Issuu on Google+

Baila bailarina, baila Es totalmente increíble, inaceptable, desagradable, inmundo, repugnante, feo, horrible, escandalizador, sombrío, espantoso, monstruoso, terrorífico, horripilante, tétrico, siniestro, aterrador, espeluznante, desalentador, injusto, triste y no sé cuántos sinónimos más, que en el mundo - porque no es sólo problema de Latinoamérica, o Colombia - maten porque sí, y porque no. ¿Cómo lo hacen?, ¿Qué pasa?, ¿Cómo son capaces de hacerlo?, ¿Por qué? El problema no es exclusivo de nuestra época; viene de muchos siglos, incluso milenios atrás. Humanos que matan porque sí, y humanos que matan porque no. ¿Y por qué no?, ¡si muchos estorbamos para otros!, ¡si muchos somos la escoria de otros!, ¡si muchos no cabemos en estos lados!, si muchos somos distintos, si muchos somos honrados, si muchos trabajamos, si a muchos nos gusta vivir bien… no, eso no está bien, eso no les gusta a otros muchos y por eso matan gente, por eso quieren quitarle todo a todo mundo así tengan que matar a quién sabe cuántos para quedarse con todo o con parte del todo hasta que llegue otro y les proporcione su propia medicina. Unos buscan poder, otros acechan queriendo dinero, algunos buscan sentir la adrenalina y parecerse a esos personajes que les venden en las películas de terror. Muchos tienen la excusa de no haberse dado cuenta de lo que hicieron pues se encontraban bajo el efecto de alguna droga o del alcohol, o a fingirse dementes; como si el cigarrillo o la botella los hubiera obligado a consumirles y a matar. Cientos de personas mueren a diario, todos moriremos, pero es triste que algunos mueran porque a otro le dio apetito de quitarle la vida por la irresponsabilidad de alguien, por quitarle alguna de sus pertenencias, porque estaban donde no tenían que estar, o porque les tocó sufrir las consecuencias de un conflicto que no es propio (sea donde sea). Ese 18 de Julio debió de haber de cumplido años Isa, querida, dulce y talentosa… la bailarina del parque Astorga como algunos pocos la identificaban. La misma del Parque de la bailarina Isabel Cristina Restrepo Cárdenas como hoy muchos lo saben. Mi contacto con ella no fue mucho, fue por medio de redes virtuales y conversaciones en el Messenger. Tuve el placer de conocer tan solo un tris de su mente y saber que compartíamos el gusto por mi grupo favorito. No pude conocerla en persona, y lamento mucho eso pues era una niña bastante cálida, así fuera por medio de una pantalla, se notaba. ¡Hasta me regaló dulces! gesto que así sea virtual, muchas de mis llamadas amigas no han tenido antes conmigo. Desde hace un año y casi 2 meses, Betty Cárdenas, la artista a quien hoy tiene el honor de acoger este recinto y madre de Isabel, ha liderado el Colectivo Alas de Mariposa, haciendo una reunión, sin falta, los 15 de cada mes, realizando instalaciones artísticas y no dejando olvidar a Tita. El colectivo pretende crear una estatua en el parque de Isabel. Sus objetivos se han ampliado hasta querer realizar una adecuación urbanística de dicho parque, y renombrar el parque Astorga por el de “El parque de la bailarina”, último objetivo ya logrado gracias al Concejo de Medellín para que no olvidemos lo sucedido esa fatídica mañana del 15 de Junio, y para que no se nos olviden las miles de víctimas de la violencia, entre ellas las mujeres que han sido tan golpeadas en nuestra ciudad.

Colectivo Alas de Mariposa – http://www.alasdemariposa.com Todos los derechos reservados © 2009


¡Qué triste! y no sólo es triste el hecho de que haya muertes indiscriminadas en todo el mundo, sino triste el hecho que la mayoría de nosotros suframos de amnesia, y seamos indiferentes. •Isabel White• - less is more Que quiere decir “menos es más”. Fue lo último que tenía en su Messenger… la chica que nunca volverá a iniciar sesión, pero que muchos recordaremos así sea poco o mucho lo que compartimos con ella. Ahora lo que debemos reflexionar es hasta cuándo. Invito a que las personas presentes logren percibir algo más allá de lo estético en estas obras de la artista Betty Cárdenas, porque son su única arma y venganza contra los asesinos. Como lo expresa Picasso, “La pintura no está hecha para decorar ambientes. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo”. Cada día que transitemos por allí recordemos a todas las víctimas de esta estupidez humana, y en especial recordemos a Isabel cuando atravesemos su alma con nuestros ojos y pasemos por su parque. Preguntémonos entonces, ¿Cuántas bailarinas más han de ser asesinadas para que por fin se baje el telón y la función de los asesinatos en nuestra ciudad se termine? Ah, Isa… sigue bailando… sabemos que estas de lujo en el mundo de las bailarinas.

Autor: Juan David Hurtado G El texto anterior fue el discurso de participación en la apertura de la exposición “Bailarina en la eternidad”, realizada por Betty Cárdenas en el Concejo de Medellín.

Todos los derechos reservados Medellín, Colombia © 2009

Colectivo Alas de Mariposa – http://www.alasdemariposa.com Todos los derechos reservados © 2009


Baila bailarina, bailarina