Page 1

H

El Gorilita

ura単o

Una Fiesta Indigesta

por Alejandro Ayala Polanco IIlustraciones de Marjorie Valencia


H

El Gorilita

uraño Una Fiesta Indigesta por Alejandro Ayala Polanco (c) 2012, Alejandro Ayala Polanco Registro de Propiedad Intelectual: Nº 214191 Edición digital. Se permite su lectura exclusivamente a través del blog del autor: semillasveganas.blogspot.com Reservados todos los derechos de esta obra para el titular del Copyright. Ninguna parte de esta obra, incluido el diseño de la portada, puede ser reproducida, transmitida o almacenada de manera alguna ni por algún medio, ya sea electrónico, mecánico, químico, óptico, de grabación o de fotocopia, sin permiso escrito del titular del Copyright. Ilustraciones: Marjorie Valencia Fotografía: Macarena Muñoz

2


Huraño El Gorilita

Una Fiesta Indigesta

por Alejandro Ayala Polanco

E

rase un gorilita solitario, que nunca iba a las fiestas de sus amigos chimpancés. Por más que le insistían, por más que le aseguraban que podría comer tanta carne como quisiera, él siempre respondía lo mismo:: “No me gusta la carne, muchas gracias, prefiero mil veces mi frutita”

No podía ser de otra manera. Como muchos otros habitantes de la selva, el gorilita era vegano y nunca en su sano juicio se comería a otro animal. Pero un día de esos, cansado de que le dijeran que era un aburrido, el gorilita decidió asistir. 3


Tomó un buen puñado de sus frutas favoritas y se puso en camino a la arboleda -lugar donde se reunían los chimpancés a bailar con las manos en su cabeza y a saltar de un árbol a otro.

El gorilita era enorme, mucho más grande que un chimpancé, por eso es que no pudo evitar golpear su cabeza contra una rama, lo cual hizo que todos estallaran en risa.

Al verle llegar los chimpancés aulla- “Tan grandote que eres y no sabes ron de asombro. comportarte en una fiesta”, le decían. 4


El gorilita avergonzado ofreció en vano parte de sus frutas. Incluso algunas de las bananas cayeron rechazadas sobre su cabeza. Sin desearlo acabó siendo el payaso de la fiesta.

El sol siguió su curso y la tarde llegó a su fin. Los chimpancés comieron y comieron, incentivados por la presencia del gorilita, a quien no dejaron de instar a comer animales muertos. 5


“Hazte mono” le decían, pero el gorilita “tan astutos que son ustedes, que tansólo les sonreía y comía sus frutas. Era to se burlaron de mi, y sin embargo un gorilita muy humilde. aun no han aprendido a alimentarse como corresponde.” Tanto comieron y con tanta avidez que al poco rato muchos chimpancés comenzaron a caer al suelo, presos de un intenso dolor de barriga. “Ay, mi pancita”, repetían. Y pronto, sólo el gorilita seguía de pie. Comprendiendo que la fiesta había tenido un abrupto final, el gorilita emprendió el regreso a su casa. Esta vez sí bajó la cabeza para no golpearse con la rama y les dijo:

Fin 6


Alejandro Ayala Polanco Autor y reconocido expositor de derechos animales de Chile, ha propuesto un enfoque de transformación de conciencia en el abordaje y comprensión del veganismo. Creador de Homo Vegetus, el año 2002, de la Fonda Vegana del Huaso Vegetariano, el año 2006, y de la serie de cuentos Semillas Veganas, el año 2008.

7


H

El Gorilita

uraño

Una Fiesta Indigesta por Alejandro Ayala Polanco Ilustraciones de Marjorie Valencia

Homo Vegetus La serie de El Gorilita Huraño muestra los diversos desafíos que debe enfrentar un gorilita que vive en una aldea de chimpancés. Contacto: supervegano@gmail.com Más informaciones en: www.homovegetus.cl

Una Fiesta Indigesta  

Los cuentos de El Gorilita Huraño muestran los diversos desafíos que debe enfrentar un gorilita que vive en una aldea de chimpancés. http://...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you