Page 1

Corporación y Café Otra Parte Un lugar para la lectura cultural

En un día soleado como lo fue ese lunes, quise salir a investigar y conocer más profundamente sobre aquella casa cultural que es bastante representativa para Envigado, que tiene por nombre la Corporación Otra Parte, que se basa en la vida y obra del escritor y filósofo Fernando González. No me encontraba sola, pues sabía que aquel lugar era cálido y que no sólo era la oportunidad de ir a entrevistar y preguntar por las actividades que allí ofrecían, sino por quedarme tomando un café y compartiendo de ese bonito lugar con alguien especial. Hace dos años habitaba frecuentemente el lugar con amigos, pero jamás me preocupé por conocer sobre la historia de ese famoso personaje envigadeño, sólo hasta este momento que lo necesité. Al pensar un tema para la crónica, yo deseé algo cercano, algo que en realidad me gustara y de lo que no tuviera mucho conocimiento, y fue en ese instante cuando ese lugar lleno de cultura e historia pudo llegar a mi mente. Cuando llegué a Otra parte eran cerca de las 2:00 p.m. una hora en la que no se encuentran muchas personas en el lugar, pues se notaba vacío y silencioso, pero al mismo tiempo personas escuchando música, leyendo libros, conversando, caminando y tomando fotos. Me destiné a entrar primero a la casa museo, donde se encontraban cerca de cuatro turistas y la coordinadora cultural del lugar, Lucía Estrada. Esperé un momento para que terminara con las personas que visitaban la casa de Fernando González y luego me atendiera. Al desocuparse ella me atendió muy gentilmente, y sin preguntarle nada ella comenzó hablar apasionadamente de su trabajo y de lo que consistía ese bonito lugar del que no recordaba con exactitud, pues lo vi con más naturaleza, con más vida y mucho más organizado. Lucía comenzó hablándome de que esta Corporación era una identidad sin ánimo de lucro, que no recibían ningún apoyo del municipio, ni del gobierno, ni de nadie, pero de igual manera lo importante no era el dinero sino el objetivo que es poder preservar y difundir el legado vital y filosófico de Fernando González. La coordinadora me siegue contando más del inicio de este lugar, el cual fue creado el 10 de abril de 2002, por el hijo menor del maestro, Simón González


Restrepo, en donde el principal propósito es llegar a convertir la Casa Museo en un centro cultural con proyección internacional y poder preservar esta área como jardín de beneficio a la comunidad y al medio ambiente. Lucía nos cuenta que este proyecto de hacer la Casa Museo era un sueño importantísimo para el “Brujo Otra Parte” así lo llamaban, pero que lastimosamente él enfermó con gravedad y el proyecto fue suspendido. Tiempo después su hijo comenzó hacer esta obra algo real, en una institución que le da un gran sentido al municipio de Envigado. Para la Corporación al principio fue difícil tener todas las obras de Fernando González ya que debían de pedir constantemente permisos para publicar sus poemas, sus libros e historias, pero hace algunos años Lucas González, nieto del escritor tiene los derechos de autor de su abuelo y Otra Parte puede publicar sus obras con más agilidad. Lucas González actualmente hace parte de la junta de la Corporación ya que él junto al resto de los veintidós empleados desean crecer y hacer parte de este sueño. “Tenemos como meta crecer en estructura y aquí en este lugar pretendemos tener un auditorio, una biblioteca y una espacio galería”, así lo afirma Lucía.

Un café muy cultural La Corporación Otra Parte no sólo cuenta con una casa vieja pero muy bien mantenida del maestro Fernando González, sino que cuenta con un acogedor espacio al aire libre para estudiar y tomar un buen café. Cuando salí de la oficina de Lucía Estrada no podía irme sin pedir un café y poder conversar con otra persona acerca de este lugar. Cuando me senté en una mesa pude darme cuenta que aún estaban los mismos jóvenes que cuando entré. Los jóvenes se encontraban en un plan de estudio muy ameno, cosa que me parecía bastante agradable, ya que pienso que no escogieron mejor lugar que éste para estudiar y compartir entre ellos. Hacía el otro lado se encontraba un señor en un computador y con audífonos, yo no sabía quién era, como mi novio me acompañó, él me dijo, “mira ese es un productor de cine chileno”. Este personaje me afirmó con más fuerza lo rico que era estar en aquel lugar, pues así quede al lado de la avenida del Poblado no se escuchaba el ruido de los carros, por el contrario en este lugar sólo había protagonismo para el viento, la naturaleza y la música suave y clásica que por lo general ponen en el Café de Otra Parte.


El Café Otra parte comparte el mismo espacio con la librería, una buena estratégica para tomar café y leer un libro en un buen lugar. Estos dos lugares llevan aproximadamente seis años de darle atención al público. Para mí era de gran importancia preguntarle a un visitante porqué venía a este lugar, qué era lo que le llamaba la atención, y me le acerqué a un joven universitario que se disponía entrar en el son de la lectura. Su nombre era Ricardo Sánchez, un poco tímido para mi forma de ser, pero de igual manera charlé con él unos contados minutos. Empecé contándole mi propósito en el lugar y en su rostro sabía que sabía que le haría preguntas, fue amigable y directo. Para Ricardo la Casa Museo y el Café Otra Parte es uno de sus lugares favoritos, cuenta que varias veces en la semana visita el lugar ya sea solo o acompañado por sus amigos. Él afirma que es un lugar para diferentes actividades, ya sea para estudiar un examen en compañía de un café con amaretto o tardear con sus amigos con unas cervezas, es un lugar que propicia la calma por sus zonas verdes. También me contó que las personas que van son relajadas, tranquilas, personas que acaban de salir de trabajo y quieren “desestrezarse” de sus oficinas y del diario vivir. Al alejarme de Ricardo de inmediato el sacó sus apuntes, sus cuadernos y de una forma inmediata y tranquila pudo concentrarse y hacer sus deberes. Actividades Otra Parte Para la Corporación es de vital importancia atraer gente para cumplir con su objetivo de preservar y difundir las obras del escritor Fernando González, para ellos cuentan con actividades artísticas lo que hace que la Casa Museo crezca como patrimonio cultural del municipio. Al entrar a la Casa Museo pude observar una mesa con bastantes boletines y agendas que decían las actividades con sus respectivas horas y claro está para todas es entrada libre. La Corporación ofrece, proyecciones de cine, espacios literarios, conciertos, conferencias, cine para niños, visitas guiadas, beneficios en materia de espacios y logísticos para talleres y otros grupos de formación. Que claro que esta Corporación cada vez está siendo más fuerte en el municipio y que próximamente podrá cumplir su meta de hacerse conocida por el resto del mundo.


Al terminar de investigar, charlar con personas que allí se encontraba y tomar un café tuve que irme y de inmediato el sonido y el color de la ciudad cambio, ya se sentía un fuerte sol, el humo y la contaminación; a las personas nos falta un poco más de cultura. “A mis jóvenes les ofrezco la cultura. Los haré dueños de los métodos, de sí mismos. Sus personalidades serán sus instrumentos. Los honores les vendrán de dentro para afuera. En una palabra, serán cultos, dueños de todo, porque poseerán el método. Sus cuerpos y sentimientos les obedecerán como autómatas. Unos serán místicos, solitarios; otros serán conductores y podrán alegrarse y alegrar, entusiasmar y entristecer a los demás”.

Corporación y café Otra Parte  

Final de Periodismo Digital