Page 406

Atribuciones académicas y autoeficacia en alumnos de nivel medio

en tareas de uso de nuevas tecnologías

gran mayoría del grupo estudiado, basados en características de las Tic y en su capacidad e interés, se ven a sí mismos como capaces, lo que generaría buena predisposición y una base positiva para la autorregulación del aprendizaje en tareas con nuevas tecnologías. Si bien las creencias de autoeficacia son específicas por dominio, pueden cambiar según nuevas experiencias y según la percepción del alumno acerca de la calidad del ambiente de aprendizaje. Es decir que ante nuevas situaciones de tareas con nuevas tecnologías, los alumnos tendrían una base de creencias positivas, pero que también pueden modificarse según experiencias y percepciones del ambiente. En una situación distinta y desfavorable se hallan los alumnos que poseen creencias de autoeficacia negativa que, principalmente basados en que las nuevas tecnologías no les gustan, no se sienten capaces de realizar con éxito tareas con Tic. Este es un grupo que merece mayor atención y, tal vez, una intervención personalizada a fin de identificar las causas más profundas que pueden incidir en sus percepciones de capacidad limitada y, por ende, en su futuro académico. Pintrich y Schunk (2002) señalan que las atribuciones disfuncionales para la motivación pueden modificarse a través de programas que acentúen el valor del esfuerzo en los resultados académicos.

Hallamos también que el hecho de haber tenido dificultades en la realización de la tarea parece no estar relacionado con las creencias de autoeficacia negativas, ya que los 7 alumnos que manifestaron tener dificultades se consideran capaces de realizar futuras tareas con Tic. Consideramos a este dato como positivo, porque si bien algunos alumnos tuvieron dificultades, estas no los llevaron a considerarse incapaces ni les generaron un rechazo a realizar este tipo de tareas en su futuro. Finalmente, a modo de síntesis, podemos señalar que en los diseños educativos que involucren el uso de nuevas tecnologías, resulta ventajoso conocer por un lado, los usos habituales que los alumnos hacen de las tecnologías, tanto con fines personales como académicos, así como sus gustos, intereses y creencias respecto de los aportes de estos nuevos recursos para sus aprendizajes; y, por otro lado, las ENTORNOS VIRTUALES Y APRENDIZAJE

­|405

Chiecher entornos virtuales y aprendizaje  

Nuevas perspectivas de estudio e investigación

Chiecher entornos virtuales y aprendizaje  

Nuevas perspectivas de estudio e investigación

Advertisement