Page 12

12

Al pie de la calle

24 DE FEBRERO DE 2011

ENTREVISTA A BLANCA PORTILLO

“Hay que crear necesidad de ver teatro y el camino no es hacerlo más barato”

La actriz nos habla sobre sus proyectos, la crisis del cine, cómo es su día a día y cuál es el secreto para poder trabajar en todo aquello por lo que siente pasión. En la actualidad está de gira con ‘Paseo Romántico’ por los teatros del sur de Madrid

■ Luna Ortega

B

lanca Portillo estuvo en Getafe el pasado domingo para acompañarnos en un ‘Paseo Romántico’, un recorrido por los textos de los grandes autores clásicos y un repaso a la tumultuosa España del siglo XIX. La actriz, extraordinaria en cada papel de su vida, ha sabido labrarse una reconocida carrera tanto sobre las tablas como detrás del telón. Crea admiración al convertir cualquier personaje, por pequeño que parezca, en una experiencia que atrapa al espectador, como en sus emblemáticos papeles en `Volver’, ‘Alatriste’o su éxito televisivo ‘7 vidas’. ¿Ya había estado en Getafe antes? Es la primera vez que actúo en este teatro, lo que me sorprende porque gran parte de mi familia vive aquí.

¿Piensa que esto puede traducirse en que el cine español está en crisis? Eso se ha dicho siempre y se va a seguir diciendo. El cine es cultura, no es solo un entretenimiento. Yo estoy completamente a favor de que el Estado subvencione el cine. No creo que hagamos un mal cine: hacemos cine bueno y cine no tan bueno. Tenemos muchos prejuicios los españoles para ver nuestras propias películas. Somos muy malos e injustos con nosotros

La situación económica actual hace que para muchas personas sea difícil poder acceder a grandes obras de teatro. ¿Considera que representarlas en teatros municipales a precios más asequibles es una política acertada y que se facilita la suficiente información para que se conozcan? No, no creo que sea la vía correcta, sinceramente. No se trata de abaratar la cultura, se trata de generar necesidad. Lo que tienes que crear

Precisamente en estos días está rodando bajo la dirección de Alex de la Iglesia en ‘La Chispa de la Vida’. ¿Puede adelantarnos algo? Esta semana hemos empezado a rodar en Cartagena. Leí el guión y me pareció una maravilla. Me interesa porque habla sobre algo que a mí me preocupa, y es esta sociedad de ‘devoradores de miserias’ que estamos construyendo. Nos interesan mucho las miserias de los demás: cómo viven, con quién se casan, qué ropa llevan. Y este circo mediático, donde hay un montón de gente que salen como setas de la noche a la mañana, que venden hasta las más profundas intimidades. No es un personaje grande, ni muchísimo menos. Y sin embargo, dije: “Yo quiero estar, Alex”. ‘Paseo Romántico’ es un recital de grandes textos de autores del siglo XIX, desde Larra a Bécquer, pasando por el Duque de Rivas o Rosalía de Castro. ¿Cuáles de estos autores le aportan más en cuanto a la sensibilidad de sus textos? Uno de los textos que más me gustan son los de Rosalía de Castro. Es una mujer de una sensibilidad maravillosa, que tuvo que luchar en un mundo de hombres y que consiguió hacerse sitio, cosa realmente difícil. Y luego Larra, que a mí siempre me ha parecido un cronista maravilloso; tiene textos que me emocionan. Así que, para mí, Rosalía y Larra son dos grandes descubrimientos.

El único trabajo que no dejaría bajo ningún concepto es el teatro, es muy especial”

Foto Luna Ortega

es la necesidad de ver teatro, hacer una buena política cultural, y no creo que el camino sea hacerlo más barato. Según apuntan algunos informes, en 2010 el cine español recibió casi 80 millones de subvención del Estado, mientras que la recaudación ha sido de 69 millones.

mismos, y creo que hacemos cine de nivel muy alto muchas veces, y la gente da por hecho que no va a ser bueno, lo que es un error.

Estos autores románticos fueron verdaderos periodistas que contaron lo que sucedió en la España turbulenta que les tocó vivir. ¿Le recuerda a nuestra historia actual? No, creo que su sentido del periodismo era mucho más comprometido, y subjetivo, lo que a veces no tiene que ser necesariamente bueno, pero tenían un pensamiento liberal muy potente y se comprometían mucho con lo que pasaba. Cuando hablamos de estos escritores, decimos que es gente a la que de verdad le dolía España. Yo creo que los periodistas, hoy por hoy, se limitan más a intentar hacer una crónica lo más aséptica posible, mientras que ellos se implicaban emocionalmente mucho más. Le gusta apoyar a profesionales con menor proyección mediática y producciones

menos ambiciosas. ¿Opina que la industria necesita un cambio a la hora de volcarse con nuevos proyectos? Lo mío es una cuestión personal o ideológica, llámalo como quieras. Creo que hay que renovarse, y la renovación está en manos de los que vienen detrás, y hay que cambiar, hay que aportar cosas nuevas. Me interesa lo que tenga que contar gente que todavía no ha tenido sitio para contarlo, porque entre esas gentes siempre hay alguien muy valioso que merecería estar por delante. Siempre que encuentro a alguien que tiene talento para algo intento agarrarlo, sistemáticamente. Ha hecho muchos trabajos tanto en cine, como en teatro y televisión, sobre las tablas y detrás del telón. Pero, ¿con qué se queda? Actuar. Soy actriz, por encima de todo. Es lo que más satisfacción me produce y es lo que creo que mejor sé hacer. A lo demás me acerco con mucha humildad, pero son treinta años sin dejar de interpretar. Creo que he ido acumulando una experiencia y un conocimiento del medio. La sensación que yo recibo cuando actúo, lo que a mí me ocurre cuando actúo, no me pasa haciendo otras cosas. No puedo decir con cuál me quedaría, siempre digo cuál no dejaría. Los otros los puedo dejar bajo amenaza de muerte, y el único que no dejaría bajo ningún concepto es el teatro. Porque es muy especial, ahí está el contacto directo con el espectador y el dominio del actor en escena que no tienes delante de una cámara. Actuando en ‘Paseo Romántico’, dirigiendo ‘La Avería’, rodando películas, y recientemente nombrada directora del Festival de Teatro de Mérida, ¿su día tiene más de 24 horas? Cuéntenos el secreto. Las chicas podemos hacer más de tres cosas a la vez, es una cuestión de racionalizar el tiempo. Dedico unas horas a una cosa, otras a otra y duermo poco, eso sí es cierto. Pero también es verdad que mi naturaleza me lo permite. Yo con cuatro, cinco horas estoy bien, no necesito dormir más. Entre horas desconecto, no hago nada. Me siento en una silla, me relajo. Sobre todo porque la cabeza es la que peor aguanta. ¿Qué le gusta hacer a Blanca Portillo cuando tiene tiempo libre? Lo que más me gusta es jugar y navegar en Internet. Escuchar música, leer libros y, de vez en cuando, quedar con los amigos. Cosas muy sencillas. Y me encanta viajar, pero cada vez tengo menos tiempo y solamente viajo cuando el trabajo me obliga.

al cabo de... La Calle nº10 Leganés  

nº10 del periódico "al cabo de... La Calle" edición Leganés

al cabo de... La Calle nº10 Leganés  

nº10 del periódico "al cabo de... La Calle" edición Leganés

Advertisement