Page 1

a l día

82

Domingo 24 de febrero de 2013

Especial

viven en zozobra Los propietarios y administradores de residencias y moteles de la ciudad viven en permanente zozobra ante las amenazas y extorsiones de la delincuencia.

¡‘vacuna’ al sexo en Barranquilla! “B Reunión con las autoridades

Algo que dejó bien claro el presidente de Asoremo, Edgardo Montagut, es que los hampones no se meten con los clientes.

Domingo 24 de febrero de 2013

se van a dotar y proteger con tecnología de punta

a l día 95

Los agremiados en Asoremo piden sistemas de seguridad como botón de pánico y Avanteles para tener rápida comunicación con la Policía.

Ningún dueño o administrador de residencia o motel de la ciudad se ha salvado de ser víctima de los extorsionistas en los últimos dos años. Muchos prefieren no denunciar para proteger sus vidas y las de sus familiares. La situación es preocupante.

Arturo García Medrano, director de la Red de Apoyo de la Policía, y Edgardo Montagut, presidente de Asoremo, están coordinando una reunión con el comandante de la Policía Metropolitana y las autoridades civiles de la ciudad y el departamento en la cual se diseñará un plan preventivo que busque reducir y acabar con la inseguridad que está azotando a los dueños de residencias y moteles. La reunión será el 5 de marzo en la Gobernación del Atlántico.

ción que llamar a su jefe para informarle lo que está ocurriendo. “Hermano, sabemos que lo andan atracando y la cosa va a seguir. Si usted quiere que no lo sigan asaltando, contrátenos a nosotros, le brindaremos seguridad y nadie se meterá con su negocio”, le comunica el sujeto al dueño de la residencia. Esta es una muestra de las modalidades con las que integrantes de la banda criminal los Rastrojos están extorsionando a los dueños de residencias y moteles de Barranquilla. AL DÍA habló con el propietario de uno de estos establecimientos ubicado en el sector de las carreras 38 y 41 entre calles 42 y 45, quien por razones obvias pidió reserva de su identidad. “Nos mandan gente para que nos atraquen, luego llegan al negocio para ofrecernos dizque seguridad. Nos cobran en-

los delincuentes no se meten con los clientes

Especial

Fotos de Johnny Olivares

Dueños de residencias y moteles están siendo extorsionados

uenos días, una habitación con aire acondicionado y dos cervecitas, por favor”, le dice un hombre de aproximadamente 25 a 30 años, acompañado por una esbelta mujer de la misma edad, a la recepcionista de una residencia ubicada en la zona Centro de Barranquilla. “Habitación 217, sigan por el pasillo y suban a la izquierda”, le responde la diligente empleada a la pareja, entregándoles una llave. Al darles la espalda para seguir con sus labores, la recepcionista queda congelada al sentir en la nuca el frío cañón de un arma de fuego. “Quieta, quédese sana o le doy candela aquí mismo. Deme el billetico y cuidado llama a la Policía porque regresamos a entromparla”, le susurra al oido el sujeto que segundos antes le había solicitado un servicio de dos horas de habitación A la aterrorizada empleada no le queda más remedio que entregar todo el producido del día al delincuente, quien se marcha con la pistola al cinto y abrazando a la joven que le sirvió de compinche para cometer su fechoría. Al día siguiente, llegan a la misma residencia dos hombres en moto, vestidos con ropa deportiva y zapatos de marca. “Seño, necesitamos hablar urgente con el administrador o el dueño de la residencia. Dígale que es de vida o muerte”, le dice a la misma recepcionista que fue encañonada el día anterior uno de los individuos. “Él no está, pero si desea dejarle un mensaje, yo se lo hago saber”, responde la empleada. “Vea, dígale al dueño de esta 'erre' que necesitamos hablar con él. Llámelo y me lo pasa”, riposta el sujeto. A la trabajadora no le queda más op-

"Vamos a hacerle frente a las extorsiones de manera unida y con apoyo policial". Edgardo Montagut.

En esta foto ilustración se refleja el drama que viven diariamente los dueños de moteles y residencias de la ciudad.

tre 30 mil y 50 mil pesos mensuales. Así estamos todos los dueños de residencias del Centro de Barranquilla”, explicó el comerciante.

didas económicas estimadas en el 40 por ciento de los ingresos mensuales que ellos obtienen por su actividad comercial.

OTRA MODALIDAD

17 NEGOCIOS HAN CERRADO

Otra forma que usan los delincuentes para extorsionar a este gremio es llegarle directamente al dueño de la residencia para exigirle que les entreguen sumas que oscilan entre los tres y cinco millones de pesos, a cambio de no atentar contra su vida o las de sus familiares. “La semana pasada llegaron a una conocida residencia del Centro cinco tipos a bordo de una camioneta Toyota, armados con nueve milímetros y de una le pidieron al administrador del negocio que en tres días necesitaban cinco millones de pesos o de lo contrario volarían el inmueble. Estamos acorralados por esos bandidos”, indicó el propietario del motel, quien aseguró que si las autoridades no le ponen coto a esta problemática tendrá que cerrar sus negocios, en el cual laboran muchas personas que con su trabajo mantienen a sus familias. Así como se encuentra este pequeño comerciante, están cerca de 250 dueños de moteles y residencias de Barranquilla, atemorizados y extorsionados por delincuentes que dicen pertenecer a los Rastrojos.

SE ESTÁN ORGANIZANDO Edgardo Montagut Pérez, presidente de Asoremo.

Arturo García, director de la Red de Apoyo de la Policía.

Para el presidente de la Asociación de Residencias y Moteles de Barranquilla y el Atlántico (Asoremo) Edgardo Monta-

Arturo García, Edgardo Montagut y Marbel Ruiz, Directora Ejecutiva de Cotelco, analizaron el problema de las extorsiones.

Para recordar Las extorsiones al gremio de residencias y moteles de la ciudad comenzaron hace dos años”. edgardo montagut, pRESIDENTE de asoremo

gut Pérez, la situación es grave y delicada para este gremio. “Veinte moteles agremiados en Asoremo han sido víctimas este año de extorsiones. La mayoría de estos negocios funcionan en el Centro de la ciudad. Tenemos conocimiento de que 15 moteles ubicados en la vía a Juan Mina también han sido extorsionados este año”, explicó el dirigente gremial. El pago de extorsiones les acarrea a los dueños de residencias y moteles pér-

La situación es tan grave que en los últimos dos años, 17 residencias han tenido que cerrar sus puertas por el acoso de las bandas de extorsionistas, incluso tres dueños de estos negocios han debido abandonar el país para proteger sus vidas, reconoció el presidente de Asoremo. “Cuando un negocio cierra sus puertas muchas personas quedan cesantes. Eso genera desempleo, y a esta situación es la que está conduciendo la ola de extorsiones de las que estamos siendo víctimas los dueños de residencias”, acotó Montagut Pérez. Lo cierto es que además de pagar altas sumas de dinero por concepto de impuestos (cerca de 60 millones de pesos al año) los propietarios de este tipo de negocios se enfrentan ahora a las amenazas contra sus vidas si no pagan extorsiones. “No vamos a rendirnos fácilmente, esperamos el apoyo de las autoridades, porque nosotros brindamos un servicio, o es que alguien se imagina a una ciudad cosmopólita como Barranquilla sin moteles ni residencias. No queremos imaginarnos lo que ocurriría en los parques”, subrayó Montagut.

Por: Wilson Rodríguez E-mail: wilson.rodriguez@aldia.com.co Teléfono: 3715000 Extensión 507

VACUNA AL SEXO EN BARRANQUILLA  

La extorsión, un fenómeno que crece y preocupa a todos los sectores sociales y económicos de Barranquilla, llegó a los moteles de la ciudad....

Advertisement