Issuu on Google+

o ño Otpara Revista de distribución gratuita - Año 9 - Nº 61 - Mayo 2013

Jugar

Esta revista es posible gracias al auspicio

del Gobierno de Mendoza


r o t i i a d l E

Staff Editor Responsable: Editorial Abracadabra Directora: Jimena Garay Ilustración y Diseño: María Victoria Caruso Redacción y producción peridística: Prof. Silvina del Pópolo, Fernando Gabrielli Comercial y Publicidad: Laura Frías RR PP: María Inés Hernández Colaboradores: Departamento de Educación para la Salud, Gob. de Mendoza; Mgster. Ana Alejandrina Villegas, Lic. M. Alejandra Carrizo, Dr. Luis Agüero, Maurice Sendak, Laura Estévez , Pedro Pablo Sacristán Si querés anunciar comunicate: Laura Frías. Tel . 0261-154 532 880 laura@abracadabrarevista.com.ar ventas@abracadabrarevista.com.ar Si querés contactarte con nosotros: 0261-155 672 232 || 0261-155 039 819 info@abracadabrarevista.com.ar

Ingresá a nuestra web

vas a ver nuestros últimos números y los suplementos de eventos y fiestas infantiles, además de toda la información que necesites.

www. abracadabrarevista .com.ar

ABRACADABRA FUE DECLARADA

DE INTERÉS EDUCATIVO

POR LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA AL RECIBIR EL

PREMIO PREGONERO 2011

POR FOMENTAR LA LECTURA EN LOS NIÑOS. RES. 481/11

Abracadabra también fue DECLARADA:

DE INTERÉS EDUCATIVO

Queridos lectores: Los avances tecnológicos de los últimos tiempos han ayudado a facilitar nuestras vías de encuentro, han multiplicado los canales de comunicación y nos han permitido a estar más cerca. Como cada recurso, la tecnología, puesta al servicio de las personas es una herramienta valiosa si sabemos sacar lo mejor de ella. Por este motivo es que desde Abracadabra

estamos intentando acercarnos a nuestros lectores a través de las redes sociales, brindándoles consejos, información y acompañándolos también desde este espacio. Les dejamos entonces la inquietud de “dialogar” con nosotros y con otros lectores, de “gustar” de nuestras acciones y de enriquecernos con sus comentarios. ¡Los invitamos a encontrarnos! facebook.com/revistaabaracadabra

POR LA DIRECCIÓN GENERAL DE ESCUELAS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA - RES. 0425/09

DE INTERÉS LEGISLATIVO POR LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA - RES. 1384/08

DE INTERÉS PROVINCIAL POR LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA - RES. 428/12

REVISTA MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE EDITORES DE REVISTAS www.learevistas.com

Abracadabra, la revista de chicos para grandes!® es una publicación mensual de distribución gratuita. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación, aún mencionando la fuente, sin autorización de la dirección. Abracadabra no asume responsabilidad alguna del contenido y los resultados de los avisos publicitarios en la presente edición. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 5.019.642.

2

3


l

2

3


Mimos para el alma

Noches de sueños

compartido a m a c La

r a i l i m a f

LAS NOCHES DE “CAMA FAMILIAR” SUELEN CONVERTIRSE EN “PESADILLAS” PARA LOS PAPÁS QUE QUIEREN PERO SIENTEN QUE NO PUEDEN REVERTIR ESTA SITUACIÓN. ¿ES UN ERROR DEJAR QUE LOS NIÑOS DUERMAN EN LA CAMA DE LOS PADRES? Los hábitos y rutinas del sueño, incluida la práctica de dormir niños y padres juntos, tienen que ver, como la lactancia, con la crianza y son temas muy interrelacionados. Orientar a los niños en la adquisición de habilidades para comer, controlar esfínteres, adquirir ritmos de sueño o ayudarles a establecer límites y niveles de responsabilidad,

son elementos necesarios para su propia seguridad y para su integración social. La presente revisión se centra en dos temas que levantan polémica en el ámbito de la crianza: la llamada “cama familiar” o compartir cama, y las prácticas de adiestramiento del sueño de los niños.

El hábito de dormir en la cama con los padres, suele forjarse desde el período de amamantamiento, ya que levantarse varias veces por la noche es agotador, por lo cual la madre opta por dejar al bebé en su cama y amamantarlo mientras duerme. Sin embargo, esta acción deja fijado un patrón que puede reflejarse negativamente en su desarrollo futuro. Pero simplificar un asunto en exceso no ayuda a aclararlo, ya que no es igual “toda la noche” que “una parte”, ni “a veces” que “casi siempre”, como tampoco es lo mismo hasta los dos años que hasta los cuatro o los cinco, o que ambos padres estén de acuerdo o que uno se lo imponga al otro, etc.

acudir cada noche a la cama de los padres? Lo que ocurre es que éstos deben preguntarse qué los motiva a permitirlo. Y no será raro que se encuentren con que hay un problema en su relación de pareja y que, aunque sea inconscientemente, están utilizando al pequeño como parapeto para no afrontar cara a cara una intimidad que es conflictiva.

Veamos cuál es la argumentación clásica acerca de este asunto. Se ha venido manteniendo la conveniencia de que el chiquito tenga, desde el primer momento, un cuarto para él, incluso desde el primer día de vida, aunque el tiempo estimado como más adecuado es a partir de los primeros meses. No obstante, se admiten excepciones, siempre que se trate de eso: excepciones. Por ejemplo, cuando el pequeño está enfermo o ha tenido un mal día.

Un padre o una madre que recibe a su hijo cada noche en su cama (o se va a dormir con él) puede estar confundiendo las necesidades de afecto de su hijo con las suyas propias y utilizarlo como sustituto de un afecto que no es satisfactorio con su pareja.

Adiós a la intimidad de la pareja Pero, ¿qué ocurre cuando la excepción se convierte en hábito y el niño empieza a

Sin duda, no hay intimidad posible para una pareja con un niño compartiendo el lecho. Es más, algunas veces éste puede estar llenando el hueco de un fracaso afectivo. Piénsese en esos casos en que no sólo el niño va a la cama de los padres, sino que uno de ellos se va a dormir a otra cama.

Las cosas pueden ser aún más complicadas cuando, por la razón que sea (separación, viudez, abandono, madres solteras), no hay un padre en el hogar. Si una madre comparte el lecho con su hijo para llenar el hueco afectivo motivado por la ausencia de pareja, puede dañar seriamente la evolución afectiva del niño, impidiéndole independizarse 4

5


y romper la simbiosis, es decir, el simbólico cordón umbilical que aún une a los bebés con sus madres. Al no soltar a su hijo está confundiendo las necesidades del pequeño con las suyas, y las consecuencias para la maduración emocional de aquél pueden ser graves. También puede darse la situación de que sea sólo uno de los padres el que permite y alienta la presencia del pequeño en su cama, ante el malestar del otro, que siente así arruinada su intimidad. Algunos trucos para tener en cuenta a la hora de “dormir solitos” Es importante que el niño tenga para dormir, una rutina que le de seguridad de lo que va a pasar y entender, que la confianza se basa en la relación padres-hijo y no en la proximidad. La rutina para dormir puede iniciarse con 1 hora de anticipación, comenzando por la cena, el baño, lavarse los dientes, leer un cuento, decir “buenas noches”... Esta rutina debe hacerse siempre en el mismo horario, así el niño ya sabrá de antemano las cosas que debe hacer y las cosas que se esperan de él.

4

Si el niño se despierta por la noche 5

porque tuvo una pesadilla, lo mejor es tranquilizarlo hablándole y explicándole que fue sólo una pesadilla. No es recomendable sacarlo de la cama, sino más bien estar cerca de él hasta que se calme (no por el resto de la noche). Debemos apuntar a que nuestro hijo aprenda a vencer sus temores enfrentándolos por sí mismo. Si “visita” la cama de los papis, debemos enviarlo de vuelta cuantas veces sea necesario. No es imperioso decirle nada, simplemente llevarlos otra vez a su cama. La postura segura y sostenida del adulto frente a estas sugerencias será de ayuda a la hora de transmitir al niño que estamos en el camino adecuado, tal vez no en el más fácil, pero si en el que nos llevará a una mejor convivencia. Mgster. Ana Alejandrina Villegas Lic. en psicología. Mag. En Clínica Mat. 1178


n o t c a c u t s o y o j i h i M l m u n do

Sana, sana

con e

T.G.D. CONOZCAMOS UN POCO MÁS PROFUNDAMENTE ESTE TRASTORNO Y SUS INDICADORES

¿Qué es el TGD? El TGD es un trastorno neurobiológico que afecta principalmente tres áreas del desarrollo: Área de la comunicación: verbal y no verbal. Área de la socialización. Área de la imaginación, creatividad y juego, lo que genera intereses restringidos y/o conductas repetitivas estereotipadas. Esto significa que las personas afectadas tienen, en mayor o menor grado, alteradas estas áreas. Todos los tipos de TGD suelen ser evidentes a la edad de 2-3 años, aunque algunos pueden detectarse desde los primeros meses. En general, los niños con algún tipo de TGD tienen dificultades para hablar, poco contacto visual, problemas con actividades que impliquen imaginación, juego simbólico y conceptos abstractos; dificultades para interpretar la conducta no verbal (expresiones, gestos, miradas, tonos de voz), rabietas, trastornos del sueño, problemas inmunológicos y gastrointestinales, hipo o hipersensibilidad a ciertos estímulos sensoriales, dificultades para jugar con otros niños así como dificultades para relacionarse con los demás, aunque sean miembros de sus propias familias. 6

7


¿Cómo lo reconocemos? El diagnóstico de este trastorno deberá realizarlo un profesional, pero es bueno tener en cuenta algunos signos importantes, que los papás perciben en sus niños pequeños, para intuir el TGD.

Camina en punta de pies. Está muy unido/a ciertos objetos. Pone las cosas en fila. Es hipersensible a ciertas texturas o sonidos. Tiene movimientos raros.

Dificultades en el área de comunicación: No responde a su nombre. No puede decirme lo que quiere. Está retrasado/a en su lenguaje. No sigue consignas. A veces parece oír y otras no. No señala ni saluda. Decía algunas palabras que ya perdió.

Así mismo, es posible establecer algunos indicadores que podríamos calificar como absolutos y que demandan una derivación inmediata: No balbucea a los 12 meses. No realiza gestos (señalar, saludar con la mano, etc.) a los 12 meses. No emite palabras sueltas a los 16 meses. Cualquier pérdida de cualquier habilidad social o lingüística a cualquier edad.

Dificultades en el área social: No presenta sonrisa social. Prefiere jugar solo/a. Busca las cosas por sí mismo/a. Es muy independiente. Tiene poco contacto ocular. Está en su mundo. No nos presta atención. No se interesa en otros niños.

6

Dificultades en el área conductual: Hace berrinches. Es hiperactivo/a, oposicional y no colabora. No sabe como jugar con los juguetes. Repite las actividades una y otra vez. 7

Es importante saber que el tratamiento temprano de este trastorno es muy beneficioso y favorece el pronóstico del caso. Por lo cual, es altamente recomendable la consulta inmediata a un especialista ante la aparición o detección de estos indicadores. Lic. M. Alejandra Carrizo Fonoaudióloga, Mat. 711 Postgrado en Lenguaje Infantil


a H

asma

e d s o blem

Educación emocional

VER A UN HIJO CON DIFICULTADES PARA RESPIRAR ES, SIN DUDAS, UNO DE LOS MOMENTOS MÁS DESESPERANTE PARA CUALQUIER PADRE. POR ESTE MOTIVO, PENSAR EN UN ATAQUE DE ASMA RESULTA TRAUMÁTICO. TRATAR ESTA ENFERMEDAD A TIEMPO Y MANTENER UNA CORRECTA MEDICACIÓN EVITA SUFRIR SITUACIONES DESAGRADABLES.

Para tener un control total de la enfermedad, el niño debe recibir el asesoramiento de un especialista, respetar el tratamiento indicado y vivir en un ambiente adecuado, que lo “aisle” de factores que pueden provocar un episodio de asma. ¿Qué es el asma? Ante todo debemos saber que el asma es una enfermedad de origen multifactorial (predisposición genética, ambiental e infecciones respiratorias durante los primeros años de vida) lo que hace que los bronquios (los tubos que trasladan el aire hacia dentro y fuera de los pulmones) se inflamen y se cierren. Hay que tener en cuenta que los niños tienen vías respiratorias más pequeñas que los adultos, lo que hace que el asma sea especialmente seria en ellos. Para entenderlo mejor hay que imaginar a

los bronquios como conductos por los que pasa el aire para llegar a los pulmones, que se asemejan a un árbol y sus ramas que se van dividiendo haciéndose cada vez más pequeños. Frente al asma los bronquios se inflaman, su calibre se reduce y el aire entra y sale con dificultad. Cuando la enfermedad está bajo control los bronquios están abiertos sin inflamación y el aire entra y sale sin inconvenientes. Otra característica de esta enfermedad es que puede aparecer y desaparecer a cualquier edad y su evolución ocurre por períodos más o menos prolongados de tiempo. Se calcula que en nuestro país alrededor del 13% de los chicos entre 2 a 14 años, desarrolla esta enfermedad, según cifras de la Sociedad Argentina de Pediatría. Como cualquier otra afección, el asma tiene síntomas que los padres deben tener muy en cuenta para realizar la primer consulta ante su médico de cabecera. En principio, los niños con asma pueden respirar con un silbido, tos, rigidez torácica y dificultad, especialmente temprano en la mañana o en la noche. Otra forma de detectar la presencia del asma es la aparición de episodios de tos con el ejercicio, el llanto o la risa. 8

9


Por último, hay que saber que los síntomas pueden ser esporádicos, estacionales o continuos dependiendo del grado y tipo de asma. ¿Cómo se puede controlar? Más allá de lo complicado de la enfermedad, el niño puede y debe desarrollar una vida completamente normal siempre y cuando lo controle con dos medidas sencillas: medicación adecuada y con el cuidado del medioambiente. Para conocer cómo puede vivir sin sobresaltos un niño asmático, hay que saber cuáles son los desencadenantes de una crisis. Infecciones respiratorias: frecuentes en niños pequeños que concurren a guarderías o en aquellos que tienen hermanos mayores.

8

. Situaciones emocionales: pueden desencadenar una crisis de asma las mudanzas, viajes, peleas, conflictos familiares o discusiones sobre el tratamiento en presencia del niño. A veces, algunos niños pueden reaccionar ante situaciones placenteras, tales como cumpleaños, visitas de amigos o campamentos. Hay que destacar que las situaciones emocionales no son el origen del asma, son factores que desencadenan una crisis de asma. 9

. Ejercicios: la práctica de deportes es importante para el desarrollo físico en general, del aparato respiratorio y para la autoestima del niño. El ejercicio físico debe realizarse con determinadas condiciones, por ejemplo, que antes de comenzar el niño haga precalentamiento (entre 6 a 10 minutos) y que la intensidad del ejercicio vaya aumentando en forma gradual. Algunos niños solo presentan asma durante o al finalizar el ejercicio. . Clima: es más común en algunas épocas del año, especialmente en otoño y primavera, pero los cambios climáticos bruscos y la mayor humedad ambiental pueden desencadenar una crisis asmática. Los tratamientos Para superar la enfermedad se recomienda mantener el asesoramiento de un profesional especialista en neumonología y, en especial, nunca interrumpir la medicación recomendada en caso de que se trate de pacientes graves. Está demostrado que la aplicación de medicamentos inhalados contribuye en gran manera a reducir los efectos del asma y hasta a eliminar la afección. En los casos de niños con asma moderada o severa, en los que la inflamación no

desaparece aún con síntomas poco aparentes, el tratamiento es continuo y se basa en la administración de medicación inhalada en aerosol o en polvo de corticoides. Para el tratamiento de la crisis asmática también se utilizan los broncodilatadores en aerosol por intermedio de aerocámaras, para ello es necesario un adecuado entrenamiento para lograr la mejor aspiración del medicamento. De este modo, se logra el mayor efecto terapéutico con menor probabilidad de efectos secundarios de la medicación. Cómo se administra un aerosol o aerocámaras - Insertar el aerosol con la válvula hacia abajo, dentro de la base posterior de la aerocámara y agitar varias veces. - Colocar la boquilla dentro de la boca o la mascarilla sobre la boca y la nariz. - Presionar el aerosol. - Inspirar y exhalar lentamente por la boca si emplea cámara bucal y por la boca y nariz cuando sea con mascarilla. Cuente en forma lenta hasta diez y esperar 1min para repetir la acción. Dr. Luis Agüero Jefe del Programa Provincial de Asma Infantil Tel: 449-2923


s o t n e u c s Lo de l a

Sana, sana...

ES INDUDABLE QUE UNO DE LOS TEMAS DE PREOCUPACIÓN EN LA EDUCACIÓN DE NUESTROS NIÑOS, ES LA NECESIDAD DE INCENTIVAR EN ELLOS EL AMOR POR LA LECTURA Y AYUDARLOS A SER COMPETENTES EN LA COMPRENSIÓN Y PRODUCCIÓN DE TEXTOS. Al investigar sobre este tema, descubrí que algunos especialistas proponen favorecer desde la primera infancia los dos aspectos mencionados anteriormente, a través de la siguiente estrategia pedagógica: comenzar por contarles, a los pequeños, “los cuentos que la abuela contaba”, pedirles luego que cuenten el cuento que escucharon y ayudarlos a completar su relato, si fuese necesario, en las partes que no lo recuerden. Este simple ejercicio, posterior a la narración, planteado de manera natural, como parte del momento que estamos compartiendo con ellos, se lo denomina re-narración o recuento. De esta manera, no sólo se logra fomentar el amor por la lectura, desarrollar la imaginación, la creatividad, la capacidad de

expresión, sino también afianzar el vínculo afectivo y la comunicación con ellos. Ejercitar el recuento, ayuda a incorporar el orden secuencial que tienen las historias. Este orden, favorece la apropiación de la coherencia que deben tener los textos, lo que permitirá que a la hora de inventar los suyos, estos exhiban la misma coherencia. Con el tiempo, la incorporación de esta coherencia textual se proyectará a otro tipo de textos y favorecerá su competencia en la comprensión y producción de los mismos. En homenaje a todas las abuelas, que sin saberlo inspiraron a importantes especialistas, en la elaboración de estrategias pedagógicas, me permito recordar que, el

Abuela

y el futuro de nuestros hijos

primer paso en mi formación como lectora fue dado en la etapa más genuina de mi vida, cuando tuve la suerte de conocer a una eximia narradora de cuentos: mi abuela, la cuentera. 10

11


Era como un ritual, venía a casa los jueves al mediodía y se quedaba toda la tarde. Después de almuerzo, a la hora de la siesta, ella se sentaba siempre en el mismo sillón, yo elegía sentarme en el piso, y ahí venía mi pedido: - Abuela ¿Me contarías un cuento? Un brillo de complicidad aparecía en sus ojos e inmediatamente después empezaba con el inolvidable: “Había una vez…” No recuerdo cuánto tiempo pasábamos las dos, ella contando y yo escuchando, hasta que me decía:- Bueno, Laurita, este es el último; pero jamás se hizo rogar para contar. Me parece que así como yo disfrutaba de escuchar, ella lo hacía al narrar. Y fue así como esta anciana, sin saberlo, me inició en el amor por la literatura y en mi formación lectora. Por todo lo dicho anteriormente, si alguna sugerencia puedo dar, para incentivar la lectura desde el hogar y ayudar a nuestros hijos en la comprensión y producción de textos, es contarles y leerles muchos y variados cuentos tradicionales y de autores, como así también los imaginados por los padres. Jugar con “volver a contar el cuento escuchado” (en este momento se podría incorporar la representación de los personajes e invitar a los chicos a realizar lo que 10

11

ocurre en el relato con el juego teatral) Esta maravillosa actividad, para compartir con los pequeños, debería extenderse durante la escolaridad primaria; por supuesto adaptando el tipo de lecturas y/o narraciones a la edad de los niños, ya que aunque ellos puedan leer por sí mismos, estas experiencias generaran en ellos una motivación afectiva hacia el acto de leer, para que el vínculo niño-libro dure toda la vida. “Cuando mi padre me leía, yo me recostaba sobre él y me volvía parte de su pecho o sus brazos. Y yo creo que los niños que son abrazados y sentados en las piernas -deliciosamente acariciados- siempre asociarán la lectura con los cuerpos de sus padres, con el olor de sus padres. Y eso siempre te hará lector. Porque ese perfume, esa conexión sensorial dura para toda la vida.” Maurice Sendak. Laura Estévez Prof. de enseñanza primaria y preescolar.


A divertirse

¡A divertirnos

co n l a

bandera galática! Esta es nuestra bandera galáctica. ¿Cuántas formas puedes encontrar en ella? Cuenta las formas que encuentres y escríbelas en las líneas debajo de cada una de las formas.

u k o d u S para niños

Completa cada espacio en blanco con los números 1, 2, 3 y 4 de manera que cada número aparezca sólo una vez en cada fila y columna. ¡A divertirse y desarrollar la inteligencia!

4

2 3

1

4 2

2

4 12

13


13

Respuestas Imagen 2 una de las ardillas esta en el piso / Imagen 2 el árbol verde redondo es más grande / Imagen 2 cambia la textura y el color del árbol fuccia / Imagen 2 desaparece en montoncito de avellanas del piso / Imagen 2 la ardilla de la izquierda del árbol solo tiene 1 avellana en su espalda / Imagen 2 hay una avellana menos de las que tiran del árbol / Imagen 2 cambia el color y textura de la cola de la ardilla del árbol

12

1

2

7 Diferencias

Encuentra las


clasi mágicos Si querés anunciar en esta sección o en el próximo Suple de Fiestas y Eventos, llamanos o escribinos

Tels.

¡ESE ES MI POLLO!

0261 154 532 880

almacén de cositas

m.ar info @abracadabrarevista.co

Seguinos en

email:

14

15


Má, me contás un cuento?

u b r l e e t s a d c e n un u N

Rinoceronte

Hubo una vez en la sabana africana, un rinoceronte con mal humor que se enfadaba muy fácilmente. Cierto día, una gran tortuga cruzó por su territorio sin saberlo, y el rinoceronte corrió hacia ella para echarla. La tortuga, temerosa, se ocultó en su caparazón, así que cuando el rinocerante le pidió que se fuera no se movió. Esto irritó mucho al gran animal, que pensó que la tortuga se estaba burlando, y empezó a dar golpes contra el caparazón de la tortuga para hacerla

14

15

salir. Y como no lo conseguía, empezó a hacerlo cada vez más fuerte, y con su cuerno comenzó a lanzar la tortuga por los aires de un lado a otro, de forma que parecía un rinoceronte jungando al fútbol, pero en vez de balón, usaba una tortuga. La escena era tan divertida, que enseguida un montón de monos acudieron a verlo, y no paraban de reírse del rinoceronte y su lucha con la tortuga, pero el rinoceronte estaba tan furioso que no se daba ni cuenta. Y así siguio hasta que, cansado de dar golpes a la tortuga sin conseguir nada, paró un momento para tomar aire. Entonces, al parar su ruido de golpes, pudo oír las risas y el cachondeo de todos los monos, que le hacían todo tipo de burlas. Ni al rinoceronte ni a la tortuga, que se asomó para verlo, les hizo ninguna gracia ver una panda de monos

riéndose de ellos, así que se miraron un momento, se pusieron de acuerdo con un gesto, y la tortuga volvió a ocultarse en el caparazón. Esta vez el rinoceronte, muy tranquilo, se alejó unos pasos, miró a la tortuga, miró a los monos, y cogiendo carrerilla, disparó un formidable tortugazo, con tan tremenda puntería, que ¡parecía que estaba jugando a los bolos con los monos burlones!. El “strike” de monos convirtió aquel lugar en una enfermería de monos llenos de chichones y moratones, mientras que el rinoceronte y la tortuga se alejaban sonriendo como si hubieran sido amigos durante toda la vida... y mientras le ponían sus tiritas, el jefe de los monos pensaba que tenían que buscar mejores formas de divertirse que burlarse de los demás. http://cuentosparadormir.com



Abracadabra 61 Mayo 2013