Page 1

Balde!

13

BOLETIN ABIERTO A LITERATURAS DE ESPACIO c a r q u i t e c t u r a

f a n z i n e

SANTIAGO/VAPARAISO/VALDIVIA CHILE-2010

EL PLAN MAESTRO DE CUEVAS PARA S A N T I A G O


E L P L A N M A E S T R O D E C U E V A S P A R A S A N T I A G O

EPISODIO 1 LUEGO DE UN RIGUROSO PROCESO SELECTIVO, EL EQUIPO DE HEAD HUNTERS HA DADO CON EL CANDIDATO IDEAL…

VIENDO SU CURRÌCULUM, ¿NO LO ENCUENTRA DEMASIADO “INFANTIL”, DRA. MAC GREGOR…?

TODO LO CONTRARIO, DR. NEWMAN, SE VE QUE ES UN EXPERTO EN PERFORACIONES TÉMPOROESPACIALES…


…CON MI CINTO ESPACIO TEMPORAL PUEDO AVANZAR DESDE LA ANTIGUA GRECIA AL CENTENARIO DE LA REPÙBLICA EN SÓLO 8 MINUTOS…

¡ESO ES JUSTO LO QUE NECESITAMOS!

¡EL PLAN MAESTRO DE TÚNELES PARA SANTIAGO YA EMPIEZA A SER REAL…!

AL DÍA SIGUIENTE EL DIARIO LOCAL EL MERCURIO PUBLICA LA NOTICIA CON LA SIGUIENTE INFOGRAFÍA…


Episodio 2. Hotel Carrera, Santiago de Chile, 17 de noviembre de 1995: ante una cincuentena de medios de comunicación acreditados, y en presencia de gran cantidad de posibles inversionistas y representantes de instituciones financieras y crediticias de todo el orbe, se lleva a cabo el lanzamiento del Primer Programa de Concesiones Urbanas. Este ambicioso plan de autopistas metropolitanas en el Gran Santiago consiste en cinco modernos proyectos de infraestructura de transporte, conectados entre sí con un novedoso sistema integrado de tarificación de tipo free flow. El ingeniero Malaquías Cuevas se pasea radiante por la mullida alfombra del excelso salón Tarapacá, diseñado por Smith Solar & Smith Miller en la década del 30. A sus prometedores 32 años, el profesional ha sido designado como Gerente de Proyecto de una de las cinco autopistas propuestas, quizás la más emblemática desde el punto de vista de la imagen urbana: la fracción oriental de la autovía Américo Vespucio, inscrita en las sofisticadas comunas de Las Condes y La Reina. Este proyecto, en conjunto con Vespucio Norponiente y Vespucio Sur, circunvalarán en su totalidad al Gran Santiago con altos estándares de seguridad y eficiencia. El tiempo avanza raudo y los equipos de ingeniería lo han logrado: cuatro años después, el 29 de octubre de 1999 se abre la licitación pública del primero de los cinco proyectos: se trata de la concesión del Sistema Oriente – Poniente, también conocida como Autopista Costanera Norte. Menos de un año después le sigue el Sistema Norte – Sur, cuya apertura se efectúa exitosamente el 2 de junio del 2000, avalando la solidez del programa de concesiones. En diciembre de 2002 y en abril de 2003 se inician los períodos de concesión de los siguientes dos proyectos regulares: Vespucio Norponiente (también conocida como Vespucio Norte Express) y Vespucio Sur. ¿Y qué pasó entre tanto con el ingeniero Cuevas? Decide, a partir de las atribuciones que le otorga su rol como Gerente, utilizar un mecanismo alternativo para materializar el encargo: el trabajo in situ. Ante la creciente complejidad técnica de la obra encomendada, consistente en un túnel de 13 kilómetros en el pedregoso suelo de Santiago, asume los roles paralelos de ingeniero residente, inspector de obras, capataz y jornalero, enceguecido en pos de su objetivo final.

.


Después de 15 años de trabajo abnegado y silencioso, turno por turno, la obra parece por fin ver luz pública. Año 2010. En pleno bandejón central de Vespucio con Bilbao se concentran, con expectación, los medios de comunicación ante el anuncio de prensa: ¿es que acaso hoy se gatillará el ultimo estallido que abra por fin el boquete y que permita por fin ingresar a tan anhelada vía? ¿Se pone a disposición pública esta carretera secreta para uso y goce de los cientos de miles de automovilistas capitalinos? Una gigantografía que dice relación con la calidad de vida, una simple tarima, un gran toldo blanco climatizado, un suave sonido ambiente. En escena aparece una autoridad de alto rango tras un breve protocolo de prensa, se posiciona delante del sistema de micrófonos y escuetamente se refiere a que hará dos anuncios relevantes para Vespucio Oriente. Hay expectación. El primero: se anuncia el llamado a precalificación para concesionar Vespucio Oriente, uniendo la rotonda Grecia con avenida El Salto, con una inversión de 1.172 millones de dólares, una de las más costosas de todo el sistema de concesiones

POR SUPUESTO, DR. RAYMOND, Y MUY ALUCINANTE

SU DISEÑO TIENE QUE SER MUY CONTEMPORÁNEO

(¿Cómo? ¿No era que ya estaba en construcción desde hace tanto tiempo?, se escucha murmurar a buena parte del auditorio).


El segundo: se ha decidido nombrar a un nuevo Gerente de Proyecto que lleve adelante tan magna iniciativa.

NOMBRAREMOS UN PROFESIONAL DE EXCELENCIA

ES LA NUEVA FORMA DE HACER TÚNELES, DR. NEWMAN

CONTROLADOR, UBIQUE A NUESTRO MEJOR PROFESIONAL...AHORA!

(¿Cómo? ¿Y qué pasó con el ingeniero que estaba a cargo de esto ya desde tiempos inmemoriales, muchos episodios atrás?). Y entonces, desde el fondo, retumbando entre un estrépito de piedras, irrumpe una figura humana desconocida. Con un alarido interrumpe el discurso:

Es el ingeniero Malaquías Cuevas. El “Mala Cueva”, quince años después.


Episodio 3. EN LA PRENSA

Episodio 4. 2014. Mientras avanza la construcción de Vespucio Oriente, ahora licitado a un consorcio internacional que ejecuta un sofisticado túnel de triple altura, Malaquías Cuevas prueba suerte en la construcción del metro a Quilicura, o a Huechuraba (no es bien claro el proyecto) aprovechando su reputación de ingeniero operador in situ al fondo de la caverna. Hay cambio de gobierno. El proyecto se paraliza. Qué mala cueva. Malaquías Cuevas vuelve a estar cesante.


Episodio 5. 2018. Vespucio Oriente es un túnel de ocho alturas cada vez más confuso. Su avance recién está a medio camino de los 13 km. La autoridad de alto rango requiere con urgencia un profesional calificado con renombrada experiencia en túneles in situ. El ingeniero Cuevas es el hombre. ¿Será ésta la anhelada oportunidad de reivindicación profesional?

Episodio 6. 2028. Después de años de abnegada labor, el ingeniero Cuevas es llamado a jubilación.

HA LLEGADO LA HORA FINAL, MALAQUÍAS…

NOOOOOOOOOOO................

PASE A BUSCAR SU BONO DE JUBILACIÓN POR TESORERÍA…

Sale por última vez de la boca del túnel de Vespucio Oriente, ya avanzados 9 km de extensión del total de 13. Sin mirar atrás cruza Vespucio con Bilbao. No logra ver tan magna obra terminada. Tal como Antoni Gaudí, el ingeniero Malaquías Cuevas muere arrollado por un vehículo de locomoción colectiva. Es mucha la mala cueva. Esos malditos

13 kilómetros.


Watulame es un país pequeño, donde ocurren cada cierto tiempo y por condiciones geológicas particulares, tremendos eventos catastróficos. Aunque mantienen un ritmo impreciso de “cada 5 o 40 años” siguen siendo cada vez muy pero muy sorpresivos para sus habitantes. La prensa y la gente se muestran alarmados por las penurias que el destino o dios les entregan sin petición previa, respondiendo con lamentos corales y los habituales generalatos post batalla que acompañan a los daños, a las medidas y a los muertos. . Por estos días, los ciudadanos de Watulame están a las puertas de celebrar 200 años de su gobierno autónomo, de sus instituciones, ministerios, empresas y alcaldías, al mismo tiempo que otros números implícitos pueden ilustrarnos los traumatismos: 83 terremotos, 17 tsunamis, 84 derrumbes sobre ciudades, 21 incendios de envergadura, 196 inundaciones, 8 erupciones volcánicas sobre una ciudad, 16 golpes de estado y 7 matanzas de trabajadores, todos durante su ilustre vida independiente, que mas que un aniversario republicano pomposo, entrega aromas de la instauración añeja y vanguardista de un Imperio, del decidido imperio de la “mala cueva”. . Hace pocos días una fortuita combinación de terremoto-tsunami-derrumbe ha afectado al País y sus centros productivos, abriendo otra vez el debate en torno a quienes son los responsables de tal desgracia aumentada, cuando edificios han caído, viviendas han sido llevadas por el mar y minas subterráneas han colapsado. Cuando el edificio se cae, cuando la ola se lleva las casas o cuando la mina se derrumba destruyendo vidas y bienes el engranaje sistémico se activa para que “valiendo la pena”, la justicia institucionalizada actúe a su modo para determinar quien o quienes deben pagar por sus errores u omisiones. . Sorprendentemente en Watulame una tradición nacional celebrada y defendida (¿por sus ahorros?) es la de no tomar medidas previas ni planificar para evitar o minimizar esos pasados y próximos seguros acontecimientos, sino que mas bien unos y otros se culpan y disculpan en tardías reacciones que intentan traspasar a otros sus responsabilidades, hasta que el tiempo, una y otra vez, acalle con olvido hasta el siguiente desastre. . Los privados culparán a la autoridad por crear una norma deficiente junto a una escasa fiscalización comprometida. La autoridad, con menos fuerza, acusará a los privados de incumplimiento normativo y de la mínima o nula prevención ante las posibles fallas del sistema. La opinión pública observa como víctimas y victimarios presentan pruebas, defensas y distractores. ¿Que será de Watulame en la extrañeza de que con altísima probabilidad seguirán no estando preparados para las catástrofes que le son propias?, ¿Logrará definir Watulame que las responsabilidades y culpabilidades son compartidas pero que no eximen a ninguna de las partes? . Penosos temas para un próximo y cataclísmico capítulo.


BIENAL 2010: EXPERTOS ANALIZAN EL DESARROLLO URBANO DE SANTIAGO

EL “GROUYERE URBANO” CADA VEZ MAS HEDIONDO Y CON MAS HOYOS

1


Balde, edición 13 En homenaje a los 33 arquitectos mineros atrapados por su hábitat. Fuerza y resistencia.

Pa r t i c i p a ro n e n e s t a e d i c i ó n e n f o r m a t o d e s p l e g a b l e : Alberto Texido: Daniel Bifani: Miguel Angel Contreras:

idea generatriz e imagen del p e r s o n a j e + Wa t a l u m e . texto y gráfica diseño, imágenes y diagramación

Agradecimientos a: buscador Google, por constituir un insondable túnel pleno de imágenes e información bizarra .

Balde recomienda: visitar Time Tunnel. AGOSTO 2010

Balde!

BALDE! 13  

AGOSTO 2010 ARQUITECTURA FANZINE

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you