Issuu on Google+

Una pizca de sal


Una pizca de sal Gabriel H. de la Paz

www.librosenred.com


Dirección General: Marcelo Perazolo Diseño de cubierta: Stefanie Sancassano Diagramación de interiores: Flavia Dolce

Está prohibida la reproducción total o parcial de este libro, su tratamiento informático, la transmisión de cualquier forma o de cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, registro u otros métodos, sin el permiso previo escrito de los titulares del Copyright. Primera edición en español - Impresión bajo demanda © LibrosEnRed, 2013 Una marca registrada de Amertown International S.A. ISBN: 978-1-62915-014-7 Para encargar más copias de este libro o conocer otros libros de esta colección visite www.librosenred.com


Agradecimientos

Tradicionalmente en la sección de agradecimientos se hace una lista de aquellas personas que ayudan al autor a realizar su obra. Yo continuaré con esa tradición, pero siguiendo el espíritu de este trabajo, ampliaré su alcance. Si uno pudiera caminar hacia arriba nos daríamos cuenta que necesitaríamos solamente unas dos horas para recorrer esos 9 a 11 Km que constituyen la atmosfera terrestre. Nosotros pensamos que es inmensa cuando vemos las estrellas, pero en realidad es pequeñita y vivimos simplemente por el trabajo realizado de millones de plantas con las que compartimos este planeta y a quienes les doy las gracias. Son muchos los seres vivos y muertos en los que tome inspiración y ayuda para escribir esta obra. Les doy las gracias a Yeroen, Luit, Nikkie y Mama los chimpancés del zoológico de Arnhem que describe Frans de Waal en su libro “Chimpanzee Politics”. Le doy gracias también a Desmond Morris que despertó mi interés en el tema cuando era niño y a Carl Sagan y su esposa Ann Druyan que ampliaron mi visión junto con muchos más que ya no recuerdo y algunos otros que cito en la bibliografía. Les doy las gracias también a mi esposa y mi familia. Agradezco en particular al Dr. Rubén González Macías, colega del TEC de Monterrey la revisión y sus sabios consejos con los cuales fue posible afinar esta propuesta y a Carlos Rivera por la portada. A todos muchas gracias.

5


Antecedentes

Cómo hacer que los pueblos florezcan. Cómo organizar a la sociedad. Uno quisiera, como en las recetas de cocina, pudiéramos levantar el sabor del platillo con una pizca de sal. Una de las grandes dificultades de las ciencias sociales es que nosotros los humanos somos precisamente los que originamos el fenómeno estudiado. Hubiera sido muy difícil para Boyle allá por 1662 descubrir las leyes de los gases1 si él hubiera sido una molécula. Pero pudo predecir su comportamiento al observarlas desde afuera. De la misma manera si uno quiere estudiar a la sociedad uno debe de alguna manera salirse de ahí. Como no podemos dejar de ser humanos he ahí la dificultad. El comportamiento humano resulta impredecible cuando uno se empeña en observarlo como otro humano. Pero ese comportamiento se vuelve mucho más predecible cuando uno intenta salirse de ahí. Una manera de hacerlo es estudiando el comportamiento social de otros seres vivos en este planeta2. Cuando uno lo hace se encuentra similitudes o patrones de

1 Ríos,A., L Guillermo, Y Mustafá Iza - Scientia, 2007 - repositorio.utp.edu.co. 2 Dorothy L. Cheney and Robert M Seyfarth (1992), How monkeys see the world, University of Chicago Press; Alejandro Estrada (1993), Comportamiento animal, el caso de los primates, Fondo de Cultura Económica.; Fans de Waa (1998), Chimpanzee Politics, The Johns Hopkins University Press, Baltimore and London. 7


Gabriel H. de la Paz

comportamiento que pueden después servir de enseñanza para descifrar el comportamiento humano. Otra manera de hacerlo es analizando los patrones históricos3. Los pueblos, aunque cada uno tiene sus peculiaridades, todos siguen patrones de comportamiento social. De esos comportamientos sociales es precisamente esta obra. Sería muy aventurado decir que los he descifrado, pero he encontrado algunos principios que pueden ser de utilidad y quiero compartir con ustedes. El tema da para mucho más, así que invito a los talentos del mundo, en caso que lo consideren valioso, a continuar en esta búsqueda.

3 J.M. Roberts (2002), The new History of the world, Oxford; Peter Watson (2005), Ideas, a history from fire to Freud, Phoenix. 8


Capítulo I: Tecnología Social (El caso México)

En estas páginas, quiero hacer una propuesta que se centra en recordar que la única y central responsabilidad de los líderes políticos consiste en diseñar las reglas del juego para hacer que la sociedad florezca. El pueblo de México es tan maravilloso que lo hace a pesar de esas carencias. Para hacer que una sociedad florezca es básico que las reglas del juego intenten, hasta donde sea posible, no poner en conflicto los intereses de la sociedad, ya que todo va bien, mientras lo que uno hace no afecta a los demás. Insisto: este es el trabajo de los líderes, por lo que esta obra está dirigida a todos ellos.

1.1 Imágenes de mi pueblo Tengo la fortuna de vivir en una ciudad donde todavía hay campo, aunque poco a poco está siendo sustituido por fraccionamientos con casas. Pero todavía se respira ese aire campirano. Existe una calle larga de dos sentidos, que avanza sin ningún corte sobre un antiguo camino que lleva a los volcanes. Resulta insólito para los encargados de dar de alta tarjetas de crédito o envíos de mensajería cuando intentan telefónicamente capturar tus datos en la computadora y llegan a la parte de tu domicilio. “Por favor, dígame”, te dicen, “¿entre qué y qué calle queda su casa?”. Te pasas media hora explicándoles que ese concepto simplemente no se aplica en este caso; la calle corre como una 9


Gabriel H. de la Paz

carretera sin que haya nada que la cruce. La calle no es recta, se tuerce para acá y para allá. De vez en vez, siguiendo el capricho del que vive enfrente, aparece un tope. Hay un tramo en donde alguien decidió ponerle tres topes seguidos. Los lugareños la llamamos “la curvita de los tres topes”. El ancho de la calle tampoco es el mismo; hay un tramo donde, de plano, desaparecen las banquetas, que de por sí no hay, y se hace más angosta. El propietario de ese tramo, aunque es mucho más rico que la mayoría, está convencido de que no debe ceder ningún centímetro de la propiedad que heredó. Así que en ese tramo, a los que acostumbramos caminar no nos queda más remedio que hacerlo en medio de la calle. Muchos de los que vivimos en este lugar, todavía como en Europa, disfrutamos de caminar o subimos en bicicleta. Los lugareños sabemos que si manejas debes hacerte a un lado, respetando a ciclistas y a peatones. Pero cada vez llegan más fuereños, a quienes les resulta muy difícil bajarse del automóvil y no acaban de entender que la gente camine. Así que, cuando te ven caminando, te avientan el auto para recordarte que no debes hacerlo. Las nuevas familias llegan, los niños juegan con su perro en su pequeño jardín, pero siempre es mejor la calle. Hay una vecina que tomó como responsabilidad propia salvar a todos los perros desprotegidos, ya que en esta zona hay muchos, y pone enfrente de su fraccionamiento un altarcito, con comida y bebida para ellos. Todos los perros del vecindario lo conocen y hacen cola para entrar. De repente aparecen turbas de perros que andan deambulando por la zona y como hay comida, se quedan ahí. Cuando esto pasa, algunos vecinos molestos llaman a la perrera municipal y llegan dos muchachos a recogerlos. Los perros son muy listos y esos hombres, con sólo unos lazos normalmente, no pueden atraparlos. Llevan años trabajando en ello y a la fecha no se las ocurrido usar redes. Muchos vecinos, salen a hacer ejercicio y aprovechan para sacar a pasear a sus perros. En la cercanía hay un centro de equitación y, de vez en vez, te topas con jinetes que 10


Una pizca de sal

sacan a pasear a sus caballos a lo largo del camino. A veces, ves pasar un carrito de golf que sale del campo a dar la vuelta. En los costados de la avenida aún quedan algunos árboles que plantamos un grupo de vecinos, pero muchos han sido talados por otros vecinos que los encuentran realmente molestos. Enfrente de mi casa, dejé un tramo de área verde, pues estoy convencido de que si todos lo hiciéramos, disfrutaríamos una mejor calidad de vida. Como no hay parques públicos, lógicamente a los que tienen perro, les resulta muy cómodo llevarlos a defecar ahí. Para mí resulta algo molesto, sobre todo cuando al salir piso alguno de sus recuerdos. En ocasiones he intentado hablar con alguno de ellos, sin muchos resultados. Cuando salgo y los descubro in fraganti, la gente inmediatamente mueve a su perro y pone cara de “yo no fui”. Seguramente su visión del mundo cambiaría si yo fuera el que llevara mi perro a cagar a su jardín. Hasta hace poco, para los que vivíamos ahí, la única manera de llegar a este lugar era el automóvil, ya que no había ningún transporte público. Actualmente ya pasa la combi y recientemente una línea de autobuses hizo su aparición. Muchos vecinos se opusieron a la entrada de camiones, ya que estos traen consigo muchas molestias e inseguridad, así que para oponerse elaboraron un documento y colectaron firmas. Se acordó que la línea de camiones hiciera su recorrido, pero llegara sólo a un centrito comercial que está en la entrada de los fraccionamientos. Cuando uno circula en horas pico ya se siente el tapón que ocasionan los autobuses, al estacionarse a recoger el pasaje. Otros temas en donde los conflictos se mantienen latentes son la luz y el drenaje, ya que las instalaciones han sido hechas por particulares y, poco a poco, los demás se cuelgan. Como pueden ver, es fácil percatarse de la gran cantidad de intereses y visiones del mundo que conviven en ese pequeño espacio. Eventos similares a éste, donde se enfrentan conflictos de intereses, pueden llegar a ser muy violentos. Históricamente la gente se mata por tener agua, por tener el paso o simplemente por tener la razón. 11


Gabriel H. de la Paz

Si fuera otro lugar, como Irlanda, en donde las diferentes creencias religiosas juegan un papel político, tal vez ya hubiéramos estallado. Pero en este caso, es maravilloso ver cómo pueden convivir tan diversos intereses. Este pequeño espacio puede ilustrar claramente lo que pasa en muchas de las calles de México. Tal vez el lector pueda encontrar algunas similitudes y algunas diferencias con lo que pasa en su calle. Pero en la medida en que crezca el número de humanos en el planeta y en la medida en que cada uno piense de manera diferente, en esa medida, el ponernos de acuerdo, puede llegar a ser realmente difícil. Y todavía más, si cada uno de nosotros continua pensando que tiene la verdad absoluta. De seguir las cosas como hasta ahora, es fácil darse cuenta de lo que pasará en unos años en mi calle. La zona se llenará de fraccionamientos, cada uno pondrá un tope a su entrada para poder salir, llegarán más transportistas públicos a la zona, ya que al estar más poblada será más rentable y, siguiendo la costumbre, pararan en cualquier lugar a subir y bajar clientes, deteniendo a todo los autos que vengan atrás. A lo largo de la calle, aparecerán negocios que utilizarán la calle y las banquetas como estacionamiento para sus clientes. Al quitar las banquetas se hará más difícil caminar y reforzará la idea de que se debe contar con un auto. La gente hará el esfuerzo por ahorrar y comprará cada vez más coches, de tal manera que cada vez serán más autos los que tengan que pasar por esa estrecha calle. Por fin, aparecerá un político que tenga la idea providencial de hacer un segundo piso. Se invertirá una enorme cantidad de recursos públicos en hacerlo, se tumbarán todos los árboles que aún quedan y las casas de la localidad amanecerán un día con la luz de Ciudad Gótica4, y disfrutarán 4 Ciudad Gótica es el lugar donde se desarrolla la trama del comic Batman. Batman (conocido inicialmente como The Bat-Man) es un personaje creado por los estadounidenses Bob Kane y Bill Finger (aunque 12


Una pizca de sal

desde su ventana la vista de un pilar de concreto y el ruido del tráfico día y noche. El sistema será cada vez más improductivo. Todos tardaremos más en circular por esa zona y poco a poco, para remediarlo, gastaremos más recursos y simultáneamente empeoraremos nuestra calidad de vida. Cada vez que salgo a la terraza de mi casa, me quedo pensando. Por qué pasa esto. Por qué en otros lugares la gente se siente orgullosa de sus calles y sus parques, mientras en este lugar, pasan por ahí generación tras generación de gobiernos municipales sin darse cuenta, que no cumplieron con la única responsabilidad que les fue encomendada. Resulta difícil convencer a un líder de que haga algo que no quiere. Pero a veces los líderes, aunque sean brillantes y tengan toda la autoridad, requieren decidir en situaciones sociales sin saber cómo. Y es que curiosamente nadie se atrevería a meterle sin saber la mano a una maquina sofisticada, pero todos nos sentimos expertos en resolver temas sociales. El tema central de este libro es la tecnología social. Creo que hablar de tecnología, hoy en día, nos hace pensar en la llamada tecnología de punta, computadoras y aparatos para la comunicación. Sin embargo, hablar de tecnología es hablar del “know how” o de la manera de hacer las cosas. Hoy en día, sin casi darnos cuenta, usamos tecnología que le tomó a la humanidad milenios el desarrollarla y gracias a la cual son posibles los logros de la tecnología de punta, que nos maravilla ahora. La preparación de casi cualquier comida, para los que tenemos la fortuna de contar con ella, resulta tan trivial que apenas reflexionamos en la tecnología que lo hace posible. El pan o la tortilla son inventos maravillosos y su impacto a la fecha rebaza por

sólo se reconoce la autoría al primero) y propiedad de DC Comics. Su primera aparición fue en la historia titulada El caso del sindicato químico de la revista Detective Comics n.º 27, lanzada por la editorial National Publications en mayo de 1939. 13


Gabriel H. de la Paz

mucho a cualquier aparato desarrollado en los últimos tiempos. Gracias a la tecnología de domesticar los cereales, hacer harina, agregar levadura y cocerla en el horno, la humanidad ha podido alimentar a miles de generaciones. Sin esta tecnología, la humanidad no habría llegado a lo que es ahora, ya que habríamos muerto de hambre. Hablar de tecnología normalmente nos lleva a pensar en aparatos o cosas. Pero en su sentido más amplio, la palabra tecnología puede ser aplicable a la manera de hacer algo. Este libro, comparte una tecnología: la tecnología de organizar la sociedad; la tecnología de cambiar la realidad. Más adelante se profundizará sobre este asunto, por ahora basta decir que esta tecnología permitirá a México, y a cualquier país que decida aplicarla, mejorar su situación económica y social. A lo largo de estas páginas mostraré algunos pasajes que evidencian el uso, por parte de los líderes, de una tecnología social obsoleta y propondré algunos de los principios de esta nueva tecnología social.

1.2 Sólo para jefes En Maryland, Estados Unidos, por el año de 1820 había un esclavo llamado Frederick Bailey. A los esclavos les habían metido en la cabeza, tanto en la plantación como desde el púlpito, el tribunal y la cámara legislativa, la idea de que eran genéticamente inferiores, que Dios los había destinado a la miseria. La Santa Biblia, como se confirmaba en un número incontable de pasajes, consentía la esclavitud. Las plantaciones al sur de los Estados Unidos prosperaban gracias a ésta. En la guerra civil americana se enfrentaron, básicamente, los intereses industrializadores del norte contra los de los grandes terratenientes del sur, donde se estableció una ley muy reveladora: los esclavos debían seguir siendo analfabetos. En el sur de los Estados Unidos los blancos que enseñaban a leer a un 14


Una pizca de sal

esclavo recibían un castigo severo. Frederick Bailey escribió “para tener contento a un esclavo es necesario que no piense. Es necesario oscurecer su visión moral y mental y, siempre que sea posible, aniquilar el poder de la razón”. A la edad de diez años, Bailey, que había sido arrancado tiempo atrás de los brazos de su madre, fue vendido y enviado a Baltimore como criado doméstico y así trabajar para el capitán Hugh Auld y su esposa, Sofía. En ese nuevo entorno, todos los días veía cartas, libros y gente que sabía leer. Descubrió lo que él llamaba el misterio de leer: había una relación entre los garabatos y los labios de los que leían. Sin que se dieran cuenta él estudiaba cada que podía el Webster Spelling Book de Tommy Auld. Memorizó las letras del alfabeto, intento entender que significaban los sonidos, finalmente, le pidió a la señora Sofía le ayudara a aprender. Impresionada por la inteligencia y dedicación del chico, y quizá ignorante de las prohibiciones, accedió a ello. Cuando Bailey ya empezaba a deletrear palabras de tres o cuatro letras, el capitán Auld descubrió lo que sucedía. Furioso, ordenó a su esposa que dejara inmediatamente de hacer eso y, en presencia de Frederick, le explicó: “Un negro no debe saber otra cosa que obedecer a su amo… hacer lo que se le dice. Aprender echaría a perder al mejor negro del mundo. Si enseñas a un negro a leer, será imposible mantenerlo. Le incapacitará para ser esclavo a perpetuidad”. Es común que gente como el capitán Hugh Auld, exprese sus pensamientos abiertamente delante de sus sirvientes. En México, por ejemplo, actualmente todavía hay señoras que se ponen a hablar mal de sus sirvientas enfrente de ellas. Señores que comentan con sus amistades cosas íntimas enfrente de los meseros, como si no estuvieran o como si fueran un mueble. Bailey escribió que el capitán Auld, en esa ocasión le había revelado el gran secreto: “fue cuando entendí el poder del hombre blanco para esclavizar al negro. A partir de este momento entendí el camino de la esclavitud a la libertad”. Posteriormente, sin la ayuda de 15


Gabriel H. de la Paz

la señora Sofía, Frederick continúo aprendiendo a leer por su cuenta, preguntando incluso por la calle a los niños blancos que iban a la escuela. El hecho de saber leer jugó un papel clave en su fuga a Nueva Inglaterra, donde estaba prohibida la esclavitud. Cambió su nombre por el de Frederick Douglas, personaje de la novela titulada “La dama del lago” de Walter Scott. Eludió a los cazadores de recompensas que perseguían a los esclavos fugitivos y se convirtió en uno de los oradores, escritores y líderes políticos más prominentes de la historia americana y gracias a esto conocemos su historia.5

1er principio: has a tu pueblo sabio. Tal vez algunos líderes en el mundo sigan pensado que es muy peligroso que la información de los jefes llegue a los subordinados. Una de las decisiones fundamentales de los líderes es si mantener al pueblo tonto o hacerlo sabio. En nuestro país, casi hasta épocas muy recientes, se ha optado por lo primero. Si comparamos la población del México de 2012 con la de Estados Unidos en 1820, encontramos diferencias. Pero debemos aceptarlo, en México seguimos siendo un pueblo iletrado. Aunque las estadísticas del INEGI muestran que solamente una pequeña parte de la población es analfabeta6, la realidad es que una enorme parte de la población, de todos los estratos sociales, no acabó de aprender a leer. Cuando yo menciono esto algunos mexicanos inmediatamente se ofenden, y es que en eso de la lectura, nuestros líderes se quedaron con unas ideas un tanto atrasadas y nos han hecho creer que es algo difícil, que tiene que ver con la gran cultura y con el desarrollo literario. Vamos a ver, hagamos un pequeño test al estilo de esas revistas de modas o de chismes. Conteste sinceramente, 5 6 16

Sagan, C. (1995), El mundo y sus demonios, Planteta, pág. 383. INEGI, Censo de población y vivienda, 2010.


Una pizca de sal

diría el test ¿es usted de los que para leer necesita mover los labios?, ¿es de los que prefiere ver la TV, que leer un libro?, ¿lee por obligación?, cuando empieza a leer un libro, ¿le da sueño? Si sus respuestas fueron sí…entonces, aún no sabe leer. La lectura es una habilidad que no es innata, se debe desarrollar. Se parece mucho a cualquier otra habilidad, como andar en bici, patinar, tocar el piano o nadar. Una vez adquirida, no se pierde. Para poder disfrutarla, se requiere llegar a cierto nivel. Si uno no sabe nadar o no sabe andar en bici, créanme, no es tan placentero hacerlo. Uno lo empieza a disfrutar hasta que sabe hacerlo. Cruzar la alberca de 100 m es horrible si uno apenas empieza. Esto se vuelve placentero cuando ya no te cuesta trabajo. Lo mismo es la lectura. La lectura es maravillosa. Es la manera más rápida, a la fecha, de meterle información a tu cerebro. Algunos piensan que una imagen dice más que mil palabras. Y de alguna manera sí, pero de otra no. Las imágenes comunican rápidamente contextos e información ambigua. La misma imagen puede decirle a uno, una cosa, y exactamente lo contrario a otro. En cambio la lectura, aunque no es perfecta, nos permite una mayor precisión en el significado. Los que no lo consideran así, es que aún, no han llegado a un buen nivel de desarrollo de su habilidad de lectura. Desarrollar esta habilidad es el principio del conocimiento. Esto nos permite transmitir la información a las nuevas generaciones. Nos permite hablar con los muertos. Hace poco la entrevista de uno de los candidatos a la Presidencia de la República en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara alzó un revuelo. Los medios de comunicación, encantados, dedicaron horas a comentarlo7. Desfilaron las opiniones de reporteros, políticos, empresarios e intelectuales. Aunque a veces se nos olvida, variaciones sobre este 7 Todos los medios cubrieron la noticia. Por ejemplo El economista la publicó el 5 de dic de 2011. 17


Gabriel H. de la Paz

tipo de evento ocurren a cada rato. Un reportero malicioso se acerca a una figura política y, a través de sus preguntas, pone en evidencia la ignorancia de éste. Este evento, sólo se entiende en el contexto del paradigma por todos aceptado: “la sabiduría consiste en poder citar de memoria”. Los reporteros se acercan y como una navaja atraviesan su pregunta…personaje, por favor dígame, ¿cuál es el libro que más le ha impactado en la vida? o ¿cuál considera el autor más relevante? Para empezar, este tipo de pregunta las hace alguien que ha leído sólo tres libros en su vida. Déjenme explicarme. Si yo acostumbro ir al cine cada semana y llega alguien a preguntarme ¿cuál es la película que más te ha impactado en la vida?, ¡Guauuu!, me quedo pensando. Bueno, en realidad, he disfrutado una gran cantidad de buenas y malas películas. Seguramente algunas han influido en mi manera de ver el mundo y en mi forma de pensar. Pero, me resulta difícil siquiera recordar todas ellas y ninguna me ha impactado tanto. Cuando uno lee un libro a la semana, pasa lo mismo. Pero en México son muy pocos los que leen un libro al año. Por lo que ahora uno entiende por qué algunos reporteros plantean este tipo de preguntas. Algunos personajes se quedan atónitos ante ellas y algunos más se regocijan cuando esto pasa. Esto sólo se puede dar en una sociedad iletrada. Podemos seguir optando por mantener al pueblo tonto ya que siempre resulta más fácil manipularlo. El reto es emprender caminos de superación haciendo cada vez al pueblo más sabio.

1.3 La infraestructura Seguramente alguno de ustedes conoce o se ha topado con alguno funcionario público bien intencionado que desea mejorar a su país. Yo, personalmente, he platicado con algunos de 18


Una pizca de sal

ellos que he conocido antes y después de que tomaran el cargo y me han confesado lo difícil que resulta encontrar la solución, ya que son tantos y tan variados los problemas por atender, que se pierden en la maraña. La tecnología social que propone este libro, parte de un segundo principio que establece que para modificar los sistemas sociales, basta con arreglar una variable, aquella vinculada a la causa raíz. Si la cambias, la misma población, con el tiempo hace que todo el sistema se componga.

2do. Principio: Atacar la causa raíz Para aclarar este principio quiero que regresemos al relato de mi calle. Ahí se describe el clásico ejemplo del crecimiento urbano en México donde la infraestructura crece simplemente siguiendo los caprichos de cada quien. En este modelo, todos pierden, nadie se escapa, ni aun los que a corto plazo obtienen alguna ventaja. Permítanme profundizar en el tema. La infraestructura puede ser generadora de una gran riqueza o destructora de la misma. La infraestructura incluye todas esas construcciones que usamos los habitantes en las poblaciones. Muchas, como el drenaje, ni siquiera los vemos, pero están ahí. Han costado millones el construirlos y todos los usamos. Para hacer más claro el tema, a continuación hablaré solamente de algo que todos vemos: la infraestructura que tiene que ver con la movilidad de los pobladores. Si hiciéramos la pregunta de cuánto le cuesta a la sociedad lograr que una persona pueda acudir a una cita en la Ciudad de México, nos llevaríamos una enorme sorpresa. Algunos seguramente ya han hecho la cuenta y llegan a la conclusión de que con sólo 3 pesos8, se puede viajar en

8 El costo real es de $9.00 pero tiene un subsidio por lo que cuesta solo $3.00 http://www.metro.df.gob.mx/organismo/costoboleto.html. 19


Gabriel H. de la Paz

metro a casi cualquier lugar de la ciudad. Sin embargo, para responder adecuadamente esta pregunta, necesitamos hacer una reflexión más profunda. Lo primero que hay que decir es que la infraestructura de la capital ha sido pagada, directa o indirectamente, por todo el país. Por otro lado, cabe aclarar que no es usada de la misma manera por todos. Un poblador de Tlaxcala, cuando se ve forzado a hacer algún trámite a la ciudad de México, utiliza en esa ocasión algunas calles. Mientras que un citadino que trabaja ahí, la utiliza todos los días. No sé si exista alguien que se atreva a cuestionar que el diseño de la actual ciudad de México ha sido pensado para los que tienen auto. Si dejamos lo que le cuesta al país y simplemente cuantificáramos lo que le cuesta a cada habitante del DF trasladarse de uno a otro punto de la ciudad nos llevaríamos la sorpresa que es muy alto. La gente tiene que pagar un enorme costo en productividad, tiempo, salud y seguridad, para desplazarse de un punto a otro. Claro que, como muchos de esos costos no lo vemos, seguimos pensando que nos cuesta sólo 3 pesos hacerlo. La infraestructura es como un ahorro que disfrutarán por mucho tiempo las generaciones actuales y las venideras. También puede ser una maldición que tendrán que soportar actuales y futuras generaciones. La construcción de una buena infraestructura beneficia a todos, como la creación de mala infraestructura perjudica a todos. Cuando se construye una calle, una casa o un parque, éste queda ahí por mucho tiempo. Su existencia afecta directamente a los del rededor pero, indirectamente, afecta a toda la población. Cuando se hacen obras públicas, a veces se reflexiona en el impacto social de éstas. Pero cuando uno hace una obra privada, normalmente el propietario no se percata del efecto que tiene esa obra sobre la sociedad en su conjunto. Ya que en este caso, la mayoría de las veces, se encuentra más preocupado con el presupuesto que por otro tipo de cosas. Aquí es donde empieza el trabajo de 20


Una pizca de sal

los líderes, en este caso, de los políticos y de los funcionarios públicos encargados de administrar la infraestructura. Traduciendo, de todos los encargados de dar los permisos y administrarlos. Existen enormes diferencias en la administración de la infraestructura en nuestro país, pero la lógica que opera actualmente en las decisiones es más o menos la siguiente, y para ilústralo tomaré el ejemplo de las calles. La población crece y necesita calles. La ciudadanía demanda calles pavimentadas. Como los mexicanos somos “pobres”, no tenemos para construirlas muchos recursos. Por lo que, todo el sistema está diseñado para priorizar el precio sobre la calidad. Siempre terminamos contratando algo “barato”. El contratista contratado, lógicamente necesita poder hacer alguna utilidad. Así que, para poder hacerlo, se ve en la necesidad optimizar los recursos. Eso lo lleva a la necesidad de ahorrar en la mano de obra y en los materiales que utiliza. Una vez terminada la calle, si se comparara contra los estándares de los “ricos”, se vería que no cumple con muchas de las especificaciones internacionales. Esto es, cuenta con estándares más bajos de calidad: no se compacta suficientemente, ni se le añade un buen número de capas, etc. Por favor, no me malinterpreten, todos los contratistas hacen su mejor esfuerzo, todo se concursa y todo se hace de acuerdo a la ley. El problema está en que, precisamente, esta ley está pensada para que pase lo que estoy narrando. Al cabo de muy poco tiempo, lógicamente, la calle se agrieta y aparecen los hoyos. Entonces entra en operación el sistema de bacheo. Como seguimos siendo “pobres” y ya nos gastamos nuestro presupuesto en hacer la primera pavimentación, contratamos cuadrillas que hagan el trabajo de manera aún más barata. Estos cortan el cuadrito, le embarran asfalto y graba, lo aplanan un poco y listo. Al poco tiempo de uso, se vuelve a hacer el hoyo, sólo que en esta ocasión es mucho más grande. El sistema de baches se perpetúa. De tal manera que, si sumáramos todo lo que invertimos en mantener ope21


Gabriel H. de la Paz

rando esa calle por 20 años, nos daría la gran sorpresa de que pagamos tres o cuatro veces más que si hubiéramos pensado que somos ricos y hubiéramos mandado a hacer una calle con estándares de calidad más altos. Pero no hay que sorprenderse, hace más de 30 años que los economistas ya demostraron que los pobres siempre compran más caro9. Si uno analiza por qué pasa esto, se llega a la simple y llana conclusión de que los líderes no acaban de entender cuál es su trabajo. Desde que los humanos nos hemos agrupado en ciudades, hemos tenido

9 Existen muchos autores que han tratado este tema. Aquí cito algunos de ellos: Eckholm, Erik (19 July 2006). “Study Documents ‘Ghetto Tax’ Being Paid by the Urban Poor”. The New York Times. Retrieved 14 August 2011. Talukdar, Debabrata (2008). “Cost of Being Poor: Retail Price and Consumer Price Search Differences across InnerCity and Suburban Neighborhoods” Journal of ConsumerResearch 35 (3): 457. doi:10.1086/589563. JSTOR 589563. Brown, DeNeen L. (18 May 2009). “The High Cost of Poverty: Why the Poor Pay More - washingtonpost.com”. The Washington Post. Retrieved 14 August 2011. “From Poverty, Opportunity: Putting the Market to Work for Lower Income Families - Brookings Institution”. July 2006. Retrieved 14 August 2011. “The Ghetto Tax | Blog | NextBillion.net | Development through Enterprise”. 3 August 2006. Retrieved 14 August 2011. “Georgetown Law Faculty Blog: Market Failures Mean The Poor Still Pay More”. 20 July 2006. Retrieved 14 August 2011. “The Higher Prices Facing Lower Income Consumers”. 17 July 2006. Retrieved 14 August 2011. Giskes, K; Kunst, A E; Ariza, C; Benach, J; Borrell, C; Helmert, U; Judge, K; Lahelma, E et al (1 July 2007). “Applying an Equity Lens to TobaccoControl Policies and Their Uptake in Six Western-European Countries”. Journal of Public Health Policy 28 (2): 261–280. doi:10.1057/palgrave. jphp.3200132. PMID 17585326. Retrieved 14 August 2011. Klontoff E, Fritz J, Landrine H, Riddle R, Tully-Payne L. The problem and sociocultural context of single-cigarette sales. J Am MedAssoc. 1994;271:618– 620IFS. January 2006. http://www.ifs.org.uk/edepo/poor_pay_more. pdf. Hausman, Jerry A.; Jerry A. Hausman, MIT; J. Gregory Sidak, American Enterprise Institute (April 2004). “Why Do the Poor and the Less-Educated Pay More for Long-Distance Calls?”. The B.E. Journal of EconomicAnalysis&Policy 3 (1). doi:10.2202/1538-0645.1210. 22


Una pizca de sal

que resolver básicamente los mismos problemas. Para hacerlo se ha utilizado la tecnología de la construcción. Esta ha evolucionado, ahora con el uso de maquinaria, concreto, hierro y plástico es posible levantar puentes y calles. Construir drenajes y parques. Pero las decisiones de que hacer y cómo usarlo siguen resolviéndose con una tecnología social que se forjó hace mucho tiempo. Que no será el momento de darle una mejorada. Que no podremos los mexicanos aportar al mundo otras maneras de resolver los problemas sociales. En eso consiste precisamente mi propuesta.

3er principio: Crea sistemas ganar-ganar Déjenme plantear esto de otra manera. La tecnología social propuesta plantea que de lo que se trata es de construir sistemas donde todos ganemos o donde la mayoría gane. El sistema actual tal vez beneficia, en el corto plazo a algunos, pero a la larga, todos perdemos. La calidad de vida del grupo es peor, aunque seamos más ricos. De qué me sirve contar con un puente o un segundo piso que costó una fortuna, si sacrifico el área verde que tenía para su construcción, o si el aire que respiro está más contaminado que antes o si el ruido que tengo que soportar es mayor. En la lógica actual, los que toman las decisiones piensan que alguien más, pero no ellos, sufrirá las consecuencias. Déjenme recordarles que los economistas encontraron ya hace más de 100 años que la calidad de vida del grupo se mejora en la medida en que las sociedades se hacen más igualitarias.10 Como todo, esto depende de los gus10 Han S. Park, Correlates of Human Rights: Global Tendencies, Human Rights Quarterly, Vol. 9, No. 3 (Aug., 1987), pp. 405-413, Published by: The Johns Hopkins University Press, Article Stable URL: http://www.jstor.org/stable/761881. Kawachi, Kennedy and Wilkinson (1999), Income inequality and health, The new Press. 23


Gabriel H. de la Paz

tos, pero siempre es mejor ser rico entre ricos, que rico entre pobres. Los líderes listos no deben perderse en tratar de resolver cada caso. Se deben concentrar simplemente en pensar las reglas del juego necesarias para mover a los jugadores a donde se quiere. Por ejemplo, si queremos mejorar la infraestructura de mi calle existen muchas alternativas. Sin embargo, propongo optar por una. No me refiero a hacer sólo una cosa, sino fijar un rumbo en el que nos moveremos por un buen tiempo. Insisto, éste es el trabajo del líder, no del grupo. La tecnología social que propongo consiste en encontrar las dos o tres cosas que debemos cambiar para que el sistema solo se mejore. Para ilustrar lo que propongo, por ejemplo, bastaría promulgar una ley que obligara a cualquier nuevo desarrollo a dejar 6 metros de banqueta. Incluso se podría hacer retrospectivo y encontrar una manera negociada de obligar a todos los desarrollos actuales a hacerlo. Si esto se implementara, en pocos años mejoraría considerablemente la calidad de vida de todos los habitantes de esa zona. Inmediatamente aumentaría la plusvalía, beneficiando a todos. Automáticamente, más gente se animaría a plantar más árboles y por otro lado, más gente intentaría ir a la tienda caminando, sin tener que usar el auto. Si en todo México se estableciera que las banquetas deben ser de 6 metros, como un principio básico de la construcción, la gente no lo cuestionaría, como nadie cuestiona ahora que el rojo es alto y el verde siga. El mercado, al cabo del tiempo, se adecuaría a este nuevo requerimiento y los precios de las construcciones se adaptarían. No quiero parecer ingenuo, está claro que en su implementación muchos chillarían porque se hace más caro, pero al cabo del tiempo, ya se volvería el estándar. Básicamente esto es lo que debe hacer la infraestructura: crear valor. La sociedad necesita que sus líderes políticos y funcionarios públicos hagan ese trabajo: generen valor. Los pueblos que han prosperado han sido precisamente porque han tenido líderes capaces 24


Una pizca de sal

de mover al grupo. Esta fue la tarea de Moisés cuando sacó a los judíos de Egipto. Mediante este ejemplo concreto quisiera mostrar que es posible, modificando una sola variable mejorar la infraestructura y mejorar el estándar del grupo a largo plazo. Todos los seres vivos de este planeta nos encontramos fuertemente influenciados por el entorno11. Si uno tiene agua o no la tiene, si la temperatura que tiene que soportar es alta o baja, si se tienen que vivir adentro o afuera del agua determina en última instancia como es el organismo y que estrategias de sobrevivencia desarrolla. El animal humano, no está libre de eso. El cuerpo de los esquimales, por ejemplo, ha desarrollado mecanismos de defensa, como hacerse más bajos y cubrirse con más grasa. Estas modificaciones físicas se dan a través de largos periodos de tiempo. Vivir en ciudades es relativamente nuevo para nuestra especie, por lo que los cambios físicos no son aun tan visibles. Muchos hombres y mujeres actualmente viven en el entorno de la ciudad y esto influye en su cuerpo y sobre todo en su concepción de la realidad. Es fundamental que los líderes caigan en la cuenta de que el hombre construye la infraestructura para que luego ésta termine construyendo al hombre. Si por ejemplo, nos empeñamos en hacer ciudades sin áreas verdes poco a poco empezaremos a creer que no las necesitamos. Nuestros líderes hoy en día al haber nacido y crecido dentro de una ciudad parece que han olvidado que formamos parte de un sistema interconectado con todos los otros seres vivos del planeta: la biosfera. Cuando la humanidad va hacia la urbanización, necesitamos urgentemente volver a nuestras ciudades verdes para que nosotros, y las nuevas generaciones,

11 Scarr, S. and McCartney, K. “How People Make Their Own Environments: A Theory of Genotype Environment Effects”, Child Development, Vol. 54, No. 2 (Apr., 1983), pp. 424-435, Published by: Wiley, Article Stable URL:http://www.jstor.org/stable/1129703. 25


Gabriel H. de la Paz

no lo olvidemos. Ésta es la única opción que tenemos para no perder el amor por la naturaleza. Hablar de belleza siempre resulta controvertido, pero en términos generales el pueblo mexicano, en infraestructura, se va por lo funcional más que por lo bello. Si uno recorre las ciudades y poblaciones mexicanas encuentra en todas ellas que la parte funcional manda. Los que vivimos aquí simplemente ya no nos percatamos de ello. Los cables por todos lados, la azotea llena de aparatos, las diferentes alturas y los parches son parte de lo cotidiano. Muchos opinan que la belleza es algo subjetivo y que en gustos se rompen géneros. Sin embargo, existen patrones universales. La gran mayoría de los humanos encontramos placenteros los paisajes que el planeta tierra presenta. Casi cualquiera disfruta una puesta de sol en la playa, las montañas nevadas o un bosque otoñal. Es raro aquel que no se conmueve con la majestuosa suntuosidad del desierto. En fin, los humanos encontramos bellos lo que denominamos paisajes naturales12. Tal vez sea una respuesta a nuestra propia existencia. Después de todo, somos seres de la madre tierra. Algunos opinan que las ciudades se vuelven bellas en la medida que se hacen más ricas y creo que algo hay de esto. Sin embargo, en el mundo hay pueblos pobres que estiman más que otros la belleza. El amor a la belleza tiene bases naturales, pero mucho es aprendido. Si tú vives en un lugar feo, probablemente no llegues a desarrollar tus patrones de belleza. Y es que, simplemente, no tienes patrones de comparación; cuando un niño ve las calles sucias, sin árboles, las azoteas llenas de rejas oxidadas y tinacos, cuando su calle está cubierta por cables de luz, muy probablemente aprenderá que esto es lo normal. Así es su vecindad, su barrio y, poco a poco, hasta le parecerán bellos. Existen estudios serios que se han hecho en desarrollos de 12 Landscape, natural beauty and the arts (1993), Edited by Salim Kemal and Ivan Gaskell, Cambridge University Press. 26


Una pizca de sal

multifamiliares en diversas partes del mundo que evidencian la relación que existe entre la violencia y la infraestructura13. Necesitamos líderes sabios, que generen reglas del juego que hagan a México más bello. Vivir en un lugar bello, hace a los hombres más bellos. Cuando uno recorre la ciudad de México, esta labor parece titánica. Sin embargo, otros pueblos, en otras partes del mundo ya lo han hecho. La ciudad de París sigue siendo considerada por muchos una de las ciudades más bellas del mundo. Pero el París que conocemos, no fue siempre así. El trazo de sus glorietas y bulevares es cosa del presente. El París de antaño no los tenía14. Existieron en su tiempo líderes sabios, que hicieron al París que ahora conocemos. Gracias a esto, millones de turistas lo visitan y dejan una derrama económica muy importante.

13 Research on Schools, Neighborhoods and Communities: Toward Civic Responsibility, edited by William F. Tate IV, Robert (2012); J. Sampson, “Neighborhood inequality, violence and the social infrastructure of the American city”. 14 La transformación de París durante el Segundo Imperio de Napoleón III (1852-1870) le dio a la ciudad su fisonomía actual. El emperador comisionó al Barón Haussmann para que ejecutara los cambios necesarios para convertir a París en la ciudad más moderna del mundo en su época. Se demolió gran parte de la ciudad antigua y medieval y se dio paso a los grandes bulevares y a los edificios modernos, el más destacado de los cuales fue la Ópera Garnier. Se construyeron canalizaciones de aguas y otros importantes adelantos en obras públicas. Este periodo llegó a su fin después de la caída del emperador como consecuencia de la derrota sufrida por su ejército en la guerra franco-prusiana. Si bien las décadas de los ochentas y noventas del siglo XIX también continuaron dándole a la ciudad su fisonomía más conocida.  a b “George Eugène de Haussmann” (en español). Biografías y Vidas (2004). Consultado el 24 de marzo de 2009. 27


Gabriel H. de la Paz

1.4 Cambiando la realidad social de México Algunos líderes bien intencionados están convencidos de que el problema estriba en el grupo que les tocó dirigir. Entonces, lógicamente, ponen toda su energía en tratar de cambiarlo. Al final del camino, una gran frustración aparece en su alma, cuando no logran hacerlo. Esto era de esperarse. Uno de los principios básicos que quiero compartir con todos ustedes es que es inútil tratar de cambiar a los jugadores ya que, normalmente, todos ellos simplemente trataran de beneficiarse utilizando las reglas del juego establecidas: explícita o implícitamente. Los líderes sabios deben ser capaces de conocer profundamente cuáles son esas reglas del juego y modificarlas para hacer que se mueva la sociedad hacia donde es mejor. Al cabo del tiempo, cuando se establecen las nuevas reglas del juego, entonces, y sólo entonces…es que mágicamente la sociedad cambia. En eso se basa la Tecnología Social aquí propuesta.

4to principio: No cambies jugadores, sino las reglas En los próximos siglos la humanidad enfrentará retos muy importantes, las decisiones que tomemos los mexicanos hoy seguramente afectarán nuestro porvenir y el de las generaciones futuras. En vísperas de las elecciones de 2011, en Puebla un enorme grupo de personas nos reunimos para discutir en el foro de Actívate X Puebla15 diversos temas. En la mesa de sustentabilidad se generaron 164 propuestas, las que fueron resumidas en un documento y se presentaron a los candidatos a gobernador y a presidencias municipales. Después de las elecciones, los miembros de Actívate X Puebla analizamos el documento junto con los nuevos funcionarios públicos en 15 28

www.activatexpuebla.org.


Una pizca de sal

cargo y nos dimos a la tarea de colocar enormes piedras, que simbolizaban retos y compromisos que nuestros gobernantes deberían tomar.

Fotografía donde aparezco dirigiendo unas palabras parado encima de la grúa que colocó la simbólica piedra del grupo ecológico de Actívate X Puebla

El documento presentado a los candidatos, contenía a detalle cada una de las propuestas, un resumen temático y una síntesis en la forma de visión/misión típico de los planes estratégicos de las empresas, que comparto con ustedes. Esta cuartilla refleja una visión del futuro de Puebla, lo que los ecologistas quieren de ella. Para llegar a una meta, lo primero que uno debe hacer es visualizarla. La sabiduría popular indica que resulta muy difícil llegar cuando no se sabe a dónde. “En 2050 Puebla será el Estado más rico y pujante de México. La generación de esa riqueza tendrá su base en el Desarrollo Ambiental. Se dedicará como mínimo el 1% del PIB para 29


Gabriel H. de la Paz

lograrlo. Todos los servidores públicos, a partir de 2010, entenderán que una parte importante de su trabajo, es ser promotores de ese desarrollo. Se establecerán en el Estado de Puebla firmas que produzcan fuentes de energía alternativas. Los campesinos regresarán de Estados Unidos a Puebla a sembrar y cosechar las materias primas para su producción. La industria automotriz poblana producirá autos no contaminantes. Se sustituirán los autos viejos por autos híbridos. Contaremos con granjas solares y eólicas que proveerán de energía eléctrica a la mayor parte de las comunidades del estado. Las viviendas en todo el Estado calentarán el agua con calentadores solares y las industrias empezarán a generar electricidad de manera solar. Todos los sectores productivos del Estado impedirán la creación de basura desde el desarrollo de sus productos. Participarán inversionistas y concursarán en formas de producir bienes que no contaminen y sean reciclados. Toda la ciudadanía estará separando sus desechos y los servicios públicos estarán diseñados para ello. En todas las ciudades del Estado se trasformará el transporte público por sistemas masivos más limpios y se hará de éste un generador de riqueza. Se sustituirá la contaminación visual de la publicidad en el Estado, por anuncios que no compitan contra los árboles. En cada conjunto habitacional los usuarios tendrán aéreas arboladas y plantas que embellecerán y darán calidad de vida. Las ciudades contaran con grandes áreas verdes que rescataremos y preservaremos. Éstas servirán de preservadoras de agua y permitirán a la ciudadanía conocer, amar y tomar como identidad civilizada el cuidado de la naturaleza. Todos los municipios del Estado de Puebla participarán en la conservación y mejoramiento de sus propios recursos naturales. Se contará con todo un sistema de captación y tratamiento de agua que asegure que los cuerpos de agua del Estado de Puebla sean otra vez limpios. Se identificarán las principales áreas forestales del Estado de Puebla, como la Sierra Nevada y se protegerán legalmente y se apoyará a sus pobladores a implementar negocios sustentables para su preservación y mejoramiento. Se generarán empleos y fuentes de riqueza a partir de todos estos temas. 30


Una pizca de sal

Con la participación de los medios de comunicación e instancias públicas y privadas lograremos que la identidad cultural de los poblanos esté vinculada al amor y cuidado del medio ambiente. Todas las instituciones educativas del EP tendrán programas ambientales donde se enseñe el cuidado del medio ambiente y todas tendrán programas de manejo integral de residuos. Se contará con el Instituto Estatal de Ecología que se encargue de investigar y proponer soluciones ambientales. Se contará con la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente que sea responsable del cumplimiento de la legislación en materia ambiental. La ciudadanía contará con un instrumento a su alcance y transparencia, que le permita conocer y vigilar qué se invierte y cómo se cuida el medio ambiente. Existirá la voluntad política que facilite el perfeccionamiento de las instituciones y leyes, enfocadas al aseguramiento de la calidad ambiental y el desarrollo sustentable.”

Todos los candidatos recibieron el documento con gran seriedad. Una vez electos se comprometieron a hacerlo realidad y, poco a poco, en la medida de sus posibilidades, han emprendido algunas acciones en ese sentido. Se crearon Secretarías del Medio Ambiente y se dieron a conocer planes e inversiones relativas a las propuestas. Desconozco lo profundo del pensamiento del gobernador y el presidente municipal de Puebla y, no sé, si al final del camino, como muchos asuntos en este país, solamente estén dando a la ciudadanía atole con el dedo, pero me queda claro que, los políticos están viendo que la sociedad mexicana se está organizando y que la fuerza ciudadana puede ser imparable. En algunos otros foros, donde he presentado esta propuesta, seguramente algunos han pensado que es “puro rollo” o que es algo inalcanzable. Sin embargo, somos cada vez más los que estamos convencidos que los mexicanos ya estamos listos para dejar una huella en la historia de la humanidad. Actualmente, muchos de los involucrados en este ejercicio seguimos reuniéndonos, el movimiento Actívate X Puebla 31


Gabriel H. de la Paz

sigue adelante, e invitamos a todas las organizaciones que quieran sumarse, convencidos de que ésta es una manera real de hacer el cambio.

1.5 Tecnología Social En los últimos años la humanidad se ha venido acostumbrando a un avance tecnológico sin precedente16. Hablar de tecnología para la mayoría de nosotros nos lleva a pensar en el uso de toda clase de aparatos: teléfonos inteligentes, computadoras, internet, robots que nos ayudan a hacer la vida más fácil. Sin embargo, en muchos pueblos, se nota un creciente desencanto y malestar que se expresa de diversas formas sociales, incluso algunas de ellas bastante violentas. Algunos hablamos de que la humanidad está pasando por un “obscurantismo tecnológico”, sabemos cada vez más de las cosas, pero cada vez menos de nosotros mismos, de qué sirve tanta tecnología, si al final del camino estamos más infelices que antes. Si queremos sobrevivir como especie, necesitamos encontrar maneras creativas de entendernos y poder convivir. Necesitamos no solamente ser capaces de manipular las fuerzas físicas y los recursos de este planeta. Necesitamos, urgentemente, poder entender cómo funcionamos los humanos. Necesitamos avanzar en la tecnología social. En este libro quiero presentar una propuesta. Este libro está dirigido al público en general, pero la tecnología social propuesta es para aquellos que tienen actualmente, o en el futuro, la posición de líderes. Personas que por su posición son capaces de influir en los demás. Un buen líder social requiere primero entender cómo es que funcionan las cosas, 16 Eva Mueller (1969), Technological advance in an expanding economy, University of Michigan. Survey Research Center, Institute for Social Research, University of Michigan. 32


Una pizca de sal

actualmente todavía contamos con políticos y funcionarios públicos en México y en el mundo que no acaban de entender cómo funciona la sociedad. Un buen líder necesita en segundo lugar, contar con un modelo social aplicable a la situación real, este libro habla esencialmente de esto. Un buen líder necesita en tercer lugar, saber comunicar el modelo a la sociedad donde se desea implementar, despejar sus dudas y convencerlos de que ese modelo es el más adecuado. Esto es esencialmente una labor de marketing social. Por último, un buen líder requiere implementarlo y mantenerlo. Esto es una labor política que requiere tiempo y un buen grupo de trabajo. Actualmente los líderes políticos del mundo y de México se encuentran en gran necesidad de tecnología social de punta, este libro es una invitación a los talentos del mundo, a la creación y aplicación de una nueva tecnología social que hagan a la especie humana sustentable.

33


Capitulo II: Conceptos básicos

En este capítulo se presentan algunos conceptos básicos sobre los que se sustenta esta propuesta.

2.1 El liderazgo social El humano es gregario. Es un animal de manada. El hombre desde la época de las cavernas hasta nuestros días sigue siendo fisiológicamente el mismo. Y es que las especies normalmente no cambian cuando prevalece el ambiente donde se desarrollan. Cuando el ambiente cambia, cualquier especie se ve forzada a hacerlo, si lo logra sobrevive y si no, desaparece. Nuestra visión antropocéntrica nos ha hecho creer que somos el ombligo del mundo y el centro del universo. Sin embargo, la evidencia nos muestra que acabamos de llegar y estamos disfrutando, como las estrellas de rock, nuestros 15 minutos de éxito. Otras especies han dominado los mares y las tierras de este planeta miles de años más que nosotros17. Desde la perspectiva urbana en que vivimos actualmente, solemos pensar que todas las manadas en el reino animal funcionan de la misma manera y bajo un régimen totalitario donde un guía decide y todos los demás siguen. Esto es, en 17 Carl Sagan y Ann Druyan (1993), Sombras de antepasados olvidados, Planeta. 35


Gabriel H. de la Paz

realidad, absolutamente falso. En el reino animal, las manadas de lobos, hienas, elefantes o chimpancés funcionan de manera muy diferente. Todas requieren de un guía, pero cada especie ha desarrollado un sistema social propio y sus líderes usan diferentes maneras para alcanzar y trasmitir el poder18. En la medida en que las manadas humanas se van haciendo más numerosas y sofisticadas, se vuelve imperativo conocer cómo funcionan y cómo pueden ser dirigidas o guiadas. Encontrar la mejor manera de hacerlo es hablar de tecnología social. Nuestra sociedad del siglo XXI sigue utilizando, en muchos casos, la tecnología social de antes de Cristo. No será el momento de actualizarla.

De cazadores a agricultores Históricamente la humanidad pasó de ser cazadora recolectora a agricultora. Todos los cereales que actualmente nos alimentan son en realidad semillas de pastos, que fueron poco a poco domesticadas. Hoy por hoy el principal alimento de la humanidad son los cereales: arroz, trigo, maíz, sorgo. Los hombres, por alguna razón, encontraron que era más fácil vivir en la sabana que en el bosque19. Durante miles de años, los bosques permanecieron intactos. Resultaba bastante difícil para nuestros ancestros tumbar los árboles con las manos o con las herramientas con las que contaban. La Europa de los bárbaros, en tiempos de los romanos, estaba cubierta de bosque, actualmente todavía quedan algunas zonas como la Selva Negra en Alemania que muestran cómo era Europa en esos

18 Fans de Waa (1998), Chimpanzee Politics, The Johns Hopkins University Press, Baltimore and London. 19 Jared Diamond (1999), Guns, germs and steel, W.W. Norton & Company, New York London. 36


Una pizca de sal

tiempos20. Paradójicamente, nuestra vida es posible gracias a que durante milenios vivieron plantas que se encargaron de generar la atmósfera que ahora respiramos21. La atmósfera original de nuestro planeta no tenía oxígeno y cuando apareció éste, muchos organismos perecieron, algunos otros sobrevivieron refugiándose en las profundidades o en cavernas. Hoy en día aún quedan especies anaeróbicas que en contacto con el oxígeno, mueren. En el siglo XXI, gracias a la maquinaria, aumentamos la velocidad de destrucción de los bosques del planeta. La selva del Amazonas en pocos años, si seguimos con esta tendencia, quedará reducida a un parque. No hace tanto tiempo atrás la isla de Pascua estaba cubierta de palmeras. Crecía una especie de palmera enorme, que ahora está extinta. Esta isla se hizo famosa porque cuando llegaron los primeros europeos22 la encontraron sin pobladores, pero se erigían grandes monolitos de piedra con figuras humanas sobre ella. Esto los intrigó y durante años se buscaron explicaciones. Durante los 60’s aparecieron libros que planteaban que su construcción había sido hecha por extraterrestres. A la fecha se han conducido dos investigaciones antropológicas serias y gracias a la publicación de sus resultados, ahora sabemos lo que realmente pasó. La historia es bien triste. Resulta que tiempo atrás la isla estaba poblada. Sus pobladores, dirigido por sus líderes, se dieron a la tarea de labrar esos enormes monolitos de piedra y arrastrarlos hasta la playa. Para hacerlo, poco a poco fueron talando los árboles, en este caso las palmeras, para sobre

20 J.M. Roberts (2002), The new History of the world, Oxford. 21 Carl Sagan y Ann Druyan (1993), Sombras de antepasados olvidados, Planeta. 22 La Isla de Pascua pertenece actualmente a Chile. El navegante neerlandés Jakob Roggeveen, la descubrió el 5 de abril de 1722, fecha correspondiente al día de Pascua de Resurrección, en un largo viaje iniciado en Texel y luego navegando por las costas chilenas. 37


Gabriel H. de la Paz

ellas poder arrastrar las enormes piedras. Existe la evidencia de que acabaron con todas las palmeras. Una vez destruidas, se colapsó todo el sistema que sustentaba su vida. Y es que, todos los sistemas biológicos se encuentran interrelacionados y cuando uno, como en este caso, destruye su base, todo se acaba. A tal grado que, incluso, los sobrevivientes terminaron literalmente, comiéndose unos a otros, dejando solo en piedra, la evidencia de que antes había vida humana ahí. Esta historia real es muy ilustrativa pues muestra, de manera tangible, lo que nos puede pasar si no dejamos de cortar árboles. Yo me pregunto, que pensó el que tumbó la última palmera. Seguramente nada, simplemente seguía las instrucciones de su líder.

Fuente: BBC ciencia (http://www.bbc.co.uk/mundo/ ciencia_tecnologia/2009/09/090907_1551_isla_pascua_ sombreros_gm.shtml)

Sustentabilidad El término sustentabilidad es relativamente nuevo, el diccionario de la real academia aun no aparece y usa en su lugar el término sostenibilidad, pero es común hoy en día el uso 38


Una pizca de sal

de este anglicismo. Definición: La sustentabilidad (o sostenibilidad) es un término que se puede utilizar en diferentes contextos, pero en general se refiere a la cualidad de poderse mantener por sí mismo, sin ayuda exterior y sin agotar los recursos disponibles. En la ecología, la sustentabilidad describe a los sistemas ecológicos o biológicos (como bosques, por ejemplo) que mantienen su diversidad y productividad con el transcurso del tiempo.23 El concepto de desarrollo sustentable se hizo conocido mundialmente a partir del informe “Nuestro Futuro Común”, publicado en 1987 con motivo de la preparación para la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, realizada en Río de Janeiro, Brasil, en 1992. La Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo, establecida por las Naciones Unidas en 1983, definieron el desarrollo sustentable como el “desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer las capacidades que tienen las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades”.24 Se hace urgente contar con líderes que en primera instancia entiendan lo que está pasando y después tengan la habilidad de dirigir, o sea, que sean capaces de hacer algo al respecto. En la ciudad de Puebla, por ejemplo, les comparto la evidencia grafica de cómo, poco a poco, se derriban los árboles. En las fotos de abajo se muestra como la Av. Juárez, una de las principales avenidas cuyo diseño original contaba con un camellón y banquetas anchas con árboles, al paso del tiempo se está transformando en un gran estacionamiento. En la foto (1) de abajo se puede ver como era su diseño original. La siguiente foto (2) muestra como los jardineros del 23 http://vidaverde.about.com/od/Vida-Verde101/g/Que-Significa-Sustentabilidad.htm. 24 http://www.ur.mx/LinkClick.aspx?fi leticket=45QwibiMpsE% 3D&tabid=3588&mid=5847. 39


Gabriel H. de la Paz

Ayuntamiento cortan unos árboles en perfecto estado de salud. La siguiente fotografía (3) muestra la calle sin árboles usada como estacionamiento.

Fuente: fotos tomadas por el autor, 2012

Actualmente, hay una tendencia muy peligrosa en nuestro país. La población se está acostumbrando a ver los árboles como objetos, más que como seres vivos. Insisto en que el hombre hace la infraestructura, para que luego esta termine haciendo al hombre. Todas las plantas incluyendo los árboles realizan múltiples función para la vida en el planeta como la generación de oxígeno, la retención de humedad, el balance del clima, la casa o alimento para otras especies, etc. etc., Hoy en día muchos no nos percatamos de ello. Yo me pregunto qué pasará cuando cortemos el último árbol del planeta. Es urgente que los líderes comprendan que su responsabilidad no es dejar que el rebaño vaya para donde quiera, sino dirigirlo hacia un mejor lugar. Este es el quinto de los principios básicos de la Tecnología Social. 40


Una pizca de sal

Durante muchos años los humanos, como todos los grandes animales, se sostenían de la misma manera: recolectando y/o cazando25. Actualmente en el Serengueti en África, todavía se puede ver lo bien que funciona ese sistema. Las manadas de herbívoros deambulan por enormes extensiones en busca de comida. Cuando llegan a una zona, si la encuentran favorable para vivir, normalmente porque hay suficiente comida, se quedan. Entre más comida, se producen más cachorros. En este planeta todas las poblaciones, incluyendo la humana, crecen de manera exponencial cuando hay suficiente alimento y no hay depredadores. La población se mantiene a raya, porque se acaba el alimento y por los depredadores. Si queremos hacer un mundo sustentable, resulta muy importante entender cómo funciona la naturaleza y reflexionar en lo que pasará con lo que andamos haciendo. Durante miles de años los humanos vivíamos la vida del Serengueti. Cuando descubrimos el ciclo reproductor de algunas plantas y nos dimos cuenta que era posible plantarlas, pasamos a ser agricultores. La agricultura, aun en el mundo industrializado, sigue siendo esencial para los humanos. Aunque ahora hemos logrado que cada vez menos gente, proporcionalmente, se dedique a esto. Todas las grandes culturas de la antigüedad, en todos los continentes eran fundamentalmente agrícolas, desde los egipcios, mesopotámicos, romanos, indios, chinos o mesoamericanos.26 Aún en épocas muy recientes, es posible ver su gran importancia. El poderío de Rusia en el siglo XIX se sustentó en su agricultura. El desarrollo industrial de la Unión Soviética fue pagado por los campesinos. 25 Carl Sagan y Ann Druyan, Sombras de antepasados olvidados, Planeta, 1993; Jared Diamond, (1999), Guns, germs and steel, W.W. Norton & Company, New York London. 26 Peter Watson, Ideas, a history from fire to Freud, Phoenix, 2005. 41


Gabriel H. de la Paz

Sin afán de ofender a nadie, se puede fácilmente ver el comparativo. Hace mucho tiempo las manadas humanas andaban deambulado por el planeta, y se fueron quedando en los lugares que les parecieron propicios, ya sea porque se los quitaron a otras manadas humanas o porque los encontraron desocupados. Cuando la zona era propicia o la manada lograba organizarse, se llegaba a producir suficiente comida. Con suficiente comida se producían inmediatamente más cachorros humanos. Entre más numerosa la población, se necesitaba más comida. Por lo que nos dimos a la tarea de destruir los bosques para hacerlos parcelas. Mientras la población humana fue relativamente pequeña, la naturaleza se encargaba de sanar las heridas. No en todos lados sanaron de igual manera. Sabemos, por ejemplo, de dos civilizaciones, la Mesopotámica y la Maya donde estos cambios alteraron el delicado balance y ese modo de producir se colapsó. Actualmente tomamos las regiones como las vemos y pensamos que siempre han sido así. La realidad es que este planeta cambia y todos los seres vivos que lo habitamos contribuimos en su modificación. Resulta muy difícil contar con la evidencia suficiente para saber exactamente cómo se veía el planeta hace cientos o miles de años. Actualmente sabemos perfectamente que la configuración de los continentes ha cambiado27. Parece que el mundo se ha ido secando y se sabe que los desiertos están creciendo. Las modificaciones, pueden parecer buenas o malas, dependiendo de la perspectiva que se tome. Tal vez en el corto plazo talar un bosque para sembrar maíz, puede parecer una buena decisión para algunos humanos. Claro que desde la perspectiva de la flora y fauna que habitaba el bosque, ese cambio resulta muy malo. Nada es gratis y todo lo que hacemos tiene algún efecto, aunque no lo veamos. Talar bosques para convertirlos 27 Jared Diamond (1999), Guns, Germs and steel, W.W. Norton & Company, New York, London. 42


Una pizca de sal

en parcelas tiene un precio. Existe un caso bien documentado que muestra como el sistema de agricultura practicado en el llamado creciente fértil (fertilcrescent), la región entre el río Tigris y el Éufrates, actualmente Iraq, poco a poco fue haciéndose más estéril y la tierra se fue salinizando, hasta que no pudo ya sustentar a la gente. Todo parece indicar que esa región, cuna de una gran civilización, era muchísimo más verde de lo que es actualmente. Resulta un reto para cualquier ser vivo el saber utilizar los recursos del planeta sin llegar al punto en que se le acaben. En algunas otras regiones del planeta, para tratar de no agotar las tierras, se introdujo la rotación de los cultivos y el abono animal. En nuestros días la agricultura moderna ha introducido los fertilizantes industriales, que hacen su trabajo a corto plazo, pero en el largo, deterioran fuertemente la tierra. Es por eso que algunos, viendo las desventajas, han propuesto regresar nuevamente a la agricultura orgánica que es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos de la finca, dándole énfasis a la fertilidad del suelo y la actividad biológica y al mismo tiempo, a minimizar el uso de los recursos no renovables y no utilizar fertilizantes y plaguicidas sintéticos para proteger el medio ambiente y la salud humana.28 El reto de la humanidad es continuar alimentándose, pero de una manera sustentable. La manera como vivimos a la fecha no lo es. El concepto de huella ecológica desarrollado por Rees y Wackernagel en 1994, es útil en este caso. Nos sirve para determinar que, si los 7,000 millones de personas que habitan este planeta quisieran vivir, por ejemplo al estilo de vida del mexicano promedio (ni el más rico, ni el más pobre) necesitaríamos 1.36 planetas. Ahora, para poder vivir como los ingleses necesitaríamos 3 planetas y si quisiéramos vivir al estilo americano necesitaríamos 5.38 planetas similares a la 28

FAO http://www.fao.org/docrep/007/ad818s/ad818s03.htm. 43


Gabriel H. de la Paz

tierra para hacerlo. Los padres fundadores de Estados Unidos pueden estar muy orgullosos, podemos decir que fueron unos líderes sabios, ya que sentaron las bases para la construcción de lo que es actualmente la primera potencia económica del planeta. Sin embargo, el modelo que el pueblo americano ha desarrollado tiene sus propios límites. Este modelo no puede ser generalizado para el mundo, puede simplemente ser utilizado por una pequeña población, digamos 300 de los 7,000 millones de habitantes del planeta. Por lo que resulta poco sabio empeñarse en implementarlo en México y en el mundo. Por lo que insisto, los mexicanos debemos crear otro camino, uno más sabio. En el capítulo 6 hago algunas sugerencias al respecto. El modelo depredador que hemos seguido ya es tecnología del pasado. Las preguntas que los líderes del mundo deben contestarse es si queremos que la humanidad siga creciendo de manera exponencial o no. El planeta no es infinito. Tiene límites físicos. Los elefantes son animales muy listos. Sus enormes cuerpos requieren consumir toneladas de alimento y mucha agua. Para que estos no les falten, han desarrollado sus propios sistemas de organización. Aunque comparten como especie rasgos generales y usan para comunicarse frecuencias muy bajas, que pueden ser escuchadas a grandes distancias, cada manada tiene su propio método. En cada manada la abuela elefante, que es la líder, tiene muy clara su responsabilidad. Conoce los límites físicos de su territorio y sabe cómo administrarlos para que no se le acaben. Qué no podremos los humanos hacerlo también.

2.2 Los países del mundo El animal humano vive en grupos o manadas. Los países no son más que grandes manadas. Hablar de países resulta común para un ciudadano del siglo XXI. Sin embargo, el 44


Una pizca de sal

concepto de país es simplemente un acuerdo entre los humanos. El globo terráqueo es uno solo, desde el espacio se pueden distinguir claramente los continentes de los mares, pero por más que nos esforcemos, para la naturaleza los países no existen. Los países son una invención relativamente moderna para la humanidad. Tienen sus orígenes en el nacionalismo. El nacionalismo cambió el mapa de Europa en los sesenta años que van de 1815 a 1871. Para 1871, gracias al nacionalismo, una Alemania unida ingresaba a las grandes potencias, en esos tiempos la mayor parte de Europa occidental ya estaba organizada en estados basados en el principio de nacionalidad, aunque algunas minorías aun lo negaban. Incluso en Europa del Este, se podían identificar algunos estados organizados como naciones. El nacionalismo tiene sus orígenes políticos en épocas remotas. Sin embargo, sus triunfos serán explícitos después de 1815, como parte de la aparición de una nueva política que básicamente postula la aceptación de un nuevo marco de pensamiento que reconoce la existencia de un interés público por encima de los intereses individuales de gobernantes y jerarquías privilegiadas. También sostiene que es legítima la competencia para definir y proteger ese interés público; las viejas formas jurídicas y cortesanas no parecían suficientes para resolver cuestiones políticas, por lo que hubo necesidad de transformar el marco institucional. Esto tomó tiempo y en unos países se hizo más rápido y en otros más lento. El nacionalismo aparece en contra de los viejos principios dinásticos. Ya para el siglo XIX el nacionalismo era parte común del discurso político. Se presentaba el reconocimiento de naciones “históricas” que deberían ser protegidas y promovidas por los gobiernos. En la mayoría de los países había una tendencia a aceptar instituciones representativas como maneras de asociar cada vez más a la gente (aunque fuera sólo formalmente) con sus gobiernos. Cada vez más el indi45


Gabriel H. de la Paz

viduo era la base de organizaciones políticas y sociales en los países económicamente más avanzados. El estado se volvió jurídicamente más poderoso en relación con sus ciudadanos y poco a poco su aparato se volvía técnicamente más eficiente y era capaz de una coerción más eficaz. La Revolución Francesa es históricamente muy relevante por lanzar esos cambios e influenciarlos como un ejemplo y como fuente de ideales y mitología. La independencia de Estados Unidos, el 4 de julio de 1176, se explica en este pensamiento. Fue la primera de América y luego Haití, Venezuela, México y poco a poco todos los países latinoamericanos.29El sueño de Simón Bolívar de una gran Colombia (que incluyera, Venezuela, Colombia, Panamá, Perú, Bolivia, Ecuador), tuvo su origen en este pensamiento nacionalista y, paradójicamente, no se logró por el propio nacionalismo. Resulta difícil figurarse actualmente un mundo sin países. Pero no hace tanto tiempo, en la Europa del siglo XVI y XVII las unidades políticas no eran los países, sino los estados territoriales. Estos eran acumulaciones de propiedades que por el mismo proceso y fuerzas que cualquier patrimonio familiar privado se forma, se iban integrando durante periodos cortos o largos por agregación, matrimonio o herencia. Los resultados se podían ver en los mapas de la época, donde sus fronteras cambiaban continuamente, cuando porciones de ellos pasaban de un propietario a otro. Durante dos siglos básicamente, dos familias, los Habsburgo, predominantemente austriacos y los Valois y Bourbon de la casa reinante de Francia se la disputaron. La historia de México se encuentra vinculada a la de Carlos V de España, que llegó a serlo precisamente por ser hijo de Felipe el Hermoso, de la casa de Habsburgo y de Juana I de Castilla de quien heredó: Casti29 J.M. Roberts, Th e new History of the world, Oxford, 2002, pág. 746. 46


Una pizca de sal

lla, Navarra, las Islas Canarias, las Indias (aquí está México), Nápoles, Sicilia y Aragón.30

Fuentes: File:Legacy and wealth of Charles V Holy Roman Emperor and I of Spain.png

Para los humanos del siglo XXI los países son tan reales como son los mares y las montañas. Aunque con la globalización se hace difusa la idea de frontera. Para casi 20 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos y otros muchos que viven en México y que están dispuestos a invertir patrimonios para poder cruzar la frontera con la esperanza de encontrar un trabajo mejor pagado que el que pueden encontrar aquí, les queda muy claro que Estados Unidos y México son países diferentes. Es común, cuando uno habla de naciones, concebirlas como a seres vivos, que nacen y mueren. La historia de México como nación, convencionalmente, inicia a partir del 16 de septiembre de 1810, cuando se independiza de España. Pero la historia del pueblo mexicano, como la historia de todos los grupos humanos, tiene un pasado remoto. Algunos hablan del encuentro de dos culturas y el sincretismo entre España 30 J.M. Roberts (2002), The new History of the world, Oxford, pág. 599. 47


Gabriel H. de la Paz

(Europa) y Mesoamérica. Lo que uno observa hoy en día es la influencia de una avasalladora cultura sobre otra. En la hoy llamada Latinoamérica, prevaleció la llamada cultura occidental. El idioma dominante, la religión, las instituciones sociales de México vienen definitivamente de Europa. Los países, al igual que las personas, tienen durante su vida diferentes opciones y alternativas. En el caso de las personas, cada uno toma sus propias decisiones. En el caso de las naciones, dependiendo de si su gobierno es más totalitario o más democrático, sus decisiones son tomadas por los líderes, de manera individual o grupal, de manera autoritaria o de manera consensada. Las decisiones que uno toma le afectan, en mayor o menor medida, su presente y su futuro. Las decisiones que los líderes toman afectan a grupos más o menos números de personas. En un mundo globalizado, esas decisiones llegan a afectar a enormes poblaciones. Muchas de las decisiones económicas que se toman en Wall Street, Estados Unidos, llegan a afectar a una buena parte del mundo. Apenas vivimos una de sus crisis (2008 a 2013) los principales periódicos del mundo cubrieron la noticia. Ha sido señalada por muchos especialistas internacionales como la “crisis de los países desarrollados”, ya que sus consecuencias se observan fundamentalmente en los países más ricos del mundo. Quienes la atribuyen a diversos factores como los altos precios de materias primas debido a una elevada inflación planetaria, la crisis alimentaria mundial y energética, y la amenaza de una recesión en todo el mundo, así como una crisis crediticia, hipotecaria y de confianza en los mercados. Las decisiones políticas y económicas se encuentran cada vez más vinculadas. Es por eso siempre bueno para la humanidad contar con líderes sabios que tomen buenas decisiones. Pero esto desafortunadamente no siempre se da ya que las decisiones son hechas con información imperfecta y con una buena dosis de pasiones. Si uno revisa la historia de la humanidad la encuentra llena de eventos donde las pasio48


Una pizca de sal

nes personales, para bien o para mal, decidieron el futuro de miles de seres humanos. Enrique VIII de Inglaterra, Pedro el Grande de Rusia, De Gaulle en Francia o Mussolini en Italia ilustrar claramente este punto31. La Tecnología social aquí propuesta parte de la base de que humano, es humano. Es imposible construir una manada si para hacerlo se necesita que cada integrante cambie. Esto ya lo han intentado las utopías sociales o las grandes religiones. Este camino, aunque aparezca muy atractivo, siempre termina en fracaso. Por lo que insisto en el principio número 4: No cambies jugadores, sino las reglas del juego. Curiosamente cuando uno establece otras reglas del juego y logra mantenerlos por un buen tiempo, el resultado es que empiezan a cambiar los jugadores.

2.3 Decidir Decidir siempre se hace más fácil cuando uno cuenta con buena información. Una de las novedades que enfrentamos los humanos del siglo XXI es el fácil acceso a una gran cantidad de información. Las estructuras de poder siempre han mantenido éste a través del uso de la información. Antes de Gutenberg (1398-1468), en el mundo occidental, se hacía necesaria la presencia de intermediarios capaces de leer la Biblia e interpretarla. Estos se encargaban de explicar al pueblo los contenidos de ésta. Una vez que se puede publicar la Biblia, cualquiera que pudiera leer podía, por sí mismo, acceder a esa información. En su tiempo, esto ocasionó una revolución. Actualmente, algo similar está pasando32. Paradó31 Robert Roswell Palmer (1959), The Age of Democratic Revolution: The Challenge, Princeton University Press. 32 Richard Dawkins (2008), El capellán del diablo, Gedisa. 49


Gabriel H. de la Paz

jicamente este exceso de información hace que nos perdamos, ya que a veces resulta difícil decidir cuál es la opinión correcta. En el pasado las cosas se resolvieron con la propuesta de la verdad absoluta. Hoy en día podemos buscar por ese camino. Sin embargo, creo que es tiempo de encontrar propuestas de enfoques o estructuras que sean capaces de albergar la diversidad de pensamientos. Esta es mi propuesta y la pongo a su consideración.

Los temas a resolver Los seres vivos en este planeta y seguramente en otros, tienen que resolver la manera en que se reparten los recursos. Cuando uno analiza el sistema biosfera33 y todos los sub-sistemas que lo forman, uno encuentra en todos ellos maneras de generar y repartir los recursos. Los seres vivos a través de miles de años han ido construyéndolos. La historia de la humanidad trata, en gran medida, de la manera como nos hemos ido repartiendo los recursos, entre ellos el territorio. Las guerras tienen que ver esencialmente con esto. Veamos un ejemplo.

33 Wikipedia: En ecología, la biosfera o biósfera1 es el sistema formado por el conjunto de los seres vivos propios del planeta Tierra, junto con el medio físico que les rodea y que ellos contribuyen a conformar. Este significado de “envoltura viva” de la Tierra, es el de uso más extendido, pero también se habla de biosfera, en ocasiones, para referirse al espacio dentro del cual se desarrolla la vida. La biosfera está distribuida cerca de la superficie de la Tierra, formando parte de la litosfera, hidrosfera y atmósfera. La biosfera es el ecosistema global. Al mismo concepto nos referimos con otros términos, que pueden considerarse sinónimos, como ecosfera o biogeosfera. Es una creación colectiva de una variedad de organismos y especies que interactuando entre sí, forman la diversidad de los ecosistemas. Tiene propiedades que permiten hablar de ella como un gran ser vivo, con capacidad para controlar, dentro de unos límites, su propio estado y evolución. 50


Una pizca de sal

La guerra Uno de los eventos modernos más desastrosos es, sin duda, la Segunda Guerra Mundial. Con ella termina la época de los llamados imperios de Europa. Aunque los países aliados derrotaron a los del Eje, en realidad sólo Estados Unidos y Rusia fueron los que sacaron el mejor provecho. Sin embargo, el imperio de la Unión Soviética, que rebaso por mucho el de los Tazares, se ganó a un altísimo costo. Algunos estiman que murieron alrededor de 20 millones de personas. Aunque Inglaterra fue el único país europeo que quedó de pie, se encontraba muy destruido. A partir de entonces, su imperio poco a poco fue desapareciendo. Los costos de la destrucción que dejó la guerra no han podido ser medidos con precisión. Se estima que, sin considerar a los rusos, alrededor de 14.5 millones de europeos perecieron. Es probable que unos 5 o 6 millones de judíos fueran asesinados en campos de concentración. En los países más golpeados los que sobrevivieron quedaron en ruinas. Alrededor de 7.5 millones de edificios quedaron destruidos en Alemania y Rusia. Las fábricas y las comunicaciones fueron severamente dañadas. No quedó nada con qué pagar las importaciones que Europa necesitaba y las monedas se habían colapsado. La fuerzas de ocupación de los aliados encontraban que los cigarrillos y la carne molida eran mejores que el dinero. Se dice que en Francia pereció más gente durante la “purificación” de la liberación, que durante las épocas del Terror de 1793.34 La vida económica y la comunicación de Europa central estaban en ruinas. En 1945, millones de refugiados tratando de regresar a casa. Luego el futuro de miles de personas se decidió desde el escritorio. Alsacia regresó a Francia. El botín fue dividido entre los vencedores. Los habitantes de las regiones fueron separados en países. Aparecieron 34 J.M. Roberts (2002), The new History of the world, Oxford, pág. 973. 51


Gabriel H. de la Paz

Polonia, Checoeslovaquia, Hungría, Yugoeslavia y Grecia en el mapa y Alemania fue dividida. En Asia el imperialismo japonés reemplazó al imperialismo europeo por un tiempo, para luego ser reemplazado por el de la Unión Soviética y Estados Unidos. Las disputas de Filipinas, Corea y Vietnam siguen hasta nuestros días sin resolverse. Los sueños expansionistas de Japón fueron terminados. En esos años Japón perdió el poderío de su flota marina. Las principales ciudades japonesas fueron afectadas y la humanidad contempló, la terrible destrucción de Hiroshima y Nagasaki con la bomba nuclear. Al escuchar estos horribles relatos de gente que vivió la guerra, uno se pregunta, que salió mal. Alemania siempre había sido uno de los países más progresistas de Europa, la personificación de lo mejor de la civilización occidental. Cómo fue posible la aparición del Partido Socialista Nacional, los nazis, que la llevaron a esos extremos. Los crímenes de los nazis no fueron llevados a cabo como una intoxicación bárbara de conquista, sino como un ejercicio sistemático, científico, controlado, burocrático y racional. Algunos historiadores hablan de la Segunda Guerra Mundial como una guerra civil europea, donde los líderes de las potencias europeas Inglaterra, Rusia, Francia, Italia y Alemania se disputaban el poder y donde se involucraron una gran cantidad de países del mundo. Como la historia la escriben los ganadores, la clásica versión que ha pasado a los libros y al cine nos presenta a una Inglaterra que, ayudada por los Estados Unidos, salva al mundo de la maldad alemana. Sin embargo, todos los líderes de las principales potencias de la época son responsables de esa masacre. Uno se pregunta cómo es que se dio esto. A la luz de estos terribles eventos no queda más que preguntarse si algo está mal en la raíz misma de esta civilización. La Segunda Guerra Mundial marcó en la humanidad una difícil enseñanza. Pero humano, es humano y al paso del tiempo, las nuevas generaciones se 52


Una pizca de sal

olvidan y vuelven a cometer los mismos errores. Todas las guerras necesitan quien las organice y quien venda la ideología que las hace posibles. Las guerras, al final del camino, son peleadas por los ciudadanos, no por los líderes. Los habitantes de este planeta quisiéramos un mundo de justicia y equidad. En la medida en que esto se logre será posible pensar que disminuirá la violencia y se generará la paz. Desafortunadamente, hasta este momento no ha sido posible lograrlo, no porque sea imposible, sino porque llegar a ese acuerdo es realmente difícil. Esencialmente de lo que se trata es de llegar a un acuerdo social. Hasta la fecha, la mayoría de los acuerdos sociales, se han construido con un modelo ganarperder. El ganador se queda con la mejor parte e impone sus condiciones al perdedor. La historia de la humanidad habla de las conquistas armadas, el cobro de tributos, la imposición de una cultura o de unas creencias sobre otras. La humanidad a la fecha aclama a grandes guerreros como héroes nacionales. Siempre se trata de un grupo social que dirigido por una persona o un grupo, desean poseer más recursos (tierra, agua, petróleo por citar algunos), o tener la posibilidad de controlarlos. Las épocas de oro de Portugal, España, Holanda e Inglaterra tienen que ver con el control de la ruta de la seda, del mercado de las especies, o del oro y plata de América. En fin la historia de la humanidad trata, en gran medida, de la manera como nos hemos ido repartiendo los recursos.

Formas de gobierno Las manadas dirigidas por sus líderes compiten por los recursos. Actualmente, los grupos sociales están organizados en estructuras que llamamos países y dirigidos por presidentes o primeros ministros. Pero a lo largo de la historia, la humanidad ha practicado diversas maneras de agruparse y diferentes modos de dirigir esas agrupaciones: desde jefes tribales, 53


Gabriel H. de la Paz

patriarcados y matriarcados, regímenes totalitarios del terror, monarquías, dictaduras de caudillos y de partidos, repúblicas, democracias directas y democracias representativas, por mencionar sólo algunos. Todas las formas de gobierno se construyen sobre paradigmas sociales aceptados. En las monarquías se aceptaba que el poder venía de Dios, en nuestros días se acepta que el poder viene del pueblo. La vida social, no es más que un experimento. A lo largo del tiempo vamos probando diferentes maneras de agruparnos. Algunos modelos prevalecen por mucho tiempo y otros cambian. Partiendo de una realidad de abusos, algunos han propuesto modelos alternativos: las utopías sociales. Hemos intentado descubrir lo que es mejor para los grupos sociales. Muchos han dicho que, esencialmente, lo que necesita la sociedad es ser más rica, otros consideran que se necesita hacerla más sabia. Unos plantean que se debe buscar, más que la riqueza, la felicidad de sus miembros o mejorar la calidad de vida de los habitantes. Las religiones han dado también sus respuestas35 y aunque algunos las consideran definitivas, lo fascinante es que seguimos buscando. Los termino justicia y equidad son conceptos, tal vez ideales, que sirven como referencia de lo que aspiramos o quisiéramos. Pero, cuando se trata de repartir los recursos, el tema se pone realmente difícil. Y es que, esencialmente la vida en este planeta se desarrolla dentro de un marco de competencia y ayuda para alcanzar los recursos limitados. Desde los seres más pequeños y simples hasta los más grandes y sofisticados, nos encontramos sujetos a estas leyes. Los árboles del bosque compiten por la luz, el agua, los nutrientes. Se hace evidente lo que pasa cuando uno de estos seres no recibe suficiente luz. Actualmente, en un mundo urbanizado, resulta difícil poner atención a ello. Pero, lo que pasa es que el árbol que carece de 35 54

Carl Sagan (1997), El mundo y sus demonios, Planeta.


Una pizca de sal

luz se desarrolla más pequeño y raquítico. La sabiduría popular plasma este hecho en dichos como “Le hace sombra” o “Crece a la sombra del hermano”. Si fuéramos árboles, todos quisiéramos contar con suficiente luz. Claro que aquellos árboles que circunstancialmente contaran con una situación de privilegio, digamos que se encontraran geográficamente mejor ubicados, harían todo lo posible por encontrar opciones y argumentos para continuar gozando de estos privilegios. Aunque el resto del bosque e incluso los que gozaran de privilegios, estuvieran racionalmente convencidos de que sería muy bueno contar con un sistema que asegurara que cada uno recibiera luz de manera justa y equitativa. En el caso de los humanos el asunto se hace aún más complicado, ya que actualmente no se trata solamente de la asignación de recursos que la naturaleza genera, agua potable, por ejemplo, sino se trata de la asignación de recursos que los humanos generamos con recursos de la naturaleza, como la extracción del agua mediante el trabajo manual o de bombas del subsuelo; los derechos de propiedad privada, donde se encuentra los yacimientos de agua; los permisos de explotación; el pago de la mano de obra de los que realizan las operaciones; los patentes de las bombas o instrumentos con los que se extrae el agua; los impuestos en las divisiones territoriales por las que pasa la tubería. Adicionalmente, todo el aparato simbólico y metafísico que hemos creado entra en juego, digamos: las explicaciones mágicas o divinas que se le asignan al manantial del agua; los lugares tabúes o sagrados, como panteones, que tienen que cruzar las obras para su extracción y las bendiciones que deben ser realizadas antes de extraerla. El problema social es un problema esencialmente humano. En su intento por entenderlo, lo hemos separado en aspectos económicos, políticos, sociales, psicológicos y culturales, por mencionar los más conocidos. A lo largo de la historia se han hecho esfuerzos por resolverlo, tomando diversos caminos. 55


Gabriel H. de la Paz

Hemos avanzado en el aspecto económico probando diferentes modelos. Hemos desarrollado la teoría económica necesaria para sustentar el modelo capitalista, que prevalece en los países industrializados. Se han creado instituciones como la banca y el Fondo Monetario Internacional. Actualmente contamos con un mayor conocimiento sobre el efecto de la inflación o el desempleo en la economía. Hemos desarrollado otros modelos económicos y diversos países operan con ellos. Se ha intentado resolver el problema tomando solamente el aspecto político. Es famoso Nicolás Maquiavelo, en su publicación El Príncipe, que presenta una propuesta de este tipo. También hemos buscado soluciones de tipo social. Las ideas de Carlos Marx, han sido tomadas y desarrolladas por diferentes caminos. Sin embargo, a pesar de todo esto, el problema sigue ahí. Este libro plantea, que el problema social, no pude ser resuelto como hasta ahora se ha intentado hacer, utilizando un solo camino. La solución requiere de un enfoque integral y una nueva tecnología social. Desafortunadamente no existe una respuesta mágica, este libro plantea el rumbo pero el camino lo tendremos que construir caminando.

Inventando a México El nacionalismo se basa en la creencia de que los pueblos son diferentes36. Los estereotipos resumen de manera simplista esta idea: los japoneses tomando fotos, los italianos ligando chicas o los alemanes trabajando. La globalización ha hecho ver que los grupos sociales suelen ser incluso más homogéneos, entre gente de la misma edad o el estrato social de diferentes países, que entre los miembros de la propia nacionalidad.

36 Caspar Hirschi (2012), The origins of nationalism, Cambridge University Press. 56


Una pizca de sal

Hablar del pueblo mexicano es una abstracción, así como México es una abstracción. Muchos de los mexicanos compartimos rasgos que nos identifican, pero muchos otros no. Diversos autores han dedicado obras completas tratando de explicar las características negativas del pueblo mexicano: el malinchismo, el “ahí se va” y el “vuelva mañana”. Se han escrito tratados extensos explicando por qué nos burlamos de la muerte o por qué fallamos los penaltis en las copas mundiales de fútbol. Este juego es para muchos un campo donde las pasiones y los ideales encuentran cobijo. La Copa Mundial simbólicamente enfrenta a las naciones. Es fácil para muchos aficionados confundir el simbolismo con la realidad, y vivir la fantasía de que un país pequeño venza a uno poderoso. Claro que en la realidad esto difícilmente pasa.37 Los políticos mexicanos, tradicionalmente, han tratado de aplicar modelos de desarrollo para México. Históricamente siempre hemos buscado parecernos a alguien más: en el siglo XV y XVI a España, en el siglo XVIII a Francia y en los últimos siglos a Estados Unidos38. Este camino, desde mi punto de vista, no es el más adecuado ya que tratar de ser como alguien más, por principio, te condena al fracaso. Nunca vas a poder cantar como Elvis Presley, ni bailar como Michael Jackson. Aunque cantes y bailes incluso mejor que ellos, cuando intentas ser como ellos, simplemente te conviertes en una imitación buena o mala de ellos, tu sólo te condenas al fracaso. Así que les propondría abandonar este camino, 37 Como paréntesis, me gustaría aclarar que es peligroso tomar metáforas de los juegos y llevarlas como grandes enseñanzas para la vida real. Uno quisiera que así fuera, pero los juegos, aunque pueden ser muchas veces impredecibles, son esencialmente situaciones controladas, en donde se enfrentan igual número de personas dentro de un espacio perfectamente determinado y bajo unas reglas previamente establecidas. Esto difícilmente se cumple en una situación de vida real. 38 Gloria Delgado de Cantú (2003), Historia de México, Pearson Educación. 57


Gabriel H. de la Paz

ya que transmite al que lo intenta, un sentimiento de impotencia y frustración que no sirve de nada. Yo propondría en su lugar, empeñarnos en hacer nuestro propio camino. Yo estoy convencido que el pueblo mexicano, como cualquier otro pueblo, tiene algunos rasgos característicos, los que se han ido desarrollando desde épocas remotas. Algunas de estas características pueden, de acuerdo con el criterio que se elija, considerarse favorables o desfavorables. Su gran ingenio y esa habilidad de hacer que las cosas funcionen, aunque no sean perfectas. La posibilidad de arreglar todo con un alambrito. Su humor incansable, que le permite afrontar todas las vicisitudes y siempre encontrar un chiste para reírse de ellas. La intensa vida familiar y el apoyo de los diferentes miembros que sostiene las relaciones personales son, por mencionar sólo algunas, virtudes realmente sorprendentes del pueblo mexicano. Pero debemos partir de que todos los pueblos del mundo, incluyendo el mexicano, tienen sus virtudes y defectos. Como todas las especies tienen rasgos que los hacen más aptos o menos aptos. Pero la aptitud siempre está en función del tiempo, lo que en un tiempo puede resultar una habilidad, a la vuelta de la esquina puede tornarse en un defecto. Lo que admiramos de una sociedad o de un pueblo puede ser la causa de su propia desintegración. La propuesta de este libro es que partamos de un paradigma diferente, dejemos de voltear para atrás y re-escribamos la historia de este país, a partir de la convicción de que eso de ser mexicano no existe o más bien, se trata de un invento o un mero convencionalismo. Vernos de una u otra manera a veces nos limita. Partamos mejor de la base de que en cualquier parte del mundo: humano es humano. Todos los pueblos se agrupan en función de una idea de identidad 39. México no es la excepción a lo largo de su his39 Karen A. Cerulo (1995), Identity Designs, The sign and sound of a nation, Rutgers University Press, USA. 58


Una pizca de sal

toria el pendón de la virgen de Guadalupe, la campana del zócalo, nuestra bandera y el himno nacional han estados presentes en nuestros corazones. Por otro lado el mariachi, los tacos, el mole y el tequila son parte de esa identidad. Los pueblos necesitan un mito que les dé esperanza y algo por qué luchar. Pero debemos tener presente que la identidad no es algo real, sino simplemente una convención, a veces tan extendida que parece real para todos los que la comparten. Pero si uno analiza los pueblos del mundo, puede encontrar que esas identidades han sido construidas sobre muy diferentes bases ideológicas. Algunas identidades se han construido al compartir las creencias. El imperio otomano, por ejemplo, llegó a agrupar un extenso territorio; con multiplicidad de razas y lenguas, bajo la identidad de una creencia: el Islam. Otros pueblos han encontrado su identidad al compartir una zona geográfica: montañas, desierto o valles. Los gallegos, por ejemplo, comparten ese orgullo de identidad de haber nacido en una hermosísima zona geográfica de la península Ibérica. Artistas gallegos escriben poemas, cantan y bailan al son de las gaitas para celebrar el orgullo de su tierra. Otros pueblos basan su identidad en su lengua. Así, muchos países agrupan a individuos que comparten la misma lengua. Una buena parte de la diferencia de identidad entre mexicanos y estadounidenses se basa en la diferencia de lengua. Sin embargo, los suizos no tienen dificultad en sentir su identidad Suiza al agrupar a alemanes, franceses, italianos y rumanche parlantes. Muchos pueblos han encontrado su identidad al compartir la misma raza. En un mundo globalizado, cada vez es más fácil el intercambio racial, así que seguramente en el futuro este rasgo dejará de ser tan importante. Cualquier líder sabio sabe que la cohesión de la manada está en función de su identidad. Si queremos sacar a este país adelante necesitamos encontrar y usar símbolos de identidad. 59


Capitulo III: la sociedad generadora de riqueza

A lo largo de este capítulo hablare sobre el progreso material y la manera como sociedades pueden organizarse para volverse generadoras de riqueza.

3.1 El progreso material A lo largo de la historia algunas sociedades han logrado un mayor progreso material. Egipto y Roma en su tiempo, más adelante los países de Europa. Hoy en día los llamados países industrializados. Todas las culturas humanas alaban a aquellos que les enseñaron el fuego, las artes de sembrar o pescar. Los monumentos arqueológicos de todo el mundo hablan de la riqueza de algunos grupos humanos, que fueron capaces de generar riqueza y organizar todo ese trabajo. Las llamadas grandes culturas de la humanidad florecen o se dan cuando grupos sociales logran armar un sistema estable generador de riqueza. En la antigüedad todos los grandes imperios como el egipcio, el chino, el mesopotámico, el griego, el romano y el azteca, construyeron su riqueza en la agricultura. Aunque en nuestros días muchas de las imágenes con las que relacionamos esas sociedades son más bien los grandes monumentos y ciudades que construyeron, no hay que perder de vista que fueron construidas gracias a una enorme masa de campesinos que produjeron suficiente comida para alimentar 61


Gabriel H. de la Paz

a las élites y a los ejércitos. Los economistas han desarrollado múltiples modelos para explican el desarrollo económico de los pueblos. Los modelos de etapas explican cómo los pueblos van pasado en su desarrollo económico por diferentes etapas: cazadores/recolectores, agricultura/pastoreo, industrialización y servicios. Una popular versión es la de Walt Whitman Rostow (nacido en 1916) –profesor en Harvard, historiador de la economía, miembro del “brain- trust” del presidente Kennedy– comenzó, a principios de los años 60, a describir las grandes etapas de la historia moderna a través de las del crecimiento económico. Según Rostow, su obra se propone ofrecer una concepción de la historia moderna que podría reemplazar la teoría marxista. Rostow sostiene que todas las sociedades atraviesan una de las cinco fases siguientes: la sociedad tradicional, las condiciones previas al despegue, el despegue, el progreso hacia la madurez y la era del consumo de masas40. Hasta hace tiempo se pensaba que en el desarrollo económico no era posible saltar etapas, pero los países emergentes están mostrando que si se puede.

El ejército Aunque en el mundo moderno algunos no lo tengan presente, no debemos olvidar que todos los grandes imperios de la humanidad se han construido con ejércitos. Si México quisiera, por ejemplo recuperar Texas, necesitaría un ejército lo suficiente poderoso para persuadir a los Estados Unidos a que se lo devolviera. Mientras esto no pase, Texas continuará del lado americano. Cuando se enfrentan dos ejércitos, los vencedores son normalmente los que tienen ventajas comparativas. La mitología de los pueblos nos ha hecho creer que el

40 Rostow, W.W. (1991), The Stages of Economic Growth: A NonCommunist Manifesto, Cambridge University Press, USA. 62


Una pizca de sal

honor, el valor y la justicia producen la victoria, pero en la fría realidad, en igualdad de circunstancias el número determina la victoria. Un ejército más numeroso normalmente derrota a uno menos numeroso. Sin embargo, los estrategas saben que un ejército menor puede llegar a vencer a uno mayor si logra tener ventajas competitivas en ubicación, organización o en el uso del elemento sorpresa. El armamento históricamente siempre ha sido fundamental en la victoria; cuando se han enfrentado dos ejércitos vence el que tiene la mejor tecnología: el bronce le gana a la madera, el hierro al bronce. La caballería les gana a la infantería y los tanques a los caballos. En las últimas guerras modernas la artillería y la fuerza aérea han sido determinantes. Los líderes, especialmente aquellos que buscan la grandeza, siempre se han dado cuenta que es provechoso tener un ejército poderoso. Aunque los pueblos a lo largo de la historia van y vienen, figuras como Alejandro Magno, Genghiskan, Pedro el Grande y Napoleón han sido veneradas por sus pueblos. La humanidad continuará, como siempre, generando nuevas maneras de matarnos. Recientemente son conocidas las armas nucleares y las biológicas. Después de la Segunda Guerra Mundial, los países se dieron cuenta que de usar este tipo de tecnología nos llevaría a una destrucción total, por lo que se ha acordado no usarlo. Así que, actualmente, vemos que las guerras en el mundo se libran con armas tradicionales. El desarrollo de tecnología de destrucción sigue tendencias fascinantemente macabras como el que las guerras las libren robots o máquinas, el que los soldados tengan armamentos inteligentes, el desarrollo de biotecnologías destructivas y el desarrollo de nuevas tecnologías que buscan no matar, sino inhibir al enemigo, por citar algunas de ellas41. 41 John Keegan (2012), A history of warfare, Knopf Doubleday Publishing Group. 63


Gabriel H. de la Paz

El animal humano, como cualquier otro animal, tiene agresividad. Hay mecanismos desarrollados para inhibirla. Normalmente a nadie le gusta tener que matar a otro humano, especialmente cuando lo tiene que hacer con sus propias manos. Las armas han hecho esta tarea mucho más fácil. Algunos no nos percatamos de las enormes cantidades que se gastan en armamento. Esta información normalmente no está a la vista del público. Algunos economistas mantienen que representa, en el mundo moderno, uno de los pilares de la economía. En un reportaje de la DW (televisión alemana) en el 201342 se muestra que la crisis financiera internacional y el enorme endeudamiento público de los países no han sido un obstáculo para el avance del gasto mundial en armamento, según se desprende del reporte presentado por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz (SIPRI), con sede en Estocolmo, Suecia. A nivel global han sido destinados 1,5 billones de dólares (1,2 billones de euros) según el estudio, lo que significa un aumento del 49 por ciento con respecto al año 2000. “Muchos países aumentaron su gasto público en armamento en el marco de los paquetes coyunturales”, afirmó el experto Sam Perlo-Freeman, experto del SIPRI, que añadió que un 65 por ciento de los países aumentaron sus compras de armamento el año pasado. Tan sólo Estados Unidos destinó 47 mil millones de dólares más para la compra de maquinaria bélica y armas que el año anterior. Con un total de 661 mil millones de dólares de gasto en dicho rubro, la nación norteamericana encabeza la lista de los que más consumen armas. Por el volumen de gasto le sigue China, con 100 mil millones de dólares, una estimación de los investigadores, pues Pekín no da a conocer sus estadísticas de gasto en armamento. El ter42 http://www.dw.de/nuevo-r%C3%A9cord-mundial-en-gastode-armamento-sipri/a-5643326. 64


Una pizca de sal

cer lugar lo ocupa Francia con 63,900 millones de dólares. Las cifras demuestran que el gasto militar para los grandes países como Estados Unidos, China, Rusia, la India y Brasil, son una estrategia de largo plazo que mantienen pese a las dificultades económicas. Buena parte del incremento en el gasto de armamento se deriva de la misión en Afganistán, que arrojó ya en el 2009 sumas de gasto millonarias. El instituto registró el año pasado 54 misiones de paz que tuvieron un costo de 9,100 millones de dólares. El SIPRI destacó que América Latina ha gastado en los últimos años 34,000 millones de dólares en armamento. De mantenerse la carrera armamentista que lideran la región Brasil, Chile, Colombia y Venezuela, Latinoamérica destinará en los próximos cinco años 235,000 millones de dólares a gastos de defensa. Todos quisiéramos la paz, tal vez la humanidad en un futuro logre destinar esas enormes sumas de recursos en actividades no bélicas. Pero hoy debemos afrontar la realidad de que los países mantienen la paz sobre un balance de fuerzas bélicas.

3.2 La generación de riqueza En este mundo material, las sociedades necesitan resolver básicamente dos cosas: la primera es encontrar la manera de generar riqueza, claro incluyendo la comida, y la segunda es encontrar la manera de distribuirla. Hoy en día, la generación de riqueza requiere de mentes empresariales, capaces de identificar las necesidades y oportunidades del mercado y organizar los recursos para armar los negocios. Aunque se piensa lo contrario, no todo mundo sirve para hacerlo. Ser un buen maestro, un buen empleado o un buen político, no lo califica para ser un buen empresario. Los políticos necesitan simplemente concentrarse en pensar e implementar 65


Gabriel H. de la Paz

buenas reglas del juego. A veces están más preocupados por jugar que se les olvida que su labor es simplemente inventar buenas reglas. La manera en que se reparta la riqueza, es otra historia. Los humanos siempre hemos disfrutado la riqueza y gran parte del disfrute está en enseñar a los otros que tenemos más. Siempre el disfrute es comparativo. La generación de riqueza es siempre un asunto social. Todos los regímenes se basan en su control y reparto. Parece que los individuos contamos con diferentes talentos, lo que hace que algunos lleguen a ser más ricos que otros. En los últimos años de la historia de la humanidad, hemos sido capaces de generar cada vez más riqueza. El fenómeno de la industrialización lo ha hecho posible. Todas las variantes de ella tienen un ancestro en común: Inglaterra. Esta manera de hacer se ha ido extendiendo a todas las regiones del mundo.43 A continuación presento tres listas comparativas donde se clasifican los países de acuerdo a su Producto Interno Bruto (GNP). La lista es muy grande y aquí solo presento los primeros 20 países. En ésta se puede ver que México ocupa entre el décimo tercero y el décimo cuarto lugar en producción de riqueza. Cuando se presentan estas cifras al mexicano promedio, normalmente se sorprende. En la competencia de los países tenemos un lugar privilegiado. Sin embargo, estas cifras pueden ser engañosas. El producto interno bruto mide básicamente la riqueza que produce una nación en un año. Sin embargo, una cosa es lo que uno genera y otra entre cuántos lo generan y entre cuántos se reparte. Suiza produjo en el 2010, 527,920 millones de dólares, mientras que México produjo casi el doble, 1,034,308 millones de dólares. Pero Suiza tiene una población de 7.8 millones, mientras que México de 112.3 43 David S Landes (1998), The wealth and poverty of nations, W.W. Norton & Company, New York, London, pág. 231. 66


Una pizca de sal

millones de habitantes. Aunque siempre es peligroso sacar conclusiones de cifras estadísticas si tomamos simplemente el PIB y el número de habitantes podemos sacar dos grandes conclusiones. La primera en que los suizos son más productivos (cada suizo produce una rebanada más grande de pastel que el mexicano) y la segunda es que los suizos son más ricos (les toca una rebanada más grande que al mexicano). Los invito a que saquen sus conclusiones.

Fuente: International Monetary Funds (2010)

Por miles de años los humanos éramos relativamente pobres. Eso muestra que se puede vivir así. De hecho, la mayoría de los humanos en el planeta, actualmente, así lo hacen. En los últimos años algunos pueblos, los llamados industrializados, han logrado separarse económicamente del resto. Hoy en día, un habitante promedio de un país industrializado es 100 o más veces más rico que su equivalente de otro país no industrializado e incluso del mismo país, pero del siglo pasado. La industrialización es un modelo probado de generación de riqueza. Hoy en día, muchos pensamos que es el único camino pero en el experimento social humano este es sólo una de tantas opciones. 67


Gabriel H. de la Paz

3.3 La sociedad generadora de riqueza Actualmente ya es posible identificar algunas características que hacen que un sistema social se vuelva más adecuado para producir bienes y servicios. A lo largo de la historia, diferentes sociedades se han acercado o alejado de ese modelo. La “sociedad generadora de riqueza” es un modelo ideal, que puede servir de parámetro a los pueblos que lo quieran consultar para determinar qué tan lejos o cerca se encuentran de ser sociedades generadoras de riqueza44. Una sociedad generadora de riqueza es aquella que: 1. Sabe cómo operar, administrar y construir instrumentos de producción, así como desarrollar nuevas tecnologías. 2. Es capaz de impartir ese conocimiento a su juventud, ya sea mediante la educación formal o el entrenamiento práctico. 3. Es capaz de elegir a las personas en base a su desempeño, a sus competencias y méritos relativos. 4. Permita a la gente disfrutar y emplear los frutos de su labor. 5. Es capaz de propiciar las oportunidades de negocio entre los individuos o los grupos, así como favorecer la iniciativa, la competencia y la emulación. 6. Favorezca la equidad de género para incorporar a toda la sociedad, tanto hombres como mujeres. No discrimine en base a criterios irrelevantes como la raza, el sexo, la religión, etc. Favorezca las decisiones basadas en criterios científicos o racionales sobre los mágicos o supersticiosos. 44 David S Landes (1998), The wealth and poverty of nations, W.W. Norton & Company, New York, London, pág. 217-218. 68


Una pizca de sal

Una sociedad generadora de riqueza requiere poseer las instituciones políticas y sociales que favorezcan el logro de los siguientes objetivos: • Que se aseguren los derechos de propiedad y aliente el ahorro y la inversión. • Asegure los derechos de libertad personal y los proteja de abusos de tiranía y el desorden social, como el crimen y la corrupción. • Asegure que se cumplan los derechos de los contratos explícitos o implícitos. • Provee un gobierno estable, no necesariamente democrático, pero que opere con reglas públicas aceptadas y respetadas. • Provea un gobierno responsable, que escuche las quejas y haga caso. Resulta fácil analizar qué tanto se acerca un país en particular a ser una sociedad generadora de riqueza. Históricamente se ha visto que, en la medida en que las sociedades se acercan a ser generadoras de riqueza, las cosas mejoran, la gente está más feliz e inmediatamente florecen las artes. Así que, mí propuesta para los líderes de este país, se centra en que movamos a México en esa dirección. Hagámoslo una sociedad generadora de riqueza. Aunque considero que sería muy relevante abrir la discusión para analizar si se debe o no generar más riqueza y si esto hará más feliz a la sociedad. Pero dejo estos temas para otro libro.

69


Capitulo IV: El modelo social

A lo largo de este capítulo revisare como es que la sociedad funciona. Espero que el lector me perdone por usar un enfoque un tanto diferente en donde analizo al mono desnudo, nombre con el que alguna vez llamó Desmond Morris45 al hombre, como una especie más del reino animal. Con esto no quiero ofender a nadie, es simplemente que este enfoque nos permite ver cosas que de otra manera no sería posible. El termino rebaño o manada cuando usado en el contexto humano, denota que se carece de individualidad o criterio para decidir y esto puede resultar ofensivo para algunos. Quiero aclarar que en esta obra el uso de palabras como cachorro, manada o rebaño en el contexto humano son necesarias para recordar su enfoque y no intentan despreciar a nadie, es simplemente que estas palabras describen de mejor manera lo que intento decir.

4.1 Maneras en que funciona la manada Entre los animales gregarios (los que viven en grupo) existen diferentes modelos de organización social. Las hienas, por ejemplo, tienen una estructura social bien definida. Opera entre ellos un matriarcado. Los elefantes también tienen un sofisticado modelo donde la abuela guía al grupo y los machos 45

Desmon Morris (2003), El mono desnudo, Debolsillo. 71


Gabriel H. de la Paz

por fuera interactúan con él. Entre las liebres es posible ver cómo, cuándo merodea la aldea de madrigueras un depredador, a veces los padres de rango inferior se ven en la obligación de sacrificar a un cachorro, para proteger a la familia dominante. Los simios superiores basan sus estructuras sociales en la política y sus organizaciones sociales son bastante similares a las nuestras. Existe siempre una figura dominante denominado alfa. Dependiendo de la especie el rito de sumisión varía. Pero en términos generales se le rinde pleitesía, se le hacen caravanas y no es posible verlo directamente a los ojos. Cuando uno ve los videos que muestran el comportamiento de gorilas, chimpancés o mandriles es inminente la identificación con nosotros46. Mucho del ritual se parecen a las tiranías orientales o las cortes de Versalles. El alfa llega al poder a través del cabildeo, soborno, carisma, etc. al igual que los humanos. Existe en cada especie un sistema diferenciado de negociar el poder. Hay estructuras más autoritarias como entre los mandriles o estructuras más abiertas como entre los bonobos. Resulta de gran enseñanza observar, en un espejo, cómo las poblaciones humanas que optan por modelos más totalitarios se parecen mucho a las sociedades de mandriles, mientras que las que son más democráticas, se parecen más a los chimpancés o los bonomos47.

Las decisiones sociales Cualquiera puede tomar rápidamente una decisión estúpida. Cuando esas decisiones son individuales no importa tanto, pero cuando son decisiones sociales que afectan a toda la manada,

46 Fans de Waa (1998), Chimpanzee Politics, The Johns Hopkins University Press, Baltimore and London. 47 David I. Kertzer(1988), Ritual, politics and power, Yale University Press, New Haven and London. 72


Una pizca de sal

siempre es mejor que sean sabias. Esto se puede lograr aprovechando la sabiduría del grupo. La sabiduría popular dice que mil cerebros piensan más que uno, pero el problema siempre está en encontrar la manera de organizar a tanto cerebro. Cualquiera que tiene que tomar una decisión utiliza, aunque no lo sepa, un proceso de decisión. De alguna manera pondera sus opciones y decide. Para decidir sabiamente se debe contar con la información. Es muy fácil decidir mal si no se cuenta con la información. En el reino animal, sus líderes se enfrentan todo el tiempo a situaciones donde tienen que decidir. Su vida propia y la de su manada, muchas veces depende de ello. Si se equivocan en el camino, si se les alarga el viaje, si se quedan sin agua o si les acaba la comida, pueden perecer. Entre la especie humana, es lo mismo. La historia está llena de relatos de malas decisiones que tuvieron consecuencias nefastas para la manada. A veces las consecuencias son desastrosas en el sentido que se lleva a la muerte muchos miembros de la manada y otras veces también son desastrosas para la manda aunque no tenga nadie que perecer. Déjenme ilustrar esto con un ejemplo reciente. La obra más grande de infraestructura en la ciudad de Puebla en los últimos años es su periférico. Se le bautizó con el nombre de “ecológico” ya que en su proyecto original iba a tener una franja de árboles cosa que hasta la fecha, a pesar del esfuerzo de muchos voluntarios que hemos ido a plantar arbolitos, no acaba de pasar. Aunque su hechura fue decisión del gobernador Barttlet la sociedad fue la que lo pagó. A veces llego a pensar que en México aunque la sociedad paga todas las obras públicas los políticos piensan que son suyas o por lo menos actúan como si así lo fuera. Si uno considera simplemente el terreno y la construcción la inversión es enorme. No solamente en dinero sino en cosas que no se pueden cuantificar como las penas que muchos miembros de la sociedad tuvieron que pasar cuando de la noche a la mañana se les informó que 73


Gabriel H. de la Paz

su terreno iba a ser “comprado” (a un precio de riza) para la construcción de la obra. Esa enorme inversión económica fue hecha estrictamente por todos los ciudadanos que pagan sus impuestos. Aunque lo usen al circular por ahí muchos otros. El impacto que esta obra tiene es muy grande, para bien y para mal. Desde una perspectiva ecológica obras de esta naturaleza son un desastre, ya que modifican profundamente los ecosistemas dañando a una gran cantidad de especies y alterando los escurrimientos de agua a los mantos freáticos, por citar solo algunos. Esto, hoy en día, nadie lo ve. Las decisiones de diseño simplemente no lo contemplan. Por otro lado, si tomamos solo la perspectiva humana, el efecto que esta obra produce es enorme. En su diseño no se pensó en el peatón, sino en el auto por lo que nuevamente la infraestructura determina al hombre. Estas obras modifican el hábitat ya que al hacer más fácil el acceso inmediatamente se detona la construcción, esto es muy positivo para la economía, pero da como resultado que la ciudad rápidamente crece y la engulle pasando de ser un cinturón exterior o periférico a uno interior. Normalmente uno antes de terminar de pagar una obra verifica que esta se encuentre funcionando. Cuando uno construye una fábrica o una nueva tienda o una casa hace un recorrido y verifica que todo funcione. Así que por favor acompáñenme a hacer un recorrido. Cualquiera que haya circulado por este periférico puede constatar lo que a continuación narro. Lo primero que uno nota es que su diseño viola estándares básicos de circulación. Déjenme explicar a qué me refiero. El diseño de las vías, especialmente las de alta velocidad, parten del acuerdo que el carril derecho es para la circulación más lenta y conforme se avanza hacia el izquierdo se circula a mayor velocidad (este es el estándar mundial, claro se aplica de izquierda a derecha en los países que circulan de lado derecho como Inglaterra). Es por eso que todos los accesos (entradas y salidas) a estas vías son por el lado derecho. 74


Una pizca de sal

Esto permite que el que va entrando o saliendo pueda hacerlo aumentando poco a poco su velocidad. En el periférico de Puebla, esto no pasa. Los líderes políticos y los funcionarios en turno han tenido la brillante idea de hacer muchas de las entradas y salidas por el lado izquierdo. Aunado a esto, como el pavimento se encuentra en muy mal estado y con hoyos, se hace aún más peligrosa la circulación. Como no cuenta con señalética, es muy difícil para el ciudadano promedio saber con anticipación dónde meterse, así que la gente cruza de un lado para otro para entrar y salir. Casi todos los días hay accidentes ocasionados precisamente por estas malas decisiones de los funcionarios responsables en turno. Aparentemente algunas decisiones fueron hechas de manera provisional, pero desafortunadamente en México contamos con unas reglas del juego que hacen difícil arreglar estos errores. Ya que la lógica que hay detrás de esas decisiones está basada en tecnología social muy vieja y que es la ópera en nuestro país y que sostiene que para mantenerse en el poder se debe ensalzar la figura del hombre, en este caso del político en turno: esta es mi obra, este es mi partido, quiero que más gente la vea, no importa si no le sirve. Por eso ese empeño en inaugurar obras maquilladas e inconclusas. Esta lógica hace que cada político en turno prefiera invertir en nuevas obras y que nadie quiera terminar la obra que empezó otro político, especialmente si este es de otro partido. Si sumamos todavía los problemas de corrupción y negocios llegamos exactamente a los resultados que tenemos ahora. No se supervisa y se pagan cosas de mala calidad o baratas. El problema se agudiza todavía más porque la regla tacita de circulación (las reglas del juego) es todo se vale, así que los usuarios van por ahí haciendo lo que se les da la gana, lo que hace aún más peligrosa la situación. La manada se pregunta dónde están los funcionarios que ponen las reglas y donde están los árbitros que sacan tarjetas amarillas o rojas a los jugadores que se portan mal. 75


Gabriel H. de la Paz

Así que, al final del camino, tenemos que la ciudadanía invierte grandes cantidades, incluso se endeuda por generaciones para recibir una obra pública que no cuenta con estándares de seguridad y pone en peligro su vida. Esto es solo un ejemplo que muestra como perdemos competitividad al apartarnos de ser una sociedad generadora de riqueza. Seguramente el lector encontrará en muchos rincones del país ejemplos similares. Mi propuesta a los líderes es que caigan en la cuenta de que ya existe otra manera de hacer las cosas, otra tecnología social que puede llevarnos a ser una sociedad generadora de riqueza. Más adelante en el capítulo 6 doy más detalles. Por ahora debo decir que la tecnología social que aquí se propone sostiene que se debe ensalza la obra que es de todos, logrando con ello producir en la manada el sentido de logro y de pertenencia. Esto tiene el efecto de hacer que menos gente la quiera destruir ya si la siente propia. Adicionalmente esto tiene un efecto político muy positivo en el personaje o personajes que participaron en su ejecución. La manada recordará con aprecio a los líderes que la hicieron posible. Nuevamente podemos recordar lo eficaz que resultan los principios de Tecnología Social: “haz a tu pueblo sabio” y “no cambies jugadores, sino las reglas del juego”. Necesitamos hacer a la manada más sabia, necesitamos implementar sistemas de capacitación para que los automovilistas aprendan los acuerdos de conducción y comprendan que en realidad, todos perdemos cuando cada individuo va circulando sin respetarlos. Necesitamos cambiar las reglas del juego, necesitamos hacer unas en donde los funcionarios públicos no acepten en nuestro nombre y paguen obras públicas de mala calidad. Conviene recordar que es posible que durante el periodo en que el funcionario está a cargo no se cuente con suficientes recursos para terminar la obra pública. En ese caso siempre es mejor diseñar y construir correctamente solo un tramo y no hacerlo todo rápido, rápido y mal hecho. Ya que decisiones como ésta nos alejan del modelo “sociedad generador de 76


Una pizca de sal

riqueza”. Pues se invierten considerables recursos del grupo en obras que nos dejan en una peor situación. Decidir es siempre responsabilidad de los líderes. A veces se trata de un solo individuo y a veces se trata de un grupo. En este ejemplo, el fallo fue del que mandó a hacer la obra y, después, del que la diseño y ejecutó. Esencialmente la responsabilidad del líder, en cualquier nivel, es asegurarse que el trabajo sea realizado adecuadamente. Ese sentimiento global de que ya no hay líderes, tiene que ver con que estos insisten en seguir usando herramientas sociales que ya fueron rebasadas. Actualmente sabemos mucho más cómo funciona el cerebro humano. Conocemos un poco más sobre el funcionamiento de los grupos sociales. Sin embargo, insistimos en seguir usando una tecnología social que fue diseñada cientos de años antes de saber todo esto. A continuación discutiré algunos de los diferentes modelos de gobierno. Si queremos ir en el camino de volvernos una sociedad generadora de riqueza nuestros líderes deberán decidir cuál seguir. Esto lo harán con o sin la manada, dependiendo del modelo que decidan. Hasta ahora todo parece indicar que vamos en el camino de la democracia. La democracia y la ciencia distan mucho de ser perfectas, pero a la fecha, es la mejor tecnología social que tenemos. Para ejercer la democracia es necesario contar con sociedades más igualitarias. Sus miembros no necesariamente tienen que ser unos sabios, pero deben poder verse como similares. Hoy en día, vemos en el mundo que las sociedades más igualitarias simplemente funcionan mejor.

4.2 Cómo elegir al jefe de la manada La decisión de cómo organizarnos nunca ha sido una tarea fácil. Tiene que ver, esencialmente, con decidir quién tiene el 77


Gabriel H. de la Paz

poder y luego cómo ejercerlo. Los griegos de los siglos 5 a. C., hasta 2 a. C., fueron en su tiempo, bastante ingeniosos en esta materia y nos dejaron buenas ideas. Es por eso que las palabras que usamos actualmente para denominarlas son griegas. Platón, primero, y Aristóteles después, produjeron clasificaciones de las formas de gobierno en tres tipos básicos: monarquía (gobierno de uno), aristocracia (gobierno “de los mejores” para Platón), democracia (“gobierno de la multitud” para Platón y “de los más”, para Aristóteles).48 Para decidir quién tiene el poder existe un continuo de posibilidades, en un extremo tenemos el que sea uno solo, en el otro extremo el que seamos todos. El término autocracia estrictamente debe ser utilizado para designar a aquellos tipos de gobiernos en los cuales el poder se concentra en una sola persona y que, por lo tanto, no se permite la participación de otros individuos o grupos sociales. Aunque actualmente utilizamos este término con el sentido de que cada quien hace lo que se le da la gana. La democracia, por otro lado, es el tipo de gobierno donde se permite participar a todos. La democracia puede ser directa cuando la decisión es adoptada directamente por los miembros del pueblo. La democracia puede ser indirecta o representativa cuando la decisión es adoptada por personas reconocidas por el pueblo como sus representantes. Por último, hay democracia participativa cuando se aplica un modelo político que facilita a los ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas o cuando se facilita a la ciudadanía amplios mecanismos plebiscitarios. Estas tres formas no son excluyentes y suelen integrarse como mecanismos complementarios.

48 Bobbio, Norberto (1978). Democracia y dictadura, enciclopedia Einaudi. 78


Una pizca de sal

Dentro del continuo autocracia-democracia, existe toda una gama de variantes, a continuación revisaré las más comunes: Monarquía La monarquía fue un sistema de gobierno bastante usado en el pasado. Todavía hoy en día se practica. En algunos casos, como en Jordania, el monarca ejerce funciones de gobernar, en otros más como Inglaterra, la reina ejerce más una función simbólica y de relaciones públicas. Eso de la sangre azul de reyes y cortesanos, sigue siendo venerado por algunos. La monarquía no es una mala idea. No es mala la idea de que gobiernen los mejores. La gran dificultad está en encontrar el método para elegirlos. En el pasado, la tecnología social lo resolvió pensando que el poder venía de Dios y que se lo cedía a su intermediario el rey. Por eso las coronaciones en Europa las hacían los obispos. Eso de la sucesión se resolvía genéticamente, los descendientes del rey eran los futuros soberanos. Esto en principio es una buena idea, ya que facilita la continuidad. El gran problema estriba en que no necesariamente reyes sabios producen hijos sabios. Por lo que, a lo largo de la historia, de los pueblos que practican o practicaron ese modelo se ha visto que a veces tenían buenos soberanos, pero a veces se tenían que aguantar a unos imbéciles gobernando. Esta dificultad no la acabamos de resolver aún con la democracia. La monarquía absoluta es una forma de gobierno en la que el monarca (lleve el título de rey, emperador, zar o cualquier otro) tiene el poder absoluto. No existe en ella división de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial). Aunque la administración de la justicia pueda tener una autonomía relativa en relación al rey, o existan instituciones parlamentarias, el monarca absoluto puede cambiar las decisiones o dictámenes de los tribunales en última instancia o reformar las leyes a su voluntad (la palabra del rey es ley). Nombra y retira a sus 79


Gabriel H. de la Paz

asistentes en el gobierno a su voluntad. La unidad de todos los poderes suele considerarse justificada por asumir que la fuente del poder es Dios y que los monarcas ejercen la soberanía por derecho divino de los reyes. No hay mecanismos por los que el soberano, que no reconoce superiores, responda por sus actos, si no es ante Dios mismo. La monarquía absoluta se desarrolla históricamente en la Europa Occidental a partir de las monarquías autoritarias que surgen al final de la Edad Media con la crisis de las monarquías feudales y el predominio que adquiere el rey en relación a todos los estamentos. Por oposición a la monarquía absoluta, la ciencia política distingue entre monarquía constitucional y monarquía parlamentaria. Las monarquías constitucionales es una forma de gobierno donde el monarca ostenta la jefatura del estado. Es un poder de mediano carácter simbólico, puesto que se encuentra regulado por una ley, con frecuencia una Constitución. También se caracteriza porque el rey o la reina tienen un papel de moderador o árbitro en los conflictos políticos del Gobierno, habitualmente, elegido democráticamente. En las monarquías constitucionales, el rey conserva el poder soberano o bien lo comparte con el pueblo al que concede una serie de derechos mediante una carta otorgada o constitución. El ejemplo clásico de monarquía constitucional es el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, que no posee una constitución codificada, sino un grupo de leyes que forman su constitución. Aunque las actuales monarquías constitucionales son en su mayoría representativas de sistemas democráticos (monarquías constitucionales democráticas), históricamente no siempre ha sido así. Muchas de las monarquías han coexistido con constituciones fascistas (o en la práctica fascistas) como en Italia (desde 1861, una monarquía constitucional regida por el Estatuto Albertino de 1848, pero que a partir de 1922 convivió con el régimen dictatorial de Benito Mussolini) o Japón (la Constitución japonesa de 1889 atribuía amplios 80


Una pizca de sal

poderes militares y políticos al emperador), o con dictaduras de Gobierno militar como en Tailandia, en 2007.La monarquía constitucional fue un paso intermedio o evolucionado ante la aparición de las primeras repúblicas modernas como Estados Unidos y Francia especialmente en el siglo XIX. Se pretendía pasar de monarquías absolutas, máximas representantes del Antiguo Régimen, a monarquías parlamentarias con un poder limitado. La monarquía parlamentaria es una de las formas de gobierno existente en las democracias occidentales actuales, en la que el rey ejerce la función de jefe de Estado bajo el control del poder legislativo (parlamento) y del poder ejecutivo (Gobierno), es decir, el rey reina pero no gobierna (expresión debida a Adolphe Thiers49). Las normas y decisiones emanadas del Parlamento regulan no sólo el funcionamiento del Estado sino también la actuación y funciones del propio rey. Es grande la lista de monarquías actualmente reinando en el mundo: Estado

Última constitución establecida

Tipo de monarquía

Monarca seleccionado por Hereditaria -Sucesión directa por la constitución.

1981

Reino

Andorra

1993

Elección del Obispo de la Seo de Urgel (nombrado por la Santa Sede con Co-Principado aprobación del Gobierno de España1) y el Presidente electo de Francia

Australia

1901

Reino

Antigua y Barbuda

Hereditaria -Sucesión directa por la constitución.

49 Th iers, Adolphe, (Marsella 1797 - Saint-Germain-en-Laye 1877), Presidente de 1871 - 1873. 81


Gabriel H. de la Paz

Estado

82

Última constitución establecida

Tipo de monarquía

Monarca seleccionado por

Bahamas

1973

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Barbados

1966

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Baréin

2002

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Bélgica

1831

Reino; monarquía popular2

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Belice

1981

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Bután

2007

Reino

Hereditaria - Sucesión.

Camboya

1993

Reino

Elegido por el Consejo del Trono

Canadá

1867

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Dinamarca

1953

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Granada

1974

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Jamaica

1962

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Japón

1946

Imperio

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Jordania

1952

Reino

Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Kuwait

1962

Emirato

Lesoto

1993

Reino

Hereditaria - Sucesión directa de la familia al-Sabahy la mayoría de la Asamblea Nacional Hereditaria - Sucesión directa por la aprobación del Consejo de Jefes.


Una pizca de sal

Estado

Última constitución establecida

Tipo de monarquía

Liechtenstein

1862

Principado

Luxemburgo

1868

Gran ducado

Malasia

1957

electiva; Monarquía

Mónaco

1911

Principado

Marruecos

1962

Reino

Países Bajos

1815

Reino

Noruega

1814

Reino

Nueva Zelanda

1907

Reino

Papúa Nueva Guinea

1975

Reino

1983

Reino

Santa Lucía

1979

Reino

San Vicente y las Granadinas

1979

Reino

1978

Reino

San Cristóbal y Nieves

Islas Salomón

Emiratos Árabes Unidos

1971

Unión federal de Emiratos Monarquía electiva

Monarca seleccionado por Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Seleccionado entre las nueve familias de Sultanes de los Estados malayos Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Sucesión hereditaria (Emirato) Presidente elegido de los 7 Sheikhs de Emiratos y elegido por los 7 miembros del Consejo Supremo; conocido como el mandato de los 7 sobre los 7 emiratos.

83


Gabriel H. de la Paz

Estado

Última constitución establecida

Tipo de monarquía

España

1978

Reino

Suecia

1974

Reino

Tailandia

2007

Reino

Tonga

1970

Reino

Tuvalu

1978

Reino

Reino Unido

19313

Reino

Monarca seleccionado por Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución. Hereditaria - Sucesión directa por la constitución.

Oligarquía La oligarquía, en ciencia política, es una forma de gobierno en la que el poder supremo está en manos de unas pocas personas. Los escritores políticos de la antigua Grecia emplearon el término para designar la forma degenerada y negativa de aristocracia (literalmente, gobierno de los mejores). Estrictamente, la oligarquía surgirá cuando la sucesión de un sistema aristocrático se perpetúe por transferencia sanguínea o mítica, sin que las cualidades éticas y de dirección de los mejores surjan como mérito reconocido por la comunidad, siendo esta definición muy cercana a la de monarquía, y más todavía, a la de nobleza. Los oligarcas dueños de propiedades, de tierras o de grandes acumulaciones de dinero, son poseedores de fuerza en la dirección política gracias a sus fuertes influencias económicas. Poseen estándares éticos posiblemente dudosos, con diversos medios de legitimación, que tienen como piso el poder acumulado y el símbolo histórico que haya significado 84


Una pizca de sal

la sucesión que les dio fuerza. La oligarquía es un grupo minoritario de personas, pertenecientes a una misma clase social, generalmente con gran poder e influencia, que dirige y controla una colectividad o institución. La república Actualmente muchos países han decidido utilizar el modelo de república. República (del latín res publica, “la cosa pública, lo público”), en sentido amplio, es un sistema político que se fundamenta en el imperio de la ley (constitución) y la igualdad ante la ley como la forma de frenar los posibles abusos de las personas que tienen mayor poder, del gobierno y de las mayorías, con el objeto de proteger los derechos fundamentales y las libertades civiles de los ciudadanos, de los que no puede sustraerse nunca un gobierno legítimo. A su vez la república escoge a quienes han de gobernar mediante la representación (democracia representativa) de toda su estructura mediante el derecho a voto. El electorado constituye la raíz última de su legitimidad y soberanía. Muchas definiciones, como la de Encyclopædia Britannica de 1922, resaltan también la importancia de la autonomía y del Derecho (incluyendo los derechos humanos)50 como partes fundamentales para una república. No debe confundirse república con democracia, pues aluden a principios distintos, la república es el gobierno de la ley, mientras que democracia significa, el gobierno de la mayoría. Democracia Democracia, del griego Dimokratía (Demos: Pueblo y Kratos: Estado), es una forma de organización de grupos de personas cuya característica predominante es que la titularidad del 50

EncyclopaediaBritannica eb.com. 85


Gabriel H. de la Paz

poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto, la democracia es una forma de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que les confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales. En el caso de México, nuestros niños aprenden de memoria, que hemos optado por tener una república, democrática, representativa y federal. Una de las grandes dificultades que actualmente tenemos, es que la mayoría de los mexicanos no acabamos de entender, aun de adultos, qué es esto. Está claro, nadie nos lo ha explicado, aunque lo podamos recitar de memoria. Y es que, para entender estos conceptos, uno debe vivirlos y no sólo recitarlos. Más adelante profundizaré en este tema, por ahora sólo quiero mencionar, que necesitaríamos practicar estos conceptos desde la educación primaria. Claro que esto nos lleva a otra gran decisión: qué tanta libertad le debo dar a la manada.

4.3 Qué tanta libertad le doy a la manada Qué es mejor, que yo decida lo que puedo hacer o que alguien más decida por mí. Como todo en la vida, ambos extremos tienen ventajas y desventajas. Aunque idealmente resulta sensacional poder hacer lo que uno quiera, en la práctica vivir así es un infierno. Las sociedades de piratas se acercaban a este tipo de idea y créanme que no ha de haber sido fácil, ni cómodo, vivir con tanta zozobra. Por otro lado, el que le dicten a uno lo que puede o no hacer ha de ser también muy 86


Una pizca de sal

incómodo. Se conoce como totalitarismos a las ideologías, los movimientos y los regímenes políticos donde la libertad está seriamente restringida y el Estado ejerce todo el poder sin divisiones ni restricciones (de un modo mucho más intenso, extenso y evolucionado que el teórico poder absoluto de las monarquías del Antiguo Régimen). Los totalitarismos, o regímenes totalitarios, se diferencian de otros regímenes autocráticos por ser dirigidos por un partido político que pretende ser o se comporta en la práctica como partido único y se funde con las instituciones del Estado. Estos regímenes, por lo general exaltan la figura de un personaje que tiene un poder ilimitado que alcanza todos los ámbitos y se manifiesta a través de la autoridad ejercida jerárquicamente. Impulsan un movimiento de masas en el que se pretende encuadrar a toda la sociedad (con el propósito de formar un hombre nuevo en una sociedad perfecta), y hacen uso intenso de la propaganda y de distintos mecanismos de control social y de represión como la policía secreta.

4.4 Cómo organizo a la manada Aunque humano es humano, la manera en que se puede guiar una sociedad se encuentra en función de las habilidades de sus miembros. En los regímenes autoritarios se le dice a la gente por donde debe caminar, sin más explicaciones. La gente obedece y todo marcha. Este tipo de organizaciones tienen, como todo en la vida, sus ventajas y desventajas. Los imperios de la antigüedad normalmente utilizaron estos modelos. El nombre de Atila o Gen Gis Kan han pasado a la historia precisamente porque tuvieron la capacidad de organizar un modelo de esta naturaleza que les permitió, en diferentes lugares y tiempos, agrupar y dominar a una enorme población. Los regímenes 87


Gabriel H. de la Paz

totalitarios presentan la gran ventaja de que pueden logran en poco tiempo lo que su líder se propone. La gran dificultad de este modelo recae en la capacidad del propio líder. Si te tocó un líder tonto, ya te amolaste. El legado arquitectónico que dejó el imperio Veneciano muestra lo que se puede lograr si se tiene a líderes listos. Actualmente, Venecia pertenece a Italia, aunque en su tiempo era una república independiente y su poderío llegaba hasta las islas de Creta y Chipre. Venecia es visitada por millones de turistas que generan un enorme ingreso. A cualquiera que tenga la fortuna de visitarla le quedará claro que hay líderes que hacen mejor su trabajo. Ya que en este planeta existen lagunas similares, en India, Malasia o Coatzacoalcos, pero ninguna de ellas ha sido remodelada tan bellamente como ésta. Las sociedades agrícolas del pasado normalmente estaban dirigidas por regímenes autoritarios. El mejor ejemplo es China. Una de las explicaciones de la continuidad e independencia de su civilización tiene que ver con su geografía. China parece inaccesible para las influencias externas, lejos de los disturbios de otras grandes civilizaciones. La civilización china se vincula élites culturales y administrativas que sobrevivieron dinastías e imperios y por siglos la mantuvieron en el mismo rumbo. Se tiene un registro cronológico de ellas: T’ang, 618907; Sung, 960-1126; ascendencias Mongolas, 1234-1368; Ming, 1368-1644; Manchu o Ch’ing, 1644-1912. La sociedad china durante muchos años cambió muy poco. A pesar de importantes innovaciones culturales y administrativas, las vidas de la mayoría de los chinos sufrieron pocas alteraciones en estilo, apariencia o realidad51. El ir y venir de esas dinastías fueron concebidas durante todo este tiempo como mandatos del cielo. 52 Los imperios desarrollados en esa región del 51 52 88

Peter Watson (2005), Ideas, a history from fire to Freud, Phoenix. J.M. Roberts (2002), The new History of the world, Oxford, pág. 452.


Una pizca de sal

mundo constatan lo que se puede hacer con un régimen totalitario. Se logra mantener un ejército poderoso, se pueden crear y controlar sistemas de irrigación monumentales y se puede levantar la muralla China, que es un monumento tan grande que puede ser visto desde la luna. Los regímenes autoritarios realmente funcionan. Variaciones sobre regímenes autoritarios han sido usadas por la humanidad por mucho tiempo. Desde regímenes de caudillos, donde un solo hombre decide, hasta sofisticados arreglos de grupos gobernantes: oligarquías, elites, partidos, cortes, senados, etc. Las versiones populistas suelen ser, como su nombre lo indica, muy apreciadas por los sectores más pobres, especialmente si son poco instruidos. Independientemente de la variante que se elija, siempre prevalecen en los regímenes autoritarios las mismas ventajas y desventajas. Entre menos deciden, las decisiones pueden tomarse más rápido. Pero, por otro lado, es más fácil de que se corrompan. Históricamente se puede ver cómo los líderes autoritarios pasan por el mismo ciclo de aprendizaje, mejora y decadencia. Normalmente, los pueblos caen en el error de la añoranza a épocas pasadas. En la entrada del capitalismo los países de la Unión Soviética añoraban las épocas del comunismo, donde todos tenían empleo. Pero es imposible, históricamente, regresar a épocas pasadas, porque simplemente las variables cambian. Las épocas pueden ser similares, pero las circunstancias y la manera en que los humanos lo perciben es siempre diferente, es siempre inédita y esa es la belleza del experimento social humano. En México, actualmente existe una añoranza en algunos sectores de la población, por el régimen autoritario que mantuvo el Partido Revolucionario Institucional. La Secretaria de Educación Pública fue una institución maravillosa que sirvió para estabilizar el poder y darlo a las elites políticas que estaban dispuestas a pagar el precio. Estas instituciones son la creación de un régimen de dictadura política, 89


Gabriel H. de la Paz

que permitió estabilidad y paz. Algunos ven con añoro esos días, las generaciones actuales, aunque no se percatan, están pagando el precio que hipotecaron sus padres. Es que los regímenes autoritarios realmente son maravillosos, especialmente si tú eres el que los dirige. Lo desagradable de ellos resulta cuando te toca nacer del otro lado. En sociedades iletradas los regímenes que funcionan mejor suelen ser más autoritarios. El viejo relato de los 10 mandamientos del pueblo judío puede ser muy útil en este caso. Ya sé que algunos ven en este pasaje la seguridad de una realidad metafísica. Pero les pido, en esta ocasión, analicemos este pasaje solamente como un evento social humano. Tenemos que un líder, en este caso Moisés, que era un hombre culto adiestrado en la corte de Egipto, se ve en la necesidad de dirigir a su pueblo. Los judíos de entonces, estamos hablando de antes de Cristo, era una masa bastante salvaje. La pregunta de un líder sabio es, cómo le hago para que esta muchedumbre me siga y no se destroce entre sí. La respuesta, que los líderes sabios de la antigüedad encontraron, fue creando mandatos o leyes simples, que ayudaran a la población a convivir en grupo. Pero en las sociedades humanas de aquellos tiempos seguramente apareció la duda, especialmente entre los que estaban compitiendo por el poder, de, quién es ese que nos dice cómo debemos de actuar. El problema fue resuelto, de manera magistral, introduciendo el concepto de Dios. Ya no soy yo, sino Dios quien ordena que se cumplan esos mandatos. Mahoma, otro sabio líder de la antigüedad, usó de manera muy exitosa el mismo método social: “Ala es uno y yo soy su profeta”. Resulta difícil precisar exactamente cómo se utilizó este método social en diferentes regiones de la antigüedad, pero existen evidencias de su uso en los imperios de Egipto, Mesopotamia, Roma y Mesoamérica, por citar algunos. Actualmente seguimos utilizándolo, pero una de las grandes dificultades que enfrenta la sociedad humana de estos tiempos es que las sociedades se 90


Una pizca de sal

han vuelto más laicas y menos creyentes. Aunque han aparecido brotes de fanáticos religiosos. Resulta fácil detener a los ladrones cuando estos están convencidos que, si roban, van al infierno. Resulta más fácil detener la mentira o la corrupción si se piensa que Dios lo ve todo. Resulta más fácil contener los asesinatos cuando la población está convencida que, si lo hace, se condena para siempre. Las sociedades actuales padecen un enorme vacío social que debe ser resuelto. Hoy en día, la única solución que muchos líderes sociales saben dar, es: volvamos a utilizar la tecnología del pasado. Lo que necesitamos, dicen algunos, es adoctrinar a la población. Necesitamos convencerla de que si obran bien irán al cielo y si se portan mal irán al infierno. Siento decepcionarlos pero este camino ya no funciona. La tecnología social del pasado ya nos quedó chica. Es necesario desarrollar nuevas tecnologías sociales, que nos ayuden a resolver este vacío. La propuesta de este libro es el uso sistemático de los cuatro el principio aquí mencionados. Necesitamos hacer al pueblo sabio para que pueda entender que las soluciones no son mágicas, sino se dan atacando la causa raíz, por otro lado se deben crear sistemas del tipo ganar-ganar, eso lo incentivará a actuar del modo en que su actuación sea recompensada y por último si queremos cambiar al mexicano, debemos empezar por cambiar las reglas del juego que son las que producen a esos mexicanos que queremos cambiar. Si aunado a todo esto fijamos el rumbo de volver a México una sociedad generadora de riqueza, entonces quien nos para.

91


Capítulo V: Manos a la obra

En este capítulo se presentan los preparativos necesarios para volver a México una sociedad generadora de riqueza.

5.1 Fijar el rumbo Las manadas humanas, después de la época de cazadores recolectores, poco a poco han sido capaces de producir mayor riqueza de la que consumen. Normalmente, en los periodos de paz ha habido prosperidad, la que muchas veces desaparece o se nivela cuando la explosión demográfica la alcanza, como ha sido por mucho tiempo el caso de la India en donde sus excedentes económicos siempre son rebasados por su numerosa población.53 Al fi nal del camino, el verdadero problema consiste en encontrar la mejor manera de repartir la riqueza. La frase “los pueblos tienen los gobiernos que se merecen” se le atribuye a Gaspar Melchor de Jovellanos (Gijón, España, 1744-Vega, id., 1811). Algunos seguramente coincidirán con ese punto de vista, aunque el término “merecer” siempre resulta controvertido. Lo que sí es un hecho es que lo pueblos siempre tienen los gobiernos que pueden tener. 53 En el año de 2011, esta se estima en 1,241,491,960 Fuente: Banco Mundial. 93


Gabriel H. de la Paz

Y, cómo podría ser de otra manera, si los líderes salen de la propia manada. Por lo que siempre es más seguro para cualquier sociedad, contar con un sistema de educación que produzca gente sabia, pues no sabes si a la vuelta de la esquina, el niño que se educó en ese sistema y ahora es adulto, será el que te dirija. Esencialmente, esta propuesta plantea que para modificar una realidad se necesita alguien que sea capaz de inventar una nueva. Resulta muy riesgoso llevar a la manada a ver a dónde, por lo que los líderes, poco capaces, optan por “no moverle”. En el próximo capítulo analizo algunas realidades, propongo otras nuevas y la manera de llegar a ellas. De esta manera, tal vez, algunos se animen a cambiar. Sin embargo, el que “aquí siempre se ha hecho de esta manera”, pone a dudar a cualquiera. Resulta realmente difícil explicar a alguien, que no ha salido de su valle, que existe allá afuera un océano inmenso. Vamos a suponer que quisiéramos cambiar el sistema de policía de tránsito de la capital o el sistema de educación básica de nuestro país. Parece de lo más lógico pensar que para hacerlo, debemos traer a alguien con mucha experiencia en el tema, para que tome la dirección y nos ayude a cambiarlo. Cuando esto se hace, se arreglan algunas cosas, pero esencialmente el sistema continúa igual. Y es que esta lógica, que nos parece tan adecuada, está basada en el modelo de pensamiento social en el que fuimos educados y es la que este libro pretende cuestionar. Este pensamiento funciona muy bien cuando se quiere consolidar. Si uno está conforme con las instituciones sociales y no quiere cambiarlas, ese es el camino a seguir. Pero, si uno no está conforme, entonces se debe traer a alguien de afuera para que lo cambie. La sabiduría social muestra que la combinación de la experiencia y la innovación es lo que mejor funciona. 94


Una pizca de sal

Para cruzar el Canal de la Mancha, dicen los que lo han hecho, es necesario encontrar un punto en el horizonte que nos permita fijar el rumbo y luego a nadar por 8 horas. Las aguas entre Francia e Inglaterra, están realmente frías. Por lo que, los que intentan semejante hazaña, portan un traje de neopreno y son seguidos por una embarcación. De tal manera que si pierden el aliento los recogen. Aun así, nadar por tanto tiempo es un trabajo extenuante. Si cualquiera de nosotros quisiéramos hacerlo, resultaría muy aventurado cambiar y cambiar de rumbo. Sin embargo, esto que se ve tan obvio, a veces resulta tan difícil de lograr cuando se trata de una actividad grupal. El progreso en los países sólo se logra cuando hay continuidad a través de largos periodos de tiempo ya que muchos de los programas, creación de infraestructura y creación de instituciones no pueden ser realizadas en cortos plazos. Por otro lado, para poder ver resultados es necesario trabajar hasta consolidar las acciones. En cualquier empresa no se llega resultados si se está cambie y cambie. Por eso se hace indispensable que los líderes políticos de este país, así como sus asesores, comprendan que no cruzaremos el Canal de la Mancha si cada 6 años cambiamos el rumbo. Se vale nadar de perrito, de croll o de pecho. Cada político en turno tendrá su estilo. Incluso se puede nadar de dorso. Pero lo que no debemos hacer es perder el rumbo. Resulta muy difícil continuar en el rumbo cuando cada nuevo político, en su afán por labrarse una carrera política personal, destina una buena cantidad de recursos públicos en asuntos personales. Así, vemos que cada tres años en el caso de los presidentes municipales y cada seis en el caso de gobernadores, asesorados por áreas de comunicación social, inventan una nueva imagen del gobierno que presiden. Esta manera de pensar se basa en la creencia de que para mantenerse en el poder se debe ensalzar la figura del hombre, previamente comentado en Decisiones Sociales del capítulo IV. 95


Gabriel H. de la Paz

Siguiendo esa lógica de pensamiento cambian los nombres de las dependencias públicas y hacen campañas mediáticas seguidas de nuevos logos y nuevos jingles. De esta manera se tira a la basura toda la papelería y formatos del periodo anterior y se sustituye por nuevas; se compran y rotular nuevas camionetas y uniformes. Las obras públicas del periodo son marcadas con la nueva imagen. Esto, tal vez beneficie la carrera política del personaje en turno. Yo personalmente, como experto en marketing, tengo serias dudas de la eficacia de estos métodos, aun con las reglas del juego actuales. En las investigaciones de marketing político que he dirigido, hemos entrevistado a muchos mexicanos de diferentes edades y estratos sociales. Resulta interesante descubrir que muchos de ellos no tienen claros los nombres ni las funciones de los diferentes niveles de gobierno. En su imaginario, el “gobierno” es el responsable y causante de todo. La estrategia de que cada tres años cambiamos todo, en lugar de hacer más fuerte la marca, la debilita. Así que esta práctica, lo que está logrando es confundir aún más a la población. Por otro lado, resulta sorprendente, ahora que se ha dado la alternancia, ver cómo los gobiernos salientes dejan a las oficinas entrantes sin computadoras, sin muebles, sin archivos, sin sistemas y sin ninguna información. ¿Dónde están los líderes? Necesitamos líderes sabios que comprendan que este comportamiento, donde se vuelan los puentes o se destruye la infraestructura, para no dejarle nada al enemigo, se da en las guerras. Pero cuando se hace por los propios miembros de un país, es como cuando en el viejo juego de la pirinola logras que ¡Todos Pierdan! Lo que menciono puede resultar controversial, pero, lo que sí es un hecho, es que esta manera de proceder nos aleja de ser una sociedad generadora de riqueza y estoy convencido que existe un mejor camino y es el que intento mostrar. 96


Una pizca de sal

5.2 Dónde estamos parados Lo primero que un líder debe hacer es conocer su rebaño. Muchos líderes exitosos, en diversos pueblos del mundo, lo han sido, precisamente, porque conocían muy bien a su rebaño. El pueblo ruso es un buen ejemplo de esto. Rusia fue durante mucho tiempo un pueblo de campesinos, pero algunos de sus líderes hicieron cosas sorprendentes con ellos. La Unión Soviética llegó a ser la segunda potencia del mundo. En los albores de su formación, sus líderes tuvieron que tomar algunas decisiones que, posteriormente, forjaron el destino de su pueblo. Resulta fascinante pensar cómo hubiera sido si Rusia hubiera optado por el islam en lugar del cristianismo. La historia de Europa se encuentra íntimamente vinculada a la historia del cristianismo. Recordemos que el imperio romano y los pobladores de Europa no eran cristianos. Fue en el año 988 que Vladímir, al contraer matrimonio con la hermana del emperador Basilio II, se bautizó, adoptando oficialmente la religión del Imperio bizantino como religión estatal para el reino de Rus.54Las crónicas cuentan para decidir la religión que debería seguir su gente, mandó emisarios a diferentes lugares del mundo a observar las opciones que tenían. Se dice que compararon al cristianismo contra el islamismo y optaron por el primero, ya que los rusos siempre han sido grandes bebedores y en el islam estaba prohibido. Después compararon las dos versiones que en ese tiempo existían del cristianismo, la católica y la ortodoxa griega. Al visitar los templos, los emisarios comentaron a su líder que en los templos ortodoxos, a diferencia de los católicos, realmente se sentía la presencia de Dios. Una vez evaluadas sus posibilidades, su líder optó por la ortodoxa griega. Está decisión determinó, en gran parte, el alfabeto e idiosincrasia de los habitantes de esas regiones. 54 James R. Millar (2004), Encyclopedia of Russian History, Macmillan Reference. 97


Gabriel H. de la Paz

México en el 2013 México, de acuerdo con el último censo del INEGI (2010), tiene una población de 112 millones de personas. En el momento de escribir este libro ya somos alrededor de 116 millones. De estos la mitad son hombres y la otra, mujeres. Su distribución por edad y estrato social se muestra en la tabla de abajo:

Fuente: Calculo hecho por el Autor con datos de INEGI y AMAI

Si analizamos cómo se encuentra conformada la sociedad mexicana por edad, vemos en primer lugar que sigue siendo un país de jóvenes. El 64% de la población es menor de 35 años. Lo que es nuevo es que la base de la pirámide se está achatando. El número de niños es menores que en otros tiempos. Sin embargo, seguimos teniendo muchísimos. El 29% de la población es menor de 14 años. Lo que también es nuevo es el fenómeno del envejecimiento. El aumento en la esperanza de vida ha hecho que el 6% de la población tenga más de 65 años. La parte económicamente más productiva representa el 30% de la población y son los que están entre los 35 y 65 años. 98


Una pizca de sal

Fuente: INEGI

Por otro lado, analizando los estratos sociales vemos que el país sigue siendo un país de grandes contrastes. El Nivel Socioeconómico es una manera de expresar la capacidad económica y social de las poblaciones. Los términos: clase alta, media-alta, media-media, media-baja y baja, suelen ser más conocidos por todos. Pero los especialistas normalmente utilizan las siguientes letras. Clase muy alta y alta (A/B), clase media alta (C+), clase media (C), clase media baja D+, clase baja y muy baja (D y E). Una manera más fácil de entender este embrollo es a través de los ingresos. En la siguiente tabla se muestran los rangos de ingreso familiares, o sea, con lo que cuenta cada familia si sumamos el ingreso de todos sus miembros.55Los humanos somos animales 55 Estos datos han sido generados a partir de encuestas en las poblaciones mayores de 50,000 habitantes. Lo que se conoce como población urbana, que representa como un 65% de la población total. 99


Gabriel H. de la Paz

de manada, por lo que siempre tendemos a compararnos con nuestros pares. Muchos encuentra interesante averiguar cuál es su estrato social, esto es fácil con esta tabla, basta ver cuánto ganas y determinar tu posición social. Ahora, si observamos la siguiente tabla, podemos ver que el 25% de la población en México pertenece al estrato bajo (D y E), casi el 36% de la población forma un gran colchón y es según se vea: la parte de arriba del estrato bajo o la parte de abajo del estrato medio (D+). El 32% forma la clase media (C y C+) y sólo el 7% el estrato alto. Si nos comparamos contra otros países tenemos que México en promedio es medio-bajo (D+).

Fuente: AMAI

Todas las poblaciones humanas se estratifican, esto es, para operar se forman grupos sociales con comportamientos similares. Se crean estructuras de poder que controlan la generación y distribución de la riqueza. Es un mito que los dirigentes sean esencialmente más listos que los dirigidos. Lo que pasa es que los dirigentes tienen el control de la información y eso les permite a ellos y a sus hijos volverse más listos. 100


Una pizca de sal

A veces resulta triste saber que las manadas humanas siempre han sido dirigidas por unos pocos. Al paso de la historia, de sociedades de cazadores recolectores más igualitarias se transformó en sociedades de agricultores, con regímenes militares o teocráticos, con líderes totalitarios. En los últimos tiempos, las sociedades se han vuelto más seculares y más democráticas. Nuestro país está en este proceso. Pero nuestro país es de contrastes. Esto es una bendición ya que alberga, gracias a ello, una enorme diversidad biológica. Nuestra geografía de contrastes ha producido una enorme cantidad de especies de plantas y animales56. El animal humano no está exento a su impacto. En cada región del país las cosas cambian. La geografía, la historia y sobre todo, los líderes que han gobernado, han determinado la situación que prevalece. El sureste sigue siendo la región más pobre. Históricamente, nuestros líderes, se han dado cuenta que en las poblaciones más pequeñas, la gente es más pobre. Por lo que, todas las políticas públicas siempre han tratado de hacer que la población se reúna en las grandes ciudades y poder ofrecer los servicios públicos de manera menos costosa. Esto, por un lado, arregla una cosa, pero destruye otra. Cuando los habitantes de poblaciones pequeñas emigran a las ciudades más grandes a buscar fortuna, tal vez ganen más dinero, pero su calidad de vida baja. Así que, paradójicamente, tenemos poblaciones económicamente más ricas, pero en calidad de vida quizás más pobres.

56 (2005), Biodiversity, Ecosystems, and Conservation in Northern Mexico, editado por Department of Biology University of Mexico JeanLuc E. Cartron, Gerardo Ceballos and Richar Estephen Felger Research Assistant Professor,Institute of Ecology National Autonomous University of New Mexico, Oxford University Press. 101


Gabriel H. de la Paz

Fuente: Estimación AMAI basada en base IBOPENIELSE N 2008

Normalmente las manadas tienden a continuar así por largos periodos. En la siguiente tabla se puede observar cual ha sido el movimiento de los estratos sociales en la población urbana de México. En el 2008, un 7% decía por donde y todos los demás seguíamos.

Fuente: Estimación AMAI basada en base IBOPENIELSE N 2008

Últimamente, hemos empezado a medir con mayor exactitud los llamados índices de pobreza. Y nos llena de sorpresa saber que, alrededor de 40 millones de personas, viven en ese estado. Los políticos del momento toman esta información y la utilizan para evidenciar uno u otro punto de vista. Pero, en realidad, esto no es nuevo. En esta región, desde antes de la colonia, ha existido un grupo dominante y una gran masa de pobres. La organización social de los aztecas, por ejemplo, 102


Una pizca de sal

consistía en una pequeñísima élite que controlaba a toda la masa. Posteriormente, en la Colonia, aunque cambiaron las instituciones, el sistema siguió siendo el mismo, una élite que controlaba a toda la masa. En la historia siguiente, desde la independencia de España hasta antes de la Revolución, se continuó con un modelo similar. En la historia reciente, aunque ha cambiado ya que en los últimos 100 años se ha desarrollado la llamada clase media, mucho del viejo modelo quedó grabado en nuestra idiosincrasia. De tal manera que, la mentalidad que prevalece en nuestra población, tiene su explicación en que siempre hemos sido un pueblo de esclavos. Nunca hemos tenido la oportunidad de practicar nuestra toma de decisiones, siempre, el tirano nos dicen qué hacer. Toda esa añoranza, por los regímenes totalitarios, tiene su fundamento ahí. Sin embargo, los regímenes de tiranos tienen esencialmente una problemática y es que no generan una identidad o amor por ellos. Toda la manada oprimida marcha, porque no tiene otra opción, pero en el fondo quisieran derrocar al tirano, culpa de sus males al tirano y espera las soluciones del tirano. Cuando aparece la oportunidad de derrocarlo, se unen para hacerlo. Y, normalmente, se hace alrededor de alguien que les muestra una posibilidad de hacerlo. La historia de México relata cómo en tiempos de Hernán Cortés los tlaxcaltecas se unieron a los españoles para derrocar a los aztecas. Aunque este evento histórico es exclusivo de los mexicanos, todos los regímenes de tiranos en el mundo operan bajo el mismo principio universal y variantes sobre el tema se dan a lo largo y ancho del planeta. Actualmente, las noticias internacionales recientes muestran ejemplos en los pueblos árabes, por ejemplo en Egipto, donde se organizaron para derrocar a un tirano para que a la vuelta de la esquina los gobierne otro. Y es que, recordemos: humano es humano. En este modelo, cuando el pueblo logra derrocar al tirano, simplemente un nuevo tirano toma el poder y el ciclo vuelve 103


Gabriel H. de la Paz

a empezar. Durante nuestra historia, el pueblo de México ha intentado romper ese círculo, pero hasta la fecha no hemos logrado hacerlo. Mi propuesta presenta una manera para hacerlo. Seguramente no es la única. Encontrar la mejor manera es, desde mi punto de vista, el tipo de debate que los candidatos a líderes políticos deberían iniciar, más que las discusiones sobre su vida privada o su desempeño en los puestos anteriores. En el capítulo 6 sugiero un camino e invito a los líderes de esta región a tomarlo. Acepto que no es perfecta y que requiere de la inteligencia del grupo para implementarla. Aquí, sería de gran ayuda el trabajo de los intelectuales. En esta región del mundo, aunque a todos desespera la lentitud con que se mueven los cambios, debemos admitir que las cosas no son como eran en tiempos de la batalla del 5 de Mayo. Actualmente, la clase media mexicana constituye una parte importante de la población. Esta también se estratifica en baja, media y alta, y cada segmento marca sus diferencias. Todo sistema de estratificación funciona, mientras sus miembros logren su integración. Esto implica la aceptación del modelo por parte de sus miembros. Ya sea por convicción o fuerza. Cuando es por convicción, normalmente, la población está más feliz. Gran parte del desencanto del hombre moderno es que cuenta con una gran cantidad de información que le permite ver, con gran detalle, cómo viven otros estratos de la población. La religión, durante mucho tiempo, había sido de gran ayuda para justificar la estratificación. En épocas recientes, esas explicaciones han dejado de tener la relevancia que antes. Por lo que se hace urgente, para la convivencia social, encontrar cómo llenar ese vacío, de tal manera que, cada uno, se sienta satisfecho con su propia vida. En todos los países existen las clases altas, que son los que al final del camino hacen las reglas del juego y siempre son pocos. En el mundo mismo, son pocos los que mueven todos los hilos del juego. Cuando uno observa el comportamiento 104


Una pizca de sal

de los animales gregarios, como el animal humano que anda en grupos, se observa siempre lo mismo: pocos dirigen y la manada sigue. Eso no quiere decir que no podamos cambiarlo. Algunos han tomado modelos de la naturaleza para explicar o sustentar su posición de privilegio. En el caso las abejas, esa especialidad se lleva al extremo en que físicamente el cuerpo de las abejas cambia, el enjambre produce una reina, luego zánganos para fecundarla, soldados para defenderla y obreras para hacer el trabajo. En el caso de los primates, incluyendo los humanos, la especialidad no llega a tanto. Físicamente es difícil ver la diferencia entre un líder y su manada. En la historia de la humanidad ya hemos escuchado la propuesta de que todos somos hermanos y hemos esperado con gran ilusión que cada uno reparta justamente lo que tiene con el otro. También hemos escuchado la propuesta de que somos camaradas y llenos de esperanza hemos esperado que los gobiernos hagan una repartición justa de la riqueza. La Tecnología Social propuesta en este libro no va en ese sentido. De nada sirve plantear recomendaciones para que el hombre sea bueno o cambie. Mejor partamos de la base de que humano es humano. Así que construyamos arreglos sociales diseñados para el hombre promedio, incluso es buena práctica diseñar sistemas sociales para el más tonto del grupo, ya que si este lo entiende y lo puede operar, cualquiera del grupo lo podrá hacer. Aunque los principios que plantea esta obra, pretenden ser universales, deben ser adecuados específicamente a los pueblos donde se va aplicar, por lo que los líderes debe conocer profundamente como es su rebaño. Ya hemos intentado cambiar al hombre, con la esperanza de que cambie el sistema. Mi propuesta es que, cambiando el sistema, llegaremos a cambiar al hombre. Esencialmente cada individuo en una sociedad es producto o resultado de las instituciones sociales que son las que a través de su vida lo van construyendo. El proceso es dialectico, esto es que el 105


Gabriel H. de la Paz

individuo influye en las instituciones y estas influyen en el individuo. Así los mexicanos somos como somos por las instituciones sociales que tenemos, llámese familia, iglesia, partidos políticos, escuela, IFE, etc. Todas las instituciones hacen su trabajo, pero algunas, como el sistema educativo tienen un impacto más directo ya que están diseñadas precisamente para modificar al individuo. La propuesta de este libro es el uso sistemático los cuatro principios anteriormente mencionados: • • • •

Haz a tu pueblo sabio Ataca la causa raíz Crea modelos ganar-ganar No cambies jugadores, sino las reglas del juego

Necesitamos hacer al pueblo sabio para que pueda entender que las soluciones no son mágicas, sino se dan atacando la causa raíz. Recordemos que tener mucho dinero o tener mucho poder no te hace más sabio. La selección mexicana no va a ganar un mundial cuando prendamos veladoras o cantemos todos juntos el himno nacional, ganará cuando establezcamos un sistema de reclutamiento y selección de fuerzas básicas. Diseñemos un sistema de competencia profesional con altos estándares y contemos con instituciones que permitan capacitar a los jugadores y darles incentivos para que cada vez se vuelvan mejores. Construyamos un modelo en donde el público se divierta pagando lo justo por ver los partidos y los empresarios hagan negocio administrándolos. Solo así lo lograremos. Como en México actualmente este sistema no está totalmente construido, por eso no ganamos la copa mundial. Cuando uno analiza los países con campeonatos mundiales uno encuentra en todos ellos diferentes modelos pero esencialmente cuentan con sistemas que logran a través de los años llevar a un niño con potencial a ser un profesio106


Una pizca de sal

nal altamente capacitado. Mientras mejor este armado el sistema ganar-ganar todos los participantes lo apoyaran de mejor manera y estarán más felices. Siguiendo con el ejemplo de la selección mexicana. El modelo con el que contamos todavía es del tipo ganar-perder, por lo que algunos de sus integrantes no siempre lo apoyan. Presento este ejemplo porque considero que está al alcance de todos, pero se aplica a cualquier actividad humana organizada. No podemos esperar resultados diferentes si seguimos haciendo lo mismo. En las sociedades este es el meollo del asunto. Normalmente cada integrante de la sociedad sigue haciendo lo mismo si no tiene un líder que le muestre otro camino. El conductor que se pasa los altos, lo sigue haciendo, mientras no haya algo que se lo impida. Cuando las reglas del juego tacitas permiten a los conductores pasarse los altos de manera impune, lo seguirán haciendo. Si queremos que esto no pase necesitamos capacitar a los conductores (hacerlos más sabios) mostrándoles lo que pasa cuando se pasan los altos y establecer una sanción fácil de aplicar y controlar para el que viola la regla y un sistema de incentivos para el que la respeta (sistema ganar-ganar). Y luego establecer un sistema que se encargue de controlar y mejorar eso que implementamos. Como en las sociedades modernas existen muchos sistemas interactuando, resulta imposible resolverlos todos. Por lo que necesitamos únicamente concentrarnos en aquel o aquellos (causa raíz) que detonaran el cambio. Necesitamos hacer esto con un rumbo y debemos mantenernos por un periodo largo de tiempo. Solo una vez resuelto este asunto podemos tomar el siguiente. Cuando hacemos esto de manera sistemática, lo que estamos haciendo es cambiando las reglas del juego y cuando mantenemos este juego por un buen periodo de tiempo, poco a poco los jugadores se van acostumbrando a él, en otras palabras, cambian. De tal manera que las nuevas generaciones hacen o dejan de hacer las cosas que sus padres hacían. Un 107


Gabriel H. de la Paz

ejemplo que ilustra en México este hecho es en los automovilistas el uso del cinturón de seguridad. Hoy en día todavía hay conductores que no se ponen el cinturón de seguridad. Sin embargo, muchos de los jóvenes conductores ya lo hacen de manera automática. Esto es gracias a que en nuestro país se estableció esa regla y luego se ha mantenido y apoyado. Los resultados no son perfectos, pero muestran lo que se puede hacer si uno se lo propone. La dificultad de este asunto es que la construcción de un nuevo sistema social no la pueden hacer los integrantes del rebaño, lo tienen que hacer los líderes. Aunque el rebaño puede influir o forzar a sus líderes para que hagan las modificaciones. Pero en última instancia éste es el trabajo que los líderes sabios deben hacer. Y aquí es donde las voces de personajes que han sufrido agravios muy importantes como la del presidente de México SOS, Alejandro Martí, hacen mucho sentido “si no pueden, renuncien”. Este libro está dedicado a nuestros líderes y presenta una propuesta específica de cómo hacerlo. La Tecnología Social propuesta seguramente se puede refinar, pero para empezar propone fijar un rumbo y aplicar sus cuatro principios básicos. Fijar el rumbo podría considerarse como un quinto principio, pero no lo consideré así, porque cuando uno fija un rumbo equivocado, los resultados pueden ser desastrosos.

Rumbo propuesto Para empezar, propongo a los líderes de este país hacer a México una sociedad generadora de riqueza. Propongo organizar una serie de reunión entre los líderes de este país y hacer un compromiso. El pueblo japonés, hace tiempo, hizo algo parecido y comenzó su desarrollo hasta volverse una potencia mundial. Ni siquiera espero que los líderes lo hagan de manera altruista. Simplemente les pido se sienten a negociar un sis108


Una pizca de sal

tema en donde continúen con sus privilegios, pero piensen en un modelo social más moderno, que permita la participación de la manada y haga a México sustentable. Como punto de arranque, los invito a implementar cada uno de los seis requisitos o postulados que presenta este modelo de sociedad generadora de riqueza. En el siguiente capítulo iré comentando cada uno de ellos. El orden en que se presentan no tiene que ver con su nivel de importancia ya que, como se verá más adelante, su cabal aplicación requiere una estrecha interrelación entre todos ellos. Como en los temas sociales los puntos pueden ser vistos de diversos ángulos, seguramente, el lector encontrará a veces que los sustentos numéricos proporcionados no coinciden con la información de sus fuentes. Se intentó presentar datos confiables y actualizados, sin embargo, muchas de las cosas mencionadas son complejas y existen diferentes mediciones y fuentes que los publican. A veces encontrará el lector que las visiones presentadas contradicen sus puntos de vista. El espíritu de este trabajo no es encontrar “la verdad absoluta” y luego emprender el camino. Esta propuesta intenta simplemente marcar el rumbo que deberíamos seguir y algunos ejemplos que ilustran cómo hacerlo. Acordar el rumbo es el primer paso. En esto una mayoría debería estar de acuerdo. Insisto, se vale negociar. Sin embargo, se esperaría que los líderes de este país hagan reglas del juego que permitan a la manada hacer propuestas y negociar los acuerdos.

109


Capítulo VI: los postulados

En este capítulo se revisará, para el caso de México, que tan cerca estamos de cada uno de los postulados de la sociedad generadora de riqueza y se harán recomendaciones para mover al país en esa dirección.

Conocer a la manada Antes de entrar al análisis de cada uno de los postulados quisiera hacer una reflexión sobre algunas características de la sociedad mexicana. Ya he mencionado anteriormente que cuando los líderes desean hacer buenas reglas del juego resulta indispensable que primero conozcan cómo es el grupo que dirigen. Para continuar con este análisis pido usar el enfoque de los antropólogos sociales, esto es, analizar la situación sin involucrase personalmente en el asunto sino tratándolo de ver desde afuera. Partamos de la base que cada sociedad no es ni buena ni mala. Sus acciones y comportamiento simplemente son el resultado de unas reglas del juego que a través de la historia han sido establecidas por sus líderes. Lo primero que debo citar es que la sociedad mexicana no acaba de comprender el estado de derecho. En un sistema de derecho, la misma sociedad define lo que puede y no puede hacer, o sea, las reglas del juego. Las reglas pueden ser escri111


Gabriel H. de la Paz

tas o no. Luego se debe tener una manera de darlas a conocer y por último para que funcione, la mayoría debe conocer y respetar. Esto en la sociedad mexicana no pasa. Más adelante desarrollaré más el tema, pero por ahora diré que eso tiene que ver con nuestra historia y con el sistema de educación primaria que tenemos ya que nadie nos ha explicado por qué es más ventajoso para cada individuo y para todo el grupo el estado de derecho. Vale la pena citar que este fenómeno tiene unas raíces más profundas, ya que se manifiesta en las organizaciones sociales de los primates. Entre los primates cada miembro de la manada tiene un papel en la vida y un rango. Cada miembro en la medida de sus posibilidades usa todos los artilugios posibles para salir adelante. Se vale el robo, el engaño, la mentira, la fuerza, la persuasión por citar algunos. Pero, al igual que las sociedades humanas hacen pactos y acuerdos que suelen ser respetados por periodos de tiempo y el grupo castiga a los que lo violan. Este es el origen de nuestro estado de derecho. Hay que decir que el estado de derecho es simplemente una regla del juego, es un acuerdo al que hemos llegado las sociedades modernas y establecido por los líderes simplemente porque se ha visto que funciona. Pero esto no es algo innato. Así que si queremos establecerlo, necesitamos asegurar que todos lo comprendan y respeten. Aunque no es perfecto, este es un acuerdo bueno y se basa en el principio de ganar-ganar. Cuando una sociedad lo aplica, todos sus miembros ganan. Pero eso significa que no lo podamos cambiarlo. La sociedad mexicana si lo decidiera podría funcionar de otra manera, por ejemplo cuidándonos todas las espaldas. La implantación del estado de derecho en nuestra sociedad tiene dificultad ya que desde pequeños se nos enseña que todo se debe negociar. Los niños aprendemos a negociar con los amigos, en el mercado e incluso con el maestro negociamos subir nuestra nota a cambio de una tarea o trabajo extra. Esta enseñanza por un lado nos hace 112


Una pizca de sal

más flexibles, pero pagamos un precio. Algunos acuerdos, como el rojo del alto y el verde del siga, es mejor para toda la sociedad que todo mundo los acepte, aunque no esté de acuerdo. Como los mexicanos estamos tan acostumbrados a negociar quisiéramos hacerlo hasta para estos acuerdos. Por esos nos resulta difícil entender el estado de derecho. Si nos diéramos a la tarea de preguntar a cada miembro de la sociedad si conocen y respetan el estado de derecho encontraríamos diversas respuestas, desde lo que confesarían que no saben de qué estoy hablando hasta los que dicen conocerlo y respetarlo. Pero al observar lo que pasa en la práctica, parece que toda nuestra idiosincrasia está hecha para violar las leyes. Para ilustrar esto, permítanme presentar un ejemplo físico seguramente conocido por todos: los topes. El tráfico de la ciudad es como un laboratorio donde se puede observar físicamente la idiosincrasia de la sociedad. Algunos se preguntarán que tienen que ver lo topes en todo este asunto. Los topes que vemos por todas las calles, son un maravilloso invento mexicano. Estamos tan acostumbrados a ellos que ya ni siquiera es necesario pintarlos de amarillo, como cuando aparecieron por primera vez, para que los conductores los vieran. Además, dejarlos en negro resulta mucho más barato. Cuando manejamos ya casi ni nos damos cuenta de su existencia. Los topes son una solución ingeniosa para hacer que obedezca un pueblo que no quiere obedecer. En un estado de derecho los topes no existen. Basta una señal que te indique que debes disminuir la velocidad y sin esfuerzo obedeces. Hay que decir que este comportamiento de violar los acuerdos se observa de arriba hacia abajo en toda la pirámide social. Nadie se escapa. Nuestros políticos ponen el ejemplo al inician campañas fuera de tiempo, hacen publicidad ingeniosa que viola los acuerdos, pasar los topes de campaña, usan recursos prohibidos y en fin saltar todas las trancas con la ayuda de sus asesores; algunos intentan seguir las reglas, pero ante 113


Gabriel H. de la Paz

una competencia que va por la libre, no tienen más remedio que también hacerlo. Si observamos nuestras ciudades son la evidencia físicas de este fenómeno. Existe un reglamento de construcción pero siempre encontramos la manera de violarlo. Si observamos abajo en la pirámide social, la gente hace otro tanto con los recursos que tiene a la mano, se consiguen plazas dando dinero o se mantienen aceptando las insinuaciones de los jefes, se le roba al patrón o se va a trabajar de “ilegal”. Así funcionamos. Esto todo mundo lo sabe, pero cuando se quiere hacer algo al respecto, todo mundo pide evidencias y pruebas fehacientes. Es aquí donde todo se detiene, el miedo, el interés o simplemente la dificultad de la tarea hace que no se cuente con ellas. Ante esa situación todo sigue igual. No es que no se conozca el problema, sino que no existe ningún líder que tenga interés en cambiarlo, tal vez porque no ha sido capaz de valorar todas sus consecuencias o encontrar la manera de cambiarlo. Podemos vivir así. Aparentemente todo marcha, pero el precio que todos pagamos, aunque no lo vemos, es altísimo. Resulta mucho más complicado volver a México una sociedad generadora de riqueza si no logramos modificar esta manera de actuar, aunque se logran hacer cambios sorprendentes si uno se aplica, como lo muestra la historia de Inglaterra y más recientemente Colombia. La segunda característica de la sociedad mexicana es que la educación mágica sigue estando presente a lo largo y ancho de la sociedad mexicana. Esto tiene que ver con la visión del mundo mágico que es transmitida generación tras generación y que, cuando se cuestiona, toca fibras muy sensibles. Esta característica impide a la sociedad encontrar las verdaderas soluciones a sus problemas. La tercera característica es que todo se puede arreglar con una lana. El otro día me puse a platicar con un señor ya mayor que trabaja en la vigilancia de la entrada de un autoservicio. Siempre que paso esta de mal humor, pero ese día 114


Una pizca de sal

algo paso que estaba de buenas. Buenos días, le dije. Ya son tardes, me respondió. Continuamos hablando sobre lo rápido que se va el tiempo y llegamos al tema de que la vida pasa de prisa y llega la muerte. Yo le comenté que había que estar listo para ella porque nadie se escapa. El sonriendo maliciosamente me dijo. “Bueno, para que la muerte lo deje a uno tranquilo, no queda más remedio que darle una lana”. El soborno es tan aceptado, se vuelve tan natural, que ya nadie cae en la cuenta de lo que ocasiona. Esté método tiene relación con esa creencia en la soluciones mágicas. Este modelo aunque aparentemente soluciona cosas a corto plazo, tiene una repercusión nefasta en todo el sistema social aparte de que nos separa de la sociedad generadora de riqueza. Con este modelo todos pierden. Estas tres características de la sociedad mexicana algunos los consideran inamovibles y parte de su cultura. Mi punto de vista es que eso es falso. Históricamente se puede ver que se dan en sociedades similares y también se puede ver que pueden ser modificadas. Un líder sabio lo puede lograr cambiando las reglas del juego. A lo largo de este capítulo presentare algunas ideas de cómo hacerlo.

6.1 Construir instrumentos de producción El primer postulado sostiene que si en México optamos por volvernos una sociedad generadora de riqueza, sepamos cómo operar, administrar y construir los instrumentos de producción, así como desarrollar nuevas tecnologías. Para lograrlo propongo en primera instancia abandonemos el camino depredador que es el que rige en casi todo el mundo y que parte de la base de disponer de todos los recursos sin preocuparse por el impacto que esto ocasiona en los seres vivos (incluyendo las personas) y en el medio ambiente y nos empeñemos en tomar 115


Gabriel H. de la Paz

el camino de la sustentabilidad. Les recuerdo que el camino del desarrollo sustentable trata de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las capacidades que tienen las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades. Si actualmente simplemente quemamos todas nuestras reservas de petróleo y no somos capaces de generar energías alternas, estamos empeñando el futuro de nuestros hijos. Tradicionalmente, en México hemos comprado, más que desarrollado la tecnología. Si están de acuerdo conmigo en volvernos una sociedad generadora de riqueza, necesitamos modificar nuestros hábitos. La industria de la tortilla es un magnífico ejemplo de lo que podemos hacer. Aunque todavía una buena parte del mercado consume tortillas hechas a mano y que, seguramente, los especialistas dirán que son las mejores, una gran parte del mercado mexicano consume diariamente tortillas mecanizadas. La tecnología que lo hace está a la vista de cualquiera. Basta una llamada al celular: “mi cielo, ¿puedes pasar por las tortillas?” o tomar el clásico trapito e ir a formarse a la cola de la tortillería de la esquina para constatarlo. Parados ahí podemos sentir, ya desde la fila, el enorme calor generado por los quemadores de gas. La gente va pasando a hacer su pedido: un kilo, dos kilos, medio kilo. Poco a poco avanza la cola. Los pedidos especiales y los conocidos se atienden aparte. Cuando uno por fin llega al mostrador, se siente un calor del demonio. Es sorprendente ver como los trabajadores, normalmente se acostumbran a él. Sin embargo, un mejor diseño podría aislarlo. Dependiendo de la tortillería, podrán ver una o varias máquinas en operación, en donde, a partir de la masa nixtamalizada que se alimenta en una tobera en la parte superior, la línea de producción de las tortillas corre por varios circuitos hasta que estas salen recién cocidas y listas para la venta. Cuando uno observa esas máquinas, queda claro que no tienen un diseño de punta. Las bandas al moverse, rechinan como las puertas en las películas de terror. Cualquiera que sepa de máquinas, podrá darse 116


Una pizca de sal

cuenta, que todavía hay muchas cosas que se podrían mejorar. Sin embargo, las máquinas funcionan a la perfección. Las tortillas salen hechas de manera impecable y las máquinas son lo suficientemente baratas, para que hasta los pequeños empresarios de la tortilla las puedan adquirir. Aunque, actualmente, el sindicato de la tortilla ha metido sus manos en el negocio impidiendo las mejoras que normalmente se darían cuando se deja que las fuerzas del mercado operen libremente, es evidente que los mexicanos podemos hacer tecnología.57

Fuente: http://conacyemchiapas.files.wordpress. com/2012/03/maquina_jalando.jpg 57 La primera máquina tortilladora de México fue inventada e instalada por Everardo Rodríguez Arce y su socio Luis Romero en 1904. En 1905 Ramón Benítez fabrica el primer aparato de uso práctico. En 1910 Luis Romero marca otro paso en la fabricación de tortillas con su máquina de rodillos, alambres despegadores y troquelado de tortilla. La máquina que ves hoy en día fue hecha por el Mexicano Alfonso Gándara en 1954, estudiante del Instituto Politécnico Nacional. Revista muy interesante Año XXVII No. 03 (marzo). 117


Gabriel H. de la Paz

Algunos líderes tal vez consideren que visitar una tortillería está totalmente fuera de lugar, ya que para eso están los sirvientes. Es de esperarse esta reacción, ya que una de las grandes carencias en la educación media y superior en México es vincularse con la planta productiva. Nuestro sistema educativo está diseñado, principalmente, para el desarrollo del pensamiento intelectual, más que el aplicado. Si queremos movernos hacia ser una sociedad generadora de riqueza, esto es algo que debemos cambiar. En los últimos años, en nuestro país ha aumentado considerablemente la demanda por la formación administrativa y comercial. Sin embargo, si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza, necesitamos movernos en otra dirección. Visitar y conocer los procesos de manufactura siempre ha sido un ejercicio muy provechoso para aquellos que optan por dejar la dependencia y optan por la creación de tecnología propia. Ya que es indispensable entender los procesos de manufactura para poder generar tecnología. Generación tras generación, predicamos a nuestros jóvenes que la universidad es el camino para dejar de ensuciarse las manos. Esas viejas ideas monárquicas nos persiguen hasta la fecha. ¿No será el momento de abandonarlas? Para esto, déjenme contarles el caso de Don Pedro. Él es un maestro albañil muy exitoso que conozco desde hace años. Actualmente, ha logrado armar un grupo de trabajo muy eficiente. Albañiles, carpinteros, electricistas, azulejeros, etc. etc. trabajan para él. Se levanta temprano, toma su camioneta y visita las obras. Es un pequeño empresario y tiene la capacidad para manejar varias obras al mismo tiempo. Lo ves poniendo ladrillos, instalando la tubería o calculando la escalera, ya que personalmente sabe hacer de todo. Adicionalmente, él es un hombre trabajador, formal y tiene una bonita familia. Algunas veces lo acompañan sus nietos, cuando visita las obras. El otro día, platicando con él, me comentaba con gran orgullo cómo sus hijos ya no 118


Una pizca de sal

siguieron el oficio, sino estudiaron en la universidad. Por fin, van a dejar de trabajar con las manos y van a convertirse en empleados administrativos. En casos como éste, me quedo pensando cómo, hoy en día, los fantasmas de la monarquía nos siguen haciendo creer que hay una separación entre el trabajo intelectual y el manual. El trabajo intelectual, pensamos, es mucho más valioso. Por eso las clases altas se especializan en él, mientras que los siervos trabajan con las manos. Don Pedro se ve a si mismo en este segundo grupo. Por eso, ve con gran orgullo, como sus hijos, por fin van a dejar de trabajar con las manos. Don Pedro, sin saberlo, ha formado su empresa gracias a que es capaz de combinar de manera integral el trabajo intelectual y el manual. Él, además del trabajo manual que hace, realiza una gran cantidad de trabajo intelectual: organiza a su gente, cotiza las obras, administra los recursos y la logística. Él no tuvo la oportunidad de ir a la universidad, tal vez si la hubiera tenido, hubiera podido hacer más eficiente su operación. Tal vez, hubiera podido hacer cálculos que ahora no hace, ya que trabaja simplemente en base a su gran experiencia. Pero, tal vez, si hubiera ido a la universidad y hubiera aprendido que no debe ensuciarse las manos, no hubiera sido tan exitoso. Si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza, necesitamos revalorar el trabajo con las manos. Necesitamos urgentemente que la gente sienta orgullo por lo que hace. Por otro lado, necesitamos que los estratos altos aprendan a usar sus manos y se den cuenta que no se les cae la corona por hacerlo. El desarrollo de tecnología requiere del trabajo intelectual y manual. Existen innumerables ejemplos de ello. Karl Friedrich Benz con la invención del automóvil y fundador de la fábrica Mercedes Benz. Edison que invento una gran cantidad de aparatos entre ellos la bombilla incandescente y Ford que crea la línea de producción. Los hermanos Wright, a quienes consideramos los padres de la aviación, por ejemplo no man119


Gabriel H. de la Paz

daron a alguien más a hacer sus pruebas, sino ellos mismos las hicieron. Esto les permitió desarrollar principios que probaron en la práctica y gracias a ello consiguieron volar. Si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza necesitamos que la gente, en general, conozca cómo funcionan las cosas. Nadie puede mejorar algo que no sabe cómo funciona. México se ha vuelto bueno para la producción de autos, aunque gran parte de la tecnología no es propia, las fábricas de autopartes y las plantas armadoras funcionan bastante bien. Esto es gracias a que se ha desarrollado el oficio, hemos aprendido cómo se hacen los autos. Esto nos lleva a la necesidad de transmitir el conocimiento, que comentaré más adelante. En todos los campos en donde decidamos estar, debemos comprar la tecnología de punta, pero más que para aplicarla en el momento y seguir comprándole a alguien más, para copiarla y mejorarla. Esto nos lleva al segundo postulado. Debemos ser capaces de transmitir ese conocimiento a la sociedad. En particular a nuestros jóvenes, para que sean estos los que, llegado su momento, se lo transmitan a las nuevas generaciones y arranque el circulo virtuoso. Por qué no nos proponemos tomar el liderazgo en la creación y uso de fuentes alternativas de energía. Invirtamos las utilidades del petróleo, mientras nos dure, para hacerlo. No cometamos los mismos errores de siempre. Pongámonos al día en la carrera tecnológica, ahora que apenas empieza, comprando los desarrollos de punta. Algunos políticos han tomado ya esa iniciativa, pero siguen utilizando el modelo de dependencia de antaño. Se están invertido enormes sumas en la compra de tecnología eólica y fotovoltaica para la generación de electricidad. Pero se han olvidado de la parte más importante: aprender cómo están hechos, copiarlos y mejorarlos. Debemos empeñarnos en hacerlo nosotros mismos, como hicimos con la industria de la tortilla. Aunque la primera vez no 120


Una pizca de sal

salga perfecto, no importa. Busquemos y aprendamos cómo lo hacen en otros lados y luego hagámoslo nosotros. Ya que esto nos permitirá tener el valor de intentarlo y seguramente, al cabo de un tiempo, nos llevemos la grata sorpresa de que también podemos hacerlo. Necesitamos buscar a los mejores talentos y prepararlos para hacerlo. Que salgan al extranjero a aprender pero debemos hacer un modelo en donde resulte atractivo para los muchachos regresar a trabajar aquí. No queremos la fuga de cerebros. Para que esto funcione, políticos y funcionarios públicos deben dejar la tentación de hacerlo ellos mismos, debemos dejar que lo hagan los empresarios. El gobierno solamente debe alentarlos con reglas del juego que premien la iniciativa, la integración y el pago de impuestos. Y en la población, premiar el uso de estas nuevas tecnologías. Existen muchas formas para hacerlo, pero esencialmente aquellos empresarios que tomen la iniciativa y que vayan logrando producir los componentes de estos equipos en México, deben ser premiados con exención de impuestos, préstamos muy blandos o premios en efectivo. No caigamos en la tentación de hacer unos tratados sofisticados, como los que tenemos actualmente para el pago de impuestos. Hacer esto obliga a la población a invertir recursos en especialistas y burócratas que no le aportan valor al sistema. Basta hacer tablas muy simples que las entienda cualquiera y que muestren los premios a que uno se hace acreedor, cuando cumple las metas fijadas. Ahora déjenme plantear algunos temas que nuestro gobierno debe resolver para cumplir con este primer postulado. De donde van a saca los recursos para lograr que la población logre saber cómo operar, administrar y construir instrumentos de producción, así como desarrollar nuevas tecnologías. Que debe hacer el gobierno para fortalecer a los grupos menos favorecidos e incentivarlos para que alcancen 121


Gabriel H. de la Paz

a los más avanzados. En que debe invertir para que la población genere más riqueza.

El pago de impuestos En el tema de impuestos nuestros líderes tienen la brújula al revés. Claro que nadie quiere pagar impuestos, pero los impuestos, si se les usa correctamente, sirven para generar más riqueza y mejorar la calidad de vida de la población. Nuestros líderes nos han hecho creer que los impuestos son exactamente lo contrario. Ya que los utilizan, en muchos casos, para inhibir la generación de riqueza. Por ejemplo en el caso de los autos, la tasa de impuesto baja conforme se hace más viejo el modelo del auto. Esta política estimula a muchos de los jugadores a no cambiar y a conservar sus autos viejos, que contaminan más. Uno ve circulando por las calles modelos, que en otras partes del mundo están fuera de los estándares de seguridad, ruido y emisión de gases contaminantes. Aunque está política está basada en el pensamiento de favorecer a los que menos tienen, los resultados que genera son exactamente lo opuesto. Una manera de generar más riqueza y mejorar la calidad del aire es introduciendo una política que asegure que solamente circulen automotores con máximo 8 años de antigüedad. Claro que esta política debe ser complementada con el uso de impuestos para mejorar el transporte público de todas las ciudades (esto si favorece a los que menos tienen), además de incentivar a los fabricantes a producir automotores que cada vez sean menos contaminantes (esto favorece a todos). Se trata de ponerse de acuerdo y negociar la fecha en que sólo circulen autos que no contaminen. Esto detonaría en nuestro país tecnologías como autos eléctricos, de aire comprimido o solares. Otro ejemplo que ilustra como tienen la brújula al revés, es en los terrenos. Actualmente paga menos impuesto un terreno que un 122


Una pizca de sal

inmueble. Esta regla hace que los jugadores pongan a dormir su dinero. Una sociedad generadora de riqueza, debe hacer exactamente lo contrario. Se debe dar un periodo de gracia y luego cobrar con más impuestos los terrenos desocupados. De tal manera, que obligue a la gente a ponerlos a trabajar. Se trata de incentivar la generación de riqueza, no de matarla. Las reglas del juego son las que hacen que los gobiernos actuales enfrenten la problemática real de que una enorme parte de la población no paga impuestos. Los encargados en turno, inventan, con poco éxito, opciones para intentar aumentar la masa de contribuyentes. Déjenme decirles que esto nunca cambiará si no cambiemos las reglas del juego. En primer lugar resulta muy molesto para cualquier contribuyente ver que su dinero es utilizado para enriquecer al político en turno. Por lo que, si queremos que esto cambie, lo primero que tenemos que hacer es parar esto. Culturalmente hemos aprendido a ver con recelo a cualquiera que logra volverse rico. En el México de oportunidades que les propongo, los ricos podrán ser vistos como los que van jalando a todos. De eso se trata una sociedad generadora de riqueza. La gente debe ser capaz de volverse muy rica, con su ingenio, su trabajo, su iniciativa pero no a costa de los recursos del erario. Para esto se dé, se requiere simultáneamente transparentar el uso de los recursos y fortalecer nuestro sistema de justicia, para castigar a los que hagan mal uso de ellos. Debemos desterrar para siempre, la posibilidad de que los políticos, utilicen su posición para hacerse millonarios y salgan impunes. Por otro lado, si queremos una sociedad igualitaria, todos los ciudadanos ricos y pobres debemos aprender a pagar impuestos. Actualmente el modelo que se sigue, perpetúa la situación que intenta desterrar. “Yo hago como que te pago y tú hacen como que trabajas”. El sistema se encarga de mantener con muy pocos ingresos a las clases desprotegidas y luego, en consideración de su situación, les permitimos que no paguen 123


Gabriel H. de la Paz

impuestos. Si queremos una sociedad generadora de riqueza, todos sin excepción debemos pagar impuestos. Parte del dinero generado en la recaudación debe ser utilizado para la generación de más riqueza la que se ve reflejada en toda esa infraestructura necesaria para hacer la planta productiva. Pero, como la riqueza al final del camino la genera la gente, es indispensable comprender que es ahí donde debemos invertir. Necesitamos utilizar el dinero para capacitar y volver a la gente más lista.

Los subsidios Los subsidios deben entenderse como mecanismos que ayudan a darle un empujoncito al carrito. No como lo que lo mantiene caminando. De lo que se trata es de lograr un sistema generador de riqueza, que camine solo. No uno que para caminar necesita muletas. En economía existen diferentes puntos de vista. Pero los líderes sabios saben que es importante lograr el sentido de solidaridad en el grupo. Todos debemos poder ayudarnos unos a otros y de esta manera logramos que se haga más fuerte el grupo. Para eso son los subsidios. Pero, los subsidios son peligrosos, pues son como la droga, crean adicción. Una vez que te enganchas es muy difícil soltarlo. Y aquí la adicción es más fuerte, ya que se engancha el que da el subsidio, así como el que lo recibe. Si queremos construir una sociedad generadora de riqueza, debemos desterrar todos esos planes de subsidios donde se regalan las cosas. Las instituciones gubernamentales que lo hacen, deben cambiar su enfoque y volverse en promotores del trabajo. Debemos armar esquemas donde a las clases más desprotegidas se les dé trabajo y se le pague. No importa si en un principio los trabajadores no son tan productivos. Se debe ayudar para que todos los miembros de la sociedad se integren y contribuyan con la generación de 124


Una pizca de sal

riqueza. Para esto debemos hacer reglas que premien el trabajo formal. Las actuales reglas del juego hacen más atractivo el trabajo informal. Si se quiere romper el círculo, se tiene que pagar más y exigir a todos que contribuyan con el pago de su impuesto. Debemos establecer un sistema tributario muy simple, aunque no sea perfecto. Un sistema que cualquiera pueda entender y no necesite de especialistas y coyotes. Todos los mexicanos debemos aprender de donde vienen la riqueza, saber que entre todos la generamos y conocer cómo se invierte. Esto nos lleva nuevamente a la necesidad de transparentar el sistema. Todos quisiéramos ganar mucho sin hacer nada, pero en este mundo material, las cosas no son así. Todo gira alrededor de la generación de riqueza. El valor es algo subjetivo y se basa en que la gente encuentra algunas cosas más valiosas que otras. Aunque esas preferencias cambia con la situación y con el tiempo. La generación de riqueza se basa en que algunos están dispuestos a pagar por cosas que consideran valiosas. La comida, el agua, la salud son consideradas valiosas. Así que gente que produce estas cosas, genera riqueza. Cosas menos tangibles, también se les considera valiosas, como un corte de pelo, un buen consejo o un momento de diversión. Las personas con su trabajo generan riqueza. Aunque hay muchas personas que aunque vayan al trabajo y hagan cosas, no generan riqueza. Esto, para algunos les resulta, a veces, difícil de entender. Un administrador poco capacitado que lleva a la quiebra a una empresa, aunque trabaje mucho, no genera riqueza. Un obrero poco capacitado que ensambla mal los productos o que rompe, sin querer la maquinaria de producción, también aunque trabaje arduamente, no genera riqueza. Si queremos hacer de México una sociedad productora de riqueza, el asunto no es trabajar mucho, sino crear riqueza. La riqueza de una nación es simplemente la suma de la riqueza 125


Gabriel H. de la Paz

generada por todos sus miembros. Como normalmente los países son grandes y trabaja mucha gente, resulta fácil, para algunos disfrutar de la riqueza del grupo, sin aportar nada. Dependiendo de lo grande del sistema económico, como en el caso de México, puede soportar a muchos parásitos. Pero, el sistema no está diseñado para esto y puede llegar el momento en que truena.

Las prestaciones sociales La frase de que “se necesita dinero para hacer dinero”, se basa en lo que la mayoría de los empresarios saben: es necesario tomar parte de la riqueza para invertirla en lo que pensamos nos va a generar más riqueza. Los países, que quieren asegurar su futuro, deben hacer lo mismo. Actualmente en los sistemas capitalistas hay quienes consideran se debe dejar totalmente libre al mercado y hay quienes opinan que los gobiernos deben intervenir. Mi punto de vista es que los gobiernos deben concentrarse en construir reglas del juego cada vez más sabias y luego dejar libres a los jugadores. Todas las prestaciones sociales, se basan en este principio. Se toma parte de la riqueza generada por el grupo, para dársela a alguien más: a los pobres, a los miembros de un sindicato, a los enfermos de Sida o a personas de la tercera edad. Lo mismo que todos los subsidios: el del agua, la basura o la gasolina. Por lo que los gobiernos deben ser cuidadosos con el uso de esto. A veces es fácil para algunos líderes populistas sostener su prestigio en ello. Pero, debemos entender que ningún sistema económico funciona si no genera riqueza. Para poder repartirla, primero hay que generarla. Los sistemas populistas funcionan cuando se mantiene en ignorancia a los que reciben las dadivas y como no saben cómo funciona, simplemente piensan que la riqueza se genera sola o que el gobierno tiene mucho dinero. 126


Una pizca de sal

México puede usar las utilidades de la venta de su petróleo para organizar fiestas, irse de vacaciones o para generar riqueza. En el mundo tenemos tres casos que ilustran algunas de las opciones: Venezuela, Noruega o Dubái. Venezuela es un país petrolero, su riqueza era explotada incluso antes del descubrimiento de los yacimientos del golfo pérsico. El régimen populista de Chávez basó su poder precisamente en la riqueza de su petróleo, dejando al país en serias dificultades económicas. Noruega, durante mucho tiempo fue un país pesquero. Nunca han sido pobres, pero el descubrimiento de los yacimientos del Mar del Norte trajo una gran riqueza para todo el país y actualmente se percibe. Dubái se encuentra en un desierto. Su único valor es el petróleo y la apuesta de sus líderes en los últimos tiempos has sido invertir esa riqueza en infraestructura, de tal manera que les permita, cuando el petróleo se acabe optar por otra fuente de riqueza. Necesitamos urgentemente líderes sabios que decidan que alternativa deberíamos seguir.

127


Gabriel H. de la Paz

Fuente:http://travelreportmx.com/wp-content/ uploads/2012/11/0_Venezuela.jpg; http://turismoactivo. us/wp-content/bergen.jpg; http://www.dubaiinformation.info/photos/aa_dubai_palm_deira_1.jpg

La generación de riqueza en un sistema capitalista como el que tenemos se crea con inversión y con trabajo. Por ejemplo, en nuestro país una casa vale más si cuenta con una cisterna. Para construir una cisterna, lo primero que hay que hacer es un hoyo. Cualquier persona puede con mucha paciencia cavarlo con sus propias manos. Un trabajador que sepa hacerlo así, seguramente no será muy rico, ya que hacerlo así genera muy poca riqueza. El mismo trabajador si cuenta con una 128


Una pizca de sal

pala, podrá realizar el mismo trabajo de manera más rápida y fácil. Esto es, tendrá la capacidad de generar más riqueza. Ahora, si el mismo trabajador cuenta con una máquina excavadora, seguramente generará mucho más riqueza. Ya que podrá realizar el mismo trabajo de manera más rápida y fácil. Así que, como se ve en el ejemplo, hasta para cavar un hoyo se requiere de una inversión, la que puede ser pequeña al comprar una pala o más grande al rentar o comprar una excavadora. Por otro lado, el contar con las herramientas, no basta. Se requiere del trabajo y aquí, aunque algunos piensen que es fácil usar una pala o manejar una excavadora, la verdad que para hacerlo se necesita capacitación. Así que no basta con tener a la persona que lo haga, necesitamos capacitarla para hacerlo. Una persona muy dispuesta, pero poco capacitada, puede llegar a ser un peligro, para ella misma y para la sociedad. Un pueblo muy dispuesto al trabajo, es una bendición. Pero, en este mundo de competencia, no basta. Se genera mucho más valor con pueblos capacitados para el trabajo. Esta es esencialmente la diferencia entre los países desarrollados y los subdesarrollados. Los países desarrollados no son nada perfectos pero cuentan con reglas del juego que generan infraestructura que ayuda a sus habitantes a ser más productivo. Para ilustrar este punto quiero que pensemos en un obrero que trabaja en la industria automotriz. El mismo obrero es capaz de generar mucho más riqueza en una planta donde cuenta con máquinas neumáticas que le ayudan a levantar el motor, ensamblarlo a la carrocería, mandar electrónicamente la señal de que ya fue ensamblado y luego irse a capacitar. Que si trabaja en una planta donde tiene que levantar a mano el motor, ensamblarlo, caminar hasta el siguiente puesto para informar que ya lo ensambló y olvidarse de la capacitación. Esto es lo que pasa a nivel país. Si queremos movernos a ser una sociedad generadora de riqueza, necesitamos cambiar las 129


Gabriel H. de la Paz

reglas del juego. Para generar riqueza necesitamos invertir en infraestructura que nos de la capacidad de seguir generando riqueza. Pero esto no basta, si queremos generar riqueza necesitamos invertir en la gente y esto nos lleva al segundo postulado.

6.2 Impartir conocimiento El segundo postulado sostiene que una sociedad generadora de riqueza es capaz de impartir el conocimiento de cómo operar, administrar y construir instrumentos de producción, así como desarrollar nuevas tecnologías, a su juventud, ya sea mediante la educación formal o el entrenamiento práctico. Para hacer a este país generador de riqueza, debemos ser capaces de impartir ese conocimiento a nuestra juventud, ya sea mediante la educación formal o el entrenamiento práctico. Con el sistema educativo que tenemos resulta imposible esta tarea por lo que necesitamos transformarlo. Este es un reto que nadie ha querido tomar. Necesitamos cambiar el modelo de educación básica, intermedia y superior. Muchos líderes piensan que debemos invertir más en educación. Mi propuesta es mucho más barata. No se trata de invertir más en la educación, se trata de invertir de otra manera. Para esto necesitamos cambiar las reglas del juego. Los resultados de los últimos años muestran que aunque se invierte más en educación y se mejoran algunos indicadores, no se mejora el desempeño de la población. En este inciso voy a presentar dos aspectos de la educación que se encuentran estrechamente relacionados. Uno que es el que tiene que ver directamente con el postulado arriba citado y es la educación para la producción y otro que tiene que ver con una educación más básica o fundamental del ser humano y es la que sostiene a la sociedad. Empezaré por este segundo. 130


Una pizca de sal

La transmisión del conocimiento Existen habilidades básicas que necesitan tener los miembros de una sociedad para lograr que funcione. Todas estas habilidades han sido tradicionalmente transmitidas de padres a hijos. Durante generaciones las madres han enseñado a sus hijos el respeto, la honradez y el amor a la familia por citar solo alguna de las cosas. La sociedad en su conjunto se mejora o se empeora cuando cada uno de sus miembros es mejor o peor. Para ilustrar esto revisemos un ejemplo. El tema de la violencia que hemos vivido en los últimos años nos ha hecho más conscientes de cómo el núcleo familiar incide directamente en ese tema. La enseñanza de la violencia se inicia precisamente en ese núcleo. Como sociedad debemos cuestionarnos la manera en que estamos pasando o dejando de pasar este conocimiento fundamental. Todos los mamíferos de una u otra manera pasan ese conocimiento a sus cachorros. En el caso de los primates como los gorilas, chimpancés y humanos, pasar ese conocimiento se hace muy relevante para su formación física y psíquica. Está perfectamente documentado que las changas en cautiverio muchas veces no aprenden a ser madres y entonces, cuando tienen hijos los abandonan o maltratan porque simplemente no saben qué hacer con ellos. A nosotros nos está pasando algo similar. Es indispensable que la sociedad mexicana sea capaz de trasmitir el conocimiento a las nuevas generaciones. En el mundo del internet, resulta muy fácil encontrar información, casi de cualquier cosa. Sin embargo, la sociedad necesita la trasmisión de conocimiento que tiene que ver con la inteligencia emocional y eso, desafortunadamente, no se logra con el internet, ni con cualquier máquina. Eso tiene que ver con el contacto humano. El modelo unifamiliar tradicional, formado por un padre, una madre y unos hijos, no necesariamente es la única opción. Si se ha llegado a este modelo, es simplemente porque 131


Gabriel H. de la Paz

se ha encontrado que funciona. Pero, en un contexto amplio, el cachorro humano simplemente necesita, sobre todo en los primeros años de su vida, el amor de los adultos. Esto es un bien que no se puede comprar. Se lo pueden dar sus propios padres, sus abuelos, sus tíos o los empleados de una guardería, aunque el amor comprado no siempre es la mejor opción. Es muy importante, para la formación de cualquier animal de manada, y especialmente para los primates saberse protegido y querido. Pero, crecer a los cachorros, siempre es un reto. No es el más fácil, ni el más agradable de los trabajos por eso hoy en día esta responsabilidad que en nuestra sociedad machista tradicionalmente se les había dado a las mujeres, está siendo abandonada. Pero, para crecer cachorros humanos física y mentalmente sanos necesitamos algún adulto que haga el trabajo. Actualmente los miembros de la sociedad en edad fértil, deben plantearse si están dispuestos a hacer ese trabajo. Estas decisiones son individuales, pero los líderes sabios pueden hacer reglas del juego que ayuden a la manada a hacerse mejor. Mi propuesta seria plantearnos como hacemos para que no lleguen a este mundo los niños no deseados, más que hagamos más guarderías para meterlos ahí. El tema da para mucho más y lo vuelvo a tomar en la sección 6.6 en donde comento sobre el papel del hombre y la mujer. Por ahora pasaré a analizar el segundo postulado que tiene que ver con la educación para la producción.

La educación básica La educación básica desde esta perspectiva es la más importante. Aquí propongo abandonemos el paradigma de que la educación reside en la acumulación de conocimiento. Olvidemos el espejismo del progreso cuando los niños aprendan a usar computadoras. Dejemos de soñar en que todo será mejor cuando nuestra juventud aprenda inglés. Claro que todo esto ayuda, pero el objetivo básico que debemos perseguir es la creación de 132


Una pizca de sal

hábitos civiles y de trabajo que lleve a este país a ser generador de riqueza. Nuestra juventud está ávida de retos intelectuales: retémoslos. Nuestros niños no acaban de entender muy bien eso de la ética y el bien común, porque los mismos adultos no lo tenemos bien claro. Discutamos con ellos que se debe hacer con alguien que perjudica al grupo, cómo funciona un sistema generador de riqueza, que son los impuestos y las instituciones. Pidámosle investiguen sobre la historia de las religiones y de los pueblos. Los niños son de por sí muy listos. Sólo tienen que aprender a leer y a pensar. Lo demás, solito se acomoda. Los niños desde muy temprana edad pueden aprender matemáticas y química, practicar la democracia, organizar debates, entender cómo operan los países y la ONU. Hay escuelas en nuestro país donde los niños ya lo hacen. Solo se trata de hacerlo en todas. Una importante parte de la población mexicana, especialmente de los estratos bajos no está capacitada para el trabajo. La educación básica y media no está diseñada para capacitar a nuestros niños en el desarrollo de los hábitos básicos necesarios. Los líderes de este país se preguntan por qué, la mayoría de los mexicanos prefieren el trabajo informal. La respuesta es que a muchos les resulta insoportable tener que seguir los lineamientos necesarios de cualquier trabajo formal: cumplir objetivos, llegar a tiempo, poner las cosas en su lugar o respetar un programa. Si queremos ser un país generador de riqueza, necesitamos desarrollar estos hábitos en nuestros cachorros. La implantación de sistemas que te vuelven más ordenado como las 5’s en las industrias mexicanas han demostrado que se puede incluso capacitar a los adultos58. Con esto se aumenta considerablemente la productividad. También ya se sabe que resulta mucho más fácil y perdurable enseñar estos hábitos a los niños. Así que debemos empezar por ahí. 58 El sistema 5’S se originó en Japón y su nombre viene de que las palabras que lo describen en el idioma japonés comienzan con S. 133


Gabriel H. de la Paz

Fuente: capacitación.mty.itesm.mx

La educación básica es fundamental en la vida de los humanos. Las habilidades y talentos básicos que nos acompañarán durante toda la vida se desarrollan en estas etapas del desarrollo. Para modificar la realidad es necesario modificar los sistemas que la generan. Por eso, si queremos modificar la realidad de México, necesitamos modificar no la educación, sino el sistema que produce la educación. Las escuelas en este país hacen lo mejor que pueden dadas las reglas del juego. Ellos pueden influir en la construcción de las mismas, pero esencialmente esto les corresponde a los líderes de la Secretaria de Educación Pública. Actualmente se ha sacada a la luz la corrupción del sindicato de maestros y algunos líderes políticos han tomado posturas en eso. Está claro que muchas de las reglas del juego, favorecen algunos intereses. Sin embargo, no es suficiente si solamente se desaparece el sindicato; el sistema de educación básica en México, requiere una reingeniería mayor.

Una visión diferente Esto nos lleva a uno de los problemas básicos que plantea esta propuesta. Cuando se quiere cambiar la realidad, es indispensable conseguir a alguien que tenga esa visión diferente de la 134


Una pizca de sal

realidad que se piensa cambiar. Ya que si no es así, simplemente no se cambia. En México empresarios, comerciantes y algunos políticos han intentado cambiar algunas realidades. Sin embargo, para hacerlo, siempre contratan a alguien cuyas credenciales muestran que saben del tema. Ya sea porque trabajaron en el modelo anterior o en uno similar. Esta manera de proceder, es a todas luces la más lógica, si utilizamos la tecnología social tradicional. Sin embargo, con esta decisión aseguramos que el modelo no cambie. La tecnología social propuesta, puede parecer contradictoria, ya que precisamente cuestiona el pensamiento tradicional existente. Para modificar la realidad, es necesario ver las cosas de otra manera.

Impacto económico El modelo de educación básica en México, si se analiza, desde un punto de vista económico, aunque genera una derrama importantísima de recursos, resulta poco productivo para el país. Lo que se invierte en educación en el país es enorme. La Federación proyectó dar a la Secretaría de Educación Pública en 2012 el presupuesto más alto de la historia: 531 mil 758 millones de pesos. Considerando lo que los economistas llaman: la industria de la educación, esto es, todos los negocios que giran al su alrededor, el monto es muchísimo mayor. Es fácil ver que este es uno de los pilares de la economía. Los sueldos y prestaciones que reciben los miles de maestros, trabajadores, burócratas y funcionarios no es cualquier cosa. Por otro lado, todos los productos y servicios de apoyo como útiles, accesorios, transporte, capacitación, equipo de cómputo, comunicación, etc. hace ver que es también enorme. Algunos, con toda razón, consideran que los sueldos de los maestros son muy bajos, aunque otros, opinan que en realidad los sueldos son altos, para lo que hacen. Este tema lo trataré más adelante. Si sumamos a todo esto, lo que todo mundo sabe pero no se 135


Gabriel H. de la Paz

atreve a decir, sobre los maestros aviadores, que las plazas se venden, que el sindicato es corrupto, que algunos directores cobran cuotas y tienen sus propios negocios, está claro que resulta carísimo para la sociedad pagar por un sistema de educación pública y privada que en lugar de volvernos una sociedad generador de riqueza, apunta para el otro lado.

Enseñar con acciones Una vez asistí a un diplomado donde un grupo entusiasta de profesionistas compartían con nosotros, jóvenes universitarios, experiencias y enseñanzas de cosas que son de gran utilidad en el desempeño laboral, como saber negociar, saber organizar juntas y el desarrollo de hábitos. Esto último, es de gran utilidad y hay estadísticas que muestran claramente que los jóvenes que logran desarrollar hábitos profesionales llegan a ser más exitosos que los que no. Cosas tan simples como agendar las citas para que no se olviden, poner las cosas en su lugar, llegar a tiempo, concentrarse en una sola cosa a la vez, etc. son de gran ayuda para conseguir cualquier meta. Durante el diplomado los jóvenes participantes estábamos muy entusiastas al ver que esas recomendaciones realmente funcionaban. Sin embargo, un solo detalle tuvo más repercusión que todo el diplomado. En la enseñanza lo que uno hace, más que lo que uno dice, es realmente lo que cuenta. El profesionista que se suponía iba a hablar sobre puntualidad llegó media hora tarde. A su llegada se disculpó y nos dio mil explicaciones sobre el tráfico, pero de nada le sirvió su presentación impecable, su sentido del humor y la evidencia de sus argumentos. Simplemente todos los asistentes aprendimos a llegar tarde. Si queremos un México mejor, la enseñanza es el único camino. Aunque hay instituciones dedicadas a la enseñanza formal: primaria, secundaria, universidad; en realidad la enseñanza se da a lo largo de nuestra 136


Una pizca de sal

vida. Por eso la frase de la “universidad de la vida”. En la enseñanza, lo que uno hace, más que lo que uno dice, es lo que realmente importa. En México, generación tras generación aprendemos de nuestros mayores que la lectura no es divertida, que la basura se tira en la calle, que al policía hay que darle mordida y que es mucho mejor una ciudad sin árboles. Si queremos que esto cambie, necesitamos urgentemente hablar con las acciones. Actualmente están jugando en el patio de la escuela esos niños que van a ser adultos. Ellos están aprendiendo cómo es el mundo y cómo es ser adulto. Actualmente hay una niña que tal vez viva en un departamento o en una casa sin jardín. Cuando llega a la escuela, su maestra le haba sobre la importancia de los árboles, su función para darnos oxígeno, lo bonito que son y que sirven como casa para los pajaritos. Pero el patio de su escuela es una explanada de tierra o de cemento donde no hay árboles o tal vez uno o dos árboles podados. Las acciones, más que las palabras, son las que enseñan. Esa niña está aprendiendo muy bien, a pesar de todo lo que le diga la maestra, que en el patio de la escuela no debe haber árboles. Cuando sea adulto y llegue a ser directora de esa escuela repetirá el mismo patrón de enseñanza y más adelante cuando logre ser Presidente Municipal, llegará a la conclusión de que la ciudad no necesita árboles. Me causa asombro platicar con profesionistas que están perfectamente convencidos que es muy bueno podar los árboles. Están completamente seguros que podar los árboles es como cortarles el pelo. Necesitamos un sistema de primaria que asegure que nuestros cachorros comprendan cómo funciona la vida en este planeta. Cabe señalar que estoy tocando el tema de los árboles solo como un ejemplo ilustrativo por estar estos al alcance de todos. Pero yo esperaría que nuestras primarias enseñaran de manera más profunda la biosfera. Los árboles están perfectamente dise137


Gabriel H. de la Paz

ñados, miles de años de evolución lo han hecho. Como cualquier ser vivo solo necesitan un medio ambiente adecuado para vivir, en este caso: agua, espacio para que pueda crecer su raíz y luz para realizar la fotosíntesis. Los humanos nos empeñamos en hacerles la vida difícil a los árboles y luego nos sorprendemos cuando se secan o se caen. Podar un árbol significa cortar sus órganos vitales, que son sus ramas y hojas, restringiendo su posibilidad de fotosíntesis, cosa que deteriora la salud del árbol y para los humanos significa menos generación de oxígeno. Es como si uno se cortara un brazo o una pierna o se hiciera un hoyo en el pulmón. Podar un árbol significa hacer el clima más extremo. No acabamos de darnos cuenta que los árboles sirven para regular el clima, lo hacen más benigno; en época de calor, son refrescantes y en época de frío, detienen los vientos y mantienen la temperatura. A todas las ciudades de México le hacen falta muchos árboles, esto les ayudaría mucho a mejorar su microclima. Podar un árbol significa menor generación de agua y menor captura de agua. Al podar un árbol, no solo estamos acabando con la vida del árbol, sino, sin darnos cuenta, acabamos con muchas vidas que dependen de él. Los laureles por ejemplo, bastante comunes en México, son unos árboles preciosos que están verdes todo el año. Pertenecen a la familia de los ficus o higos, como esos que nos comemos en almíbar. Los laureles, cuando no se podan, producen unos pequeños higos que comen los pájaros. Aquí en Puebla, se puede ver en especial a unos pájaros medianos con la panza color ladrillo hacerlo. Al podarlos, estamos cortando precisamente todos esos retoños que darán higuitos. Al no haber comida los pájaros morirán y junto con ellos todos los que dependen de esa cadena alimenticia. Luego nos preguntamos por qué hay tantos insectos. En el país muchos laureles son podados diariamente para transformarlos en bolitas, canastitas, cajas cuadradas, 138


Una pizca de sal

etc. Esto, desde una perspectiva de sustentabilidad, representa un desperdicio de recursos ya que se destina recursos para comprar las herramientas y pagar a los que lo hacen logrando con ello empeorar la calidad de vida. La práctica de podar los árboles se aprende. Los niños aprenden que los árboles son como cosas que pueden romper, tirar y cortar. Cuando los niños y los papas de los niños ven el patio de su escuela o los parques de la ciudad “preciosos” con todos los árboles podados, reciben el mensaje de que es bueno podar los árboles. Poco a poco, los mexicanos aprendemos a no querer a los árboles y a apartarnos de la naturaleza. Eso es exactamente lo que está pasando. Si queremos cambiarlo necesitamos otro enfoque en la educación básica. Algunos argumentarán que muchas primarias cuentan con módulos de enseñanza ecológica. Pero su efectividad es muy limitada, porque como mencioné antes, solo presenta los temas de manera conceptual y no vivencial.

La huella ecológica de las primarias. Adicionalmente el sistema de educación básica genera un uso energético excesivo que impacta la huella ecológica. En las principales ciudades de México muchas veces las escuelas se encuentran más o menos distantes de los hogares. Lo que obliga a algunos padres a tener que llevar a sus hijo a la escuela ya sea utilizando el transporte público o el automóvil. Esto genera una gran cantidad de tránsito, que afecta a todas las demás actividades. Ya todos no hemos acostumbrado a ello, tanto que es fácil observar como disminuye considerablemente el tránsito de las ciudades, en épocas de vacaciones escolares. Sería muy conveniente que los niños mexicanos pudieran ir caminando a sus escuelas, como se hace, en otros países. Esto es posible en sociedades más igualitarias. Para hacer esto necesitaríamos hacer algunos cambios a las reglas del juego. 139


Gabriel H. de la Paz

Las clases sociales Por otro lado, cabe resaltar que el sistema de educación se encuentra estrechamente vinculado a las clases sociales y funciona, más que como un elemento unificador en donde se potencialice a los todos los cachorros por igual, como un sistema de criba, donde los diferentes estratos sociales aseguran la conservación de sus privilegios. El tema lo desarrollaré más adelante, por ahora diré que este sistema de polarizar a la sociedad impide volverla una sociedad generadora de riqueza. Seguramente algunos de ustedes se han dado cuenta que normalmente las familias que progresan económicamente o socialmente cambian sus hijos a la educación privada. Siempre han resultado controvertidas las evaluaciones comparativas entre la educación pública y privada. Pero normalmente la educación privada obtiene mejores resultados. Independientemente de esto, se observa que la sociedad mexicana ve a la educación privada como mejor que la pública. Existen poblaciones en México cuya única opción para sus habitantes son las escuelas públicas, pero a medida que crecen las ciudades, la oferta de educación privada prospera. Y es que la empresa de la educación privada es un negocio rentable. Así que, una buena cantidad de empresarios invierten en ella. Actualmente muchas de las escuelas privadas segmentan su mercado de acuerdo a las colegiaturas. Una de las realidades de nuestro país es la marcada segmentación de las clases sociales. Las clases sociales suelen ser muy celosas y los padres de estratos sociales medios o altos no quieren que sus hijos convivan con niños de estratos más bajos. Actualmente la educación es un filtro que favorece solamente a ciertos sectores sociales y mantiene en la ignorancia a otros. Por lo que cualquier apuesta a compartir la educación recibirá una fuerte oposición por parte de las familias. Para que esto no pase tenemos muchas opciones. Resultará difícil hacer una que les guste a todos. Mi propuesta es que no nos detenga140


Una pizca de sal

mos en esto. No importa. Arranquemos una que le guste a la mayoría. Invito al lector a hacer propuestas. Hagamos un foro de consulta especializada y llevemos las propuestas a los que toman las decisiones. Podemos decidir si continuar apoyando dos sistemas de educación básica: la pública o la privada. O si debemos optar por sólo uno de ellos. Nuestros padres fundadores de la patria pensaron que la educación debería ser laica, debería estar al alcance de todos y lo plasmaron en la constitución. La pregunta que deberíamos plantearnos para resolver este asunto desde mi punto de vista es cómo producir la mayor cantidad de cachorros sabios con un presupuesto limitado. Para ilustrar este tema vamos a suponer que una nave espacial encargada de llevar a 100 colonizadores a Marte perdiera el rumbo y llegara a parar a un planeta muy distante e incomunicado. Vamos a suponer que los 100 náufragos, encuentran ese mundo deshabitado pero apto para la vida humana. Vamos a suponer que entre ellos se logran organizar y deciden que 10 se encarguen de la administración y la dirección, mientras que 90 sean los encargados de realizar las labores operativas. Vamos a suponer que empieza a pasar el tiempo y al ver que se hacen viejos, empiezan a pensar en unas reglas del juego que regulen el remplazo. ¿Cómo estaría mejor el grupo? Con un sistema donde solamente se eligieran a los hijos de los dirigentes o con uno donde pudieran participar los hijos de todos. Ustedes pueden tener su punto de vista, pero estadísticamente hablando siempre es mejor jugar con poblaciones grandes. Lo que los líderes deben hacer es intentar achatar la pirámide y hacer un sistema donde las diferencias no sean tan grandes. Esto ya lo han hecho otros pueblos. Aunque hacer esto es un reto, ya que requiere el manejo simultáneo de muchas variables. Aquí es donde el criterio de volvernos una sociedad generadora de riqueza ayuda. 141


Gabriel H. de la Paz

Administración transparente Independiente del modelo de educación básica que decidamos seguir, lo que debemos asegurar es que su administración sea transparente. Esto es, que el ciudadano promedio pueda saber cuánto se invierte en la educación y de qué manera se gasta. Necesitamos terminar por completo con la SEP y su sindicato y sustituirla por completo con otra institución nueva.

El perfil del maestro Los niños pasan sus días en la escuela, luego cuando adultos tal vez no recuerden todas esas vivencias. Pero esos hábitos de pensamiento quedan grabados y son los que posteriormente les permitirán o impedirán su desempeño. Los buenos maestros son los que al fi nal de cuentas hacen la diferencia. Déjenme narrarles lo que pasa esta mañana en la escuela Benito Juárez de Cholula. A ver niños, les explica la maestra Alicia, para que no estén las mochilas tiradas por todo el salón, vamos a decidir un solo lugar para dejar sus cosas. A ver acérquense. Vamos a hacer un círculo. ¿Dónde quieren dejar sus mochilas? Yo la quiero dejar en la banca, dice Juan. Yo la quiero dejar en la entrada dice María. Yo la quiero dejar al lado del pizarrón comenta Lupita. ¿Alguien tiene una idea de cuál sería el mejor lugar para dejar las mochilas? Comenta la maestra Alicia. Inmediatamente, Hugo, el payaso del grupo, comenta, yo creo que lo más fácil sería dejarlas a la entrada, para no tener que cargarlas. Muy bien, alcen la mano los que piensan que esta es una buena idea. Poco a poco, todos los niños van alzando las manos, incluso hasta los que no están muy convencidos. Muy bien, dice la maestra Alicia. A partir de ahora todos vamos a dejar las mochilas en la entrada. Lleven sus mochilas a la entrada, les indica. Pero… yo no quiero dejar mi mochila ahí, crispa Juan, porque luego me 142


Una pizca de sal

vuelan mi libreta; mejor la dejo en la banca. No Juan, dice la maestra Alicia, todos quedamos que las vamos a dejar en la entrada. Pues yo no estoy de acuerdo. Muy bien, dice la maestra Alicia, si no quieres dejar la mochila en la entrada, debes convencer a tus compañeros que cambien de opinión. A ver niños, hagan un circulo, Juan dice que es mala idea dejar la mochila en la entrada, porque le vuelan sus cosas. El propone que sería mejor que cada quien la tuviera debajo de la banca. ¿Qué piensan ustedes? Nadie le vuela sus cosas, dice Margarita, lo que pasa es que, las andas dejando por todos lados. No es cierto. No es cierto, grita Juan. Tranquilícense, dice la maestra Alicia. Alce la mano quién está de acuerdo con dejar las mochilas en la entrada, indica. Cuenta las manitas una, dos, tres…doce. Ahora alce la mano quien piensa que debemos dejarlas debajo de la banca. Vuelve a contar las manitas. No Toño, tú ya alzaste la mano antes. A ver uno, dos, tres… quince. Muy bien, por mayoría ustedes decidieron que las mochilas se dejan en la entrada. Pero yo no quiero dejarla ahí, vuelve a decir Juan. La mayoría decidió que eso es lo que se va a hacer, le explica la maestra, y debes respetar lo que tus compañeros decidieron. Tienes que respetarlo. Llorando dice Juan, le voy a decir a mi papa para que me haga caso. Si, puedes traer a tu papá, pero tienes que respetar el acuerdo de todos. El asunto sigue y sigue, y sigue, y la maestra Alicia no pierde la calma y así, es como los niños realmente aprenden la democracia, se dan cuenta que la maestra Alicia, es como el IFE, y que uno puede votar y hacer “lobbing” para intentar cambiar las decisiones de todos e ir al rincón cuando uno no quiere obedecer y respetar la opinión de la mayoría. En la actualidad la maestra Alicia, trabaja en la florería de su tía. Después de un año de trabajar en la Benito Juárez, la directora, la seño Cheli, decidió darle la plaza a la maestra 143


Gabriel H. de la Paz

Norma. La seño Cheli estaba muy presionada con los nuevos programas de las SEP y con eso de la prueba ENLACE59. Así que busco a alguien que pusiera a estudiar a los niños. La verdad es que la maestra Alicia, me dice, nunca se adaptó al sistema de pruebas que a ella le gusta y le había costado tanto trabajo implementar. Si queremos volvernos una sociedad productora de riqueza debemos replantear por completo el perfi l del maestro de primaria. Necesitamos dignificar ese cargo, hacer que los maestros trabajen fuerte y pagarles muy bien. Necesitamos que nuestros cachorros tengan los mejores entrenadores que podamos tener. Los maestros deben tener por lo menos licenciatura. Se vale que los maestros tengan maestrías y doctorados. Para esto debemos concursar los puestos y lograr que sintamos orgullo por los maestros que tenemos. Debemos ponernos la meta de sacar una generación de campeones que más adelante nos ayuden a sacar a este país adelante.

La enseñanza media Necesitamos fortalecer la enseñanza media y trabajar para formalizar los trabajos técnicos. Actualmente muchos de los servicios técnicos que se ofrecen en el mercado, son de mala calidad, porque son ofrecidos en la economía informal por personal sin capacitación. Mucha de la gente que participa en esto, seguramente hace su mejor esfuerzo. Sin embargo, esto no basta. Mucha de la población que actualmente desempeña trabajos técnicos o artesanales, ha llegado ahí, porque la única oportunidad que tuvieron en la vida fue la de capacitarse de manera informal con alguien que conocía el oficio. Su desempeño dependerá de su habilidad personal

59 144

http://www.enlace.sep.gob.mx/.


Una pizca de sal

y de si tuvieron o no la fortuna de toparse con un buen maestro. Como tradicionalmente su capacitación es informal, nunca acabó de entender cabalmente cómo funciona lo que hacen. Así que, normalmente recibe sueldos menores a los que reciben los que van a la universidad y aunque no puedan hacer físicamente el trabajo que ellos hacen, si pueden entenderlo. Las reglas del juego, como siempre son las causantes del círculo vicioso que padecemos. Así que, propongo cambiarlas. Lo primero que los líderes deben hacer es cambiar en la masa la visión del asunto. Debemos revalorar este tipo de trabajo. Debemos volver a todos los carpinteros, plomeros, electricistas, pintores, albañiles, etc. trabajadores profesionales. Por un lado, necesitamos crear un sistema que levante los estándares y por el otro, ser capaces de pagar más al que genera mayor valor. Generar la competencia y el orgullo por el trabajo bien realizado, que es muy valioso. Las empresas necesitan mano de obra calificada. Como ésta no se consigue en el mercado, algunas optan por capacitarlos. Esto, en el modelo que prevalece, es mal negocio. Ya que las empresas que invierten en ello, se topan con que, a la vuelta de la esquina, se quedan sin trabajadores, ya que estos fueron a alquilar su trabajo con la competencia de enfrente. En un modelo generador de riqueza, siempre es mal negocio invertir en algo, que favorecerá a tu competencia. Para remediar esto, actualmente se obliga por ley a las empresas a capacitar a su personal. Esto ayuda pero no resuelve el problema. Una sociedad de igualdades debe contar con capacitación gratuita para todos aquellos que se esfuercen por aprovecharlo. Los que no se esfuerzan, deben ser excluidos. Si queremos empezar a formalizar los trabajos, debemos exigirlo. La formalización nunca es voluntaria. El trabajo del líder consiste precisamente en poner reglas del juego 145


Gabriel H. de la Paz

justas y que hagan que el rebaño camine. Podemos arrancar, por ejemplo, con un programa nacional de capacitación para todos los técnicos que actualmente trabajan de manera independiente. Se debe invitar a todos a capacitarsede manera gratuita o muy barata, en escuelas de capacitación formal para los oficios y exigir al fi nal que para poder ejercer deben contar con capacitación. Para lograr algún impacto se necesita mantener este rumbo unos 18 años, así que el programa debe tener miras que rebasen el sexenio. Su velocidad estará en función de los recursos a destinar, pero es suficiente con los recursos actuales de la educación media.

La educación superior. Algunos intelectuales en nuestro país están convencidos que la educación superior es la que hace la diferencia. Yo personalmente creo que ésta es realmente muy importante, pero creo que la sociedad realmente se construye con la educación básica. Pero, entendida ésta no como la que tenemos actualmente, sino de la manera totalmente diferente que planteo en este documento. Por otro lado, actualmente las instituciones de educación superior en México no están apuntando hacia volvernos una sociedad generadora de riqueza. Está claro que existen enormes diferencias regionales, pero para ilustrar el asunto, voy presentar el caso de Puebla. El mercado universitario en la ciudad de Puebla es uno de los más aguerridos de la república mexicana. En la ciudad de Puebla compiten por el mercado estudiantil alrededor de 280 instituciones. Esta cifra puede variar, dependiendo de la fuente que se consulte, ya que existen enormes variaciones entre las instituciones que ostentan el nombre de universidad. En la web se publica una lista con las 158 instituciones más conocidas. 146


Una pizca de sal

Al ver esos datos uno se pregunta, de que le sirve a la ciudad de Puebla tener uno de los índices más altos de universidades per cápita del país, si por otro lado, el Estado de Puebla tiene muchos de los índices más bajos de desempeño del país. ¿Por qué pasa esto? ¿De que están sirviendo todos esos egresados? Una manera de explicar lo que está pasando es contestando la siguiente pregunta de marketing básico ¿Los estudiantes universitarios son los clientes de las universidades o son productos para la sociedad? Para muchos estudiantes universitarios que asisten actualmente a alguna universidad privada está muy claro que ellos son los clientes, ya que por eso pagan. Esto nos lleva a plantearnos, como sociedad, la función de la universidad. Si vemos a la universidad como una tienda, está claro que de lo que se trata es de tener contestos a sus clientes. Si los clientes, no quieren hacer tesis…quitamos las tesis. Si los clientes prefieren no tener que leer…quitamos las lecturas. Ya que a fi n de cuentas “el que paga manada”. Actualmente este es el paradigma operante en las universidades privadas y sus directivos tienen que capotear de una u otra manera esto. Ya que, por un lado el prestigio de la universidad se relaciona con la calidad de la educación que brindan. Pero, por el otro lado, cuando requieren ingresos para pagar la nómina y la operación de la institución, se ven en la necesidad de hacer concesiones para lograrlo. Para seguir en el mercado se ven en la necesidad de sacar continuamente carreras que tengan gran demanda entre los muchachos, aunque no sean las que necesita la sociedad. En el caso de las universidades públicas, aquí el argumento del que paga manda, no queda tan explícito, ya que ésta se sostiene gracias al porcentaje de la población que si paga sus impuestos. Desafortunadamente, los cuantiosos recursos que se le brindan no son muchas veces bien aprovechados. 147


Gabriel H. de la Paz

Una de las funciones de las universidades es ser la inteligencia de la sociedad. El lugar donde se presentan las ideas y se debaten. En este proceso la sociedad gana. Se aprende a debatir, cosa que a veces no sabemos, y en el ir venir de los argumentos, las ideas se perfeccionan. Se vuelven más inteligentes. Este libro intenta presentar algunas ideas precisamente para iniciar un debate abierto, en el que invito a participar al que quiera. La historia del desarrollo está íntimamente vinculada con la de las universidades. El desarrollo de países como Alemania, Francia, Inglaterra y Estados Unidos ha sido gracias a las universidades. Uno de los grandes aciertos de los franceses de después de la revolución, fue la creación de universidades públicas. No toda la población debe ir a la universidad. La formación universitaria debe ser vista como una opción de capacitación más, pero no la única. Cada joven debe poder decidir que quiere hacer con su vida. Pero lo que si debemos lograr es que toda la población tenga una formación profesionalizante, ya sea artística, técnica o universitaria. Podemos optar por la educación pública o privada o por una combinación de ambas, ya que ambos modelos tienen sus ventas y desventajas. Lo que si no debe faltar es lograr un sistema que asegure que toda la población económicamente activa haya sido capacitada e incorporada a la educación profesionalizante o sea la que te sirve para hacer actividades y cobrar por ello. Se genera más riqueza cuando todos los miembros se incorporan a la generación de riqueza. La educación universitaria debe replantear su modelo. Debemos levantar los estándares. Actualmente existen muchas instituciones educativas, que se denominan universidades sin realmente serlo. Debemos dar opción a que algunas de ellas, ayuden al país ofreciendo opciones profesionalizantes de calidad, pero debemos lograr que las universidades realmente lo 148


Una pizca de sal

sean. Actualmente el modelo universitario genera las carreras y postgrados de mayor demanda, más que las que necesita el país. Las universidades privadas, requieren para su operación ingresos, por lo que sus decisiones se encuentran atrapadas en las restricciones de la oferta y la demanda, más que las del bien común. Yo propondría la creación de un consejo universitario que analizara la situación económica del país y las tendencias mundiales y en base a ellas fijara para la nación las cuotas o número de plazas a abrir por carrera, maestría y doctorado. Esto debería estar vinculado a la creación de clusters de desarrollo donde comercio, industria, gobierno y universidades participen en proyectos específicos para el desarrollo de diferentes sectores. Con objetivos claros y premios y castigos. Por otro lado, nos hace falta una educación no solo conceptual, sino aplicada que haga que los muchachos aprendan a ensuciarse las manos, como lo planteo en el primer postulado y que los vincule con el sistema productivo. Actualmente la sociedad mexicana opera dentro de un modelo de privilegios. Las reglas del juego de este modelo, aunque no estén escritas, todos las conocemos. Los contactos y las palancas, más que los meritos o habilidades personales determinan en gran medida el éxito de los jugadores. Esta propuesta plantea en primer lugar el que nos demos cuenta de ello y en segundo lugar que busquemos cómo cambiarlo. El reto de la universidad pública y privada es como lograr que nuestros mejores jóvenes puedan tener acceso a ellas, sin importar su género, creencia o estrato social. Esto nos lleva al tercer postulado.

6.3 Meritocracia El tercer postulado sostiene que una sociedad generadora de riqueza es capaz de elegir a las personas en base a su des149


Gabriel H. de la Paz

empeño, a sus competencias y méritos relativos. Por lo que, para volvernos una sociedad generadora de riqueza, debemos empezar a construir una sociedad de meritocracia, más que de palancas. Lograrlo es el trabajo de los líderes, más que del rebaño. Debemos dejar de utilizar el modelo monárquico. Caigamos en la cuenta que en muchas ocasiones lo usamos. Utilicemos una mejor tecnología social, dejemos ya esos modelos que funcionaron en otros tiempos. Hacer esto es un reto para los líderes de este país, ya que el pensamiento tradicional se opone a ello. Resulta muy difícil para la gente dejar sus privilegios. La revolución francesa nos muestra a líderes carismáticos que aprovecharon el malestar del rebaño, propusieron los cambios y lograron acabar con los privilegios de la monarquía. Si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza, necesitamos hacer a la sociedad más igualitaria. Les propongo empecemos por construir un sistema que opere con el mexicano promedio. Elijamos dentro de ellos el mejor líder que podamos. Si aspiramos a tener líderes sabios, debemos primero conseguir unos líderes, que aunque no sean excelentes nos ayuden a cambiar al mexicano. Caigamos en la cuenta que los pensamientos nacionalistas y monárquicos aún están presentes en México. No acaban de resolverse. En el discurso se habla de nación, pero en la práctica, siguen operando muchos de los privilegios de la monarquía. Los mexicanos los conocemos, son parte de nuestra vida diaria. A muchos nos molestan, pero no sabemos qué hacer para cambiarlos. Todas esas instituciones donde se heredan privilegios o se favorecen intereses de por vida hablan de sistemas monárquicos. El sistema notarial mexicano, los sindicatos de la Secretaria de Educación Pública y el sistema judicial mexicano, aunque en el discurso se dice lo contrario, están construidos sobre principios monárquicos. 150


Una pizca de sal

Las ovejas del Valle del Tecal

Fuente: http://us.123rf.com/400wm/400/400/rudall30/ rudall301109/rudall30110900021/10669914-ilustracionde-dibujos-animados-del-rebano-de-ovejas.jpg

Había una vez un rebaño de ovejas en el Valle del Tecal. Cada oveja esperaba que al ocupar un cargo público, la oveja elegida se volviera trabajadora, organizada e incorrupta. Cuando los reporteros entrevistaban a cada una de las ovejitas de la foto de arriba, cada una de ellas decía: Yo soy una buena ovejita, nunca me he pasado un alto, nunca he manejado tomada, nunca he sobornado a un policía, nunca he robado nada y siempre pago puntualmente mis impuestos. Inmediatamente después de la entrevista, la primera ovejita se fue a pastar donde encontró a sus amigos. Hola ovejita, le decían, ¿Dónde has estado? Me fui a llevar unos equipales que me encargo mi hermano que vive en Estados Unidos. Pero explícame, decían los amigo, como le hiciste si tu coche es muy pequeño. Bueno aproveche que me dejaron a reparar el camión de la compañía. Ya sabes, dijo serrando un ojo la ovejita, le di una vuelta para 151


Gabriel H. de la Paz

probarlo. Luego te encuentras a otra de las ovejita entrevistada hablando por teléfono a sus familiares que viven en España con el teléfono de la empresa donde trabaja. Y otra ovejita más te la encuentras sobornando al agente del seguro para que le paguen un choque con la póliza vencida. En las encuestas de opinión aparecen los políticos con los índices más bajos de credibilidad. Especialmente los diputados. Y es que en los últimos años las acciones de algunos de ellos han dejado muy malos recuerdos. Cuando uno platica con mexicanos en diferentes círculos sociales encuentra opiniones variadas, pero hay una gran coincidencia y es que esperan que los políticos se comporten de manera diferente a la que se comportan ellos. El rebaño se indigna y con razón cuando se da cuenta que su líder usa la riqueza por todos generada para su propio beneficio. Por eso, algunos líderes, prefieren conservar al rebaño en la ignorancia. El que la gente se indigne es de llamar la atención, ya que en realidad los políticos hacen exactamente, lo que el mexicano promedio haría en un puesto similar. Tal vez ya es tiempo de abandonar esa visión ingenua de que hay unas ovejitas buenas que trabajan y hay otras malas que se vuelven políticos y que nos roban. En la sección 6.4 en sociedad de ladrones ampliaré sobre esto. Si queremos llegar a construir una sociedad meritocrática debemos empezar por construir un sistema que opere con el mexicano promedio. El principio de no cambies jugadores, sino reglas del juego se aplica en este caso.

Estratificación Para construir una sociedad que sea capaz de elegir a las personas en base a su desempeño, a sus competencias y méritos relativos necesitamos construir una sociedad más igualitaria. A la fecha, lo que se acerca más al éxito, en el sentido de 152


Una pizca de sal

lograr una sociedad más igualitaria sustentable, es el modelo de los países del norte de Europa. Viendo a la sociedad en su conjunto el mantener un sistema de privilegios no le aporta mucho valor. Económicamente hablando siempre es mucho más caro mantener un sistema de privilegios. Requiere gastar recursos en fraccionamientos cerrados, sistemas de seguridad, autos blindados, guardaespaldas, etc. que no se requieren en las sociedades igualitarias. El tener que llevar los niños a la escuela, que mencioné anteriormente, tiene que ver con esto. Las sociedades igualitarias, son en definitiva más baratas de operar, incluso para aquellos que actualmente gozan de privilegios. Con la información que se tiene hasta la fecha, es posible plantear, en la práctica, que para hacer una sociedad más igualitaria, se debe aumentar considerablemente la llamada clase media y dejar una pequeña clase alta y baja. Hasta la fecha, los intentos por hacer una clase absolutamente homogénea o igualitaria, han fallado. Una sociedad donde todos seamos hermanos o camaradas, hasta la fecha han quedado registrado dentro de las utopías sociales. Históricamente las sociedades humanas, después de haber abandonado la etapa de cazadores recolectores, en donde sus miembros tenían pocas pertenencias y se daban sociedades más igualitarias, se transformaron en sociedades gobernadas por una pequeña elite de clase alta (sacerdotes, guerreros, reyes o monarcas) y una gran masa de clase baja (siervos). Actualmente todavía hay sociedades en el mundo organizadas de esta manera. Las sociedades modernas han intentado regímenes más igualitarios, en donde los siervos, no sean tan siervos. A la fecha, esto sigue siendo una utopía; actualmente nos hemos dado cuenta que, de lo que se trata, es de que los siervos, sigan siendo siervos, pero que vivan una vida más cómoda. Un empleado de una corporación, no le importará ser el dueño de la firma donde trabaja, si recibe un sueldo suficiente para mantener a su familia, contar con una casa, un auto último modelo y seis semanas de vacaciones al año. 153


Gabriel H. de la Paz

Hacer una sociedad igualitaria es el trabajo de los que hacen las reglas del juego, más que de los jugadores. La estratificación de las sociedades, tiene que ver con las reglas del juego. Se pueden inventar reglas, tan estrictas como el sistema de castas desarrollado en la India y que a la fecha han dificultado grandemente su desarrollo, o reglas más abiertas como las tenemos nosotros. Para construir una sociedad meritocrática que funcione necesitamos reglas del juego que hagan a la sociedad más igualitaria. Esto siempre pone nerviosos a aquellos que tienen privilegios y gozan de una mayor rebanada del pastel. Por eso es importante llegar a construir una sociedad generadora de riqueza que logre hacer más grande el pastel, de manera que a cada uno le toque una rebanada más grande. En la sociedad se pueden identificar fácilmente dos tipos de actores: los que hacen las reglas del juego y los jugadores. Debemos entender que, lo que llamamos sociedad, es esencialmente el resultado del juego, donde todos somos jugadores. Los que hacen las reglas del juego, también son jugadores, por lo que normalmente hacen reglas del juego que favorezcan su situación como jugadores. Los jugadores pueden, en la medida de sus posibilidades, protestar o quejarse cuando las reglas del juego les parecen injustas, absurdas o irrelevantes, pero difícilmente pueden cambiarlas. Las revoluciones se dan cuando se llega a extremos en donde los jugadores se cansan de soportar esas reglas del juego. Durante su vida, los jugadores sólo pueden aprender el juego y tratar de sacar el mejor provecho de éste. Por lo que la mayoría de los jugadores exitosos no se preocupan por analizar el fondo de las leyes o pensar en otras maneras en que se podrían hacer las cosas, sino concentran toda su energía en sacar el mejor provecho de las leyes del juego existentes. Si hay que dar mordida o sobornar, lo hacen. Si se necesita, convencer o apoyar a un político o servidor público, para lograr la aprobación de un proyecto, lo hacen. Si deben pasarse un alto o dar vuelta 154


Una pizca de sal

en un lugar prohibido lo hacen. Conocen y usan las reglas del juego a su favor. La democracia griega estaba basada en una sociedad de esclavos encargados de producir, y una sociedad democrática, encargada de distribuirse la riqueza generada por los esclavos. Tal vez en el futuro, la humanidad logre que los robots trabajen como esclavos y que los humanos nos dediquemos a distribuirnos equitativamente esa riqueza. Pero a la fecha, lo único que nos queda, es hacer reglas del juego que favorezcan la generación y mantenimiento de sociedades más igualitarias. Este libro es una propuesta práctica para hacerlo.

6.4 Disfrute El cuarto postulado sostiene que una sociedad generadora de riqueza permite a la gente disfrutar y emplear los frutos de su labor. Este postulado, en el caso de México, debería ser la base sobre la que se sustentaran todos los demás. Para llegar a tener una sociedad donde realmente se pueda disfrutar y emplear los frutos del trabajo, es necesario que los líderes revisen profundamente las reglas básicas con las que tácitamente opera toda la sociedad mexicana y que a continuación analizo.

Sociedad de ladrones Hay una anécdota verídica que en mi familia ha pasado por tres generaciones y que describe perfectamente lo que quiero a continuación analizar. Don Aristeo, dueño de la hacienda de Marhijo, le dice a su amigo Don Juan “usted que conoce a tanta gente, por favor recomiéndeme a un administrador de toda su confianza”. El hombre se queda pensando por un largo rato y dice, “conozco a un hombre bueno y honrado que se lo puedo presentar”. Muy bien, Don Juan, pero está usted seguro 155


Gabriel H. de la Paz

que es honrado… “Bueno, honrado… sí. Pero honrado, honrado, eso sí quién sabe”. Este es un punto muy sensible y siempre que lo saco a la luz genera ronchas. Se encuentra tan grabado en el ADN cultural de los mexicanos, que ni siquiera lo vemos. En México todos nos robamos. Incluso hemos modificado el lenguaje de tal manera que nos permite proceder de esta manera sin que nos sintamos mal. La gente afortunada se “encuentra” cosas en la calle. No acabamos de entender que eso que uno se “encuentra”, no es de uno. Es de alguien más que lo perdió y que cuando regrese a buscarlo, no lo encuentra porque precisamente cualquier mexicano que pase por ahí, se siente con todo el derecho de robarlo. Cuando dejas un suéter o un celular sobre la mesa, tus propios compañeros de la escuela o del trabajo te lo “vuelan”. Especialmente si cayó al suelo. Cuando tu hijo pequeño llega de la escuela a la casa con un juguete nuevo que tú nunca compraste. Tú le preguntas, a ver Juanito, de dónde sacaste ese juguete. El brillando de contento te dice: Me lo “encontré” en la escuela. Tu inmediatamente te llenas de orgullo y le dices…caray que buena suerte tienes. Si tú eres víctima de un robo, siempre eres el tonto. “Pero a quien se le ocurre dejar las llaves en la silla” te dicen todos. Ahora tú lo pagas. La educación informal y formal está diseñada en este país para producir ladrones. Ahora, tal vez caigan en la cuenta porque las ovejitas cuando llegan a ser funcionarios públicos y políticos, no tienen claro lo que es de ellos y lo que es de los otros. Como país podemos seguir así, pero ese modelo, si se pone a competir contra el de otros países, tiene grandes desventajas, ya que es muy caro y no genera valor. En otros lugares, usan otros modelos. Un sistema basado en la confianza, es siempre el mejor y el más barato de todos. En la Suiza de hace 15 años, bastaba llegar a las oficinas públicas, dar tu nombre y dirección, para que te emitieran tu pasaporte. El sistema ope156


Una pizca de sal

raba bajo la confianza. No se necesitaba pedir el acta de nacimiento y el comprobante, del comprobante, del comprobante. Porque en esa sociedad, la mayoría tenía claro la diferencia entre las cosas de uno y las del otro. Tú podía dejar un radio o tu reloj a componer y no te necesitaban dar comprobante. Para recogerlo bastaba con tu nombre. Cuando salías a pasear encontrabas a lo largo del camino, chamarras, gorras, guantes, que la gente recogía del suelo y lo subía a los arbustos o lo ponía sobre las bancas, para que cuando la persona que lo perdió regresara por ellos, fuera más fácil de encontrarlos. Así que, cuando perdías algo, simplemente necesitabas recordar dónde y regresar por él. El objeto siempre te estaba esperando. Ese modelo resultaba muy eficiente y muy barato. Ahora, desgraciadamente la entrada de tantos emigrantes, con otras maneras de pensar, ha hecho necesario introducir más medidas de seguridad en el sistema. Sin embargo, si se compara este modelo contra el nuestro, resulta aún muchísimo más eficiente y barato de operar. Cuando comento esto en México, la mayoría suele pensar: qué barbaridad que tontos son los suizos, aquí hasta los niños más chicos saben que no debe dejar nada descuidado, que para todo necesitas un recibo firmado, que no puedes dar un anticipo a nadie, si no te da un comprobante y aun así corres un riesgo, que la profesión de político o funcionario público te permite hacerte muy rico de la noche a la mañana, que tus empleados, son los primeros en usar tus instalaciones para asuntos personales y son los primeros que buscan independizarse robándote la tecnología y los clientes, que cuando dejas tu automóvil en la calle, corres el riesgo de que le roben alguna parte. Pero que cuando esto pasa, todos sabemos de lugares donde venden autopartes robadas y acudimos de manera normal a comprar “legalmente” refacciones nuevas que nos fueron robadas. Apenas me contó un amigo mexicano que acudió a Suiza de vacaciones en las montañas, lo que le pasó cuando se le 157


Gabriel H. de la Paz

ocurrió rentar un auto. Todo iba muy bien, me dijo, hasta que le pidieron el pasaporte. Él sacó orgullosamente su pasaporte mexicano. De nada le sirvió que su esposa hablara muy bien el alemán, cuando vieron que era mexicano simplemente, no le quisieron rentar el auto. El encargado le explicó que después de muy malas experiencias, la dirección había establecido la política de no rentarlo a mexicanos. Es claro, cómo los mexicanos hemos sido educados para robar, cuando llegamos a un sistema basado en la confianza. Simplemente abusamos, luego cuando regresamos de viaje, todas estas anécdotas nos llenan de risa y se muestran como trofeos de lo “listo” que somos. En Inglaterra un grupo de estudiantes mexicanos comentaban con regocijo y gran orgullo, como hacían monedas de hilo, que luego usaban en las máquinas tragamonedas de la calefacción central, para robarle la luz a un viejo que les rentaba un cuarto. Anécdotas de cómo se puede viajar gratis en el tren, en los autobuses o en el metro son contadas con gran orgullo. Muchos empresarios necesitan montar cámaras de vigilancia para desalentar el robo de sus propios empleados. Cualquiera que haya manejado a choferes, sabe de la dificultad que significa, controlar que no te roben. En los supermercados es común ver cómo la gente va robándose la comida a su paso y que después no paga. Para justificarnos los que lo hacen piensan que como el supermercado es muy rico, cualquiera tiene el derecho a robarle y además ya está incluido en el precio. Sí claro, pero lo que no acaban de darse cuenta es que este sobre precio lo tenemos que pagar entre todos. Sería mucho más barato un sistema, donde simplemente no nos robáramos los unos a los otros. Cuando uno cuestiona desde el punto de vista ético este comportamiento, queda perfectamente claro que la mayoría de los mexicanos, no lo vemos como moralmente malo. Nadie piensa, aunque la mayoría son católicos, que por hacer esto irán al infierno. Todo el sistema mexicano marcha con esas leyes del juego. Por eso es tan difícil cons158


Una pizca de sal

truir un sistema tributario que funcione. Los mismos constructores de la oficina de recaudación lo saben y por eso lo llenan de candados, que posteriormente sirven de muy poco, ya que siempre alguien encuentra la manera de abrirlos. Por eso, construir unas reglas políticas que funcionen se hace realmente complicado y carísimo. De poco sirven establecer topes de campaña, reglas de cómo anunciarse, fechas para hacerlo; ya que en ese modelo siempre, existirá alguien que se le ocurra una manera “legal” o ilegal de robar. Por eso necesitamos sistemas de vigilancia casi para cualquier cosa, administrar la verificación de los autos se hace complicadísima, sistemas para controlar las multas de tránsito a prueba de ladrones, etc. etc. Claro que podemos decidir seguir funcionando así. Sin embargo, este comportamiento nos aleja cada vez más de volvernos una sociedad generadora de riqueza. Por lo que insisto, deberíamos probar por otro camino. Necesitamos líderes sabios que se atrevan a cambiar las reglas. Recordemos que el rebaño simplemente juega con ellas.

La seguridad y el narcotráfico Normalmente, si se le da a escoger, la ciudadanía opta por vivir en un sistema donde se sienta seguro. Resulta, muy difícil vivir en una sociedad donde no sepas qué te puede pasar. Esencialmente lo que llamamos civilización ha hecho que los humanos podamos convivir de una manera predecible y sin tanto sobresalto. Los arreglos sociales son en realidad muy frágiles. Se puede fácilmente pasar de una situación mala a otra peor. Es muy importante que como sociedad resolvamos el tema de la seguridad. Es imposible construir una sociedad generadora de riqueza en medio de la inseguridad. La inseguridad social actualmente no puede ser vinculada con una sola causa. Los partidos o fuerzas políticas fomentan la inseguridad para crear descontento y de esta manera 159


Gabriel H. de la Paz

desprestigiar a sus competidores y acceder en el poder. El llamado terrorismo se explica de esta manera. El crimen ya sea organizado o des-organizado provoca inseguridad. Las sociedades donde este tipo de actividades representan una parte considerable de su economía, se vuelven inseguras. Todos los negocios ilegales como el robo de autos o autopartes, la prostitución, el trato de personas, los negocios de azar ya sean “legales” o ilegales, la producción y venta de drogas ilegales, Así como sus derivados: el lavado de dinero, los secuestros y el terrorismo generan inseguridad y aunque generan riqueza para algunos, no vuelven a la sociedad generadora de riqueza, sino exactamente, lo contrario. La proliferación de este tipo de actividades, así como la inseguridad que generan, no son fruto del destino, no ocurren por desgracia o por mala suerte. Si no tienen relación estrecha con las reglas del juego que imperan en una sociedad. En México las reglas del juego son las causantes de lo que vivimos. El tema de inseguridad no se resuelve con más policía, sino con más estado de derecho y con más igualdad. Para precisar las causas del problema de la inseguridad, debemos empezar por ver que en este mundo material el mercado de las drogas (lícitas e ilícitas) y el armamento son pilares fundamentales de la economía. Claro que los líderes saben que en el momento en que revelen esto a la población, empezarán a cuestionar su liderazgo. Así que, normalmente, lo mantienen en silencio para no alborotar el gallinero. El valor total de todas las transferencias de armas en 2010 fue de $ 40.4 mil millones de dólares, la cifra más baja desde 2003, según el informe del Servicio de investigación no partidista del Congreso, una división de la Biblioteca del Congreso de EE.UU. La crisis económica también afectó este mercado. Ya que en el 2009 llegó a los $65.2 mil millones de dólares. Estados Unidos ocupó en el 2010 el primer lugar en ventas de armas en todo el mundo (52.7% del mercado), con $21.3 mil millones 160


Una pizca de sal

de dólares. En el 2009 fue de $ 22.6 mil millones. En segundo lugar fue para Rusia, con $ 7.8 mil millones o 19.3 % del mercado, una disminución de $ 12.8 mil millones en 2009. El informe encontró que el valor de todas las ofertas de las transferencias de armas con países en desarrollo en 2010 fue de casi $ 30.7 mil millones. Esto produjo una disminución de $45.1 mil millones en 2009.En 2010, la India ocupa el primer lugar de compradores de armas entre todas las naciones en desarrollo, concluyendo con $ 5.8 mil millones de dólares sus acuerdos de armas. Taiwan ocupó el segundo lugar con $ 2.7 mil millones en acuerdos de este tipo y Arabia Saudita ocupa el tercer lugar con $ 2,2 mil millones. Otros grandes compradores fueron Egipto, Israel, Argelia, Siria, Corea del Sur, Singapur y Jordania.60 Es muy bueno para el negocio del armamento que haya guerras. Como, por otro lado, es muy bueno para el negocio de las drogas, que la gente se drogue. El tamaño del mercado global para drogas ilícitas se estima en $321.8 mil millones de dólares. Esta cifra es mayor que el PIB del 88% de los países en el mundo. El mercado de Estados Unidos se estima en $125 mil millones de dólares. Aun cuando el mercado de los Estados Unidos representa solo el 17.4% de los 200 millones de consumidores de drogas ilícitas a nivel global, representa el 38.8% del negocio, debido a los precios más altos que prevalecen en este país. Lo que lo hace el mercado más grande del mundo. 61 El tema de las drogas es complejo y tratarlo adecuadamente requiere otro libro. En esta ocasión presentaré un esbozo de cómo su problemática se vincula a cuatro elementos fundamentales que se encuentran estrechamente vinculados: el uso 60 Fuente: Richard F. Grimmett, de seguridad especializados. New York Times. 61 Sergio Ferragut (2010), Una pesadilla silenciosa, Inst. Mex. de doctrina social cristiana, México. 161


Gabriel H. de la Paz

y abuso de drogas ilícitas, el comercio de drogas ilícitas, el lavado de dinero de las drogas y la llamada “guerra contra las drogas”. Vamos a empezar por el consumo. Aunque muchos quisiéramos que no fuera así, el consumo de drogas ilícitas en el mundo es enorme y sigue en aumento. A continuación se presenta la distribución de los 200 millones de consumidores. Consumidores de drogas ilícitas en millones (estimación 2004) ESTADOS TIPO DE DROGA MUNDIAL % en EU UNIDOS Heroína 10.6 1.5 14.10% Cocaina 13.7 5.6 40.90% Cannabis (marihuana) 160.9 25.4 15.80% Éxtasis 7.9 1.9 24% ATS 26.2 2 7.60% Total de drogas 200 34.8 17.40% Fuente: Una pesadilla silenciosa, Sergio Ferragut, pág. 41

Vale la pena comentar que, la mayoría de las personas, hoy en día hacemos una gran distinción entre las drogas lícitas, como el tabaco, el alcohol y las pastillas, y las ilícitas, como la marihuana, cocaína o éxtasis. Sin embargo, para el cuerpo, a nivel médico o de salud, no existe tal diferencia: droga es droga. Se ha hecho mucha difusión sobre los daños que las drogas tanto lícitas como ilícitas ocasionan. Sin embargo, hasta la fecha, la población las sigue demandando. Así que, para algunos, más bien el problema es más de uso y abuso de estas sustancias. Actualmente el paradigma que prevalece es el de que los pobres consumidores son víctimas de los narcotraficantes. La realidad es que sólo en muy pocos casos, los narcotraficantes obligan a algunas personas a consumir éstas. En la gran mayoría de los casos, los consumidores, por curiosos, por 162


Una pizca de sal

incautos o por ser aceptados, son los que buscan las drogas. Lo hacen por su propio gusto y nadie los obliga a hacerlo. Volverse drogadicto, normalmente no se da después de la primera vez, sino que se requiere de un proceso de consumo. Lo mismo pasa con las drogas legales. Nadie obliga a nadie a echarse un cigarrito o a beber una cerveza. La gente lo hace gustosa. Tal vez al principio, no nos gusta, pero lo hacemos por quedar bien, ya que la presión social es muy fuerte. Pero luego, la gente fuma o bebe, simplemente por costumbre o porque le da placer hacerlo. Aunque muchos sepan, aunque no lo crean o lo nieguen, que no es bueno para su salud. Por otro lado, actualmente la sociedad completa, tiene que pagar el placer de unos cuantos. Cuando un borracho se sube al automóvil y atropella a unas personas o choca contra otro auto o rompe un muro de contención carretero, muchas veces además del borracho, son los terceros los que salen afectados. Todos tenemos que pagar por el daño que ocasionó el conductor tomado. Cuando un fumador enciende su cigarro, el humo no desaparece, éste va a la atmósfera y son los terceros que tiene que respirarlo. Lo mismo pasa cuando un drogadicto se droga. Su familia, sus compañeros, sus amigos y la sociedad tienen que aguantarlo. Aun cuando sea muy pacífico y lo haga en la soledad de su cuarto. Después para rescatarlo será necesario que la sociedad genere clínicas de salud y servicios especializados, que no hubieran sido necesarios desarrollar si él o ella no se hubieran metido en esto. Así que, si realmente queremos resolver este problema, donde primero tenemos que trabajar es en el consumo responsable. La sociedad puede optar, como en el caso de las drogas licitas, por no consumirlas en absoluto, consumirlas con moderación o consumirlas en exceso. Los gobiernos son responsables, sólo en el sentido de que son los que hacen las reglas del juego. Así que por ejemplo, pueden prohibir totalmente la publicidad de ellas. Pueden prohibir su venta a menores. Pueden regular los permisos de venta y dis163


Gabriel H. de la Paz

tribución. Pueden cobrar impuestos o no sobre ellas. Pero el cuidado de nuestros cachorros humanos es responsabilidad de los padres. Este trabajo es de todos los adultos y tiene que ver con la educación social de niños y jóvenes. Mientras exista una fuerte demanda por estos bienes, existirá gente que esté dispuesta a producirlos y comercializarlos. Especialmente cuando la ilegalidad del mercado, produce un negocio con utilidades muy altas. La producción y comercio de las drogar se desarrolla precisamente porque existe la demanda. Todo ese negocio multimillonario nace de ahí. Por otro lado, al ser esta una actividad ilegal, requiere del desarrollo de otras actividades como el lavado de dinero, la compra de funcionarios y toda la corrupción que genera, para incorporarla dentro del mundo de la legalidad donde vive la mayoría. Cuando se tiene una sociedad, como en México, en donde el estado de derecho, no queda bien claro. Este tipo de actividades encuentran un paraíso.

La llamada “guerra” contra las drogas Como en la mayoría de los casos, son los líderes los que construyen la información, que después toda la masa mastica. En este caso fue el presidente Nixon quien declaró la “guerra contra las drogas” en una conferencia de prensa el 17 de junio de 1971. Como se puede ver, a todas luces, lo que se buscaba era un impacto mediático, ya que de “guerra” no tiene nada. En la actualidad algunos países se declaran unos a otros la guerra y se vuelven enemigos. Pero, en este caso, no estamos hablando de países y no queda nada claro quién es el enemigo a vencer. Se quiere vencer a los consumidores, a los narcotraficantes o a los productores o tal vez a los lavadores del dinero o a los políticos que lo permiten. Un gran número de personas, basándose en argumentos éticos, morales y religiosos perciben la guerra contra las 164


Una pizca de sal

drogas, como una guerra justa y necesaria para mantener las drogas fuera del alcance de sus hijos y demás familiares. Esta corriente de pensamiento se encuentra en muchos círculos de nuestra sociedad y otras sociedades en el mundo y ha sido una fuente importante de justificación para que los políticos no se atrevan a ir en contra de la corriente, sin poner en riesgo sus carreras. Es importante notar que son los mismos narcotraficantes los más interesados en mantener la actual política de prohibición mundial. Ya que la prohibición y la “guerra” asociada con ésta son el motor que mantiene altos los precios de las drogas y genera los grandes incentivos para que el crimen organizado persevere en el negocio. Aunque parece contradictorio, los narcotraficantes son los que salen más beneficiados de la guerra contra las drogas. Si nos empeñamos en continuar con la política de drogas ilícitas, debemos aceptar que seguramente las cosas irán empeorando. No debemos olvidar que la ubicación geográfica de México nos pone al lado de uno de los mayores consumidores de drogas en el mundo. Y que por otro lado, en México no se ha desarrollado la industria de fabricación de armamento. Ante esta situación existen muchas opciones y seguramente nuestros líderes políticos ya están evaluando cuál seguir. Para solucionar el problema planteemos los siguientes escenarios. Primer escenario: Pactamos con el narcotráfico, proponiéndoles un oligopolio de cárteles, donde pueda circular discretamente por el país y llegue almercado de Estados Unidos. Con la consigna de que, ellos mismos cuiden que no entren otros grupos y que no vendan droga en México. En este caso se traería un poco de paz en México. Tal vez tendríamos represalias económicas por parte de Estados Unidos, ya que daña sustancialmente sus intereses, ya que le entraría la droga de manera más fácil y se les caería considerablemente la venta de armamento. Así que tendríamos la necesidad de negociar con ellos. Segundo escenario: Enfrentamos abiertamente a los 165


Gabriel H. de la Paz

cárteles en una lucha donde tratemos de erradicar su operación. El segundo escenario implica que tengamos la capacidad financiera, humana y técnica para hacerlo y que estemos dispuestos a soportar el contraataque enemigo. En estos años, por lo menos en la versión oficial, hemos intentado hacerlo de esta manera. Este camino tiene el inconveniente de que, por más que luchemos, mientras persistan las circunstancia que describo arriba, tal vez podamos mermarlo, pero nunca lo venceremos. Actualmente ya contamos con suficiente información para evidenciar que aunque se invierten considerables cantidades en su lucha, se desmantelan capos, se incautan toneladas de drogas y se apresan a los responsables, siguen apareciendo nuevos responsables y este negocio ilícito sigue prosperando. Las estadísticas muestran irrefutablemente que cada vez se hace más grande. Para esto planteemos un tercer escenario. Este consiste en abandonar la actual política mundial de prohibición y movernos hacia un nuevo paradigma basado en la despenalización, regulación y control de la producción, comercialización y consumo de drogas ilícitas. La ilusión de ganar la guerra contra las drogas es un sueño imposible, por lo que tal vez sea más sensato para la sociedad abandonar definitivamente este camino y en su lugar busque alcanzar el mal menor. Imaginemos que legalicemos la droga en México, haciéndolo un mercado ordenado similar al del alcohol y tabaco, donde queda claro que se prohíbe la venta a menores de edad, donde se establecen reglas para la venta de altos y bajos contenidos de alcohol, donde se regulan los permisos, donde se tasan con diferentes impuestos los productos. Este escenario, como todo en la vida, no está libre de tropiezos. Sin embargo, muchos consideran que es este el arreglo definitivo al problema. Pero, aunque está claro que este arreglo traerá paz en el país, muchos piensan que poder adquirirlas drogas libremente causará un daño mayor a la población. Como se ha visto históricamente con el negocio del alcohol, esto no pasa. Pero no debe166


Una pizca de sal

mos cerrar los ojos. Es un hecho que aumentará la demanda. Por lo que se hace necesaria simultáneamente la legalización, el control y trabajar con campañas de comunicación que expliquen sus consecuencias y promuevan el consumo moderado. Por otro lado, si optamos hacerlo de manera unilateral, seguramente no será visto con muy buenos ojos por Estados Unidos. En este mundo globalizado, la solución definitiva requiere del acuerdo global, que tome en consideración los siguientes puntos: • Debemos buscar una solución global. Resultará muy complicado legalizar este mercado si sólo México lo lleva a cabo. • Se debe promover la investigación científica alrededor de los efectos en la salud asociados al consumo de los diversos tipos de drogas. • Habrá necesidad de una amplia campaña de educación y orientación social que logre explicar los daños y desincentivar su consumo. • Diseño e instrumentación de los mecanismos necesarios para regular y controlar la producción y comercialización de los distintos tipos de drogas ilícitas. • El diseño de una estrategia de procuración de justicia para enfrentar las situaciones que surjan. • Diseño de estrategias económicas de sustitución que permitan ocupar los huecos que el negocio de la droga deja. • Diseño de programas político-jurídicos que permita eficazmente direccionar las acciones a tomar con las grandes fortunas acumuladas a través de los años en este negocio.

México país de oportunidades ¿Por qué no podemos hacer de México un país de oportunidades? Los líderes deben ayudar al rebaño a desterrar de su mente ese odio por los ricos. El modelo de sociedad genera167


Gabriel H. de la Paz

dora de riqueza aquí propuesto, nos hace ver que precisamente de lo que se trata es de generar más riqueza, sin olvidar que como parte integral del modelo está la creación de mecanismos para repartirla equitativamente. Este modelo tiene la belleza que se auto mejora, se produce cada vez más riqueza, que se distribuye equitativamente, lo cual hace que se genere más riqueza, que nuevamente se distribuirá equitativamente. Este es un modelo creciente donde todos ganan. Muchos en este país muestran su inconformidad en la manera en que se distribuye la riqueza. Los partidos llamados de izquierda tradicionalmente han abanderado estas opiniones. Cuando se lleva este pensamiento a la sociedad, la línea entre la generación y el reparto de la riqueza se pierde y de manera simplista toda la frustración e inconformidad por la manera inequitativa como se reparte la riqueza, se canalizan a una sola causa: los ricos. Aquí es donde vale la pena recordar que los ricos simplemente son una ovejita más que ha sabido jugar, con provecho personal con las reglas del juego. Cualquier ovejita, haría lo mismo si se encontrara en una situación similar. Ya que todas las ovejitas funcionan con las mismas reglas del juego. Esta propuesta intenta separar el problema, lo que está mal no es la generación de riqueza, sino que se genere riqueza de manera ilegal y que ésta se reparta de manera poco equitativa. Debemos hacer reglas que premien la generación de riqueza. Debemos volver a México un país de oportunidades. El sueño mexicano, donde cualquier gente talentosa se pueda volver rica, pueda compartir con los demás y disfrutar de su riqueza. Pero, para lograr esto necesitamos trabajar arduamente con los postulados aquí presentados.

6.5 Generar oportunidades y competencia El quinto postulado sostiene que una sociedad generadora de riqueza es capaz de propiciar las oportunidades de negocio 168


Una pizca de sal

entre los individuos o los grupos, así como favorecer la iniciativa, la competencia y la emulación. Si realmente queremos ser una nación generadora de riqueza, debemos crear un modelo donde se de la competencia sana. Los especialistas dirán que esto es muy complicado. Y sí, cuando uno se pierde en los detalles. Pero mi propuesta es que dejemos los detalles se vayan resolviendo con el tiempo. Por el momento solo basta fijar el rumbo y esto es muy fácil, solamente se trata de poner reglas del juego que hagan atractiva la participación de la sociedad. No tienen que ser perfectas de entrada, pero se deben arrancar y dejar operar por un buen tiempo. Y luego establecer una mecánica de revisión, prevista de entrada, formada por especialistas técnicos (un consejo universitario), que ayuden a irlas puliendo. Para cada sector económico se requiere un análisis diferente, pero básicamente de lo que se trata es de incentivar aquellas nuevas industrias que se quieren impulsar y dejar a las industrias maduras que trabajen en paz. Se debe propiciar un sistema donde no haya monopolios. Esto es controvertido, pero en la competencia global es necesario crear grupos fuertes y esto a veces sólo se logra con proteccionismo. Por otro lado, normalmente cuando los gobiernos se ponen a ser empresarios es difícil que lo hagan bien. Ya que, aunque no lo quieran, siempre se mezclan intereses políticos en esos asuntos y entonces las decisiones no siempre son afortunadas. En una democracia ideal el rebaño debería ser capaz de decidir dónde es estratégica la participación del estado, como en la generación de energía, en los medios de comunicación, la exploración del espacio o en la producción de armamento. En regímenes menos democráticos los que tienen el poder deciden y los demás se callan la boca. Nosotros podemos optar por uno u otro, pero esta propuesta se centra en recordar que el trabajo del gobierno es hacer las reglas, no volverse jugador. Cuando los funcionarios públicos hacen las dos cosas, el sistema siempre se corrompe, porque los funcionarios empiezan 169


Gabriel H. de la Paz

a hacer reglas, pensando en favorecer sus intereses particulares, más que los de la comunidad.

Las reglas del juego político Y esto nos lleva a uno de los temas fundamentales que debemos de pensar y es la necesidad de definir las reglas del juego del sistema político. La tarea es relevante ya que esta es la madre de todas las reglas. Históricamente estas revisiones se dan cuando caen un régimen después de una revolución o cuando se constituyen nuevas naciones o en momentos de crisis, cuando hay necesidad de cambios. En México nos encontramos en un momento donde tenemos la oportunidad de hacer los cambios. Necesitamos líderes que nos ayuden a hacerlo. Recordemos que el problema básico de la humanidad es resolver cómo generamos la riqueza y luego cómo nos la repartimos. De eso se trata el poder. Las reglas del juego político determinan cómo se adquiere y se reparte el poder. Tratar este tema con todo detalle requiere de varios libros. Eso es lo que han intentado hacer nuestros legisladores y han encontrado el ejercicio sumamente complicado, por lo que no lo han podido concluir. El asunto en realidad no es tan complicado. Se vuelve muy complejo cuando los actores que lo discuten y deciden tienen intereses políticos. Por lo que las decisiones se toman más en función de lo que le interesa a tal personaje o a tal partido, más de lo que es realmente funcional o le interesa al bien común. Esto es lo que nos ha pasado y por lo que no hemos tenido mucho avance. Mi propuesta es que existen simplemente dos o tres decisiones básicas que se deben pensar muy bien y tomar, que son las que describo a continuación, para luego construir sobre ellas otras decisiones secundarias y así hasta llegar a los detalles. Antes que discutir el papel de los partidos políticos, la reelección, los topes de campaña y la duración de los cargos, una 170


Una pizca de sal

de las primeras cosas que debemos definir es el tipo de políticos que queremos en México. Ya que son estos, al final de cuentas, los que harán todo lo demás. Queremos políticos de carrera, esto es gente que se prepare, estudie y trabaje como político profesional toda su vida o queremos políticos de oportunidad. Esto es, gente que vive de otra cosa, pero que por circunstancias de la vida, le interesa la política y trabaja en ella durante un periodo, para regresar posteriormente a sus otras actividades. Debemos pensar que el trabajo de político es como cualquier trabajo. Si optamos por el primero, necesitamos pensar reglas que permitan a los jugadores, en este caso los políticos de carrera, asegurar su porvenir y vivir decentemente de la actividad política. Es inútil soñar, que los políticos se van a dedicar a ello, simplemente por motivos altruistas, aunque en muchos de sus mensajes, eso sea lo que nos proponen. Actualmente, las reglas que tenemos obligan a los jugadores a aprovechar al máximo sus cargos públicos, utilizar los recursos generados por el erario, para promoverse y a brincar como chapulines de partido a partido y de puesto a puesto para labrarse una carrera política. Por otro lado, si optamos por los segundos los de oportunidad, debemos hacer reglas que aseguren que los jugadores, durante su periodo, no van a utilizar los recursos del erario para favorecer sus otras actividades y asegurar que puedan regresar a ellas una vez que terminaron su cargo. Los ciudadanos nos indignamos cuando nos damos cuenta que políticos que durante toda su vida dijeron defendían un pensamiento, de la noche a la mañana, son postulados por otro partido que sostiene exactamente lo contrario. Nos indignamos cuando ocupan cargos públicos y cobran un sueldo, para a la primera oportunidad utilizar su posición y presupuesto para dejar inconclusos los planes que empezaron y ponerse en campaña para brincar a otro cargo. Todos quisiéramos que nues171


Gabriel H. de la Paz

tros políticos tomaran sus cargos y durante todo el periodo se enfocaran a resolver los problemas que a todos atañen y no gastaran los recursos en la búsqueda de su mejora personal. Pero, qué podemos esperar. Esto es simplemente el resultado de las reglas del juego político que hemos establecido. Para aclarar esto, déjenme hacer un paralelo: en la iniciativa privada la gente consigue un empleo y si se desempeña adecuadamente, puede permanecer en él durante años. Incluso, aunque cada vez es más raro, se puede jubilar y la empresa para la que trabajó le continúa pagando su sueldo hasta que muera. En el caso de los presidentes de la república, por ejemplo, hemos establecido la regla del juego, de que una vez terminado su periodo los mantendremos en el jet set a ellos y a su familia por el resto de sus vidas. En todas las organizaciones cuando uno está a disgusto en ese puesto, se puede cambiar o cuando el que lo contrató no está satisfecho con el empleado, lo puede despedir. Cuando este es el caso, el empleado se encuentra en una difícil situación, ya que necesita volver a encontrar otro empleo. Es práctica común que empleados inquietos, mientras ocupan un puesto, estén buscando otro mejor. En el modelo mexicano, donde todos nos robamos, muchas veces se usan los propios recursos del que te contrata para buscar o conseguir otro empleo. No es de extrañarnos que exactamente lo mismo, sea lo que hacen los políticos en México. Solo que en este caso, nos roban a todos y no solamente a su jefe o a una empresa, como en la iniciativa privada. En la iniciativa privada hemos establecido reglas en donde cuando te despiden, te deben pagar una liquidación. Esto te permite sobrevivir mientras encuentras otro trabajo. Los políticos enfrentan una situación similar cuando terminan su periodo. Se quedan sin trabajo. Así, que los más experimentados, hacen un ahorro, para sortear esos tiempos difíciles. A veces, como no les queda muy claro que es de uno y que es del otro, se les pasa la mano y ese ahorro les alcanza para tres generaciones. Pero en estos tiem172


Una pizca de sal

pos difíciles, quién puede saber si se conseguirá trabajo. Siempre es difícil tener que correr a un mal trabajador, pero a veces no queda más remedio que hacerlo. En la iniciativa privada, tenemos reglas para hacerlo. En los cargos políticos actualmente resulta imposible correr a un mal trabajador, por lo que sería bueno establecer reglas para hacerlo. En el recuadro 6.5 se presentan las actuales reglas del juego político mexicano. Cualquier ciudadano puede llegar a ser diputado, senador o presidente de la república, solo tiene que aprender a jugar con ellas. Son muchos los que intentan, pero, como todo en la vida, sólo algunos lo logran. Cuando uno analiza con cuidado estas reglas del juego es fácil darse cuenta que no promueven una sociedad meritocrática, donde los más aptos ocupen los puestos, sino una de palancas, en donde resulta más importante tener padrinos. La ciudadanía no debe de extrañarse que con esas reglas del juego, se generen los líderes políticos que tenemos. Los mexicanos tenemos la opción de seguir igual o podemos decidir cambiarlo. Para hacerlo necesitamos líderes que nos ayuden a hacerlo. Normalmente la manada no tiene muy claro lo que quiere, aunque sabe muy bien lo que no quiere. Es aterrador lo que digo, pero si quisiéramos cambiar a la manda, hacerla más lista o más ordenada, por ejemplo y antes de hacerlo nos pusiéramos a pedir la opinión a cada miembro, seguramente encontraríamos una gran oposición. Porque todas las manadas son miedosas y normalmente prefieren mantener lo que ya conocen. Por eso la manada necesita tener líderes sabios que les puedan hacer ver y “vender” las bondades del cambio. Las reglas del juego que tenemos actualmente, independientemente de si son o no socialmente justas, no generan un clima donde se propician las oportunidades de negocio entre los individuos o los grupos, no favorecer un clima de iniciativa, competencia y emulación, necesarios para ser una nación generadora de riqueza. Déjenme tocar algunos puntos donde se muestra esto. 173


Gabriel H. de la Paz

Recuadro 6.5 Cualquiera sabe que para poder mejorar algo, necesita primero entenderlo. Así que los invito a que analicemos las actuales reglas del juego. Es claro que a veces las cosas no operan como están escritas. El municipio La entidad política autónoma más pequeña de México es el municipio. Los municipios son responsables de proveer los servicios públicos de las localidades dentro de ellos: agua potable, drenaje, alumbrado público, seguridad pública, regulación del tráfico, mantenimiento de los parques, jardines y cementerios, y la planeación urbana. También participan en la educación pública, en los servicios de rescate y emergencia, la protección ambiental y en el mantenimiento de los parques y monumentos históricos. Desde 1983 tienen la facultad de recaudar impuestos prediales y otros pagos, aunque pueden obtener más fondos de los gobiernos de los estados y el gobierno federal. Así que todas las ovejitas, aunque no lo notemos, recibimos o deberíamos recibir los servicios públicos de ahí. Los municipios son gobernados por un ayuntamiento presidido por un presidente municipal y con el apoyo de regidores y síndicos, cuyo número se establece en las constituciones de los estados a los que pertenecen. Desde 1917 no existe ninguna entidad intermedia o intermediaria entre los municipios y los gobiernos estatales. Los miembros de los ayuntamientos no pueden reelegirse para el siguiente periodo inmediato. Los municipios autónomos se conocen como “municipios libres” constitucionalmente. El Estado Agrupamos en racimos los municipios y cada racimo o estado es gobernado, precisamente por un gobernador. México es una federación conformada por treinta y un estados libres y soberanos. Todos los estados son independientes los unos de los otros y autónomos en su administración interna. El gobierno federal no puede intervenir en los

174


Una pizca de sal

asuntos estatales a menos que haya una cesación de poderes bajo un análisis previo y basándose en la recomendación/aprobación del Congreso de la Unión. Los estados no pueden realizar alianzas con ninguna potencia extranjera o estado. No pueden declarar la guerra unilateralmente a una nación extranjera a menos que su territorio sea invadido y no puedan esperar a que el Congreso de la Unión lo haga. El gobierno de los estados también se encarga de que haya derechos para todos y que el gobernador cumpla con lo prometido. Todos los estados constituyentes de la federación deben tener una forma republicana de gobierno basada en un sistema congresual. La gubernatura de los estados recae sobre un gobernador electo por mayoría relativa por un periodo de 6 años sin la posibilidad de reelección. El poder legislativo recae sobre un Congreso unicameral cuya composición la determina la constitución de cada estado, pero debe incluir tanto representantes uninominales como plurinominales y no pueden reelegirse para el siguiente periodo inmediato. La judicatura recae sobre los tribunales que cada estado establezca en sus constituciones. La reelección de los ministros de justicia es una prerrogativa de cada estado. Cada estado tiene su propio código civil y penal, y un cuerpo judicial. El Distrito Federal El Distrito Federal es un caso especial y no pertenece a ningún estado en particular, sino a la federación, como capital del país y sede de los poderes de la Unión. Como tal, la administración del Distrito Federal recae en última instancia en los Poderes de la Unión. Sin embargo, desde la década de 1990, le han sido otorgados cierto poder legislativo y autonomía. El poder ejecutivo recae sobre un Jefe de Gobierno ahora electo por medio del sufragio universal, libre y secreto, según el principio de mayoría relativa (sin segunda vuelta) por un período único de seis años. El poder legislativo recae sobre una Asamblea Legislativa unicameral. El poder judicial recae sobre el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura. Como

175


Gabriel H. de la Paz

sede de los poderes de la Unión, el Congreso de la Unión establece el límite del endeudamiento en la Ley de Ingresos que apruebe la Asamblea, y el presidente de la República nomina, con aprobación del Senado, el sustituto del jefe de gobierno en caso de ausencia de éste. El Distrito Federal se divide internamente en delegaciones. Aunque no son equivalentes a los municipios, ya que no tienen capacidad legislativa, han recibido un cierto grado de autonomía, y sus representantes, (jefes delegacionales) se eligen desde el 2000 por mayoría relativa. La república La república mexicana está formada por tres poderes que son: ejecutivo, legislativo y judicial. El Poder Ejecutivo El Poder Ejecutivo recae sobre un solo individuo, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, electo por mayoría relativa –sin segunda vuelta– para un período de seis años, denominado sexenio, sin posibilidad de reelección. No existe el puesto de vicepresidente; en caso de ausencia absoluta o incapacidad del presidente, el Congreso de la Unión, con un quórum de al menos dos tercios, se constituirá como Colegio Electoral y elegirá por mayoría absoluta, un presidente interino. Si la ausencia absoluta ocurre durante los primeros dos años del sexenio, el Congreso deberá convocar a elecciones en no menos de catorce y no más de dieciocho meses después de la toma de protesta del presidente interino. Si la ausencia absoluta del presidente ocurre durante los últimos cuatro años del sexenio, el presidente interino ejercerá sus funciones hasta terminar el sexenio del presidente en ausencia.El presidente también nomina, con la aprobación del Senado, los miembros del gabinete así como otros funcionarios públicos (como los embajadores). El presidente es responsable de ejecutar y hacer valer la ley, y tiene la autoridad de sancionar o vetar las propuestas de ley

176


Una pizca de sal

El Poder Legislativo El poder legislativo en el caso mexicano esta formado por la cámara alta o senado y la cámara baja o cámara de diputados. El Senado está integrado por 128 representantes de los estados de la federación. Todos los senadores se eligen por medio del sufragio libre, universal y secreto cada seis años sin posibilidad de reelección inmediata en un sistema de voto paralelo: • 64 senadores se eligen por mayoría relativa, dos por estado y dos por el Distrito Federal, los cuales compiten en “fórmulas” es decir, cada partido presenta dos candidatos, y el elector vota por el partido y no por los candidatos de manera individual; • 32 senadores se asignan según el principio de la primera minoría; es decir, se asigna un senador por estado y uno por el Distrito Federal al partido que haya obtenido el segundo lugar en las elecciones de dicha entidad federativa; • 32 senadores se asignan según el principio de representación proporcional con listas de partido abiertas y para lo cual el país forma una sola circunscripción. La Cámara de Diputados está formada por 500 representantes de los ciudadanos de la nación. Todos los diputados se eligen a través del sufragio libre, universal y secreto cada tres años. Los diputados no pueden reelegirse para el siguiente periodo inmediato. Se elije con un sistema de voto paralelo: 300 diputados se eligen por medio del escrutinio uninominal mayoritario o mayoría relativa (llamados diputados uninominales) en cada uno de los distritos de tamaño poblacional similar, mientras que los otros 200 se eligen por medio de la representación proporcional (llamados diputados plurinominales) con listas de partido abiertas a partir de cinco grandes circunscripciones en las que se divide el país. Dado que el sistema de elección de los diputados es un sistema complementario de voto paralelo, la proporcionalidad de los votos del partido queda confinada exclusivamente a la sección de los diputados

177


Gabriel H. de la Paz

plurinominales. Sin embargo, para evitar que un partido quede sobre-representado o sub-representado, la asignación de los diputados plurinominales se sujeta a las siguientes restricciones: • Un partido debe obtener al menos 2 por ciento de los votos nacionales para que le sea asignado un diputado plurinominal; • Ningún partido puede tener más de 300 diputados (uninominales y plurinominales), aún si el partido recibe más del 52 por ciento de los votos; • Ningún partido puede tener más diputados (uninominales y plurinominales) cuya proporción en la Cámara sea más que 8 puntos porcentuales que el porcentaje de votos obtenido en las elecciones El fuero político en México tuvo un origen muy distinto al mal uso que se le da ahora. Se creó para proteger a funcionarios, diputados y senadores de oposición a fin de que no fuesen perseguidos o encarcelados por sus ideas o por delitos inventados. Poder judicial La judicatura está formada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, integrada por once ministros nominados por el presidente y aprobados por el Senado, los cuales interpretan las leyes y juzgan casos de competencia federal.

Asociaciones gremiales y sindicatos Las asociaciones gremiales y sindicatos son útiles cuando apoyan el modelo generador de riqueza y no lo son cuando lo entorpecen o se vuelven parásitos. Los sindicatos fueron creados más para el control político que para la generación de riqueza. Esto hizo mucho sentido en un régimen totalitario, pero empieza a hacer agua en uno más democrático. Los sindicatos han sido concebidos en un mundo en donde los ricos explotan a los pobres y estos últimos no tenían más remedio 178


Una pizca de sal

para defenderse de los abusos que unirse. Necesitamos volver a parir a los sindicatos. Necesitamos pensarlos para generar riqueza y asegurar que esta se distribuya más equitativamente entre los agremiados. La generación de riqueza es responsabilidad de todos y no solamente, como se concibe en el modelo anterior, es responsabilidad de los empresarios. Los sindicatos nos deben ayudar a volver esta una sociedad más igualitaria y a repartir equitativamente la riqueza. Los sindicatos, tienen la responsabilidad de hacer más capaces a sus miembros. De educarlos, de volverlos mejores personas. El modelo que tenemos actualmente, les hace creer que está con los trabajadores, pero esencialmente los explota. Les propongo modificar las bases sobre las que hemos construido el sindicalismo en este país.

El campo y las actividades agroindustriales Las reglas del juego actuales han sido creadas sobre paradigmas que, con la información que tenemos actualmente, podemos con toda confianza cuestionar. El modelo económico depredador postula que uno puede generar riqueza utilizando de manera indiscriminada cualquier recurso, ya que, desde esta perspectiva los recursos nunca se acaban. Actualmente ya nos dimos cuenta que esto no es cierto. La tierra, el agua, los yacimientos se acaban. En el caso de la agricultura, la humanidad se está acercando al límite de la tierra cultivable. La población sigue creciendo, pero la tierra no. Esto nos lleva al planteamiento de que si queremos tener más cachorros, necesitamos hacer más productivo el espacio físico con el que contamos. Además, para la producción de las plantas y animales que nos comemos, necesitamos agua. Y esto nos lleva a cuestionar el paradigma de que todas las plantas y animales del planeta están a nuestro servicio. Actualmente contamos con la evidencia de que todos los seres vivos del planeta estamos inte179


Gabriel H. de la Paz

rrelacionados, en el modelo depredador que usamos se ignora esa realidad. Los líderes de este país han generado un modelo para el campo más político que generador de riqueza. Si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza, el campo y las actividades agroindustriales deben ser promovidas. Deben estar al principio de la agenda. Pero deben ser concebidas de otra manera. Se debe incentivar las inversiones en el campo. Debemos lograr que nuestros campesinos no tengan que ir a trabajar a Estados Unidos. El modelo que hemos seguido ha sido exitoso para volvernos una sociedad generadora de pobreza. Propongo cambiar totalmente ese enfoque. El país debe ser autosuficiente en materia alimentaria. No debemos importar comida, aunque hacerlo sea económicamente más barato. Debemos ser capaces de generar nuestra propia comida, aunque necesitemos para arrancar el proceso subsidiar al campo. Debemos regresar al consumo estacional, de frutas y verduras de temporada. Debemos regresar al “slow food”. Debemos impulsar cadenas de productores y distribuidores que operen por regiones. De tal manera que no tengamos que llevar los alimentos grandes distancias. Hacerlo así, aunque económicamente hace mucho sentido, ecológicamente es un desastre. Debemos empezar a dejar el modelo de monocultivos, herbicidas y fertilizantes por agricultura orgánica, aunque esto en un principio haga más cara la comida. Todo esto no lo tiene que hacer los gobiernos ni los funcionarios públicos. Recordemos que ellos solamente deben hacer las reglas del juego que promuevan la iniciativa, la competencia sana, le emulación y dejar que la iniciativa privada juegue. Los bosques deben ser cuidados y debemos destinar áreas para la explotación forestal. La madera es un bien que ha sido apreciado por la humanidad desde miles de años. Actualmente hemos encontrado y creado otros materiales sustitutos. Pero la madera sigue siendo un bien muy consumido y seguramente 180


Una pizca de sal

seguirá siéndolo. La madera es un recurso renovable, pero a veces se nos olvida que los ciclos naturales son mucho más largos que los ciclos industriales o comerciales. Actualmente un árbol se tira en 45 min, se hace tablones en 2 horas y muebles en 1 día. Sin embargo, ese árbol necesita de 20 a 30 años para crecer. Actualmente, los procesos industriales madereros, para hacerlo económicamente más rentable usan ciclos de 10 a 15 años.

Formalizar el Trabajo Se debe hacer un modelo donde el trabajo establecido sea para toda la sociedad más conveniente que el informal. Mientras el trabajo informal sea más rentable, la gente optara por esta opción. El modelo debe impulsar a los trabajadores a ser mejores, porque así obtienen mayor recompensa. El modelo debe incentivar la capacitación formal y las contrataciones deben filtrar a los no capacitados. Un obrero más productivo debe poder ganar lo suficiente para que le convenga seguir siendo obrero. Debemos negociar con empresarios y sindicatos un considerable aumentar al salario mínimo. Esto es indispensable para fortalecer el trabajo establecido y generar el pago de impuestos. Necesitamos hacer mucho más atractivo el trabajo establecido sobre el informal. Mientras el trabajo informal sea preferido, las cosas no pueden cambiar. Algunos líderes ven el trabajo informal como la válvula de escape que ayuda a la población a resolver las crisis económicas. Esto es cierto, si nos empeñamos en ser una sociedad generadora de pobreza. Pero si queremos generar riqueza, debemos hacer exactamente lo contrario. Para mostrarlo déjenme contarles lo que pasa en la calle de Hidalgo en la colonia Escandón. Juan Pérez es un hombre muy trabajador. Todos los días se levanta a las 4 de la mañana, va la central de abastos de la ciudad de México a comprar la verdura, que 181


Gabriel H. de la Paz

luego vende en un local en la calle de Hidalgo, donde vive y que le renta a un vecino de su barrio. Poco a poco, ha ido aprendiendo lo que mejor se vende y a través de los años su negocio ha ido creciendo. Las cosas no son perfectas, logra una venta de 15,000 pesos al mes y con ellos paga puntualmente los 2,000 pesos de renta y 1,000 pesos de impuestos, quedándole al final una utilidad de 4,000 pesos, de donde vive. Toño López, por otro lado, es también un hombre muy trabajador. Todos los días se levanta a las 4 de la mañana, va la central de abastos de la ciudad de México a comprar la verdura, que luego vende sobre una mesa en la calle de Hidalgo. Poco a poco, ha ido aprendiendo lo que mejor se vende y a través de los años su negocio ha ido creciendo. Las cosas no son perfectas, logra una venta de 15,000 pesos al mes. Como no paga renta, ni impuestos, le queda una utilidad de 7,000 pesos de los que vive. Aunque, de vez en vez, esta cantidad se ve un poco disminuida ya que debe sobornar con 500 pesos al inspector en turno. Toño está convencido, que estos son sus impuestos. Ahora díganme, quien quiere ser Juan si puede ser Toño. Si las reglas del juego favorecen el trabajo informal, está claro que se prefiera este. En el modelo que prevalece actualmente el trabajo informal lleva las de ganar, ya que compite directamente y de manera desleal contra el formal. Ni Juan, ni Toño hacen las reglas, ellos simplemente juegan, los mejor que pueden, con ellas. Específicamente en nuestro país se le ha encargado esta tarea al poder legislativo, representado por nuestros diputados y senadores. Mi propuesta se dirige a los líderes, así que, no esperemos que sean los Juanes o los Toños los que las cambien. En la medida en que los estratos bajos de la población ganen más, en esa medida se generará un mercado interno, que demandará más productos y servicios. Esto animará a pequeños empresarios a probar con nuevos negocios. Esto generará iniciativa y competencia entre la población. 182


Una pizca de sal

Mano de obra barata Nuestros líderes siguen creyendo en el modelo de generación de riqueza basado en la mano de obra barata. Este modelo, como todo tiene ventajas para algunos. Pero, cuando una parte importante de la población no cuenta con los suficientes recursos, nunca se llega a genera un mercado interno de bienes secundarios. Ya que esta población solo puede demandar bienes básicos. De tal manera que, aunque crezca la población, nunca logra desarrollar un mercado interno sofisticado. Esto a la larga, perjudica a toda la sociedad, incluso a los que son dueños de los medios de producción. Si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza, habría que abandonar este modelo. Debemos considerar que, desde la visión de cualquier empresario, la mano de obra poco calificada genera poca riqueza, por lo que lógicamente nadie está dispuesto a pagarle más. Esto lógicamente produce una situación de círculo vicioso. Mientras nuestros líderes sigan esperando que los jugadores sean los que cambian las reglas del juego, esto no va a cambiar, ya que ni los empresarios, ni los trabajadores lo van a hacer. Para romper ese círculo vicioso necesitamos en nuestro gobierno líderes sabios que estén dispuestos a hacer una apuesta. Existen varias opciones, aunque todas deben llegar a lo mismo: aumentar el ingreso de la gente. Se puede decidir si aumentar el salario mínimo, esto es, pagar más a la actual mano de obra, aunque no esté calificada o invertir en capacitar a la mano de obra, para que con el tiempo pueda aspirar a cobrar más. Para romper el círculo de la pobreza, no se necesitan programas como Solidaridad, donde al final de cuentas, se regala el dinero. Se necesitan programas donde se ponga a la gente a trabajar en cosas que generen valor y se le pague. Para que tenga algún fruto, esto se debe hacer por periodos de tiempo de más de 12 años y es indispensable la participación de la iniciativa privada. Existe una gran necesidad de infraestruc183


Gabriel H. de la Paz

tura generadora de riqueza en el campo. Volvamos los ojos a nuestras culturas precolombinas, haciendo terrazas, canales de riego y captadores de agua. Los políticos deben simplemente invitar a los empresarios a que armen los negocios con esta lógica. Para lograr un país generador de riqueza, es fundamental que se ponga a trabajar a la gente en cosas que generan valor. No genera valor, participar en marchas de acarreado, hacer obras publicas mal hechas, trabajar en empresas que venden productos innecesarios a las entidades públicas, etc. Si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza, a nadie se le debe regalar el dinero. Hace algún tiempo tuve la oportunidad de conocer a un danés que me hizo entender esto. En Dinamarca, el decía “la profesión de mendigo, no es legal”. Si te ven practicándola, te llevan a la cárcel. Como consecuencia, en Dinamarca no hay mendigos. No, porque no haya pobres, sino porque los pobres trabajan en otras cosas; cosas más productivas, que les permiten ser menos pobres. En cambio en México si hay mendigos porque sigue siendo, para algunos, una profesión lucrativa. El trabajo de mendigo es duro, se tiene que estar de pie muchas horas caminando en un crucero o se tiene que simular que uno está enfermo con muletas o se tiene que cargar a un niño. Pero todo este esfuerzo paga. Seguramente no mucho, pero lo suficiente para hacerlo atractivo. En el momento en que ningún mexicano diéramos limosna, en ese momento, se acabarían los mendigos. Seguramente, tardaría algunos años y tal vez algunos mendigos sufrirían, pero finalmente se darían cuenta que de nada les sirve estar todo el día trabajando en una esquina o a la salida de una iglesia porque nadie les daría un centavo. Finalmente buscarían otra ocupación y abandonarían la de mendigo. Hay mendigos en México, no tanto porque existe pobreza, sino más bien porque existe la demanda; los que les pagan genera la demanda. Es duro decirlo, pero si la gente no pagara, simplemente no habría mendigos. 184


Una pizca de sal

6.6 No discriminar El sexto postulado sostiene que una sociedad generadora de riqueza favorece la equidad de género, para incorporar a toda la sociedad, tanto hombres como mujeres. No discrimina en base a criterios irrelevantes como la raza, el sexo, la religión, etc. Favorece las decisiones basadas en criterios científicos o racionales sobre los mágicos o supersticiosos. Este postulado nos lleva a una revisión profunda de nuestra cultura y al papel que los líderes han jugado en su formación y que actualmente tienen en ella.

Discriminación Existe en nuestro país una fuerte discriminación. Esto se remonta a nuestra propia historia de españoles, criollos, mestizos e indios. No hemos llegado a casos extremos como el “appertain” de Sudáfrica o las matanzas estilo Irlanda o Croacia. Pero, el mismo lenguaje cotidiano nos lo recuerda y da muestra de ello: los nacos, los inditos. Existe una fuerte discriminación inversa, en donde los propios discriminados, enfatizan esto: la niña fresa, los niños bien, los güeritos. Actualmente persiste la discriminación hacia los pueblos indígenas. Para el caso de los pueblos indígenas, aquí no tenemos más que dos opciones o terminamos de barrer su cultura y los integramos a la cultura occidental o empezamos a respetar su cultura y formamos un México multicultural, como Suiza, donde por ejemplo se reconozcan oficialmente varias lenguas: español, náhuatl, otomí, etc. Si queremos volvernos una sociedad generadora de riqueza, la discriminación es algo que los líderes deben entender y erradicar. Necesitamos crear una sociedad en donde los méritos personales sean los que hablen. La propia historia del país, aunque actualmente se constituyó como un país laico, marcó practicante como oficial una sola creencia: la católica. Esto marca el 185


Gabriel H. de la Paz

pensamiento de todo el pueblo. El catolicismo se da por hecho y aquellos grupos que no coinciden con ese pensamiento, simplemente son vistos como fuera de lo aceptado. Esto es algo que los líderes también deben tomar en cuenta y cambiar. Debemos aprender a aceptar otras creencias.

El papel del hombre y la mujer. Nuestra sociedad sigue siendo machista y conforme se baja en el estrato social la mujer vale menos. Sin embargo, en los últimos años la participación de la mujer se ha vuelto muy relevante y ha aumentado considerablemente. Sin embargo, esto está afectando considerablemente la formación familiar. Cuando las mujeres en edad fértil dejan a sus hijos para ir a trabajar, alguien más debe tomar ese trabajo. Por el momento, las abuelas lo están tomando. Pero seguramente esta será la última generación que lo haga. Por lo que, la sociedad debe plantearse lo que va a hacer, cuando las mujeres, en general ya no quieran hacer este trabajo. Yo he tenido la oportunidad de entrevistas a muchas mujeres de diferentes estratos sociales en busca de empleo, las opiniones cambian y se expresan de diferente manera. Pero esencialmente lo que dicen es que prefieren trabajar afuera que en los labores del hogar. Muchas justifican esto en bases económicas, no me alcanza, pero cuando profundizas en su pensamiento el fondo es otro. Lo que pasa es que las labores del hogar, incluyendo el cuidado de los hijos, tienen una connotación negativa. Las mismas mujeres consideran que estas actividades no son pagadas, son aburridas, cansadas y no requieren desarrollo intelectual. Durante muchos años las mujeres han sido relegadas y ahora muchas de ellas están buscando la igualdad62.

62 Daniel Cohen (1998), Riqueza del Mundo, pobreza de las naciones, Fondo de cultura económica. 186


Una pizca de sal

La sociedad es un experimento. Nadie sabe que va a ocurrir, aunque la historia ayuda a entender patrones de comportamiento repetitivos, que pueden ser ilustrativos para el que presta atención, aunque desafortunadamente, muchos de los lideres vuelven a cometer los mismos errores. La sociedad mexicana y mundial se está moviendo peligrosamente hacia un punto donde de seguir esa tendencia, relegará el cuidado de los hijos a un segundo plano. La figura de la madre soltera y la abuela que cuida de los hijos es ya común. Las mujeres que trabajan y demandan a los gobiernos guarderías para que se encarguen de sus hijos. Las mujeres trabajadoras que comparten con su marido la carga económica y también la del hogar. Las mujeres empresarias o profesionistas que persiguen su desarrollo profesional y siguen teniendo hijos pero no quieren ser amas de casa. Las mujeres han sido por milenios las responsable del cuidado de los hijos, pero actualmente su incorporación al mundo “laboral” o “productivo” ha hecho que abandone ese papel. El propio lenguaje explica el paradigma que tenemos adentro de la cabeza. Hablamos como si el trabajo que hacen cientos de madres en el hogar no fuera una verdadera “labor” o fuera algo “improductivo”. Las nuevas generaciones están optando por darle prioridad a la posesión de bienes materiales, sobre la formación del carácter y personalidad de sus hijos. Solo quisiera recordar que uno de los trabajos que generan más valor para la sociedad es precisamente el cuidado de los cachorros. Claro que este es un trabajo arduo y aburrido, que las mujeres ya no están dispuestas a hacer. Resulta perfectamente legítima su postura. El problema es que ni hombres, ni mujeres lo están tomando. ¿Qué vamos a hacer al respecto? Una sociedad en su conjunto se mejora, cuando generación tras generación es capaz de producir buenos cachorros. Seres que sean individual y socialmente sanos. Para una sociedad el peso de soportar inadaptados sociales es 187


Gabriel H. de la Paz

muy alto. Algunos consideran que es el momento en que las mujeres den marcha atrás y se resignen a tomar su papel de madres abnegadas. Otros consideran que las mujeres deben realizarse y buscar su desarrollo profesional. Los mexicanos podemos cerrar los ojos y seguir el mismo camino que hemos seguido hasta ahora. Actualmente somos 120 millones. De seguir esa tendencia duplicaremos la población en 50 años y en 100 seremos tres veces esto. Este fenómeno es inédito, nunca antes la humanidad se había enfrentado a esto. La población durante milenios se mantuvo estable, las hambrunas, la enfermedad y las guerras eran un doloroso rasero, que mantenía la población a raya. Pero, esto tenía grandes ventajas, ya que permitía que los recursos limitados no se acabaran. Esta es la manera como se sostiene la vida en este planeta. Todos los seres vivos, incluso los humanos, estamos regidos por ella. Pero en el caso de los humanos en los últimos años ha habido un crecimiento poblacional desmedido63. Actualmente somos 7,000 millones en el mundo. Existen argumentos a favor y en contra del crecimiento poblacional. Las creencias y la religión mantienen sus posturas. Pero, los líderes de este país son los que tienen en sus manos las opciones. De seguir el mismo camino en México habrá una mayor población, con mexicanos más pobres y menos capacitados. Los ricos se harán más ricos y los pobres más pobres. Los partidos políticos se seguirán sofisticando y mantendrán a la población sujeta a sus intereses, más que los de la comunidad o la nación. Los políticos seguirán viendo por sus intereses y se separaran cada vez mas de los intereses ciudadanos. Seguiremos teniendo una sociedad en donde se acepta y se ve como parte normal, poder amasar enormes fortunas en un puesto político. Tal vez sea el momento de 63 Paul R. Ehrlich (1971), The Population Bomb, Buccaneer Books, Cutchogue, New York. 188


Una pizca de sal

plantearnos si todos debemos seguir produciendo cachorros o llegar a la decisión de que los que lo hagan estén dispuestos a cuidarlos. En la naturaleza existen muchos ejemplos de cómo las circunstancias y las decisiones determinan los resultados. El oso panda, en su desarrollo como especie tomó la decisión de volverse súper especialista y opto por comer solo bambú64. En China, donde se desarrolló, existen grandes extensiones de bosques de bambú, así que esa decisión hizo mucho sentido. Su cuerpo se volvió muy eficiente, desarrollo una mano, que le permite manipular su alimento. Todo el ritual de apareamiento y el número de cachorros que tiene, se adaptó a su medio ambiente. Por otro lado, eso lo hizo muy vulnerable, ya que, en la medida en que los bosques de bambú desaparezcan, el desaparecerá. El mapache, por otro lado, decidió tomar otro camino. Es un animal de bosque, especialmente cerca de ríos, aunque ha aprendido a vivir también en áreas habitadas. En su hábitat natural come de todo, desde ranas hasta frutos, pero en las ciudades y suburbios echa mano de los contenedores de basura para comerse los restos de alimentos arrojados en ellos. Los mapaches son nocturnos, tienen un agudo sentido del olfato y son buenos trepadores. Comparados con la mayoría de los mamíferos carnívoros, son muy diestros con sus zarpas delanteras, que utilizan para agarrar y sostener la comida. El mapache es llamado a veces oso lavador por el hábito de manipular el alimento, por ejemplo desollando las ranas, en la orilla del agua, lo cual hace parecer que las lava. Esta acción es realizada por el mapache debido a que ciertas clases de ranas inflan su cuerpo y segregan un veneno a través de su piel para

64 Sephen Jay Gould (1980), The Panda’s Thumb, W.W. Norton & Company, New York, London. 189


Gabriel H. de la Paz

no ser ingeridas, lo cual el mapache elimina al “lavar” sus alimentos antes de comerlos.

Fuente: http://blogs.gamefilia.com/files/imce/u355553/ oso-panda.jpg; http://www.mundo-animal.com/ wp-content/uploads/2010/09/Los-mapaches.jpg

El animal humano al igual puede tomar opciones que determinarán nuestro futuro como especie. En el experimento humano, nos podemos equivocar y se vale, de hecho, muchas veces lo hemos hecho, algunos de los que se equivocaron, no vivieron para contarlo, otros más afortunados, tuvieron la oportunidad de enderezar el camino y poder contarlo a sus hijos. La humanidad históricamente ha probado muchas maneras de convivir. Como somos animales sexuados, básicamente se trata de encontrar modelos que regulen los intercambios. Este tema se puede discutir desde un punto de vista ético, social, económico y hasta religioso. Los tabúes y muchas de las creencias, se han generado de ahí. Ya hemos probado organizarnos en grupos unifamiliares con papa, mama e hijos. Este modelo es el que prevalece actualmente y las leyes están construidas sobre él. Pero podemos organizarnos también como familias extendidas donde participan los abuelos y los tíos en la crianza de los niños. Podemos hacer familiar poligamias, donde un hombre tiene muchas mujeres o una mujer tiene muchos hombres. Este modelo también, a lo largo de la historia, ha sido probado 190


Una pizca de sal

y ha florecido especialmente en las sociedades pastoriles. La biblia está llena de relatos, que narran este tipo de organización y son famosos los harems de los sultanes árabes y emperadores chinos. Podemos hacer arreglos comunales, en donde hay libertad sexual, como en las comunidades jipis de los 60’s de todos contra todos, y los hijos que vengan son cuidados por todos o por todas las mujeres del clan o por algunas mujeres del clan o por las abuelas del clan. Los elefantes tienen un arreglo como este. También podemos organizarnos como parejas homosexuales que adoptan los hijos que no pueden tener. Podemos probar de todo. Pero esencialmente de lo que se trata es de asegurar el nido65. Los cachorros humanos necesitan del amor, atención y cuidado de los adultos. La pregunta es, qué modelo queremos en México. En esto la sociedad decide, pero los líderes tienen una influencia determinante. La manada, normalmente jalará para donde la guíen.

Las instituciones políticas y sociales Si optamos por volvernos una nación generadora de riqueza necesitamos empezar a cumplir con los seis postulados arriba desarrollados. Pero conviene resaltar que son las instituciones las que esencialmente producen lo que la sociedad es. Si uno quiere cambiar al hombre, necesita empezar por cambiar las instituciones66. Si queremos tener mejores líderes y un mejor rebaño, necesitamos cambiar a las instituciones que los producen.

65 Carl Sagan y Ann Druyan (1993), Sombras de antepasados olvidados, Planeta. 66 Berger, P. y Luckmann, T. (1967), The social construction of reality, EU: Anchor Books edition. 191


Gabriel H. de la Paz

Una sociedad generadora de riqueza requiere poseer las instituciones políticas y sociales que favorezcan el logro de los siguientes objetivos: • Que se aseguren los derechos de propiedad y aliente el ahorro y la inversión. • Asegure los derechos de libertad personal y los proteja de abusos de tiranía y el desorden social, como el crimen y la corrupción. • Asegure que se cumplan los derechos de los contratos explícitos o implícitos. • Provee un gobierno estable, no necesariamente democrático, pero que opere con reglas públicas aceptadas y respetadas. • Provea un gobierno responsable, que escuche las quejas y haga caso. La aplicación de esto, en el caso de México, enfrenta retos interesantes. El primero de ellos tiene que ver con el nivel de conocimiento de la población. Para entender cómo funcionan las cosas, se requiere cierto nivel básico de abstracción. Una buena parte de la población mexicana, no acaba de entender cómo funciona el modelo social, como se genera y distribuye la riqueza, de qué sirven las instituciones, los partidos políticos y los diferentes componentes del gobierno. No logran ver el papel que juegan los impuestos. No tienen muy claro el modelo total. Muchos líderes, al provenir de esa misma población, comparten lógicamente estas mismas carencias. La sociedad siempre espera que las cosas cambien, pero generación tras generación siguen más o menos igual. Esto muchas veces nos llena de insatisfacción. Las reglas del juego que a través del tiempo hemos creado, son los causantes de esta la situación, en la que a veces nos sentimos atrapados. Esta obra pretende mostrar que gran parte de lo que llamamos realidad 192


Una pizca de sal

está construida y como tal puede ser modificada. A veces, nos encontramos atrapados viviendo en una realidad, que nos parece injusta, aburrida, llena de sufrimiento y que pensamos es permanente. Yo los invito a que caigamos en la cuenta que podemos cambiar nuestra realidad. Tal vez no podamos modificar las leyes físicas que la hacen posible. Pero si las leyes sociales que son las que determinan nuestra percepción de ella y que son, al final de cuentas, las que la hacen posible. Cambiando las reglas del juego, modificamos el comportamiento humano y con esto cambiamos a los hombres y cambiando a los hombres, cambiamos la realidad. Esta es fundamentalmente la tarea de los líderes. Esta es esa pizca de sal que está esperando la receta de la sociedad humana.

193


Índice

Agradecimientos

5

Antecedentes

7

Capítulo I: Tecnología Social (El caso México)

9

1.1 Imágenes de mi pueblo

9

1.2 Sólo para jefes 1er principio: has a tu pueblo sabio.

14 16

1.3 La infraestructura 2do. Principio: Atacar la causa raíz 3er principio: Crea sistemas ganar-ganar

18 19 23

1.4 Cambiando la realidad social de México 28 4to principio: No cambies jugadores, sino las reglas 28 1.5 Tecnología Social Capitulo II: Conceptos básicos

32 35

2.1 El liderazgo social De cazadores a agricultores Sustentabilidad

35 36 38

2.2 Los países del mundo

44

2.3 Decidir

49


Los temas a resolver La guerra Formas de gobierno Inventando a México Capitulo III: la sociedad generadora de riqueza

50 51 53 56 61

3.1 El progreso material El ejército

61 62

3.2 La generación de riqueza

65

3.3 La sociedad generadora de riqueza

68

Capitulo IV: El modelo social

71

4.1 Maneras en que funciona la manada Las decisiones sociales

71 72

4.2 Cómo elegir al jefe de la manada

77

4.3 Qué tanta libertad le doy a la manada

86

4.4 Cómo organizo a la manada

87

Capítulo V: Manos a la obra 5.1 Fijar el rumbo 5.2 Dónde estamos parados México en el 2013 Rumbo propuesto Capítulo VI: los postulados Conocer a la manada

93 93 97 98 108 111 111


6.1 Construir instrumentos de producción El pago de impuestos Los subsidios Las prestaciones sociales

115 122 124 126

6.2 Impartir conocimiento La transmisión del conocimiento La educación básica Una visión diferente Impacto económico Enseñar con acciones La huella ecológica de las primarias. Las clases sociales Administración transparente El perfil del maestro La enseñanza media La educación superior.

130 131 132 134 135 136 139 140 142 142 144 146

6.3 Meritocracia Las ovejas del Valle del Tecal Estratificación

149 151 152

6.4 Disfrute Sociedad de ladrones La seguridad y el narcotráfico La llamada “guerra” contra las drogas México país de oportunidades

155 155 159 164 167

6.5 Generar oportunidades y competencia Las reglas del juego político Asociaciones gremiales y sindicatos

168 170 178


El campo y las actividades agroindustriales Formalizar el Trabajo Mano de obra barata 6.6 No discriminar Discriminaci贸n El papel del hombre y la mujer. Las instituciones pol铆ticas y sociales

179 181 183 185 185 186 191


Editorial LibrosEnRed

LibrosEnRed es la Editorial Digital más completa en idioma español. Desde junio de 2000 trabajamos en la edición y venta de libros digitales e impresos bajo demanda. Nuestra misión es facilitar a todos los autores la edición de sus obras y ofrecer a los lectores acceso rápido y económico a libros de todo tipo. Editamos novelas, cuentos, poesías, tesis, investigaciones, manuales, monografías y toda variedad de contenidos. Brindamos la posibilidad de comercializar las obras desde Internet para millones de potenciales lectores. De este modo, intentamos fortalecer la difusión de los autores que escriben en español. Ingrese a www.librosenred.com y conozca nuestro catálogo, compuesto por cientos de títulos clásicos y de autores contemporáneos.



Una pizca de sal