Issuu on Google+

PERIÓDICO DE LA CONTRALORÍA DE ITAGÜÍ. EDICIÓN N°2. MUNICIPIO DE ITAGÜÍ-ANTIOQUIA. OCTUBRE 2013

Contralores Escolares, las cuentas claras desde las aulas


Editorial

A

ntes de la vigencia de la Constitución Política de 1991, la gestión ambiental en Colombia era considerada como un asunto poco determinante de la política y de la planeación.

Periódico institucional de la Contralotría Municipal de Itagüí octubre 2013 Dirección General LUIS FERNANDO ZULUAGA GUTIÉRREZ Contralor Municipal de Itagüí Comité Editorial LUIS FERNANDO ZULUAGA G Contralor Municipal de Itagüí JUAN GUILLERMO RÍOS N. Asesor JUAN CARLOS JARAMILLO P. Contralor Auxiliar Auditoría Fiscal NELSON ESCOBAR MONTOYA Líder de Programa PRODUCCIÓN 5 SENTIDOS COMUNICACIONES IMPRESIÓN Nuestros Medios S.A Línea de atención ciudadana 3735353

participacionciudadana@contraloriadeitagui.gov.co

www.contraloriadeitagui.gov.co

@controlitagui

Contraloría Municipal de Itagüí

La normativa ambiental se caracterizaba por la debilidad institucional, atomización de funciones, superposición de competencias, obsolescencia y flexibilidad de la normatividad ambiental, precario compromiso del Estado en el uso y la conservación, insuficiencia de los recursos económicos y deficiente gestión en el ámbito urbano. A partir de la Constitución Política de 1991 comienza la obligación del Estado de proteger los recursos naturales y el medio ambiente, dentro de lo cual se señala que se debía conservar áreas de especial importancia para la Nación; planificar el manejo, administración, regulación y aprovechamiento de los recursos naturales para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución; prevención, mitigación y controlar los factores causantes del deterioro ambiental e imponer las sanciones legales y exigir la reparación de daños causados. La Constitución Política y el Gobierno a través de la promulgación de la ley 93 de 1999, consagró el derecho a gozar de un ambiente sano a la categoría de derecho fundamental de los ciudadanos y le asigna a los municipios la función de regular la utilización del suelo y de dictar normas para el control, la preservación y la defensa de su patrimonio ecológico. Además se crearon varios mecanismos para que los ciudadanos pudiesen defender ese derecho, entre ellos están: la acción de tutela, la acción de cumplimiento, las accio-

CONTROL ITAGÜÍ

2

nes populares y las acciones colectivas. Adicional a esto, la Constitución en su artículo 267 estableció el control fiscal como una función pública que debe estar ejercida por la Contraloría, la cual vigila la gestión fiscal de la administración y de los particulares o entidades que manejen fondos o bienes de la Nación. Es así, que la Contraloría Municipal de Itagüí dentro su objeto misional, hace control fiscal ambiental en el que se evalúa la gestión de la Administración Municipal y sus Entes descentralizados, con el fin de proteger las inversiones en materia ambiental y las acciones encaminadas al mejoramiento del ambiente y, a su vez, que se dé un uso racional a los recursos naturales y al medio ambiente pertenecientes a toda la comunidad Itagüiseña. Ahora el tema ambiental, como objeto de control dentro de las distintas entidades del Estado, viene siendo calculado en términos de inversión presupuestal año tras año, dejando a un lado la evaluación de la gestión ambiental, la cual no está limitada a meros indicadores económicos, sino que permite otro tipo de evaluación enmarcada en los principios del control fiscal, (eficiencia, eficacia, equidad y valoración en costos ambientales), siendo éste el marco de referencia para la realización de auditorías integrales. Con este sistema de control fiscal ambiental se abre el campo de la obtención de resultados tanto cuantitativos como cualitativos en el cumplimiento de las normas, políticas, planes y proyectos o actividades relacionados con el medio ambiente, así como su contribución al mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad Itagüiseña.

CONTROL ITAGÜÍ

“Control preventivo, clave para conservar el patrimonio”

3

P

ara dar cumplimiento a su filosofía y política de calidad, la Contraloría de Itagüí bajo la batuta del Contralor Municipal Luis Fernando Zuluaga Gutiérrez, está comprometida a que cada una de sus acciones contribuyan al desarrollo del municipio y sus habitantes, mediante el control fiscal posterior, pero promoviendo acción de prevención y de participación ciudadana, con miras a garantizar la conservación y buen uso del patrimonio social y ambiental. Durante el 2012 se programaron 30 auditorías, las cuales se cumplieron en su totalidad y se obtuvieron posibles hallazgos fiscales por $10.699 millones, Para este año 2013, se programaron 37 auditorías y hasta el 15 de mayo, se han realizado 23, con posibles hallazgos fiscales por $7’332.332. Entre las entidades sujetas de control durante este periodo se encuentran la Administración Municipal, Instituciones Educativas, la ESE Hospital del Sur Gabriel Jaramillo Piedrahita, Concejo Municipal, Personería Municipal, SERVIASEO S.AS, y las Curaduría Urbana Primera y Segunda. En cuanto a las funciones de advertencia, durante el 2012 se realizaron tres, mientras que en lo que va corrido del presente año ya van 28. Esta es una política institucional del Contralor Zuluaga Gutiérrez, quien manifiesta que “le hace más bien a la sociedad actuar antes del daño, en forma preventiva requerir al sujeto de control para que rectifique la conducta y la adecúe al bien actuar, antes de que se dé el detrimento patrimonial”. El Contralor Municipal rindió su informe de gestión ante el Honorable Concejo Municipal el pasado 13 de junio, ante el cual expresa-

ron los concejales gran satisfacción y coincidieron en que el Contralor de Itagüí se ha caracterizado por su gestión por un alto grado de eficiencia, y reconocen el respeto y seriedad del trabajo del equipo de trabajo de la Contraloría. Expresó el doctor Zuluaga que, “para la Contraloría de Itagüí el aporte de la ciudadanía es pieza fundamental de su estructura, puesto que es la comunidad con su conocimiento vivencial, el principal veedor y vigilante del cuidado de los recursos público”. Por ello se implementó el programa “Fortalecimiento de los Mecanismos de Participación Ciudadana”, donde se han adelantado ocho capacitaciones y conversatorios en temas como control fiscal en instituciones educativas, veedurías ciudadanas y comunidad en general. Además, se ha brindado acompañamiento a 45 miembros de grupos de veedurías con relación con el control social y fiscal a la gestión pública. También se realizaron audiencias y tertulias de control fiscal, así como el Foro Ambiental en

el que participaron 165 personas interesada en el cuidado de los recursos naturales como fundamento para la preservación de la vida. Igualmente se destaca el liderazgo que ha tenido la Contraloría Municipal de Itagüí en la implementación del novedoso y exitoso programa de Contralores Escolares en todas las Instituciones Educativas de Itagüí, el Contralor se reunió con 37.144 estudiantes. Informó que, ya Itagüí cuenta con la Unidad Fiscal de Reacción Inmediata “UFRI”, facilitando la participación y el acercamiento de la comunidad a las actuaciones de la entidad. Producto de esta estrategia la Contraloría de Itagüí atendió y tramitó 54 denuncias, 45 peticiones, 9 quejas de la comunidad durante en el periodo de 2012 - 2013.

www.contraloriadeitagui.gov.co

@controlitagui

Contraloría Municipal de Itagüí


CONTROL ITAGÜÍ

4

Control ciudadano, allí está la clave

CONTROL ITAGÜÍ

“Quiero sacar mi colegio adelante” Sus escasos 15 años no son impedimento para tener las cosas claras. Alegre, extrovertida, poco amante a la televisión, pero sí a la bachata y a la lectura. Cursa actualmente décimo grado en la I.E El Rosario y ya piensa estudiar licenciatura en Español. Estefany Osorio quiere que su colegio sea el mejor de Itagüí y por eso quiso ser Contralora Escolar, y lo logró. Estefa, como le dicen, hace parte del grupo de 25 jóvenes contralores donde predominan las mujeres en la función de hacer veeduría en sus instituciones educativas y verificar que los recursos sean invertidos para el bienestar de todos los estudiantes.

Para la Contraloría Municipal de Itagüí la principal aliada para lograr un control de los recursos públicos es la comunidad, y uno de los mecanismo para ello son las veedurías ciudadanas, tal y como lo es el Comité Municipal de Veedurías de Itagüí. Sus orígenes se remontan a 1998 cuando un grupo de ciudadanos iniciaron la veeduría de los programas de salud de la Administración Municipal de aquel entonces. Cuatro años más tarde, se crearon otros comités y se conformó el Comité Municipal, el cual actualmente cuenta con 50 veedores en nueve grupos: Salud, Sisben, Medio Ambiente, Educación, Grupos Vulnerables, Vivienda, Restaurantes escolares, Obras Públicas y Maná. Muchos han sido los logros obtenidos, pero su actual presidenta, Lucía Grisales Hernández, destaca el más reciente; “después de un año y medio de trabajo logra-

mos que el Departamento para la Prosperidad Social aceptara que hubo fallas en la encuesta del Sisben en el municipio, y por la cual salieron más de 15 mil personas de los niveles 1 y 2, y 1000 niños del programa Maná en el corregimiento”. Ahora se espera que el Gobierno nacional corrija este error y la población más vulnerable del municipio recupere los beneficios que tiene por derecho. El Comité de Veedurías adelanta actualmente seguimiento a las obras de infraestructura que ejecuta la Alcaldía, así como el análisis de la situación educativa del municipio. Su trabajo los llevó a ser los ganadores del concurso de Experiencias Exitosos de la Contraloría General de la Nación. Para Jaime Gil Cadavid, uno de los fundadores del Comité, las veedurías encuentran un respaldo de la Contraloría Municipal de Itagüí para cumplir con su misión. “El señor Contralor, doc-

tor Luis Fernando Zuluaga, nos abrió las puertas de la Contraloría, nos está brindando asesoría y todo su equipo nos acompaña en los procesos. Es algo nuevo y fundamental para nosotros”, agradeció el veedor. Ambos veedores indican que parte de la clave para lograr los objetivos es un control respetuoso, pero estricto. Reconocen que su labor es difícil en parte “por el desinterés de la comunidad para hacer control. Muchos solo se quejan, pero pocos hacen algo para mejorar la situación”, indicó la Presidenta del Comité de Veedurías. Según el Contralor Municipal, “el conocimiento de la ciudadanía de lo que pasa en sus barrios facilita un control más rigoroso y por ello valoramos su aporte porque se convierte en el principal vigilante y protector de los recursos público”. Actualmente los veedores participan en el Diplomado promovido por la Contraloría Municipal de Itagüí.

Y ese ha sido el objetivo del Contralor Municipal Luis Fernando Zuluaga Gutiérrez. Por ello, la Contraloría Municipal de Itagüí adelanta el diplomado sobre Participación Ciudadana en el Sistema Educativo, en el que capacita durante seis meses al grupo de estudiantes responsa-

5

bles de velar por el patrimonio de sus instituciones educativas. “Hemos iniciado una serie de capacitaciones de modo de que los jóvenes se apropien con mucho respeto, de implementar en su institución conceptos de honestidad, convivencia, respeto por los bienes públicos y privados en lo que nos hemos propuesto: la participación ciudadana”, explicó el Contralor Zuluaga. Pero Estefany va más allá y pretende asumir la vocería de sus compañeros e influir en las decisiones que se tomen al interior de las aulas. “Muchas veces no nos tienen en cuenta a los estudiantes, solo toman las decisiones y nos informan después. Yo creo nosotros podemos hacer propuestas para construir entre todos el colegio que queremos”, aseguró la joven. Pero sabe que para lograr tal objetivo, el trabajo es de largo aliento. La razón: el desinterés de muchos de sus compañeros por lo que sucede en la institución. “A pocos les interesa lo que pase en el colegio, muchos van porque tienen que ir y así no deben ser las cosas”, señaló un poco molesta. Por ahora los contralores están enfocados en conocer cómo hacer veeduría sobre los recursos y desarrollo de los restaurantes escolares, para que este programa cumpla la misión por el cual fue creado. Mientras Estefany y sus demás compañero continúan con sus capacitaciones, también van consolidando una gran amistad. “Estamos trabajando muy duro, pero también pasamos bueno, ya somos muy buenos amigos. Somos una gran familia”, la gran familia de los Contralores Escolares de Itagüí.


CONTROL ITAGÜÍ

Contraloría Al Día

Nuestro Contralor Municipal, doctor Luis Fernando Zuluaga Gutiérrez, viajó a Bogotá como representante del Consejo Nacional de Contralores, para reunirse con congresistas de la República y analizar el proyecto de acto legislativo que pretende modificar el artículo de la Constitución Política 272, y lograr que los entes de control obtengan mayor independencia.

6

Según el Contralor Municipal, actualmente los entes de control, están siendo controlados por los entes auditados, lo que genera un alto riesgo para lograr los objetivos misionales. Entre las propuestas están la asignación de un porcentaje fijo del presupuesto municipal para los órganos de control y evitar que éste dependa de la voluntad del gobernante de turno. Además, se pretende que los periodos de los contralores sean intermedios a los de alcaldes y gobernadores, es decir, que el contralor estaría durante los dos últimos años de una Alcaldía y los dos primeros de la siguiente. Así mismo, se busca aumentar las inhabilidades para los contralores, quienes no podrían ser elegidos si hicieron parte de los cuadros directivos de los partidos políticos o si tuvo algún vínculo contractual con el gobernante de turno. Solo queda esperar que los congresistas apoyen la iniciativa y que la lleven a discusión dentro del Capitolio en sus dos cámaras. De ser así, el trámite podría tardar hasta un año para ser aprobado, pero los resultados garantizarían un mayor y mejor control fiscal de los recursos públicos.

suscripción de convenio interadministrativo con la Contraloría General de Antioquia con el cual se permite el uso a perpetuidad de la herramienta informática GESTIÓN TRANSPARENTE desarrollada por el ente de control departamental. Dado el enorme crecimiento de los retos estatales en el propósito del cumplimiento de sus fines esenciales, las entidades dedicadas al control han venido experimentando un aumento exponencial en la cantidad de información que se expone a su examen, generando ello congestión en el desarrollo de su actividad misional. Por ello la Contraloría Municipal de Itagüí logró dar el primer paso en la consolidación de la nueva estrategia de control fiscal en línea a través de la

Con ello se posibilita tanto la rendición de cuentas en línea por parte de los sujetos de control, como la ejecución y revisión de los procesos auditores en una plataforma digital con un alto contenido de seguridad y trazabilidad de la información, lográndose con ello efectivizar el sueño del control fiscal en tiempo real y su adecuada interacción con la comunidad a través de las publicaciones periódicas en las redes sociales de los desarrollos contractuales en la municipalidad y sus entes descentralizados.

La Contraloría Municipal de Itagüí impulsa su nueva estrategia de comunicaciones a través de las redes sociales facebook y Twitter, para tener una mayor interacción con la comunidad. Próximamente abriremos nuestro canal de YouTube y circulará la tercera edición del periódico CONTROL ITAGÜÍ. Los invitamos a que participen activamente de nuestra información y hagamos de manera conjunta, control de los recursos públicos.

CONTROL ITAGÜÍ

7

Itagüí ya cuenta con política pública del agua

D

urante dos años y medio integrantes de la corporación Casa La De Todos de Itagüí vienen trabajando en la construcción de una política pública que garantice el acceso y preservación del agua en el municipio. Con recursos autogestionados e impulsados por el amor al trabajo comunitario, recorren el corregimiento El Manzanillo identificando sus necesidades sociales y ambientales. Allí documentaron seis acueductos convencionales y 25 no convencionales, de los cuales se benefician por lo menos 2500 familias, aunque estos últimos sistemas provocan serias afectaciones a la salud (enfermedades cutáneas y gastrointestinales) puesto que el agua es almacenada en tanques y distribuida sin tratamiento previo. Además, con el agravante de que en varios sectores no hay alcantarillado. Por ello, a través de consultas, investigaciones, diálogos con la comunidad, trabajo de campo, foros, se llegó en septiembre de 2012 a la presentación del borrador de la “política pública y unidad de servicios públicos” para el municipio de Itagüí. Pero no solo el trabajo ha sido documental, esta ONG también construyó dos plantas de tratamiento alternativo de agua para las veredas El Pedregal y Olivares, gracias al apoyo de la empresa privada y la comunidad.

Fotos: Cortesía Corporación Cipas Iniciando el 2013 lograron que la Administración Municipal, el Concejo, líderes comunitarios y la ONG firmaran un pacto político para la aprobación de la política pública del agua, con el propósito de garantizar la potabilización, accesibilidad, conservación y preservación del recurso hídrico, así como la formalización del acueducto y la implementación del mínimo vital. Y es que con este punto se pretende que cada hogar pueda obtener hasta 6000 litros de agua potable mensualmente para su consumo de manera gratuita, aunque los estratos sociales más bajos serían los mayores beneficiados. Aunque Óscar Castro, presidente del Acueducto Comunitario Los Yepes, reconoció los avances con la construcción de dicho acueducto hace cuatro años, indicó que ya éste es obsoleto producto del crecimiento poblaciones. “El agua por lo general sale con pantano”, expresó el líder comunitario. Allí es donde adquiere más importancia esta iniciativa y eso lo sabe el

concejal Ignacio Usma, quien preside la comisión accidental que analiza la política pública. “Hemos sido muy permisivos para maltratar el recurso hídrico por parte de empresas mineras y ya es hora de cambiar esta situación”, indicó. Según la ONG, el corregimiento es declarado como estrella hídrica gracias a sus nueve microcuencas y las 15 subcuencas que por ahora han sido identificadas. “Es necesario realizar un estudio para determinar cuántos nacimientos hay en esta zona, pero también protegerlos. De eso depende el ecosistema del municipio”, advirtió Jair Ramírez Porras, integrante de Casa La De Todos. El pasado 29 de julio el Concejo Municipal aprobó la propuesta de manera unánime, por lo que ahora se está a la espera de que la Administración Municipal implemente la Política Pública de Agua y de esta manera, se garantice a las poblaciones, especialmente a las más vulnerables, acceder al recurso hídrico y mejorar notablemente su calidad de vida. Un logro del trabajo ciudadano.


SOLEDAD EN POLVAREDA

Rincón del poeta

Un viento gélido de desierto se desliza entre arenas movedizas, mis pisadas se hunden en la arena ardiente, una llovizna sombría se desplaza atrapada entre nubarrones de un color gris intenso, pronostica una noche fría, un hedor a muerte anuncia un nuevo sufrimiento, una soledad espantosa empieza a corroer mi sangre, oteo el horizonte con mirada larga y ancha, hasta perderse en el vasto horizonte, busco el verde intenso del oasis milagroso, una bofetada me aterriza cargada de soledad, diciéndome que todo es una falaz mentira, una sensación ajena de hombre desprovisto de alma y de cuerpo, me invade semejando remolinos de angustia, no quiero reconocer que estoy solo, un fragor de batallas recurrentes se arremolinan en las crestas de las dunas envejecidas con el paso del tiempo, me notifican un dolor que parecía muerto, no sé, si estoy despierto o en estado de dormancia, solo sé, que este dolor me acosa y me persigue calmo, mis desvaríos se revuelcan en el café intenso y desolado de este desierto infame y nebuloso a veces, estoy yermo, solo y tendido mirando un cielo teñido de un bruñido grisáceo, un temblor recorre mi cuerpo, una sensación de frio y de sed me anuncia que estoy empapado de dolor, trato de levantarme,

CONTROL ITAGÜÍ

8

mi torpeza me recuerda que estoy hecho de vil humano con su soledad a cuestas, busco desesperado el verde intenso que de vida a este cuerpo enjuto y helado presiento un ir y venir de sombras que cabalgan sobre mis hombros y me arrastran hacia el fin postrero. una pesadez intensa cual fardos de bultos campesinos inclinan mi cerviz, hacia ese suelo caliente y desalmado, estoy solo, muy solo, presiento que mis tiempos son atávicos, un remolino de arena reverbera en mi cerebro desgastado por el paso de los años, siento que flaquean mis piernas entumecidas, otrora fuertes y agiles, oh dueño de la vida y de la muerte, porqué no me tomas, porqué me castigas con esta longeva pesadumbre, si deseas mi vida te la entrego, no cabalgues con tus violentos rayos, cargados con tus cuentas, sobre mí ya marchito y ajado cuerpo, préstame tus alas y sibilino, enrumbaré mi espíritu sin boleto de regreso, hacia el más allá lejano, en donde viven las sombras, no te tengo miedo, ni a ti, ni al desgasto tiempo, otrora armonioso y serafín, y cargado de ilusiones, dejadme partir hacia tu espacio abierto, que el mío está vencido por el devenir de los años en esta tierra hispida y mancillada. TAVOSOR


Control Itagüí #1