Page 1

Mesa de noche

Aleja P.Caballero


Mesa de noche 2018 Aleja P. Caballero. Impreso en: Bogotรก Colombia

Todos los derechos reservados


“Amo todas las cosas, no porque sean ardientes o fragantes, sino porque no sé, porque este océano es el tuyo, es el mío: los botones, las ruedas, los pequeños tesoros olvidados, los abanicos en cuyos plumajes desvaneció el amor sus azahares, las copas, los cuchillos, las tijeras, todo tiene en el mango, en el contorno, la huella de unos dedos, de una remota mano perdida en lo más olvidado del olvido.” Pablo Neruda


Este libro es una recopilaciĂłn de dibujos y poemas de cosas que se encuentran en una mesa de noche y otros espacios Ă­ntimos; objetos personales que traen a la memoria recuerdos de hechos, lugares y personas.


La Toalla PĂŠtalos rojos de terciopelo se deslizan por el cuerpo. desearĂ­a tus manos tibias; una caricia que alivie este dolor que hiere como una llama, una daga.


El pocillo El Pocillo de Winnie pooh tiene una grieta, un poco de labial, un poco aguadepanela. Tiene la oreja rota, y un oso amarillo estampado unas abejas que le persiguen en busca de un poco de miel,un poco de aguadepanela.ยกQuizรก!


La cuchilla de afeitar Preparo mi cuerpo. Al suelo cae la ropa; la blusa, el brassier, los cucos. Al frente el espejo, la boca, la ansias, el exfoliante con aroma a naranja para suavizar la piel. La entrepierna se despoja de los cabellos que la ocultan.


El Briquet Quémame para recordar tu boca ácida, repleta de humo y licor. Quémame con el cigarrillo que fumas después de cenar. Y al terminar veámos el fuego arder a través de este briquet.


El peine

Tengo un peine morado con dientes imperfectos con marcas que los aĂąos han dejado impresas. Con cabellos entrelazados con el mango un poco mordido, con manchas de tinte rosado y un nĂşmero desvanecido.


Cepillo de dientes Olvidé el cepillo aquella noche, como si quisiera quedarse un poco más en ese lugar. En el baño, en tu casa; donde compartimos, el sabor mutuo de nuestras bocas, una tarde de cigarrillos, tomates y champiñones.


El brasier Desabrochó el brasier rosado dejó al descubierto sus pechos pálidos, sus lunares como constelaciones; del cuello al ombligo. Ella descubrió su piel morena y un símbolo indecifrable en tinta negra.


Las Medias

Uno, dos, tres pasos, voy caminando descalza. ¡Ponte las medias, que hace frío! ¡No tengo frío! respondo. Segundos eternos, te pones los zapatos; coleccionas muchos de ellos. Vamos por algo de comer!


Continuarรก... En el segundo cajรณn.

Mesa de Noche  
Mesa de Noche  
Advertisement