Page 60

2. Relaciones de poder y participación ciudadana en el sistema de consejos de desarrollo

C

on el inicio del proceso democrático liberal representativo en 1985, se sucedieron cambios y se abrieron nuevas posibilidades para avanzar, no sin obstáculos, limitaciones y retrocesos, en reformas dirigidas al ejercicio de derechos ciudadanos, entre ellos, la participación organizada de los ciudadanos. En este sentido, en el segundo lustro de los años 80, se estableció la Ley Preliminar de Regionalización (Decreto 70-86), la Ley de los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural (Decreto 52-87), y el Código Municipal (Decreto 55-88), los cuales pronto evidenciaron sus debilidades. Los Acuerdos de Paz que terminan suscribiéndose en 1996, reafirmaron la importancia de la participación ciudadana en el proceso de las políticas públicas, lo que generó reformas a la Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural (Decreto 11-2002) y al Código Municipal (Decreto 12-2002), y se emite la Ley de Descentralización (Decreto 142002), los cuales se sumaron a la ratificación del Convenio 169 de la OIT Sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, que al ser ratificado en 1996, pasó a constituirse en parte de la normativa nacional que abona en la misma dirección. Esta normativa, sumada a otros esfuerzos procedentes del movimiento social e iniciativas no gubernamentales, generaron avances de primer orden para acrecentar –aunque todavía con muchas limitaciones– la participación organizada de comunidades y sectores sociales, misma que se potenció en su capacidad organizativa y política, de propuesta y demanda de derechos; se abrieron posibilidades para la rearticulación del tejido social a nivel comunitario y municipal –profundamente afectado por el conflicto ar-

59

Los camimos de la participacion ciudadana  

participacion, partidos politicos, sistema politico

Los camimos de la participacion ciudadana  

participacion, partidos politicos, sistema politico

Advertisement