Page 11

Vibrante, colorido, especial: estas son algunas de las palabras que vienen a la mente al ver la obra de Anna Alvarado. Pero esas palabras podrían usarse también para describir a la artista. La pasión y entusiasmo de Anna se evidencian cuando ella habla sobre su trabajo y proceso creativo. Desde muy temprana edad fue una artista incipiente: "Comencé a dibujar de niña. En la escuela, había una profesora de arte que era muy dura conmigo, pero solo porque veía potencial". Más tarde, decidió formalizar su educación en el Art Institute of Seattle. Aunque manejar las demandas de su carrera junto con el intenso currículo de su programa fue complicado, valió la pena. "Me encantó; no dormía. Era difícil, pero me perdía creando y haciendo arte".

Su incursión en el mundo del arte se pospuso al quedar embarazada de su primer hijo. Mientras se enfocaba en la crianza de su joven familia, su pasión artística permaneció latente, hasta que un día su hijo la desafió a dibujar una pieza, y “... de repente, me perdí de nuevo en el trabajo. Creo que pasé 6 o 7 horas trabajando en esta pieza. Olvidas lo que se siente perderte en tu arte. Sentí que recuperaba mi voz”, recuerda Anna. Anna regresó a Los Ángeles, donde creció. Su arte también ha recorrido un trayecto interesante. A medida que descubría su medio preferido -marcadores permanentes de varios colores sobre madera-, sus obras incorporaban las imágenes icónicas y simbolismo de la cultura hispana y chicana. Su trabajo ha aparecido en varias publicaciones, como Latina y Cosmopolitan Latina, y ha sido admirado en varios espacios y galerías en Los Ángeles, Nueva York y también en destinos internacionales. Anna ha usado su trabajo para bendecir las vidas de otros, donando sus piezas y beneficiando a varias organizaciones sin fines de lucro y organizaciones benéficas locales. “Me apasionan las causas, especialmente las relacionadas con la tutoría de niños y adolescentes, y ayudar a los inmigrantes. Me gusta donar a organizaciones benéficas que son más locales y que tal vez no reciban tanta atención como una organización benéfica nacional”, explica Anna. Para ella, enviar su arte al mundo no se trata solo de recaudar dinero, sino también de enviar energía positiva. “Pongo mucho de mí en mi arte y lo que creo es intencional, personal, y trato de transmitir esa energía positiva a través de mi arte “. A pesar de la inmensa felicidad que su arte le ha brindado cuando se le preguntó sobre su ALEGRIA, Anna dice que ha sido su familia: “Cuando pienso en mi arte, realmente es mi familia y el amor y el apoyo que me han brindado lo que me ha mantenido en marcha. Son mi fuente de inspiración y ALEGRIA constantes “.

WINTER

11

Profile for ALEGRIA Bilingual Magazine

ALEGRIA LAtinas Giving Back  

ALEGRIA LAtinas Giving Back  

Advertisement