Page 1


S

Bodoni, genio anacrónico

e desarrollaba en 1818, en el sur de Italia precisamente, la revolución de Nápoles por parte de la Carbonería que se fue unificando. Los carbonarios (miembros de la carbonería) eran miembros de una sociedad secreta nacionalista y liberal. Esta revolución dio paso a la unificación de Italia (lo que sería posteriormente el reino de Italia) y, finalmente, a la República de Italia que se engendró hasta 1946. Lo cierto es que si en el sur se estaban librando batallas revolucionarias que cambiarían drásticamente el modus vivendi de los italianos, en el norte también se estaba librando una revolución de igual modo. Una tipográfica. Una cultural. Este año, 1818, fue el de la muerte de uno de los más grandes tipógrafos de esa época, e incluso, de toda la historia. Él fue Giambattista Bodoni. Los carbonarios, con ayuda de revolucionarios españoles y al mando del general Guglielmo Pepe, derramaban su propia sangre en la batalla y hacían derramar la de los ejércitos del rey Fernando I. Esto fue para 1820 cuando ya la sangre proveniente de la empuñadura de uno de los mayores tipógrafos estaba seca. Desaparecida. Él fue Giambattista Bodoni, fallecido unos años atrás en 1813. Lo cierto es que, posterior a su muerte, en 1818, se publicó lo que fue su mayor obra, que sería la mejor de la época y una de las mejores de la historia, llamada Manuale Tipografico. Más de 600 láminas, caracteres latinos y exóticos están contenidas en él. Además cuenta con 1000 ornamentos y viñetas diseñadas exclusivamente.

¿Pero realmente una tipografía puede revolucionar culturalmen-

te a una sociedad, e incluso al mundo entero? Realmente la mayor importancia de este autor fue que sus tipos, sus obras maestras válgase, son los(as) primeros en la categoría moderna. Están totalmente desarrollados, refinados y rigurosos. Sin embargo, fue superado, en cuanto a formalidad sobre todo, por el francés Firmin Didiot. Otro tema a resaltar de su obra fue la magnificencia de la impresión, para su época, lo que se le puede agradecer y retribuir a su padre ya que este le instruyó sus habilidades de impresión desde que era muy pequeño. Adicionalmente se le considera su mayor legado. Algo así como el testamento artístico. En esto le ocurrió algo similar a lo que le pasó a Rockefeller con el Centro Rockefeller: Fue su impulsor, su dueño, su promotor pero jamás pudo verlo terminado. Bodoni comprendió, entre otras cosas, que la uniformidad o regularidad de los diseños de los caracteres, están sujetos a elemento que deben permanecer en común en el alfabeto sea cual sea la tipografía. Aquí analizamos que no todos los tipógrafos pensaron en eso lo cual se ve reflejado en traducciones y demás, basadas en sus tipografías, que no contienen tildes, la letra “ñ”, etcétera. S e basó siempre en la elegancia, nitidez y el buen gusto. Por eso miembros de la aristocracia europea, coleccionistas y eruditos disfrutaban tanto de su trabajo. Y él, además de su sobresaliente trabajo, los correspondía con mezclas de tintas especiales, usando papel de mejor calidad y diseñando cotizadas y elegantes páginas. En resumen, Bodoni fue una der las sólidas y grandes bases tipográficas modernas que hasta hoy en día son utilizadas constantemente. Eso lo hizo un genio anacrónico. Además sus letras perdurarán tanto o más que la República de Italia.

Doble página Bodoni  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you