Page 1

CONOZCAMOS ALGO MÁS SOBRE LA GASTRITIS La razón por la cual se ha realizado este manual es para ayudarle a que tenga un mejor conocimiento de todo lo concerniente a la gastritis. Usted puede aprender a reconocer algunos signos y síntomas, que previamente pudieron haber pasado desapercibidos, de esta manera aprenderá a prevenir gastritis crónicas que pueden alterar su salud, su rendimiento físico y académico. Lo más importante es que a partir del conocimiento que pueda aprovechar de este manual, usted pueda desarrollar estrategias de prevención consiguiendo disminuir los molestos síntomas de la gastritis. DEFINICIÓN El estómago está cubierto de una membrana mucosa que resiste muy bien los ácidos y enzimas que el mismo segrega para digerir los alimentos. A pesar de esa resistencia, la mucosa se puede irritar o inflamar por diversos motivos. A esta inflamación se le llama gastritis. CÓMO SE MANIFIESTA? Las manifestaciones clínicas son inespecíficas, generalmente comienzan con pérdida del apetito, náuseas y vómitos ocasionales, mareos y sensación de ardor o quemazón en el abdomen. En algunos casos, no manifiestan síntomas y se presenta como un cuadro de hemorragia digestiva, con eliminación de sangre por la boca o de heces oscuras. Las pérdidas de sangre pueden ser no evidentes y con el tiempo ocasionan un cuadro de anemia.

También puede aparecer distensión del abdomen, eructos, pesadez luego de las comidas y mal sabor en la boca. CAUSAS DE LA GASTRITIS


La gastritis puede tener un origen bacteriano, la mayoría de las bacterias no resisten la acidez del estómago pero algunas sí, por ejemplo la "helicobacter pylori". También puede ser producida por cualquier clase de irritante químico, térmico, mecánico o bacteriano que pueda ser ingerido por la boca. Las más frecuentes son los alimentos y bebidas extremadamente calientes o fríos, los picantes, las salsas, las especias tipo mostaza, así como algunos medicamentos como la aspirina y los antiinflamatorios. Otra causa de la gastritis es el estrés. SINTOMATOLOGÍA Los síntomas de la gastritis varían según sea su origen. En términos generales se siente molestias vagas en la parte alta del abdomen y digestiones pesadas o indigestiones. Otras veces se sienten nauseas leves y ardor. El término de gastritis se suele utilizar erróneamente para todas aquellas molestias vagas del estómago mientras que no existe realmente una inflamación crónica de la mucosa. Para diferenciar debidamente la gastritis de puras molestias funcionales del estómago es necesario realizar una gastroscopia que consiste en introducir un tubito (endoscopio) por la boca para examinar por imagen el estómago. TRATAMIENTO El tratamiento de la gastritis depende de su causa: con antibióticos si la ha provocado una bacteria; controlando la enfermedad subyacente o la lesión que ha provocado el estrés o administrando antiácidos si se trata de una gastritis erosiva. El tratamiento básico para todo tipo de gastritis es la dieta; el abandono total del tabaco y el alcohol . CUIDADOS CON LOS ALIMENTOS La dieta se considera como uno de los factores claves para mejorar la aparición de la sintomatología, es necesario tener en cuenta que se debe llevar un adecuado control con el consumo de alimentos.


Leche y lácteos: No se recomienda la toma frecuente de leche entera, ya que crea acidez a las 2 ó 3 horas tras su ingesta. Es preferible consumir leche (descremada o semidescremada) u otros lácteos poco grasos (queso fresco, yogur bajo en grasa). Carnes, pescado, huevos y sus derivados: Carnes con poca grasa, pescado, huevos revueltos o enteros preparados en agua, pollo si piel, suprimir los embutidos y toda clase de carnes frías o ahumadas. Verduras y hortalizas: Todas (cocidas enteras y en ensalada), salvo las productoras de gases como: brócoli, coliflor, pimentón, pepino, repollo, coles, cebolla, puerros. Frutas: Frescas maduras no ácidas, licuadas en jugos, en compota o en puré. Cereales y derivados: preferir los productos integrales. Bebidas: Consumir abundante agua, los caldos deben ser desgrasados, y preparar infusiones suaves como las aromáticas. Grasas: Aceite de oliva y semillas (girasol, maíz, soja...), mantequilla y margarinas vegetales, mayonesa ligera. RECOMENDACIONES DIETÉTICAS •

Llevar a cabo una alimentación lo más variada posible, excluyendo temporalmente aquellos alimentos que crean molestias y los que aumentan la acidez o irritan la mucosa gástrica.

Distribuir la alimentación en cinco o seis comidas al día: desayuno, almuerzo y comida como las principales, acompañadas de media mañana, algo y merienda como entrecomidas .

No hacer comidas abundantes y pesadas.

No tomar bebidas con gas.

Preferir aquellas técnicas culinarias que menos grasa aportan a los alimentos: cocido o hervido, vapor, plancha y horno

Comer en ambiente relajado, tranquilo y masticar bien los alimentos.

Dejar de fumar, ya que el tabaco irrita la mucosa gástrica y aumenta la acidez.

carta gastritis  

carta gastritis

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you