Page 1


Sobre el autor Combina la escritura y la crítica literaria con la Imagen Radiológica para el Diagnóstico. Ha publicado los siguientes poemarios hasta la fecha: Aromas de Soledad, El Altar de los Siglos, Porque nunca fue suyo [digital]. Del más reciente, La Letra Perdida (Vitruvio, 2012), se ha realizado un reportaje en El Mundo. Ha sido incluido en las antologías: Los jueves literarios de la casa del libro, Memoria y euforia, Una mirada escrita, Ilusionaria 3 e Historias del Dragón. Ejerce de colaborador habitual del diario digital El Pulso y las revistas literarias Escritores de Rivas, el Mirador de Covibar y Acantilados de papel. Conduce la bitácora digital www.buenasnochesnuevaorleans.blogspot.com https://www.facebook.com/Buenasnochesnuevaorleans https://www.facebook.com/Porquenuncafuesuyo

También es director académico de la Escuela y Agencia Literaria Letras Vivas. Fue uno de los primeros alumnos de la desaparecida Escuela de Letras. Pertenece a los grupos literarios Escritores de Rivas y es miembro de ESMATER (Escritores Madrileños de Terror).

Durante las noches de invierno, brilla por la radiación acumulada.


Título: porque nunca fue suyo Autor: Fernando López Guisado © 1999 Fernando Joaquín López Guisado Prólogo © 2013 Manuel Lacarta Diseño portada: Luisa Navarrete Ilustraciones cubierta e interior Luisa Navarrete Edición eBook: Alacena Roja www.alacenaroja.com www.alacenaroja.blogspot.com Los derechos de este libro pertenecen a Fernando Joaquín López Guisado. No están permitidas la reproducción total ni parcial de este libro ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio ya sea electrónico, mecánico, por registro u otros medios, sin el permiso previo por escrito de los respectivos autores. Primera edición digital Mayo 2013 –CeutíDepósito Legal: MU-533-2013 ISTC :


porque nunca fue suyo Fernando L贸pez Guisado

www.alacenaroja.com


Prologuillo Fernando López Guisado se estrena en Alacena Roja con un libro que el autor advierte no es último, ni siquiera actual; han llovido ya algunos años sobre él, pasado mucha vida y mundo en adelante. Yo sé que sacar viejos trajes del armario entraña un riesgo; pero tiene también un ápice de valentía, de aventura. ¿Nos reconocerán, nos reconoceremos con esa chaqueta blazer y los pantalones de mil rayas? No está aquí su palabra más reciente: la de La letra perdida, los débitos literarios nos parecen otros, y otras son sus mitologías recurrentes, sus vivencias, a lo que creo. De entrada, en esta pieza casi teatral, el poeta diluye su “yo” en varios personajes “en conflicto”, y, a fuerza


de quererlo, yo lo veo más apolíneo y menos dionisiaco; algo homérico en esa sintonía de lo coral y lo helenizante que envuelve como un todo atmosférico sus breves monólogos. Sin embargo, López Guisado articula ya en éste un libro orgánico, es decir, que no resulte únicamente un poemario de textos que se van sumando un tanto por azar, y se plantea cuál pueda ser el orden de lectura, algo que dijo a voces Cortázar en su Rayuela, que se puede leer, su novela, de tres maneras. Todavía, su autor nos resulta en estas páginas algo indeciso a la hora de escoger qué literatura va a ser la suya, su universo es más hermético, más comprimido en los conceptos, siempre expresado en poemas breves, como temiendo ese dejarse ir, fluir, que dé en descalabro, una caída de los naipes de una torre por el suelo. Pero, frente a ello, Fernando se nos entrega en semejante apuesta a la que ahora sigue haciendo suya: contar todo lo que sabe, lo que vive, lo que siente; lo que


lee, tambiĂŠn. Y, en eso, tampoco Porque nunca fue suyo se equivoca.

Manuel Lacarta (Madrid. 18/05/2013)


Formas de abordar este libro Éste libro, escrito hace varios años, supuso un tímido retorno al mundo de la escritura pública, que su creador decidió abandonar por razones personales en su momento. Por su parte, estará encantado de que se contacte con él. Este poemario está planteado de tal forma que su contenido puede abordarse como poemas independientes unos de los otros, o mediante una lectura ordenada, estructurando una narración casi novelística que alude a elementos mitológicos muy comunes en todas las creencias y culturas. Describe la resolución de un conflicto entre tres personajes, que, junto a la voz del coro/narrador, aparecen identificados mediante acotaciones que aluden a conocidas estructuras musicales. F. L.G.


P

ara aquellos que confían en mí


Obitus


INTRIGA

Hoy la fiesta se vive en los arrabales. Los ni単os disfrutan con el fuego, con el canto alocado de las sirenas, la espada robada y las canciones de viejos marinos y viejos fantasmas.

~ 17 ~


TETRAGRAMATON

En el paraíso cuatro estrellas traídas en un carro de esclavos desde embarazos remotos se cuentan historias. Mientras, una enorme mano, llena de vello rubio se adormece sobre el cuerpo extenso de las cañas de azúcar.

~ 18 ~


ANOCHECER

La luna, como un símbolo abierto, es una herida hecha de animales que ofrece presentes. El sol desciende apagándose ante los ojos atónitos de una ciudad en silencio.

~ 19 ~


De Profundis


ANTE UN ESPEJO LA EVIDENCIA ES ENEMIGO (Peregrinus Expectavi)

Ha nacido descalzo, y carga con el don divino y amargo de la inoportunidad.

~ 23 ~


~ 24 ~


CIEGO BORRACHO (Peregrinus Expectavi)

Todos los dĂ­as ata a su perro en el farol apagado y entra. Bebe mucho, y molestando a los contribuyentes, pero su voz amarilla nos divierte en la noche. Algunas mujeres dicen que es un Dios caĂ­do pero se advierte que nunca hay que escuchar a la hembra salvo al gozar el lecho.

~ 25 ~


TODOS TIENEN ALGO QUE ESCONDER

Y es este el hogar de los relojes. El cubil del tiempo detenido. El espacio que marca la fuerza de las horas restantes. Es s贸lo una frase para el Dios de los que no tienen: la risa del cuervo.

~ 26 ~


TIEMPOS INTERESANTES I

Noche de llamas en el aire. Una de las últimas antes de la caída antes que los caídos se levanten para clamar. El agua (como un campo abierto por el sol y el silencio de aquellos deslumbrados) corre mezclada con leche hirviendo.

~ 27 ~


AÚN SE PUEDE SOÑAR AL ABRIR UN LIBRO

Hoy saben muy pronto de la muerte. La miran a los ojos como un pájaro enfermo como hicieron sus padres cuando el coche tenía fuera los caballos y su dolor no se respiraba.

~ 28 ~


LA ESPERANZA VUELVE EL ROSTRO

Quizás haya un lugar para ellos (con el tiempo de arena) donde el pasto crezca siempre llevando el aroma del rocío en la brisa desnuda hasta el dolor del niño a la muerte del niño: toda palabra es un retazo ardiente en la memoria.

~ 29 ~


LA VIEJA MAGIA

La plenitud se encuentra donde no ha mirado nadie. El sonido de los hombres hace cambiar a las aves de rumbo -son tan indiferentes al paso de las horas. Encontrarรกn un lugar libre de ojos de su mirada agresiva que tiene poder cuando conoce nombre.

~ 30 ~


UNA MALDICIÓN (Libera me)

Ha sido condenado a ser de la misma carne que un judío y un holandés, aunque la senda esquiva débilmente su destino: es el último hereje, el que eligió seguir creyendo ante el calor de las hogueras.

~ 31 ~


LA REINA DE CORAZONES (Pavana)

Una frágil pluma de avefría se interpone susurrando entre la voluntad y la obsesión. Al peligroso cobijo de las adelfas frescas su cabello parece incluso una caricia que abanica la arena cosquilleando frágil. Alza una ceja y, levemente, se permite regalar al universo una sonrisa. Ladea el talle. Rodea un árbol. Y escala la corriente a pasos cortos.

~ 32 ~


TIEMPOS INTERESANTES II

Nunca conoció una villa reunión tan numerosa. Anticipándose, se exige la delgada compensación de los que han tenido siempre cuerpo. En estos días todos quieren un arma para defender sus cofres.

~ 33 ~


MALOS PRESAGIOS

Y nadie dejará su testimonio Sólo un grito en la luz Un olor en la luz a carne quemada y huesos quemados como el reír de las alas del cuervo.

~ 34 ~


LOS MEJORES CONSEJOS NUNCA AGRADAN

Igual que nunca existe un cuarto hasta abrir su puerta tampoco los desnudos femeninos (esos que nadie puede ver en las calles) se aparecen de tarde tras la sábana. Allí sólo encontramos el tamaño de los errores y una ira refleja. Y más vale ahorrar besos que derrochar las noches.

~ 35 ~


LOS RECUERDOS DEJAN MAL SABOR DE BOCA

Antes no había que despertarse de repente. Nos alzábamos limpios entre los restos amontonados del amor como si soñar fuera una profesión totalmente respetable.

~ 36 ~


LA RISA DEL CUERVO

Todavía hay cosas que no cambian: la guerra continúa abonando la tierra con el pesar de una madre en lugares lejanos y no tan lejanos (y en lugares que son sólo memoria)

~ 37 ~


NATURALEZA MUERTA (Kyrie eleison)

Viento agita las ramas de los ĂĄrboles, teĂąidas de inocencia, crecidas de inocencia y de la lluvia y de voces antiguas que se pierden muy lejos en el tiempo.

~ 38 ~


LA MEMORIA SE CONSUME A SÍ MISMA (Kyrie eleison)

Se observa tras las montañas un clamor que se transforma en esposa. Un relámpago surge como la lengua del áspid de noche. La acera empieza levemente a mojarse, puede que más deprisa para poder pasar desapercibida.. Salido del sueño un suave susurro sin sensaciones se sumerge y, girando, cambia de color contra la ventana y dice que sí dos veces

~ 39 ~


ALGUIEN SE HACE NOTAR

Empiezo a temerlo ahonda en las calles cambia papeleras y carteles y quiebra viejos recuerdos sobre el escenario de la culpa. Que todo lo persigue.

~ 40 ~


EL DESPERTAR

El sonido de un disparo golpea en todos los cristales. Recolecta a los niños de su sueño, alerta a los mortales de su sueño y los cielos observan Está escrito que la última palabra que se escuche saldrá de los labios de un muerto. Y será arena ardiente entre las manos de aquellos que no tienen casi culpa.

~ 41 ~


MALOS PRESAGIOS II

Hoy he visto el mar; estremeciĂŠndose casi como si estuviera. Falta muy poco para que viva y se alcen los siete que duermen. Lo he visto, sin necesidad, sin hambre y algo agotado por el vaso de esta maĂąana. Pero creedme aquel que nada tiene nunca puede mentir.

~ 42 ~


~ 43 ~


LA RISA DEL CUERVO II

El hambre, lágrimas de niña violada por el mundo, campos secos por el frío de un invierno que se acerca: signos escasos y las últimas notas avanzan lentamente.

~ 44 ~


LOS OTROS DIOSES

Hubo un tiempo en el que todo era posible para el hombre: tenía tierra virgen, agua limpia, el placer del sueño y el dolor del parto. Entonces fue cuando empezó la guerra y se tiñeron los libros con sangre de inocentes (pedían almas para su cruel música).

~ 45 ~


NATURALEZA MUERTA II (Kyrie eleison)

Las estrellas: cadencia el llanto en el silencio (รกspero entre farolas doloridas)

de los nacidos del polvo.

~ 46 ~


NATURALEZA MUERTA III (Kyrie eleison)

Todos los días son días de silencio en los edificios vacíos, y las calles cortadas. Es sábado: la risa burlona, en lo alto aparece entre nubes de un mundo que no tiene recuerdos.

~ 47 ~


LO QUE OLVIDÓ EL OLOR DE LAS ADELFAS

El dolor se expresa en el estómago: son voz de los océanos. Olvida los papiros como un péndulo en busca de agua. Hoy se propaga como la respiración abatida de los disparos, se descorre fieramente como las cortinas y nos espera en la fosa nasal suave y entumecida de los reptiles.

~ 48 ~


LA BESTIA

Viene del mar pelágico, del norte profundo sembrando un sendero de cisne en las calles de los peregrinos. Arrastra su cuerpo pesado en silencio. Escarba en sitios que jamás han rozado dedos. Sus dientes afeitan el vello de los impúberes pero aquello que más teme el profeta es su aliento porque sólo con él puede quebrar las espaldas que han transportado la piedra más allá del río.

~ 49 ~


DOCENAS DE PARTOS

Los presagios son claros: se busca un niĂąo. No ha nacido de hembra, ni de macho, ni de animal, ni de ser terrestre. Los presagios son claros: lo ha dicho la luna, que derrama su leche materna sobre el agua. Pero no es su hijo, no. Ese no es hijo de nadie y su madre morirĂ­a si lo fuera.

~ 50 ~


SOCIEDAD

Los niños hacen pocas concesiones y, luego, los hombres y las mujeres y los animales que domestican hacen de su casa una enorme góndola varada en un jardín de madera.

~ 51 ~


PORQUE NUNCA FUE SUYO

Y le hacían sacrificios de sangre para crear un niño o dar vida a la música como falos y cuervos, burlándose del poco poder que tiene el hombre, lo sencilla que es la caída desde la gracia y lo aterradora que es la gracia para ellos.

~ 52 ~


LAS ESCALERAS SON SIEMPRE HACIA ARRIBA (Pavana)

Sus recuerdos son algo dulces. De vez en cuando, se detiene sólo para ojear las estrellas desde la perspectiva más lejana del sol. Se ha recogido el pelo. Mira cervalmente el cenicero de la acera y escala el bordillo alzando un poco la falda. Las hojas descienden casi con sueño.

~ 53 ~


~ 54 ~


EL RENACER ES LO DUDOSO (Libera me)

Fue recreado por la voluntad, que usó como barro sus propias cenizas: ya no puede morir aunque lo quiera. Aquel que ha estado en el infierno ya no se dobla ante la nieve. Y aquel que ha estado en el Edén ya no nunca vuelve a beber vino y sonreír.

~ 55 ~


COMO UÑAS BAJO LA NIEVE

La risa aparecerá al abrirse los sellos. Llorarán los ángeles y las mujeres ante unos astros vivos y perros de orejas rojas. Será silencioso pues es la suya la espada del alba y su brillo el de los dientes del jabalí.

~ 56 ~


LOS OTROS DIOSES II

Por lo tanto, recuerda... Recuerda cuando se alcen recuerda las palabras escritas sobre el viento: es siempre negro el color de la noche como blanco es el sudario de la muerte.

~ 57 ~


MALOS PRESAGIOS III

Llorad todos. Ahora. Porque luego no habrá tiempo, ni madre que lo haga por vosotros. Y que nunca vea nadie vuestros llantos pues estos serán utilizados para alimentar plantas prohibidas en las fosas comunes, en cruces de caminos. Escuchadme entonces y llorad todos y después esconded bien vuestras lágrimas (alejadas de alturas) donde no alcance nadie a verlas, porque así está escrito: las alas del cuervo son el heraldo que no tiene piedad, que daña con su beso.

~ 58 ~


TIEMPOS INTERESANTES II

Cuando empieza la ciudad a no sentirse es el momento de partir y nutrirse de inocencia refugiado en las bombillas del parque. Tiempos rebeldes claman paz en el mundo sin saber de sus raíces ilusorias ni el peso de la noche entre aquellos edificios: triste imagen de la muerte. Llorará el sol; más débil e inconstante, pidiendo calma para paliar su música, sufrir el sello en sus campos sedientos y en las garras ensangrentadas de la esperanza; en este lugar no queda más que noche.

~ 59 ~


LA BESTIA II

Repone los pozos con la sangre derramada en los estupros, clasifica los animales por su mirada, sus tambores tienen el colmillo de la caza bajo las pieles, bebe saliva y lleva una cruz en las manos que obliga al pueblo a olvidarse de nadar.

~ 60 ~


GUERRAS (Kyrie eleison)

La pirámide de cristal se desprende de los rostros. Gruñe el silencio entre las uñas. Mano sobre mano, la pareja risa de los anocheceres (donde puede pasar cualquier cosa) despereza los ojos de los muertos.

~ 61 ~


NADIE SE ATREVE A MIRARLOS

En su pecho se oculta un anillo aún más delicado. Ha sido forjado por el látigo de los inocentes y los riachuelos de los que beben los pescadores. Bajo el amparo de los ardides, las muelas caídas de los infantes, los pactos políticos y los matrimonios de conveniencia sus párpados retienen aquella verdad oscurecida por los siglos bajo el agua.

~ 62 ~


ARMAS HECHAS DE PERVINCA

No explica sus razones aunque sea Ăştil para su causa. Sus ejĂŠrcitos luchan, pagados con el sabor de la victoria en las mujeres y las hijas del enemigo. Sus cascos, antes, eran de oro.

~ 63 ~


LA BESTIA III

No quer茅is saber de d贸nde nace su argumento. Para saber s贸lo hace falta ver el brillo de la saliva sobre sus dientes.

~ 64 ~


LOS DIOSES SABEN CUANDO APOSTAR

Las familias corren. Ha ca铆do un meteorito. Es la prueba verbal que necesita el diario del lujurioso para soltar las riendas, es una base de justificaci贸n en las pupilas de los suicidas y una buena excusa para vender.

~ 65 ~


SIEMPRE HAY BAJAS ANTES DE LA BATALLA

Mira aquellos ángeles tan fuertes Seguros con sus alas en alto. Seguros con sus sables en alto, bellos como un mar de aguas tranquilas, serios, transparentes como la fe de los niños, insensibles como los labios de un muerto, fríos, como el dolor simple de la lluvia, confiados en la fuerza de ese Dios que los ordena morir en nuestro nombre.

~ 66 ~


ASCENSIÓN (Pavana)

Allí las escaleras eran interminables: se acomodaban entre disculpas y parsimonia. Aquí son sólo pasillo goteando entre los dedos desnudos del ambicioso. Oír tus pisadas en la piedra es una experiencia nueva.

~ 67 ~


EL EXTRAÑO (Libera me)

Se oculta en las casas amedrentadas por los picos y lleva una chaqueta de hiedra salina y caña. Su pelo recogido en una larga tela roja se disemina por las ramas, por las calles rancias y las manos vacías de aquellos que aumentan su orgullo bebiendo en bares despedidos. Enjuto de ceño, alza la vista altivo. No tiene barba. No tiene sueño. Por no tener casi no tiene ni la intención de recordar.

~ 68 ~


SÍMBOLOS DESDE LA ANTIGÜEDAD

Bajo los dientes cruje una nueva desesperación que nunca había despertado y que tiene en los ojos el filo mellado de los vicios ocultos. Un niño recoge el cadáver de su perro, lo entierra bajo un lecho de piedra, construye un mausoleo para él entre su balón y sus armarios y deja como cruz la espada que su padre usó para jugar.

~ 69 ~


NADIE DEBERÍA VIVIR AQUÍ

La rutina es cada vez más breve y los dedos delgados de la misericordia cierran un baúl bajo la cama ardiente del abstemio. Dos virtudes verdes que, desde el principio, niegan los árboles y recogen los caballos hundidos ahora surcan suavemente una senda inventada por el asta difunta de los ciervos mansos.

~ 70 ~


AQUEL QUE HA DE VENIR

Las aves de rapi単a esconden el pico en el cedazo de los cobardes y la cruz clavada en la matanza no ofrece ni una pepita de su cu単o para que apaguen los inocentes el fuego de su garganta. Dos r鱈os suben y se desbordan frente a un extra単o que observa desde una luna.

~ 71 ~


HASTA LOS DIOSES SABEN PERDER

Las canciones carecen de cadencia. Los músicos (sangran por las manos) han dejado que el silencio se siente en la primera fila. Una madre bosteza mientras descansa en el coche que lleva en el garaje tres días, bebiendo el polvo de los desposeídos. Sabe que tendrá otro hijo y que morirá en una esquina recordando que en el bar bajo su casa debe aún tres comidas del mes pasado.

~ 72 ~


CADENAS

Aquél que se disipa como las luces halógenas bajo una piedra es el que, aun muerto, prevalece extendiendo su embrujo. Los ríos también pierden su cama y las montañas no son tan altas como en la época de los dinosaurios. Todos se esconden al ver a los demás desaparecer, pero es su recuerdo y el miedo a la muerte implantado a fuego en su recuerdo provocando que los muertos se transformen en fantasmas.

~ 73 ~


~ 74 ~


LA REINA DE CORAZONES II (Pavana)

Vaga por la ciudad: se sorprende de las luces que no iluminan. Un perro atado se despierta al escuchar sus pasos. Se acerca. R铆e acariciando su lomo. Susurra un saludo y (recordando d贸nde debe ir) se pierde en la niebla mientras en un bar cercano golpes e insultos astillan la noche y atraen las nubes.

~ 75 ~


EN TODO JUICIO INTERVIENE LA BUENA FE

Todos llevarán su pecado como un gallo su cresta. Mirarán con ojos de cordero preguntando dónde. Allí estará su culpa, y buscarán el poco orgullo para correr a vestir su desnudez con él.

~ 76 ~


TODO TIENE SU RECOMPENSA

Aún podrán bañarse. Tendrán llamas para hacerlo. El jabón será un látigo, y saldrán limpios. Encender un cigarrillo bajo el agua es una clara ventaja que no tendrán en el cielo prometido.

~ 77 ~


MÁS DE LA CUENTA (Peregrinus Expectavi)

Ha sido expulsado a golpes que no pudo esquivar. Busca a tientas su sombrero y siente como si una perdiz se refugiase bajo su capa. Alza el rostro (sus gafas negras están dobladas y tiene mellado el diente). Va a llover, piensa y ríe.

~ 78 ~


ES MEJOR QUE CORRA EL VINO QUE LA SANGRE

Nadie escucha a quien no tiene cuerpo físico. Te miran como un cenicero con el rostro de la muerte, como se miraba antaño a aquellos que vestían túnica sin ser monjes. Pero recordad que sufren un error sordo bañado en algas: tienen los estómagos repletos de pistolas cosidas y sus rameras saben a pez.

~ 79 ~


NADIE RECUERDA AQUELLO (Peregrinus Expectavi)

Su perro espera atado saludos y caricias. Su propia sangre sabe a alcohol y café aguado. Acostumbra su columna al calor del camino que le devuelve a la casa pequeña y vacía construida por él a la orilla del mar cuando aún era joven.

~ 80 ~


LATIDOS (Kyrie eleison)

Por fin llueve. Ha llegado; en las copas atento al reloj. Un perro busca el hambre. La serpiente riega el dardo. Campo de espinas llora la luna en la sombra. Ceniza sobre asfalto.

~ 81 ~


EVIDENCIAS

Las nubes aĂşn siguen siendo grises. Es un mar de ceniza un mar, y su horizonte lleno de gente enferma. Esta es la luz por la que el mundo rabia: una hoguera de sol sobre las calles de una ciudad sumida en el silencio.

~ 82 ~


MAL DE MUCHOS (Libera me)

Tiene la llama, el fuego que flamea como las banderas del enemigo antes del enfrentamiento. En su rostro lleva escondida una mentira como el que esconde la caza robada en fundo ajeno. Es un ni単o frente al cinto de palabras del padre decepcionado, que lo ondea, produciendo en su rostro el palpitar de la sangre ardiente y en su interior algo que duele y ata su orgullo y su memoria a un camino.

~ 83 ~


POCO TIEMPO (Kyrie eleison)

Amanece entre las hojas de los árboles dormidas en la brisa. Casi sin ilusión, como la calle ante el lamento agónico y marchito del perro. Es la suya una luz comida por las piedras y ramas rotas que caen sobre el asfalto entregadas al mundo sobre los últimos días. Siempre está la salida de morir.

~ 84 ~


EL DESTINO NO PUEDE ELUDIRSE (Libera me)

Desde hace tiempo sus pies están continuamente sobre peldaños. Siente en la espalda una mano fría de mujer. Empuña un gran mazo de piedra, cierra los ojos, descarga el golpe y una casa (construida a mano con sudor) cae lentamente y quiebra el silencio.

~ 85 ~


REENCUENTRO (Pavana) …es horrible ser dos inútilmente. Antonio Gamoneda.

Le ha visto a lo lejos esperando su destino. Posa la mano sobre su espalda. Llegó la hora: una casa de barriles se hunde bajo lluvia. Deja una tabla de tejo en los restos, el cielo se abre y los dos son uno bajo la palmera.

~ 86 ~


DOMINGO (Peregrinus Expectavi)

Su perro le guía hasta casa mientras él hace recuento de los dientes. Aprieta su pecho, intentando sostener la sangre que mana humedeciendo su camisa. Su casa no está en pie. Entre el barro y los escombros encuentra una tabla de madera con un grabado: el triángulo y en su centro una piña. Cae en un charco. Su perro lame inocente la mejilla mal afeitada. Mira hacia arriba. Puede ver el cielo y la tierra como un último don.

~ 87 ~


LA IMPOTENCIA CONDUCE HASTA LOS COLMILLOS

Oí un susurro, como la voz de una mujer que ya no está aquí (y que, tal vez, no ha estado nunca) llamando a las lágrimas del hombre. Pedía un canto, una visión que amenaza impasible en estos días de hoy. Pedía.

~ 88 ~


~ 89 ~


INVIERNO (Kyrie eleison)

Bajo el viento otoĂąal una nave se prepara para partir. Protege un punzĂłn en su madera. Barriles hambrientos. La maĂąana roja se marcha. Las bisagras susurran peregrino. El horizonte sopla libre mientras la madre arropa.

~ 90 ~


Diluculum


TAMPOCO EL HOMBRE

Parece que hoy cobra en ellos tributo. El casco no puede rendir homenaje a las olas. El agua cubre ya las inhibiciones, los trajes amarillos y las cartas de despedida. Flotan barriles. Los camellos no saben nadar por instinto.

~ 93 ~


SÓLO SE TEME AL FUTURO

Se establece un pacto entre los velos del sueño profundo y varias velas que arden como castillos. Por hoy, el día tiene sustituto. Pero nadie sabe qué ocurrirá cuando el sol despierte (un poco más débil) mañana tras el reloj de la plaza.

~ 94 ~


UNA CANCIÓN PARA EL FIN DEL MUNDO

Tallé un icono en la memoria del mundo dedicado a la muerte de la música. La noche cae sobre las piedras grises. Sólo quise un sueño inspirar un sueño como un susurro la voz en el aire.

~ 95 ~


Ă?ndice


Prologuillo ................................................................................... 7 Formas de abordar este libro ................................................... 11 Obitus........................................................................................ 15 INTRIGA ..................................................................................................17 TETRAGRAMATON ...............................................................................18 ANOCHECER..........................................................................................19

De Profundis ............................................................................. 21 ANTE UN ESPEJO LA EVIDENCIA ES ENEMIGO...............................23 CIEGO BORRACHO ...............................................................................25 TODOS TIENEN ALGO QUE ESCONDER ..........................................26 TIEMPOS INTERESANTES I...................................................................27 AÚN SE PUEDE SOÑAR AL ABRIR UN LIBRO .....................................28 LA ESPERANZA VUELVE EL ROSTRO ..................................................29 LA VIEJA MAGIA ....................................................................................30 UNA MALDICIÓN ..................................................................................31 LA REINA DE CORAZONES ..................................................................32 TIEMPOS INTERESANTES II..................................................................33 MALOS PRESAGIOS ..............................................................................34


LOS MEJORES CONSEJOS NUNCA AGRADAN ...............................35 LOS RECUERDOS DEJAN MAL SABOR DE BOCA ............................36 LA RISA DEL CUERVO ...........................................................................37 NATURALEZA MUERTA.........................................................................38 LA MEMORIA SE CONSUME A SÍ MISMA ..........................................39 ALGUIEN SE HACE NOTAR ..................................................................40 EL DESPERTAR .......................................................................................41 MALOS PRESAGIOS II ...........................................................................42 LA RISA DEL CUERVO II ........................................................................43 LOS OTROS DIOSES..............................................................................45 NATURALEZA MUERTA II ......................................................................46 NATURALEZA MUERTA III.....................................................................47 LO QUE OLVIDÓ EL OLOR DE LAS ADELFAS....................................48 LA BESTIA ...............................................................................................49 DOCENAS DE PARTOS .........................................................................50 SOCIEDAD ..............................................................................................51 PORQUE NUNCA FUE SUYO ...............................................................52 LAS ESCALERAS SON SIEMPRE HACIA ARRIBA ................................53 .................................................................................................................54 EL RENACER ES LO DUDOSO .............................................................55 COMO UÑAS BAJO LA NIEVE .............................................................56 LOS OTROS DIOSES II...........................................................................57 MALOS PRESAGIOS III ..........................................................................58


TIEMPOS INTERESANTES II..................................................................59 LA BESTIA II ............................................................................................60 GUERRAS ................................................................................................61 NADIE SE ATREVE A MIRARLOS ..........................................................62 ARMAS HECHAS DE PERVINCA...........................................................63 LA BESTIA III ...........................................................................................64 LOS DIOSES SABEN CUANDO APOSTAR ..........................................65 SIEMPRE HAY BAJAS ANTES DE LA BATALLA ..................................66 ASCENSIÓN ...........................................................................................67 EL EXTRAÑO ..........................................................................................68 SÍMBOLOS DESDE LA ANTIGÜEDAD .................................................69 NADIE DEBERÍA VIVIR AQUÍ .................................................................70 AQUEL QUE HA DE VENIR ...................................................................71 HASTA LOS DIOSES SABEN PERDER..................................................72 CADENAS ...............................................................................................73 LA REINA DE CORAZONES II ...............................................................75 EN TODO JUICIO INTERVIENE LA BUENA FE ...................................76 TODO TIENE SU RECOMPENSA .........................................................77 MÁS DE LA CUENTA .............................................................................78 ES MEJOR QUE CORRA EL VINO QUE LA SANGRE .........................79 NADIE RECUERDA AQUELLO ..............................................................80 LATIDOS..................................................................................................81 EVIDENCIAS ...........................................................................................82


MAL DE MUCHOS .................................................................................83 POCO TIEMPO .......................................................................................84 EL DESTINO NO PUEDE ELUDIRSE .....................................................85 REENCUENTRO .....................................................................................86 DOMINGO ..............................................................................................87 LA IMPOTENCIA CONDUCE HASTA LOS COLMILLOS ....................88 INVIERNO ...............................................................................................89

Diluculum .................................................................................. 91 TAMPOCO EL HOMBRE .......................................................................93 SÓLO SE TEME AL FUTURO .................................................................94 UNA CANCIÓN PARA EL FIN DEL MUNDO .......................................95

Índice......................................................................................... 97


Este libro (e-book) se terminó de editar al cuidado de Alacena Roja ─Edición Digital─ en Ceutí, 22 de Mayo de 2013


Libros publicados por Alacena Roja -

Los círculos concéntricos (Alejandro Céspedes) Flores en la cuneta (Alejandro Céspedes) Antología Poética (Elvira Daudet) Así es la vida (Manuel Lacarta) Instantáneas de un rostro infinito (José Elgarresta) Monólogos (José Elgarresta) La virgen (Jerónimo Múñoz Palma) Impar (María Góngora) Los planetas de Holst (Santiago González Carriedo) Allá ellos tan entrañables (José Luis Campos) Poemas Plagiados (Esteban Peicovich) Borges el palabrista (Esteban Peicovich) Cien mil palabras (Esteban Peicovich) El ocaso de Perón (Esteban Peicovich


Porque nunca fue suyo  

"Éste libro, escrito hace varios años, supuso un tímido retorno al mundo de la escritura pública, que su creador decidió abandonar por razo...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you