadas vertieron polvos mágicos y las llevaron volando con la reina de la hadas.

9


-Y bien, que tenéis. Jade apretó fuertemente la pequeña pluma en sus manitas y después de pensarlo un poco, finalmente la soltó detrás de su vestido, sin embargo tenía su pequeño puño cerrado, el cual mostró a la reina.

-Aquí lo tenéis- mostrando el puño cerrado al hada. -Pero… esto es una broma? Aquí no hay nada! -Pues entonces no has mirado bien. Hay aire, y más ligero que él no hay otro objeto! -Vaya, me ha sorprendido tu ingenio, jajajaja -Rió muy alegremente el hada ante la inteligencia de la pequeña Jade. 10


-¡Increíble!, en mil años esta es la primera vez que me ocurre algo parecido. Después de la alegría que me habéis dado, merecéis iros a casa. Podéis marchad. -Gracias, señora. -Podéis volver cuando queráis. Jade y coco marcharon a casa muy alegres y volvieron en muchas ocasiones a jugar con las hadas del bosque azul.

11


ÂĄY colorĂ­n colorado, este cuento, se ha terminado! FIN

12


Jade y el Bosque Azul.