Page 1

alandar Revista de información social y religiosa · www.alandar.org

Año XXX - Nº 298. Mayo 2013 - 2,50 euros

Ética y economistas

Foto. Rafael Edwards

Manifestación antimilitarista en Santiago de Chile.

En pie de paz

H

ay pequeñas acciones que dicen mucho, gestos por la paz que cuestan muy poco y que definen a quien los hace. Uno de ellos es la objeción fiscal. Este hábito responsable, que recomendamos en alandar todas las primaveras, supone testimoniar la insumisión frente a un Gobierno que se gastó el año pasado 15.834

Un ex ministro de defensa que lo fue con gobiernos de la UCD, del PSOE y del PP decía recientemente, en un reportaje del programa de TV Salvados sobre el militarismo en España, que es normal que los presupuestos de educación y sanidad sufran unos recortes más severos que el del Ministerio de Defensa. “La seguridad del país es lo primero”, sen-

Aunque desde Hacienda se niega la existencia de la objeción fiscal, hay cientos de personas que se niegan a financiar con sus impuestos los gastos militares. millones de euros en el ejército. Ser objetora u objetor fiscal no genera graves problemas para quien se significa en ese sentido. Además, permite reconocer a personas que están dispuestas a transitar de las palabras a los hechos respecto a la rebeldía que exige un paso al frente en un momento histórico tan injusto como el que vive nuestro país.

tenciaba ante la cámara y la cara petrificada de Jordi Évole, su entrevistador. ¿A alguien le puede extrañar? España sólo redujo en 2012 en un 8’8% su presupuesto militar, un recorte muy inferior al del 16’9% que se aplicó al resto de los departamentos. Todos estos datos apoyan argumentos, más basados en valores evangélicos, que llevan a

Manolo Copé, miembro de la Comisión Permanente de la HOAC, a afirmar en este número de nuestra revista que “debería ser imperativo para todos los cristianos hacer objeción fiscal”. Se trata de una acción coherente con la coyuntura de crisis económica en la que vivimos pero, además, alcanza una lógica aplastante para quien cree que la ciudadanía debe ejercer su derecho a resistir ante las injusticias. Una: el Gobierno español compró en 2012 cuatro aviones de combate Eurofighter por el “módico” precio de 540 millones de euros. Cuarenta millones menos, o sea, 500 millones, servirían para facilitar la asistencia médica a los 150.000 inmigrantes sin papeles a los que ese mismo gobierno les retiró la tarjeta sanitaria en septiembre. Esta acción sería una oportunidad magnífica de mostrar la resistencia de un número cada vez mayor de gente a situaciones

anacrónicas, algunas ya resueltas, como el servicio militar obligatorio (en enero se cumplieron diez años de su desaparición). Aunque desde Hacienda se niega la existencia de la objeción fiscal, hay constancia en sus archivos de quienes, año tras año, se niegan a financiar con sus impuestos los gastos militares. Otra reflexión interesante que planteamos en este número de alandar se refiere a si marcar o no la casilla que corresponde a la Iglesia católica en la declaración del IRPF. Nuestro colaborador, Pedro José Gómez, explica en su texto los pros y los contras de hacerlo, al tiempo que recuerda que, pese a las opiniones de cada cuál, lo que no debería usarse es la palabra de Dios en falso. (“Como Dios manda” fue un eslogan de la campaña lanzada por la Conferencia Episcopal). Porque, el Padre lo que manda es que las “lanzas se conviertan en podaderas”.

El mes de mayo, con toda su primavera, es también un mes en el que toca pensar en los impuestos. La declaración de la renta que hay que presentar en estas semanas es algo que toca a la gran mayoría de las personas que componen eso que se llama la población activa (¡hasta a sus altezas reales las infantas!). Sin embargo ante los casos de corrupción que brotan como setas (más propias del otoño que estas flores primaverales), a veces dan ganas de salirse del sistema o, incluso, de defraudar… ¡a la vista del panorama! La mayoría de las grandes corporaciones y las personas más ricas del mundo no pagan impuestos (o pagan una cantidad irrisoria). A pesar de esto, es evidente que contribuir al sostenimiento del Estado a través del sistema impositivo es un imperativo ético. Por tanto, quien no lo hace, desarrolla un comportamiento inmoral y repudiable ante el resto de la ciudadanía. Los impuestos hacen posibles los servicios públicos, tan adoloridos por los recortes, pero tan imprescindibles. La educación, la sanidad y los servicios sociales solo son viables con esa aportación colectiva que es generadora de cohesión social. Pero, tal y como afirmaba el economista –de derechas, por cierto– José Mª Gil Suay, “si algún elemento del complejo sistema impositivo presenta quiebras éticas importantes, es todo el conjunto el que se resiente y no cabe esgrimir la exigencia ética como un arma arrojadiza a las restantes piezas del puzle”. Como piezas pequeñas y poco poderosas del puzle nos toca pagar y hacer esa apuesta ética por lo colectivo. Nos toca poner en marcha mecanismos para que el uso de esos impuestos sea lo más justo posible –como la objeción fiscal a gastos militares de la que hablamos en este número– y para manejar nuestro dinero de acuerdo con nuestra propia ética. Nos toca apostar por otra forma de hacer economía desde nuestras decisiones cotidianas, las grandes y las pequeñas. Nos toca defender los servicios públicos como patrimonio colectivo. Nos toca luchar. Y nos toca escuchar las voces que promueven un sistema distinto, aunque ya no estén en este mundo. Como José Luis Sampedro, que lo tenía claro: “hay dos clases de economistas; los que quieren hacer más ricos a los ricos y los que queremos hacer menos pobres a los pobres”.

En este número... ¡Conseguido!

La famosa “X” del IRPF

Conversaciones en el Foro Gogoa con Gema Juan Herranz

Han sido necesarios 20 años de intensa campaña para llegar a la aprobación del Tratado Internacional sobre Comercio de Armas el pasado 2 de abril en la ONU.

Página 3

Página 8

Crónica del FSM 2013

Entrevista a Asunción González Sotos

Página 14

Página 19

Página 24


alandar

mayo 2013

Cartas

alandar Revista mensual de información social y religiosa www.alandar.org Directora: Cristina Ruiz Fernández alandar@alandar.org Consejo de Redacción: Araceli Caballero, Belén de la Banda, Luis Fermín Moreno, Beatriz Tostado, José L. Corretjé, Carlos Prieto, Ricardo Olmedo, Mª Luisa Toribio, Fernando Torres Pérez, J. Ignacio Igartua, Eloy Sanz, Nacho González, José Luis Palacios, Charo Mármol, Ana Bou. Equipo de jóvenes: Ruth Anastacio y Javier García Wong Kit (Perú), Grupo “lautopiaesposible” (Barcelona), Diego Escribano y Jorge Tamames (Madrid), Silvia Ferrandis (Valencia). Colaboradores: Merche Más, Teresa Pérez Castillo, Beatriz Toribio, Carlos Ballesteros, Dolores Aleixandre, Carlos F. Barberá, Jaime Atienza, Marta Arias, Joan Zapatero, Marcelo Barros, Mariano Fresnillo, Javier Pagola, Rogelio Nuñez. Colaboran en este número: Pedro José Gómez, Pedro J. Navarro, Sol Demaría, Santiago Torres, Daniel Benadava. Suscripciones: Ana Fernández Sastre. Promoción y publicidad: Charo Mármol. promocion@alandar.org 608 151 164 Edición y página web: Rafael San Román. Administradores: Salvador Mendoza, Pilar Bodego Alandar, S.L. C/ Ricardo Ortiz, 14 posterior. 28017 Madrid Teléfono y Fax: 91 726 62 21. suscripciones@alandar.org Horario de oficina: De 9,30 horas a 13,30 horas. Impresión: ADVANTIA Comunicación Gráfica. Madrid. Diseño y maquetación: Javier Mármol Depósito Legal: M-34037-1983

alandar se imprime en papel 100% reciclado

2

ESTAMOS DE ANIVERSARIOS: HABLEMOS Leyendo el último número de alandar me entero de vuestro 30º aniversario, bien repleto por lo que he podido seguir estos años. Como suscriptor os doy mi enhorabuena, mi entusiasmo por vuestro trabajo y mi plena complacencia (y la de algunos otros que la comparten conmigo) con el contenido que mes a mes nos mostráis. Que sigáis siempre mejorando; no paréis. AFUVEVA es una asociación vecinal de Valdebernardo nacida del coraje ante el sueño que se quebró en el camino (1993) y que se levantó con la fe en el “Sí podemos”… Se puso de pie y empezó a caminar. Eramos muchos (unos 2.700 cooperativistas) y mantuvieron la lucha, y esa Asociación de Futuros Vecinos de Valdebernardo (AFUVEVA) sacó adelante un Barrio Modelo. Ahora se llama simplemente Asociación Vecinal de Valdebernardo y estos días celebra sus 20 años; vecinos que sabían muy bien lo que querían cuando iniciaron su andadura y ahora se debaten en la confusión: las cosas son distintas, es el ritmo de la vida… El Concilio Vaticano II cumple su 50º aniversario. Fue otro sueño del papa Juan, el Papa Bueno. ¿Quién lo recuerda hoy?... Pues sí, señor, los hay, pero no preguntes más. También aquí se desborda la confusión... En un intento por meterme en el ambiente que se vivió, hice un plan de lecturas de la época y sí pude acercarme a ese momento de mi historia (es mi testimonio) con añoranza y confusión. Tiene uno cincuenta años más, que no es cosa pequeña, con capacidad más madura, más infiel, algo más desinflada y veo que a aquellas semillas, algunas ramas verdes, aún le quedan. ¡Demasiada complacencia, sin duda, uno tiende a sacar la parte positiva para seguir viviendo! Es cierto que muchas más lecturas hay que hacer para limar esto, aunque tratando solo de un mero examen de hombre ya colmado, tratando solo de calibrar lo que “fue” y lo que es, me pareció suficiente como examen de conciencia y me dije “¡Sigue ya, no mires atrás!” Las lecturas están aquí a mi lado, es un plan a medio plazo: Una religión para nuestro tiempo, de Louis Evely, el último de este autor, Fraternidad y Evangelio, etc… Y me fui a los Documentos del Vaticano II de la B.A.C. Con estos documentos por cabecera, sigo mi examen; y, a pesar de la frescura, me resulta difícil una visión comprensiva, globalizada de los temas. Por esta razón busqué ayuda: Unas lecciones sobre el Vaticano II y su legado, de S. Madrigal, quedándome al fin con el sencillo y didáctico Cuaderno nº 182 de CyJ redactado por Víctor Codina: ¡muy útil! ¡muy útil!

Al hombre o a la mujer de hoy, emborrachado con sus éxitos, estas cosas pastorales del concilio le resbalan (¡Dios guarde a quien le escuche, también van para él esas cosas!) y a la jerarquía le produce miedo un cambio tan brusco y busca sitio seguro: se refugia en la tradición con inmisericorde tranquilidad. Pero ¡ay del seguro en tiempos revueltos! No ve los signos de los tiempos; no es un buen camino: hay ovejas perdidas que necesitan pastor. ¿Y la juventud de aquellos días? Vibraron con las novedades y actuaron hasta los no creyentes (el mayo del 68, los movimientos hippies…) vivieron una gran ola de vida nueva. Los timoratos saltaron en todos los horizontes… y acabaron con las esperanzas. ¡Demasiado rápido así! y pusieron freno: las dictaduras consolidaron sus fuerzas y otras nuevas las imitaron. Pero no faltaron las respuestas en plan de reacción que señalaron dónde estaba el mal: sin libertad, nada es duradero. El cambio de orientación ética en la comunidad global a la que se dirigía, no dio su fruto: la codicia incrementó la riqueza de los más ricos, la explotación del hombre se intensificó y los desafíos de poderes nos trajeron nuevas guerras estúpidas; la naturaleza se vuelve a dejar oír: esta cerrera carece de sentido, decidíos ya… Los aniversarios se han asentado en la cultura moderna. Pues, ¡volvamos a las fuentes! para sacar el agua cristalina que nos haga renacer aún siendo viejos. “En verdad te digo que quien no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el Reino”. Para nosotros, vivos, no hay otra. Mario Obregón García. Madrid.

PAGOLA Y LA CENSURA En el “Alfa y Omega” del domingo 17 de marzo de este año, he leído una nota de la Conferencia Episcopal Española sobre el citado libro de Pagola calificándole como “Peligroso por sus omisiones”. Debo decir que tengo 80 años, que estudié en los maristas, que he pertenecido a Acción Católica y que procuro -con la ayuda de los hermanos en la fe- mantenerla y, si es posible, profundizarla e incluso trasmitirla, aunque reconozco que con poco éxito. Hago esta confesión para que se puedan situarme a mí y a mis opiniones. Dicho esto, debo manifestar que al el citado libro lo considero excelente y nada peligroso, sino esclarecedor. Esta semana Santa he vuelto a leer los capítulos relativos a la Pasión y Resurrección de Jesús y he confirmado, una vez más, el rigor de su relato y su valor pastoral. Hace años también leí el llamado “Catecismo Holandés” que,

creo recordar, también ofrecía peligros por su opinión sobre el tema de la concepción de María, razonando los obispos holandeses que los relatos evangélicos de Mateo y Lucas, tomados al pie de la letra, nos llevaban a definir a Jesús como un semidiós, hijo de Dios y de una mujer, propio de la mitología grecolatina, pero no del concepto de Hijo del Hombre e Hijo de Dios que es el que se aplicó Jesús. Tales bellos relatos, redactados con el propósito de llegar al corazón de los cristianos procedentes del judaísmo y recogidos, probablemente, de alguna tradición oral de los mismos, están -por otra parte- cargados de un rico simbolismo, que mantiene su valor pastoral, pero no son historia. Como no conozco ni las peligrosas omisiones ni la ambigüedad a las que se refiere la citada nota no puedo opinar sobre las mismas, si no quiero dar “palos de ciego”. Por otra parte, confieso que no entiendo la siguiente frase de la misma nota: “Su enfoque metodológico (del libro) ha de considerarse erróneo, por cuanto, separando al llamado Jesús histórico del Cristo de la fe, en su reconstrucción histórica elimina preconcebidamente todo cuanto excede de una presentación de Jesús como profeta del Reino”. O sea ¿que los contemporáneos de Jesús parece que no conocieron a Jesús como es debido? Confieso que estoy perplejo. Si se admite una broma, habría que pensar en el disgusto que se han debido de llevar los apóstoles al enterarse de esto. Para terminar y para tranquilizar, si es posible, a la Conferencia Episcopal, diré que la lectura del libro de Pagola me ha liberado de la sensación subliminal de que Jesús era un extraterrestre disfrazado de hombre, sensación que me venía cuando se hablaba de él. Ahora le percibo como Hijo de Dios y como Hijo del Hombre simultáneamente y es que para Dios no hay nada imposible. Eloy Parra Abad Madrid

COMUNIÓN O ¿SUMISIÓN? He leído y he vuelto a leer de manera muy atenta el artículo, “A los obispos no les gusta”, de Aristóbulo Llorente sobre las Jornadas de Pastoral Educativa 2013 que pensaba organizar la FERE en diferentes diócesis de España, una de las cuales iba ser, precisamente, Oviedo. Pues bien, tal y como dice el propio Aristóbulo, al menos en esta diócesis no se van a celebrar, porque su obispo, Jesús Sanz Montes, considera que no ha sido consultado y porque, además, algunos ponentes de las mismas no son considerados idóneos por él,

se sobreentiende, a nivel religioso; porque solo faltaba que fuera también a nivel de capacidad pedagógica. Por otro lado, no me extrañaría que su osadía le llevase también a ello. A una manera de actuar como ésta, es decir adulta y madura por parte de colectivos concretos, en este caso de la FERE, muchos jerarcas de la Iglesia, al menos de la española y algunos más que otros, todo sea dicho, suelen denominarlo falta de comunión. Es decir, para este obispo en concreto es falta de comunión el hecho de que representantes de la FERE, después de reunirse, comentar e intercambiar puntos de vista, decidan qué personas son las que ellos consideran más adecuadas de cara a impartir unos conocimientos y unas experiencias que ayuden a llevar mejor a cabo la tan sagrada tarea de ayudar a crecer y a madurar a niños, adolescentes, jóvenes, profesores, madres, padres, etc. de sus colegios. Debo confesar que no me ha extrañado en absoluto la reacción de este obispo. Me viene a la memoria una de sus pastorales, cuando estaba al frente de la diócesis de Huesca-Jaca, en la cual pedía a sus diocesanos que en las elecciones que se iban a celebrar votasen al Partido Popular para intentar con ello desbancar de la Moncloa al entonces “más que hereje”, presidente Zapatero. Me da la impresión de que en su manera de ver las cosas no existen palabras tan evangélicas y cristianas como diálogo y comprensión, entre otras. Para él, en este caso, la verdad es única y la posee de manera exclusiva él y nadie más que él, a pesar de que se trate de una verdad que pueda afectar a campos que en absoluto domina. De ahí que la comunión signifique siempre aceptar a pies juntillas sus palabras y sus propuestas. Vaya, servilismo puro y duro y renuncia absoluta a algo tan maravilloso y sagrado como es pensar y decidir haciendo uso de la mente y de la voluntad. O, dicho de otra manera, sumisión total y absoluta. Tiene miedo, también otros lo tienen, de que existan personas que puedan llegar a cuestionar sus seguridades, muchas veces demasiado próximas al Derecho Canónico, aunque muy lejanas del Evangelio. Por ello piensan que deben cortar por lo sano. Dos cosas para acabar: en primer lugar, si esto es estar en comunión, ¡por favor, dadme de baja cuanto antes! En segundo, que me perdone la FERE, pues creo, personalmente, que en este caso su actitud de echarse para atrás tiene muy poco de comunión y mucho de servilismo o de una obediencia muy mal entendida. Juan Zapatero Barcelona


mayo 2013

Punto de vista

alandar

La famosa “X” del IRPF PEDRO JOSÉ GÓMEZ omienzo esta reflexión con dos presupuestos de carácter personal: yo pongo tan a gusto las dos “X” en la declaración del IRPF, pero me gustaría que no las hubiera. En lo que sigue va el intento de explicar esta aparente contradicción. Como todos sabemos, en la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas se pueden marcar dos casillas, una o ninguna. En una se indica “Iglesia Católica” y en otra “Otros fines de interés social”. De este modo, los contribuyentes pueden orientar una pequeña parte de sus impuestos a unos fines previamente establecidos. Menos mal que la Conferencia Episcopal logró evitar la situación inicial en la que la “X” se tenía que poner de modo alternativo y en la que la financiación de la Iglesia se encontraba enfrentada a la de “la lucha contra la pobreza”. El origen de esta disposición se encuentra en unos acuerdos firmados entre la Iglesia y el Estado en el inicio de la democracia y que preveían un periodo transitorio hasta que la Iglesia pudiera autofinanciarse, partiendo del modelo franquista. Inspirándose en la experiencia alemana, en la que la administra-

C

técnica que recoge el sentir de una parte de la ciudadanía. ◗ Lo que aporta la Iglesia al bienestar social del país es muy superior a lo que recibe económicamente por el efecto multiplicador de las personas voluntarias. ◗ De hecho, la Iglesia no supone una carga sino un ahorro para las arcas públicas. Si el Estado tuviera que asumir su acción social le saldría mucho más caro. ◗ Muchas actividades de la Iglesia no son estrictamente religiosas y contribuyen al patrimonio cultural, moral, artístico o intelectual de un país. ◗ El carácter de derecho internacional de los acuerdos con la Santa Sede no permite alterarlos unilateralmente. Ante este fuego cruzado de argumentos unilaterales no me siento cómodo. Creo, por ejemplo, que no es honesto publicitar la “X” a la Iglesia apelando a su acción social, ya que buena parte de ésta se financia, sobre todo, a partir de los recursos de la otra “X” (la de otros fines de interés social), además de por la generosidad de las comunidades cristianas y particulares. Ciertamente, el grueso de la partida asignada a la Iglesia se destina al

La Iglesia asumió el compromiso de dar pasos progresivos para alcanzar su plena autofinanciación y poder prescindir de esta “muleta financiera”, algo que no ha ocurrido hasta la fecha. ción tributaria presta un servicio análogo a las Iglesias Católica y Evangélica, en España se argumentó que Hacienda tenía un sistema mucho más eficaz de recaudación y que habría muchos españoles deseosos de contribuir a la financiación de las actividades de la Iglesia Católica pero que, por no frecuentar sus celebraciones litúrgicas ni mantener sólidos vínculos con las parroquias, no encontrarían un modo práctico de realizar su aportación económica. En su momento la Iglesia asumió el compromiso de dar pasos progresivos para alcanzar su plena autofinanciación y poder prescindir de esta “muleta financiera”, algo que no ha ocurrido hasta la fecha. Entretanto, esta situación se ha vuelto polémica. Sin pretender agotar los argumentos podemos señalar que quienes se oponen a la aportación estatal suelen señalar lo siguiente: ◗ España es un Estado laico y debe haber una separación total entre Estado e Iglesia. ◗ Los cristianos y cristianas estarían contribuyendo menos que el resto a costear los gastos públicos generales, al detraer su parte de los ingresos totales. ◗ La Iglesia estaría privilegiándose del apoyo del Estado a conciertos educativos, sanitarios o sociales y por un tratamiento fiscal inaceptable (no pagar el IBI, por ejemplo). ◗ La crisis económica habría agravado la situación. Si estamos sufriendo tantos recortes en bienes y servicios públicos, ¿por qué no recortar a la Iglesia? ◗ Algunas personas, incluso, descalifican por completo a la Iglesia o al hecho religioso y se oponen a que el Estado alimente a una institución “socialmente indeseable”. En el lado contrario se encuentran quienes afirman lo siguiente: ◗ El Estado financia numerosas actividades con orientación ideológica particular por considerar que contribuyen al bien común y no solo a la Iglesia. ◗ Somos libres de poner o no la “X” y, por tanto, el Estado solo realiza una función

mantenimiento de su infraestructura estrictamente religiosa. Aunque sí que resulta cierto que difícilmente podrían realizarse muchas acciones sociales sin la existencia de esa estructura organizativa. En sentido contrario quienes se oponen a todo apoyo público a la Iglesia olvidan que otras muchas instituciones sociales, como los partidos, los sindicatos, las fundaciones, los clubes deportivos o numerosas actividades artísticas son, de un modo u otro, subvencionadas y, con frecuencia, de modo más intenso. Yo creo legítimo y conveniente que el Estado apoye a las entidades que contribuyen a vertebrar la sociedad, mientras esta aportación sea minoritaria en sus presupuestos. La subvención mayoritaria tendría sentido para las actividades consideradas de bien

común por un alto consenso ciudadano y que puedan desarrollarse mejor desde el sector social que desde el publico. Una sociedad que entre los individuos y las administraciones públicas tiene una gran variedad de organizaciones intermedias es más rica, libre y dinámica.

El grueso de la partida destinada a la Iglesia se dedica al mantenimiento de su infraestructura estrictamente religiosa. Pero, si lo que he señalado hasta ahora se refiere a mi conciencia ciudadana, mi conciencia creyente me lleva a ir más lejos por exigencia interna. No porque piense que el Estado debiera negar todo apoyo económico a la Iglesia -ya que puede haber muchos campos de mutua colaboración-, sino para que ésta pueda aproximarse a los criterios económicos evangélicos, para ganar credibilidad ante la sociedad y para mantener su libertad e independencia ante el poder político. Tres condiciones imprescindibles para la evangelización en nuestros días. En concreto, yo distinguiría tres necesidades económicas de la Iglesia. La primera sería el mantenimiento del personal e instalaciones dedicados al culto y demás actividades de la vida comunitaria del Pueblo de Dios. Estas necesidades deberían ser de completa autofinanciación. La segunda se refiere a las actividades de promoción de la solidaridad y lucha contra la pobreza (salud, educación, voluntariado social, apoyo a los sectores so-

Una transparencia completa sobre la economía eclesial, tendría un efecto muy positivo en la sociedad. ciales más débiles, etc.). En este terreno la Iglesia debería tener idéntico trato que las fundaciones, asociaciones y ONG sin ánimo de lucro, sin discriminación alguna por su identidad. La tercera tiene virtualidades que no poseen ni las empresas privadas ni las instituciones públicas: los gastos derivados

de un patrimonio artístico que tiene un valor incalculable -por lo que alimenta el tópico de la riqueza de la Iglesia- y cuyo mantenimiento resulta muy oneroso. En este caso yo propondría su donación al Estado con derecho de uso en el caso de que las comunidades cristianas lo utilicen para las actividades religiosas y mientras esto ocurriera. Los bienes tendrían un uso cultural general, la Iglesia haría un gesto real de desprendimiento y su mantenimiento sería compartido. Este planteamiento, unido a una transparencia completa sobre la economía eclesial, tendría un efecto muy positivo en la sociedad. Pero, en un contexto de envejecimiento y reducción numérica del catolicismo español, que, por desgracia, no ha acabado de asumir el criterio de la autofinanciación, obligaría a practicar una administración aún más

Hay que seguir generando conciencia en los creyentes en el sentido de que tenemos que pagar los gastos de la comunidad para poder prescindir de la X. austera (creo sinceramente que el clero cobra poco y que el despilfarro no es la tónica de la institución eclesial) y a repensar cómo el ejercicio de los ministerios eclesiales a tiempo completo debe dar paso a situaciones en las que muchos de los ministros deberán serlo a tiempo parcial, en semivoluntariado o teniendo otro oficio. Puede que los obispos prefieran la asignación del Estado a la autofinanciación porque ésta puede dar a los fieles un peso en la marcha de la Iglesia que hasta ahora no han tenido. Hay que seguir generando conciencia en los creyentes en el sentido de que tenemos que pagar los gastos de la comunidad para poder prescindir de la “X”, evitando, eso sí, errores aberrantes como la campaña “Como Dios manda” en la que se sugería que Dios quería que pusiéramos la dichosa “X”. Un poquito “de por favor”. Que se sepa, lo que Dios quiere es un mundo de paz, de libertad, de justicia y de amor.

3


alandar

Tema de portada

mayo 2013

Objeción fiscal: no estamos para pistolitas ARACELI CABALLERO

U

n estudio del Colegio de Registradores (¡de la propiedad!) revela que cada día de 2012 la banca realizó en España 115 desahucios. Al final del mismo año el paro rozaba el 26%, más del 13% de aumento respecto al anterior (las previsiones son que cuando acabe 2013 se haya superado el 27%). Estos, efectivamente, son porcentajes, estadística, pero detrás hay unos seis millones de personas sin trabajo y un Estado que cada vez merece más, si respetamos el diccionario, ser llamado “del malestar”. El Centre Delàs de Estudios por la Paz (www.centredelas.org) señala que los gastos del Ministerio de Defensa en el mismo año fueron 15.834 millones de euros. Así vista la cosa, remitiéndonos de nuevo al respeto al diccionario, no parece excesivo invertir tanto en defensa, cuando la población está tan vulnerable.

respecto al año anterior. Luego, en el transcurso del ejercicio, esas cifras se han visto ampliadas con aportaciones extraordinarias y, al finalizar el ejercicio, acaban con un incremento que, según el año, oscila entre un 15% y un 20% y que en el último decenio han supuesto un promedio de 1.400 millones de euros anuales”. Lo que significa que a lo que aparece en los presupuestos generales (PGE) aprobados en las Cortes hay que añadir créditos extraordinarios, como el de 1.827’7 millones para pagar los Programas Especiales de Armamentos (PEA), los cazas, los blindados, los diversos buques militares, los helicópteros y así hasta 19 programas de armas. También hay que sumar incrementos de partidas, como es el caso de las operaciones militares en el exterior, llamadas “de mantenimiento de la paz” (véase la anterior explicación

La objeción aprovecha la declaración del IRPF para desviar una parte de nuestros impuestos a un proyecto que trabaje en la defensa del progreso social. Pues no es verdad, porque esta abultada cantidad, como ya han adivinado todos los lectores y lectoras que no sean de otro planeta, no se invierte en proteger derechos básicos, como la vivienda o el trabajo digno, por citar solo algunos de los más vulnerados. Vamos, que no son inversiones en defensa, sino gastos de “defensa” (dicen las reglas de ortografía de la real Academia que las comillas se usan, además de en las citas textuales, “para indicar que una palabra o expresión es impropia, vulgar o de otra lengua o que se utiliza irónicamente o con un sentido especial”. Que cada cual deduzca por qué se usan aquí). La población no suele emocionarse demasiado viendo cómo gastan sus dineros en prevenir hipotéticos ataques de los aún más hipotéticos “malos”, mientras queda indefensa ante los muy reales y presentes ataques de malos muy reales (al menos si nos atenemos a la doctrina forrestgump: es malo quien hace maldades), de modo que las cifras que nos cuentan y lo que finalmente se gasta difiere bastante año tras año. Según el citado Centro Delàs, “en los últimos cuatro años el Gobierno nos ha presentado un presupuesto con unos números que representan un descenso

4

del uso de comillas), “cuando lo que están llevando a cabo en Afganistán es apoyo a una de las partes en una guerra civil; o en el océano Índico, donde protegen a los atuneros que expolian los caladeros frente a Somalia”, señala Pere Ortega, del Centre Delàs en su estudio Verdades y mentiras en el presupuesto militar español de 2013, disponible en la web del centro junto a otros interesantes informes y documentos. A cualquiera se le ocurre que con esos dineros se podrían hacer muchas cosas que protejan realmente a la población. Ya hay quien ha puesto en práctica la ocurrencia y ha calculado, por ejemplo, que el Gobierno podría ahorrarse los 540 millones de euros que cuestan cuatro aviones de combate Eurofigther en lugar de “ahorrar” 500 millones de euros excluyendo a las personas inmigrantes de la sanidad pública. O destinar los 540 millones de euros presupuestados para operaciones militares en el exterior a aumentar el exiguo presupuesto de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (¡ganas dan de ponerle comillas a esta “ayuda”!), de solo 266’44 millones. Esto y más puede encontrase en la siguiente página web (www.recortemoselgastomilitar.org).

¿Y si nos negamos a pagar? ¿Qué pasa si hay una guerra y nadie va? se preguntaba hace años el movimiento “noviolento”. Sabido es que las guerras actuales las hace en los despachos un reducido número de gente que ya no necesita personal ni para bombardear in situ; con los drones todo es limpio y aséptico); lo que necesitan son dineros. O sea, que negarse a ir a la guerra hoy en día, en estas latitudes, es no financiarla. En eso andan las gentes que promueven la objeción fiscal a los gastos militares desde hace décadas, como solemos contar en alandar cada primavera. Aunque es muy difícil calcular la cifra, solo en Cataluña se recuperaron para fines sociales 26.000€ en la campaña anterior. Si se tiene en cuenta que no se recoge el total (muchas personas no informan de su objeción), que solo incluye las declaraciones “a ingresar” y que las gentes adictas a estas prácticas no suelen nadar en la abundancia (un poco como la viuda de la monedilla que tan bien le cayó a Jesús), pues no está tan mal la cosa. ¿Está en nuestras manos cortar el grifo de los gastos militares? Por completo, no, pero algo podemos hacer. Y eso es precisamente la objeción fiscal, “aprovechar la declaración del IRPF para desviar una parte de nuestros impuestos a un proyecto que trabaje en la defensa de un progreso social solidario”, como explica la web del grupo Tortuga. Es decir, invertir en protección (la calidad la vida, el derecho a la salud, el respeto a los derechos humanos, el entorno natural, la no explotación de unas personas por y para otras, la defensa de las minorías ante las mayorías), en lugar de gastar en “defensa”, que no estamos para pistolitas cuando el enemigo a batir es la injusticia.

Cartel sobre la objeción fiscal “Ni un euro para pistoleros”.

Fuente. CNT

¿CÓMO SE HACE? En el momento de hacer la declaración de la renta, cuando se llega al apartado “cuota líquida”, se hace una deducción en una de las casillas no utilizadas, tachando el título y escribiendo “Por objeción fiscal” y poniendo la cifra correspondiente. El importe se calcula tomando como referente los gastos de Defensa o por una cantidad: ◗ Cuota porcentual: el % que destinan los PGE al Ministerio de Defensa o el gasto militar per capita (588’10€ este año). ◗ Cuota fija: una cantidad fija propuesta por los diferentes grupos (100 €, por ejemplo) o decidida por cada cual. Adjuntar una instancia al delegado o delegada de Hacienda alegando los motivos de la objeción fiscal, informado del destino alternativo (adjuntar justificante del ingreso de la cantidad objetada a favor del proyecto elegido si ha salido “a ingresar”) y pidiendo que en sucesivas ediciones los impresos incluyan una casilla a este fin. Es importante notificar que se hace objeción fiscal al grupo más cercano, puesto que de ello depende en gran medida uno de los objetivos de la campaña: el impacto social. Todo esto está, más y mejor explicado, en www.grupotortuga.com, www.objecciofiscal.org/index.php/es y www.nodo50.org/objecionfiscal/, entre otras webs. En la última, ofrecen un video tutorial y un caso práctico.

PRENDA FISCAL Con los mismos planteamientos de fondo, en Cataluña se ha puesto en marcha otra campaña, la penyora (prenda) fiscal, una acción de desobediencia civil que pretende conseguir una administración pública transparente, base de una gestión democrática y participativa de los recursos públicos, libre de las imposiciones del sector financiero y de otros grupos de presión. Consiste en retener, a modo de prenda, una cantidad de la declaración de la renta (de 1€ a la totalidad del dinero que corresponda ingresar; los organizadores proponen 20€ como cantidad simbólica), ingresándola en la banca ética o en la Caja General de Depósitos de la Generalitat, hasta que la Administración cumpla su obligación de transparencia total. Una vez que se apruebe la Ley de transparencia y se empiece a aplicar efectivamente con garantías, se liberará la prenda, haciendo la aportación de Hacienda. La campaña está promovida por la Crida a la desobediència civil pels drets ciutadans i contra la dictadura financiera (llamada a la desobediencia civil por los derechos ciudadanos y contra la dictadura financiera), una plataforma ciudadana que está promoviendo iniciativas muy interesantes. Más información sobre la campaña y sobre la crida en www.cridadesobediencia.cat


mayo 2013

Tema de portada

alandar

Entrevista a Manolo Copé, activista por la objeción fiscal y cantautor

“La objeción fiscal debería ser un imperativo para las personas cristianas”

www.narceaediciones.es narcea @narceaediciones.es

Paseo Imperial 53-55. 28005 MADRID Tel.: 91 554 61 02. Fax: 91 554 64 87.

narcea, s.a. de ediciones

A

rista Tortuga, que aún hoy sigue funcionando y animando a vivir en un mundo sin armas. ¿Cómo empezó este proyecto? A finales de los 90 teníamos un amigo que se había declarado insumiso en los cuarteles. Estuvo varios meses en la cárcel. Dentro de nuestra manera de entender la fe y el compromiso apostamos por crear un grupo de apoyo que se encargaba de dar a conocer lo que estaba suponiendo el acto de esta persona y también de otras, porque era una campaña a nivel estatal. Fui conociendo todo el mundo del antimilitarismo y vinculándolo con la dimensión sociopolítica de la fe. A raíz de acabarse esta campaña concreta de la insumisión en los cuarteles, la gente que estábamos en el grupo de apoyo, más otra gente que estaba en la misma onda de antimilitarismo, decidimos continuar con la dinámica de acciónreflexión en torno al antimilitarismo y así empezó a surgir la posibilidad del grupo Tortuga. ¿Erais todos creyentes? En el colectivo Tortuga estábamos de todas las creencias. Nuestro nexo de unión era el trabajo por la “noviolencia”. Para nosotros era un plus. Se había dulcificado un poco el tema de la paz, se había creado el Día de la Paz… pero se había perdido la parte más reivindicativa de la noviolencia, de resistencia, de desobediencia civil… toda esta parte se quedaba más edulcorada por el tema de la paz. Parecía que el día de la paz englobaba todo eso, pero no, nosotros queríamos añadir el día de la paz y la noviolencia. Poder desobedecer ante ciertas situaciones que nos parecen injustas. Muchos de nosotros lo hacíamos desde una óptica creyente y otro desde una formación en valores.

¿Cuáles eran las situaciones de injusticia en ese momento? Había muchos coletazos del tema 0’7, de la cooperación internacional… Estaba en ebullición reivindicar al Gobierno una cooperación internacional. El servicio militar era obligatorio y esto lo considerábamos una situación injusta porque suponía que todo el mundo tenía que entender la forma de defender su país de una determinada manera. En definitiva, cualquier situación de injusticia era asumida por la gente que estábamos en ese grupo. Ante una situación injusta, si te callas, estás siendo cómplice. Una de las acciones de Tortuga era la objeción fiscal. ¿Qué piensas de la objeción fiscal en este momento? ¿Sigue teniendo sentido? Debería ser un imperativo para todos los cristianos hacer objeción fiscal. Respeto la libertad de todo el mundo pero digo esto porque donde está tu dinero, donde está tu tesoro, está tu corazón. De alguna manera, una de las herramientas legales que tenemos para desobedecer civilmente se concreta cuando tenemos que hacer la declaración de la renta. Hay otras muchas maneras, pero esta es una en la que sí que se puede concretar y se puede visibilizar esa otra manera de entender las cosas que tenemos muchos creyentes. Por esto digo que tendría que ser obligatorio. Entiendo los planteamientos de quienes dicen que hace falta un ejército, que hace falta la policía, la guardia civil, una fuerza de seguridad del Estado… pero, aun entendiéndolo, no acabo de compartir que sea la única manera que tenemos de organizarnos, por eso no lo comparto. Puedo entender que haga falta ciertas medidas de seguridad. Si todos los países no tuvieran ejército no haría falta ningún ejército. Pero, además, es que esta manera

Foto. Charo Mármol

CHARO MÁRMOL Manolo Copé le gusta cantar. Tiene muchas cosas que contar y dice que intenta cantar aquello que quiere contar. Por eso a la pregunta de cuándo canta tiene una larga lista de respuestas: canta cuando hay una causa digna por la que luchar, cuando estalla una batalla o se siente indignado, cuando hace falta una vivienda, cuando besa con los ojos, cuando hay un amor sincero y la mujer que ama le besa… Le acompaño en una tarde de esta primavera invernal en el mítico local madrileño de Libertad 8. Allí nos encontramos para compartir unas horas de música y amistad. Allí estaba también Carmen Martínez, “mi reparadora de sueños”, dijo Copé. Y Carmen acompañó a su compañero y padre de sus dos hijos, Joel y Marta. Después de este encuentro decidimos seguir hablando y quedamos en su despacho de su actual trabajo. Ahora está liberado y es el encargado de la responsabilidad del compromiso en la Comisión Permanente de la HOAC. “Se trata de acompañar todo lo que es el compromiso de los militantes tanto personal como comunitario. Todos los militantes están presentes en sus lugares de origen, en aquellas plataformas, sindicatos, en asociaciones… en todas las realidades del mundo obrero más empobrecido”. También tiene a su cargo las relaciones internacionales y el fondo de solidaridad internacional... En su despacho descansa su guitarra, “por si en algún momento me viene la inspiración” Cuando hacemos esta entrevista estamos en abril, hace poco que ha empezado el plazo para poder hacer la declaración de la renta y yo quiero hablar con Manolo de otra de sus etapas. Fue uno de los fundadores del grupo antimilita-

Manolo Copé en un reciente concierto en Café Libertad 8 (Madrid).

de pensar es una lógica que alimenta el sistema capitalista, que lo que hace es generar una serie de necesidades donde no existen. Igual que lo hace con nosotros a nivel personal, lo hace a nivel general. Hay un gasto desorbitado en un ejército de ciento y pico mil soldados que ahí están por si nos atacan desde el sur o desde el norte, da lo mismo. Es un poco la lógica del miedo que el capitalismo nos tiene bien inculcada. Hay que generar una serie de enemigos y, cuando están los enemigos, tenemos que defendernos y entonces tenemos que generar los medios para defendernos. ¿Hoy tiene sentido hacer la objeción fiscal? En este momento hay un plus más para hacer la objeción fiscal por la coyuntura que estamos viviendo. Pero siempre teniendo en cuenta que, cuando esta situación pase, sigue teniendo sentido hacer la objeción fiscal. Los cristianos tenemos una responsabilidad de generar y potenciar estas herramientas, ponerlas encima de la mesa y darles el valor que pueden y tienen que tener. Las personas que hemos tenido la oportunidad de compartir vida

HERMANO JOHN, DE TAIZÉ LA NOVEDAD Y EL ESPÍRITU Introducciones bíblicas 160pp. 13,50€

CAROLINA MANCINI ÁNGEL MORENO, DE BUENAFUENTE BUSCANDO MIS AMORES Lectura sapiencial del Cuarto Evangelio 216 pp. 14€

La imagen de novedad que irrumpe en el curso habitual de los acontecimientos del mundo puede ser considerada como la firma de Dios en la Biblia, un Dios que viene a nuestro encuentro para abrirnos horizontes insospechados ya que encontrarse con Él es separarse de las rutinas aburridas para entrar en una dinámica que da vida y renueva.

y proyectos en los países del Sur nos damos cuenta de que es todavía más necesario. Digamos que, en el Sur, estos temas se agudizan aún más. Que un gobierno gaste un 30% de su presupuesto en defensa cuando se esta viendo que la gente está pasando hambre y no tiene una casa donde vivir es todavía mucho más lacerante y te revuelve el estómago. La declaración de la renta es algo que hacemos cada uno y tendremos que actuar en conciencia, pero sí creo que los cristianos tendremos que ser cada vez más incisivos en la necesidad y la urgencia de que la objeción fiscal pueda ser una herramienta válida para generar otra manera de redistribución de la riqueza que entre todos generamos, una manera de que la justicia se concrete. Al final de nuestra conversación, Manolo me regaló el último de sus discos, Próxima apertura. En la página final del libreto que lo acompaña dice: “Tenemos que manifestar pacíficamente, pero de forma clara y contundente, que hoy, en el siglo XXI y después de tanta humillación y sufrimiento la humanidad no puede resolver sus problemas mediante el uso de la guerra”.

ESCUCHAR ENTRE LAS VOCES UNA Pistas para el discernimiento de la voz que nos da más vida 136pp. 12€

Una sorprendente lectura del evangelio de San Juan haciendo un paralelismo entre los capítulos del principio y del final para ver unas fascinantes coincidencias. El capítulo 21 se convierte en el centro; en él no es tanto el discípulo quien busca al Maestro cuanto el Pastor que busca a sus ovejas e impulsa a los discípulos a cuidar de los demás

De la mano de algunos personajes bíblicos y de maestros como San Ignacio, Santa Teresa y San Juan de la Cruz, descubrimos algunas pistas que nos pueden ayudar a discernir, ordenar y acallar ecos que puedan confundirnos, para amplificar la única voz capaz de susurrar la paz y el sentido

5


alandar

mayo 2013

Iglesia

XXI Foro Religioso Popular de Vitoria-Gasteiz

¡Hay que darle la vuelta a esto!

Más 300 personas asistieron al XXI Foro Religioso Popular.

Foto. Grupo del Foro.

GRUPO DEL FORO

os días 15 y 16 de marzo celebramos el XXI Foro, un foro para el siglo XXI, signo de este tiempo. Nació hace 21 años y sigue naciendo. La asistencia -nunca ha sido inferior- superó las trescientas personas. Un foro que es una puerta abierta a quienes sueñan, luchan, no se resignan. Nos dicen: los foros son oxigenantes, vivimos la raíz del Evangelio y del ser humano. Ese es nuestro proyecto. ¡Hay que darle la vuelta a esto! Honi buelta eman behar zaio! ha sido el título del foro. Situarnos al lado del ser huma-

L

Este XXI Foro, lo vivimos con las expectativas del nuevo papa, recién elegido dos días antes. no actual en esta crisis. Darle la vuelta a la economía, las políticas, las religiones, la sociedad… a nuestro propio corazón. Todo está organizado alrededor de los intereses económicos y sus “miedos”. El cambio, la vuelta, son posibles. ¡Manos a la obra! En este foro hemos contado con ponentes que nos han ayudado a diagnosticar los males y recetar los remedios para el momento en que vivimos.

6

Adelaide Baracco, abuela de 64 años, italiana, afincada en Barcelona, profesora de teología, nos dio la primera ponencia titulada ¿Qué Dios para hoy? Mística y empoderamiento. ¡En verdad extraordinaria! Partió comentando la profunda crisis de la Iglesia institución, falta de voces proféticas. Las falsas tutelas e imágenes de Dios nos eximen de responsabilidades a los laicos y laicas. Es necesario volver al Dios alegre y vital de Jesús, debemos madurar la imagen de Dios. Un Dios lejano, externo, dogmático… no coincide con la experiencia del Dios de los místicos (citó a Juliana de Norwich y Teilhard de Chardin) que hablan de un Diosamor que sostiene al mundo. Dios con nosotros y nosotras, no por encima. Dios que nos empuja a buscar soluciones, no que nos resuelve nuestros problemas. Mística y “empoderamiento” son términos relacionados. La mística, como experiencia de Dios vivida en la realidad del mundo, se complementa con el “empoderamiento”, que es la acción transformadora y liberadora que nos dignifica. La existencia como lugar teológico: “Decir a Dios con nuestra vida: verdadera, coherente, empoderada”. La

verdad en cada persona. “Yo soy la verdad”, nos dice mil veces Jesús. Su vida fue de denuncia, de alternativa y de plena confianza en el Padre. Carmen Magallón, catedrática en ciencias físicas y en humanidades nos habló de cómo “En tiempos de crisis, escuchar otras voces: la experiencia civilizatoria de tantas mujeres del mundo, un legado pendiente de universalizar”. Vive en Zaragoza, trabaja en temas de paz, mujeres y cuidado. Promulgue el trabajo por la paz, pero una paz no como ausencia de guerra, sino entendida como una paz positiva. Derechos humanos (salud, trabajo, vivienda…). Retomar nuestra humanidad, como personas, como grupos. Pensando en las generaciones futuras, sintiéndonos agentes y no espectadores o espectadoras. “Necesitamos universalizar la experiencia de las mujeres, que tanto cuentan para todas nuestras familias y comunidades. Siempre implicadas en vida por los cuidados”. El dominico Raúl Vera, actual obispo de Saltillo y antes de Chiapas (México), colaborador y amigo de Don Samuel Ruiz ofreció la charla titulada Paradigmas de la pedagogía de Jesús para el anuncio del Reino

hoy. La evangelización en un mundo secularizado. Con sus vitalistas 77 años, ligado a los pueblos indígenas, mantuvo su innato entusiasmo durante su larga ponencia. Las lecturas del Evangelio -que no soltó de la mano- y las anécdotas, cargadas de vida y alegría, que entremezclaba en su exposición, nos hicieron gozar. Las personas pobres y el Reino. Las bienaventuranzas. El discurso en la sinagoga de Nazaret. Jesús pensaba: “No pueden conmigo y con mi verdad, me van a tener que matar”. Óscar Romero expresó el mismo pensamiento. Las bienaventuranzas van dirigidas a quienes se ha excluido de la construcción del mundo. En la sinagoga él proclamó que viene a convertir a las personas pobres y excluidas en las que construyan la sociedad justa, donde se refleja el reino de Dios. Los bienes del mundo en Lucas se refieren a la cuenta que todos y todas daremos a Dios, creador del mundo, del buen uso de todos los recursos que Él puso en la tierra para beneficio del género humano. No podemos estar ocultando la verdad del Evangelio. “Cristo vino a salvar al mundo, no a fundar una religión”. Mucha gente volverá a la Iglesia si ésta cambia de verdad. La mujer es referente fundamental para entender temas como: la democracia, las políticas públicas, los flujos migratorios, el trabajo… se busca controlar y minimizar el papel de la mujer. “María no vivió pasivamente junto a Jesús”. Entendió y llevó a cabo perfectamente su papel. Como mujer ayudó, al igual que todas las mujeres, al sentido verdadero de la Vida.

en el que niños y niñas preguntaran ¿Cómo fue posible? Su lema: “hacer cosas extraordinarias con gente ordinaria”. Ayudan a personas con desahucios, las asesoran. Hacen denuncia pública, movilización y presión social a instituciones financieras y políticas. Resistencia pacífica activa en el lugar de los desahucios. Siguen promoviendo la ILP y luchando por ella. Concluyó que, con estas y otras situaciones, el sistema se está descubriendo como antihumano y hay que darle la vuelta.

“El sistema se está descubriendo como antihumano y hay que darle la vuelta”. Toni Comín, político socialista, licenciado en ciencias políticas y sociales habló de cómo Salir de la crisis por la izquierda; de la Europa Federal a la democracia económica. Justificó su ponencia en un foro religioso diciendo que lo inaudito sería que no la hubiera, ya que el cristianismo también debe ser compromiso político y social. “Pero el capitalismo no ha encontrado la manera de crear riqueza sin crear desigualdad”. Los Estados son incapaces de controlar los mercados globalizados. Esta crisis es la culminación de un proceso insoportable. El neoliberalismo ha perdido toda su legitimidad. Pero aún tiene todo el poder. “Hemos despertado del sueño”. ¿Cómo damos la vuelta a esto? Con nuevos objetivos. Un Gobierno europeo federal. Hay que globalizar la política para regular la economía. Dar un sí a la democracia

“Ningún ciudadano ha votado para que haya desahucios, ni den a los bancos 200.000 millones, ni recorten las pensiones y las lleven hasta los 67 años, ni endurezcan los contratos y faciliten los despidos…” Mikel Gómez de Kaleatzera Stop Araba sustituyó brillantemente a Ada Colau de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que no pudo asistir. Ofreció la charla titulada Una práctica política para el cuidado de las personas: la experiencia de la PAH. Su sueño es construir un Museo de la Pobreza,

económica que se identifica con la doctrina social de la Iglesia: propiedad social, economía social… este sistema es más frágil que el capitalismo, pero nos llevará más lejos. Este nuevo sistema económico que hay que construir, es posible. Diego Cañamero, ex alcalde rural, miembro del antiguo Sin-


mayo 2013

alandar

Iglesia

dicato Obrero del Campo (SOC) y del actual Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) con su verbo fácil nos contó la realidad de Andalucía y de su lucha

estén en el gobierno o no, no nos representan”. “Ningún ciudadano hemos votado -seguro- para que haya desahucios, ni den a los bancos 200.000 millones, ni

El decrecimiento propone poner al ser humano en primer lugar, bajar el consumo y la producción. recorten las pensiones y las lleven hasta los 67 años, ni endurezcan los contratos y faciliten los despidos…” Por último, David González,

OTROS FOROS, MÁS VOCES PARA DAR LA VUELTA A LAS COSAS Otro de los espacios que se ha celebrado recientemente para buscar alternativas tanto sociales como eclesiales fue el Forum Cristianisme i món d’avui (Cristianismo y mundo de hoy) que tuvo lugar los días 13 y 14 de abril en Valencia. Esta convocatoria nació para contribuir al desarrollo de las intuiciones liberadoras del Concilio Vaticano II y ha conmemorado en esta ocasión sus 25 años de trayectoria, con la voluntad de “actualizar el espíritu renovador del concilio, para que continúe impregnando nuestro compromiso”. La celebración del aniversario se realizó el día antes del inicio del Forum y contó con una vigilia y un concierto del cantautor Migueli, así como con una cena compartida. Foto. Grupo del Foro.

en la ponencia titulada Lucha no-violenta contra este sistema injusto y revuelta contra la represión personal y social. Luchan contra esta “democracia” mal interpretada y explotada por un montón de ladrones. La tierra es un don que viene de Dios para todos los seres humanos. “La dignidad de la persona es innegociable”, los derechos humanos no pueden ser anulados”. En esta sociedad de personas ricas y pobres se compaginan grados insultantes de lujo con casos de extrema necesidad y miseria, privilegios intolerables con derechos pisoteados. Tenemos que buscar y decretar soluciones “todos juntos y a la vez”. ¿Cuáles son los valores del hombre nuevo?: la generosidad, la esperanza utópica, la lucha del pueblo… Un caso especial es el de los PER. “En el SAT luchamos por la reforma agraria que está aún pendiente: La propiedad de la tierra. El latifundio es antisocial y el minifundio no es rentable. Muchos en el (SAT) somos creyentes, ahijados y seguidores de Diamantino -¡qué gran persona!, ¡qué gran cura!- en su lucha por la justicia y la liberación. Tomamos, desde siempre, partido por los pobres y empobrecidos por el sistema y por los políticos que,

poner al ser humano en primer lugar; bajar el consumo y la producción; ocio recreativo frente al consumista; redistribución del trabajo, apoyo mutuo; valor de los cuidados… Este XXI Foro, lo vivimos con las expectativas del nuevo papa, recién elegido dos días antes. En estos momentos, ya de “resurrección“, tenemos y ponemos toda la esperanza en Francisco, por todos los pasos y “signos“ de cambio que está dando y viviendo.

El Foro fue una puerta abierta a quienes luchan y no se resignan.

miembro de “Ez hazkunde Araba”, nos informó, con concreción y fielmente de los objetivos y estrategias que encierra el provocador término Decrecimiento. No es posible un crecimiento ilimitado en un planeta con recursos finitos. Problema: agotamiento de recursos (huella ecológica); consumismo, que no nos da felicidad; la economía reproductiva y de los cuidados, que recaen en las mujeres. El decrecimiento propone

En su respirar consciente… en su caminar sin prisa… en su mirar de frente… ¡lo Divino se visualiza! Y al dejar atrás otra Iglesia recuperamos la verdad de toda vida encarnada que se junta a la Divinidad. ¡Benditos todos los seres humanos asumamos ya de una vez que es un trozo del Dios Humano el que va sobre nuestros pies…!

GIOVANNI CUCCI, SJ LA FUERZA QUE NACE DE LA DEBILIDAD Aspectos psicológicos de la vida espiritual

El Forum ha ayudado, a lo largo de su historia, a cientos de personas a vivir la fe desde sus paradigmas a pesar del “invierno eclesial”, tal y como expresaron sus organizadores en el documento de acción de gracias elaborado con motivo del aniversario. “Nos ha permitido rezar con creatividad en nuestra propia lengua y disfrutar de celebraciones eucarísticas en valenciano, participativas, igualtarias, solemnes y al mismo tiempo sencillas y naturales”. “Nos ha hecho crecer como personas cristianas adultas con libertad en la reflexión teológica propuesta por los ponentes […] con atención y respeto a la pluralidad de situaciones personales y comunitarias que existen en el pueblo de Dios”. De esta manera, el Forum “ha posibilitado que personas que se sentían alejadas de la institución eclesial percibieran su pertenencia a la comunidad creyente que todavía se mantiene viva”. Hay alternativas, hay otras voces y otros espacios. Por ese motivo hay que celebrar el cuarto de siglo del Forum Cristianisme i món d’avui y desear que dure muchos años más, al igual que tantas iniciativas de Iglesia y pensamiento alternativo que van surgiendo en todo el Estado español.

J. SERAFÍN BÉJAR CINCO RAZONES PARA CREER Experiencias de la desproporción

ENZO BIANCHI NUEVOS ESTILOS DE EVANGELIZACIÓN

Este libro trata de dar respuesta a una serie de interrogantes con los que todos hemos de debatirnos y que el autor considera en relación con la vida espiritual, sin por ello pasar por alto la aportación de las ciencias humanas. Y todo, en definitiva, para llegar a una visión más auténtica y reconciliada con la propia afectividad: un ideal nada fácil de alcanzar y, no obstante, necesario.

La forma o el estilo con que el cristiano está en compañía de las personas es determinante: no es posible anunciar a un Jesús que narra a Dios con mansedumbre, humildad y misericordia, y hacerlo con un estilo arrogante o intransigente, haciéndose valer y alardeando de fuerza numérica. Y es que la fe no es cuestión de número, sino de convicción profunda y de grandeza de alma.

El ser humano es un ser desproporcionado, poseedor de un corazón siempre insatisfecho, permanentemente abierto a un horizonte de plenitud. El autor nos propone releer las huellas de tal desproporción en nosotros como cinco auténticos preludios para la fe: el deseo, la historia, el sentido, el rostro y el exceso. Para ello entrelaza teología, filosofía, literatura y cine, intentando evocar la presencia ineludible del misterio.

400 págs. / P.V.P.: 26,50 €

112 págs. / P.V.P.: 10,00 €

120 págs. / P.V.P.: 10,00 €

www.salterrae.es

Apartado 77. 39080 Santander.

salterrae@salterrae.es

Tel.: 942 369 198. Fax: 942 369 201

7


alandar

mayo 2013

Iglesia

Conversaciones en el Foro GOGOA: Gema Juan Herranz, monja contemplativa

Breves Señal de atención Después de algo más de un mes de pontificado de Jorge Mario Bergoglio, el balance de sus gestos y actitudes parece ser positivo. Sin embargo, también van apareciendo algunas señales de atención, quizá no tan mediáticas. Una de ellas es el hecho de que, el pasado 15 de abril, monseñor Gerhard Ludwig Muller, presidente de la Congregación de la Doctrina de la Fe mantuvo una reunión con la presidenta de la Conferencia de las Superioras Religiosas de Estados Unidos (LCWR). En este encuentro, Muller informó a las religiosas estadounidenses de que el nuevo papa había confirmado las conclusiones del durísimo informe que se publicó sobre ellas la pasada primavera, así como “el programa decidido para orientar donde sea necesario a la LCWR”, según informó la agencia de información vaticana Zenit. “Al aprobar el documento de la Inquisición vaticana contra las religiosas de Estados Unidos, ¿se puede deducir que confirma su pensamiento sobre el papel secundario de la mujer en la sociedad, que tanto se le ha criticado?”, se pregunta el lector de alandar Héctor Torres en el correo en el que nos hizo llegar la noticia.

Desalojo en la catedral El pasado 20 de abril una treintena de profesoras y profesores interinos de educación pública entraron la catedral de la Almudena, con el objetivo de realizar un encierro reivindicativo durante el fin de semana, pero fueron desalojados ese mismo día por la Policía Nacional. En la catedral madrileña, que se había cerrado al público general desde poco después de que comenzara el encierro, entraron varios agentes y pidieron a las personas que realizaban la protesta que abandonaran el edificio de forma voluntaria, porque había una denuncia contra ellas. “Esperábamos de los servidores máximos de la Iglesia de Madrid que, frente a este acontecimiento, hubiesen actuado con responsabilidad evangélica, haciéndose eco de la tradición cristiana de acoger y dar refugio”, ha declarado ante ello el colectivo de Profesor@s Cristian@s en la Educación Pública. “Lamentamos que no haya sido así y hayan recurrido a las fuerzas del orden público para proceder al desalojo”. Profesor@s Cristian@s en la Educación Pública

8

“Contemplar es sentir latidos humanos en los titulares de prensa” JAVIER PAGOLA

G

ema Juan (Algemesí,1970) vive en el monasterio de carmelitas descalzas de Puçol (Valencia), donde ha sido priora y formadora. Tiene estudios de farmacia y música. Colabora con artículos y conferencias en diversas revistas y foros de espiritualidad. Ha publicado un estudio sobre Espiritualidad contemplativa y lucha por la justicia. Participa junto a su comunidad en la redacción de una serie de antologías comentadas a las obras de Santa Teresa. ¿Por qué buscar la contemplación y vivir la espiritualidad hoy? Estoy convencida de que lo espiritual no solo reconoce lo humano, sino que es lo más humano que hay en nosotros. Lo humano y lo divino están siempre juntos, como dicen Teresa de Ávila y Juan de la Cruz. Con su fueguito de memoria, la vida contemplativa quiere seguir escuchando a Dios, a los silenciados y a la tierra que grita. ¿Qué pretensión tiene en nuestro tiempo un monasterio? Pienso que un grupo de personas que decide reunirse, vivir de su trabajo, crear un espacio propio y para los demás en el que compartir amistad, inquietudes culturales,

Gema Juan habló en el Foro Gogoa sobre espiritualidad y lucha por la justicia.

Foto: Javier Bergasa

que pisamos, la honestidad de cada cual consigo mismo, con Dios y con los demás. Se trata de mirar la realidad con los ojos de Dios, como Jesús: abrir una grieta en cualquier circunstancia que permita mirarla de otra manera, más compasivamente, más liberadoramente. Eso precisa una experiencia fundante de amor para permanecer en el intento de amar. Nuestra solidaridad pide un soporte absoluto, un cimiento verdadero para permanecer en el intento de cambiar el mundo. Necesitamos nacer de raíz a un amor mayor. Si algo quiere favorecer la vida contemplativa es el discernimiento de la experiencia de Dios.

que se haga justicia, nos convirtamos en personas injustas.

presó, Bonhoeffer, “el hombre para los demás”, el cristianismo y la vida contemplativa cristiana solo pueden ser una vida para otros, que desplaza de sí hacia los demás el eje sobre el que gira. Podemos prolongar la humanidad de Jesús en la nuestra. Como también dice Teresa, “lo que más le gusta a Dios, el mayor servicio que le podemos

“La vida contemplativa es, como toda vida cristiana, una participación en la vida de Jesús” silencio, ayudar en lo posible a las gentes que les rodean y llevar una vida sencilla y sobria puede ser una célula viva en medio del tejido social. La vida contemplativa puede tener carné de ciudadanía entre quienes, creyentes o no, piensan que podemos hacer algo para que nuestro mundo sea un poco más humano y habitable. Y con la misma convicción digo que ninguna monja ni monje estaría en su lugar si no fuera porque lo que origina, atraviesa y sostiene esa pretensión es la búsqueda de Dios y el seguimiento de Jesús. Y hablo con respeto, porque mezclamos lo que somos con el anhelo de lo que queremos ser. Todos nosotros, como decía Herman Hesse, “estamos todavía recorriendo el camino hacia nuestra humanidad, hacia lo mejor de nosotros mismos”. ¿Se puede ser espiritual de veras y luchar por la justicia? La vida contemplativa es, como toda vida cristiana, una participación en la vida de Jesús. Si Jesucristo es, como decía Teresa de Jesús, “el que no torna de sí” o, como ex-

hacer, es dejarle a Él por servir a los demás”. Hay que poner en segundo lugar las propias necesidades y hay que “ser”, poner la vida entera en juego. No hay contemplación sin estar en la tierra, sin inclinación a quien sufre y está desvalido. ¿Cómo hay que mirar la vida y la realidad? Como Jesús, con ojos de misericordia. Juan Bautista Metz habló en los pasados años ochenta de “una mística de ojos abiertos” pero, quinientos años antes, Juan de la Cruz advirtió que “contemplar es abrir los ojos con advertencia de amor”. Dios es luz, pero no nos envuelve en una nebulosa indefinida. Son muchos los caminos por los que Él se revela, pero casi nunca resultan deslumbrantes. Cuando Teresa de Jesús decía: “tengo en más un día de conocimiento propio que muchos de oración muy subida” quería decir que es imposible hacernos cargo de los demás, a lo que nos invita el Evangelio, sin esa verdadera humildad que da el descenso a lo profundo de nosotros mismos, el conocimiento del suelo

¿Cuáles son los desafíos de la justicia? La vida contemplativa se pone ante Dios como el profeta Habacuc. Mira a la historia, mira a Dios en la historia y ve lo que vio el profeta: ve opresión, ve que no basta eliminar a un opresor, porque los opresores se suceden unos a otros y el problema de la justicia y de la justicia de Dios en la historia no se resuelve. Dios no quiere ninguna forma de opresión y de sufrimiento y, sin embargo, permanece silencioso. Hablamos a Dios de la cruda realidad, a veces disputamos con Él y mantenemos una fe que espera contra toda esperanza. Pero la justicia que queremos es la de Jesús Crucificado, el justo que sufre por la justicia, el justo que quiere denunciar y desenmascarar la injusticia, el que quiere que se haga justicia a los pobres y sufrientes, pero que nunca es justiciero. Porque puede suceder que, buscando

¿Qué es la oración? Es dirigirse a Dios, ponerse ante Él, escucharle y hablar con Él. Bendecirle y agradecer la vida y cuanto hay en ella, esperarle y amarle con todo el corazón, buscarle en toda circunstancia, alegrarse con Él por todo gesto que lo hace presente. Significa también soportar el silencio en su presencia, sin escapar de Él, sin inventar componendas que hagan más llevadera esa oscuridad, sumergirse en su silencio e intentar descubrirle donde aparentemente no está. Reyes Mate nos ha recordado eso de que “unos heredamos fortunas y otros infor-

“Dios es luz, pero no nos envuelve en una nebulosa indefinida” tunios”. Para que la alabanza sea sincera, para que el que es celebrado y alabado sea el Dios verdadero, es necesaria esa conciencia de quienes la hacemos desde una “fortuna heredada”. Usted, mujer y monja, ¿qué espera de la Iglesia? Como hija de la Iglesia deseo y espero que sea como una madre que no retiene a sus hijos e hijas bajo sus faldas sino que los anima a seguir el camino de la vida, que comprende sus errores mientras maduran, que no sueña con verse repetida y conservada, sino revivida con frutos nuevos.


mayo 2013

alandar

Iglesia “UNA TEOLOGÍA EN PANTUFLAS”

Okupemos la casa CARLOS F. BARBERÁ

PALABRAS Y GESTOS

S

La misión principal del presbítero no es otra que la de presidir la celebración de la Eucaristía.

Foto. Fernando Torres

Ministerio y carisma (I) JOAN ZAPATERO Siempre se ha hablado mucho del celibato, principalmente en el sentido de dejar de ser una condición obligatoria para todo varón (la mujer aún no puede ser ordenada) que se siente llamado al ministerio sacerdotal. El tema ha ido in crescendo, sobre todo a partir del Concilio Vaticano II pues, no en vano, varios obispos llegaron a proponerlo en aquel momento. Con motivo de la elección del papa Francisco, numerosas personas han vuelto a insistir en el tema como una de las tareas a la cual tendría que hacer frente el nuevo Pontífice, sin dilatarlo por más tiempo. De hecho, bastantes escritos que fueron apareciendo en los días posteriores a su elección, escritos dirigidos a él, iban precisamente en esta línea, recordándole que sería bueno que pusiera este tema en la agenda de las prioridades. No me cabe la menor duda de que es un tema que exige una revisión urgente e inmediata. Otra cosa son para mí las razones que deben llevar a ello, entre las cuales quisiera hacer hincapié de manera especial, en su nula relación con el tema importante del ministerio presbiteral. Creo que si no se ponen los dos en el mismo plato de la balanza, puede llevar a que se aduzcan por parte de ciertas personas argumentos válidos, ¿por qué no?, pero sin llegar nunca a la verdadera enjundia de la cuestión.

La misión principal del presbítero no es, como podrían pensar muchas personas, la de predicar, enseñar, catequizar, aconsejar, dirigir espiritualmente… Es ésta la razón que me lleva a abordar en primer lugar el tema del ministerio sacerdotal, pues solo después de haber aclarado algunos aspectos sobre el mismo tiene sentido para mí abordar la cuestión del celibato. Por si alguien espera respuestas teológicas profundas, me gustaría recordarle de antemano el letrero que encabeza la sección donde aparece precisamente este artículo sobre ministerio y carisma. Como bien reza, no debemos olvidar que nos encontramos ante una “teología en pantuflas” que, según el lenguaje vulgar, significaría más o menos una teología de andar por casa, sin grandes pretensiones y, por, lo mismo, sin la más mínima intención de sentar cátedra ni en éste ni en ningún otro asunto. No voy a apelar a la Escritura ni a la Tradición, por-

que no las domino lo suficiente como para decir la última palabra sobre este tema según las mismas. Aunque sí tengo claro que la Escritura no dice nada sobre ello, en todo caso deja entrever indicios de más bien lo contrario y, por lo que a la tradición respecta, tendríamos que remontarnos a varios siglos de cristianismo para encontrarnos con la práctica de dicha disciplina. La misión principal del presbítero no es otra que la de presidir la celebración de la Cena del Señor. No es, como podrían pensar muchas personas, la de predicar, enseñar, catequizar, aconsejar, dirigir espiritualmente, etc. En todo caso, si lo tiene que hacer, no es precisamente con una obligación superior a la de cualquier otro miembro de la comunidad. Si se me apura, diría yo a título personal que no estaría de más que poseyera dotes de acompañamiento, entre otras; pero en absoluto podría ser considerado nunca como algo necesario y, menos aún, imprescindible para poder recibir el sacramento del Orden. Lo único que apuntaría como realmente esencial sería su excelencia en la caridad en cuanto a su capacidad de amar sin ningún tipo de límites ni de diferencias. Por tanto, me resulta incomprensible cómo habiendo hombres (las mujeres hoy por hoy están excluidas) probados de verdad en el amor, en la bondad y en la generosidad a veces extrema, “se pueda llegar a privar a muchas comunidades cristianas del derecho a (y un mandato de) celebrar la Cena del Señor por el afán de mantener una disciplina eclesiástica”, según palabras del teólogo González Faus. Al hilo de lo que acabo de decir, no quisiera dejar pasar la ocasión para aducir otra razón más, a partir del criterio del amor, para avalar el argumento de la mujer como presbítera. Por la sencilla razón de que el amor transciende todo tipo de condición humana como puede ser el sexo, la raza y también la religión, por supuesto. “Los que os habéis bautizado en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”, según palabras del apóstol Pablo a los Gálatas (3,27-28). Si es, pues, el amor el ideal, todo lo que no fuera en esta dirección significaría estar situado en el sentido contrario. Y no siempre, ni mucho menos, por la posible indolencia del varón ordenado, sino por la estructura eclesial que llega a convertirlo en muchos casos en un transmisor de órdenes, mandatos, preceptos o en un administrador de rituales que tienen muy poco que ver con presidir en el amor y animar con el ejemplo a la vivencia del mismo.

e ha nombrado a un nuevo papa y lo más comentado, lo que más ha calado en la opinión pública, han sido sus gestos. Su calzado, sus vestidos, sus ademanes han producido un sentimiento general de simpatía y de confianza. Algunos, más interesados, han rescatado alguna homilía o han escuchado la de la misa de entronización, pero han sido sobre todo los gestos los que han producido una corriente de simpatía hacia papa Francisco. Se me ocurre pensar en su antecesor. Sus partidarios han afirmado siempre que era un gran teólogo, un intelectual. ¿Qué ha quedado de él en el recuerdo de los cristianos normales? Prácticamente el gesto de su renuncia al papado. En los años de su pontificado ha escrito tres encíclicas y dos libros. ¿Alguien sabría decir lo que dijo en ellas? Al final, su legado más importante parece consistir en un gesto hasta ahora inusitado. Me vienen ahora a la memoria algunas figuras decisivas del siglo XX: Gandhi, Martin Luther King. Sus gestos, sus actitudes han sido decisivas para la historia de su tiempo. Sin duda también sus palabras -al menos algunas de ellas- pero las que perdurán en la memoria colectiva no son grandes construcciones intelectuales sino palabras profundas pero siempre sencillas, casi familiares: invitaciones al amor, al perdón, a la no violencia, a la fraternidad. Palabras veraces porque tenían en todo caso el correlato de las actitudes y de los gestos. Teresa de Calcuta fue una persona admirada en todo el mundo. Alguna vez corren por Internet algunas frases de su autoría pero, en definitiva, su recuerdo y su fama provienen de ser una mujer dedicada absolutamente a los más pobres. No sé si de estas reflexiones puede deducirse que estamos en la era del fin de las palabras, víctimas de su propia inflación y cuando los gestos no solo valen por un millar de ellas sino que prácticamente las han sustituido. Me resulta llamativo que, al hablar del papa Francisco, la pregunta que se oye a unos y a otros es: ¿y qué va a hacer ahora? No qué va a decir sino qué va a hacer. ¿No parece como si se estuviera diciendo: mejor que no diga nada, que haga? Da la impresión de que nadie espera alocuciones sino hechos o, por mejor decir, hechos que vengan acompañados de palabras cercanas y acogedoras. No solo porque el mundo no está ya por los grandes discursos sino porque, además, cada palabra puede volverse en contra de su autor. Benedicto XVI escribió un libro sobre la infancia de Jesús y la recensión de los medios se limitó a si en el portal de Belén había o no animales. Llegados a este punto, puede argüirse que el cristianismo no vive solo de gestos sino de razones. Benedicto XVI insistió mucho en ello, sumándose a la mejor tradición de la Iglesia, que siempre quiso tener un diálogo con el mundo. No puede, pues, pasarse sin pensadores, sin ideas de calado. En definitiva, sin una teología. Solo se me ocurre, en el marco de este artículo, ofrecer las siguientes sugerencias: Los pastores deben ser sobre todo pastores. Son fundamentales, pues, los gestos que realicen en su tarea de acompañamiento. También han de hablar, sin duda, pero con palabras como las de Jesús: sencillas, cercanas, dirigidas al corazón. No discursos morales. Si de una vez por todas guardan silencio sobre preservativos, fecundación en vitro o células madre, mejor que mejor. El diálogo con el mundo, las construcciones ideológicas, pertenecen a los teólogos. Sus palabras no estarán siempre al alcance de todos pero ofrecerán un marco, crearán un ambiente en el que los cristianos puedan a su vez pensar y vivir. ¿Por qué, por ejemplo, tratamos a los de otras religiones como hermanos si no es porque hubo teólogos que supieron argumentarlo? Gestos primero, palabras sencillas que las avalen y elementos para el diálogo con el mundo. Si eso se produce, por fin podremos esponjarnos los católicos.

9


alandar

Iglesia

mayo 2013

La paz como proyecto de sociedad MARCELO BARROS

Para el mundo actual, la paz sigue como un reto aún no realizado. En Siria, la guerra civil entre el Gobierno y una oposición sostenida por los Estados Unidos divide el país. En Israel, en el sur de la India y en otras partes del mundo, conflictos sangrientos hieren a la humanidad. Hasta hoy, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), creada para establecer la paz en el mundo, no ha logrado cumplir plenamente esa misión. En estas semanas, las personas que aman la paz recuerdan que, hace exactamente 50 años, el papa Juan XXIII daba al mundo su carta encíclica sobre la paz en la tierra (Pacem in Terris). Esa carta, publicada en el 11 de abril de 1963, fue como una primera consecuencia del Concilio Vaticano II y, aunque no sea un documento conciliar, reveló que el Concilio abrió una nueva etapa en la convivencia entre la Iglesia Católica y la humanidad. De hecho, en aquellos días de 1962 y 1963, el mismo papa Juan XXIII estuvo profundamente involucrado en evitar una guerra entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. En la Pacem in Terris, el papa hizo una intensa llamada a crear nuevas relaciones internacionales de paz y justicia. El papa insistió en que solamente una orden social justa y centrada en la dignidad de toda persona humana podría garantizar la paz en el mundo.

En la encíclica Pacem in Terris, por primera vez un papa escribía no solo a los clérigos y personas laicas católicas, sino a todos los seres humanos de buena voluntad. Por primera vez un papa escribía no solo a los clérigos y personas laicas católicas, sino a todos los seres humanos de buena voluntad. En una carta anterior (Mater et Magistra), Juan XXIII había defendido el principio de la socialización que, aunque no signifique un régimen social (el socialismo), tiene la misma base: la preponderancia de lo social sobre lo individual y la vocación de todas las personas de vivir la solidaridad y la responsabilidad fraterna. En el Concilio Vaticano II, la Pacem in Terris fue seguida por las discusiones y reflexiones sobre el llamado Esquema 13, que resultó en la Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual (Gaudium et Spes), el documento más positivo y amoroso que la Iglesia jamás escribió sobre sus relaciones con el mundo y su opción de amor a la humanidad.

Por Fernando Torres Pérez

Ilustración: Hiking Artist

El evangelio del mes

El final de mayo es como un fin de fiesta y florece el amor.

10

Caminata por la paz en Capão Redondo, São Paulo.

Foto. Overmundo CC

Ahora, 50 años después, el mundo puede celebrar algunas conquistas, como la independencia política de algunos países africanos que en la época del Concilio eran aún colonias de potencias europeas. Vivimos hoy una conciencia internacional más fuerte de los derechos humanos, algunas victorias contra el racismo y contra la discriminación de la mujer. Sin embargo, las guerras siguen siendo despiadadas, las relaciones de trabajo son más precarias y la amenaza de destrucción de la naturaleza, más concreta. En ese contexto, la conmemoración de los 50 años de la Pacem in Terris coincide con la consolidación del proceso bolivariano en varios países de América Latina. La muerte del presidente Hugo Chávez fue un duro golpe contra ese proyecto latinoamericano de integración e independencia. Sin embargo, esperamos que el proceso pueda seguir desde la actuación de los movimientos indígenas y populares y no solamente de la política de gobiernos favorables al pueblo. Hoy, optar por ese camino es renovar el espíritu del Concilio Vaticano II y oír actualmente la llamada de Jesús en el Evangelio: “Felices las personas que construyen la paz, como alianza de vida, salud y justicia entre los hombres y entre los pueblos. Ellas son verdaderos hijos e hijas de Dios” (Cf. Mt 5, 9).

Una Pascua (y un Pentecostés) aterrizada

Así somos los cristianos y cristianas: capaces de celebrar un año tras otro la esperanza. Y sin sentir nunca que se nos defrauda ni perder la esperanza. A pesar de los pesares. A pesar de que la gente poderosa de este mundo sigue oprimiendo a la gente pequeña. A pesar de que quienes están nos siguen contando milongas diciendo que hacen todo lo posible por quienes están abajo. No es verdad. Trabajan por sus propios intereses. Pero quienes seguimos a Cristo seguimos en la esperanza. Por eso la celebración de la Pascua es más larga que la celebración de la Cuaresma. Cincuenta días contra cuarenta. El mes de mayo recoge el final de la Pascua. El final del mes es como una traca de fin de fiesta: la Ascensión, Pentecostés, la Trinidad... Para que no olvidemos que lo que está en juego no es lo que hacemos o dejamos de hacer sino que es Dios el que va entreverándose en la historia nuestra y va sacando adelante su plan. Por más que Jesús terminase en la cruz, sabemos que Dios lo resucitó. Por más que el testigo del Reino lo recogieran unos pobres hombres que luego, sin darse cuenta, se dejaron comer la moral por Constantino y tantos otros. Por más que el Reino se transformase en una religión más, con sus ritos, sus sacerdotes, sus libros y sus normas sagradas. Por más que la teología nos terminase explicando lo inexplicable (ahí queda como ejemplo lo de la Trinidad en sus incomprensibles explicaciones escolásticas). Y por aquí seguimos creyendo y esperando. No cejamos en el esfuerzo de traducir el Evangelio de la buena nueva a la vida diaria de las personas. Por eso, me parecen muy significativas las dos fiestas que enmarcan este mes. El 1 de mayo celebramos san José Obrero. Dirigimos la mirada al mundo obrero, tantas veces, demasiadas veces, marcado por la injusticia y la opresión. Con esa fiesta queremos decir que los cristianos y cristianas sentimos que trabajamos con solidaridad. Todas las luchas por la justicia son nuestras luchas. Todas son luchas evangélicas. En favor del Reino. Lo nuestro no es mirar al cielo. Lo nuestro es mirar a la tierra, compartir la vida, el sufrimiento, la injusticia; vivir desde la fraternidad con nuestros hermanos y hermanas. El 31 de mayo celebramos la visitación de María a su prima Isabel. Podemos decir que esos relatos evangélicos no son realmente históricos. Pero más importante es su significado nos llega aquí y ahora. Nos dice que el Reino se va construyendo en los pequeños detalles, en la cercanía y el encuentro de tú a tú con cada persona que nos necesite. Ahí, en esos lugares tan humanos, es donde se celebra la Pascua y se hace presente el Espíritu.


Cantar en tierra extraña

mayo 2013

alandar

Iglesia

El camino ortodoxo hacia la unidad (y II) LUIS FERMÍN MORENO

Dejamos dicho el mes pasado que el problema más evidente que se plantea hoy entre la población ortodoxa y la católica es el papel y el ministerio del obispo de Roma en la Iglesia universal. O, lo que es lo mismo, la cuestión del primado y la autoridad del pontífice romano. Señalamos también que no es una simple discusión por ver quién manda o figura más. Lo que se intenta dirimir, sin mucho éxito, en este asunto es el encaje de dos visiones eclesiales prácticamente opuestas, la conciliación entre la unidad y la diversidad en la ecúmene cristiana. Para la ortodoxia, la universalidad concreta de la Iglesia se expresa en la colegialidad de los obispos, sin necesidad de vicario de Cristo que la represente. El gran teólogo oriental del siglo XX, Nicolas Afanassieff, lo expresó de esta manera: “La Iglesia local, en torno a su obispo, integrados los fieles en la comunión eucarística, no es un pedazo de la Iglesia universal sino que manifiesta la Iglesia una, santa, católica y apostólica en un lugar dado. Cada una de las Iglesias locales representa toda la Iglesia”. Las personas de religión cristiana ortodoxa son conscientes de que esta comunión de las Iglesias locales se estructura alrededor de centros de acuerdo, que corresponden a lo que llaman “amplias comunidades de civilización”: Roma para el mundo latino; Constantinopla para el mundo griego; Antioquía para el mundo semita; Alejandría para el mundo africano o Moscú para el mundo eslavo. Durante mucho tiempo fue así. Pero, con el surgimiento de los nacionalismos en los siglos XIX y XX, cada nación se dotó de su propia Iglesia, que denominaron autocéfala. Lo que significa, claro, que cada una tiene su propia cabeza o primado, que elige el episcopado local, a veces con la participación del pueblo convocado a tal efecto.

Sin embargo, autocefalia no quiere decir independencia, sino más bien interdependencia. Cuando se elige un primado, éste debe ser reconocido por los primados de todas las demás Iglesias y, antes que nada, por el primero entre ellos, el patriarca de Constantinopla. O debería. En la práctica real, esta interdependencia no funciona demasiado bien, como se aprecia en las constantes tensiones y disputas entre Constantinopla y Moscú -con Atenas metiendo la nariz de cuando en cuando- por ganar influencia y arrogarse la primacía de toda la población ortodoxa. La interdependencia no evita

tampoco la gran tentación ortodoxa: la sumisión al Estado, que a menudo conlleva su instrumentalización nacionalista. En el mundo ortodoxo, subraya Olivier Clément en Dios es simpatía, “cada Iglesia local está profundamente unida a su pueblo (a veces, aquélla le dio un alfabeto, tradujo la Biblia y los textos litúrgicos a su lengua, etc.) y tiene una inmensa influencia sobre su historia. Esto determina que, con mucha frecuencia, en estos países se pertenezca a la Iglesia ortodoxa, pero no a través de una fe personal consciente. Se trata casi de una pertenencia étnica. Soy serbio, por tanto, soy ortodoxo. Soy

Una celebración ortodoxa en Karakol (Kirguistán).

Foto. Evgeni Zotov

En el mundo ortodoxo cada Iglesia local está profundamente unida a su pueblo y tiene una inmensa influencia sobre su historia. La ortodoxia insiste en la diversidad, en detrimento de la unidad, mientras que la Iglesia católica pone la unidad por encima de la colegialidad, aun respetando las diferencias de las Iglesias locales.

ruso, por tanto, ortodoxo. Creer en Dios es otra cosa. En Occidente, cuando no se cree en Dios no se va a la Iglesia. En Oriente, frecuentemente se sigue yendo a la Iglesia”. Esto tiene a veces consecuencias trágicas, como el duro enfrentamiento que mantuvieron las Iglesias rusa y georgiana -“hermanas” de estrecha relación hasta entonces- cuando Rusia declaró la guerra a Georgia en 2008. La ortodoxia insiste, pues, en la diversidad, en detrimento de la unidad. Roma podría ser un patriarcado más, primado latino occidental. En el otro lado, la Iglesia católica pone la unidad por encima de la colegialidad, aun respetando las diferencias de las Iglesias locales. El papa no puede renunciar a su condición única de vicario de Cristo en la Tierra. ¿Es posible el acuerdo? Para Clément, la dificultad estriba en que se trata de dos culturas que corresponden a mentalidades diferentes. “El pensamiento latino rechaza las tensiones, es un pensamiento que engloba: si hay dos, uno engloba al otro. Por el contrario, el ortodoxo es un pensamiento en tensión, sin síntesis”. Pero estos dos lenguajes distintos “pueden y deben comunicarse”. La solución espera en el misterio trinitario, que permite convivir a tres personas diferentes en una sola unidad. Dogmatismos aparte, hay que “comprender cómo el otro ama a Cristo, cómo se acerca a Dios e ir uno al encuentro del otro”. Así se perfilará el espacio donde ambas tradiciones se descubran hermanas en la fe, donde pueda soplar el espíritu que funde la Iglesia indivisa. Esto exige antes que nada disposición. Y arrepentimiento. “Juan Pablo II lo quería, pero el colegio cardenalicio no quiso y él no se atrevió. En cuanto a los ortodoxos, viven en un mundo tan lleno, tan autosuficiente, que no tienen en absoluto la idea de arrepentirse”. Ni de caminar.

11


Q● 1.

El Mundial literario Foto. Universidad de Oviedo

Por JAVIER GARCÍA WONG KIT. @javiernesto

2.

Si el fomento de la lectura fuera un negocio y no una tarea del Estado, seguramente ya se hubiera organizado el Mundial literario, a la manera de las competencias deportivas internacionales que registran masivas asistencias en los estadios, coberturas noticiosas ininterrumpidas en canales especializados, pirotecnia publicitaria y contratos millonarios para las estrellas del momento. Tendríamos fanáticos que hacen cola para fotografiarse con su escritor favorito, reventa a las puertas de las ferias del libro del mundo y las librerías y bibliotecas se colmarían los domingos por la tarde. Si la literatura fuera el fútbol, tendríamos discusiones acaloradas sobre el personaje protagónico o el argumento de tal novela y por la noche leeríamos los resúmenes con sus mejores escenas.

Pero en el mundo se lee cada vez menos y se venden más tabletas, videojuegos y esos teléfonos inteligentes que, por contraste, nos hacen un poco más tontos o, al menos, más ociosos. En México y Perú el promedio es de un libro al año, estadísticas muy similares a las de Argentina y Chile. Y, pese a ello, como en el fútbol, siguen apareciendo figuras literarias latinoamericanas que ganan los premios más codiciados. Si la lectura fuera una competencia, Francia y España serían siempre candidatos al primer lugar, al igual que los suecos y finlandeses. En Francia se leen, en promedio, once libros al año, uno más que en España. Noruega sería la cuna de los talentos (en una población de cinco millones de lectores, cada año se venden 15 millones de libros) y Japón, el campeón indiscutible: 46 libros al año, es decir, casi un libro por semana. Foto. Pabel Rock CC

En el lugar de La Masía, la academia de las categorías inferiores del poderoso FC Barcelona, estaría la Biblioteca Pública de McAllen, con más de once mil metros cuadrados de libros dirigidos sobre todo a la infancia, en lo que antes fuera un gran supermercado. La lectura alimenta más. La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos sería el estadio de Wembley, con sus treinta millones de libros y quizá el Messi de la lectura sería un tipo llamado Magnus Scheving. El creador de la serie de televisión infantil Lazy Town, que incentiva el deporte y la alimentación sana, lee más de 200 libros al año; mientras, en Perú, el integrante de un programa juvenil de concursos se jacta de no haber leído nunca. Y, mientras millones de jóvenes se atormentan en el país de los Incas porque su selección no clasifica para el mundial de fútbol, pocos celebraron los 120 años del natalicio de César Vallejo, su poeta más universal.

3.

Es cierto que existe el fanatismo de la lectura. Que en México más de 154 mil personas asistieron a la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería este año, que Bogotá y Buenos Aires han sido capitales internacionales del libro en los últimos seis años y que en el Perú han aparecido nuevas librerías, autores y revistas literarias, pero las bibliotecas públicas siguen ausentes.

Foto. Dezeta CC

Si los gobiernos jugaran el Mundial de promoción de la lectura, Colombia le daría una soberana goleada al Perú. En el país de la cumbia, del café y del premio Nobel de literatura Gabriel García Márquez, los niveles de lectura no son muy alentadores, pero las inversiones que están haciendo los ministerios de Cultura y Educación parecen prometedoras: 41 bibliotecas nuevas (y 38 más en camino) y siete millones de libros nuevos. El país de Machu Picchu, la papa y el premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa no solo juega con el marcador en contra (invierte menos del 3% de su PBI en educación), sino con un déficit en la comprensión lectora que resulta alarmante. La palabra gol, que no necesita tildes ni se afecta por el dilema de la “s” o la “c”, parece la única que les interesa.

4.

Este año en Huamanga, la ciudad peruana donde surgió el terrorismo, se realizará una campaña de incentivo de la comprensión lectora en los distintos barrios y caseríos; mientras, en la capital, la Casa de la Literatura (que hasta hace unos meses corría el riesgo de convertirse en sede estatal administrativa, acción similar a convertir un campo de fútbol en oficina tributaria) realizará diversas actividades durante abril, el mes de las letras. Las librerías también se han puesto a punto (aunque una arrastre un discriminatoria campaña de promoción durante el Día de la Mujer, fecha en la cual ofrecieron descuentos solo en los libros de autoayuda), pero esa fiebre que contagió a escritores peruanos como Ciro Alegría, Julio Ramón Ribeyro y al popular Santiago Roncagliolo no llega a los estratos políticos (donde justamente el papá del último figura como canciller). Si la selección de fútbol no llega al Mundial, las esperanzas volverán a renacer dentro de cuatro años y la publicidad nos hará creer que sí podemos. Si las autoridades del Gobierno no hacen nada por promover la lectura en el país, nadie los mandará a segunda división. La lectura en el Perú es un juego que se sigue jugando de espaldas al arco de los protagonistas políticos.

Foto. Frailejón editores. 1.- Biblioteca central de Oviedo. 2.- Biblioteca universitaria de Mostaganem. 3.- Un libro es la mejor almohada que existe. 4.- Hay libros artesanales, libros on-line, literatura clásica, contemporánea…

12

En una de sus últimas entrevistas, el escritor chileno Roberto Bolaño, quizá el último fenómeno literario latinoamericano en décadas, dijo que un libro es la mejor almohada que existe. En una sociedad donde los niños duermen con una pelota, el éxito de Harry Potter (con más de 400 millones de lectores y lectoras) y otras sagas para personas jóvenes y adultas es tan necesario como el aliento de los progenitores.


En su famoso viaje, Darbin fue analizando las especies que salieron a pares del Arca de Noé. Pero no solo se fijó en las grandes bestias de las que hemos hablado en los números anteriores, sino que también se interesó por otros organismos que hacen posible la vida eclesial y que se adhirieron al casco de la barca como lapas durante el Diluvio. En este grupo de polizones entran los Catecismos, que son unos macroorganismos más in extensos que el Adeste Fideles [*] pero menos largos que un día sin pan bendito. [*] Famoso discurso de Fidel a los Cubanienses, no confundir con el villancico del mismo nombre y también revolucionario (“Dejando el rebaño, humildes hasta la cuna” [sic]) pero mucho más breve.

Nombre: La palabra catecismo viene del japonés “kata”, que significa “colleja” y “cisma” (que significa “división” y que, aunque acabe en “a” es varón, como todo lo importante en la Iglesia). Se traduce como “al que disiente, colleja”, por lo que son los responsables de que el que se mueva en la Iglesia no salga en la foto hoy, ni en la estampita en el futuro. Muy útiles desde antiguo.

Origen: Los catecismos más importantes son papatógenos y con cilios es decir, que han sido generados por papas después de concilios, cuando así se requería. Son de edición limitada (muy limitada) para lo realmente importante. La versión de 1992 se preparó antes de que llegase el Internet a los hogares y la fe católica fuese amenazada por gusanos, virus y powerpoints llenos de valores relativistas. Su función básica es ordenar y limitar la fe, ya que el Evangelio no lo hace bien y en estos tiempos ya nadie sabe si se puede curar en sábado o bailar sardanas en Albacete. Sin embargo, en España el catecismo romano (catecismus arcaicus) es todavía la especie dominante. A este también se le llama trentobites cuando está en su forma fósil (es decir, siempre) y para su interpretación se recurre a obispos coetáneos (jurásicos o tridentiásicos). En los últimos años se ha detectado una mutación de los catecismos con numerosos seguidores a los que se llama neo-catecumenales. Que no les engañe el prefijo. Infecciones y parasitismo: los catecismos son inoculados a los niños desde muy pequeños para que se graben en su memoria. Hay padres que están en contra -como con las vacunas- y llevan a sus hijos a clases de ética. En ambos casos, los menos éticos alcanzan posiciones muy destacadas. En cuanto a su poder de infección, hoy en día es muy limitado, pero los individuos contagiados presentan síntomas cada vez más graves, como la papolatría, la intereconomía, la homofobia y la heterofobia. También se han detectado cambios en el habla, al usar castellano antiguo o empezar cada respuesta con la pregunta que se ha hecho. En caso de parasitar macroorganismos, muchos Estados laicos son propensos a sufrir este tipo de contagio. Cadena mitrófica: los catecismos entusiasman tanto a organismos religiosos uniceldulares como pluriceldulares (ambos se diferencian según el número de celdas que ocupan en el convento) así como otros menos conventacionales: los procarotas y los eucaristiotas. También los hay que son capaces de devorarse un catecismo en una tarde y expulsarlo después con una regularidad casi divina. Si es una versión light o compendiada, se pueden leer dos. Los bacilos también fagocitan a los catecismos, pero sufren de diarrea por su culpa (Ej: el báculo de Koch puede causar la tu-ver-culosis, de traducción obvia).

Observación: Aunque es organismo difícil de encontrar fuera de ambientes eclesialistas, deberían observarse en detalle todos sus artículos. Para ello es imprescindible emplear un monobáculo muy tradicional con lentes nada divergentes que permita observar estrictamente los artículos sobre moral humana (hasta el más íntimo detalle). Los artículos que se refieren a los bienes comunes, la sociedad, las relaciones personales y humanas, etc. pueden ser obviados por los más conservadores (y, de hecho, así se aconseja). Reproducción: se reproducen por ilustración, cuando se le añaden dibujitos infantiles para que los niños lo entiendan; y por incrustación, cuando se aprieta contra el cráneo hasta que sea aceptado. En la última JMJ se repartió una versión “moderna”, conocida como YouCat (Tú, gato), pero ya se sabe que aunque la gata se vista de seda episcopal, gata se queda. Si es perra también. Conservación: los micropiólogos estudiosos de los catecismos recomiendan guardarlos en lugares frescos, secos y oscuros, es decir, en cualquier iglesia como Dios manda y no esas moderneces góticas. En contacto con la gente corren el riesgo de perder su pureza, por lo que solo se deben administrar con ciertas precauciones, como se explica en el siguiente punto.

Estudio de los catecismos: se puede acudir a una lección magisterial o a un curso de introducción a la introducción del catecismo. Es bueno tomar un hábito para poder entenderlo. No se recomienda asistir a catequesis no regladas o seculares pero sí a clases privadas. Los políticos y políticas con interés en el asunto, deberían acudir a caciquesis. La flor innata de las Escuelas Pías Catecumenales, en plena observación para frenar el avance de la Ciencia, mala por definición.

Catecismos antropófagos (actualmente extintos) conservados en alcohol e incienso. La observación se realizó con microepiscopio electrentino

Posología: se recomienda leerlo de a pocos. Uno o dos artículos en ayunas. De digestión pesada, puede producir somnolencia y urticaria. No se debe conducir maquinaria pesada ni rebaños de fieles bajo sus efectos. Tampoco se debe leer el catecismo bajo los efectos del incienso ni en ambientes florales o perfumados. Cambios normativos: con la difusión de los catecismos, se deja de llamar a Dios con nombres cariñosos y cercanos (Abba = papá) por otros más apropiados como Señor, Todopoderoso o Altísimo. Con una sobredosis de catecismo se corre el riesgo de sustituir la fe y las obras de caridad por ir a misa a menudo, llevar una crucecita al cuello o marcar la “X” en la declaración de la renta (si se hiciere). Otras recomendaciones: si se tienen problemas de circulación, se aconseja optar por un cateterismo mejor que por un catecismo. Si los problemas son de corazón, entonces lo mejor es leer el Evangelio.

“qué punto ser joven”

El catecismo

mayo 2013

Q●

13


alandar

Movimientos sociales

mayo 2013

Tratado Internacional sobre Comercio de Armas

¡Conseguido! Mª LUISA TORIBIO

E

l comercio de plátanos está más regulado que el de las armas convencionales. Así nos va. Cada minuto muere una persona en el mundo como consecuencia de la violencia armada. La proliferación de las armas convencionales, incluyendo las armas ligeras y sus municiones, provoca que cientos de miles de personas pierdan la vida cada año en conflictos armados o en la “violencia cotidiana” instalada en tantos lugares del mundo. Además, millones de personas son heridas, violadas o reprimidas. Mujeres que sufren violencia sexual, menores reclutados como soldados, personas obligadas a

El comercio de plátanos está más regulado que el de las armas convencionales, así nos va. huir de sus hogares… parece que el control de las armas debería ser una prioridad. Sin embargo, han sido necesarios 20 años de intensa campaña, de constancia y determinación, para llegar a la votación del pasado 2 de abril en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

to, el artículo 6 incluye prohibiciones enérgicas sobre transferencias que alimenten el genocidio, los crímenes de guerra y los delitos de lesa humanidad. Y el artículo 7 obliga a los Estados a analizar el riesgo manifiesto de violaciones graves de derechos humanos, incluidas las ejecuciones extrajudiciales, la tortura y las desapariciones forzadas, antes de dar luz verde a una transferencia de armas. La organización de derechos humanos considera que, aunque el tratado no es perfecto, supone un gran avance.

Conseguir que el tratado sea eficaz Este es el gran reto, lograr que el texto aprobado se traduzca en un control efectivo del comercio de armas, que salve vidas y reduzca la violencia armada. Conviene mirar atrás para comprender cómo se ha llegado hasta aquí y de ahí extraer las claves que permitan seguir avanzando. Todo comenzó en 1993. Aquel año, Brian Wood, de Amnistía Internacional, impulsó la idea y con otros miembros de la organización empezó a trabajar en ella junto con otras ONG y va-

Cartel de la campaña Un Millón de Rostros

ya no había marcha atrás. Amnistía Internacional, Oxfam Internacional (Intermón Oxfam en España) y la Red de Acción Internacional contra las Armas Ligeras (IANSA) lanzaron en más de un centenar de países la campaña Armas bajo Control en favor de un Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas. Los apoyos crecieron de manera imparable y se empezaron a lograr posiciones favorables por parte de distintos países. Una de las acciones más emblemáticas de la campaña fue la iniciativa Un Millón de Rostros, en la que personas de todo el mundo pusieron cara a la petición de un Tratado Inter-

que pedía al secretario general que recabara la opinión de los Estados miembros sobre la viabilidad y el alcance de un tratado vinculante. La campaña Armas bajo Control decidió poner

El tratado incluye prohibiciones enérgicas sobre transferencias que alimenten el genocidio, los crímenes de guerra y los delitos de lesa humanidad.

14

© Amnistía Internacional

155 votos a favor Una aplastante mayoría de países votaron a favor del Tratado Internacional sobre Comercio de Armas (TCA). Tan solo 22 abstenciones y tres votos en contra (los de Corea del Norte, Irán y Siria). Es el primer paso. ¿Los siguientes? El 3 de junio, el tratado se abrirá a la firma. Después comienza el proceso de ratificación en cada país. Entrará en vigor una vez que lo ratifiquen 50 Estados. No hay, por tanto, tiempo para dormirse en los laureles, el trabajo continúa… y continuará porque, cuando entre en vigor, será necesario que, desde la sociedad, se vigile muy de cerca su puesta en marcha y el cumplimiento de lo acordado. ¿Y qué es lo que se ha acordado? Amnistía Internacional, después de analizar minuciosamente el texto, considera que el tratado contiene normas sólidas que ayudarán a proteger los derechos humanos. En concre-

Marcha en la inauguración del Foro Social Mundial en Caracas, Venezuela, 2006.

rios abogados. En los años siguientes se fueron sumando apoyos importantes, entre los que cabe destacar el de Oscar Arias, Desmond Tutu y otros galardonados con el premio Nobel de la Paz. En 2003 se dio un gran salto,

nacional sobre Comercio de Armas. En junio de 2006 se hizo entrega al entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan, de la petición. A finales de ese mismo año, 153 Estados votaron en la Asamblea General de la ONU a favor de una resolución

© Amnistía Internacional

en marcha su propia consulta a la ciudadanía con más de cien actos de consulta popular en todo el mundo. Las acciones que dieron visibilidad a la campaña fueron acompañadas de un intenso trabajo de presión política a nivel global y en los diferentes Estados. Es en diciembre de 2009 cuando finalmente los Estados deciden iniciar el camino hacia el TCA. En la Asamblea General de aquel año, 153 Estados de la ONU votan a favor de poner en marcha un proceso que incluye cinco reuniones preparatorias previas a una conferencia de negociación del Tratado, que acuerdan celebrar en julio de 2012. El proceso siguió su curso y las organizaciones de la sociedad civil continuaron influyendo en él para lograr un tratado que fuera eficaz, pero en la Conferencia de 2012 no se logró el acuerdo final. Fue necesaria una nueva conferencia, del 18 al 28 de marzo de 2013, en la que se llegó a un acuerdo pero el bloqueo de tres países (Siria, Irán y Corea del Norte) impidió que fuera adoptado por consenso. De ahí pasó a la Asamblea Ge-

neral de la ONU, aprobándose el 2 de abril con los votos de esos tres países en contra.

Lecciones de un largo proceso A nadie se le ocultan los intereses que hay detrás del comercio de armas. Intereses políticos, económicos e industriales por un lado y, por el otro, los de quienes están acostumbrados a adquirir las armas con facilidad. A ello hay que sumar que el tratado no es perfecto, tiene lagunas y quienes compran y venden las armas ya estarán buscando los resquicios. Los 20 años necesarios para acordar y aprobar el TCA auguran un camino difícil para su puesta en práctica. Tampoco es una cuestión menor determinar qué mecanismos de vigilancia y control de su cumplimiento se llegan a poner en marcha.

Solo llegará a ser eficaz si la sociedad permanece vigilante y mantiene la presión y la exigencia del control del mortífero comercio de armas. En definitiva, ¿alegría por la aprobación del Tratado? Sí. Pero con la convicción de que solo llegará a ser eficaz si la sociedad permanece vigilante y mantiene la presión y la exigencia del control del mortífero comercio de armas. Desde alandar estaremos pendientes de apoyar las iniciativas que con este fin pongan en marcha las organizaciones que seguirán trabajando en ello.


mayo 2013

Movimientos sociales

Dos personas practican el alfabeto dactilológico.

alandar

Foto. Cruz Roja Española

La iglesia en silencio MARIANO FRESNILLO A finales de noviembre leí la noticia de que el arzobispo de Madrid, Rouco Varela, había inaugurado una nueva iglesia parroquial en Madrid un poco peculiar: estaba dedicada a personas sordas, con lo que en este templo el silencio sería predominante. Ubicada en la calle Raimundo Fernández Villaverde nº 18, tiene como titular a Santa María del Silencio, realizando también funciones de parroquia. Realmente se trata de un cambio de ubicación, pues antes se situaba en la calle Bravo Murillo, pero con esta mudanza mejorarán las condiciones del templo y sus instalaciones. Sin duda, nos felicitamos por esta nueva inauguración con un lugar de características especiales para este colectivo. Mirando más allá…, ¿es esta una buena medida por parte de la Iglesia? Existe igualmente una pastoral específica de personas sordas que se promueve desde la Conferencia Episcopal y todas estas medidas se engloban en esa creación concreta de medidas especiales para estas personas porque, debido a sus problemas y dificultades en la comunicación, es necesario ajustar mecanismos especiales para su mejor integración.

Sería más preciso dedicar una pastoral a la discapacidad en general y, dentro de ella, en áreas concretas para cada peculiaridad. Dan un poco de recelo estas medidas por tener el peligro de crear guetos sin darnos cuenta. Porque también puede pensar la feligresía oyente que, si va a una celebración a esa iglesia, se pudiera sentir excluída al no entender nada en lenguaje de signos o sentirse diferente. Esta situación no se producirá nunca, pues se hacen simultáneamente todas las oraciones y expresiones tanto para unas personas como para otras. El problema viene al pensar que, si una persona sorda vive muy lejos de esta iglesia, ¿tiene que recorrerse grandes distancias para asistir a misa? Es necesario optar porque todas las iglesias se puedan adaptar y, aunque no sea barato y se piense: para solo estas dos personas sordas que vienen a la iglesia, ¿es rentable realizar el esfuerzo? Ante eso, siempre hay que tener creatividad en la adopción de medidas, pues la tec-

nología ayuda mucho en ello. Colocar un bucle magnético en la puerta, como tiene Santa María del Silencio, sería ideal, pues a través de este nuevo aparato las personas sordas que llevan colocado un transmisor conectan con él y les llega toda la información sonora directa sin interferencias ni ruido. Pero otras soluciones más discretas ayudan también mucho tanto a los feligreses y feligresas en general como a las personas sordas. Colocar una pantalla o sábana grande para proyectar en ella la letra de las lecturas, las canciones, homilía, plegarias, etc. es muy sencillo; ayudará mucho y, si no se quiere o no se puede proyectar, se puede elaborar una hoja con la información básica, que a muchos participantes les servirá de apoyo. Son medidas para paliar las barreras de comunicación pero, ¿no tienen igualmente otras barreras el resto de discapacidades? Evidentemente sí y, por razones obvias, es preciso señalar abiertamente que exista una pastoral de personas sordas específica, cuando sería más preciso dedicar una pastoral -que no existe- a la discapacidad en general y, dentro de ella, en áreas concretas por cada discapacidad para cada peculiaridad dentro de este mundo. Así, las personas con movilidad reducida deben de tener su espacio reservado pero, ante todo, poder entrar, ya que en algunos templos todavía no se puede y esos grandes escalones limitan mucho poder entrar con sillas de ruedas en iglesias. Ocurre igual con las personas ciegas para poder ubicarse en los templos si van solos y el acceso a las lecturas y cantos en sistema braille o sonoro. Por último, la discapacidad intelectual, pudiéndose adaptar en ocasiones las lecturas a la “lectura fácil”, que es un nuevo método que se emplea al escribir con frases cortas, vocablos legibles, frases directas, etc., para que este tipo de personas puedan entender mejor las celebraciones. Se puede comprobar con pocos ejemplos esta necesidad de una pastoral de la discapacidad, en la que se aplique a cada tipo de persona con su discapacidad las medidas pertinentes para su inclusión en la Iglesia, para que se pueda decir que, entonces, sí: nuestra Iglesia acoge a sus hermanos y hermanas tal como son, sin necesidad de que Dios medie con un milagro y ya con salud, es cuando pueda integrarse como un hermano o hermana más y no antes.

15


alandar

mayo 2013

Movimientos sociales

La lucha contra los desahucios, rescatar person Breves experiencia de fe con as las personas empobrecidas Proceso constituyente

Arcadi Oliveres y Teresa Forcades han promovido, con un manifiesto, una candidatura unitaria al Parlament de Catalunya para un proceso constituyente. El profesor de economía de la UAB y la monja benedictina llaman a la ciudadanía a firmarlo e implicarse en un nuevo proyecto de cambio social. La candidatura estaría formada por diferentes colectivos y cristalizaría “el malestar creciente en una mayoría política organizada a favor de un cambio de modelo” ante el fracaso del actual modelo económico, institucional y político. Más información en procesconstituent.cat.

Pobreza infantil UNICEF acaba de lanzar el informe Bienestar infantil en los países ricos, que sitúa a España en el puesto 26 de 29 países respecto a la tasa de pobreza infantil, solo por encima de Letonia, Estados Unidos y Rumanía. Más de 2.200.000 niños y niñas están por debajo del umbral de la pobreza en España y su número se ha incrementado en más de un 10% durante la crisis. La misión de UNICEF implica velar por los derechos de todos los menores, en todo momento y en cualquier lugar del mundo. También en España la organización está comprometida con la defensa y promoción de los derechos de los y las menores en nuestro país. El Gobierno español ya se ha comprometido a poner en marcha un Plan contra la pobreza infantil. UNICEF

Vergüenza a la vuelta de la esquina Un total de 3.060 personas fueron internadas el año pasado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, de las cuales poco más de la mitad fueron finalmente expulsadas del país, según datos proporcionados por el informe Atrapados tras las rejas de la ONG jesuita Pueblos Unidos. El 23 % de las personas retenidas llevaban menos de un año en España. Vienen de otras provincias y hay un número importante procedentes de pateras o de Canarias y de Ceuta y Melilla, algunos después de pasar un tiempo en los CETI de esas ciudades. El estudio se basa en las 1.277 visitas de un grupo estable de voluntarios a 328 internos del CIE de Madrid. Pueblos Unidos

16

PEDRO J. NAVARRO or favor, no os quitéis la vida. Sabemos que estáis sufriendo, lo vemos, os escuchamos, compartimos vuestro dolor. Vemos cómo cada día se os hace insoportable, cómo hay un vacío existencial porque no podéis alimentar a vuestros hijos, cómo ellos os piden un bocadillo para la escuela y no podéis dárselo y os dicen que sus amigos sí lo llevan y os miran con ojos de desconcierto, de tristeza, de hambre. Y, cuando se van a la escuela lloráis desconsoladamente y os remontáis a momentos de bonanza, de bienestar, cuando os sentíais orgullosos delante de vuestros hijos, pero ahora tienen hambre y os sentís impotentes. Todas las puertas cerradas”. Quien así habla es Joaquín Sánchez, sacerdote de 51 años, natural de Bullas (Murcia) y miembro fundador en 2010 de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de la Región de Murcia. Hace unas semanas escribía un artículo dirigido a centenares de familias afectadas por el “becerro de oro” del crédito fácil al pairo de la “burbuja inmobiliaria” y a

“P

“Por favor, no os quitéis la vida. Sabemos que estáis sufriendo, lo vemos, os escuchamos, compartimos vuestro dolor”. los “cantos de sirena” que les lanzaron desde los bancos y cajas de ahorro para que se hicieran con una vivienda en propiedad. En los últimos tres años, Joaquín Sánchez y los miembros de la PAH han hecho posible que más de un centenar de familias hayan visto paralizados sus desahucios frente a las comisiones judiciales y otros quinientos procesos hayan sido detenidos merced a la negociación con las entidades financieras. Prácticamente los 45 municipios murcianos han sido testigos de su intervención y denuncias públicas ante un drama que hace visible la sinrazón de esta “estafa económica”, que no crisis, como se encarga de dejar claro este cura combativo y solidario, cabeza visible del movimiento más allá de las fronteras regionales. Uno de los últimos desahucios que ha conseguido paralizar es el que más le ha conmovido personalmente. “Se trata de la vivienda con la que los padres avalaron a su hija Isabel, donde viven otros hijos y nietos en paro a cau-

Joaquín Sánchez en una eucaristía como consiliario de la HOAC y de Pastoral Obrera.

sa de los recortes y de la precariedad. El padre falleció hace tres meses y se encuentran en una situación dramática, porque están viviendo situaciones de miseria, de hambre… En este país hay que hablar de verdadera hambre física sin ningún tipo de demagogia, sin tapujos. El día a día se les hace insoportable porque no tienen nada para vivir dignamente. A eso se añade el proceso de desahucio, donde la gente solo tiene ganas de llorar, no puede dormir por las noches. Cuando vamos a hablar con ellos te cogen de la mano, te abrazan, porque necesitan un apoyo no solo moral o jurídico, sino puramente humano. Encuentran en nosotros a esas personas que somos como un salvavidas. Es muy duro contemplarles con la mirada perdida, diciéndote que la vida les da igual, y que se mantienen en pie por sus hijos o por sus nietos, que son la única razón para vivir. Una situación como ésta se suma una serie de elementos que hacen que el sufrimiento humano adquiera unas dimensiones desproporcionadas. Ahí estamos nosotros para acompañarlos y para no permanecer ajenos a estos dramas”.

Experiencia de fe Este sacerdote bonachón afirma que “desde mis convicciones creyentes en Jesús de Nazaret tengo claro que hay que estar siempre con los más vulnerables, con los más indefensos, con los empobrecidos. A mí la fe me ayuda a luchar y a mantenerme, porque la realidad nos desborda. El ver tanto sufrimiento a diario, con dos o tres llamadas de socorro cada día, es un panorama muy duro. La gente nos expresa que

no quieren que les ayude la Plataforma, sino que lo que desean es un puesto de trabajo para poder hacer frente a sus deudas y vivir dignamente”. Preguntado por el nivel de responsabilidad que estas familias pueden tener ante esta realidad, con afirmaciones del tipo de que “se ha vivido por encima de las posibilidades”, Joaquín Sánchez es tajante. “Todos tenemos ejemplo de que la gente ha constatado que en estos años no había viviendas baratas, no existían y no se alquilaba prácticamente nada. Ibas al banco y te facilitaban un préstamo con mucha facilidad y lo ibas pagando porque tenías trabajo. El problema está cuando te quedas sin trabajo o te recortan el sueldo. Quienes han provocado esta crisis, con la complicidad de muchos políticos y del propio Banco de España, quieren hacer recaer la responsabilidad en las propias víctimas del sistema.

Respuesta convincente de la Iglesia “Hay parte de la Iglesia que estamos implicados en la Plataforma, como gente de la HOAC o de las Comunidades Cristianas de Base o, simplemente, cristianos de a pie que acuden a nuestras convocatorias para paralizar un desahucio. La lástima es que nuestros obispos no tengan una voz profética, contundente y convincente ante esta realidad. Su respuesta, cuando la hay, es muy lenta y muy tibia. Nos gustaría que fuera una voz oportuna, en el momento justo. Es la doble realidad ante la que tenemos que vivir”. Esa voz oportuna y contundente fue la que proclamaron más

Foto. Pedro J. Navarro

de un centenar de sacerdotes, religiosos y religiosas de la Diócesis de Cartagena hace ya un año, en mayo de 2012, cuando suscribieron un manifiesto titulado En el nombre de Dios, ¡Basta ya de desahuciar a las familias, con una gran acogida por parte de la opinión pública. Una voz que también escuchó la judicatura, “que es uno de los sectores más sensibles al drama de los desahucios” -como afirma Joaquín Sánchez- y que ha llevado a que un grupo de estos sacerdotes firmantes hayan sido consultados por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia ante el Proyecto de Buenas Prácticas para la Ejecución de Diligencias en Viviendas y Sedes Sociales en la Región de Murcia que ha elaborado el Alto Tribunal y en el que están implicadas diferentes administraciones públicas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los Servicios Comunes Procesales del ámbito regional. Y ante esta situación, valgan las palabras de ánimo que Joaquín Sánchez ha dirigido a las personas empobrecidas por la “estafa económica”: “Luchad, luchad, no os rindáis, aunque las motivaciones fallen, levantad la cabeza bien alta, porque no sois unos delincuentes, no sois unos fracasados. Mirad a vuestros hijos con todo el cariño, abrazadlos, acurrucadlos en vuestro regazo, recuperad la pasión de pareja, no os reprochéis nada. Cogeos de la mano y mirad hacia delante y caminad con otras gentes. Por el camino hay mucha gente que está derrotada, que las fuerzas les han fallado, uníos y no dejad a nadie atrás. Todos juntos, caminando unidos para crear un mundo justo y más humano”.


mayo 2013

Movimientos sociales

alandar

Con los pies en la Tierra

Escalera al cielo CARLOS BALLESTEROS, ballesteros@cee.upcomillas.es Facebook: facebook.com/carlos.ballesteros.garcia Twitter: @revolucionde7a9

ARMAS

E

En los hospitales y las escuelas, la administración elige lo que comemos.

Foto. Sarah Gilbert CC

Las comidas que no elegimos SOL DEMARÍA

C

ualquiera podría pensar que, normalmente, elegimos todo lo que comemos. Hacemos la compra o vamos al restaurante, sabemos lo que nos gusta y lo que no, tenemos nuestras marcas preferidas, nuestra frutería de confianza… Pero es importante caer en la cuenta de que, en ocasiones, esta elección no es posible. ¿Cuándo? Fundamentalmente se dan dos casos: los comedores escolares y los hospitales. Cuando nuestros hijos e hijas pasan por allí, no tenemos ninguna capacidad de controlar el origen de sus alimentos, al igual que cuando tenemos que pasar por una etapa de hospitalización o tiene que pasarla algún familiar. Aunque también se podría hablar de otros casos como las residencias de personas ancianas, las cárceles… En todos esos lugares es una instancia pública quien decide qué alimentos se compran, a qué productores y a qué precio. Ante esta realidad, la organización VSF-Justicia Alimentaria Global ha puesto en marcha la campaña “Cortocircuito” para promover frente a las administraciones públicas la compra de proximidad. La iniciativa llama a la implicación de los entes públicos como impulsores de los mercados alimentarios locales, por una alimentación sana, por la revitalización de las áreas rurales, por la protección del medioambiente y la biodiversidad, así como por la promoción de un sistema alimentario justo. Las administraciones pú-

blicas destinan entre 2.000 y 3.000 millones de euros a las compras alimentarias (colegios, hospitales, centros penitenciarios, bancos de alimentos). Así, la compra pública tiene una gran capacidad para orientar los mercados hacia un modelo económico más justo y sostenible, debido al gran poder de compra de las administraciones públicas, aproximadamente un 17 % del PIB en el ámbito europeo (13 % en el estado español). Sin embargo, esta compra está, en cierta manera, “privatizada”. Grandes corporaciones transnacionales

¿Quién decide lo que comen nuestros hijos e hijas en el colegio? ¿Quién decide lo que se sirve en los hospitales? del catering han encontrado un nuevo mercado donde expandirse. La restauración colectiva y social ha experimentado un rápido proceso de concentración empresarial. Actualmente solo dos empresas, Serunión y EurestCompass, controlan en España una de cada cuatro comidas servidas en hospitales y escuelas. Ahora pocos colegios tienen cocina, de manera que los centros están prácticamente obligados a recurrir a estas empresas. La mayoría de caterings ofrecen menús de línea caliente, es decir, que se cocinan por la mañana y se envasan en recipientes isotérmicos para mantenerlos a una temperatura de 65 grados.

La expansión de estas empresas de catering de primero y el abandono de las cocinas de segundo, son los platos del menú que caracterizan el estado de la restauración colectiva en nuestro país. Y de postre, ¿sabemos de dónde proceden y qué implicaciones sociales y económicas tienen los alimentos que se compran destinados a estos servicios públicos? Ante esto, la campaña puesta en marcha por VSFJusticia Alimentaria Global señala que es imprescindible y urgente la puesta en marcha de políticas públicas que impulsen y favorezcan las iniciativas de compra pública de alimentos basada en una producción local y familiar. Que los alimentos con los que se cocinan esas comidas provengan de un radio corto de kilómetros a la redonda no solo favorecerá un ahorro en los costes de transporte y en las emisiones de CO2, sino que apoyará el desarrollo económico de las empresas españolas. Sería una excelente oportunidad para un sector agrario en crisis, ya que los mercados locales son clave para viabilidad de las actividades agrarias y para el mantenimiento de una agricultura y un medio rural vivos. La compra pública alimentaria es una acción multiplicadora, de aquellas que, como las fichas de un dominó, provocan cambios en cascada.

l 2 de abril de 2013 pasará a la historia como el día en el que la ONU aprobó por 154 votos a favor, tres en contra (Irán, Corea del Norte y Siria) y 23 abstenciones (entre ellas Rusia, China e India y bastantes naciones latinoamericanas) el Tratado sobre el Comercio de Armas, un mercado que mueve más de 70.000 millones de dólares al año. Supongo que en breve declararán este día como el nuevo Día Mundial Sin Armas (que ahora mismo se celebra el día 9 de julio). Estoy por empezar yo una recogida de firmas en change.org aunque, pensándolo bien ¡que más me da cuándo se celebre! Lo importante es erradicar el comercio y el uso, erradicar las guerras y destruir las armas. Y, además, ya tenemos un día mucho más importante, al menos para mí, pues se celebra en positivo: el 30 de enero, día mundial de la paz. Calendarios aparte, creo que hay que dar las gracias a las amnistías, intermones, acnures, asambleas por la paz y demás organizaciones que llevan años y años detrás de esta conquista. El 2 de abril fue un día para celebrar, para disfrutar y para regocijarse de lo conseguido: A pesar de que todos sabemos el poco caso que se le hace a la ONU y a sus declaraciones; a pesar de que es un tratado poco práctico que comienza un larguísimo recorrido de ratificaciones particulares por cada Estado firmante, que es libre de hacerlo o no; una cosa es hacerse la foto en el edificio de la ONU durante la asamblea y otra es volver a casa y convencer a los tuyos y los no tan tuyos de que hay que firmar y hacer caso. A pesar de los pesares, ¡gracias y felicidades! Estaba yo en casa por la noche ese día, tras la cena, tratando de explicarle a mis hijos por qué era tan importante esto que había pasado en la ONU y por qué teníamos que estar tan contentos cuando tuve que bajar el volumen de la televisión, cambiar de canal y mandarles a dormir rápidamente, para no quitarles la ilusión. Ese mismo día 2 de abril en el que 154 países se habían comprometido a no vender armas a aquellos otros que no respetan los derechos humanos, el ayuntamiento de un pequeño pueblo de Estados Unidos aprobaba una ordenanza por la cual todos sus habitantes debían tener un arma en casa. En efecto, los concejales de Nelson, un pueblecito de Georgia (EEUU) con apenas 1.500 habitantes habían llegado a la conclusión ¡por unanimidad! de que la mejor forma de protegerse era obligar a todo el mundo (excepto expresidiarios y enfermos mentales) a tener un arma en casa. La Ordenanza para la Protección de la Familia, que así se llama la susodicha, establece que cada hogar debe tener un arma y munición para “proveer y proteger el bienestar y la seguridad general de la ciudad y sus habitantes”. Alguno de sus defensores ha llegado a comparar esto con la típica pegatina que pones en casa para avisar de que dispones de una alarma. Vamos, que el antiguo cartel de “¡cuidado con el perro!” ahora se ha convertido en “¡cuidadín con el rifle!” ¿Cómo explicarles esta contradicción a Martín y Miguel? ¿Cómo decirle a dos niños de 5 y 7 años que a pesar de lo contentos que estábamos en casa porque los traficantes de armas internacionales se enfadaban y buscaban cómo salvar su gran negocio, mientras tanto el dueño del supermercado de Nelson se frotaba las manos pensando en el incremento de ventas de rifles y pistolas con sus correspondientes balas? ¿Cómo cuentas a tus hijos que los tratados de la ONU son, a menudo, papel mojado y que el día a día de tu vecino es lo que cuenta? M&M se fueron contentos a la cama pensando que el mundo ayer había dado un gran paso en la construcción de la paz. Su padre y su madre se acostaron desilusionados y perplejos al comprobar, una vez más, el cinismo de la raza humana.

Más información sobre la campaña "Cortocircuito": http://vsf.org.es/cortocircuito

17


alandar

mayo 2013

Movimientos sociales

¡Reservate la fecha! 12 de junio a partir de las 19:00h

Nuestra fiesta anual se convierte en

¡La celebración del 30º Aniversario de alandar! Con muchas sorpresas… Será en el Colegio Mayor Jaime del Amo (Av. de Gregorio del Amo, 5 - Madrid)

Suscripción Nombre y apellidos ___________________________________________________ Domicilio __________________________________________________________ Nº _____ Piso _____ Puerta _____ Código Postal _______ Telf. ________________ Correo electrónico __________________________________________________________ Población ________________________ Provincia __________________________ ✓ Suscripción ordinaria: 35 euros al año. ✓ Suscripción de apoyo a partir de 40 euros.

WWW @ compromiso en la red Cárceles racistas “Me llamo Souleyman Fall, soy de Senegal, soy pescador. Cuando llegué a Canarias pensaba que iba a trabajar, pero al final las cosas han cambiado…”. Así comienza una de las historias que recoge este blog, cuyo objetivo es sacar a la luz la realidad oculta tras los muros de los CIE (Centros de Internamiento para Extranjeros). Es una iniciativa que han puesto en marcha cuatro colectivos: Comisión CIE de Ferrocarril Clandestino, SOS Racismo Madrid, Masticable y Brigadas Vecinales de Observación de los Derechos Humanos, porque como dicen en el blog: En España, hay cárceles especiales para personas migrantes; no están en ellas por haber cometido un delito. Están ahí porque no tienen “papeles”.

http://carcelesracistas.org

R e c o r t a r y e n v i a r a a l a n d a r : R i c a r d o O r t i z , 1 4 p o s t e r i o r. 2 8 0 1 7 M a d r i d .

✓ Suscripción Europa y resto del mundo: 40 euros. ✓ Suscripción electrónica: 20 euros.

298

Forma de pago: ❑ DOMICILIACIÓN BANCARIA ❑ TALÓN BANCARIO a nombre de alandar ❑ GIRO POSTAL ❑ TRANSFERENCIA a TRIODOS BANK c/c: 1491.0001.21.1009484625 ❑ INGRESO EN EFECTIVO en BANKIA c/c: 2038.1166.35.6000605515

Para ayudarnos a reducir gastos de administración, le recomendamos haga sus aportaciones por domiciliación bancaria.

Suscripción - Regalo Nombre y apellidos ___________________________________________________ Domicilio __________________________________________________________ Nº _____ Piso _____ Puerta _____ Código Postal _______ Telf. ________________ Correo electrónico __________________________________________________________ Población ________________________ Provincia __________________________

si haces una suscripción-regalo, te obsequiamos con una colección completa de folletos alandar (gastos de envío aparte)

Domiciliación Bancaria Titular Cuenta _______________________________________________________ Banco o Caja _______________________________________________________ Dirección ________________________________________________ Nº _______ C.P. _______ Población ___________________ Provincia _____________________

CÓDIGO CUENTA CLIENTE (Mire su talonario, libreta o extracto y cumplimente los datos de su cuenta en su totalidad)

❑❑❑❑ ❑❑❑❑ ❑❑ ❑❑❑❑❑❑❑❑❑❑ Código entidad

Código oficina

D.C.

Número de cuenta Firma:

Importe: ____________________________ euros.

Fecha: _________________ de _____________________ de 20____

18


mayo 2013

Norte - Sur

alandar

Crónica del Foro Social Mundial, Túnez 2013

Alternativas portadoras de esperanza SANTI TORRES, miembro del equipo de Cristianisme i Justícia como el único posible, el final peras semanas post Foro Sofecto de la historia. Brasil, en aquel cial Mundial tienen siemmomento uno de los llamados paípre algo de resaca. La inses en vías de desarrollo y, más en tensidad de estos días concreto, una ciudad -Porto Alegretunecinos le deja a uno con la senlevantó la bandera de la contraglosación de haber asistido a un tobalización o, mejor, de la “altermunrrente de ideas, conflictos, soluciodialización”. La intuición sigue nes, posibilidades, límites… Esta siendo válida: ante la globalización sensación, que es común a todos liberal y capitalista que mercantililos foros, en Túnez se ha multiplicaza y destruye a los seres humanos, do por diez, por las circunstancias una globalización de la resistencia que allí se viven y que dan a la ciuy de las personas damnificadas. dad un carácter febril de laboraHoy el foro resuena o debería torio político y de ideas. La primaresonar también en el Norte, desde vera árabe tiene, salvando todas que -a partir de la crisis financiera las distancias, algo de revolución de que estalló en 2008 y de la deslocalos sesenta con esperanzas e inlización de parte de nuestro tejido certidumbres movilizadas a la vez. industrial- despertamos de un sueño El laicismo más militante de sustrato y tomamos conciencia de que, a caufrancés convive estos días en la sa de una deuda impagable, nuesarena pública con las propuestas tras políticas ya no se decidían ni islamistas y, entre ellos, una gama inen Barcelona ni en Madrid, sino en mensa de grises que para la persona otras partes del mundo al dictado no iniciada producen un espectáde los llamados “mercados financulo, cuando menos, sorprendente. cieros”. Hoy en día, los movimienEl foro es un enorme escaparate tos “altermundistas”, con todas sus debilidades, son el único contrapede las grandes causas globales. so real a una situación que no para de generar violencia, pobreza y desigualdad. Una china en el zapato Más allá de la coyuntura local, del sistema, pero una china que el foro -que se celebró entre el 26 y molesta e incomoda. el 30 de marzo- es un enorme escaPero no solamente el sistema parate de las grandes causas gloeconómico y la deuda requieren bales. Aquellas causas que se han actuaciones y contrapesos globaido tejiendo como resistencia a un les. La cuestión del cambio climátimodelo político y económico que esco, por sus causas y por sus efectá tensando la cuerda de la inhutos, solamente puede abordarse a manidad hasta límites insospechapartir de grandes tratados vincudos. El foro nació en el Sur, cuando lantes a nivel mundial. Los fracasos ese Sur experimentaba en su prode las recientes cumbres climátipia carne las contradicciones de un cas no han hecho sino corroborar sistema que ya entonces aparecía

L

El lema “Otro mundo es posible” sigue estando en el corazón del FSM.

tanto el peso de determinados lobbies, como la poca o nula capacidad de los gobiernos para afrontar un tema en el que se juega algo tan “insustancial” como la supervivencia del planeta. Respecto a la soberanía alimentaria, el foro abogó una vez más por las pequeñas explotaciones agrarias que destinan la producción al consumo de base local. Explotaciones respetuosas con la tierra y que extraen de ella lo necesario para la alimentación de las comunidades del entorno. Organizaciones como Vía Campesina han recogido experiencias de resistencia en diferentes lugares del planeta y han denunciado la enorme presión que se está ejerciendo sobre las estructuras agrícolas tradicionales. La inmigración fue otra de las cuestiones globales presentes en el foro. A pesar de que la libre circulación es uno de los derechos humanos fundamentales (Art. 13), lo cierto es que esta movilidad ha quedado reducida al comercio con

seres humanos. Una patera de la que surgía una lista de más de 16.000 nombres, víctimas todas ellas de un intento desesperado por llegar a Europa, era el signo visible de una realidad inabordable solamente con políticas migratorias restrictivas. La declaración final del Foro incluyó una referencia a los medios de comunicación, propugnando su democratización y reconociendo en ellos un actor clave de la “altermundialización”. Y, finalmente, Túnez fue también el foro de la mujer. El volumen de actividades dedicadas a la cuestión del género, la enorme presencia y participación de las mujeres en ponencias y debates, han sido un signo de que algo está cambiando de facto en la situación mundial. Porque muchas de las cuestiones tratadas en el foro son causas que afectan directamente a las mujeres de todo el mundo. Éstas acostumbran a ser el último eslabón en la cadena de los efectos y las consecuencias de los problemas que he-

Foto: Cristianisme i Justícia

mos ido enumerando. Ellas son también las más interesadas en el cambio, por una particular vinculación a la vida y una especial empatía con el sufrimiento. Cabe mencionar también la discreta pero significativa presencia de la teología y la espiritualidad en el foro, presencia que, desde Cristianisme i Justícia, entendemos como una muestra de la íntima y profunda vinculación entre los temas discutidos y lo esencial que hay en todas las religiones: respeto profundo por la justicia, la creación y la vida humana. La “tensa cuerda de la inhumanidad” termina por afectar a la humanidad entera, a todos y a todas y solamente desde la humanidad en su conjunto podrán generarse en el futuro alternativas portadoras de esperanza. Puedes leer la declaración final del Foro Social Mundial de Túnez 2013 en www.fsm2013.org/es/node/12975

19


alandar

Norte - Sur

Breves Alimentos más caros La FAO y el Banco Mundial informan de que el precio de los alimentos sigue siendo más alto que hace un año. En el caso de los cereales, reconocen que el precio se ha incrementado un 8% y un 9% respectivamente en el último año. Preocupa especialmente la subida del maíz un 75% en Rusia, un 47% en Malawi y un 42% en Haití, así como la subida del arroz en un 55% en la India y un 40% en México y la subida del precio del trigo un 33% en Afganistán y un 45% en Brasil. Campaña Derecho a la Alimentación

25 años de PROYDE PROYDE (Promoción y Desarrollo) una ONG de Desarrollo especializada en Educación, vinculada a los Hermanos de La Salle y sus centros educativos, cumple 25 años de compromiso por la promoción de las personas y el desarrollo de sus comunidades en los países empobrecidos, construida por “Mucha gente pequeña, haciendo cosas pequeñas en muchos lugares pequeños”. Desde alandar les felicitamos por esta tarea solidaria, actualmente centrada en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y, centrada especialmente en la educación. La Salle

David contra Goliat Tras diez años de pelea, un juez ugandés se ha pronunciado dando la razón a 400 familias campesinas a quienes echaron violentamente y arrebataron sus tierras para cederlas a la multinacional de café Neuman Kaffee Gruppe, que ha sido condenada a devolver el terreno e indemnizar a las familias expulsadas con doce millones de euros. Hace un año, nos hicimos eco en alandar de la campaña “Paren, aquí vive gente”, durante la cual el portavoz de las familias desplazadas visitó España, asistiendo a diversas charlas y denunciando en los medios de comunicación el expolio de recursos y acaparamiento de tierras en África subsahariana. ¡Enhorabuena por la victoria! VSF-Justicia Alimentaria Global

20

mayo 2013

Zambia: sin educación no hay desarrollo RICARDO OLMEDO

E

n el corazón del África austral, rodeada por otros ocho países, se encuentra Zambia. Es un país políticamente estable y económicamente muy mejorable. Gran parte de los trece millones de sus habitantes vive en la pobreza. Es de esos países que difícilmente situamos en el mapa mudo de África. Entre otras cosas, porque permanece en paz y ajeno a guerras tribales y otros conflictos desde hace muchos años. Varias congregaciones religiosas trabajan desde hace tiempo en Zambia, aunque hay pocos misioneros españoles. En la misión de Mulungushi, en el centro del país, viven y trabajan los hermanos maristas desde mediados del siglo XX. El colegio St. Paul comenzó a funcionar en 1960. Cuando llego al colegio (en enero) acaba de comenzar el curso escolar y ya se ha incorporado casi todo el alumnado. St. Paul, un centro de secundaria, tiene internado y más de la mitad de los estudiantes vive aquí todo el año. De los poblados cercanos al colegio viene una parte del alumnado. Me acerco a una de las casas de adobe y paja, a diez minutos del colegio, donde viven Esnart y su hermana Trisa. Aquí no hay padres. Ni en esta casa ni en tantas casas de Zambia. El sida acabó con la vida de ambos y la abuela tuvo que asumir la crianza de las nietas. Según Unicef, hay casi 15 millones de menores huérfanos a causa del sida en el África subsahariana. Esnart y Trisa forman parte de ese gigantesco grupo de hijos e hijas a quienes, un mal día, el virus del VIH les arrebató para siempre a sus padres.

Los talleres dan formación profesional a chicos y chicas de la región.

A la mañana siguiente, entramos en una de las aulas de octavo grado, el primer nivel de la secundaria zambiana. Allí, en la última fila, tímida pero feliz, estaba Esnart atendiendo a la clase de inglés. Estrenando uniforme, estrenando compañeros y compañeras y estrenando la ilusión de poder continuar con sus estudios. Me paso por una de las clases a donde se acude con más interés: la de informática. La importancia de la formación en el manejo de las nuevas tecnologías es de capital importancia si se pretende reducir la llamada “brecha digital”. Los países empobrecidos también lo son en cuanto al acceso y la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Zambia permanece en paz y ajeno a guerras tribales y otros conflictos desde hace muchos años. La abuela, la mamá Simbotwe me cuenta su historia mientras dos lágrimas espesas recorren sus mejillas: “Era el único hijo que tenía. Cuando murió me dejó un montón de problemas. Tuve que hacerme cargo de mis nietas y procurarles la comida diaria. Me quedé sola y no tengo ningún familiar conmigo. Los que tengo están lejos, en la provincia del sur. Me mantengo gracias a la ayuda de gente de buena voluntad que me echa una mano. Mi sueño es que la niñas terminen la escuela, trabajen y tengan un sueldo del que poder vivir”. Trisa, la mayor, tiene 18 años y es la que acaba de terminar sus estudios de secundaria en el colegio marista. La ONG marista SED (Solidaridad, Educación y Desarrollo) la ayudó con una beca, única forma posible para que Trisa pudiese estudiar.

En África, por ejemplo, solo tiene acceso a Internet el 11% de la población. En la clase de informática, los maristas han instalado conexión a Internet y, durante los fines de semana, está abierto a la población de los alrededores.

Camino de Chibuluma Dejo Mulungushi y sigo hacia el norte, a la región de Copperbelt. Entre los pueblos de Kalulushi, Chibuluma y Chibote, en medio de una gran extensión de terreno, solo ocupado por algunos árboles y varios termiteros, los maristas han escrito su, por ahora, última aventura educativa. Cuando decidieron abrir un nuevo centro educativo en esta región minera pusieron al frente del proyecto al hermano Mundo, es decir, a Raimundo Puente, un burgalés que lleva 30 años en el país. Para conseguir financiación

contactaron con SED. Después de muchos sudores y no pocos problemas, hace un par de años el gran proyecto de abrir un centro de educación secundaria y otro de formación profesional quedó terminado. Las obras habían durado seis largos e intensos años donde se necesitaron grandes dosis de trabajo por parte de mucha gente para que todo el complejo se terminara de construir. La aventura de Chibuluma tuvo otro protagonista español. Si el hermano Mundo se dedicaba a la administración, papeleo y compra de materiales, el hermano Felipe Moreno estuvo a pie de obra los seis años que duró la construcción. Felipe había puesto en marcha una escuela de automoción en la misión de Lulamba, donde llevaba 17 años. Le pidieron que asumiera la aventura de Chibuluma y no lo dudó. El centro, que se llama St. Marcellin, ha venido a paliar el déficit de plazas escolares que había en la zona. El hermano Evans, un zambiano simpático y dicharachero, me aclara cosas: “La escuela es asequible y mucha gente puede abonar la escolaridad, por eso podemos tener alumnos pobres. Les ayudamos e intentamos que lleguen a ser personas de provecho”. Para entender el contexto social en el que está levantado el centro basta darse una vuelta por el triángulo formado por las poblaciones de Kalulushi, Chibuluma y Chibote. Zambia figura en la lista de los países con índice de desarrollo más bajo. La mayor parte de la población vive por debajo de los umbrales de la pobreza. La agricultura prácticamente es de subsistencia y muchos se mantienen gracias a empleos informales relacionados con la compra-venta de artículos de primera necesidad.

Foto. Pueblo de Dios

Cambios sociales Pero poco a poco, las costumbres sociales van cambiando. La escuela es un reflejo de ello. Paso por el aula donde se imparte la asignatura que llaman “actividades domésticas”. Me llama la atención y entro. Niños y niñas aprenden por igual algunas habilidades básicas. Ya sea coser un botón, remendar una prenda o hacer la cama. Los roles tradicionales están cambiando en la sociedad zambiana y las familias animan a sus hijas a estudiar y formarse. Me lo confirma Bweupe Salome, la profesora: “Antes, cuando una persona se casaba, si no trabajaba fuera de casa ya sabía qué tipo de vida le tocaba. Desde que las chicas van al colegio y se forman, las cosas han cambiado. Ellas pueden cuidar de su vida y decidir por sí mismas. Y no serán maltratadas por sus maridos. Las chicas pueden hacerlo, pueden tener el poder, el poder que les da la educación. Por eso, las animamos a venir al colegio”. Frente al edificio principal del colegio, los maristas han levantado un complejo formado por un centro juvenil y otro de formación profesional. El lema del colegio es “Un mejor mañana comienza hoy”. Todos y todas tienen el empeño de que se cumpla. Para empezar, ya pusieron en pie el sueño colectivo de levantar una isla de educación y de amor por el conocimiento en medio de la nada, en este rincón de Zambia. Fue el sueño de unos maristas misioneros, de la gente de una ONG que se dejó la piel buscando ayudas, de unos alumnos y alumnas que tienen la oportunidad de aprender, de un profesorado que puede desarrollar su vocación, de padres y madres que quieren lo mejor para sus hijos e hijas. A veces los sueños se cumplen. Pueden comprobarlo en Chibuluma.


mayo 2013

alandar

Norte - Sur

Desde el asteroide B612 MARTA ARIAS

YA BASTA

N

o es un título que uno imaginaría proveniente de un comunicado oficial de Naciones Unidas, ¿verdad? Bueno, pues lo es. Para ser exactos, es el inicio de un llamamiento conjunto de los jefes de las cinco principales agencias humanitarias de la ONU a favor del pueblo de Siria. Esta columna se la voy a ceder a ellos. Porque es la primera vez que se produce un llamamiento de este tipo. Porque no se me ocurre causa que cumpla mejor el propósito de este espacio que ese drama que transcurre ante nuestra indiferencia (que no desconocimiento). Porque escucho en la radio hablar a niños sirios refugiados en Jordania y no puedo dormir. Porque son ya más de dos años de conflicto, más de 70.000 muertes (incluidas las de miles de niños), más de cinco millones de desplazados…

A la izquierda: Jorge Mario Bergoglio, como cardenal en Argentina, celebrando una eucaristía en una villa-miseria. A la derecha: El sacerdote Carlos Múgica, asesinado durante la represión en Argentina.

r Voces desde el Su

Argentina: testimonios de una Iglesia “villera” DANIEL BENADAVA

mediados del siglo XX surgió en América Latina la teología de la liberación, que impulsa a los cristianos y cristianas a realizar una opción preferencial por la gente pobre y transformar las estructuras que mancillan la dignidad humana. Uno de los sacerdotes adherentes a este movimiento fue el argentino Carlos Múgica, quien era conocido como “el cura villero”, ya que -principalmentetrabajaba pastoral y socialmente en villas miseria, es decir en los barrios precarios donde viven personas en situación de extrema vulnerabilidad. Como discípulo de Cristo fue “signo de contradicción” en su tiempo, dado que cosechó el amor de quienes buscaban el bien común y el rechazo de grupos paramilitares (ligados al poder financiero y económico) que, el 11 de mayo de 1974, lo asesinaron después de haber celebrado una misa en la iglesia de San Francisco Solano. Su compromiso con las personas desposeídas lo condujo a realizar una opción política a favor de la construcción de un “socialismo cristiano” con el que -sostenía- cesarían las relaciones de dominación entre las personas, existiría una forma de

A

vida más cercana al Espíritu del Evangelio y nadie confundiría a Dios con la opresión a las personas pobres, encarnada en el imperialismo y el capitalismo. Asimismo, entendía que el cristiano no podía quedarse pasivamente tranquilo ante una situación de violencia institucionalizada porque, en ese caso, sería un asesino de su pueblo que estaba muriendo de hambre. Por tal motivo, comprendía

Carlos Múgica comprendía que la paz, además de la ausencia de violencia y el derramamiento de sangre, implicaba la construcción de nuevas estructuras sociales.

que la paz, además de la ausencia de violencia y el derramamiento de sangre, implicaba la construcción de nuevas estructuras sociales en donde no existan desigualdades sociales. En 1999 los restos de Múgica fueron trasladados a la parroquia Cristo Obrero de la Villa 31 de la capital de Argentina. En

aquella ocasión asistieron una multitud de personas, entre las cuales estaba el entonces cardenal Bergoglio, hoy papa Francisco, quien, en el último gobierno dictatorial argentino (1976-1983) le brindó cobijo a seminaristas cuyas vidas corrían peligro y salvó de la muerte a un joven que era perseguido por cuestiones ideológicas dándole su documento para que cruzara la frontera del país. Al igual que Múgica (y tantos otros), Francisco, llamado por muchos el “papa villero” porque solía recorrer los rincones de las villas y compartir la vida con sus habitantes, entiende que el aumento de la pobreza tiene sus causas en políticas inspiradas en formas de neoliberalismo que consideran las ganancias y las leyes de mercado como parámetros absolutos en detrimento de la dignidad de las personas y de los pueblos. Por tales motivos es entendible que Francisco sueñe con una Iglesia pobre y para los pobres en la que (como sostenía cuando era cardenal) no nos acostumbremos al paisaje habitual de pobreza y de la miseria, a la tracción a sangre de los chicos y las mujeres en las noches cargando lo que otros tiran, ya que el acostumbramiento nos anestesia el corazón.

Tampoco parece lenguaje habitual de Naciones Unidas el decir que “después de todo esto, todavía parece haber un escaso sentimiento de urgencia entre los gobiernos y las partes que podrían poner fin a la crueldad y la matanza en Siria”. Imagino las vueltas que ha tenido que dar este comunicado. La de temores que habrá tenido que vencer. Lo frustrados que tienen que estar para llegar a un lenguaje tan duro dirigido a los que, al fin y al cabo, son sus propios jefes. Los firmantes hablan de sí mismos como “los dirigentes de los organismos de las Naciones Unidas encargados de hacer frente a los costos humanos de esta tragedia” y me imagino lo que les apetece decir, precisamente a esos jefes. Les piden, de hecho de forma muy explícita, que cumplan con su responsabilidad, ni más ni menos. Que actúen de una vez por todas, que ellos ya no pueden más. “Nuestros organismos y aliados humanitarios han estado haciendo todo lo posible. Con el apoyo de muchos gobiernos y personas hemos ayudado a albergar a más de un millón de refugiados. Hemos ayudado a proporcionar acceso a los alimentos y otras necesidades básicas a millones de desplazados por el conflicto; al agua y al saneamiento a más de 5’5 millones de personas afectadas en Siria y en los países vecinos; y a los servicios básicos de salud a millones de sirios, incluyendo vacunas para más de 1’5 millones de niños contra el sarampión y la poliomielitis. Pero todavía sigue siendo insuficiente. Las necesidades están aumentando al tiempo que disminuye nuestra capacidad de intensificar las actividades, debido a la seguridad y a otras limitaciones prácticas dentro de Siria, así como a las limitaciones de financiación. Estamos peligrosamente cerca, tal vez en cuestión de semanas, de la suspensión de algún tipo de apoyo humanitario”. Y fíjense especialmente en esta parte final: “Nuestro llamamiento no es hoy en favor de más recursos, pese a que son necesarios. Estamos apelando a algo más importante que los fondos. A todos los involucrados en este conflicto brutal y a todos los gobiernos que pueden influir en ellos: En nombre de todos los que han sufrido tanto y de muchos otros cuyo futuro pende de un hilo: ¡basta! Aúnen y utilicen su influencia, ahora, para salvar al pueblo sirio y salvar a la región del desastre”. Ya les dije que les iba a ceder esta columna. Por más que lo intente, lo puedo decir más alto, pero no más claro. ¿Escuchará alguien?

21


alandar

mayo 2013

Batiburrillo

QUÉ HACEMOS POR UNA SOCIEDAD LAICA Santiago J. Castellá, Antonio Comín, Joana Ortega-Raya y Joffre Villanueva Editorial AKAL. 201 Esta colección de libros de pequeño formato y muy fáciles de leer nació a finales de 2012 para contribuir a “dar respuestas a temas urgentes”, como dicen en la introducción quienes la promovieron, entre los que destacan Ignacio Escolar, Olga Rodríguez, Isaac Rosa o Emilio Silva, por citar los nombres más conocidos. Los cuatro autores empiezan por ubicar a quien lee en un contexto social e histórico que la mayoría de quienes poblamos este país desconocemos. La “muy católica España” es el estigma que determina la identidad de un país que comienza a serlo expulsando a quienes no profesaban el cristianismo. Solo con la Constitución republicana, nuestro país goza por unos años de un marco jurídico verdaderamente laico. El golpe de Estado de 1936, tras el pacto entre Franco y la jerarquía católica, acaba con lo avanzado y se impone el nacionalcatolicismo. Ya en democracia, todo queda “atado y bien atado”. También en lo que se refiere a la relación Iglesia-Estado. Así lo cuentan quienes han escrito de este libro, que desmenuzan la letra pequeña de un Concordato que firman los responsables del Estado español y de la Santa Sede en 1976 y en 1979. Con él se mantienen los privilegios de la Iglesia en aspectos tan importantes como la financiación, la enseñanza o la exención tributaria (los bienes inmuebles de la Iglesia siguen hoy en día sin pagar IBI). Aunque la Constitución del 78 garantiza en su artículo 16 la “libertad religiosa y de culto”, el sistema de pactos amplía los derechos de otras confesiones pero, en lo fundamental, siguen “jugando en una tercera o cuarta división mientras que la católica lo hace en primera”. Un ejemplo es que una persona musulmana no puede destinar parte de sus impuestos a financiar su confesión, mientras que una católica sí. La obra muestra, mediante datos y opiniones, a la sociedad española de 2013 como plural y muy secularizada. Solo un 30% de la ciudadanía española asiste a sus templos y, mientras que la práctica de otras religiones crece, la de la católica disminuye año a año. El futuro es incierto, mucho más tras el intento fallido del la Ley de Libertad Religiosa que vendió el Gobierno de Zapatero como uno de sus grandes proyectos, pero terminó quedando en agua de borrajas por la falta de voluntad demostrada por sus promotores. Y ahora, ¿qué hacemos? Los autores y autora proponen realizar la Transición pendiente, al menos en el ámbito religioso, renunciando al falso debate entre clerical y anticlerical. La creación de un Estado laico debe pasar por modificar el artículo 16 de la Constitución, promulgar una nueva Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia, denunciar el Concordato con la Iglesia católica de 1979 y eliminar el sistema de financiación del culto. Que así sea. José Luis Corretjé

PSICÓLOGOS HORTALEZA: CURSO 2013 CURSOS DE CRECIMIENTO PERSONAL Objetivo: conocerse, comprenderse, aceptarse a sí mismo en busca de la felicidad propia y del entorno. TALLERES INTENSIVOS DE FIN DE SEMANA: 11-12

MAYO

• “MINDFULNESS (meditación de la atención plena): Cómo vivir sereno y consciente.

18-19

MAYO

• “TALLER DE ENCUENTRO EN TÉCNICAS CORPORALES”: Bioenergética

25-26

1

MAYO

JUNIO

DEL 6

• “TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES”: “Como encontrar un lugar de pertenencia, fuerza y amor en relación con nuestra familia”.

• “CONSIGUE TUS METAS CON HERRAMIENTAS DE COACHING. DE LOS PROBLEMAS A LA SOLUCIÓN”.

AL

10

DINÁMICA DE GRUPO (En régimen de internado): JULIO (ambos inclusive): Vivir una experiencia intensa de comunicación y encuentro personal.

DE

Si te interesa una atención personalizada puedes pedir una entrevista inicial a: José Antonio García-Monge - Javier Ortigosa

MÁS INFORMACIÓN: Psicólogos Hortaleza. Instituto de Interacción. Hortaleza, 73. Madrid. Tfno.: 91 310 32 40. www.psicoterapeutas.org

22

JUVENTUD Y VOLUNTARIADO, BUENA COMBINACIÓN PARA UN MUNDO MEJOR Frescor de juventud Juan Zapatero Ballesteros Ediciones Carena, 2013 Nuestro colaborador habitual, el sacerdote Juan Zapatero, presentará el 2 de mayo su libro Frescor de juventud, publicado por la editorial independiente Carena. El texto aborda el voluntariado desde los testimonios de 19 jóvenes. Chicos y chicas que han entregado una parte de sus vidas a trabajar de manera gratuita y entregar su tiempo a los demás y a la construcción de un mundo más justo. Zapatero ha ido hablando con cada uno de ellos y ellas, desgranando sus motivaciones, sus trayectorias personales -muchas de ellas marcadas también por la experiencia de fe-, el camino que les ha llevado hacia el voluntariado y lo que el voluntariado ha aportado a su camino. “Lo hice pensando que es bueno que la gente conozca otro rostro de jóvenes normales y corrientes de la vida que intentan hacer algo de cara a que esta sociedad nuestra funciones de otra manera”, explica el autor. En el libro no hay nada de ficción. Todo es realidad pura y dura, tanto por parte de los agentes -jóvenes que intentan aportar algo de lo que llevan dentro-, como por parte de las personas que gracias a su generosidad ven algo de luz al final del túnel. Nada de héroes tampoco, ni de historias quijotescas, sino historias de personas, con sus grandezas y sus miserias, que tienen claro que el voluntariado es una pieza clave en sus vidas. Cristina Ruiz Fernández Presentación: 2 de mayo a las 19 horas Librería Claret. Sala Pere Casaldáliga. C/ Roger de Llúria, 5 (Barcelona) Pedidos: www.edicionescarena.org


mayo 2013

Desde otro prisma

alandar

Desde la mecedora violeta CHARO MÁRMOL

Silencio cómplice Tengo una amiga que es trabajadora social. En los últimos tiempos, por la situación actual que estamos viviendo, su trabajo se ha incrementado y, a menudo, endurecido. Muchas veces el tema de nuestra conversación son los casos -sin conocer nombres, por supuesto- que acuden a su despacho. El último día estaba visiblemente afectada. Había recibido un caso de maltrato infantil. Los padres de una niña de cinco años le habían propinado tal número de palizas y en tan repetidas ocasiones que tuvieron que llevarla al hospital, por supuesto diciendo que se había caído y no que le habían dado una paliza. Allí se dieron cuenta de la realidad del problema y presentaron una denuncia. El resultado final es que la familia ha desaparecido y está en busca y captura. Seguramente pensarán que este caso no es el único y es verdad. Pero a mí me ha llevado a recordar otros muy cercanos de los que he sido testigo. Hace unos años estuve grabando un documental para TVE sobre la infancia y vimos a los niños trabajando en cañaverales, pescando en el mar, viviendo en los basureros, en la calle, esnifando droga… pero lo más duro de todo fue lo que vivimos en Olongapo, una ciudad al norte de Filipinas. Niñas filipinas con Carmen Sarmiento en la Fundación Preda. Allí, el sacerdote irlandés Say Cullen había creado la Fundación Preda para ayudar a las niñas que habían sido víctimas de agresiones sexuales. No puedo extenderme más en este espacio pero solo les diré que una de las cosas que grabamos fue una sesión de rehabilitación de niñas que habían sufrido abuso sexual por hombres, muchos de ellos de su entorno cercano: su padre, su tío, su hermano… Las niñas eran conducidas en la sesión para que sacaran toda la pena y la rabia que llevaban dentro: lloraban y gritaban pidiendo que no les hicieran más daño. Aquella sesión no me permitió dormir durante dos noches seguidas y aún hoy, cuando la recuerdo, no puedo evitar que la rabia y la tristeza acudan a mí.

Foto. Charo Mármol.

Quien me siga un poco a través de mis escritos sabe que soy una gran defensora de los derechos de las mujeres, víctimas en muchas ocasiones de violencia por parte de una sociedad patriarcal y machista y violencia no solo en el sentido sexual, sino social y laboral. En esta ocasión quiero dedicar esta columna a ese sector de la sociedad aún más vulnerable que las mujeres: los niños y niñas. Según el Observatorio de la infancia del Ministerio de Sanidad español, “solo una pequeña proporción de los actos de violencia contra los niños y niñas es denunciada e investigada y pocos autores son procesados. En muchos lugares del mundo no hay sistemas responsables de registrar e investigar a fondo las denuncias de violencia contra los niños y niñas. En los casos en los que existen estadísticas oficiales basadas en denuncias de violencia en el hogar y otros entornos, éstas subestiman dramáticamente la verdadera magnitud del problema”. Una de las razones por las que no se denuncia es porque los niños y niñas tienen miedo de hacerlo, por temor a las represalias y porque los agresores, en muchas ocasiones, son las personas que deberían cuidar más de ellos y darles más cariño. La implicación personal en la buena marcha de la sociedad siempre ha de ser activa, pero en ocasiones como estas, mucho más. Mi amiga, la trabajadora social, me decía en una ocasión: ante la duda de maltrato infantil, da parte. Pues que nuestro silencio no sea cómplice de una de las mayores lacras de nuestra sociedad.

23


alandar

mayo 2013

Personal

Asunción González Sotos, bióloga y desempleada activa sin remuneración

La solidaridad es una actitud en la vida J. IGNACIO IGARTUA

D

espués de un encuentro de lo más tradicional en Madrid, bajo el reloj de la Puerta del Sol, la entrevista con Asunción González Sotos se convierte en un ameno diálogo, entre sorbo y sorbo de café, consensuado en unas cuantas palabras que definen su quehacer de cada día, marcado por “un teléfono y un corazón llenos de números”, para atender allá donde la reclama la necesidad de tanta gente en el madrileño barrio de Vallecas. Asunción, hija de dos maestros formados en la Institución Libre de Enseñanza y enganchados a La Barraca de Federico García Lorca, estudió biología y, durante 17 años, trabajó en una importante empresa de ingeniería, en la división de medio ambiente. Antes había estado una temporada en los Estados Unidos con su marido, ingeniero industrial, para hacer un curso de postgrado. Un mobbing laboral, con un jefe que no entendía nada, le llevó a pedir la baja voluntaria, porque “tampoco he tenido una vocación tremenda por la biología y por el trabajo fuera de casa, pese a que lo he hecho toda la vida. Además, podíamos resistir con el sueldo de mi marido, ya que siempre hemos vivido con cierta austeridad”. Corría el año 2011 y, desde entonces, Asunción se dedica a hacer cosas por los demás. “La verdad es que estoy muy liada y creo que soy la perfecta trabajadora sin remuneración”, manifiesta con una amplia sonrisa, antes de iniciar este diálogo de palabras. Le vamos lanzando conceptos y ella va respondiendo lo que cada uno le evoca.

La justicia es como la respiración, sin ella no se puede hacer nada. Solidaridad: Es una actitud en la vida. La solidaridad es independiente de que los tiempos sean buenos o malos. En los peores períodos habrá que activarla más. Hay que marcar prioridades. Es verdad que no podemos olvidar a los de aquí y tenemos que ingeniárnoslas para llegar a más personas. Lo que está claro es que no podemos dar la espalda a nadie. Recortes: Alguna vez ya he dicho que el político que recorta no ve las caras de quienes se ven afectados. Cuando se vive rodeado de un gabinete no se está en contacto con la realidad. Según van pasando los meses me pregunto si los recortes son necesarios y, desde luego, de lo que estoy convencida es que la dirección de los mismos es completamente arbitraria. Lucha: Soy una persona poco luchadora. Me encanta que otros tengan las ideas, pero siempre hay que apoyar. Especialmente en estos momentos que están

24

nido a ganarse la vida. Tenemos que luchar contra la idea de que están quitando puestos de trabajo. La realidad es que han hecho lo que no quería nadie. Ahora nos estorban, nos molestan y los vemos como contrincantes. Hay que luchar por ellos y con ellos. Racismo: No lo siento en mi corazón. Sí que lo hay ‘camuflado’ en frases, pequeños gestos…

Si volviera a nacer elegiría ser mujer. Mujer: Es el sexo chapó. Si volviera a nacer elegiría ser mujer. Por todo lo que ha tenido que sufrir y luchar ha adquirido una capacidad extraordinaria en todos los frentes, desde el trabajo en casa hasta los puestos de máxima responsabilidad. De todas maneras, creo que estamos retrocediendo, aunque no soy pesimista.

Asunción González en la céntrica Puerta del Sol de Madrid.

surgiendo numerosas propuestas de ingenio y generosidad. Justicia (social): Es como la respiración. Es tan básica que, sin ella, no se puede hacer nada. Lo malo es que en estos momentos no la tenemos. Política: Es un mal necesario. Alguien se tiene que encargar de la gestión del país. La política es un servicio y se ha confundido con otras muchas cosas. Quienes se dedican a la política deberían tener una clara vocación de servicio. Y, aunque pueda sorprender, yo la veo en los Estados Unidos, aunque a veces sea de palabra. En estos momentos los políticos se han convertido en una clase extractiva. Corrupción: No sé si va ligada a nuestros

A veces pienso que la sociedad acaba comprendiendo al que se corrompe y esto es algo desolador. genes, porque da la sensación de que no se corrompe el que no puede. Incluso es fácil escuchar en conversaciones de personas sencillas cómo se puede trampear, por ejemplo, con Hacienda. A veces tengo la sensación de que la sociedad acaba comprendiendo al que se corrompe y esto puede ser algo desolador. 0,7%: Fue un ejemplo de esas cosas que hay que apoyar. Fue una idea genial de un buen amigo, Pablo Osés, que se puso con una pancarta en la Puerta del Sol y que, con una huelga de hambre de por medio, terminó siendo una gran moviliza-

Foto. J. Ignacio Igartua

ción social. Nunca alcanzamos el 0,7%, pero se trató de ir por esa línea, aunque ahora estamos mucho más lejos de conseguirlo y apenas llegamos al 0,2%. Se me cae la cara de vergüenza. Acampada: La acampada en la Castellana fue, sobre todo, un momento de gran ilusión. Mi marido estuvo allí con tres de nuestros hijos, mientras yo me quedaba en casa con la más pequeña y me acercaba cuando podía. Fue maravilloso.

En estos momentos de crisis la Iglesia debería estar ‘gritando’ por muchas causas. Familia: Tengo dos hermanos sacerdotes del Opus Dei. También tengo cuatro hijos fantásticos, dos chicas y dos chicos. Creo que se sienten orgullosos de lo que hago, pero son despegados respecto a la religión. Una es bioquímica, otro músico, el siguiente es economista y abogado, con una gran sensibilidad social, y la pequeña estudia filosofía, que compagina con teatro y baile. Junto a mi marido, me siento orgullosa. Desahucio: Detrás de ello hay una gran trampa. Se ha engañado a las personas de manera injusta. Apoyamos en el barrio a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, a Cáritas, que se está moviendo mucho. Inmigración: Los inmigrantes me parecen personas trabajadoras, que han ve-

Renuncia: Si alguien me mira desde fuera puede pensar que he renunciado a muchas cosas, pero siempre han sido decisiones en común con mi marido -casi 40 años de matrimonio- y siempre me he alegrado de la elección que hemos tomado. Esto, unido a que tengo facilidad para adaptarme, me hace sentir que no he renunciado a nada y me siento feliz.

Estoy segura de que va a surgir la ‘chispa’, porque son muchos los intentos que se están haciendo para cambiar este sistema. Presente: En general estamos en un momento malo, pero estoy segura de que va a surgir la ‘chispa’, porque son muchos los intentos que se están haciendo para cambiar este sistema. Hay que tener esperanza.

Me gustaría que la Iglesia fuera de otra manera, pero entiendo que es como una familia, en la que puede haber miembros que no te gustan pero son de la familia. Iglesia: Soy creyente y practicante. Estoy bastante ‘retirada’ de lo que es la jerarquía, pero no me afecta. Estoy en una comunidad católica que nutre mi fe y con ello me basta. Me gustaría que la Iglesia fuera de otra manera, pero entiendo que es como una familia, en la que puede haber miembros que no te gustan pero son de la familia. En muchas ocasiones me siento avergonzada, porque en estos momentos de crisis debería estar ‘gritando’ por muchas causas.

alandar nº 298 - mayo 2013  

Revista de información social y religiosa en libertad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you