Issuu on Google+

a l día

2 18

Viernes 1º de marzo de 2013

Cuento

en el clan de los 5 gotham_32

Te

Dibujo de Rubén Miranda

Efraín OrozcoSit estádoentre los más grandes Text_balcon do dolore dolum incilismúsicos nonsed de Soledad, junto a Pacho Galán,sequisit, Rafael Campo diam illam, velendre ex endiam, vulla alis Miranda, Acosta Cumbia soledeña. ea augaitAlci dolesse ectey lamagn.

‘El Mochilón’, obra cumbre de Efraín Orozco Araújo

un porro soledeño que tiene su sitial en América latina Cantos

A

que encantan

quel 6 de septiembre de 1946, Efraín Orozco Araújo estaba en la puerta de su casa, en el sector de la vieja Soledad, sentado en un taburete, como solía hacerlo todas las noches antes de irse a la cama. La luz pálida que desprendía la luna alcanzaba a darle un singular brillo perlado a su frente sudorosa. Tenía un pantalón azul oscuro, doblado hasta las rodillas. Sin camisa y descalzo, rasgaba melodías de su vieja guitarra. Desde la sala escuchó la voz autoritaria de su mujer, Virginia, recordándole que antes de acostarse debía buscar tres galones de agua para la cocina. No respondió. “Sabía mis obligaciones, pero en ese momento yo tenía una cita no programada con la musa, y no podía distraer mi atención. Así que seguí en lo mío”. Este fue el relato que Efraín Orozco nos hizo en junio de 2002, a propósito de los 55 años de la grabación de El Mochilón, su porro célebre y uno de los símbolos musicales de Soledad. Entretenido seguía Efraín Orozco, sacándoles notas a su guitarra, cuando fue saludado por un vecino, esposo de su prima Micaela. “¡Quihubo Orozco!”, le dijo el hombre que con paso presuroso avanzaba en mitad de la calle. En respuesta, Efraín le preguntó: “¿Pa’ donde va?”. “Pa’ la montaña”, contestó el marido de Micaela sin disminuir el paso. Las ramas de los árboles permanecían

Abundante descendencia El maestro Orozco procreó 15 hijos con diferentes mujeres; el mayor de ellos lo tuvo con Virginia Fábregas, su primera esposa. Con Teotiste Isabel Moreno, su última mujer, convivió durante 40 años. Tuvieron tres hijos.

Para recordar Con ‘El Mochilón’, mi repertorio colombiano que grabé con la Sonora Matancera obtuvo gran relevancia en Cuba”. nelson pinedo inmóviles, huérfanas de la menor ráfaga de viento. Orozco siguió con la mirada al hombre que lo había saludado. Llevaba una mochila colgando en sus espaldas y un tamborcito en las manos. “¡Eche! Pa’ cuál montaña irá ese loco, si aquí en Soledad no hay esa vaina. Pa’ donde él va queda el caño”, dijo para sí. Pero enseguida recordó que ‘La montaña’ es el sector donde residía un amigo suyo. “Pa’ la montaña”... Esa expresión quedó revoloteando en su mente. No había desaparecido el marido de Micaela en la distancia cuando de la nada se le ocurrió el estribillo que le daría inicio a la canción. Alumbra luna, alumbra luna, alumbra luna/ que ya me voy, pa’ la montaña.

¡Apúrate, Virginia!

Así fue como Efraín Orozco Araújo empezó a componer El Mochilón, que se convertiría en uno de los temas emblemáticos del folclor de la Costa Caribe. Eran pasadas las 9 de aquella calurosa noche septembrina cuando fue abordado por la musa. Lo primero que se le ocurrió fue llamar a gritos a su mujer. “¡Virginia,

Entre las múltiples versiones de ‘El Mochilón’ está una en ritmo de salsa con la Dimensión Latina.

El maestro efráin orozco araújo murió a los 83 años

Nació el 27 de diciembre de 1921 en Soledad. Allí mismo murió el 11 de julio de 2005. Su restos reposan en el Cementerio Municipal.

Cuento Te

Viernes 1º de marzo de 2013

el porro fue grabado en el sello seeco de nueva york

Un prolífico compositor

5 a l día 19

‘El Mochilón’ figuró en un disco de 78 RPM. El respaldo era ‘El pregón del enyucao’, del cartagenero Antonio Saladén Marrugo.

La letra de ese porro inmortal Alumbra luna, alumbra luna, alumbra luna que ya me voy pa’ la montaña (Bis) Llevo en mi mochilón Coro: café y panela y mi corazón Corazón: pa’ Micaela (Bis)

Además de El Mochilón, Efraín Orozco compuso letras de diversos géneros musicales entre los que figuran boleros, pasillos, valses y porro. Entre sus temas más apetecidos por el público se encuentran Cabaret, Romance en la playa, La pagarás, Por qué eres así, Definitivamente y La chivita. Tuvo intérpretes de lujo como Alci Acosta, Tito Cortés, Matilde Díaz, Fernando Barceló y Nelson Pinedo. Le grabaron 44 canciones y dejó inéditas más de 50.

Llevo también mi tamborito Pa’ entonar un buen merengue (Bis) Y cuando salga sol Coro: Por la mañana Contigo yo estaré Coro: En mi cabaña (Bis) II Alumbra luna, alumbra luna, alumbra luna que ya me voy pa’ la montaña (Bis)

Virginia, tráeme un lápiz y algo en qué escribir, pero apúrate!” La mujer acudió al llamado instantes después, con un lápiz sobre su oreja izquierda y una bolsa vacía de cemento. “Es lo único que pude encontrar; en esta casa no hay papel”, le dijo la mujer.

Llevo en mi mochilón Coro: café y panela y mi corazón Corazón: pa’ Micaela (Bis)

LA CANCIÓN

Efraín Orozco Araújo, el segundo hijo de los siete que tuvieron Casto y María, era, aquella noche, un muchacho que anhelaba ser un músico famoso en su municipio. Le faltaban tres meses y tres días para cumplir 25 años. Su primera canción no necesitó mayores ingredientes literarios. Sin embargo, reconoció que le costó mucho terminarla. El otro elemento que debía aprovechar para enriquecerla era la mochila del marido de Micaela. “Buen café y buena panela debe llevar en esa mochila”, nos dijo que pensó. En esa imagen estuvo concentrado mientras permanecía sentado en el taburete, y después cuando llevó los tres galones de agua a la cocina. Más tarde, en su cama, agotado por las fatigas del día, empezó a construir versos, algunos incoherentes. El estado anímico propio del esfuer-

Llevo también mi tamborito Pa’ entonar un buen merengue (Bis)

Con la Sonora Matancera, Nelson Pinedo grabó ‘El Mochilón’, el 20 de junio de 1955, en los estudios de Radio Progreso. zo intelectual le impedía cerrar los ojos. Así estuvo hasta muy avanzada la noche, cuando el sueño finalmente lo venció. Con los primeros rayos solares del siguiente amanecer quedó listo el segundo verso. Y poco antes del ocaso del día la letra estaba culminada en su totalidad. Pacho Galán fue el primer músico en conocer la letra. “Está bastante buena”, le dijo a Efraín, luego de escucharla. “Voy a mostrársela a Guido Perla. Si a él le gusta la grabamos”. A Perla también le

agradó, pero solo la llevaría a los surcos del disco al año siguiente, en 1947, en la voz del soledeño Fernando Barceló. Desde entonces a El Mochilón le han hecho más de 25 versiones, siendo la más popular de todas la que grabara, en 1955, ‘El Pollo barranquillero’, Nelson Pinedo, con la Sonora Matancera.

Por: Fausto Pérez Villarreal E-mail: fauper25@yahoo.es Teléfono: 3715088 ext. 512

Y cuando salga sol Coro: Por la mañana Contigo yo estaré Coro: En mi cabaña (Bis)


EL MOCHILÓN