Page 67

individuo tiene sentido en la teoría, pero en la vida cotidiana no interactuamos con la gente en masa, sino con individuos. En ese nivel de uno a uno, ¿por qué deberían valer más las necesidades del otro que las mías? Yo también​ ​soy​ ​un​ ​individuo...​ ​Somos​ ​iguales... Mi​ ​amigo​ ​quedó​ ​pensativo​ ​un​ ​momento. -Bueno, eso que dices es cierto. Pero si realmente consideras a cualquier individuo como un igual, ya es suficiente para​ ​empezar.​ ​No​ ​necesité​ ​acudir​ ​al​ ​Dalai​ ​Lama. 12​ ​Producir​ ​un​ ​cambio El​ ​proceso​ ​de​ ​cambio -Hemos analizado la posibilidad de alcanzar la felicidad eliminando nuestros comportamientos y estados mentales negativos. En general, ¿cómo se consigue superar los comportamientos negativos e introducir cambios positivos? -pregunté. -El primer paso es el aprendizaje, la educación -contestó el Dalai Lama-. Creo que ya he mencionado con anterioridad la​ ​importancia​ ​del​ ​aprendizaje... -¿Cuando​ ​habló​ ​de​ ​la​ ​importancia​ ​de​ ​comprender​ ​por​ ​qué​ ​son​ ​nocivas​ ​las​ ​emociones​ ​negativas? -Sí. Pero para producir cambios positivos, el aprendizaje sólo es el primer paso. También hay otros factores, como la convicción, la determinación, la acción y el esfuerzo. Así pues, el siguiente paso consiste en desarrollar nuestra convicción. El aprendizaje y la educación son importantes porque nos ayudan a desarrollar el convencimiento de que necesitamos cambiar, y aumentan nuestro compromiso. Y la convicción ha de cultivarse para convertirla en determinación. A continuación, la determinación se transforma en acción; una determinación firme nos permite realizar un​ ​esfuerzo​ ​continuado​ ​para​ ​poner​ ​en​ ​marcha​ ​los​ ​verdaderos​ ​cambios.​ ​Este​ ​factor​ ​es​ ​decisivo. »Así, por ejemplo, si se quiere dejar de fumar, lo primero es ser consciente de que fumar es nocivo para el cuerpo. Por tanto, tienes que educarte. Tengo entendido, por ejemplo, que la información sobre los efectos nocivos del tabaco ha permitido modificar el comportamiento de mucha gente; ahora se fuma menos en los países occidentales que en un país comunista como China, debido precisamente a la disponibilidad de información. Pero, a menudo, ese aprendizaje por sí solo no es suficiente. Tienes que incrementar esa conciencia hasta que te lleve a una firme convicción sobre los efectos nocivos del tabaco. Eso fortalece a su vez tu determinación de cambiar. Finalmente, tienes que realizar un esfuerzo​ ​para​ ​establecer​ ​nuevos​ ​hábitos.​ ​Ése​ ​es​ ​el​ ​proceso​ ​de​ ​cambio,​ ​cualquiera​ ​que​ ​sea​ ​su​ ​objetivo. »Ahora bien, al margen del comportamiento que intentes cambiar, del objetivo hacia el que dirijas tus esfuerzos, necesitas desarrollar una fuerte voluntad o deseo de hacerlo. Necesitas gran entusiasmo. En este aspecto el sentido de la urgencia es un factor clave que ayuda a superar los problemas. Por ejemplo, el conocimiento que se posee sobre los graves efectos del sida ha creado en muchas personas la necesidad perentoria de modificar el comportamiento sexual. Con frecuencia, una vez que se ha obtenido la información adecuada, surge la seriedad y el compromiso. »Así pues, la urgencia puede impulsar enérgicamente el cambio. En un movimiento político, la desesperación puede originarla​ ​hasta​ ​el​ ​punto​ ​de​ ​que​ ​la​ ​gente​ ​llega​ ​a​ ​olvidar​ ​incluso​ ​su​ ​hambre​ ​y​ ​su​ ​cansancio​ ​en​ ​la​ ​busca​ ​de​ ​sus​ ​objetivos. »El sentido de lo perentorio no sólo ayuda a superar los problemas personales, sino también los comunitarios. Cuando estuve en St. Louis, por ejemplo, hablé con el gobernador. Allí habían sufrido recientemente unas graves inundaciones. El gobernador me dijo que cuando Se produjeron temió que, dada la naturaleza individualista de la sociedad,​ ​la​ ​gente​ ​no​ ​cooperara,​ ​no​ ​se​ ​comprometiera. »Pero hubo tanta cooperación que quedó muy impresionado. Para mí, eso demuestra que para alcanzar objetivos importantes necesitamos desarrollar el sentido de lo perentorio. "Desgraciadamente -añadió con tristeza-, sucede a menudo​ ​que​ ​no​ ​percibimos​ ​que​ ​una​ ​situación​ ​requiere​ ​una​ ​solución​ ​con​ ​urgencia." Me sorprendió oírle subrayar esto porque en Occidente creemos que una actitud característica de los asiáticos es dejar que las cosas sigan su curso, derivada de su creencia de que se viven muchas vidas, de modo que si algo no sucede ahora, ya sucederá la próxima vez... -Pero ¿cómo se desarrolla en la vida cotidiana ese entusiasmo y esa decisión​ ​de​ ​cambiar?​ ​-pregunté. -Para un budista practicante hay varias técnicas para generar entusiasmo. Buda habló sobre lo preciosa que es la 67

El arte de la felicidad  

Aporte de DALAI LAMA

El arte de la felicidad  

Aporte de DALAI LAMA

Advertisement