Issuu on Google+

1

MODOS DISCURSIVOS

Narración

Descripción

La narración es el relato que hace una persona de un hecho real o ficticio en forma oral o escrita. Tiene el propósito de relatar algo delimitado por el tiempo y el espacio donde se suscitan los actos. Se vale de los verbos y sustantivos para construir la historia pormenorizada: lo que pasa, a quién le pasa y cómo sucede. En la redacción práctica es fácil ubicar la narración como prototipo en una crónica periodística, las memorias de un autor, la recreación de una época donde floreció cierta corriente artística. Las novelas históricas o los reportajes novelados también son ejemplo de ello. Las posibilidades de narrar son tantas como capacidad se tiene para observar lo que acontece.

Describir es plasmar con palabras las características de un lugar, persona u objeto. Una buena descripción es un dibujo hecho con vocablos. Esta forma de expresión se vale principalmente del adjetivo; éste sirve para calificar, señalar cualidades, delimitar rasgos y otras funciones.

Algunos tipos de descripción son: Prosopografía: descripción física de una persona. Etopeya: descripción moral. Retrato: descripción que enlaza las dos anteriores. Topografía: descripción de un lugar. Cronografía: descripción referida a lo acontecido en un tiempo determinado. LECTURA Y REDACCIÓN


MODOS DISCURSIVOS

2

Prosopografía

Etopeya

Retrato

Un famoso prócer paraguayo

Jack Caballero

Retrato funerario Romano-Egipcio de un joven

Topografía

Cronografía Cocacola

Mapa Topográfico Nacional editado en España desde 1.853

LECTURA Y REDACCIÓN


3

MODOS DISCURSIVOS

Exposición Su propósito es presentar en forma clara, ordenada y sistemática los hechos y las ideas. Esta forma se dirige sólo al intelecto de las personas, por tanto el lenguaje es directo, sin rebuscamientos. No puede acudirse a las metáforas, alegorías u otras figuras. El objetivo central es informar. Los textos que pertenecen a la exposición son informativos y manejan conceptos concretos. No hay evaluación personal; si acaso priva la descripción técnica, las partes que integran un concepto o la enumeración de elementos identificables en un fenómeno científico. Las variantes que presenta la forma expositiva son: descripción técnica, definición, análisis, resumen, informe, reseña.

Argumentación La argumentación es el conjunto de razonamientos que conducen a lograr la aceptación o el rechazo de una tesis propuesta. Su propósito central es convencer, persuadir en el mejor sentido de la expresión, para que el lector adopte una idea, opinión o siga un curso de acción. Los estudiosos coinciden en que la argumentación está dirigida al intelecto de las personas; sin embargo, en la dinámica que implica convencer, debe recurrirse a las emociones. Su estructura de elaboración es un poco más compleja: se parte de una idea central y a continuación vienen los argumentos para defenderla, se exponen ciertas evidencias para sostenerla, e incluso quien la elabora debe anticiparse con argumentos para una posible refutación de quien esté en desacuerdo. Vale señalar que la argumentación requiere mayor desarrollo de la agudeza intelectual y conocimiento del tema sobre el cual se escribe. La formulación de este prototipo se auxilia de casi todas las clases de palabras: verbos, sustantivos y adjetivos. En los argumentos se expone la solidez de las ideas y se apuntalan con recursos verbales. En la vida cotidiana puede encontrarse esta forma adoptada en los artículos editoriales, los de opinión, la crítica literaria y el ensayo.

LECTURA Y REDACCIÓN


MODOS DISCURSIVOS

Diálogo El diálogo puede formar parte de cualquier prototipo textual. En su definición más simple es la conversación entre dos o más personas, las cuales exponen sus argumentos y puntos de vista alternadamente. Da pie al debate, a la exposición de ideas, a la defensa de argumentos, y puede contraponer opiniones o llegarse a un acuerdo. Hay diálogos que conducen meramente al intercambio de datos o expresiones que no aluden al sentimiento. Una entrevista periodística sobre un tema financiero puede ser un ejemplo de ello. Hay diálogos que atienden sólo la parte emocional, como en algunos programas radiofónicos o de televisión. A continuación se expone el fragmento de un diálogo, tomado de una novela de Jorge Ibargüentgoitia. —Yo no toleraría eso —dijo Fernando—. Yo saldría del juzgado y los mataría a tiros. —Al verla del brazo de otro comprendo que todavía la quiero y siento rete feo, como si me estuvieran enterrando un puñal. —Haces mal, hermano —dijo Alfonso—. Sobre todo sabiendo que es una mujer que no vale nada.

LECTURA Y REDACCIÓN

4


MODOS DISCURSIVOS