Issuu on Google+


datos de impresion


editorial


Germán y Yo

En una tarde de verano, Germán se me presentó de improviso. Estaba tratando de terminar un cuento y se integró como uno de sus personajes, utilizando su particular estilo, contaba situaciones poco comunes. Su participación la tomé como un juego. Escribía alguna frase y luego, le decía a Germán que la completara. Esta técnica me había dado muy buenos resultados. Veía como el relato iba tomando forma, era conciso y se valía por sí mismo. Quizá, a mí no se me hubiese ocurrido escribir estas historias fantásticas. Germán pasó a ser el arquetipo de todos los símbolos y mitos. También era lo inesperado, la frase filosófica y lo irónico. Cualquier situación la transformaba en una historia verosímil. Él fijaba las pautas: los narradores, los puntos de vista y las situaciones psicológicas. En un principio, se manifestaba como una vocecita. Poco a poco, llegó a ser algo más. No era sólo el personaje de mis cuentos: Germán era el que pensaba, yo el que corregía; él era el que dictaba, yo el que escribía. Tomó vida hasta llegar a convertirse en un espíritu; hoy quiere apoderarse de mí. Todavía no pudo dominarme lo suficiente como para volverme loco. Si dejara de escribir, aban‐donaría esa loca idea de incorporar su espíritu a mi cuerpo. Igualmente, él me sigue perturbando, día y noche, entre sueños, jugando con situaciones absurdas y recreando historias verdaderamente crueles. A pesar de todo, debo admitir que me tiene respeto, tal vez por ser el ejecutor de sus ideas.


Muchas veces pensé que Germán podía ser un alma en pena, que sigue vagando por el mundo en busca de un lugar. En mi halló el vehículo para contar los aspectos de sus vidas o de sus muertes. ¿Cuántas vidas habrá vivido? ¿Cuántas muertes lo estarán esperando? Por el momento, sólo sé qué Germán controla mis palabras, mide cada frase, incluso, lo hace en este relato y sabe de antemano cuál va a ser el final. Antes era entretenido saber qué alguien dictarme un pensamiento; hoy me aterroriza.

podía

Jorge Marín

Jorge Marín Periodista, escritor y docente. Autor de "los cuentos de Germán", "Villa Mitre, la Reina de las Villas", "Las cosas que se te ocurren" y "Sala de Profesores" (Teatro), y los ensayos: "Sistema de escritu@", "Arte Digital", “Gramáticas Interactivas”, “Festividad Navideña”. Actualmente, alumno del Profesorado de Lengua y Literatura.


CUENTOS MINIMOS Era amigo de Borges ese inmortal que odiaba las páginas fúnebres pues nunca saldría en ellas. Por unanimidad, el espejo que los reflejaba distorsionados fue destruido Luego, al contemplarse reales, lo extrañaron. El soldado creyó que había muerto en la guerra. Ahora se descubre vivo en una jaula de leones. Con una mano, el niño saluda a los turistas. Con la otra, esconde el cartel que advierte del pantano. La princesa besó al sapo creyendo que se convertiría en príncipe. Pero el príncipe observaba detrás de ella y la abandonó por asquerosa. El tren tiene tantos vagones que la locomotora acaba de chocar con el último de ellos. La niña superó el pánico de pensar que algo horrible podía esconderse debajo de su cama. Hoy la espera un monstruo decidido a abandonar su dieta. Cansado de perseguir durante años a ese hombre misterioso, el detective lo invitó a un trago y se hizo amigo de él. El bebé nació con una fecha de vencimiento grabada en su piecito: caduca en quinientos años. No era clara la carta del suicida, fue confundida con la lista del supermercado. FERNANDO MARTIN ETCHANDY


CUENTOS INMORALES PARA NIÑOS EJEMPLARES II

Mintió Pinocho, una y otra vez. Engañó a Gepetto. Sobornó a la ballena. Pactó con los ogros. Se fugó del cuento Y triunfó en la política

Martín Etchandy “La poesía o nada”. El escritor Fernando Martín Etchandy nacido en Villalonga, partido de Patagones y residente estable de Bahía Blanca, lleva publicados los libros Azul de sombra (1 997), Eterno y fugaz (2003) y La poesía o nada (2009). Además, es licenciado en Comunicación Social, docente, y productor de radio. En el 201 0, obtuvo una mención por su

trabajo Crónicas del desvelo en el Concurso Provincial de Poesía "Ginés García" 201 0, del que participaron unos 230 escritores, entre alumnos y profesores de todo el distrito de Bahía Blanca.


Simplemente Tan cerca se encuentran nuestros cuerpos y alejados nuestros corazones que el amor me parece un camino transitable, pero sin razones. Tan unidos se hallan nuestros ojos y distanciadas nuestras emociones que la luna pareciera que se burla de que te quiera sin explicaciones. Porque el amor es un rĂ­o caudaloso, que arrastra en su andar, siempre solo. Porque el amor es un juego peligroso donde ganas y pierdes de cierto modo. Porque el amor es amarte simplemente y simplemente amarte, a pesar de todo. Karina


Reencuentro He notado más tibio el café esta mañana. Si hasta el sol pareciera alumbrarme aún más. En el alma un celeste viste todo de cielo y en mis ojos irradia solo felicidad. He notado más brillo en la luz de esta noche. Las estrellas titilan alegres sin igual. En el aire hay perfumeE como de primavera, que penetra en mi alma y la hace tiritar. Yo presiento en mi mundo una ráfaga tierna, un cambio repentino y en mis ojos, quizásE una lágrima dulce

Karina Pentito Nacio en Avellaneda, Buenos Aires y hace 16 años está radicada en Gral . Cerri. En 2011 se recibió de bibliotecaria escolar en la Univ de Mar del Plata y actualmente es alumna del profesorado de lengua y literatura en el Instituto Avanza.


ESTUDIO CONTABLE IMPOSITIVO DAVID SARQUIS CHUCAIR CONTADOR PÚBLICO

Alsina 184 - Piso 6 - Of. 2

Bahía Blanca

email: d.chucair@yahoo.com.ar

Tel: (0291) 454 - 4803

(0291) 454 - 1229

Queres ser parte de la revista?

Envia tus escritos, se parte de la corrección o la edicción. Comunica tus inquietudes a:


Prueba de revista