Page 8

Es cierto, sin embargo, que a partir de 1919 es posible ver una evolución en la escasa documentación oficial y en la prensa. Por lo que se refiere a la primera, lentamente se empiezan a guardar en el archivo del Ayuntamiento listados de participantes en el Alarde – sobre todo capitanes, no aparecen

nombres de cantineras – y se empiezan a convocar reuniones

oficialmente, aunque la mayor parte de ellas se celebren en los bares. Se percibe una preocupación por la vistosidad y el buen orden; así, el propio año 1919 se instituye un premio para la compañía que mejor desfile – y que ganará Anaca a las órdenes de Luis Rodríguez Rodríguez – y en 1926 se redactan una “Instrucciones de la Comisión de Fomento a los capitanes” donde ya aparece la obsesión de los organizadores del Alarde de todos los tiempos: los tiros sueltos. Dada la dilatada longevidad de esta supuesta incorrección, quizá sea el momento de integrarla como tradición en el Alarde. De mucho menos – un pañuelo de restaurante al cuello – se han hecho tradiciones sacrosantas. En este sentido, es entonces cuando se produce una innovación importante. En 1931 la Comisión de Fomento elabora un dictamen en el que recomiendan que las nuevas compañías que se creen corran con sus propios gastos. Sin embargo, el Pleno acordó que para crear nuevas compañías sería necesaria a partir de ese momento una autorización del Ayuntamiento. Es decir, que se optó por establecer un mayor control municipal sobre la organización del Alarde; ello suponía una merma de su carácter popular, pues la creación de compañías había sido completamente libre y espontánea hasta ese momento. La vinculación Alarde-Ayuntamiento se fortalecía. También en la prensa es posible percibir una atención creciente hacia la fiesta y sus protagonistas, incluso hacia las cantineras. Sin embargo, dista mucho del nivel que llegará a alcanzar desde los años 80 hasta la actualidad. Por ejemplo, en 1936 sólo aparece la foto de cuatro de ellas –casualmente o no, de familias importantes–. Se detecta también el principio del proceso de mistificación y mitificación del Alarde en perjuicio de su carácter festivo e incluso turístico. Un buen indicativo de ello es la aparición de poemas sobre el Alarde en los que se mencionan “el alma del pueblo” y conceptos románticos relacionados con un nacionalismo folklorista 103

Profile for alarde  publico

Algunas claves sobre la Historia del Alarde: Guía para comprender el conflicto.  

Algunas claves sobre la Historia del Alarde: Guía para comprender el conflicto.

Algunas claves sobre la Historia del Alarde: Guía para comprender el conflicto.  

Algunas claves sobre la Historia del Alarde: Guía para comprender el conflicto.