Issuu on Google+

Revista Electrónica de la Asociación Latinoamericana de Seguridad.

Claudina Boyd

“No es fácil traducir un proyecto de seguridad en beneficios económicos” Cómo aplicar las tecnologías de detección de vanguardia La verdadera solución de extremo a extremo

ALAS AGRADECE EL APOYO DE SUS SOCIOS CORPORATIVOS

AÑO 2 - EDICIÓN 13 - FEBRERO 15 DE 2009

Visita: www.zonadeseguridad.org


COMENTARIO DE LA EDITORA Año 1 Volumen 13 - Febrero 15 - 2009

No perdamos la óptica

No es mucho el tiempo que llevo inmersa en el sector de la seguridad electrónica, pero en este lapso he escuchado a la industria moverse alrededor de cientos de temas. El más común es el del CCTV. Incansable e inagotable, este segmento de la industria consume gran parte del interés de los profesionales. Y generalmente cuando se habla de CCTV se involucran temas como la transmisión, la inteligencia de las cámaras, la compresión y la resolución, los medios de almacenamiento y de grabación, entre otros. Pero, en mi experiencia personal, he visto que se ha olvidado el elemento más elemental en un sistema de CCTV: el lente de la cámara. Recientemente estuve presente en un evento académico organizado por un importante proveedor de CCTV. Entre muchos temas que se abordaron el del lente pasó casi de largo, y fue referenciado de forma casi despectiva. Pocas veces en un entrenamiento comercial se tiene en cuenta el tipo de lente, sus características y descripción técnica. Bueno, a menos que el seminario sea organizado por un proveedor de lentes y verse sobre este tema. ¿Por qué se olvida la parte más elemental y básica de la cámara? Veamos. El lente es el ojo de la cámara y a la vez nuestro propio ojo. Cuando los vándalos quieren echar al suelo un sistema de video vigilancia, lo primero que hacen generalmente es dañar o tapar el lente, o mover la cámara en otra dirección, lo cual significa también dirigir el ojo hacia otra dirección. Hasta ahora los proveedores de sistemas de CCTV han hecho un esfuerzo en incorporar funciones en sus cámaras que avisen a los operadores sobre violaciones a las cámaras. Si una cámara es dañada, cubierta o movida, el operador recibe una notificación inmediata y éste avisa a las autoridades competentes. Entre la acción vandálica y la acción de las autoridades, tal vez el delincuente tenga tiempo de hacer su cometido o tal vez no, eso depende. Pero si el lente no está funcionando apropiadamente, el resto del sistema se verá interrumpido y no podrá cumplir con su objetivo. ¿Tendrá a su alcance la industria de la seguridad garantizar que el lente no sea objeto de daños y escape al vandalismo? Probablemente no, pero sí está al alcance de las compañías especializadas en este campo específico. Empresas tradicionales como Canon, Pentax o Zeiss, entre otras, han desarrollado durante muchos años tecnologías para mejorar cada día más el lente de cualquier cámara y hacerlo más adecuados para aplicaciones específicas. Aún así, la tecnología de los lentes tal vez es el aspecto más subestimado en una cámara de seguridad. Abrumada por temas como las cámaras megapixel, la resolución HD y la transmisión sobre IP la industria parece perder de vista ese pequeño elemento que le dio vida y que la mantiene vigente.

Esta es mi opinión de ahora, totalmente debatible. Así que, envíenme sus comentarios. Lyda Durango Editora lyda.durango@alas-la.org

www.zonadeseguridad.org | www.alas-la.org


LA ENTREVISTA Año 2 Volumen 13 - Febrero 15 - 2009

Al Portal, director de ventas para Latinoamérica y el Caribe de PCSC

"Vamos a ver cambios revolucionarios en la industria de control de acceso" por Lyda Durango En sus más de 30 años de experiencia, Al Portal, director de ventas para Latinoamérica de PCSC, ha sido testigo no sólo del crecimiento exponencial del sector sino de lo que él llama “una degradación del servicio”.

Para el año 1975 la industria de control de acceso sólo contaba

con tres proveedores, éste es uno de los hechos que Al Portal, director de ventas para Latinoamérica de PSCS, más recuerda al hacer memoria una trayectoria que ya suma más de 30 años. “Inicié en la industria como coordinador de seguridad para las instalaciones de Transmérica Corporation, en Los Ángeles”, recuerda. “En ese cargo tuve la tarea de seleccionar e implementar un sistema de control de acceso y me tocó elegir una entre las tres empresas fabricantes que habían en el momento”, agrega. 30 años después, la industria de control de acceso cuenta con más de 200 proveedores en el mundo mundial. Y este hecho no sólo ha favorecido su trayectoria en la industria sino que ha logrado que él y las compañías para las cuales ha trabajado se diferencien por algo elemental pero escaso en estos tiempos: el servicio.

ero tiene una afinidad especial con el sector de control de accesos, pues sabe que alrededor de éstos se están integrando los demás subsistemas, pero lo mejor está por venir. “La industria se está dirigiendo hacia una nueva generación de productos”, comenta. “Tecnologías que antes estaban fuera del alcance de muchos ahora están disponibles a un costo mucho más asequible”, afirma. Estos avances que Al menciona se vinculan directamente con el área de la informática, donde ya han sido aplicados y probados. “La aplicación de redes en arquitectura dinámica y de Microsoft SQL, el uso de dispositivos avanzados basados en biometría, nuevas tecnologías de lectoras y tarjetas inteligentes y la aplicación de componentes electrónicos como el PoE amplifican la inteligencia integrada en los controladores de acceso”, enumera Al cuando describe hacia dónde va el sector.

De la técnica a las ventas Cuando en ese entonces, Al Portal tuvo que elegir una empresa entre tres no pensó que ese hecho iba a marcar su carrera profesional. “La empresa que elegí me contrató posteriormente gracias a la gran amistad que creé con la persona que me daba el soporte mientras yo era su cliente”, recuerda Al. Y no se trató de un hecho fortuito. Su carrera siempre ha tenido ese toque personal que él mismo reconoce. “Algo que siempre he recordado y he aplicado en mi carrera como comerciante de sistemas es la importancia de desarrollar relaciones con los clientes, algo que a mí me sale naturalmente”, explica. Aunque empezó como ingeniero de aplicaciones en su nueva compañía, Al evolucionó rápidamente hacia el área de ventas, con gran énfasis en Latinoamérica. Y su compromiso con la región siempre ha estado ligado a su compromiso con las personas. “La calidad del producto tiene que estar reflejada en las personas que los fabrican, representan y soportan”, señala. Con esa convicción, Al también es claro al afirmar que ahí reside uno de los talones de Aquiles del sector. “La calidad del producto y el servicio al cliente son puntos que se han degradado en varios sectores de la industria”, comenta.

Más informática aplicada La experiencia de Al reside en las áreas de control de acceso, monitoreo de alarmas e integración de sistemas.

Y adelanta que esto es sólo el comienzo: “En los próximos tres años vamos a tener cambios revolucionarios en la industria de control de acceso”. Esos cambios tendrán que ver no sólo con los avances tecnológicos ya mencionados. “Desde las nuevas tecnologías hasta la actitud y el profesionalismo del personal que los representa”, explica. Tal vez en el primer aspecto, Al Portal esté trabajando para que el 2009 traiga algunas novedades enfocadas en el que ha sido el centro de la investigación y desarrollo de su actual compañía: los desarrollos para tecnologías de software y controladores inteligentes de control de acceso. En el segundo aspecto Al sabe que durante toda su trayectoria ha sido fiel a una filosofía de servicio y amabilidad. Por eso su última recomendación para el resto del sector es contundente: “la de control de acceso es una industria que amerita la dedicación y enfoque de sus fabricantes para traer al mercado elementos que permitan aplicarlos a soluciones creativas que vemos hoy y que veremos en el futuro”.

www.zonadeseguridad.org | www.alas-la.org


HECHO DESTACADO Año 2 Volumen 13 - Febrero 15 - 2009

El gobierno dominicano da un paso adelante en la capacitación de su industria de seguridad

ALAS se afianza en República Dominicana por Lyda Durango El pasado 20 de enero la Superintendencia de Seguridad Privada de República Dominicana nombró a ALAS como parte del Instituto de Formación de la Seguridad Privada de ese país. Un hecho sin precedentes en la región y un gran logro para ALAS.

Q

ue la Asociación Latinoamericana de Seguridad protagonice los programas de capacitación de Latinoamérica no es ninguna novedad, pero que un gobierno latinoamericano le otorgue un reconocimiento oficial es un hecho que marca la historia de la formación en seguridad de la región. El pasado mes de enero la asociación obtuvo un logro que no tiene antecedentes en el resto de Latinoamérica. A partir de la reciente creación del Instituto de Formación de la Seguridad Privada, el gobierno dominicano, por medio de la Superintendencia de Seguridad Privada, ha reconocido los programas de formación profesional de ALAS como parte del pensum académico del profesional de la seguridad en República Dominicana. “Todo empezó el año pasado cuando tuve algunas reuniones con el súper intendente y le expuse el interés de ALAS en tener una cooperación con ellos”, explica Ligia Benoit, directora de soluciones de seguridad electrónica de SEGASA y representante de ALAS en República Dominicana. Paralelo a este esfuerzo, la industria de la seguridad en República Dominicana ha vivido una evolución que empezó a dar sus frutos hace algún tiempo. “Como resultado de este esfuerzo, la Superintendencia de Seguridad Privada emitió recientemente una serie de regulaciones que obliga a que el personal que trabaja en seguridad electrónica tenga un mínimo de conocimientos y estudios especializados en los diferentes aspectos de la seguridad electrónica”, afirma Luis González, presidente de ALAS.

Los tiempos cambian Los profesionales de la seguridad dominicanos cuentan ahora con la formación científica que ALAS brinda en la región, pero lo más importante para ellos será poder exportar ese conocimiento.

“ALAS forma profesionales cuyos conocimientos traspasan fronteras., El profesional de ALAS puede exportar su capital intelectual y ejecutar proyectos en otros países”, explica Ligia. Pero no todo ha sido color de rosa para la formación del sector en dicho país. Ligia lleva varios años trabajando para obtener logros como éste que ha conseguido para ALAS. “Al principio como todo proyecto fue tímido y pocas personas se acercaban al programa y quienes lo hacían eran personas que llevaban 15 años pegando cables, totalmente empíricos y sin información científica”, recuerda Ligia. “Con el tiempo se fue promulgando este tipo de capacitación hasta que las empresas se preocuparon por elevar el nivel académico de sus empleados, para así tener un personal altamente competitivo”, agrega. Actualmente, desde personal del área de ventas hasta personal de las entidades gubernamentales participan en estos programas y sólo el año pasado se certificaron 168 personas en el país.

Reconocimiento a una labor El buen comportamiento de República Dominicana en el ámbito de la capacitación ha sido seguido muy de cerca por ALAS. “La seguridad electrónica en República Dominicana ha sido una de las más activas de Latinoamérica, tanto en su vocación de aprendizaje (se han certificado mas de 500 personas en los cursos de ALAS) como en la formación de la actividad por parte de las autoridades”, explica Luis González.

Para ALAS, el ejemplo que República Dominicana está brindando a la región es el resultado de muchos años de trabajo de la Asociación. “Por más de once años hemos venido realizando un esfuerzo para mejorar cada día la calidad de nuestros cursos, de nuestros instructores y de la base bibliográfica de dichos cursos”, concluye González. “Confiamos en que otros países de Latinoamericana vayan estableciendo estas normas y regulaciones que ayuden a pasar del empirismo a la profesionalización en todas las áreas de la seguridad electrónica, lo que va a redundar en mejores instalaciones, menos falsas alarmas y por consecuencia en mayor confianza y seguridad en los sistemas de seguridad electrónica”, agrega Luis González. La piedra de toque de esta evolución, comenta Ligia, es el mejoramiento de las relaciones entre sector público y privado. “Hay que encontrar soluciones y que el sector privado sea escuchado por el gobierno”, concluye Ligia Benoit.

www.zonadeseguridad.org | www.alas-la.org


USUARIO FINAL Año 2 Volumen 13 - Febrero 15 - 2009

Claudina Boyd, especialista en seguridad de instalaciones, apoya el proyecto de ampliación del Canal de Panamá

“No es fácil traducir un proyecto de seguridad en beneficios económicos” por Lyda Durango Vigilar el tránsito de barcos y de personas es la prioridad de un sistema de seguridad que se extiende a lo largo de 80 kilómetros, del Atlántico al Pacífico.

C

onectando dos océanos en medio de un istmo de 700 kilómetros de largo, el Canal de Panamá es una de las mayores infraestructuras construidas por el hombre.

Claudina Boyd no sólo participa en el grupo que le brinda asesoramiento sobre el nuevo proyecto en temas de seguridad, sino que sigue muy de cerca los procesos de contratación relacionados con este tema.

Semejante obra de ingeniería ha merecido sistemas de la misma envergadura. Y el sistema de seguridad no ha sido la excepción. Sin embargo, se trata de un sistema que se ha concentrado exclusivamente en vigilar la seguridad de las embarcaciones, de las propiedades, de la información y las personas. Las ventajas operaciones que brindan estos sistemas aún no hacen parte de sus prioridades.

“Buscamos las soluciones tomando en cuenta la tecnología y mejor calidad”, comenta. “Ajustándonos a los parámetros de las normas establecidas en el Reglamento de Contrataciones de la Autoridad del Canal de Panamá”.

“Básicamente nos concentramos en seguridad industrial”, comenta Claudina Boyd, ingeniera en electrónica, con formación de especialista en seguridad de instalaciones, y quien es parte del equipo que tiene a su cargo brindar el apoyo necesario en todo lo referente a seguridad física y electrónica para el proyecto de ampliación que lleva a cabo la Autoridad del Canal de Panamá. El proyecto de ampliación consiste en la construcción de dos complejos de esclusas de tres niveles , cuyo costo está entre los US$ 3.500 y 6.000 millones, cada una. “La construcción debe estar finalizada a mediados del 2014 y esperamos que para el 2013 el contratista esté brindándonos una solución”, comenta Claudina.Para ello se ha abierto un proceso de licitación que además incluye el sistema de seguridad para el nuevo juego de esclusas.

Seguridad vs. Inversión Para una profesional como Boyd, un sistema de seguridad como el que está instalado actualmente en el Canal tiene como prioridad garantizar la seguridad de las propiedades, la información, las personas y embarcaciones, más allá de cualquier otra cosa. Pero este hecho se ha convertido a la vez en una de las principales dificultades de su gestión. “Muchas veces cuando se va a llevar a cabo un proyecto de inversión relacionado con temas de seguridad es difícil traducirlo en beneficios económicos”, comenta.

Una historia de cambios Actualmente, el Canal cuenta con más de 500 cámaras de video-vigilancia, de Atlántico a Pacífico. Se trata de un sistema híbrido que vigila el tránsito de barcos a lo largo de unos 80 kilómetros. “Tenemos retos de infraestructura porque nuestros sistemas de vigilancia van de un extremo del canal al otro”, comenta Boyd. El sistema de CCTV trabaja de forma independiente como lo hacen el de alarmas, detección de incendios e intrusión y control de acceso. Sin embargo se encuentran integrados bajo una sola plataforma. “Tenemos una solución de software que se comunica con todos los sistemas”, explica. Para Claudina es satisfactorio mirar hacia atrás y ver cómo ha evolucionado el sistema de seguridad del Canal. De aquellas alarmas de intrusión vía telefónica al principio de la década de los 90 y de aquellas 10 cámaras de entonces, hoy el Canal cuenta con un sistema robusto y adecuado al tráfico de barcos que maneja y con los tiempos en que vivimos. “El centro de control ha crecido, tenemos más de 500 cámaras, y más de 1000 puntos de alarma entre sistemas de intrusión, de cerca y detección de incendios”, comenta Claudina. “La evolución ha sido grande y ahora la tendencia es a tener todo por red”, agrega. El hecho de que el Canal de Panamá cuente con su propia plataforma de comunicaciones ya es una ventaja para lo que viene a nivel de escalabilidad y de los retos futuros. Como el que se avecina en los próximos años con el plan de expansión, y el tan esperado proyecto de ampliación de esta obra monumental, el Canal de Panamá.

Al tratarse de un beneficio intangible, para la ingeniera Boyd es un tema de percepción. “Se trata de que el colaborador se sienta más seguro dentro de las instalaciones y que sea capaz de producir un poco más”, explica Boyd. La misma percepción debe extenderse a los usuarios y clientes “que se sientan más seguros a la hora de hacer un tránsito por el canal”, agrega. Para lograrlo el canal cuenta en la actualidad con sistema de CCTV, alarmas, control de acceso, detección de intrusión y detección de incendios, entre otros. Pero su sistema de seguridad actual es consecuencia de una evolución constante que ha ido paralela a los cambios que ha vivido el canal en sus 94 años de vida. Y tal vez uno de los cambios más trascendentales fue el traspaso de su administración del gobierno norteamericano al gobierno panameño.

www.zonadeseguridad.org | www.alas-la.org


TENDENCIAS Año 2 Volumen 13 - Febrero 15 - 2009

Un solo medio de transmisión permitirá simplificar lo complejo

La verdadera solución de extremo a extremo por Frans Kemper* Las transmisiones de seguridad y de operación administrativa de cualquier negocio pueden simplificarse sin sacrificar la calidad y la comunicación.

En la última edición hablé sobre las soluciones de extremo a extremo y la verificación de la operación (verification on performance), o VoP por sus siglas en inglés.

Ahora quiero hablar sobre la forma de manejar las transmisiones críticas e integrarlas en procesos de negocios normales. Todas nuestras transmisiones (cableadas) son todavía manejadas por medio de un simple par de cables. Y cuando digo “todas” en realidad son todas.

Trasmisiones intrincadas La semana pasada me detuve en una estación de gasolina en el camino aquí, en Brasil, y me quedé unos minutos contando las posibles líneas de comunicación, conté unas 12 pero podría haber omitido algunas. Esta estación tenía cajeros electrónicos de diferentes bancos, seis bombas de gasolina, un restaurante, una tienda de comida rápida y tiendas de cuatro diferentes cadenas de comercio minorista.

Con un punto de transmisión, el sistema maneja todas las comunicaciones con su apropiada prioridad. Por ejemplo, una señal de alarma va primero, sin importar nada más, etc. Todo sobre IP, por supuesto.,Pero al mismo tiempo permite una comunicación de respaldo por medio de GPS. O de la otra forma si lo prefiere, con la forma de transmisión de su elección. Añádale VoP y tiene la perfecta receta para una solución completa de extremo a extremo, no sólo para las comunicaciones de seguridad sino también para los procesos de negocios regulares.

Todo en uno Si yo fuera un alto ejecutivo de una compañía con ubicaciones múltiples me emocionaría. ¿Y usted? ¿Todavía no? Bueno, déjeme añadir algo divertido. ¿Qué tal un botón de pánico para asaltos? ¿O lectoras Mifare adicionales para control de acceso? Puede enviar alarmas y correos electrónicos al mismo tiempo e incluso tiene la funcionalidad hasta para 8 generadores de niebla.

Esto conforma una mezcla de transmisiones normales y de seguridad. La seguridad consiste en alarmas, control de acceso y video. Todo lo demás son procesos normales como pagos, inventarios y otras transmisiones de administración del negocio. Y este fue sólo un punto de servicio, imagine el número de transmisiones en todas las estaciones de servicio completo en Brasil o cualquier otro país. Todos nos damos cuenta de los problemas que esto podría acarrear con la, muchas veces, pobre banda ancha. Especialmente con la tecnología de hoy en día que permite enviar música de fondo y video vigilancia por medio de los mismos cables. Las transmisiones críticas, como una señal de alarma, simplemente corre el riesgo de tomar mucho tiempo o incluso de desaparecer en la nube (internet). Sin mencionar los gastos adicionales de esas líneas de comunicación. Esto está lejos de un uso inteligente de las tecnologías disponibles.

La varita mágica Recientemente fui gratamente sorprendido cuando conocí un sistema europeo que resuelve exactamente todos estos problemas. Se trata de un sistema que es un panel de alarma, de incendios, tiene control de acceso, es capaz de manejar los pagos electrónicos, transmitir las comunicaciones de la oficina, manipular la video vigilancia y también las transmisiones de banda ancha (música de fondo). Incluso es capaz de manejar las transmisiones de banda sencilla como los “especiales de hoy” para cada tienda de forma individual en el caso, por ejemplo, de una cadena de tiendas. Ah, y ¿mencioné lo del VoP?

Además, se trata de un panel de control táctil que viene en muchos colores y es fácil de limpiar. En estos días cada vez más se requieren funciones de Domótica. Sí, este sistema las tiene. Y además tiene una interfaz para programación y doble detección con verificación por audio y video. Además hace el café y revuelve los huevos, ¿exageré? Hasta la próxima ______________________________ Frans Kemper Consultor fkemper@me.com

www.zonadeseguridad.org | www.alas-la.org


TUTORIALES COLECCIONABLES Año 2 Volumen 13 - Febrero 15 - 2009

Uno de los grandes retos para la detección son los espacios técnicos

Cómo aplicar las tecnologías de detección de vanguardia (parte II) por Ing. Eduardo Eguiluz Navarro La gran cantidad de polvo y la probabilidad de accidentes eléctricos en los espacios técnicos determinan las características de los detectores a utilizar.

Pasando de la teoría a los hechos vimos en la anterior entrega

cómo aplicar las tecnologías de detección de vanguardia a diferentes espacios como cuartos de servidores y áreas comunes. Ahora veremos cómo aplicarlas a cuartos técnicos. Veamos un escenario conformado por cuartos de máquinas de elevadores, cuartos de máquinas de aire acondicionado, (HVAC), cuartos con motores eléctricos y transformadores secos. En estas áreas el escenario esperado es el de polvo presente, en algunos casos vapores de agua. En general los probables incendios tendrían origen eléctrico (calentamiento de devanado de motores que generaría humo visible (con partículas de .3 micrómetros o mayores).

El siguiente escenario es un vestíbulo principal. Se trata de un espacio de doble altura con posibilidades de estratificación con algunos materiales combustibles que producirán en caso de incendio partículas mayores a .3 micrómetros. La solución adecuada serían detectores por obscurecimiento de luz, reflectivos con algoritmo de aclimatación. Se trata de detección óptica fotoeléctrica por obscurecimento de luz (atenuación), comúnmente llamados detectores de tipo rayo. Como actualmente se cuenta con este tipo de detectores con tecnología reflectiva y algoritmos de aclimatación, éstos serían los preferidos para esta aplicación. El siguiente escenario está conformado por los espacios comprendidos entre cielo falso y losa que no son utilizados como plenos de aire acondicionado.

Además, en los cuartos de máquinas de elevadores se generará el efecto pistón cada vez que ascienden y descienden los elevadores, inyectarán el aire y polvo atrapado en el ducto de elevadores al cuarto de máquinas. En estas áreas se seleccionan detectores ópticos fotoeléctricos con sistema de filtraje y aspirador, que permite analizar muestras de aire con partículas inferiores a 2 micrómetros, con lo que el polvo y la humedad quedarán atrapados en los filtros, evitándose así las falsas alarmas y al mismo tiempo brindando una detección temprana.

Protegiendo instalaciones eléctricas En siguiente escenario es el de una subestación eléctrica, de interruptores principales, etc. Estas áreas cuentan con equipo de alta tensión y, por consiguiente, el acceso cercano o por encima de estos equipos sólo es permitido previa desenergización de los equipos.

Si las instalaciones eléctricas se encuentran realizadas en bandejas, la solución será la de utilizar cable sensitivo al calor. Si estas áreas son utilizadas como plenos, se deberán utilizar detectores ópticos fotoeléctricos de tipo ducto en la conexión de estas áreas con los ductos principales del sistema de HVAC.

El micro ambiente esperado es de humo con partículas mayores a .3 micrones, y polvo.

La ventaja de un sistema híbrido

Para estos espacios, debido a la facilidad de acceso al servicio, calibración y mantenimiento, así como a sus características de detección temprana, se selecciona detección óptica láser por aspiración montando el o los detectores fuera del área (o áreas) de alta tensión, utilizando un prefiltro que permite el paso de partículas inferiores a 2 micrómetros. Con ello que se obtiene la inmunidad necesaria a falsas alarmas.

A continuación veremos espacios comprendidos entre el piso falso y el piso que no son utilizados como pleno de aire acondicionado. En este caso la solución es la detección óptica láser puntual o aspiración y cable sensitivo al calor tendido sobre las bandejas eléctricas. Estas áreas normalmente corresponden a las áreas de cómputo y se protegen con la misma tecnología que está protegido el ambiente.

www.zonadeseguridad.org | www.alas-la.org


TUTORIALES COLECCIONABLES Año 2 Volumen 13 - Febrero 15 - 2009

“Estas áreas también pueden protegerse con sistemas de tecnología láser por aspiración, lo que sería la solución ideal formando un sistema híbrido consistente en detectores puntuales en el ambiente y aspiración en el piso falso. Algunos fabricantes cuentan con equipo de detección óptico láser por muestreo de aire, el cual maneja el mismo protocolo de comunicación que el de los detectores puntuales, lo que facilita la integración al 100% del sistema. En caso de que la tecnología no permita la integración vía protocolo, se podrá realizar mediante módulos discretos de interfaz. Si las instalaciones bajo piso falso están realizadas en bandejas eléctricas, además se recomienda proteger las bandejas con cable sensitivo al calor.

Podemos llevar a cabo un análisis económico para distintos tamaños de edificaciones, utilizando la mejor tecnología disponible en el mercado. Si bien la inversión tiene un incremento máximo del 7%, dotar al sistema con toda esta optimización, reduce las falsas alarmas en un 90%. Y si tomamos en cuenta que cada vez que se evacúa la premisa protegida se pierden alrededor de 2 horas de trabajo, multipliquemos el número de personas evacuadas por las dos horas y por el costo horario y encontraremos lo que le representa a una empresa el lucro cesante por falsa alarma Si además tomamos en consideración que el riesgo de tener perdidas en los activos más preciados de la empresa ocasionados por un incendio se ha reducido radicalmente —y por ende el lucro cesante empresa— encontramos que el incremento en inversión de 7% es prácticamente despreciable.

Análisis de inversión y conclusión Para determinar cuál es el impacto que tendría la sustitución de tecnología fotoeléctrica estándar por tecnología multicriteria en la mayoría de las áreas y por detectores especiales (ópticos láser y ópticos fotoeléctricos con filtraje) para las áreas con micro ambientes que lo justifiquen, partamos de la base real de que el uso de detectores con tecnología multicriteria cuesta un 10% más que la tecnología fotoeléctrica estándar y que los detectores especiales (láser óptico y óptico fotoeléctrico con sistema de filtraje) tienen un costo aproximado promedio de 2.5 veces el costo de un detector fotoeléctrico estándar.

www.zonadeseguridad.org | www.alas-la.org


Tabla de valores con el impacto del costo total instalado Número requerido de detectores fotoeléctricos estándar

2000

953

475

275

151

Equivalente en cantidad de detectores estándar por substitución a tecnología multicriteria

2200

1048

523

303

166

Cantidad de detectores especiales requeridos (láser y ópticos con filtrado)

100

47

23

13

7

Equivalente en cantidad de detectores estándar por substitución a detectores especiales (láser y ópticos con filtrado)

250

117.5

57.5

32.5

17.5

Total unidades equivalentes

2450

1166

580

335

184

Total unidades reales

2100

1000

498

288

158

350

166

82

47

26

16.67%

16.58%

16.47%

16.32%

16.20%

Incremento en costo real Costo adicional unidades en porcentage

Los detectores representan aproximadamente el 60 % del costo del equipamiento del sistema de detección por lo que esta partida, se incrementaría realmente 60%*1.1667=70%. Adicionándole el 40% correspondiente al costo de equipamiento (panel, sirenas, estaciones manuales, módulos de interfaz, detectores de calor en sótanos etc.) el costo total de equipamiento sería de 110% que representaría un costo adicional de un 10% en equipamiento

Y tomando en cuenta que el equipamiento en un sistema de detección representa entre el 60 y 70% del costo total

70% x 1.10 =77% correspondiente a equipamiento + 30% de instalación = 107 % Por lo que el incremento en el costo total instalado del sistema de detección y alarma de incendio sería de tan sólo 7%

www.zonadeseguridad.org


Zona_Ed.13