Issuu on Google+

Belice: territorio al que no le pierden la vista

Reactivan proyectos petroleros y mineros La Compañía Petrolera del Atlántico (CPA) reactivó la exploración de su contrato localizado en Izabal, a lo largo del río Sarstún, límite fronterizo con Belice país éste en donde también tiene intereses petroleros. Esto ocurre cuando el Ministerio de Energía y Minas (MEM) prepara el primer paquete de licitación de áreas petroleras. Al mismo tiempo, la Compañía Minera El Cóndor parece estar lista para reiniciar operaciones en su licencia El Pato II, Chiquimula, la que se considera el proyecto de explotación de oro más importante después de la mina Marlin, en San Marcos. Esta semana, la compañía petrolera Pacific Rubiales Energy Corp (PREC)1, con sede en Toronto, Canadá, anunció la firma de un acuerdo de exploración con la petrolera guatemalteca Compañía Petrolera del Atlántico (CPA). El acuerdo involucra a varias compañías que tienen intereses en el contrato petrolero 7-98, del área conocida como A7-96, que tiene dos bloques: N-10-96 y 0-10-96. El contrato 7-98, se localiza en Livingston, Izabal, a lo largo del río Sarstún, que forma el límite fronterizo con Belice. Fue otorgado durante el gobierno de Álvaro Arzú (1996-1999), al Grupo Campollo Codina, conjuntamente con el contrato 6-98 que abarcaba el Lago de Izabal. Este último fue cancelado por el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2003), por afectar áreas protegidas (ver mapa I). Mapa I: contrato petrolero 7-98, perteneciente a la Compañía Petrolera del Atlántico


Fuente: Ministerio de Energía y Minas (MEM). Según lo anunciado por PREC, en un comunicado de prensa del 19 de octubre, el acuerdo con CPA incluye a las compañías Flamingo Energy Investment Ltd. y Chx Guatemala Limitada. Aunque no lo cita, en el contrato 7-98 también tiene intereses la estadounidense US Capital Energy. Tanto CPA como Flamingo Energy Investment Ltd. son empresas creadas por el Grupo Campollo Codina2, la primera con sede en Guatemala y la segunda, en Miami, Florida. En Flamingo Energy Investment también participan US Capital Energy y el presidente del Grupo Mesoamérica Investments, Harry Strachan3. CPA es una empresa creada en 1996 por los hermanos Ricardo y Ramón Campollo Codina. Hace algunos años, empresarios del sector petrolero indicaron a Inforpress que entre los socios de CPA se encontraban miembros de la familia de azucareros Bouscayrol, así como el ex presidente Álvaro Arzú. De acuerdo con el arreglo entre PREC y CPA, PREC será la compañía operadora y tendrá una participación del 55%; reprocesará 500 kilómetros de información sísmica de doble dimensión; realizará estudios geológicos y geofísicos; adquirirá, procesará e interpretará 300 kilómetros de líneas sísmicas y perforará un pozo exploratorio. Con excepción del pozo, las actividades tendrán un costo de US$11.2 millones. El pozo exploratorio tendrá un costo de US$10 millones. Un segundo pozo será requerido, dependiendo de lo que ocurra con el primero. Este segundo pozo será financiado por todas las partes involucradas, y costaría US$4.6 millones. LA “IMPORTANCIA” DE BELICE El área del contrato 7-98 es considerada altamente estratégica, no sólo por los hallazgos de gas natural y carbón ocurridos en años anteriores, sino además porque colinda con el área de mayor disputa territorial entre Guatemala y Belice, el Distrito de Toledo, del que se asegura contiene reservas millonarias de crudo. De hecho, CPA, conjuntamente con sus socias, poseen importantes contratos petroleros en exploración y explotación en Belice, y uno de ellos, no por casualidad, es un bloque extenso localizado en la frontera con Guatemala, conocido como Bloque 19, otorgado en 2001 a US Capital Energy, socia de CPA en el contrato 7-98 (ver mapa II). Mapa II: Bloque 19, contrato petrolero de US Energy Capital, Distrito de Toledo, Belice


Fuente: Flamingo Energy Investment. Según información publicada por Flamingo Energy Investment, el Bloque 19 tiene una extensión de 320 mil hectáreas y posee reservas estimadas en 500 millones de barriles. Mientras que el contrato 7-98, 22 mil hectáreas y más de 1,200 millones de barriles. Ambos contratos han sido severamente cuestionados por organizaciones ambientalitas e indígenas de ambos países, por amenazar parques nacionales y áreas protegidas. En el caso de Belice, desde 2006, la organización Sarstoon-Temash Institute for Indigenous Management (SATIIM) viene impulsando una intensa campaña legal y de cabildeo para que la Corte Suprema de Justicia de Belice declare ilegal el contrato. Esto debido a que el área otorgada incluye el Parque Nacional Sarstoon –Temash, una extensa zona protegida con una riqueza natural amenazada por la petrolera. US Capital Energy, que opera el contrato conjuntamente con Flamingo Energy Investment, ha detectado tres áreas de interés, una de ellas dentro del Parque Nacional, y otra en territorio marítimo del contrato. En abril de 2010, el Belizean Forest Department, concedió permiso a la petrolera para comenzar los estudios sísmicos dentro del Parque. En el caso de Guatemala, el contrato 7-98 había permanecido en “silencio” desde que en 2005, a través del Decreto 12-2005, que declaró Área Protegida la región del Río Sarstún, las operaciones parecían suspendidas. Por ahora se desconoce si el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) y el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) tienen conocimiento de la actividad petrolera en ciernes.


La otra empresa involucrada en el acuerdo con Pacific Rubiales Energy (PREC) y CPA, es Chx Guatemala Limitada, subsidiaria del consorcio financiero estadounidense Aspect Holdings, cuyo presidente es Alex Cranberg, y quien es el representante de la empresa en Guatemala. Los asesores legales en Guatemala, son los abogados del bufete Bonilla Montano, Toriello & Barrios, reconocido por representar a mineras y petroleras canadienses en el país. En Belice, la empresa opera con el nombre de Chx Belice Ltd., subsidiaria de Chx Capital. Es reconocida porque posee el 36% del único contrato petrolero productor de crudo en la actualidad, conocido como Spanish Lookout, localizado en la frontera con Guatemala, del lado del municipio de Melchor de Mencos, Petén. Este contrato es operado por la compañía Belice Natural Resources, que posee el 54%, y donde el gobierno también tiene una participación del 10%. PROYECTADA LICITACIÓN PETROLERA, EN MARCHA Al mismo tiempo que la región del Sarstún retoma importancia, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) prepara licitar algunas áreas del promocionado paquete de 12 áreas que viene anunciando desde 2005, pero que por diferentes factores el proceso de licitación pública e internacional se ha detenido. La semana pasada, el ministro de Energía y Minas, Romeo Rodríguez, informó en un medio de prensa “que existe la posibilidad de reducir la cantidad de áreas para exploración y explotación petrolera de 6 a 3 ó 4, por la cantidad de empresas que se espera vengan a licitar” (Siglo Veintiuno, 16/10/10). Rodríguez incluso dijo, que esta semana podría quedar listo el Acuerdo Gubernativo, y que en el lapso de un mes podría realizarse la convocatoria, y luego las empresas interesadas tendrán seis meses para ofertar. El paquete planificado a licitar incluye 12 áreas, localizadas en diversas partes del país, pero el MEM todavía no ha publicado cuáles serán las de mayor interés en la primera convocatoria (ver mapa III). Mapa III: áreas petroleras planificadas a licitar


Fuente: Ministerio de Energía y Minas, septiembre 2010. REACTIVAN LICENCIA MINERA La licencia minera El Pato II, a vencer este año, fue reactivada luego que la Compañía Minera El Cóndor, S.A. (CMEC), presentara el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) al MARN. Este EIA, identificado con el número 418, se encuentra a la vista pública desde el 8 de octubre, y especifica que el área geográfica es la aldea La Catocha, del municipio de Chiquimula, departamento de Chiquimula. El proyecto minero El Pato está considerado como uno de los más grandes yacimientos de oro del país, y viene siendo explorado desde hace unas tres décadas. Se localiza en los municipios de San José La Arada y Chiquimula, departamento de Chiquimula; el municipio de San Luis Jilotepeque, departamento de Jalapa. CMEC es subsidiaria de la canadiense Goldex Resources Corp. -anteriormente llamada Python Oil & Gas Corp.- y opera las licencias El Pato. Contiguo a esa licencia aparecen las licencias de exploración de Cerro Las Minas, Morro y El Mojón,


adjudicadas a CMEC para explorar oro y plata, las cuales abarcan territorios de los municipios de San José La Arada y Chiquimula, en el departamento de Chiquimula, y los municipios de Zacapa, Huité y San Diego, en el departamento de Zacapa. La minera canadiense Goldex Resources espera asegurar un millón de onzas troy de oro en el proyecto minero El Pato,un territorio que consta de 126 kilómetros cuadrados, ubicado en el Cerro Las Minas, Chiquimula. El proyecto El Pato, según estudios del Fondo Rotario de Naciones Unidas para la Exploración de Recursos Naturales (UNFNRE), realizados en la década de 1960, es una de las mayores reservas de oro en Guatemala. Fue adquirido por Goldex en 2004, luego que la canadiense se hizo de CMEC tras una transacción que involucró a la minera canadiense Condor Resources, la cual era propietaria de CMEC, fundada en 1996. Tanto Goldex Resources como Condor Resources fueron fundadas por la petrolera estadounidense Pentagon Petroleum, una compañía que en la década de 1990 obtuvo varios contratos petroleros en Guatemala. En esas transacciones alrededor del proyecto El Pato fue pieza clave el empresario petrolero y minero Michael Realini, un estadounidense/ guatemalteco quien fue alto directivo de Condor Resources y quien había sido Vicepresidente de exploraciones de Pentagon Petroleum, compañía estadounidense que dejó de operar a fines de los años 1990 en áreas localizadas al norte y occidente de Petén y el municipio de Ixcán, Quiché. Realini es hoy uno de los principales directivos de la petrolera canadiense Quetzal Energy, que opera el contrato 1-2005, aledaño al Parque Nacional Lachúa; y también preside la minera Firecreek Resources, a la que se le adjudicaron varias licencias mineras para exploración de arenas de hierro en la costa del Pacífico (Inforpress 1868 y El Observador No.19). En la actualidad, el representante legal de la CMEC es el abogado Carlos Fernando Rivers Sandoval, quien es secretario de la Junta Directiva de la Gremial de Minas, Canteras y Procesadoras (GREMICAP). Rivers Sandoval es socio fundador del bufete de abogados Rivers y Asociados, sede de la minera. El abogado es más conocido por su participación política como alto dirigente del desaparecido partido de extrema derecha Movimiento de Liberación Nacional (MLN), también conocido como “partido de la violencia organizada”. Sobrino del fallecido Mario Sandoval Alarcón, líder máximo del MLN y fundador y dirigente de escuadrones de la muerte, Rivers junto a su tío, se integró a la Confederación Anticomunista Latinoamericana (CAL), capítulo latinoamericano de la Liga Anticomunista Mundial4. El gerente de CMEC y quien presentó el EIA al MARN, es Francisco Alejandro Quiñónez Midence, hijo de Aída de la Asunción Midence Sandoval, sobrina de Sandoval Alarcón; ella era hija de Milagros Concepción Sandoval Alarcón, hermana del líder derechista. El padre de Quiñónez Midence era Renán Quiñónez Sagastume, alto dirigente del MLN en la década de 1970, y quien participó en la confabulación para el golpe de Estado de marzo de 1982 contra el general Fernando Lucas García, presidente de Guatemala entre 1978 y 1982.


1. PREC es producto de una fusión ocurrida en 2008, entre la venezolana/canadiense Pacific Stratus Energy y la canadiense Petro Rubiales Energy. PREC opera 35 bloques petroleros en Colombia y 3 en Perú, y cuenta con 80 pozos petroleros en ambos países. Actualmente tiene una alianza estratégica con la petrolera colombiana Ecopetrol, S.A. PREC es considerada la compañía petrolera independiente más grande de Colombia, la cual es parte del consorcio liderado por el acaudalado empresario boliviano-brasileño Germán Efromovich, Synergy Group of Companies, que incluye a las mineras de oro y carbón Bolivar Gold Corp. y Coalcorp, con operaciones en Colombia. Efromovich es uno de los principales accionistas (socio mayoritario) de la fusión celebrada entre las aerolíneas Avianca (del grupo Synergy) y Grupo TACA, a principios de 2010. 2. El Grupo Campollo Codina lo dirige la familia de igual apellidos, con negocios en diversas ramas económicas, sobre todo en la industria del azúcar.. Su principal representante es potentado empresario Ramón Campollo Codina, presidente de CPA. El grupo empresarial es considerado uno los de integrantes del llamado G-8, integrado por los grupos empresariales más fuertes del país. Campollo Codina son dueños del Ingenio Madre Tierra, tiene fuerte presencia en el sistema financiero, en la generación de electricidad y alianzas con azucareros dominicanos y costarricenses. Los otros miembros del grupo son Ricardo Campollo Codina, María Eugenia Gertrudis Campollo Codina de Bonifasi y Rosa María Campollo de García. 3. Mesoamerica Investments es un conglomerado de empresas dirigido por un sector de la elite empresarial centroamericana, como la familia Poma de El Salvador, y Juan Luis Bosch Gutiérrez, de Guatemala, copresidente del Grupo Multi Inversiones, considerado uno de los empresarios más acaudalados de Guatemala, y miembro del llamado G-8. Mesoamérica Investments está involucrada en proyectos energéticos (hidroeléctricas, energía eólica), inversiones y fusiones, y es socia de la española Telefónica.

5. De acuerdo con el Archivo del Terror, perteneciente al Centro de Documentación y Archivo para la Defensa de los Derechos Humanos, creado en 1993 por la Corte Suprema de Justicia de Paraguay, dentro del contexto de la Operación Cóndor se reportó durante la dictadura militar del general Alfredo Strossner, varias entradas y salidas a Paraguay, en diciembre de 1984, de un grupo integrado por Sandoval Alarcón, Rivers Sandoval y Piero Coen Montealegre, haciéndose acompañar de los principales oficiales de la policía secreta y judicial paraguaya. Los documentos se identifican con la siguiente numeración: 00024F0227; 00024F0221-0222; 00024F0199-0200 y 00181F0544-0545. En el caso de Piero Coen Montealegre, es un millonario empresario nicaragüense/guatemalteco de quien se sabe llegó a Guatemala luego del triunfo de la revolución sandinista en Nicaragua, a principios de la década de 1980, y su principal contacto fue Sandoval Alarcón. Coen Montealegre cobró notoriedad en 2009, por los múltiples intereses en millonarios negocios que tienen que ver con los documentos de identidad personal en Guatemala (Inforpress, 30 de junio de 2009. Pugnas por negocios con el Estado, un eslabón en Caso Rosenberg). Publicado por Inforpress Centroamericana Luis Solano, 23 de octubre de 2010. Autorizada para publicarse en Albedrío.org www.inforpressca.com


Reactivan proyectos petroleros y mineros