Issuu on Google+

EL FARO C.3 ❱

amqueretaro.com / Viernes 9 de agosto de 2013 / AM

❱❱ Una obra artística

es el resultado único de un temperamento único ❰❰ Oscar Wilde

For the Love of God (2007)

Damien Hirst Bristol, Inglaterra 1965 .

Damien Hirst y la estética de la muerte ›› Controvertido, irreverente e incomprendido son algunos de ›› Su filosofía de trabajo es muy similar a la del artista Andy los adjetivos que se le han dado al artista inglés

Alan Estefan Torres aestefan@amqueretaro.com

REBELDÍA

La definición de belleza clásica ya no es aplicable en la actualidad. La estética tiene que convertirse en un estudio interdisciplinario en donde el aspecto de lo bello y lo sublime cambie dependiendo del enfoque en donde se esté oscilando. La filosofía y la teoría del arte han estado tan ligadas con la estética, que no podemos saber hasta donde llega su campo de estudio, y si en verdad ha sido considerada como una disciplina sustentada en sus propias bases. El arte contemporáneo tiene que buscar su propia definición de estética para cada uno de sus representantes. Romper los paradigmas de lo bello y lo áureo son una prioridad que ha quedado olvidada. Las experiencias estéticas pueden encontrase en la muerte, el sufrimiento y la desolación. Hay que recordar a figuras como el pintor Francis Bacon o a la artista mexicana Teresa Margoilles, que encuentran belleza en lo más oscuro de nuestro ser. Un claro ejemplo de este tipo de paradigma es el trabajo de Damien Hirst, un artista conceptual inglés perteneciente al movimiento Artistas Británicos Jóvenes o YBA (por sus siglas en inglés). Este grupo dominó la escena artística inglesa durante la década de los noventa. Definir el trabajo de Hirst desde el punto de vista estético genera un conflicto. Sus obras se basan en una exploración personal de la muerte que para muchos carece de sentido, y que en muchas ocasiones cae en lo burdo o en lo obvio. Las piezas del inglés se convierten en una contradicción que para algunos no pueden ser concebidas como arte; para otros es un genio incomprendido que se adelantó a su tiempo. Los juicios son severos, pero algo es seguro, Hirst es el artista vivo más rico

en la actualidad. Su riqueza está valuada en más 215 millones de libras esterlinas. Damien Steven Hirst nació el 7 de junio de 1965 en Bristol, Inglaterra. Su padre abandonó a su familia cuando el tenía doce años. Durante su juventud fue arrestado en un par de ocasiones por robar en tiendas. La rebeldía que nació desde sus años de adolescente se ve reflejada en gran parte de su obra. A pesar de haber crecido sin una figura paterna, la madre de Hirst fungió como su educadora; el artista recuerda que si no le gustaba la forma en la que vestía, lo regresaba de la parada del autobús para que cambiara sus prendas. No obstante, siempre lo incitó a ser mejor en sus clases de arte en las que se destacaba del resto de sus compañeros. De hecho era la única materia en la que obtenía buenas notas; Damien siempre fue un alumno mediocre. Sus profesores se dieron cuenta que tenía potencial y lo impulsaron para perseguir una carrera artística. Decidido a estudiar arte, Hirst se mudó a Londres en donde trabajó como constructor durante dos años hasta que entró a Goldsmith’s de la Universidad de Londres en 1986 a estudiar bellas artes. El trabajo de Hirst se destacó desde que era un estudiante. Su primer gran triunfo fue la exposición de arte independiente Freeze (1988) que él organizó. A ella asistieron figuras como Charles Saatchi (uno de los coleccionistas de arte más importantes del mundo, dueño de la Galería Saatchi de Londres). En 1991 Saatchi le brindó todo su apoyo para crear lo que el joven creador deseará. Así fue como nació la primera exposición de los Jóvenes Artistas Ingleses en 1992. En ella Hirst expuso su obra más representativa hasta el momento: The Physical Impossibility of Death in the Mind of Someone Living (La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo). Su despegue internacional lo tuvo en la en la Bienal de Venecia en 1993 con su pieza Mother and

Child Divided (Madre e hijo divididos) que muestra a una vaca y un becerro dividas en secciones dentro de vitrinas con formol.

CINE

Como un trago de agua fresca llega este verano a la gran pantalla “Elysium” de Neill Blomkamp, una película apocalíptica de suspenso y ciencia ficción con más sustancia que todas las cintas de superhéroes y acción del año juntas. Al igual que en su ópera prima

“District 9”, una alegoría con extraterrestres en la época del apartheid en Sudáfrica, “Elysium” es una descarga extrema de originalidad. Se trata de una aventura futurista entretenida cargada de temas contemporáneos como la desigualdad económica, la inmigración y los problemas del sistema de salud, protagonizada por Matt Damon, Jodie Foster, el sudafricano Sharlto Copley, los brasileños Alice Braga y Wagner Moura y el mexicano Diego Luna. Blomkamp, un sudafricano de 33 años con experiencia en

Mother and Child Divided (1993)

EL RECORD Y LA CONTROVERSIA

En septiembre de 2008 tuvo lugar la subasta “Beautiful inside my head forever” de la casa Sotheby’s con varias obras realizadas por Hirst. Se rompieron todos los records de ganancias para una subasta de arte por un solo artista, obteniendo 198 millones de dólares. Hoy por hoy, Hirst es el artista más valioso en cuanto a valor monetario. Su carrera ha estado llena de controversias. Gran parte de sus trabajos requieren de la ayuda de colaboradores para realizar sus piezas. Esto le ha traído diversos problemas de índole legal, ya qué muchas personas lo acusan de plagio. Ninguna de las demandas ha llegado a traerle problemas graves, pero si a tener acuerdos fuera de la corte. Actualmente Hirst se encuentra trabajando en diversos proyectos. Para más información sobre sus exposiciones puedes acceder su sitio web www.damienhirst.com.

A PROFUNDIDAD

Cuando conocí la obra de este artista, entré en un conflicto muy grande. Yo era un joven aspirante a cineasta de 18 años y mi concepción del arte era excesivamente purista. A lo largo de muchos años me dediqué a criticar la obra de Hirst, pero no fue hasta hace poco que entendí el valor de sus piezas. Ni en el arte, ni en la vida hay reglas establecidas. Hay que recordar las palabras de Katya Mandoki “La estética es el estudio de la sensibilidad y su relación con la cultura”, hablar de Hirst, es hablar de nuestro tiempo. Cada vez tengo más claro que criticamos lo que no entendemos y que nuestra apreciación cambia con el paso de los años. Después de mucho tiempo de pelear con mis concepciones, he de aceptar que la obra de Damien Hirst logra que reflexionemos y cuestionemos la existencia efímera de este viaje al que llamamos vida.

La cinta de ciencia ficción del año: Elysium Jake Coyle AP

Warhol en la mítica Fábrica Neoyorquina

efectos digitales y un gusto por las revueltas sociopolíticas, ha emergido como algo raro en el cine de hoy: un creador de ciencia ficción con sentimiento. Mientras la mayoría de la ciencia ficción en la actualidad es pulcritud y naves espaciales impresionantes, la metáfora es lo más importante para Blomkamp, quien coloca su película en la tradición de la igualmente alegórica “Metrópolis” de Fritz Lang. Ubicada en el año 2154, “Elysium” retrata la Tierra como una pocilga en ruinas, mien-

The Physical Impossibility of Death in the Mind of Someone Living (1998) Es la pieza más reconocida y criticada del artista inglés. La obra consta de un tiburón tigre sumergido en formol en una vitrina de vidrio. El escualo fue capturado en Australia específicamente por órdenes del artista. Hirst quería algo que fuera lo “Suficientemente grande para comerte”. Charles Saatchi fue el dueño de la pieza durante muchos años hasta que la vendió en 2004 por una cantidad desconocida; ciertos rumores dicen que la transacción varió entre los ocho y 12 millones de dólares. El tiburón tuvo que ser reemplazado en el 2006 debido a que el primero se descompuso. Hirst culpó a los galeristas por el mal manejo y

ellos lo culparon a él por no haber utilizado las cantidades correctas de formol. Al cambiar el tiburón se desató una polémica acerca de si la pieza se había transformado y se había convertido en una nueva . Hirst respondió que el venía de una escuela conceptual y que lo que importaba era la intención inicial de la pieza, que el significado seguía siendo el mismo. El debate sigue en boga casi 7 años después. La critica ha perseguido a la obra. Muchos han debatido que un tiburón no es una obra de arte y que cualquiera lo hubiera podido hacer, a lo que Hirst ha respondido “ Pero no lo hicieron, ¿o sí?” .

The Physical Impossibility of Death in the Mind of Someone Living

tras que los ricos viven en una estación espacial orbital, una especie de rueda para hámsters al estilo Beverly Hills creada a partir del diseño de un hábitat espacial de Syd Mead para un toro de Stanford. Elysium, vigilada celosamente por una secretaria de Defensa interpretada por Jodie Foster, avanza por el cielo como un paraíso inalcanzable de vida de calidad y atención médica ilimitada. (Todas las casas están equipadas con camas que curan inmediatamente enfermedades). La división entre el tercer y el primer mundo se ha vuelto espacial. En el polvoriento Los Ángeles (filmado en un barrio miserable de la Ciudad de México), Matt Damon interpreta a un ex ladrón de autos que trabaja en una

Es el año 2154, la asombrosa ciudadela alberga los mismos problemas del siglo veinte y veintiuno. /foto: Especial

fábrica enorme en condiciones deplorables, supervisado por un director general infinitamente mejor pagado (William Ficht-

ner). Cuando un accidente de radiación deja al personaje de Damon al borde de la muerte, trata de llegar a toda costa a Elysium.


Damien Hirst y la estética de la muerte