Issuu on Google+

Semana Santa La Semana Santa es el período sagrado del cristianismo que transcurre desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, desde el punto de vista litúrgico. No obstante, también puede considerarse parte de la Semana Santa, el Viernes de Dolores y el día que le sigue, el Sábado de Pasión. En la Semana Santa se celebran los misterios de salvación realizados por Cristo en los últimos días desde su entrada mesiánica en la ciudad de Jerusalén hasta su muerte y posterior resurrección. Los días que la conforman son los siguientes: Domingo de Ramos: Es el primer día de la semana santa en que Jesús entra en Jerusalén montado en un borriquillo (especie de asno), donde el pueblo lo recibe con hojas de palma y ramas de olivo. La semana santa comienza con el domingo de Ramos de la Pasión Señor, que une el triunfo de Cristo -aclamador como Mesías por los habitantes de Jerusalén y hoy en el rito de la procesión de las palmas por los cristianos- y el anuncio de la pasión con la proclamación de la narración evangélica en la Misa. Los ramos son el signo de la participación gozosa en el rito procesional, expresión de la fe de la Iglesia en Cristo, Mesías y Señor, que va hacia la muerte para la salvación de todos los hombres. Por eso, este domingo tiene un doble carácter, de gloria y de sufrimiento, que es lo propio del Misterio Pascual. Los cristianos en este día decoran la casa con ramos de olivo, y concurren a misa. Lunes, Martes y Miércoles Santo: Su liturgia (forma con que se llevan a cabo las ceremonias en una religión), es más sobria, como corresponde al período de Cuaresma. Esta, del latín: quadragesima, "Cuadragésimo día (antes de la pascua)" es el período del tiempo litúrgico, del calendario cristiano' destinado por la iglesia Católica Romana, para la preparación de la fiesta de la fiesta de Pascua Jueves Santo:

Este día Jesús instaura el sacramento de la Eucaristía en la Última Cena. Jesús lavó los pies, tarea que normalmente hacen los criados de menor categoría. El Jueves Santo Jesús cenó la Pascua con sus amigos, siguiendo la tradición judía, ya que según: ésta Se debía de cenar un cordero puro y del año; con la sangre de éste se debía rociar la puerta en señal de purificación ya que si no se hacía así el ángel exterminador entraría a la casa y mataría al primogénito de esa familia (décima plaga), según lo relatado en el libro del Éxodo. En dicho libro se lee que no hubo una sola familia de egipcios en la cual no hubiera muerto el primogénito, por lo que el Faraón los dejó salir de Egipto y ellos corrieron lo más pronto posible hacía su libertad; el Faraón se arrepintió de haberlos dejado salir y manda a su ejército a que persigan a los israelitas pero Dios no lo permitió y después de que los israelitas pasan por el mar rojo lo cierra y los egipcios se ahogan. Para los católicos, el cordero pascual de entonces pasó a ser Jesús mismo, entregado en sacrificio por los pecados de la humanidad y dado como comida en la hostia.


Viernes Santo:

Es uno de los principales días de la liturgia cristiana, pues ese día murió Cristo en la cruz. Cristo se presenta como un hombre entregado a la realización del plan del Padre: salvar al hombre. En el campo de las relaciones humanas todo lleva una intencionalidad, no hay lugar en Él para una amistad neutra, sabe orientar todo hacia el anuncio del Reino de Dios. Así, cuando unos discípulos de Juan Bautista quieren saber quién es Él, que hace, donde vive, les invita a acompañarle; después de la conversación, éstos jóvenes inquietos han sido ganados para la causa del Reino. Cuando entabla conversación con la mujer de Samaria (Juan 4:4) como sabe llegar con humildad y gratitud hacia la realidad trascendente, hacia el terreno personal y de su misión.

Sábado de Gloria: El Sábado Santo es el día de la Semana Santa en el que la Iglesia Católica conmemora a Jesús en el sepulcro. A partir de las 18:00 tiene lugar una de las principales celebraciones religiosas de todo el año: la Vigilia Pascual. También los católicos conmemoran la Soledad de María luego de llevar al sepulcro a Cristo, quedando en compañía del Apóstol Juan. En muchos lugares hasta las 6 de la tarde se realizan procesiones de Nuestra Señora de la Soledad, recordando este momento de los dolores de la Virgen. Domingo de Resurrección:

El Domingo de Pascua es el día en el cual Jesús salió de su sepulcro. Este hecho es fundamental para el cristianismo. La historia cuenta que en cuanto se hace de día, tres mujeres van al sepulcro donde Jesús estaba enterrado y ven que no está su cuerpo. Un Ángel les dice que ha resucitado. Van corriendo donde está la Virgen con los Apóstoles y les dan la gran noticia: ¡Ha resucitado! Pedro y Juan corren al sepulcro y ven las vendas en el suelo. El desconsuelo que tenían, ayer, se transforma en una inmensa alegría. Y rápidamente lo transmiten a los demás apóstoles y discípulos. Y todos permanecen con la Virgen esperando el momento de volver a encontrarse con el Señor. Éste es el día de la esperanza universal, el día en que en tomo al resucitado, se unen y se asocian todos los sufrimientos humanos, las desilusiones, las humillaciones, las cruces, la dignidad humana violada, la vida humana no respetada. En la Resurrección la vocación cristiana descubre su misión: acercarla a todos los hombres. El hombre no puede perder jamás la esperanza en la victoria del bien sobre el mal. Por esta razón los cristianos con gran júbilo celebran este día la Misa Pascual del Domingo de Resurrección. Costumbres paganas asociadas a la semana santa: Si bien es una fiesta de origen cristiano que conmemora la muerte y resurrección de Jesús, tiene algunas costumbres paganas, como por ejemplo el "Huevo de Pascua" y el "Conejo de Pascua" La Enciclopedia Católica reconoce que este último "es un símbolo pagano y siempre ha sido un emblema de fertilidad". En cuanto al huevo de Pascua es una tradición europea que simboliza el nacimiento de la vida. Por consiguiente, sería incorrecto por parte de los cristianos verdaderos que consuman "Huevos" y "Conejos de Pascua". También lo es consumir carne el Vienes Santo, ya que en los primeros siglos de la era cristiana el consumir carne era un símbolo de festejo y no es correcto festejar la muerte de Dios.


Acontecimientos Semana santa